Star-Lord #1, de Sam Humphries y Javier Garrón

Por
6
1029
 
Star-Lord_1_Promo

Edición original: Marvel Comics
Guión: Sam Humphries.
Dibujo: Javier Garrón.
Color: Antonio Fabela y Frank D’Armata.
Formato: Grapa.
Precio: $3.99.

 

Nunca he ocultado mi relación de amor/odio con los cómics de Sam Humphries. Di buena cuenta de ello en mi reseña de Star-Lord & Kitty Pryde y mi opinión no ha variado ni un milímetro, si bien reconozco que los últimos cómics del Almodovar marvelita muestran claros signos de mejoría. Pero me mantengo escéptico porque su etapa en The Ultimates no se olvida fácilmente. Por este motivo, cuando mis compañeros en Zona Negativa anunciaron su indisponibilidad sudores fríos recorrieron mi cuerpo. A duras penas aguanté los seis primeros números de Legendary Star-Lord, serie en la que Marvel nos recordó que el Peter Quill de Aniquilación ha muerto. Vaya por delante que no tengo problemas con la introducción de elementos de fuera del cómic, pero la nueva personalidad de Star-Lord me repele. Súmale a Humphries, y ya tienes un cómic capaz de noquearme. Desgraciadamente, como he dicho antes, era el único redactor disponible, así que toca apechugar y enfrentarse a la nueva serie de Humphries y Star-Lord.

En vez de contar las nuevas aventuras en solitario de su protagonista, la serie retrocede al pasado. En concreto, la juventud de Quill. Estamos ante un Año Uno en toda regla, una historia de origen. Cabe recordar que el primer origen de Star-Lord no está dentro de la continuidad, por lo que la adopción del origen concebido por Brian Michael Bendis no es una mala noticia. No, la mala noticia es un retcon cuyo propósito es muy, muy claro: acercar el origen de Star-Lord a los seguidores del universo cinematográfico de Marvel. Si no os gusta la idea de Yondu, el Guardian del año 3000, reconvertido en un pirata espacial que, probablemente, secuestrará al joven Peter Quill, buscad otra serie. Advertidos estáis.

Retcons aparte, el guion de Humphries no está mal. Para qué negarlo: es un buen arranque. Sin ser nada especial (ni tan mediocre como Illuminati), el primer número de Star-Lord es una lectura agradable. No se escapa de clichés (por ejemplo, un chaval que quiere conocer el espacio) y frases mil veces vistas, pero está muy por encima de, digamos, The Ultimates (va siendo hora de admitir que nunca superaré esa cosa indescriptible). Sorprendentemente, la historia del joven Quill me ha intrigado pese a la aparición de Yondu. Acompañando a Humphries se encuentra el español Javier Garrón, dibujando tan bien como en Cíclope. Le quedan tics y defectos por corregir, pero nada que influya negativamente en la percepción del dibujo.

Esperaba un producto fallido, pero en su lugar he encontrado un cómic muy entretenido. De Garrón no tenía ni una sola duda, pero de Humphries no me fiaba lo más mínimo. Es agradable ver que el guionista mejora un poco más en cada cómic suyo.

Reseñas All-New All-Different Marvel
  Edición original: Marvel Comics Guión: Sam Humphries. Dibujo: Javier Garrón. Color: Antonio Fabela y Frank D'Armata. Formato: Grapa. Precio: $3.99.   Nunca he ocultado mi relación de amor/odio con los cómics de Sam Humphries. Di buena cuenta de ello en mi reseña de Star-Lord & Kitty Pryde y mi…
Guion - 7
Dibujo - 7.5
Interés - 6.5

7

Vosotros puntuáis: Be the first one !
6 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Carlos padilla
Carlos padilla
Lector
28 noviembre, 2015 15:08

Jajajaja!!!!me divierte sobremanera como destilas tu aversión por nuestro ” querido” Sam, en mi caso no le tengo especial tirria porque no le he leído demasiado, sí cayeron aquellos ultimátes pero de aquella etapa ( y la de hickman y posteriores ya puestos) no recuerdo gran cosa.
Pero vamos, que se puede unir al demasiadolargo listado de guionistas marvel actuales que poco tienen que decir y que apenas se distinguen unos de otros. Apenas salvo a gerry duggan y al ewing de estar últimas hornadas.
Pero además me encanta tu reseña porque es personal, nada de medias tintas y al menos así es divertida de leer., aunque el tebeo del que habla no lo vaya a leer muy muy probablemente .
Lo que si que no he pillado es esa curiosa alusión a almodovar ( y aun así me ha hecho sonreír)! Un saludo!

billyboy
billyboy
Lector
28 noviembre, 2015 17:06

Otro ejemplo mas de como el cine esta deborando los comics en Marvel.

Arturo Porras
En respuesta a  billyboy
28 noviembre, 2015 20:32

Siendo justos, el tema del origen de Star lord no ha sido nada estable. Primero Englerhart le da un origen mesiánico. Luego vienen Claremont y Byrne con la idea de ser descendiente de una lejana estirpe galáctica. Muchos años después Keith Giffen deshace el camino para volver al principio…..no se, nada nuevo bajo el sol

Daniel Gavilán
Autor
29 noviembre, 2015 12:03

En defensa de Humphries tengo que decir que aunque incorpore elementos del cine para llenar una laguna del personaje que deconocíamos, ni de lejos me parece que se limite a seguir a rajatabla lo hecho en el cine. Es más, la forma en la que Quill salta por primera vez al espacio no tiene nada que ver con la forma en la que ocurre en la película de Gunn, siendo más próximo a una suerte de Juego de Ender, Los Buscadores o cualquier otra aventura juvenil de los ochenta que a la abdución alienígenas que vimos en pantalla grande. Lo único que realmente introduce del cine es al Yondú viejuno, lo cual tampoco me parece una mala adición.

Pero vamos, por lo demás me pasa exactamente igual con Humphries, al cual la comparación con Almodóvar no le podría sentar mejor. Solo espero que en Weirdworld esté más atinado y próximo a su Planet Hulk que a sus extravagancias habituales, que si para ti cuatro números del Legendario Star Lord fue demasiado, imaginate mi caso, que tuve que leer hasta Black Vortex por completismo mutante 😛

p.s.: También señalar que el que quienes se cargaron al Star Lord de Giffen no fue Humphries, sino Abnett y Lanning con aquellos “Esto es lo mejor que he hecho con la ropa puesta” marca de la casa

Marcos Martín
29 noviembre, 2015 15:45

Desde que leí los 3 primeros números de Bendis en los Guardianes del Galaxia decidí que ya tenía demasiado como para olvidarme de la serie. Además, yo también soy de los que rehúye de todo lo que se asemeje al universo marvel cinematográfico. Me gustan las pelis pero en la pantalla. Para escribir adaptaciones del cine y la TV ya tenemos a la editorial IDW.
No puedo asegurarlo, pero sospecho que si a Humphries le dieran la libertad que le dieron en su momento a Abnett y Laning a lo mejor estaríamos hablando de otro enfoque a la serie. Desde que los Guardianes han pasado a ser el foco de atención por el cine, imagino que el escritor de turno debe seguir unas consignas bien marcadas.
Y, ¿Soy el único que piensa que el nuevo diseño de Star Lord es horrible? Sí, el que le han metido desde la película.

Igverni
Lector
29 noviembre, 2015 23:18

Pues a mi tambien me gustó este arranque, principalmente por el feeling al Juego de Ender. Al menos me hizo querer continuar leyendo, que es lo minimo que se exije a un numero 1.

Aunque no albergo demasiadas esperanzas hacia esta serie…