Reseñas Secret Wars: E is for Extinction #1

Por
2
685
 
E is for Extincion Secret Wars

Edición original: Marvel Comics.
Guión: Chris Burnham.
Dibujo: Ramon Villalobos.
Color: Ian Herring.
Formato: Grapa.
Precio: $4.99.

 

Con Grant Morrison los X-Men dejaron atrás la temida década de los años 90. El escocés adaptó la mitología mutante al siglo XXI. Nuevo vestuario, nuevas reglas y nuevos enemigos. No es baladí que la colección escrita por Morrison se titulase New X-Men. En Zona Negativa, Juan Luís Daza dedicó un artículo a repasar esta etapa tan significativa y estimulante. Sin embargo, para bien o para mal, mucho de la etapa de Morrison ha caído en el olvido. Personajes como Quentin Quire o Fantomex y conceptos como Arma Plus han perdurado, pero es innegable que la editorial prácticamente ignoró esta etapa nada más marcharse el guionista. Con motivo de Secret Wars, Marvel se atreve a regresar a aquel interesante período mutante y nos propone una interesante continuación. Una continuación donde, eso sí, las historias de Grant Morrison tuvieron una desenlace diferente.

Existe una razón por la que esta serie se llama E is for Extinction. Fue el primer arco argumental de Morrison, y en él se trataron las consecuencias de la expansión mutante. El gen X se estaba expandiendo a una velocidad asombrosa y, según los cálculos de Henry McCoy, la extinción del homo sapiens era solo cuestión de tiempo. El homo superior estaba destinado a heredar el planeta Tierra. Lo que nadie contaba era con la aparición de la villana Cassandra Nova, la cual se hizo responsable del mayor genocidio mutante de la historia. Chris Burnham, colaborador habitual de Morrison y guionista de este cómic, se pregunta qué sucedería si los X-Men hubieran detenido a la villana a tiempo. La respuesta es sencilla: la futura extinción del homo sapiens es segura. El mundo pertenece a los mutantes y la mayor parte de los humanos ha aceptado el destino de su especia. Sin embargo, no todos los homo sapienes opinan lo mismo. De la protección de la raza mutante y los humanos pacíficos se encargan unos X-Men muy diferentes de los que conocemos. Sus miembros son todos creaciones de Morrison (Quentin Quire, Glob Hermann, Pico, Angel Salvadore, Ernst, las hermanas Cuclillo, etc.) y su líder es Magneto. Pero no el Magneto de Chris Claremont o Cullen Bunn, sino el de Morrison. Un Magneto similar al de Planeta X, con todo lo que eso implica.

No es la primera vez que Burnhman se encarga del guion de un cómic, pero tampoco es que sea un guionista experimentado. Se sabe que Grant Morrison le ha estado aconsejando esta ocasión, pero la implicación del calvo termina ahí. Es el encargo más grande que Burnham afronta como guionista en solitario, y sale airoso. En E is for Extinction recupera la visión del homo superior que caracterizó la etapa de Morrison y prepara una interesante trama acerca de los X-Men de Magneto. La coexistencia entre humanos y mutantes según Magneto ocupa buena parte de este primer número y resulta interesante ver cómo la sociedad se organiza de tal manera. Paralelamente, las andanzas de un par de “disidentes” sirven como pistoletazo de salida para una historia que promete recuperar algunos de los conceptos más singulares de la era Morrison. El dibujo de Ramon Villalobos, un tanto reminiscente de Frank Quietly, encaja a la perfección dentro de la historia que propone Burnham. No obstante, esto no significa que esté exento de fallos. Ciertass perspectivas o escenas son demasiado confusas y habrá lectores a los cuales el estilo de Villalobos les repelerá, sobre todo en lo que se refiere a rostros y texturas (los trajes de los X-Men parecen estar ocasionalmente hecho de algodón). No son fallos que molesten mucho, pero empañan un poco el resultado final.

En líneas generales, E is for Extinction lo tiene todo para ser un más que digno sucesor del trabajo de Morrison. Tanto tiempo trabajando junto a Morrison debe tener sus efectos, porque el guion de Burnhman bien podía haber estado hecho por el escocés. De acuerdo, faltan los tics y manías del de Glasglow, pero ya me entendéis. Serie recomendada, quizá hasta de lectura obligatoria, para todos los fans de los Nuevos X-Men. Atentos a la última página, por cierto.

Reseñas de los números #1 de Secret Wars en Zona Negativa

Secret Wars
Ultimate End
Planet Hulk
A-Force
Old Man Logan
Inferno
Inhumanos: Attilan Rising
M.O.D.O.K. Assasin
Infinity Gauntlet
Secret Wars 2099
Future Imperfect
Years of Future Past y Armor Wars
Giant Size Little A vs X Marvel y X-Tinction Agenda
1602 Witch Hunter Angela
Mrs Deadpool and the Howling Comandos
Ghost Racers
Marvel Zombies y Captain Marvel and the Carol Corps
Renew your Wows
Runaways
Thors
Squadron Sinister

Artículos relacionados con Secret Wars

Secret Wars: las 41 tierras de Battleworld
Quién es quién: Los Thors de Secret Wars
Secret Wars. Revisitando el Mundo Batalla Original
Secret Wars#2 en diez viñetas
Secret Wars Semana 3 en diez viñetas
Tribuna Secret Wars. A-Force y la cuestión de género en el Universo Marvel
Secret Wars Inferno. La vida de Illyana en el Limbo
Secret Wars Semana 4 en diez viñetas
Phantom Eagle, historia del piloto que vuela en Secret Wars
La vuelta a lo asombroso de Dan Slott
Secret Wars Semana 5 en diez viñetas
Secret Wars semana 6 en diez viñetas
Secret Wars semana 7 en diez viñetas
El alfa, el gamma y el omega de Gerry Duggan

  Edición original: Marvel Comics. Guión: Chris Burnham. Dibujo: Ramon Villalobos. Color: Ian Herring. Formato: Grapa. Precio: $4.99.   Con Grant Morrison los X-Men dejaron atrás la temida década de los años 90. El escocés adaptó la mitología mutante al siglo XXI. Nuevo vestuario, nuevas reglas y nuevos enemigos. No…
Guion - 8
Dibujo - 7.5
Interés - 8.5

8

Vosotros puntuáis: 8.1 ( 2 votos)
2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Igverni
Lector
25 junio, 2015 21:39

Gracias por la reseña.
Por lo general, las series que continúan eventos mutantes no me han convencido ninguna.
Encuentro más interesantes las que desarrollan conceptos nuevos.
Y en este caso, el dibujo feista tampoco ayuda.
Saludos!

Aegon
Aegon
Lector
25 junio, 2015 23:44

La trama está bastante bien y el dibujo, para ser de Villalobos, es muy gustoso. Siendo un dibujante cuya musa es Enrique Villén, está bastante bien hecho.