El alfa, el gamma y el omega de Gerry Duggan

Por
6
972

Cuando un escritor toma el mando de una serie, los retos que tenga por delante pueden ser diversos. Quizá se deba someter a lo que la editorial le pida, dejando de lado sus inquietudes creativas. Quizá es el momento de devolver al personaje a sus raíces. O de todo lo contrario, darle una vuelta a toda su mitología. Pero sin duda, uno de los retos más difíciles es ponerte al timón después de una gran etapa para un personaje. ¿Cómo se sentiría Ann Nocenti al empezar a escribir Daredevil tras abandonarla Frank Miller? ¿Os imagináis poneros al frente de Amazing Spider-Man sustituyendo al mismísimo Stan Lee? Aquella fue la labor de un Gerry Conway de apenas 19 años. Los Uncanny X-Men de Chris Claremont, los Avengers de Roger Stern… ¿Cómo se sustituye a esos genios que nos ofrecen lo mejor de lo mejor durante años? Los lectores, disfrutamos de lo que nos ofrecen, y soltamos una lagrimita cuando uno de estos titanes abandona. Surge la duda, el temor. Hemos saboreado la más deliciosa de las mieles, ¿cómo va a estar lo siguiente a la altura? Lo próximo puede ser también bueno, sin duda. Pero, si no lo es, miraremos por la ventana con añoranza a tiempos pasados, suspirando por culpa de ese vacío dejado por el anterior autor.

En los últimos años, un autor nos dejó dos veces con ese vacío tras abandonar en ambas ocasiones a un personaje que hizo suyo como nadie había sabido hacer desde Peter David. ¿El personaje? El increíble Hulk. ¿El autor? Greg Pak. En el año 2006 se puso al frente de Incredible Hulk y comenzó la saga más importante para el goliath esmeralda en lo que va de siglo: Planet Hulk. Los Illuminati, formados por Brian Bendis y actualmente en boca de todos gracias a Jonathan Hickman, decidieron que no podían permitir que Hulk siguiera en la Tierra. Los intentos por controlarle habían sido tan numerosos como infructuosos, y solo encontraron un remedio: enviarle al espacio. Hulk, más enfadado que nunca, acabó en Sakaar, un planeta recóndito. Un planeta salvaje, donde fue usado como gladiador y donde no era necesariamente el más fuerte. De exiliado pasó a guerrero, de guerrero a rebelde, de rebelde a rey. Se casó con una nativa del planeta, que quedó embarazada. Hulk ahora era inteligente, tenía amigos, un sitio al que llamar hogar, una familia y la paz que siempre había buscado.

PlanetHulkCover300WorldWarHulkCover300
Las dos sagas que redefinieron el Hulk del siglo XXI

No duró. La nave en la que había llegado al planeta explotó, y se llevó por delante a su esposa y a su hijo no nato. Hulk culpa a los Illuminati y declara la guerra. Esto nos contó el evento World War Hulk en el año 2008. Junto a su equipo se dirige de nuevo a la Tierra. Es la Cicatriz Verde. Es el Rompedor de Mundos. Y los Illuminati van a pagar por lo que han hecho. Solo que no fueron ellos, sino Miek, su primer amigo en Sakaar. Hulk está más enfadado que nunca, y, literalmente, a dos pasos de destruir el planeta. En el último instante, y tras una pelea con el Vigía que le deja debilitado, Iron Man es capaz de detenerle. Bruce Banner queda encerrado en el desierto de Mojave, a tres millas de profundidad. Y en la lejanía, en el planeta Sakaar, nacía el hijo de Hulk.

Aquí nos dejó por primera vez Greg Pak, que pasó el relevo a Jeph Loeb. Comenzó su Hulk con el asesinato de Emil Blonsky, la Abominación. ¿Y quién era su asesino? Hulk. Pero no nuestro clásico, salvaje y verdoso Hulk, no. Un Hulk Rojo (Rulk para muchos fans). Un Hulk inteligente, táctico, calculador y tan fuerte como el de toda la vida. ¿Queréis más? Rick Jones convertido en la nueva Abominación, A-Bomb. Una Hulka Roja. Y el Hulk Verde de toda la vida, de nuevo un bruto salvaje. Loeb introdujo muchos conceptos que han vivido hasta la actualidad. El problema es que lo hizo sin mucho acierto, engañando al lector, falseando la continuidad y valiéndose de trucos algo baratos para, usando términos de wrestling, darle un “push” a su nuevo personaje. Loeb lo intentó, tenía buenas ideas. Pero fue un desastre. Así que volvió Greg Pak a poner orden a todo el lío montado. Introdujo a Skaar, el hijo de Hulk, que buscaba vengarse de su padre por dejarle abandonado. También tuvimos noticias de Lyra, la hija de Hulk y Thundra en un futuro. Descubrimos que el General Ross era Rulk, y Betty Ross era Rulka. Esto se contó en dos series al mando de Loeb y Pak. Para cuando Loeb se marchó, Jeff Parker tomó el mando de Hulk, llevando a Thunderbolt Ross por el camino de la redención. Bendis llegó incluso a introducirle en su equipo de Vengadores.

RedvsGreen

Por su parte, Greg Pak transformó su serie para dar cabida a toda la familia. Incredible Hulks, en plural, contaba las aventuras de todos los seres gamma. A-Bomb, Rulka, Hulka, Lyra, Skaar y Hulk. Incluso Korg, compañero del verdoso en Sakaar, se unió a la fiesta. Esta etapa de la serie fue más distinta a lo considerado clásico para Hulk. Destaca el uso de los dioses griegos y su mitología, mezclándose con la serie “hermana” Incredible Hercules. Pak llevó a la familia hasta los límites del dolor físico y psicológico que unos seres así son capaces de soportar. Dejó a Skaar viviendo en la Tierra Salvaje y profundizó en la mente de Banner y Betty, en la relación entre ellos y lo que supone Hulk en sus vidas. Quizá esta segunda etapa no es del gusto de todos, pero para cuando Greg Pak volvió a marcharse, ya había hecho historia en Hulk. Sin lugar a dudas es el autor más importante e influyente de este siglo para el alter ego de Bruce Banner.

A renglón seguido, fue Jason Aaron quien cogió la serie. Apenas duró quince números en un volumen que pasó sin pena ni gloria por las estanterías de los lectores. Aprovechando Marvel Now, fue el turno de Mark Waid, que se puso al frente de Indestructible Hulk. La idea es simple. Banner ha llegado a la conclusión de que Hulk no se puede destruir. Es una enfermedad crónica, como la diabetes; y la clave reside en saber vivir con ella. Si Hulk destruye, Banner construye. Y por ello, se pone al servicio de SHIELD. Les construirá diversos inventos que ayuden a la humanidad y que permitan que pase a la historia como algo más que el tipo que se transforma en un bruto verde. A cambio, SHIELD le enviará en misiones que requieran de las habilidades de alguien como Hulk. Ellos solucionarán su problema y Banner descargará adrenalina. ¿Cuál fue el resultado? Una serie continuamente interrumpida por las secuelas de eventos como Age of Ultron o Inhumanity. El hecho de tener a Banner como agente de SHIELD daba pie a ello, pero perjudicó a una colección que acabó sin rumbo. Intentando reconducir la situación, se inició un nuevo volumen de Hulk aprovechando All-New Marvel Now. A los cuatro números, Mark Waid anunció su marcha. Por delante quedaba una miniserie durante Original Sin que enfrentaba a Hulk y Iron Man. Y, tras esto, vendría un autor que por fin ha vuelto a ofrecer una buena serie de Hulk. Señoras y señores, demos la bienvenida a Gerry Duggan, acompañado de Mark Bagley a los lápices.

Previamente: ¿Quién disparó a Bruce Banner? Iron Man vs Hulk

Antes de entrar a detallar lo que ha hecho Duggan en la colección, es preciso relatar los últimos coletazos de Waid. Ya hemos mencionado que se inició un nuevo volumen, partiendo de una situación insólita. Alguien ha disparado a Bruce Banner en la cabeza. Mientras estaba en su laboratorio de SHIELD, alguien en la sombra intentó asesinarle. Su vida pende de un hilo, y su cerebro necesita que le extirpen las dos balas. La organización que ha organizado esto secuestra a un cirujano para que haga eso y le injerte un aparato que permite activar las transformaciones en Hulk por control remoto. Además, están extrayendo toda clase de muestras del cuerpo de Banner. El cirujano duda, momento que aprovecha la anestesista, que de niña fue salvada por Hulk, para liberar a Banner. Con la cabeza abierta, Hulk escapa de donde está encerrado, mientras los miembros de la misteriosa organización escapan. Cae en un pueblo cercano, donde dos semanas después, Maria Hill y el Agente Coulson le encuentran convertido en un Banner con daños cerebrales irreversibles. Ha perdido toda su inteligencia.

La organización aprovecha los materiales extraídos de Banner para revivir a la Abominación original. Le utilizan contra Hulk, dado que Banner sigue pudiendo transformarse bajo las condiciones adecuadas. El ataque se produce en el pueblo en el que Hulk cayó, que se ha llenado de agentes de SHIELD para protegerle y evitar otro intento de asesinato. Agentes de la organización rival asaltan a Maria Hill, que les reduce. Interroga a uno de los soldados. En realidad, la Abominación es un dron potenciado mediante energía gamma. Antes de sacar el nombre de quién está detrás, los soldados son teleportados de vuelta a su base, aunque Maria Hill consigue un brazalete que usan con dicho fin. Por su parte, Hulk recibe la ayuda de Iron Man y el resto de los Vengadores contra la Abominación. Cuando finalmente cae derrotado, Iron Man se lleva a Banner a su ciudad del futuro para curarle. Mientras, Maria Hill informa a Matt Murdock, abogado de Banner, de lo ocurrido. Murdock era el seguro de Bruce para evitar que SHIELD se deshiciera de él, pero Maria logra convencerle para investigar juntos quién disparó a Banner.

Hulk01ancho300Hulk02ancho300

Tony Stark, junto a su hermano Arno, decide que la solución al problema es insertar una pizca de Extremis en el cerebro de Bruce. La cura es prácticamente instantánea, Bruce recupera toda su inteligencia y su cerebro queda completamente sanado. Bruce se queda un tiempo junto a Tony, inventando juntos como cuando eran jóvenes y se conocieron por primera vez. Entonces, el Orbe explotó el ojo del Vigilante durante Original Sin. Y los secretos se revelaron a lo largo y ancho del Universo Marvel. ¿Qué vieron Tony y Bruce? Volvemos a la época previa a la explosión de la bomba gamma, cuando aún estaba en construcción. Tony se pasa por la base militar para prestar su apoyo a Bruce, pero habla más de la cuenta y ambos acaban enfadados. En respuesta, Tony jugueteó con la bomba gamma. Esto provocó que, al día siguiente, Bruce Banner se convirtiera en Hulk. Esta es la verdad que Bruce y Tony vieron.

Así que Bruce decide devolvérsela a Tony. Si él provocó que Hulk existiera, Hulk va a ser su problema. Engaña a Arno para modificar Extremis e inyectarse más cantidad. Va a casa de Tony para dicho proceso. El resultado es una transformación en un Hulk con una inteligencia al nivel de la de Bruce Banner y Tony Stark. Este último está en el hotel en que se alojó el día antes del lanzamiento de la bomba. Usando maquinaria de su invención, traspasa la barrera de todo el alcohol que bebía en aquel entonces. Recuerda entonces cómo, borracho, pidió permiso a Bruce para ver la bomba. Bruce se lo negó, enfadado porque creía que Tony solo quería superarle. Así que el hijo de Howard Stark decidió ir solo por su cuenta y riesgo y a espaldas de Bruce a toquetear la bomba gamma.

Original Sin 001ancho200Original Sin 002ancho200Original Sin 003ancho200

Tony no quiere creerlo. No puede creerlo. Pensando en cómo puede llegar a una verdad distinta a “traicioné a mi mejor amigo y fui responsable del nacimiento de Hulk”, recibe una alerta. Su casa ha sido destrozada por el coloso verde. Se dirige a toda velocidad a Troya, su ciudad del futuro, desconocedor del nuevo Hulk que tiene por delante, considerándole todavía un bruto tonto. Recupera su antiguo móvil que tenía en aquellas fechas para averiguar qué ruta tomó tras salir del motel. Junto a un dispositivo de realidad virtual, consigue desbloquear más recuerdos, viéndose a sí mismo incluso tomando fotos de cuándo modificó la bomba. En shock, Hulk ataca y Iron Man activa los protocolos de defensa de la ciudad. Sus habitantes son puestos a salvo y cada edificio de Troya se convierte en un arma dirigida contra Hulk. Iron Man le mantiene a raya, pero Hulk le hace creer que es todavía como un niño. El enlatado baja la guardia y Hulk le revela su nueva adquirida inteligencia a golpe de puños. Iron Man se ve forzado a retirarse a las alcantarillas, mientras le llegan los últimos retazos de sus recuerdos, descubriendo que hizo algo más aquella noche. Se cambia la armadura por una Hulkbuster, pero Hulk le deja KO.

Cuando despierta, está en la zona en que se probó la bomba gamma, donde Hulk nació. Está atado con los destrozos de su propia armadura, y frente a un Hulk dispuesto a destrozarle en el sitio donde empezó todo. A Tony solo le queda una carta: mostrarle a Hulk los planos de lo que le hizo a la bomba. Cuando los ve, el verdoso le da las gracias. Se relaja y vuelve a ser Banner. ¿Qué ocurrió aquella noche? Cuando Tony revisó la bomba, se dio cuenta de que había tanta protección que los niveles de presión provocarían la muerte incluso de los que observaran la prueba. Aumentó la ventilación y, gracias a ello, Bruce está vivo. Aunque incluso ahora hay una parte que Tony no le está diciendo a Bruce. Le envió un email advirtiéndole de que el cóctel utilizado para la bomba gamma podría provocar la transformación de la biomateria de los afectados. Pero Bruce jamás leyó ese email, lleno de orgullo y enfado. Si lo hubiera hecho, quizá las cosas hubieran sido distintas. Esto es lo que Tony jamás dirá a Bruce.

Omega Hulk: Doc Green

En la República Unida de Valnon – uno de esos países que de vez en cuando usa Marvel para representar países de verdad (Corea del Norte en este caso) -, el líder político ha reunido una serie de armas gamma que le permitirá plantar cara a Occidente. O, mejor dicho, les permitiría plantar cara a Occidente. Lo que ocurre es que Hulk ha tomado como misión personal eliminar todas las armas gamma que existen en la Tierra. Así que el coloso esmeralda finiquita el programa. Para lo que viene a continuación, necesitará de la ayuda de aquellos que estuvieron al servicio de Banner cuando trabajó para SHIELD. Ellos son Patricia Wolman, Randall Jessup, Damon Veteri y Melinda Leucenstern. Se instalan en el Beehive, antiguo cuartel general de la organización criminal Enclave, aparecida originalmente en Fantastic Four 66.

Es este el momento en que Hulk decide prescindir de ese nombre. Lo considera impuesto por aquellos que le tuvieron largo tiempo capturado. De ahora en adelante, se hace llamar Doc Green. Podemos ya considerar que esta es una nueva persona para Hulk. A lo largo de su vida hemos tenido diversas versiones. El gris original, el salvaje verde, el Profesor (Banner controlando el cuerpo de Hulk), el Maestro (de Future Imperfect), la Cicatriz Verde… Esta se suma a la lista, resultado del uso de Extremis. En un análisis rápido de quién es, le situaríamos a los niveles de fuerza a los que puede llegar el Hulk Salvaje, sin ser tan fuerte como Cicatriz Verde o Maestro. A nivel de inteligencia, posee toda la capacidad mental de Bruce Banner, lo que le coloca al mismo nivel que el Profesor y el Maestro. Creo que resulta destacable el hecho de que ni siquiera todos los Hulk son solo una división de la personalidad de Banner, sino que el propio Hulk tiene diversas personalidades. Así, un Hulk Salvaje evolucionó hasta convertirse en el Rey que tuvimos en Sakaar. Y otro Hulk Salvaje ha evolucionado hasta convertirse en el actual Doctor Green.

Como ya hemos dicho, ha tomado como misión personal eliminar todas las amenazas gamma que pisan la Tierra. De algún modo, podemos considerar esto un giro de tuerca al clásico “Hulk solo quiere estar solo”. Doc Green entiende lo peligroso que puede ser para el planeta un único ser como él, no hablemos ya de que existan varios. En base a su sangre, y con la ayuda de su equipo, desarrolla un suero y unas nanomáquinas de adamantium que le permitirá curar a sus objetivos. A estas alturas, os podéis imaginar qué destino tiene Doc Green preparado para todos aquellos integrantes de la familia durante Incredible Hulks de Greg Pak.

El primero al que se dirige Doc Green es aquel que fue causante indirecto de su nacimiento cuando Bruce Banner corrió a salvarle de la ya mítica explosión. Rick Jones, capaz de convertirse en A-Bomb desde que MODOK experimentase con él. Le ofrece inyectarse la cura de forma voluntaria, a lo que Rick responde transformándose e iniciando una pelea. Doc Green es capaz de reducirle y curarle, algo que no sienta nada bien al antiguo compañero del Capitán Marvel. Esto no impide que Doc Green le pida su ayuda con otro sujeto. Aunque, antes de eso, decide encargarse de aquel que originalmente creó A-Bomb. Advierte a MODOK y a sus actuales jefes, SHIELD, de que se mantengan alejados de los experimentos gamma, o tendrá que intervenir. Les asusta lo suficiente como para asegurar que no lo harán. Pero no todos tienen miedo de Hulk. No cuando tú también eres un Hulk. Thunderbolt Ross no se va a quedar sentado esperando a que le quiten su don.

Hulk006_ABombancho300Hulk006_Rulkancho300

Pero esa pelea tendrá que esperar. De momento, tras una charla con Hulkling (de los Young Avengers) para asegurarse de que, efectivamente, no tiene relación con la energía gamma, Doc Green salta a la Tierra Salvaje en busca de su hijo, Skaar. Le ofrece la cura y la posibilidad de unirse a la civilización y llevar una vida normal. Skaar no le cree, sobre todo porque ser Hulk está en la mitad de su ADN, siendo el otro 50% el antiguo poder que heredó de su madre, Caiera. La pelea es tan inevitable como rápida, y Skaar acaba curado, en medio de París y con una mochila llena de dinero. Y es aquí cuando hacemos un inciso, una parada para preguntarnos lo que todos los que hasta ahora se han encontrado con Doc Green se han preguntado. ¿Dónde está Bruce Banner? Captivo, encerrado en lo más profundo de la mente del verdoso. Por eso no duerme, porque se abriría una puerta para que Bruce retomase el mando. Pero Doc Green necesita descansar. Empieza a trabajar en una Inteligencia Artificial que le sirva de ayuda. A la par, su equipo trabaja recopilando datos sobre el Hulk Rojo.

Hulk007_Bannerancho600

Su siguiente parada no necesita de una lucha, ni de convencimiento. Solo necesita de unas palabras, una despedida, una pala y una tumba. Doc Green visita a Doc Samson para despedirse de él y asegurarse de que sigue muerto. Lo único que deja en su tumba es una flor, no necesitando la jeringuilla. De vuelta a su laboratorio, Melinda le echa en cara que hay algo en el suero cuyos efectos no ha compartido con ellos. Doc Green le echa en cara que fue ella quien disparó dos veces a Bruce Banner en la cabeza. Melinda le confiesa que forma parte de la Orden de SHIELD. Es hasta sus cuarteles que se ha acercado Rick Jones para advertir a la mujer que ordenó esos disparos: Betty Ross, la Hulka Roja.

Hablemos un poco de la Orden de SHIELD antes de seguir. Fue presentada en Red She-Hulk, colección que Betty Ross heredó de su padre al inicio de Marvel Now. Su trabajo consiste en evitar eventos de índole catastrófica, aquellos sucesos que provocarían la extinción de la raza humana. Fundada por Nikola Tesla, el método requiere del uso de una máquina, el Terranometer, que advierte de quiénes van a provocar un suceso de tal magnitud. El nombre de Bruce Banner salió de la máquina, y Betty Ross, miembro de la Orden, no tuvo más remedio que ordenar su ejecución. Todo esto se lo explica Betty a Rick mientras comen. Doc Green ya lo había averiguado, y la lucha empieza en cuanto aterriza en su jardín. Sin embargo, Rick también lo sabía. Cuando Doc Green le dijo lo que le habían hecho a Banner, accedió a ayudarle. Y esa ayuda consiste en mezclar la cura con la comida de Betty. En cuestión de minutos, la Hulka Roja ya no existe.

Antes de seguir su lucha, el Extremis empieza a presentar complicaciones en el cerebro de Doc Green. Una especie de tumor se ha expandido, y necesita que se lo extirpen. Se dirige hasta Arma X, la base del equipo de X-Men de Cíclope, para buscar la ayuda de Kitty Pride. Gracias a su habilidad mutante que le permite hacerse intangible, consigue realizar la operación con éxito. Doc Green vuelve a su laboratorio, en el que ya no están ni Leucestern (que ha huido tras descubrirse su tapadera) ni Patricia (muerta en un Annual de la colección). Se encierra en su laboratorio para dormir, pues necesita descanso tras mantenerse despierto y en forma de Hulk durante todo este tiempo. En cuanto se duerme, se transforma en Bruce Banner. El Doctor intenta salir del laboratorio, pero es recibido por un holograma de Doc Green. Pero no es un mensaje pregrabado, sino la IA en la que había estado trabajando, ya a pleno funcionamiento. Su nombre es Proyecto Omega. El plan para evitar que Banner recupere el control y que permita a Doc Green vivir su vida es sencillo. Si Bruce no accede, se activarán unos explosivos colocados en casa de Betty Ross. Ante esto, Banner devuelve el control a su alter ego gamma. Doc Green por fin puede dormir.

Evitando un futuro imperfecto

En sus sueños, es libre. En sus sueños, Hulk es el más fuerte que existe. En sus sueños, juega el papel en el que la humanidad le ha etiquetado desde su nacimiento. En sus sueños, Hulk destruye. Destruye ciudades, mata a sus amigos y nadie puede detenerle. Y tiene una barba. Una barba que, al despertar, decide empezar a dejarse. La visión que Hulk tiene nos lleva al imperfecto futuro que nos presentó Peter David en el año 1992. El Maestro entra en juego, aunque solo sea en el mundo onírico.

Hulk009_Maestroancho600
En sus sueños, Hulk es libre

Sintiéndose rejuvenecido, Doc Green visita a Matt Murdock en busca de unos papeles que le entregó Bruce Banner. Matt no accede, y esa misma noche se ve sorprendido por Thunderbolt Ross, que se pregunta por qué Hulk se acercó a él. Los sentidos aumentados del abogado ciego le permiten anticipar la respuesta: para que Ross saliera a la luz. El general pasa a su forma de Hulk Rojo y se inicia la pelea a las afueras de San Francisco. Pero Thunderbolt Ross es un soldado entrenado, y la pelea se decanta claramente a su favor. Doc Green se teletransporta a su laboratorio, seguido de Rulk. La pelea prosigue mientras Jessup y Damon recogen datos sobre Rulk, lo que desde el principio era el plan de Doc Green. Una vez conseguidos, y con la base en estado crítico resultado de la pelea entre dos de los seres más poderosos del universo, abren un portal con el que lanzan a Ross hacia un volcán. Por su parte, Jessup, Damon y Doc Green se retiran a una nueva localización: el abandonado edificio Baxter. En San Francisco, Matt Murdock llama a Jennifer Walters, Hulka, para advertirle de todo lo que está pasando.

A pesar de que atraerle a su laboratorio formaba parte de su plan, Doc Green no contaba con la paliza que Ross le iba a propinar. Comprende que no solo debe ser más fuerte y estar más enfadado, sino que debe ser mejor en todos los aspectos. Empieza a entrenar sus habilidades como luchador para su siguiente combate con Rulk, ya sea leyendo El arte de la guerra de Sun Tzu o recibiendo clases de Iron Fist. Aparte, se prepara también para su siguiente “paciente”. Lyra, la hija del futuro de Hulk, no necesita una inyección, solo un viaje de vuelta a su propio tiempo. Este es uno de los dispositivos en los que Jessup, Damon y Proyecto Omega han estado trabajando: un desplazador temporal y dimensional. Pero Lyra no va a aceptar fácilmente ese regreso a casa. Está feliz en nuestro planeta, luchando contra las compañías que perjudican el medio ambiente. Esto no evita que Hulk consiga su objetivo… O eso creía. La dimensión a la que Lyra ha sido enviada no es su casa, sino una dimensión salvaje, llena de monstruos. Esto ha sido obra de Proyecto Omega, que consideraba que Lyra necesitaba ser eliminada de manera total. La Inteligencia Artificial ha decidido que Doc Green está perdiendo inteligencia, y que él debe sustituirle. Para ello tiene todo el tiempo del mundo, mientras que Doc Green acabará muriendo. Le expulsa de los servidores de su laboratorio, pero el Proyecto Omega se autodescarga en un Life Model Decoy de SHIELD. Lyra está perdida en una dimensión desconocida y Doc Green ha cometido el error que años atrás cometió Banner cuando inventó la bomba gamma: ha creado un monstruo.

Les encarga a Jessup y Damon buscar la localización de Lyra, mientras él marcha hacia Fort Knox, en busca de los Gamma Corps. Este grupo nació durante World War Hulk con la misión de acabar con Hulk. Como podréis imaginar, no tuvieron mucho éxito en su objetivo. Ahora se da la vuelta a la tortilla y es Hulk quien va a acabar con ellos. Pero el Proyecto Omega se le ha adelantado, y ya está batallando con el grupo en un actualizado LMD. Doc Green consigue reducirle antes de que les mate y, acto seguido, cura a los Gamma Corps. Aun así, Proyecto Omega ha conseguido escapar.

Es preciso recordar que, antes de que todo esto ocurriera, Thunderbolt Ross decidió que debía ser más proactivo en su lucha contra los villanos. Por ello, juntó su particular grupo de Thunderbolts, que contaba entre sus filas con gente como Punisher, Elektra, Venom y Deadpool. Este último es contactado por Doc Green para que le ayude contra Rulk. De momento, bastará con que le rastree. En plena caza de Rulk, Deadpool llama a Steve Rogers informándole de la situación. El antiguo Capitán América le pide que le mantenga informado, aunque él ya ha avisado directamente a Doc Green de una cosa: que se mantenga lejos de Jennifer Walters. Doc Green vuelve al laboratorio y, abatido por los errores cometidos, libera de sus obligaciones a Jessup y Damon. Ellos le dejan las últimas jeringuillas que necesita. Se dirige al laboratorio del Líder, que actualmente está en un estado rojizo tras haber participado también en los Thunderbolts de Ross. Doc Green le inyecta la cura y se marcha. Pero el Líder había tenido contacto previo con Proyecto Omega, que ahora se hace llamar Gammon. Así que no resulta curado, sino que revierte a su estado clásico verde.

Solo queda uno. Rulk ha sido localizado por Deadpool. Está en la Montaña Yucca, el vertedero de residuos nucleares de Estados Unidos. Rulk se hace más fuerte cuanta más radiación absorbe, y no existe un mejor lugar para que él pueda superar en poder a Doc Green. Precisamente, el plan del antiguo Hulk gira alrededor de esta faceta de las habilidades de Rulk. Le da una bala a Deadpool que debe introducir en la oreja o el ojo de Rulk. Si acierta, Ross perderá su habilidad de absorber radiación. Si falla, será imparable. La pelea comienza y Deadpool acierta con su tiro. Esto no hace la lucha menos brutal. El espectáculo provoca movimientos sísmicos a lo largo de todo Estados Unidos. Doc Green va tomando la delantera gracias al kung fu que Iron Fist le enseñó. Sin embargo, sus provocaciones a Ross hacen que la lucha siga igualada, hasta que consigue romper el brazo de Rulk. Hulk es el alfa, es el omega y es el más fuerte que existe. Ross ya queda indefenso y Doc Green le administra la cura. El ejército se acerca al área donde han estado peleando y arrestan a Ross por desertar fingiendo su muerte.

Hulk015600

Una semana después, y tras una charla con Banner, Doc Green se dirige a la mansión de los Vengadores en busca de Hulka. Pero no para curarla, sino para informarla. Doc Green está muriendo, y necesita hablar a solas con Jennifer. Le informa de todo: desde la situación de Lyra (lo que le cuesta un directo de Hulka) hasta la creación de Gammon. El problema que se le plantea a Doc Green por delante es la degradación de su inteligencia. No será algo que ocurra a corto plazo, pero llegará. La solución podría estar en inyectarse más Extremis, pero Doc Green no quiere arriesgarse a que, fruto de ello y su odio, surja alguien como el Maestro. Le entrega una jeringuilla a Hulka. Llegado el momento, deberá usarla con él mismo para evitar males mayores. Sintiéndose seguro de que una contramedida está en manos de Jennifer, Doc Green se marcha, para encontrarse cara a cara con Betty Ross. Ella necesita ver a Bruce para disculparse por ordenar su asesinato. Doc Green revierte a Bruce Banner y se confiesa ante Bruce, que no le hace mucho caso porque en su Tablet saltan nuevos datos sobre Gammon. Betty no puede más que reír y besar al que una vez fue su marido.

El epílogo de la colección nos muestra cómo Jessup y Damon finalmente encuentran a Lyra. La dimensión a la que fue a parar estaba dominada por bestias salvajes… del género masculino. Cuando ella llegó, les derrotó y puso a las mujeres al mando, convirtiendo el lugar en un sitio feliz. Aunque no se quiere marchar, un error en las máquinas de los dos científicos provoca que vuelvan a la Tierra. Para compensarla, serán sus sirvientes hasta que encuentren de nuevo la dimensión a la que la habían enviado.

Hulk en las Secret Wars y All-New All-Different Marvel

Hasta aquí llega el Hulk de Gerry Duggan. Una colección caracterizada por el uso de una nueva persona de Hulk y una deconstrucción de la familia de seres irradiados por rayos gamma. El resultado es que los que quedan son Doc Green, Hulka, el Líder y Lyra. A Skaar le queda su antiguo poder, mientras que el resto permanecen meramente humanos. Por su parte, Gammon anda suelto, buscando apoderarse del cuerpo de Doc Green, al que los sueños sobre la figura del Maestro le atormentan. ¿Se inyectará más Extremis? ¿Conseguirá Gammon su objetivo y se convertirá en el Maestro? ¿Qué más contenía el suero de Doc Green? Esas preguntas quedan en el aire, confiando en que el lector siga las aventuras de Hulk cuando acaben las Secret Wars. Mientras tanto, el evento nos ofrece dos colecciones para los fans del coloso esmeralda. La primera es Planet Hulk, de Sam Humphries y Marc Laming. La segunda es Future Imperfect, de Peter David y Greg Land.

Desde Marvel aseguran que cuando presenten al Hulk de All-New All-Different Marvel, la gente rabiará de manera equivalente a cuando se anunció a Sam Wilson como Capitán América o a la Thor femenina. Si las dos series nos han de dar una pista, quizá nos encontremos con que Steve Rogers, protagonista de Planet Hulk y actualmente sin poderes en el universo 616, será el nuevo Hulk. O puede ser que el Maestro pase del futuro a nuestro presente, teoría que se vería reforzada con los hechos acontecidos en los últimos números de Spider-Man 2099, escritos por Peter David. ¿Volverá el autor a uno de sus personajes fetiche? Los rumores también apuntan a Amadeus Cho tomando el manto, en una serie escrita por Greg Pak.

De momento, nada de información y todo rumores. Lo que es un hecho es que entre Duggan y Bagley han reconducido una colección que llevaba dando tumbos desde la marcha de Pak. El dibujante se llega a marcar una splash pages de infarto en unos enfrentamientos que transmiten la intensidad que deberían tener luchas entre seres así. El guionista hace suyo al personaje con su nueva identidad, dando un objetivo y un camino a su historia, bañada de pequeños detalles de humor del blanco y del negro. No es la mejor historia de Hulk, pero los autores han conseguido darle un sentido a la colección, un rumbo. Y eso da esperanzas para el futuro del personaje, que va camino de volver a brillar.

6
Déjanos un comentario

Please Login to comment
3 Comment threads
3 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
4 Comment authors
Nacho TesoJose Maria VicenteChichonmanCarlos padilla Recent comment authors
Recientes Antiguos
Carlos padilla
Lector
Carlos padilla

Pues después de disfrutar de esta etapa tan bien hecha, llena de aciertos y con unos diálogos que me han hecho recordar al añorado David seria una % # = & quedarse sin duggan y bagley, para mi un error. Como apartar a tom taylor de Iron Man, con lo bien que lo está haciendo! Secret wars o coitus interruptus.tanto da

Chichonman
Lector
Chichonman

Gran artículo! Ya me he puesto al día de Hulk y sus gamma buddies

Jose Maria Vicente
Autor

Excelente artículo.

La verdad es que Hulk ha llevado una trayectoria bastante errática. Gracias a Dios que Duggan vino y salvo la serie de la mediocridad.

“Loeb introdujo muchos conceptos que han vivido hasta la actualidad. El problema es que lo hizo sin mucho acierto, engañando al lector, falseando la continuidad y valiéndose de trucos algo baratos para, usando términos de wrestling, darle un “push” a su nuevo personaje. Loeb lo intentó, tenía buenas ideas. Pero fue un desastre.”

Uy, uy, uy. Como defensor acérrimo del Hulk de Loeb me veo en la obligación de estar muy en desacuerdo. No me obliges a retirar mis elogios. xDDD