#ZNCine – Las 12 películas (y más) de 2021

Las películas que más han gustado a la redacción de Zona Negativa en el pasado 2021. ¿Cuáles son las tuyas? ¡Pasa y comenta, no cobramos entrada!

No te gustan los recopilatorios y listas con lo mejor del año que como setas aparecen siempre por estas fechas. ¡Ni a nosotros tampoco! Pero por distintos acuerdos contractuales y presión social estamos obligados a hacer estas cosas. Lo que nosotros no te vamos a decir es que la lista que leerás a continuación es lo mejor que podrías haber visto el pasado año. Es la lista de películas que nosotros -léase por nosotros la redacción de Zona Negativa– más hemos disfrutado en el pasado periodo. Es una propuesta tan controvertida y gratuita como cualquier otra, porque seamos sinceros si una lista no se molesta en seleccionar las mismas películas que a nosotros nos han parecido una maravilla no vale un pimiento. Esta posiblemente tampoco lo valga, pero con algo de humor y unos efectos especiales a la altura todo es más fácil de digerir. ¡Vamos al turrón, cinéfilos y otras bestias!

Nuestras películas preferidas en 2021

12 – Sin tiempo para morir

sin-tiempo-para-morir

Agitado, no mezclado. De esta guisa llegaba Daniel Craig a su última cita como el agente secreto más famoso del mundo. Cinco películas le hicieron falta al actor nacido en Chester para protagonizar la etapa con más continuidad de toda la franquicia. Si Skyfall sirvió para explorar en el origen del personaje, Sin tiempo para morir puso el broche de oro con un cierre por todo lo alto. Cary Joji Fukunaga, aplaudido a rabiar por su trabajo en True Detective, tomó el testigo de Sam Mendes para ponerse detrás de las cámaras. Acompañando a Craig en el reparto nos encontramos una pléyade, como es habitual, de grandes nombres. Léa Seydoux, Ralph Fiennes, Ben Whishaw, Naomie Harris, Christoph Waltz, Jeffrey Wright… y, por encima de tod@s, Ana de Armas. La actriz hispano-cubana se convirtió, por méritos propios, en la auténtica robaescenas de la función pidiendo a gritos un spinoff para poder lucirse en solitario.

En el otro lado de la moneda tuvimos a Rami Malek. El oscarizado protagonista de Mr. Robot encarnó al villano con las taras de manual, pero sin el carisma de otros grandes antagonistas de 007. La última cruzada de James Bond nos proponía un viaje alrededor del globo con escala especial en el Caribe y destino final en una isla que había estado en disputa entre Rusia y Japón. Sin tiempo para morir consigue emocionar gracias a su carga dramática, mostrando a un Bond más vulnerable que nunca. La cinta recuerda (y homenajea) al conjunto de esta etapa que inauguró Martin Campbell con su Casino Royale. No solo eso, sino que arriesga como nunca se había hecho hasta el momento acabando con la vida de personajes importantes y desmantelando hasta los tuétanos a cierta organización que llevaba años haciendo la puñeta. Lashana Lynch presentó candidatura para suceder a Craig, cambiando de vestuario, y lo hizo con nota. Te echaremos de menos, Daniel.

¿Quién la ha visto?: Para Sergio Fernández, Raúl Gutiérrez, Nacho Teso y Ángel García la última aventura del James Bond de Daniel Craig ha sido de lo mejor del año. No obstante, ellos nunca han visto estás películas por el protagonista, sus simpatías van más con los villanos megalómanos de turno y ahí siguen después de veinticinco producciones esperando que el malo salga bien librado. No son muy avispados, pero se les quiere.

11 – In the Heights

in-the-heights

Reconozcámoslo, 2021 no ha sido un año afortunado para los musicales. Puede que lo que más reciente tengamos sea el estrepitoso fracaso de West Side Story, el remake dirigido por Steven Spielberg que ha sido quizás la víctima más notoria del tsunami provocado por Spiderman: No Way Home; pero más allá de la dura competición en su estreno, es obvio mirando las cifras de recaudación que el género musical no pasa por su mejor momento en su relación con la taquilla, y eso es algo que comenzó a verse tras el estreno de In The Heights el pasado verano. Y es que a lo mejor fue con la cinta de Jon M. Chu basada en el musical de Lin-Manuel Miranda donde realmente puede verse mejor esa desafección del público con los musicales de una manera más contundente incluso que con el caso de Spielberg.

Y es que en el caso de In The Heights, todo parecía indicar que nos encontraríamos ante uno de esos fenómenos virales que llenaría las salas de cine y coparía nominaciones a los premios, con un proyecto más que atractivo dirigido por un John M. Chu que venía de dirigir todo un pelotazo como Crazy Rich Asians y con un Lin-Manuel Miranda todavía saboreando las mieles del histórico éxito de Hamilton en Broadway y con multitud de proyectos en Hollywood bajo el brazo. Pero el público, a pesar de todas las expectativas, no acudió a las salas. Puede que fuera por el aún acuciante miedo a la pandemia o por el marcado localismo de la propuesta (un barrio latino de Nueva York donde conviven diversas nacionalidades intentando abrirse paso en la urbe, algo preocupantemente parecido al caso de West Side Story). Ni su atractivo reparto ni sus potentísimas canciones lograron convencer al público, y desgraciadamente In The Heights se convirtió en toda una decepción a nivel de taquilla.

La vida siguió, eso sí, y Lin-Manuel Miranda pudo resarcirse con dos proyectos que han corrido una suerte diferente como son los de Tick…tick… Boom! (que tiene en la actuación de Andrew Garfield una de sus grandes bazas de cara a los grandes premios de la temporada) y Encanto, el musical animado de Disney que ha demostrado que Miranda sigue teniendo chispa con el éxito y las canciones pegadizas. Aún así, para los fans de In The Heights (desde sus orígenes en el off-Broadway) es una auténtica lástima que una cinta tan especial y refrescante haya sido estigmatizada como un fracaso en ese 2021 tan sediento de éxitos que dieran la vuelta a la triste realidad. Siempre nos quedará Broadway.

¿Quién la ha visto?: In the Heights ha sido una de las producciones preferidas de Samuel Secades, Raúl Gutiérrez y Nacho Teso del pasado año y al resto de redactores de la web no nos extraña un pelo este hecho. Los tres se han criado viendo musicales desde la más tierna infancia y cadas dos por tres vienen a la oficina meneando el pandero e «improvisando» sus propias canciones. Entre sus grandes éxitos destacan versiones de canciones de Joaquín Sabina («19 reseñas y 500 artículos»), Sergio Dalma («Reseñar pegados») y Camilo Sesto («Puntuar Así es Morir de Amor»). ¡Lista de Spotify, ya!

10 – Luca

películas-2021-12-luca

¡Silencio Bruno! En 2020 Pixar amenizó la pandemia a sus incondicionales con una doble entrega. Si Onward propuso un viaje de fantasía, Soul se colaba en el particular olimpo de la compañía junto a Del Revés, Wall-E o Coco. Así pues, el listón el pasado año estaba bien alto. Aunque el dichoso coronavirus alejó a los espectadores de las salas de cine, Disney + se apresuró a cubrir esa carencia. Luca llegó a la plataforma streaming como el sueño de una noche de verano. El debutante realizador transalpino Enrico Casanova fue el encargado de llevar a buen puerto la vigesimoquinta entrega del Estudio. Ambientada en un encantador pueblo de la Riviera italiana, la cinta con guion de Jesse Andrews y Mike Jones nos mostraba un mundo marino lleno de misterio. A modo de La Sirenita, los monstruos acuáticos se convierten en humanos al tocar tierra. De este modo, en contra de las órdenes de su controladora madre, el curioso Luca decide explorar las maravillas de lo desconocido.

La belleza del entorno elegido hace que nos enamoremos, instantáneamente, de esta nueva producción. Aunque en un primer momento podemos pensar que Luca es una película sin mucho trasfondo, nada más lejos de la verdad. Si bien la amistad, los celos o la difícil relación con nuestros progenitores tienen un peso importante en la película, lo cierto es que podemos analizar la misma desde dos vertientes diferentes. Por una parte, el miedo al diferente y la problemática de la realidad migrante queda patente en esas persecuciones «frankenstenianas» que tienen lugar en el coqueto pueblo. Por otro lado, Luca tiene ciertos paralelismos con Call me by your name. A pesar de que en ningún momento se identifique a su protagonista y a Alberto, su amigo del alma, como homosexuales, existen varios guiños (el mero hecho de salir del agua) que nos hacen pensar que sus sentimientos van más allá de la pura amistad. No habría estado de más que Pixar hubiera arriesgado un poquito más. En su versión original pudimos disfrutar con las voces de Jacob Tremblay, Jack Dylan Grazer, Emma Bernan, Maya Rudolph o Sacha Baron Cohen.

¿Quién la ha visto?: Gracias a Sergio Fernández, Samuel Secades, Igor Álvarez, Alejandro Ugartondo y Laura Calvo este año volvemos a cumplir con «la cuota Pixar« en nuestro listado de lo mejor del año con Luca. Nuestros redactores son tan fans de la mandanga de este estudio que la consumen como verdadero adictos y están decididos a que nuestra web pase a llamarse Zona Pixar y sea de contenido exclusivo de la compañía. Han pasado propuesta a El Jefe y la está estudiando en estos momentos.

9 – No mires arriba

no-mires-arriba

No mires arriba fue uno de los últimos estrenos de la plataforma Netflix el pasado año y, sin lugar a dudas, uno de los más interesantes y llamativos. El director Adam McKay hace de nuevo de las suyas después de su despliegue en producciones como El vicio del poder y La gran apuesta en las que ponía a a los poderes fácticos estadounidenses a caer de un burro. Ese dominio de la sátira, y esa voluntad por destapar nuestras más bajas miserias que ya había explorado en propuestas previas, llega a su clímax en este filme que se ha convertido en un lúcido reflejo sobre nuestra presente y absurda realidad. McKay no habla de pandemia, pero al ver No mires arriba el retrato que hace el director y guionista de políticos, medios de comunicación, la comunidad científica, las fuerzas del orden y la propia sociedad a lo largo de todos sus estamentos, no nos podemos sentir más identificados en nuestro día a día.

No mires arriba nos relata la manera en la que la humanidad afronta la tragedia definitiva: el fin del mundo ante la llegada de un asteroide a la Tierra. Y, pese a su argumento, esto no tiene relación con ninguna película que pudiesen haber concebido Roland Emmerich o Michael Bay. Una cinta oportuna, ingeniosa, ácida y veraz que retrata como los negacionistas y conspiracionitas por un lado, y los intereses económicos y políticos por el otro, arrinconan al sentido común y la esperanza de sobrevivir y salir reforzados de esta crisis. Además, la producción cuenta con un reparto de lujo en el que podemos encontrar a Leonardo DiCaprio, Jennifer Lawrence, Meryl Streep, Cate Blanchett, Jonah Hill, Mark Rylance, Timothée Chalamet, Ron Perlman y Ariana Grande, entre otros muchos. Todos entregados al tono de una historia que satiriza la premisa de las tradicionales películas (post)apocalípticas y la lleva hasta sus últimas consecuencias, haciendo que nos reconozcamos a nosotros mismos por el camino.

¿Quién la ha visto?: Para Jordi T. Pardo, Igor Álvarez, Mònica Rex y Edu Sesé la nueva producción de Adam McKay es con diferencia de lo mejor del pasado año. La verdad es que No mires arriba la vimos todo el equipo en la sala de reuniones y nuestros compañeros no dejaban de exclamar cada dos por tres «¡Soy yo, literal!». Además, muchos de ellos echaron de menos a Bruce Willis en una trama de este tipo y un single rollo Don’t wanna miss a thing de Aerosmith. Sí, es muy posible que no pillasen la sátira…

8 – El último duelo

el-ultimo-duelo

Este año el veterano director británico Ridley Scott volvía a las carteleras con dos superproducciones cargadas de grandes actores y dos historias potencialmente interesantes. Una de ellas, House of Gucci, reunía a Adam Driver, Lady Gaga, Al Pacino, Jared Leto o Jeremy Irons para narrar los avatares de la familia Gucci, su imperio de la moda y la crónica negra en la que se vieron implicados. Si bien este film no fue muy bien recibido por la crítica eso no sucedió con su otro proyecto, El Último Duelo, su regreso a la Edad Media con la compañía de Ben Affleck y Matt Damon al guion y delante de las cámaras que, eso sí, fracasó en taquilla como tantas y tantas producciones de Hollywood del pasado 2021. Esta historia, como su propio título indica, traslada a la pantalla grande no solo el último duelo que enfrentó a Jean de Carrouges y Jacques Legris, sino los hechos relacionados con la agresión sexual sufrida por la esposa del primero a manos del segundo desde tres puntos de vista que hubieran hecho las delicias del Akira Kurosawa de Rashomon. Otro gran reparto en el que unos magníficos Adam Driver, Matt Damon o Ben Affleck quedan totalmente eclipsados por una Jodie Comer excelsa, ejecutando una composición repleta de elegancia y cotención que trasciende lo cinematográfico para representar a todas las mujeres estigmatizadas por la masculinidad tóxica y la cultura de violación que por desgracia no ha cambiado demasiado con el paso de los siglos. Si a sus 84 años y con dos películas en las que él realiza una labor impecable como director no consigue por fin su merecido Oscar a no mucho tardar tendrá la academia que darle uno honorífico.

¿Quién la ha visto?: El último duelo es una de las pelis más fetén del pasado 2021 para Juan Luis Daza, Jordi T. Pardo, Raúl Gutiérrez, Igor Álvarez, Alejandro Ugartondo y Gustavo Higuero. La han votado entre sus preferidas porque tiene un reparto de lujo, un buen planteamiento y una buena dirección aunque sí tiene un gran «pero» para alguno de ellos. ¡¿Dónde están los putos aliens?! Nuestros redactores ya han perdido la cuenta de las veces que Ridley Scott ha intentado colársela con la enésima redefinión de la saga y cada vez se aleja más de su esencia. En esta producción la cosa ya llega al absurdo y el único bicho baboso que sale en toda la cinta es el personaje de Adam Driver.

7 – El Escuadrón Suicida

escuadron-suicida

Mientras Disney y Marvel Studios despedían a James Gunn por uno de los mayores crímenes cometidos por un ser humano en pleno siglo XXI, escribir tuits polémicos, y no se aclaraban sobre si volver a controlarlo la «Distinguida Competencia» ejecutó la jugada maestra de solicitar sus servicios para dar una lavado de cara al Escuadrón Suicida, cuya primera incursión cinematográfica en 2016 gustó a más bien poca gente aunque fue muy rentable de cara al público. Con una libertad creativa que, digámoslo ya, nunca ha tenido en Marvel Studios, permiso para facturar un producto con calificación moral R, que permite contenidos como violencia explícita o sexo, y un reparto de relumbrón con Margot Robbie, Idris Elba, Viola Davis, David Dastmalchian, John Cena, Jai Courtney, Joaquín Cosío, Joel Kinnaman, Mayling Ng, Flula Borg, Sean Gunn o nuestro Juan Diego Botto el autor de Slither o Super rodó una de las mejores y más divertidas películas del DC Extended Universe repleta de personajes carismáticos, cafradas en sesión continua, acción disparada contra el espectador con un arma semiatuomática, crítica política y mucho, mucho humor bruto heredado de sus tiempos como asalariado de la Troma Entertainment de Lloyd Kaufman. Aunque fue otra de esas producciones que no funcionó bien en taquilla por culpa de la pandemia gustó a gran parte del fandom, al público generalista hasta y a los mismos jefazos de Warner Bros y DC Entertainment que volvieron a contar con Gunn para la serie spin off protagonizada por el Peacemaker de un enorme John Cena que todavía estamos disfrutando estos días en HBO Max. Queremos más aventuras protagonizadas por estos personajes y que sea el director de Guardianes de la Galaxia Vol. 1 y 2 el que nos las cuente y si es necesario mataremos a hombres, mujeres y niños para conseguirlo.

¿Quién la ha visto?: Sergio Fernández, Jordi T. Pardo, Jose Maria Vicente, Raúl Gutiérrez, Gustavo Higuero y Enrique Doblas se lo pasaron genial con El Escuadrón Suicida de James Gunn y, como son gente coherente, la han votado para que esta producción estuviese en el listado con lo mejor del año. Tan entusiamados estaban que El Jefe ha tomado nota y se ha puesto en contacto con una empresa japonesa para que le fabriquen una buena remesa de chips explosivos. Así que a partir de ahora, ya lo sabéis, si queréis formar parte de Zona Negativa el proceso de selección incluirá la instalación de este chip. Si no cumplís con el planning de reseñas semamales… ¡adiós cabecita! 😈

6 – Última noche en el Soho

ultima-noche-en-el-soho

El director británico Edgar Wright hace tiempo que dejó atrás su etapa más gamberra con la divertida trilogía del Cornetto que conforman Zombies Party, Arma Fatal y Bienvenidos al fin del mundo. Wright ya demostró ser algo más que un director y guionista que busca la risa fácil del público con su adaptación de Scott Pilgrim contra el mundo y confirmó que estaba interesado en abordar otro tipo de géneros y propuestas con Baby Driver. Pero, sin lugar a dudas, su película de madurez la hemos podido ver este año y ha sido toda una agradable sorpresa. Última noche en el Soho es un thriller psicológico con elemento fantástico que luce una factura exquisita y una narrativa apabullante. Wright se ha soltado el pelo en este aspecto y el resultado salta a la vista, pero además lo utiliza para impulsar una historia oscura, profunda y llena de matices que nos cuenta como una joven apasionada por la moda logra viajar al Londres de los años sesenta para verse envuelta en una trama turbia sobre abuso de poder, prostitución y muerte. La pareja formada por Thomasin McKenzie y la siempre enigmática Anya Taylor-Joy -con un inquietante Matt Smith dándoles la réplica- son las encargadas de adentrarnos en un mundo de falsas realidades y reflejos en el que nada es lo que parece. El coqueteo de Wright con el género de terror se salda con nota, con una película espectacular a nivel visual y con un guion con trasfondo y nada condescendiente.

¿Quién la ha visto?: Última noche en el Soho es para Samuel Secades, Jordi T. Pardo, Jose Maria Vicente, Raúl Gutiérrez y Mònica Rex una de las películas del pasado año y una verdadera sorpresa. Y decimos sorpresa porque alguno de ellos no se había enterado del giro dramático en la filmografía de Edgar Wright y cuando entraron en la sala de cine esperando algo en la línea de Zombies Party o Arma Fatal… ¡van y de encuentran de frente un thriller de terror de clavarte las uñas a ti mismo con los malrrolleros de Anya Taylor-Joy y Matt Smith!. Después de ver la película estuvieron un par de semanas con pesadillas y rindiendo lo justito en la oficina. Estos reseñistas tan influenciables…

5 – Los Mitchell contra las máquinas

mitchell-contra-las-maquinas

Con Los Mitchell Contra Las Máquinas llegamos a un punto de inflexión, y viene a ser un poco como lo que comentaba esta semana Matt Reeves acerca de la reacción de la audiencia ante el fichaje de Robert Pattinson como Batman; ya, ya sé que parece un offtopic en toda regla, pero creedme que tiene su sentido: el director de The Batman decía que había dos grupos, los que se sentían emocionados ante el casting de Pattinson porque habían visto su trabajo post-Crepúsculo, y los que se sentían decepcionados por el mismo porque no habían visto su trabajo tras Crepúsculo. Un argumento sencillísimo y que nos ayuda a comprender que las personas que tienen clara su película de animación favorita de 2021 son las que han visto Los Mitchell Contra Las Máquinas, y las que no lo tienen tan claro son las que no han visto Los Mitchell Contra Las Máquinas.

Tal es el entusiasmo desbordado que ha provocado la cinta de Michael Rianda y Jeff Rowe entre los que la hemos disfrutado, todo un soplo de aire fresco en una animación demasiado dividida entre el prestigio innegable de una Pixar siempre cumplidora y unas apuestas comerciales alternativas demasiado inclinadas al público infantil. Los Mitchell Contra Las Máquinas viene a ocupar un dignísimo puesto intermedio del cine de animación dirigido a toda la familia, pero a la vez realizado desde un talento y un cariño por sus personajes y su historia que la hacen desmarcarse de propuestas más alimenticias y obvias. Una aventura familiar que, de manera nada sorprendente, tiene como productores a Phil Lord y Chris Miller, la fuerza creativa detrás de propuestas animadas como Cloudy with a chance of meatballs o, por supuesto, Spiderman: Into the Spider-Verse y su próxima secuela.

Y es que el viaje de los Mitchell para redescubrirse como familia y a la vez enfrentarse a la extinción de la humanidad nos lleva de la mano por los mejores pasajes de las cintas familiares de la factoría Amblin, el slaptsick de Illumination, el arrojo visual de la citada Spider-Verse o el calado emocional de Pixar, todo agitado en una coctelera perfecta de ideas visuales y el poderío argumental de una historia con una protagonista tan endiabladamente actual y a la vez atemporal como la joven Katie Mitchell, adolescente deseando dejar la adolescencia entendida como corsé emocional y familiar, aspirante a cineasta y también aspirante junto al espectador a reconciliarse con su visión de la familia: un personaje tan arrollador como los otros miembros de la familia Mitchell en una película que no reinventa la rueda, pero que nos recuerda la eterna brillantez de su concepto.

¿Quién la ha visto?: Nuestros compañeros Juan Luis Daza, Samuel Secades, Raúl Gutiérrez, Igor Álvarez, Nacho Teso y Laura Calvo han disfrutado a lo grande con Los Mitchell contra las máquinas. Y no solo porque la película está fetén, sino porque ellos llevan tiempo avisando que las máquinas no son trigo limpio. No es la primera vez que intentan que nos deshagamos en la oficina de ordenadores, impresoras y móviles para que estos no se puedan conectar a través del chip que nos han implantado en las vacunas contra el COVID-19. Nos preguntamos si cuando Bob Dylan decía aquello de «for the times they are a-changin’n» se podía imaginar un mundo como el de hoy.

4 – Otra ronda

otra-ronda

Cuando parecía que el danés Thomas Vinterberg no podía ofrecernos otra obra maestra de la calidad de La Caza (Jagten, 2012) vuelve a aliarse con su amigo y colaborador Mads Mikkelsen para demostrarnos cuán equivocados estábamos. «Qué es la juventud? Un sueño. ¿Qué es el amor? El contenido del sueño» es la cita del filósofo y teólogo danés, Søren Kierkegaard, que abre Otra Ronda y la misma se revela muy importante en lo referente a desentrañar la esencia de la obra. Según el psiquiatra y escritor noruego Finn Skardeurd el ser humano nace con un déficit de alcohol en sangre del 0,05%, y cubrir ese porcentaje saca la mejor versión de nosotros mismos. A esta teoría se aferran cuatro profesores con crisis de mediana edad para comenzar un experimento sociológico en el que, durante horas de trabajo, ingerirán los vasos necesarios de bebidas espirituosas para cubrir esos números. En principio el resultado para todos ellos será beneficioso, pero no sucederá lo mismo cuando se dispongan a aumentar las cantidades ingeridas. Haciendo complicados ejercicios de equilibrismo sobre la delgada línea que separa la glorificación descerebrada del moralismo sermoneador, sin caer nunca de un lado u otro, Thomas Vinterberg y sus colaboradores consiguen con Otra Ronda que el espectador termine su visionado con ganas de exprimir la existencia hasta las últimas consecuencias. En tiempos de pandemia, confinamiento, restricciones y toques de queda la historia hedonista y dolorosa protagonizada por Martin, Tommy, Nikolaj y Pete pareciera hablarnos de un mundo, antojadamente lejano, en el que podíamos abrazarnos, besarnos y exaltar la amistad sin miedo a nada, porque éramos jóvenes y libres. Esperemos que algún día toda esta pesadilla acabe y ya sin ambages de ningún tipo, sin el terror de perjudicar a los que nos rodean, podamos celebrar la vida y todo lo maravilloso y terrible que la misma atesora. What a life, what a night, what a beautiful, beautiful ride…

¿Quién la ha visto?: Para nuestros compañeros Juan Luis Daza, Sergio Fernández, Igor Álvarez y Ángel García lo de Otra Ronda ha sido un peliculón de tomo y lomo. Aunque lo cierto es que lo que vieron en el cine les pilló desprevenidos y no era lo que esperaban cuando entraron a la sala. Los cuatro amigos salieron de la oficina una buena tarde y después de una birras decidieron ir al cine. Después de ver la oferta en el multisalas de turno se decantaron por Otra Ronda al ver su poster, el tema es que -ironías de la vida- iban «tan alegres» que pensaban que habían entrado a una porno. El poster apuntaba claramente a bukkake, eso la verdad es que no se lo podemos negar.

3 – Una joven prometedora

una-joven-prometedora

Una joven prometedora es el debut en el largometraje de la guionista, productora y directora británica Emerald Fennell y con la que ganó el premio Oscar al Mejor Guión Original en la última gala de este certamen. No era para menos, pues Fennell nos propone en esta producción una ingeniosa a la par que cruda cinta de suspense y humor negro que aborda cuestiones relacionadas con el abuso sexual y la visión que la sociedad y las instituciones tienen sobre ello. Lo hace a través de los ojos de un personaje atípico como el de Cassie, una joven camarera interpretada con desgarradora solvencia por Carey Mulligan. Cassie está en pie de guerra con un sistema que hizo que su mejor amiga Nina se quitase la vida, después de ser atacada sexualmente por unos compañeros de la universidad y ser su caso silenciado por las autoridades de la institución. Fennell utiliza este punto de partida para poner sobre la mesa un tema que aborda frontalmente, pero con toda una gama de grises que lanza una brutal crítica a la cultura de la violación y al sexismo imperante en la sociedad moderna. Una joven prometedora logra ser desgarradora y divertida, con una narrativa de nueva escuela que consigue darle la vuelta al subgénero rape & revenge que encumbraron títulos como La última casa a la izquierda y Escupiré sobre tu tumba y del que en los últimos años también hemos tenido alguna interesante variante como Elle de Paul Verhoeven.

¿Quién la ha visto?: Una joven prometedora ha sido para Juan Luis Daza, Sergio Fernández, Jordi T. Pardo, Igor Álvarez, Mònica Rex y Edu Sesé una de las agradables sorpresas en las salas de cine el pasado año. Y eso a pesar que la película se les quedaba corta a nuestros compañeros en cuestiones de compromiso social y denuncia del patriarcado y otras mierdas cantantes y danzantes del mundo moderno. Tan comprometidos están que recientemente han puesto en marcha un movimiento que pretende enarbolar de una manera seria aquello de «ni machismo ni feminismo». El movimiento es tan ambicioso que será la primera ola del mismo y será conocido como «negativismo» (obviamente, en honor a Zona Negativa la web capaz de cabrear a todas las ideologías existentes en el planeta). Sí, nosotros tampoco le vemos mucho futuro…

2 – Spider-Man: No Way Home

spider-man-no-way-home

Qué decir sobre Spiderman: No Way Home que no se haya dicho ya en forma de rendida alabanza o sangrante spoiler. Posiblemente… no, quitad el “posiblemente”, estamos ante la película del año, ésa que representa no sólo el éxito en las conversaciones en redes sociales o el apabullante éxito de taquilla, sino la que es el cúmulo de ambas corrientes. El zeitgeist de un 2021 tan necesitado de un fenómeno como el de nuestro amigo y vecino Spiderman; y es que, mirándolo bien, no podía haber venido de mejor lugar un milagro taquillero como el provocado por los sacrificios de un Peter Parker tan jodido como los habitantes del 2021 real, arrastrando una crisis encima de otra crisis en un interminable penar por el siglo XXI que tan necesitado está de trajes de superhéroes hecho en tricotosa y dispuestos a hacer el sacrificio final de ser olvidados y vueltos a recordar e imaginar. De reinvenciones y catarsis nos habla de manera sucinta esta Spiderman: No Way Home tanto como este principio de 2022 nos tiene que hablar de esperanza que haya otras Spiderman, otros Batman, otros Thor, otros Flash, otros Shazam u otros Guardianes de la Galaxia que podamos disfrutar en la inimitable catarsis de una sala de cine enfervorecida por el último giro de guion o el último cameo inesperado.

En cierto modo, la cinta de Jon Watts (qué nos estarás preparando con Los 4 Fantásticos, bribón) viene a resumirnos un 2021 lleno de esperanzas y expectativas, y a conformar la idea de que nuestros tiempos tiene avatares tan fantásticos como los de Tom Holland, Jacob Batalon o Zendaya, y a la vez precursores icónicos tan magníficos como los de Alfred Molina, Willem Dafoe o, al fin y al cabo, esa hermandad a través del tiempo arácnido entre el propio Tom Holland, Andrew Garfield y Tobey Maguire, que no deja de ser una mano tendida entre varias décadas para recordarnos que bajo el paraguas de un icono como Spiderman (aplicable a cualquier icono imaginable) pueden cohabitar tantas miradas y reinvenciones como demande la época. ¿Es, pues, Spiderman: No Way Home la mejor película de 2021? No, y deberíamos añadir que no necesita tal título. ¿Es la película más importante de un año tan necesitado de películas importantes como 2021? Pues qué quieres que te diga, querido lector… creo que no cabe duda con esa respuesta. Quién nos iba a decir que el balanceo redentor de un cabeza de red por su nueva realidad iba a ser tan significativo para un habitante de 2021 como lo ha sido este Peter Parker reinventado que no dejamos de ser tú y yo intentando reconciliarnos con nosotros mismos mientras el Multiverso se rompe a pedazos a nuestro alrededor. Bendita sea la experiencia de sentarse en una butaca de cine para aplaudir, llorar y darse codazos de complicidad.

¿Quién la ha visto?: La idea del multiverso les flipa a Juan Luis Daza, Sergio Fernández, Samuel Secades, Jordi T. Pardo, Raúl Gutiérrez, Nacho Teso, Mònica Rex, Ángel García y Alejandro Ugartondo. No es de extrañar pues que hayan votado Spider-Man: No Way Home entre lo mejor del año. A ellos también les gustaría conocer a sus otros «yo» y viajar a alguna realidad paralela. Pero entonces descubrirían la verdad sobre Zona Negativa y eso podría acabar siendo realmente trágico. Descubrirían que solo han sido peones en manos de El Jefe que desde hace eones -cual Kang el Conquistador- ha ido manipulando las líneas temporales para tenerlos retenidos el mayor tiempo posible en la web escribiendo reseñas y artículos. Sí, nosotros tampoco sabemos porque no ha utilizado este poder para hacerse multimillonario, darse al heroismo o alguna cosa así… 🤔

1 – Dune

La maldita pandemia retrasó el que iba a ser uno de los grandes estrenos de 2020. Tras La Llegada y Blade Runner 2049, Dennis Villeneuve se posicionó como la mejor opción para hacerse con los mandos de una adaptación que parecía maldita. La controvertida (y mutilada) versión de David Lynch así como esa locura imaginada por Jodorowsky eran unos precedentes nada halagüeños. Al servicio de Warner Bros. el director de Sicario optó por el formato díptico para no dejarse nada en el tintero. Con la sobriedad que le caracteriza, Villeneuve, acompañado de Hans Zimmer en la banda sonora, abrumó a la audiencia con un despliegue audiovisual descomunal. El imaginario de Frank Herbert convertido en realidad. Acompañamos a los Atreides desde Caladan hasta la árida Arrakis en un viaje de más de dos horas y media de duración.

Con un diseño de producción impresionante, la mitología de Dune cobró vida. La ciencia ficción en su máxima expresión. Conspiraciones y traiciones. Profecías y ecologismo. Las Benne Gesserit y el Muab´Dib. Conjunto de elementos cuya adaptación se antojaba compleja de cara a la aceptación del gran público. Con la ayuda de Eric Roth y Jon Spaiths en la escritura del libreto, Villeneuve lo consiguió. Por no hablar de la fotografía de Greig Fraser y un CGI impresionante. La maquinaría estaba perfectamente engrasada y funcionó a las mil maravillas. En cuanto a la nómina interpretativa, nadie quiso perderse la cita. El plantel valió su peso en oro o, mejor dicho, en especia. El enfant terrible Timothée Chalamet se metió en la piel de Paul Atreides tomando el testigo de Kyle MacLachlan. El joven actor neoyorquino contó en la ficción con Rebecca Ferguson y Oscar Isaac como padres, Josh Brolin como maestro de armas y Aquaman Jason Momoa como ídolo. Zendaya encarnó a la chica de sus sueños mientras nuestro Javier Bardem se encargaba de liderar a los Fremen. Charlotte Rampling, Dave Bautista y un descomunal Stellan Skarsgard como el pérfido Barón Harkonnen completaron un reparto para el recuerdo. Los gusanos de arena gigantes hicieron el resto.

¿Quién la ha visto?: Para Sergio Fernández, Samuel Secades, Jordi T. Pardo, Jose Maria Vicente, Raúl Gutiérrez, Mònica Rex, Gustavo Higuero y Ángel García la nueva adaptación de Dune está entre los mejor del género documental de los últimos años. Les flipó tanto esta historia que han estado como locos buscando alguna compañía de viajes que tuviese algún tour así en grupo, barato y completito, para disfrutar de la belleza de Arrakis… Aunque todavía no han tenido suerte. No, no les quitéis la ilusión, no se han dado cuenta todavía y para el resto de compañeros son una risas diarias el proponerles otros destinos cercanos para completar sus vacaciones como Tatooine, Cybertron y Pandora.
Pero todavía no hemos acabado…
Unos datos de escasa importancia…

 El jefe supremo, Raúl López, es un tipo indeciso. Es el único motivo por el que aún no hemos recogido sus votos para la suma final. Eso sí, hemos recibido un mail suyo con asunto “Top Cine 1999”. El año de la creación de Zona Negativa vino acompañado de El club de la lucha, La milla verde, Matrix, American Beauty, El sexto sentido, Magnolia, El dilema, Una historia verdadera… Tal vez (y solo tal vez) cualquier tiempo pasado fue mejor. El boss ya lo había pensado.

 Es cantor, es embustero, le gusta el juego y el vino, tiene alma de marinero. ¿Qué le voy a hacer si Juan Luis Daza votó por Mediterráneo? Votó por Mediterráneo, Bo Burnham: Inside, Nomadland y Benedetta entre lo mejor del año. Nuestro jefe en la sección de cine es un auténtico gafapasta desde los tiempos de John Wayne…

 Será porque Sergio Fernández se tiró tres semanas en México entre finales de 2021 y principios de 2022 que metió Relic en su Top-10 particular. ¿Se confundiría con Mimic de Guillermo del Toro? ¿Hablamos de la cinta dirigida por Peter Hyams? Un momento, Doc… ¿Esa no era de 1997? ¿Acaso el redactor de Bilbao viajó en el tiempo? ¡¡¡Si se encontrase consigo mismo provocaría una paradoja temporal, lo que produciría una reacción en cadena que seguramente desarticularía el continuo espacio-tiempo y destruiría todo el universo!!! Claro que esto sería en el peor de los casos. La destrucción podría estar localizada y reducida solamente a nuestra galaxia.

 Como consecuencia de la pandemia, 2021 ha sido un año con pocas películas calenturientas. Tal vez por eso, Samuel Secades seleccionó The Green Knight entre lo más granado de la temporada. No solo eso, sino que además de ser un viejo verde, nuestro excelso redactor de cine eligió el musical Tick tick boom! pensando que era un biopic del grupo infantil Boom Boom Chip. Ya lo decía la letra de una de sus canciones… “Multiplícate por cero te lo pido por favor, Multiplícate por cero y divídete por dos”.

 Jordi T. Pardo es un tipo muy listo. Con la finalidad de no aparecer en estas líneas, en su selección se ha dejado llevar por la marea y no ha puesto ninguna película fuera de lo común. Menos mal que siempre deja algún titular en Whatsapp que podemos rescatar. “El otro día vimos El ejercito de los muertos y había un personaje que me recordaba mucho a Igor”. Con lo que le gusta al redactor asturiano el cine de Zack Snyder, esperemos que se tratase de un muerto viviente…

 El liberalismo económico va a llegar… de la mano de Jose María Vicente. Chemita es un tipo exigente, así que ha decidido dejar tres espacios del top en blanco, pero… ¿y si no ha sido él? ¿y si se los han censurado? Una conspiración judeomasónica liderada por el fantasma de Jeffrey Epstein estaría detrás de todo esto. Sea como fuere, a Chema nunca le ha gustado ir a la moda. Tal vez por eso votó La Casa Gucci como lo peor del año.

 ¡Ay, Raúl Gutierrez! Nuestro Matt Murdock particular añora Hell’s Kitchen. Probablemente, por ese motivo ha metido con calzador En un barrio de Nueva York (In The Heights) en su Top-3 particular. Recuerda sus tiempos partiendo la pana y repartiendo leña en las azoteas de La Gran Manzana con Evanescence de fondo y Elektra mirándole lujuriosamente… “¡¡Protesto!!” grita Irene (su mujer) indignada. “Se acepta” responde al unísono, susurrando, la redacción de cine. Cuando tiene razón, tiene razón…

 Resulta paradójico que siendo su mujer profesora, Igor Álvarez Muñiz sea como esos alumnos que dejan el estudio para la víspera del examen. Solo así se explica que el 15 de diciembre nos pidiera sopitas. “Estoy poniéndome al día con pelis. Este año vi más que nunca, pero se aceptan sugerencias”. A pesar del atracón que se metió a finales de año, no quedó nada contento. “Me siento terriblemente indignado porque Maligno no haya entrado en el top de cine”. Igor Álvarez Muñiz, las dos caras de la verdad.

 Tanto nuestro amigo y vecino Nacho Teso como nuestra mujer maravilla Mónica Rex han metido los cuatro estrenos cinematográficos Marvel del año (Viuda Negra, Shang-Chi, Eternals y Spider-Man: No Way Home) en su top-10 particular. Se dice, se cuenta, se rumorea que como consecuencia del abuso de consumo superheroíco, han decidido formar un tándem pijamero que vigile las noches de Madrid y Barcelona. Con Sugar-Man y Medical-Woman nos sentimos a salvo.

 Ángel García es lo más parecido a Aramís Fuster que tenemos en la web. Lo mismo te reparte cartas que te las lee. No es de extrañar que eligiera El contador de cartas como la mejor película del año. Además, cuando no está apostando en los casinos, ni leyendo cómics de DC, Ángel ensaya los pasos de baile de West Side Story y desempolva revistas del corazón de los años 90 para recordar a su añorada Diana de Gales. Solo así se entiende que Spencer se haya colado en su peculiar lista final.

 El ying y el yang son conceptos que utilizamos para hablar de dualidad. Por lo tanto, no podemos hablar únicamente del lado bueno del séptimo arte. 2021 nos ha dejado una buena cantidad de bodrios y la votación ha estado bien reñida hasta el final. Empatadas con cuatro puntos negativos aparecen Tiempo, de M. Night Shyamalfatal, y Godzilla vs. Kong, duelo interpretativo entre dos pesos pesados de la industria cinematrográfica. La medalla de bronce, con siete puntos negativos, es para El ejército de los muertos, la película de Zack Snyder de la que estamos esperando ver la versión de Joss Whedon. Cargada de vísceras y sangre, la medalla de plata (con ocho puntos de sutura, infectados y negativos) es para Saw: The Spiral. Efectivamente, una espiral de cine cutre y chabacano. Chris Rock is not The Rock. Por último, con diez puntos negativos, la película que ha conseguido sembrar más rechazo en Zona Negativa ha sido… Venom 2: Habrá matanza. No sabemos si matanza, pero la venganza la traemos aquí y la servimos en plato frío. Tras ver la película nos queda claro que, en nuestra vida, tras su visionado, habrá dos simbiontes y un después.

 Amante de los gatos, Alejandro Ugartondo es de los que piensa que el perro no es el mejor amigo del hombre. De esta forma, se entiende mejor que este redactor obsesionado con los aviones haya insertado Cruella en tan prestigiosa selección. Alejandro, tú siempre en las nubes… ¡Buen viaje!

 Microsoft, DC y Warner Bros. El jefe de la Distinguida Competencia en ZN, Gonzalo Gustavo Higuero, es un tío de ideas fijas. No hay más que ver su top para comprobarlo. Nuestro Lex Luthor particular ha elegido Dune, Matrix Resurrections, El Escuadrón Suicida y Liga de la Justicia en las cuatro primeras posiciones de su top. No sabemos si se tomó la pastilla roja, la azul o las dos de golpe, pero el bueno de Gustavo introdujo la cinta de Lana Wachowski en la selección antes de verla. “Precog” Higuero, todo un visionario.

 El bueno de Enrique Doblas todavía lleva poco tiempo en la web. Solo por eso podemos perdonarle que no haya entendido las complejas instrucciones para poder participar en el Top de cine. “Maniqueo” Doblas ha elegido El Escuadrón Suicida como lo único rescatable de 2021 y Liga de la Justicia de Snyder como ese truño que nunca debió salir de la cueva. Se nota, se siente, la cinefilia está presente.

 Edu Sesé ha sido padre el año pasado. Entre eso, las reseñas de Indie bajo el látigo de Igor y One Piece, apenas ha podido ver cine los últimos meses. No pasa nada, Edu. Dentro de poco degustarás auténtico cine de autor protagonizado por Pocoyó y Peppa Pig. Como diría el Señor Miyagi… poner pañal, cambiar pañal. Te envidiamos…

 Por primera vez en la historia de este Top, un redactor ha votado más películas en el apartado de lo peor del año que en el de mejor. Como alguien debe decirle a Pablo Gómez que cambie sus hábitos de consumo, seremos nosotros. Pablo, si sigues viendo cintas como Digimon Adventure: Last Evolution Kizuna y Josée, el Tigre y los Peces (¿en serio? ¿no es un villancico?) tendrás graves secuelas con el paso de los años.

 Si Igor Álvarez Muñiz y Sergio Fernández Atienza no obligan a Diego García Rouco a ir al cine, este no se acerca a la taquilla ni loco. Como buen amante de la BD, se debió confundir cuando vio en cartelera La crónica francesa y acabó entrando en la sala pensando que había sesión de firmas con Émile Bravo. Luego, viendo la película, confundió a Wes Anderson con Chris Ware. Diego, ya se oyen tus grouñidos desde el desierto…

 Esto es todo, amigos. ¿Sabéis, compañeros? Creemos que esta podría ser nuestra obra maestra. Lo que hagamos después es una decisión que dejamos en vuestras manos. No os diremos “no lloréis” pues no todas las lágrimas son amargas. ¡¡¡Hasta la próxima!!!

9 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Dr Kadok
Dr Kadok
Lector
27 enero, 2022 18:33

A mi sus rankings me encantan. Los que odio son los «tops» esos que se hacen los imparciales y blablabla y cuantos tomates y zanahorias tiene alguna peli o comic. Me interesa que le gustó al que escribe, por eso uno lo lee.
Lo que vi este año más o menos anda por lo mencionado, las que más me gustaron fueron ZSJL, El SS, No Mires Arriba y El último duelo. Obvio divertidisima la de los múltiples hombres patraña. De media estofa (entretenidas) Luca, la remake de La última tentación de Cristo (digo…el caballero verdolaga), Maligno, chang chin. Duna no la banco que quieren que les diga. La del Soho tampoco, mucha estetica fashion para hacerse el lynch. Me falta ver la de Wes Anderson.

Dr Kadok
Dr Kadok
Lector
27 enero, 2022 20:02

A mi sus rankings me encantan. Los que odio son los «tops» esos que se hacen los imparciales y blablabla y cuantos tomates y zanahorias tiene alguna peli o comic. Me interesa que le gustó al que escribe, por eso uno lo lee.
Lo que vi este año más o menos anda por lo mencionado, las que más me gustaron fueron ZSJL, El SS, No Mires Arriba y El último duelo. Obvio divertidisima la de los múltiples hombres patraña. De media estofa (entretenidas) Luca, la remake de La última tentación de Cristo (digo…el caballero verdolaga), Maligno, chang chin, Titane. Duna no la banco que quieren que les diga. La del Soho tampoco, mucha estetica fashion para hacerse el lynch. Me falta ver la de Wes Anderson.
Y en otro espectro The Velvet Underground (excelente) y Get Back pornografia bitel pura de labuena

Dr Kadok
Dr Kadok
Lector
En respuesta a  Dr Kadok
27 enero, 2022 20:05

Perdon x el duplicado

Johnny99
Johnny99
Lector
27 enero, 2022 20:33

No he visto mucho cine este año, pero de lo que he visto, lo que más me ha gustado ha sido el poder del perro, seguida muy de cerca por el último duelo.
No mire arriba me decepcionó, me pareció pretenciosa, quiere ser tan satírica que cae en la parodia.
Y Luca es una pasada, mis criaturillas no dejan de verla en bucle, y eso que ganamos todos

Linkin Boy
Linkin Boy
Lector
27 enero, 2022 21:19

Mi top de 2021 sería:

-Last Night in Soho
-Ghostbusters: Afterlife
-The Mitchells vs The Machines
-Maixabel
-Bajocero
-The Suicide Squad
-Las leyes de la frontera
-The Matrix Resurrections
-No Time to Die
-Wrath of Man

Y me queda por ver bastante, que le tengo ganas a El poder del perro

David For President
David For President
Lector
27 enero, 2022 21:45

Igual es que soy raro, no digo que no, pero me ha dejado pillado ver ahí Luca y no ver Encanto, que me parece bastante superior.

Danyus
Danyus
Lector
27 enero, 2022 22:14

Joer, debo ser de los pocos a los que le decepcionó «El último duelo», que a las habituales virtudes y acostumbrados defectos de Scott le vi el peligroso añadido de la pretenciosidad.

Su buena narración de las escenas de acción generales, sus problemas de ritmo, su buena dirección de actores… no me sorprendió. Pero me pareció un poco absurdo utilizar una narrativa Rashomon cuando realmente no le aportaba nada a la historia. Mejor dicho, podría haberlo hecho pero no vi nada en pantalla que lo justificase. Si utilizas ese formato, las diferentes perspectivas deben diferenciarse, si no, simplemente es utilizarlo por utilizarlo, por decir «qué guay soy».
Y ver las mismas escenas tres veces con un par de detalles nimios que no marcan la diferencia, no justifican lo que se supone que es el sentido de la película y de su narración. Lo que redunda en una duración excesiva que a mí me acabó cansando. La historia no llegó a conmoverme, y estoy seguro de que, de haberse narrado de una forma más convencional, es la típica que te llega a la garganta.

Nada nuevo de todas formas. Con este hombre lo he pasado muy bien (Alien, Blade Runner, Gladiator…) pero en otras ocasiones también me he aburrido solemnemente (1492, El Reino de los Cielos, Exodus…). Hasta la reciente «La Casa Gucci» me gustó más, sin ser una gran película.

AlbierZot
AlbierZot
Lector
27 enero, 2022 23:38

De las destacadas coincido con No Mires Arriba, El Último Duelo, El Escuadrón Suicida y Dune. Fantástica la primera mitad de Dune. También me pareció interesante Cuestión de Sangre y me gustaron bastante Los Eternos pese a su excesivo metraje.

Volta
Volta
Lector
29 enero, 2022 11:49

Me alegra mucho ver Otra ronda en la lista, una película que ha ido creciendo en mi cabeza desde que la vi, las otras que más me han gustado han sido Titante, El Caballero Verde y El contador de cartas. Y el acontecimiento cinematográfico del año ha sido pode ver el ciclo de David Lynch en cine, ver Mulholland Drive o El hombre elefante en cine ha sido un sueño cumplido para mí.