#ZNCine – Crítica de Sin tiempo para morir

Sin tiempo para morir es la quinta y última entrega de Daniel Craig encarnando a James Bond. Cary Joji Fukunaga dirige esta cinta cuyo motor es el legado.

Por
23
2678
Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación puede contener información importante sobre la película, por lo que si no quieres convertirte en objetivo del MI6, mejor no sigas leyendo.

Dirección: Cary Joji Fukunaga.
Guion: Neal Purvis, Robert Wade, Cary Joji Fukunaga, Phoebe Waller-Bridge..
Música: Hans Zimmer.
Fotografía: Linus Sandgren.
Reparto: Daniel Craig, Rami Malek, Léa Seydoux, Lashana Lynch, Ralph Fiennes, Naomie Harris, Ana de Armas, Christoph Waltz, Ben Whishaw, Jeffrey Wright, Rory Kinnear, Dali Benssalah, Billy Magnussen, David Dencik, Julian Ferro, Toby Sauerback, Ty Hurley, Paul O’Kelly, Lampros Kalfuntzos, Ahmed Bakare.
Duración: 163 minutos.
Productora: Danjaq, EON Productions, Metro-Goldwyn-Mayer (MGM), Universal Pictures.
Nacionalidad: Reino Unido.

“Hoy es difícil distinguir al bueno del malo, al villano del héroe.”
“Antes podíamos ver al enemigo, ahora solo flotan en el aire.”

Sin tiempo que perder. En plena temporada de setas, los grandes estrenos empiezan a brotar. La normalidad se muestra tímida tras meses y meses viviendo una distopía. Tenet, Wonder Woman 1984, Viuda Negra… desde que comenzó la pandemia, los grandes títulos habían aparecido a cuentagotas en carteleras. La vacunación fue la solución. A la vuelta de las vacaciones veraniegas las llegadas de Shang-Chi y la leyenda de los Diez Anillos, Dune y Sin tiempo para morir han ido sucediéndose casi consecutivamente para afianzar la nueva tendencia. Con total seguridad, si el dichoso coronavirus nunca hubiese aparecido, los resultados en taquilla serían bien diferentes. Sin embargo, la realidad es la que es y el último servicio de Daniel Craig como el más célebre agente secreto de todos los tiempos ha sido realizado en un contexto de amenaza global, más propio de la franquicia 007 que del mundo real.

Corría el año 2006 cuando James Bond cambió de rostro por última vez. Pierce Brosnan había sido el predecesor de Craig y, aunque de manera casi unánime, todo el mundo tuvo una opinión favorable con su elección, lo cierto es que la franquicia iba a la deriva. Los claros síntomas de agotamiento mostrados en películas anteriores tuvieron su colofón en Muere otro día. 007 necesitaba un giro de 180 grados tras más de cuatro décadas jugando las mismas cartas. Casino Royale fue ese necesario soplo de aire fresco y supuso la primera piedra de la construcción en la nueva etapa Craig. Una fase que ha destacado por su continuidad, como si de una serie televisiva se tratase, contando con un total de cinco largometrajes que han hecho las veces de episodios.

A lo largo de estos quince años se ha puesto más empeño que nunca en romper la unidimensionalidad del protagonista. Bond seguía teniendo sus tics propios pero, más allá de sus magníficas aptitudes, el espía al servicio de su majestad se ha mostrado tremendamente vulnerable. Bond funcionaba a modo de superhéroe y pedía a gritos un baño terrenal. Como si el mismísimo Q se hubiese puesto con ello, a 007 le añadieron varias capas de profundidad, atreviéndose hasta con su origen (Skyfall) y su despedida (Sin tiempo para morir).

Sabíamos que con la quinta cinta de Daniel Craig, el actor nacido en Chester se pondría el smoking por última vez. A diferencia de antaño, las piedras que cargaba en la mochila resultaban harto pesadas. El Bond de Craig es, en realidad, un personaje trágico. Tras una coraza esculpida en granito se encuentra un hombre que ha conocido el dolor en todas sus vertientes. Cuando pierde, huye, se escapa y aísla para que el silencio se lleve sus demonios. No lo consigue. “Para tener un futuro hay que romper con el pasado” se nos reitera en el primer acto de Sin tiempo para morir. Toda una declaración de intenciones magníficamente ambientada en la noche de San Giovanni (San Juan). Quememos lo antiguo y, como el ave Fénix, resurjamos de nuestras cenizas más fuertes que nunca. La Bella Italia es, una vez más, escenario perfecto para que el agente del MI6 tenga la secuencia de acción más espectacular de toda la película y que ya pudimos atisbar en el tráiler. Por supuesto, no será este el único enclave paradisiaco que nos encontraremos en Sin tiempo para morir. Como es habitual en la franquicia, las localizaciones son un atractivo más a tener en cuenta. Jamaica (donde Ian Fleming, padre de la criatura, vio dar sus primeros pasos), Cuba o Noruega comparten protagonismo con la siempre presente Londres. Sin tiempo para morir vuelve a poner de manifiesto que la franquicia 007 ocupa puestos de privilegio en el género de acción.

Sin tiempo para morir

Ya hemos dicho que Sin tiempo para morir cierra una etapa por lo que, inevitablemente, otra se abre. Es por esto que, como si del juego de las palabras encadenadas se tratara, los rostros conocidos se funden con los nuevos. Una de las señas de identidad en esta última fase de 007 ha sido, sin duda, su excelso reparto. En el MI6, Craig ha estado magníficamente acompañado de Ralph Fiennes, Ben Wishaw, Naomie Harris y Rory Kinnear. Como ya ocurriera en 2006, toca cambio de ciclo. Craig cede el testigo y lo toma con fuerza Lashana Lynch. Una decisión controvertida que levanta ampollas entre el público más conservador y al que la propia película parece dirigirse con ese “escuece, ¿verdad?”. Los tiempos están cambiando, 007 no es más que un número y quién lo interprete no debe fijarlo su género, raza o condición sexual. Cambiar todo, para que nada cambie. O lo que viene a ser lo mismo, hacer una renovación, pero manteniendo el espectáculo. Teniendo en cuenta que Rami Malek (Bohemian Rhapsody) también forma parte del reparto… show must go on.

Dos han sido los grandes amores de Bond en esta etapa: Vesper Lynd (Eva Green) y Madeleine (Léa Seydoux). Precisamente, el personaje a quien da vida la actriz francesa se antoja fundamental en el destino final de Bond. Ello no es óbice para que 007 haya coqueteado con otras mujeres pero, a diferencia de lo que ocurría en entregas anteriores de manera matemática, en Sin tiempo para morir Craig ha visto en un par de ocasiones como la fiesta no ha tenido final feliz. Como diría Austin Powers, es posible que haya perdido su mojo. Bromas al margen, lo que está claro es que 007 siempre será un personaje atractiv@, aunque no por ello debe de ser irresistible. Ana de Armas hace honor a su apellido y, como ya ocurriera en Blade Runner 2049 y Puñales en la espalda, su sola presencia engulle todo lo que hay a su alrededor. Una pena que su participación sea tan escueta. La actriz nacida en Cuba llegó para quedarse. En sus próximos trabajos estará a las órdenes de Andrew Dominik, Adrian Lyne y los hermanos Russo. Hollywood es suyo.

sin tiempo para morir

Si ha habido una organización que ha puesto en jaque al Bond de Daniel Craig, esa ha sido Spectra. A pesar de lo que pudiera parecer, veremos como en un abrir y cerrar de ojos su castillo de naipes se viene abajo. Siempre hay un pez más grande, aunque ese pez lleve el nombre de Christoph Waltz. El Coronel Hans Landa de Malditos bastardos forma junto a Mads Mikkelsen (casi nada lo del ojo -sangrante-), Javier Bardem y el citado Malek el póker antagonista al que Craig ha tenido que hacer frente en los tres últimos lustros. Todos ellos con alguna tara física, como mandan los cánones de la tiranía. Si algo se puede achacar a Sin tiempo para morir es que cumple con (casi) todos los estándares de la saga. El megalomaníaco Lyutsifer Safin no entrará en el olimpo de grandes villanos Bond a pesar de contar con una de las mejores armas que se recuerde y con todo un ganador del Oscar en su interpretación. Si bien Malek ha demostrado con solvencia en Mr. Robot que puede dar vida a un personaje con serios trastornos mentales, da la impresión de que no han sabido dar con la tecla para construir a un elemento tan poderoso. A Safin le falta carisma y todo su entramado es, en exceso, arquetípico. Oportunidad perdida.

Cary Joji Fukunaga debuta en la franquicia sucediendo detrás de las cámaras a Martin Campbell, Marc Foster y Sam Mendes (este último por partida doble). El cineasta californiano se hizo un nombre gracias a la dirección de la primera temporada de True Detective pero lo cierto es que su carrera no ha acabado de despegar como se esperaba. Su fallido acercamiento a It (finalmente dirigida por Andy Muschietti) y la descafeinada miniserie Maniac, que rodó para Netflix, frenaron su progresión. Coincidiendo con la despedida de Daniel Craig, Fukunaga está a la altura de las circunstancias realizando un trabajo notable fantásticamente rodeado de nombres de primer nivel. Phoebe Waller-Bridge (creadora de Fleabag o Killing Eve) formó parte del equipo de guionistas mientras que el omnipresente Hans Zimmer hizo lo propio con la potente banda sonora. En esta ocasión, el tema principal corre a cargo de Billie Eilish que se une a una playlist inabarcable, la cual está compuesta por gente como Adele, Nancy Sinatra, Moby, Tina Turner o Chris Cornell. No podemos dejar en el olvido al camarógrafo sueco Linus Sandgren (La La Land) cuya fotografía es impecable en todo momento.

Sin tiempo para morir

Cuando todavía no hemos acabado de superar la pandemia y los conspiracionistas continúan elaborando teorías sobre el origen del virus, ver en pantalla una amenaza tan letal, creada en laboratorio, consigue helar la sangre. El veneno es un elemento recurrente en la franquicia Bond y en Sin tiempo para morir cobra especial importancia. No hay antídoto que valga. Los homenajes son una constante en una película agradecida con el pasado pero que mira con optimismo al futuro. El rey ha muerto, viva la reina. Las costumbres obsoletas han de ser cambiadas respetando el nuevo legado. Si a comienzos de siglo nos hubieran dicho que una película de James Bond nos haría llorar, nos habríamos reído a mandíbula batiente. El mito se hizo humano. La franquicia trascendió. El mundo ha cambiado pero sigue necesitando a 007 en las salas de cine.

Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación puede contener información importante sobre la película, por lo que si no quieres convertirte en objetivo del MI6, mejor no sigas leyendo. Dirección: Cary Joji Fukunaga. Guion: Neal Purvis, Robert Wade, Cary Joji Fukunaga, Phoebe Waller-Bridge.. Música: Hans Zimmer. Fotografía: Linus…
Dirección - 8.5
Guión - 7
Reparto - 8
Apartado visual - 9
Banda sonora - 8

8.1

Au revoir

Daniel Craig se despide con honores en la cinta de la franquicia Bond más emotiva jamás filmada. A lo largo de 15 años y 5 películas, 007 ha conseguido renovarse antes de dar el siguiente paso evolutivo.

Vosotros puntuáis: 1.8 ( 99 votos)
23 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Mario Soto Molina
Mario Soto Molina
Lector
5 octubre, 2021 14:39

Esta película marcó mi retorno a las salas de cine después de casi 2 años. Un momento especial, con un personaje que me encanta (ya sea en los libros clásicos de Fleming, los comics, las tiras de prensa, las películas… y ahora mismo que leo otro libro suyo, pero con otro autor, “Carta Blanca” se llama).

Bond es un conjunto de clichés. Smoking, tecnología asombrosa cedida por Q, mujeres fatales y hermosas, alcohol, sexo, persecuciones y villanos de opereta. Pero algo tiene que engancha. Al principio Craig me generó recelo: no se parecía a la imagen mental que tenía de Bond, pero tal como muchas otras cosas en ficción, es solo un medio para contar una historia.

Sobre la 007 mujer y de color, algo que debe tener a muchos con dolor de estómago y haciendo que sus pocas neuronas de la edad media reboten en su cabeza tratando de vomitar odio, es un detalle importante: 007 es solo un número, Bond y 007 se pueden separar. Sirve para que Bond juegue con el MI6, con M, con Moneypenny… hay buenos y chispeantes diálogos con esto. Me encantó.

Aunque el Bond de Craig está más cerca de un Bourne, pareciendo un héroe de acción más, sus capas de dolor y humanidad logran traspasar la pantalla.

Ana de Armas, uf! qué mujer! qué escenas de acción, que simpatía y belleza. Sin duda me habría gustado verla más en la película, porque se roba sus minutos en pantalla.

El único punto bajo para mí es el villano. Estamos claros que los villanos de Bond son arquetípicos, pero el que interpreta Malek es totalmente olvidable. La parte final de la película se me hizo tediosa cuando aparecía él.

Las escenas de acción son una delicia. Cuando uno ya poco se sorprende con persecuciones y saltos imposibles, llega Bond y me tenía con los ojos y la boca abierta viendo esos momentos realmente explosivos y frenéticos.

El final… me emocionó. No me lo esperaba. Y eso significa que Daniel Craig logró conectar conmigo, logró construir un personaje real en lo emocional.

Recomiendo ver Casino Royale antes de ir al cine, aunque no es imprescindible, sí que le da un gran trasfondo a toda la historia con Vesper Lynd (además ver a Eva Green es un placer siempre)

Carlitos
Carlitos
Lector
En respuesta a  Mario Soto Molina
6 octubre, 2021 14:44

Muy buen comentario!! aquí otro al que le emocionó ese final. Sobre el villano, a mi si me gustó, pero no tanto como Mikkelsen, Bardem o Waltz. El peor de todos sigue siendo el de Quantum of Solace, que también es su película más floja.

Yo me vi esa semana cada noche una, y fue un placer revisar la etapa del señor Craig 🙂

Carlitos
Carlitos
Lector
5 octubre, 2021 16:09

Totalmente de acuerdo con la crítica. Una película muy emotiva, con un Bond muy humano y un broche de oro para cerrar la etapa de Daniel Craig.

Se le ha criticado mucho a este Bond pero creo que era un personaje que necesitaba ser renovado y desde la maravillosa Casino Royale, le han hecho más humano dándole más carácter y profundidad.

Para mí, Daniel Craig se convierte en el mejor interprete de James Bond y sus 5 películas son las que más he disfrutado del agente 007.

Veremos a quien eligen para ser el próximo Bond, suenan como favoritos Henry Cavill y Regé-Jean Page, aunque yo no descartaría a Robert Pattinson o Richard Madden.

Mister Baker
Mister Baker
Lector
5 octubre, 2021 16:57

Coincido bastante con la crítica. Una gran cierre al arco de Daniel Craig y un homenaje constante al universo Bond (melodías clásicas de la saga, guiños varios en la fiesta de Spectre…). Fukunaga pilota especialmente bien, el plano secuencia del tramo final (ese de muchos tiros y ostias como panes) me recordó al famoso de True Detective T1.
Que por cierto Fukunaga se bajó de la serie por desavenencias y, no sé si por casualidad o no, la temporada 2 cayó en barrena (aunque ese guión melodramático en exceso no lo habría salvado ni Spielberg a los mandos). Esperando el próximo proyecto del director… y por supuesto al nuevo Bond, confiando no nos salgan con una idea de bombero.

Jorge Alberto
Jorge Alberto
Lector
5 octubre, 2021 17:54

Ana de Armas no solo está impresionante en el poco metraje que tiene en pantalla, es que tiene una complicidad total y absoluta con Daniel Craig. La química entre ellos que ya hubo en Puñales por la Espalda se vuelve a repetir y no es casualidad ya que fue el propio Craig quien recomendó para ese papel a la actriz. Espero que vuelvan a trabajar juntos en un futuro en otro proyecto.

hammanu
hammanu
Lector
5 octubre, 2021 19:50

No creo yo que aunque dejen a un 007 mujer vayan a hacer una pelicula con este personaje… ¡ya que ira a verla su tia! Si ya están diciendo que el año que viene que desvelaran quien será el siguiente bond (hombre, por supuesto) Las películas con pateaculos femeninos no recaudan mucho, y si no que se lo digan a la Viuda o toda esa clase de clones descafeinados a lo Jonh Wick que poca relevancia tienen en la taquilla. Por mucho que nos inunden con producciones de este tipo no cuajan mucho por lo que se ve. El problema con esta iteración del 007 de Daniel Craig es que empezó muy bien y después empezó a descollar con Quantum, recuperándose en parte en la de Skyfall y bajando otra vez con la de Spectre (demostrando que no tenían ni idea que hacer con la todopoderosa organización) y la nueva puesta a punto gracias a la inclusividad forzada ya veremos como sienta a la película. Aunque creo que las dos agentes aliadas del británico salen bastante poco (y menos mal) Me temo ya que aunque pongan a otro James Bond hombre no va a ser lo mismo ni mucho menos. Y mira que Casino Royale volvía con fuerza a sus orígenes. Mal tiene que estar la franquicia si la escritora esa de “saco de pulgas” les escribía la parte del guion de su interacción con las mujeres, para no recibir criticas. Con lo divertido que eran las películas de Shaft setenteras donde dejaba a 007 como un monje trapense en lo que era intimar sexualmente con un montón de mujeres por película… y ahora parece que les van las dominas en el panorama actual

MisterNiv
MisterNiv
Lector
En respuesta a  hammanu
6 octubre, 2021 22:58

Una “Jane Bond” con la actriz adecuada, muy bien escrita en serio y hecha con todos los medios necesarios, atraería mucho más de lo que piensas. Los hombres somos el principal consumidor de estas pelis pero las mujeres tamben están dispuestas. Solo necesitan ver que se hace de la forma correcta para ellas y claro, tú hablas de pelis de fems pateaculos que se han hecho con molde basura de peli con hombres, que es justo como NO hay que hacerlas.

Charlize Theron, Kate Beckinsale hace 10 años hubieran sido Bonds perfectas igual que Angelina Jolie, y ni hablemos de Lucy Lawless y Linda Hamilton cuando tenían 30.

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
En respuesta a  MisterNiv
7 octubre, 2021 13:28

Sinceramente, una peli de Jane Bond creo que no la iría a ver ni el tato. ¿Es que no hemos aprendido nada de todas las versiones con el género cambiado que se han estrellado en tiempos recientes? Las mujeres pueden ser consumidoras de cine de acción, claro, pero lo son en menor medida y, sinceramente, no creo que el hecho de que sea una mujer fuera a atraer más público femenino al cine, como mucho atraería a las que ya pensaban ver la peli de James Bond de todas formas (y es mucho decir, estoy convencido que también muchas mujeres que les gusta James Bond dirían: “¿pero esto qué @#$* es?) y a unas pocas más por la curiosidad, y perderían al grueso del público masculino.

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
6 octubre, 2021 1:26

Bueno, a mí nunca me ha gustado Craig como James Bond. No representa la imagen mental que tengo del personaje y, por tanto, ninguna de sus películas está entre mis favoritas. Dicho esto, esta resulta un entretenimiento aceptable, pese a algunos elementos cuestionables. Además iba con miedo de que ningunearan a Bond y le sustituyeran por el personaje de Lashana Lynch y lo cierto es que para nada. Bond es el protagonista absoluto de la cinta.

Eso sí, nos queda la pregunta, ¿y ahora qué?

Ankarabio
Ankarabio
Lector
6 octubre, 2021 1:33

Pérez-Reverte, fan irredento de Fleming y de los films de Bond, la ha puesto a caer de un burro y no podía estar más de acuerdo.

Carlitos
Carlitos
Lector
En respuesta a  Ankarabio
6 octubre, 2021 14:38

Con todos mis respetos, Arturo Pérez-Reverte hace muchísimo tiempo que perdió el norte, si es que alguna vez lo tuvo.

El tipo se cree poseedor de la verdad absoluta, cuando es un cuñao de los gordos y un machista incurable. Lo siento, pero es que no puedo tomar en serio a una persona que afirma que había más libertad en los años 70 porque podías ir por la calle piropeando a las mujeres.

Su crítica, por muy fan irredento que sea, únicamente se basa en el personaje de Lashana Lynch (que no se que tiene de malo) y que James Bond es un moñas porque tiene sentimientos. Claro, un hombre no puede enamorarse ni tener sentimientos, tiene que ser un machote como los protagonistas de sus libros o él mismo.

Y mirad, a mi me parece bien que no guste la película, pero la mayoría de las criticas negativas que estoy viendo simplemente se basan en corrección política, feminismo, o el manido “este no es James Bond”. Sí, si lo es, un Bond que ha querido dejar atrás su vida e intentar pasar página.

hammanu
hammanu
Lector
En respuesta a  Carlitos
6 octubre, 2021 16:57

Pero el James Bond que gusta a casi todo el mundo en general es el primigenio de Fleming y representado en parte en Casino Royale. Yo ya estoy harto que como pasa en la mayor parte de las producciones hollywoodienses que nos den un descafeinado de sobre en las interpretaciones de algunos héroes y sobre todo villanos. Como la versión del Mandarín de Shang Chi y tantos otros para que nos identifiquemos por que son malos… pues vaya amenazas. Es como la version del Castigador de Joe Bernthal que intentan humanizarlo para caerte bien, ya que prefiero la versión a lo Chuck Dixon o Garth Ennis del anti-heroe que lo transforman en una maquina de exterminar. Al fin y acabo todo esto es ficción y venimos a pasar un buen rato al cine. Si quiero ver un retrato mas psicológico y realista de personajes me veo otro tipo de cine mas dramatico, policiaco y ect… mas realista que un tipo que se carga a tropecientos villanos sin despeinarse. Es el error que están teniendo con este tipo de películas, en centrarse demasiado en unas motivaciones apasteladas. Cuando lo que quieres ver es un heroe duro y expeditivo y un villano muy cabron. Mira que echo de menos a los Humungus, a los villanos de la Jungla de Cristal, Darth Vader o el Emperador (trilogia original) y tantos otros… y que decir de los villanos de Bond: Blofeld, Goldfinger, Max Zorin y ect…

Carlitos
Carlitos
Lector
En respuesta a  hammanu
7 octubre, 2021 1:15

Entiendo lo que dices y en parte estoy de acuerdo. A mí también me gusta que un villano sea malo porque si, sin más motivación que causar el caos como el Joker de Ledger, pero también me gusta que se explore porque ese personaje termina convirtiéndose en el villano y ahí tenemos el Joker de Phoenix.
Ambos me encantan.

Yo creo que se siguen haciendo pelis de acción como las de antes: Dredd, John Wick, Jack Reacher, Tyler Rake o Despierta la furia.

Ankarabio
Ankarabio
Lector
En respuesta a  Carlitos
6 octubre, 2021 17:32

Yo sin 3mbargo creo que no es que haya perdido el Norte, es que está más centrado que nunca y opiniones como la suya son más necesarias que nunca. Por otro lado, lo que dices que han hecho con Bond, ¿No es desnaturalizarlo hasta dejarlo irreconocible? No es equiparable a cuando Superman rompió rl cuello a Zod, en el sentido de hacerlo comportarse contrario a la misma esencia del personaje,?

Carlitos
Carlitos
Lector
En respuesta a  Ankarabio
6 octubre, 2021 22:09

Para nada, lo que creo que han hecho es desarrollar a un personaje a lo largo de 5 películas. James Bond es un hombre solitario, frío, violento, con profundos traumas, que no acepta la pérdida y que se refugia en el alcohol y las mujeres. Un hombre que no tiene vida más allá de su trabajo, solo tienes que ver su apartamento en Spectre.

En Casino Royale se enamora y cree que puede dejar atrás esa vida con Vesper, pero es traicionado. En Spectre vuelve a enamorarse pero esta vez si es correspondido y deja atrás esa vida (recuerda la conversación que mantienen en el tren). La película terminaba con Bond y Madeleine yéndose en el Aston Martin para iniciar su nueva vida. Es lógico que en esta película veamos a este Bond: ya no es agente secreto, ha dejado todo eso atrás porque hay vida después del MI6, pero vuelve para una misión.

Por eso para mí esta etapa es la mejor, desarrolla al personaje y le da continuidad. Las de Roger Moore o Pierce Brosnan te las puedes ver en orden que quieras, que cada película es una misión nueva e ignoran la anterior. Como mucho las de Connery tienen algo de continuidad porque se enfrenta siempre a la misma organización, pero vamos….

Recuerdo cuando se estrenó Casino Royale, que hubo criticas ridículas: que si era rubio, que si su físico no era el adecuado, que si era metrosexual…. Se criticó muchísimo la escena en la que sale de la playa en bañador ajustado. Que lo hagan Ursula Andress o Hale Berry bien, pero que lo haga Daniel Craig, no por dios!!! Pues las de ahora porque sale una mujer negra son igual de ridículas.

Sobre el Superman de Cavill: es que yo no veo mal que le parta el cuello a Zod. Esta enfrentándose a un hombre que pretende ser un dictador, con unos poderes como los suyos, que esta lleno de ira porque ha trastocado sus planes y que pretende exterminar a la humanidad como represalia. ¿Cómo lo frenas? Recordemos que aquí aun no saben de la existencia de la kriptonita y tampoco le puede mandar de vuelta a la zona fantasma, así que le mata porque es la única forma de detenerle. Se hizo una montaña de eso y yo lo veo hasta lógico.
Desnaturalizado esta Pa Kent, que le dice a su hijo que deje morir a sus compañeros de clase.

El Batman de Tim Burton o el de Christopher Nolan también matan, ¿están desnaturalizados?. Porque parece que esta mal que Superman le parta el cuello a Zod para salvar a una familia, pero no pasa nada porque Batman empuje desde un tercer piso a Harvey Dent para salvar al hijo de Gordon.

Entiendo que hay gente que es muy purista y que no quiere que a su personaje le cambien nada, pero no dejan de ser adaptaciones y yo no veo nada de malo en que cada una quiera innovar o ser diferente, sino siempre nos darían el mismo producto.

Perdón por el tocho, pero creo que has planteado una cuestión muy interesante.

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
En respuesta a  Carlitos
7 octubre, 2021 13:45

El problema de que matara a Zod no es la muerte en sí, es el cómo se llevo a cabo. Llevan decenas de miles de muertos a sus espaldas que parece que a Superman se la suda, pero cuando va a matar a una familia es cuando decide matarle. Dejando de lado el debate de si un kriptoniano puede partirle el cuello a otro con esa facilidad o si sería un caso de fuerza imparable contra objeto inamovible, Snyder nos había mostrado unos minutos antes una escena explicando lo chungo que lo tiene Superman porque Zod es un soldado entrenado y él solo es un granjero y resulta que va y el granjero le parte el cuello al soldado entrenado. Y si podía hacerlo así de fácil, ¿por qué no, en lugar de liarse a puñetazos y a tirarse edificios trataba de atraparle desde el principio y partirle el cuello mucho antes cuando había visto que no iba a poder pararle? De hecho, ¿por qué Zod no intenta la misma jugada? ¿agarrarle y romperle el cuello u otra cosa? Es un soldado entrenado, ¿no? Es todo muy absurdo.

Pero bueno, yo soy de esos a los que no les gusta Craig porque es rubio y con cuerpo de culturista y nunca ha terminado de convencerme por eso. Es sin duda el James Bond que menos me gusta de todos, así que partiendo de ahí, cualquier divergencia sobre el personaje es llover sobre mojado. Yo nunca he visto a James Bond en estas películas.

Las películas de Bond son un subgénero en sí mismas con una serie de características y elementos comunes. Si los quitas, simplemente ya no es James Bond, será otra cosa, pero no James Bond.

Carlitos
Carlitos
Lector
En respuesta a  ultron_ilimitado
7 octubre, 2021 15:01

Estoy de acuerdo en que la ejecución fue torpe, yo hubiera alejado a Zod de Metropolis y de hecho hay un momento que lo hace cuando le manda hacia el satélite contra el que se estrellan. No le parte el cuello de primeras porque sino no habría lucha y cuando vamos a ver una película de estas lo que queremos es ver escenas así, a hostia limpia. También creo que se lo guarda como último recurso y que confía en que le puede detener sin matarle y Zod no lo hace con Superman porque quiere derrotarle y hacerle sufrir matando a la humanidad antes de asestarle el golpe final. Pero vamos, que todo esto son especulaciones XD

Lo que comentas de Daniel Craig, nada que añadir. Esto ya es cuestión de gustos y cada uno tenemos los nuestros. Espero que el siguiente Bond nos haga disfrutar a ambos 😉

Shockbringer
Shockbringer
Lector
En respuesta a  Carlitos
7 octubre, 2021 17:36

Arturo Pérez-Reverte escribía personajes femeninos fuertes y tridimensionales cuando los adalides del actual postureo llevaban pañales.

Carlitos
Carlitos
Lector
En respuesta a  Shockbringer
7 octubre, 2021 19:20

Espera que ahora La reina del sur esta al mismo nivel que Anna Karenina y Eva ha desbancado a Lisbeth Salander como personaje femenino más importante de la literatura de esta ultima década, claro que si XD. Y ya lo de tridimensionales cuando sus personajes no pueden ser más de cartón piedra me ha matado. Pero oye, que si a ti te gustan sus novelas….

No voy a entrar en discusiones contigo (ni con nadie) sobre Pérez Reverte, pero que a mi me parezca un cretino insufrible y un novelista mediocre no es postureo, es tener criterio propio.

Un saludo!

Shockbringer
Shockbringer
Lector
En respuesta a  Carlitos
7 octubre, 2021 23:23

Lamento que te hayas dado por aludido con el comentario en general y lo del postureo en particular. Lo decía por los actuales autores que buscan fabricar heroínas que tienen que estar verbalizando cada tres frases lo independientes que son y lo malos que son los hombres. Y no me refería a novelas tan recientes como las que mencionas, que ya escribía personajes femeninos fuertes desde mucho antes, como por ejemplo en El Maestro de Esgrima (1985), la saga de Alatriste, El Club Dumas etc… y

Carlitos
Carlitos
Lector
En respuesta a  Shockbringer
8 octubre, 2021 0:09

Hombre me doy por aludido porque me has contestado XD. Me alegra que no fuera dirigido hacia mi.

Estoy de acuerdo en que muchas veces se fuerza el feminismo o la inclusión (Aves de Presa, Capitana Marvel, Las cazafantasmas) y es debido a que vivimos una etapa de transición donde se quiere dar más protagonismo a las mujeres o a las minorías y a veces sale bien (Mad Max) y otras sale mal y queda forzado (la última trilogía de Star Wars). Que Disney, Warner o Netflix utilizan la inclusión como una técnica de marketing es que ni cotiza. De verdad que cuando la gente se queja por la inclusión forzada porque el personaje no para de gritar “miradme todos soy de una minoría”, entiendo las quejas y las comparto. Yo estoy a favor de esta inclusión y que se potencie este tipo de minorías para que las generaciones futuras lo vean como algo normal, pero hay que hacerlo bien.

Pérez Reverte (y mira que no quería hablar más de él jaja) no me parece que escriba buenos personajes, ni masculinos ni femeninos. Cambias a Sidi por Alatriste y no veo diferencia entre su forma de hablar o actuar. Tiene novelas que me gustan (El club Dumas), son entretenidas y para un viaje en avión o tren cumplen su función. Yo le veo como un Dan Brown a la española.

Mario Soto Molina
Mario Soto Molina
Lector
En respuesta a  Ankarabio
7 octubre, 2021 20:58

Es que el Bond de Fleming es bastante plano la verdad. Tira un par de frases ingeniosas, tiene algo de acción (incluso acción sexual, pero sin entrar en detalles… igual que en las películas, se veía un beso descafeinado y listo… Al Bond de Craig le crees que es un buen amante).

A ese tal Pérez-Reverte supongo lo conocen en su país y nada más. A los responsables de la licencia de Bond, a los herederos de Fleming y Broccoli les debe importar nada su opinión. Debe ser alguien con alguna fragilidad emocional para que un personaje de ficción le cause tanto malestar cuando se sale de su zona de confort.

Ankarabio
Ankarabio
Lector
En respuesta a  Mario Soto Molina
7 octubre, 2021 21:39

Un respeto para el señor Reverte, figura indiscutible y referente del periodismo (sobre todo de guerra) en lengua española.