CASINO ROYALE, de Martin Campbell

Por
72
238
 

007: CASINO ROYALE (UK-EEUU-República Checa 2006, Acción, 144 Minutos)
Dirección:
Martin Campbell.
Guión: Paul Haggis, Neal Purvis, Robert Wade. (Sobre la novela de Ian Fleming)
Reparto: Daniel Craig, Eva Green, Mads Mikkelsen, Judi Dench, Giancarlo Giannini, Jeffrey Wright, Caterina Murino, Ivana Milicevic, Simon Abkarian.
Música: David Arnold, Chris Cornell.

 

Valoración: 7/10

Resumen: Con el status de agente doble cero recién estrenado, James Bond deberá arruinar al malvado Le Chiffre, banquero de terroristas y criminales, en una exclusiva partida de póquer en el Casino Royale de Montenegro. Pero el espía no trabaja solo: acompañándole está Vesper Lynd, una atractiva agente del Tesoro que cambiará la vida de Bond para siempre.

Crítica: La evolución es un proceso cruel, pero necesario. A partir de la destrucción de patrones obsoletos y de su sustitución por esquemas más avanzados, adaptados, se crean nuevas especies con más posibilidades de supervivencia y de éxito en la feroz pirámide alimenticia. Casino Royale pone fin al eterno canto del cisne (cualitativo, que no comercial) de la saga 007, una serie en peligrosa decadencia que convertía cada una de sus entregas en un nuevo episodio de autodestrucción. Esta primera aventura no sólo supone un cambio físico en el rostro visible de su protagonista, sino que redimensiona y define la faz interna del personaje. Aprovechando al máximo el espíritu de precuela de la cinta se destruyen sin contemplaciones los más sagrados estereotipos de la saga, para mostrar las causas de algunos de los más míticos factores identificativos del universo 007: desde el esmoquin a las famosas coletillas de Bond, todo pasa por un proceso evolutivo que tiene al agente como protagonista absoluto. Bond (un acertado Craig, que hace olvidar todo prejuicio) es aquí retratado como una víctima de su trabajo, un hombre de acción brutal, egocéntrico, seductor, violento y maníaco; pero también un ser humano vulnerable en el aspecto físico, convertido en ocasiones en un desvalido ecce homo, y ante todo en el aspecto emocional. Vesper Lynd, una arrebatadora Eva Green, es el estilete que con belleza, inteligencia y mucho sarcasmo logra por fin herir el siempre helado corazón de Bond. Una, por fin, mujer de altura que causa el proceso de evasión emocional en el que hemos visto siempre sumido a 007, desamparada víctima de los encantos de la joven. Casino Royale es una entretenidísima película de acción, una precuela de garantías y ante todo, una dramática exposición emocional de uno de los personajes más determinantes de la historia del cine. Bienvenido al siglo XXI, señor Bond.

O.K.: –Reorienta con brillantez la saga.

K.O.: –Algún episodio del epílogo.

Bond por fin se moja emocionalmente

Web Oficial / Ficha IMDB / Multimedia

72 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
crg-neo
crg-neo
3 diciembre, 2006 16:00

Pues si la saga 007 esta obsoleta que no hagan mas pelis, pero que me hagan el bodrio este que tiene de james bond lo que george bush de comunista. Craig si, hace un buen papel, pero ese no es James Bond.

crg-neo
crg-neo
3 diciembre, 2006 16:02

k no me hagan keria decir XD

SauronCT
3 diciembre, 2006 16:06

Para mi este Bond es mas Bond que todos los demas. El personaje nacio en los libros de una manera y el cine lo pervirtio. Es hora de que le devuelvan a donde deberia estar.

Tomás Pardo
Tomás Pardo
3 diciembre, 2006 17:10

Esto no es Bond, es Bourne o cualquiera de sus sucedaneos, pero no es el agente 007.
James Bond siempre se ha rodeado de gadgets, poco creíbles, pero que eran el sello de la casa.

El sustituir de tan mala manera a un Bond tan creíble como Brossnan y sustituirlo por un candidato a los pesos medios de boxeo, tampoco ayuda mucho a darle credibilidad al personaje.

Pero incluso si la hubiese protagonizado Pierce Brossnan, la película es normalita. No es más que otra película de agentes secretos, pero conserva poco de la saga original.

¿Qué es más fiel al libro? Bueno, el actual Batman no tiene nada que ver con el personaje que se creó a finales de los 30, pero prefiero el que actualmente conocemos.

Vamos, que prefiero la versión cachonda de Casino Royale que no el espantajo este.

PEP
PEP
3 diciembre, 2006 17:17

Respeto tu opinión. Si a ti la versión que más te gusta del personaje es la festiva del espectáculo y las piruetas, me parece bien (a mi tampoco me disgusta). Pero reducir Bond a sus gadgets es un gran error… eso es Roger Moore. Esto es mucho más Bond de lo que se piensa la gente.

Un saludo!

o´brien
o´brien
3 diciembre, 2006 18:04

De hecho, el personaje de “Q”, que no parece en este film, no aparece en ninguna de las novelas de fleming.

Casino royale resulta toda una delicia para la saga, y para todos los aficionados al buen cine de agentes, espias, y las novelas de fleming.

Para gadgets y patochadas ya esta XXX,su secuela, y otras por el estilo

Tomás Pardo
Tomás Pardo
3 diciembre, 2006 18:33

A ver, mi comentario sobre los gadgets a que tan mal nos acostumbró los films de Sean Connery (el mismo que nos ‘vició’ a ser fans del personaje) es sólo una pequeña parte.
No critico la capacidad como actor de Craig, pero su físico no encaja. De la misma manera que no encajaría Vin Diesel. Y quizás no encaje a la idea, errada, del coelctivo a cómo debería ser Bond. Pero es que la mayoría de sus fans, que nadie se engañe, lo son de las películas, no de las novelas.
Y si paso por alto que no hay ‘inventos’, y paso por alto que su protagonista pegaría más como el malo de la peli que como el bueno, si paso por alto que ni aparece Q o chicas Bond de altura (quizás son gustos personales, pero las chicas no dejan de ser normalitas), olvidándome de todo esto, aún así, lo que queda es una peli más de agentes secretos.
Los estrenos de Bond son algo más especial (olvidar el indiscutible éxito de taquilla, también lo tuvo Episodio I) y aquí no veo la espectacularidad por ningún sitio.

fenix
fenix
3 diciembre, 2006 19:41

personalmente me parecio una gran pelicula q revitaliza la franquizia.me fascino desde el primer minuto y las escenas de accion ,sobre todo la primera tras los creditos, me parecieron lo mas espectacular visto en el cine de accion en mucho tiempo.Las chicas son maravillosas, solo a un ciego le parecerian normalitas, y el tema principal muy cañero.

en resumen es una pelicula de diez

Ragnarok
Ragnarok
3 diciembre, 2006 20:28

Personalmente opino que la película al completo es una entera estafa. Si bien es cierto que James Bond nació en los libros de Fleming (que como literatura por cierto, deja mucho que desear y no sé porqué debe reivindicarse), el icono del siglo XX, la imagen que se posee de James Bond, se gestó por completo en el cine: los gadgets, Q, el sicario malvado, el villano megalómano, las chicas objeto, el coche… todo ese universo constituyó un auténtico boom cultural, a pequeña escala en 007 contra el Dr. No, mayor en Desde Rusia con amor, y rotundo a partir de Goldfinger. Desde entonces, la máxima siempre había sido cambiarlo todo para que todo siguiera igual. Y ahí estábamos, con un taquillazo como Muere otro dia que respaldaba la completa salud de la franquicia y la absoluta falta de ese agotamiento que esgrimen los publicistas de Casino Royale. Sin embargo, llega Casino Royale, y se nos plantea una imagen “más seria”, “más en sintonía con los tiempos”, “más acorde con el espíritu de Fleming” y desprovista de todo lo que ha hecho a 007 ser quién es.

Pues bien, en primer lugar y lo más fundamental: ¿quién quiere ver el espíritu de Fleming en la pantalla? La saga Bond tiene ya más de 40 años a sus espaldas y ha sobrevivido, mientras que las novelas de Fleming no serían más que literatura barata en librerías de aeropuerto de no ser por ella. Los espectadores de las películas de 007 pagan por ver lo que siempre han visto y no otra cosa.

Ahora bien, si lo que ocurre es que pretenden hacer una pelicula de James Bond con tan solo 70 millones, y revestirla de “realismo” pues deberían avisarlo. Más que nada porque en la entrada de una película de 007 va el icono de 007 y la espectacularidad, y esta Casino Royale sólo es una película de James Bond porque el protagonista usa ese nombre. Si el doblador hubiera traducido como Robert Sanders el nombre de James Bond, no quedaría en esta película nada que recordara a las otras (ni siquiera la música)

Pero es que además, ni siquiera han hecho una buena película de espías como se dice por aquí. Una buena película de espías es el Caso Bourne, La Casa Rusia o Siryana. Sinceramente, no creo que los servicios de inteligencia se dediquen a a arruinar a los malos en partidas de bacarrá (porque sorprendemente ese es el NUDO de la puñetera película). Si esto fuera una película de espías seria, al malo lo habrían secuestrado a las primeras de cambio, lo hubieran torturado en Guantánamo y habría cantado la internacional a los dos minutos. Y sobre todo no mandarían a una especie de camionero que pone cara de palo en secuencias dramática tras él.

El problema: pretenden que la suspensión de incredulidad que se creaba en las películas normales de James Bond (esas cosas que de increibles nos las trgábamos), se mantenga en una pelicula barata de espías, con un argumento pésimo y cuyo único detalle increíble es la cara de “qué pedazo de tío” que ponen las señoras de la película cuando ven a ese culturista psicópata y antiglamouroso que es Daniel Craig.

fletcher
3 diciembre, 2006 20:31

bueno..un detalle a aquellos que critican a Craig…resulta ser que la explicacion de ian fleming de quien es bond se asemeja mas a Craig que acualquier otro bond…

ahora quedar ver la peli…que teng muchas ganas!!!

Fletcher!!

jose
jose
3 diciembre, 2006 20:32

Estoy totalmente deacuerdo con FENIX,ya que (en mi humilde opinion) la peli desde el primer momento es impresionante, Daniel Craig no sólo es Bond, sino que es el agente 007, con licencia para matar (y que manera de matar). A la saga le hacía falta algo como esto ya que un Aston Martin invisible, el palacio de hielo, cambios faciales, etc. me paracen demasiado y es que Muere otro día, es la que menos me gustó de todas las protagonizadas por Brosnan (que tambien era un Bond genial, aunque distinto).
Así que como le pasó a Batman Begins, Casino Royale tiene (como ha dicho otro comentario por arriba) unas escenas de acción que hacía mucho tiempo que no se veían, así que por mi parte ha pasado a ser ya un clásico de la saga (como he dicho antes, en mi humilde pero sincera opinion)

Ragnarok
Ragnarok
3 diciembre, 2006 20:33

Y una cosa más: las películas de James Bond son superficiales, siempre lo han sido y no precisan de excusa para serlo. Y llevan incluidas a Q (bueno, ahora R), a sus gadgets, a Monypenny, al malo megalómano y a la acción desquiciada. Y no llevan incluidas torturas ridículas con el prota desnudo.

Lo digo porque “XXX y sus secuelas” son una MALA copia, posterior a estas películas… que conste para los que creen que James Bond es o puede ser otra cosa (va por ti, o’brian)

jmponcela
jmponcela
3 diciembre, 2006 20:34

La franquicia no necesitava ninguna “revitalizacion” porque Pierce Brosnan ha mantenido muy alto el liston comercial. Todas sus peliculas han sido taquillazos. En lo “cualitativo” ya se toco fondo con el ultimo Roger Moore, no hay que preocuparse.

La peli es buena, y el intento de volver a las raices del personaje es legitimo pero temo que la han cagado con el protagonista (pese a estar magnifico en lo interpretativo, le falta clase en la pantalla y eso lo pagaran en la siguiente pelicula) y espero que la poda de caracteristicas Bond se limite a esta precuela.

Como fan de Bond soy muy tolerante pues me he chupado basuras como “Moonraker” o “Alta Tension”. La pelicula es una buena pelicula de agentes secretos, pero como pelicula de Bond está muy descafeinada. Todo depende de si esto es un reboot o un giro en el caracter de la franquicia.

jmponcela
jmponcela
3 diciembre, 2006 20:37

¡¡Jesus, qué falta de ortografía!!

¡¡…necesitaBa…!!

Ragnarok
Ragnarok
3 diciembre, 2006 20:39

Por cierto… las escenas de acción de Casino Royale no me parecen nada del otro mundo… tiroteo barato en tan sólo 3 escenas. Si quieren una buena película de James Bond más adecuada al mundo del espionaje, les recomendaría Alta Tensión… una joya a reivindicar, pero que tampoco es una película de James Bond (aunque a diferencia de ésta.. sí tiene tensión, ritmo y una pedazo de trama)

jmponcela
jmponcela
3 diciembre, 2006 20:45

¡¡Por favor, pero si “Alta Tension” es aburridisima!!

Solo se salva ese delirante final en el que se presentan en pleno Musikvereinun de Viena, entre reyes y ministros, un monton de terroristas sirios vestidos de tuaregs y con el kalashnikov al hombro… y se dedican a darle abrazos a Bond por haberle ayudado… ¡¡Genial, me troncho cada vez que lo veo!!

Es mejor, pero no mucho mas, la siguiente de Dalton. Que es como un episodio de “Corrupcion en Miami”, pero con esmoquin…

crg-neo
crg-neo
3 diciembre, 2006 21:16

Se me olvido comentar el tema de las mujeres, aver la primera, la chica italiana esta francamente buena, pero la prota….joder si tiene una frente que parece la plaza de españa, tiene buen cuerpo si pero amos que mejores me las cruzo yo por la calle a patas. Una chica bond de verdad es Halle Berry, que la ves en el cine y te quedas anonadado- toma palabreja- pero esta… enfin.

Tema de pelicula seria… la persecucion del tipo negro que va despues de los creditos os parece serio? Porque como sea que al tener rango de 00 le inyecten el suero de supersoldado no se como coño pega los saltos y las carreras que se metio.

Otra cosita que tiene tela es la escena de la muerte de la frentuda. Aver,vale se encierra y se cae al agua, hasta ahy bien,pero despues entra el señor Craig- me niego a llamarlo Bond- y la chica agondose se aparta de la puerta y no hace ningun intento por salir ni nada,simplemente alarga la mano como despidiendose…aver pero que pedazo de gilipoyas a pensao eso? no se si alguno a estao apunto de ahogarse alguna vez pero amos la sensacion de desesperacion, de agustia es impresionante, esa tia a los 20 segundos esta ya como loca por salir y desde luego no piensa en que si prefiere morir ni nada, quiere salir como sea.

Tema aparte es ya el de la trama, muy divertida si señor, yo voy a ver una peli de 007, a ver sus persecuciones en coches, con sus gadges y sus escenas de accion espectaculares y que me encuentro? pos que en media pelicula lo unico que hacen es jugar al poker… divertidisimo vamos.

Ragnarok
Ragnarok
3 diciembre, 2006 21:27

Alta tensión puede que sea aburrida… pero es aburrida porque es más una película de espías que una película de James Bond. Como peli de espías funciona mucho mejor que Casino Royale… como peli de James Bond no me gustó. Al igual que Licencia para matar que es como tú bien dices un episodio de Corrupción en Miami.

Lo que quería decir es que ambas son películas de género, bastante aceptables y con tensión, pero que NO son James Bond. Casino Royale es una caca con pretensiones en la que sólo se juega al bacarrá (bueno vale… al póker… pero es que james bond no jugaba al poker, señores defensores de la traslación de las novelas)

Sputnik
Sputnik
Lector
3 diciembre, 2006 22:55

¿Quién es James Bond?

o´brien
o´brien
3 diciembre, 2006 23:29

No se Ragnarok, supongo que es por mi ultimamente mayor acercamiento y disfrute de películas como “el mito de bourne” (sin dejar de lado todo ese cine de espías que hacía Michael Caine en los 60) que han hecho que Casino Royale me haya parecido muy buena, y como antiguo lector de las novelas de Fleming (en las que coincido en su sobrevalorado valor literario), estoy más que contento con la eleccion de Craig,además de otras muchas decisiones.

Y sobre lo de la escena de la tortura, y Bond estando desnudo, bueno, tengo mis propias teorías (esa escena me gusto mucho), pero son demasiado coñazo lo mismo como para ponerme a escribir todo,jejejeje.

Y me alegro de coincidir en lo malas que pueden ser las pelis de XXX

Logan-X
Logan-X
3 diciembre, 2006 23:54

¿Soy el único que al ver esa esena pensó en Masacre?.
Respecto a la peli me gustó mas de lo que esperaba. Es un rito de iniciación de Bond como agente doble-cero y por tanto más “sobria” de lo normal en cuanto a despliegue de tecnología, pero con acción, buenos personajes, dialogos ingeniosos y un desarrollo bastante coherente.
Craig es un Bond más rudo, un diamante en bruto que hay que pulir, el estadio anterior al 007 que veíamos con Connery, pero, si no la fastidian como hicieron con Brosnan tras Goldeneye (aún no he visto la de Halle Berry, ¡me niego en redondo y en cuadrado!), la cosa promete bastante.

Para mi el único defecto de la película, y por desgracia de las que vengan, es que ya no podremos disfrutar de la presencia de Q, alguien que nunca nos decepcionaba fuese quien fuese el que hiciera de 007. Siempre lo echaré de menos.

Víctor Aguilera
4 diciembre, 2006 0:10

Pues a mí me gustó. Y las pelis de Bond no me suelen hacer mucha gracia. SUpongo que ahí está el meollo 😉

juan-man
juan-man
Lector
4 diciembre, 2006 0:11

Bueno, yo me guardo la opinión para cuando vea la peli (le tengo ganas). Pero no puedo dejar de hacer una observación ante uno de los puntos más tratados en los comentarios… lo de reivindicar la figura de la “mujer objeto”… no sé, a priori me parece un avance prescindir por fin de esa figura en las películas de James Bond, al igual que darle una base al “autismo emocional” del Bond que conocemos y que, sin saber la causa de dicho autismo, nuestro amado espía no pasa de ser un cabrón misógino… y estamos en el siglo XXI, señores, y el cine también vende valores.

juan-man
juan-man
Lector
4 diciembre, 2006 0:13

Y, por cierto, no olvidemos la pregunta de Sputnik, que es quizá uno de los comentarios más acertados.

Dr. M
Dr. M
4 diciembre, 2006 1:55

¡Que superficiales algunos comentarios! Que si las chicas no son tias buenas (¡mujeres! ¡son mujeres! no, espera, ¡son personas, seres humanos, ¡seres vivos!! En serio que lo son, nada de chuletillas del mercado… ), que si se echan en falta mas delirantes y espectaculares escenas, … Supongo que eso aclara en que se habia convertido James Bond…

Manteniendo la analogia filmica con Batman, creo que la saga de James Bond vio como pasaba de un Batman Returns a un Batman Forever, produciendo monstruosos Batman and Robin. Este Casino Royale es el Batman Begins que la saga necesitaba.

Y ellas son chicas malas, verdaderas protagonistas secundarias de la historia al fin y no trozos de carne, y el sigue realizando proezas increibles a pesar de no contar con gadgets, nada que ver con Bourne. Sigue siendo Bond, solo hay que aceptarlo, no quedarse en la superficie, y olvidarse de Q y sus gadgets, que solo eran elementos decorativos.

Y los malos, por cierto, son tan excentricos como siempre, tan solo que de una manera mucho mas cruda

Ragnarok
Ragnarok
4 diciembre, 2006 1:56

juan-man… nuestro amado espía es un cabrón misógino… acéptalo o búscate héroes entre los lunnies… Y no tiene porqué justificarse coño! Últimamente parece como si hubiera que tener profundidad psicológica e intelectual en todo lo que se hace. Buscándole tres pies al gato acabamos por hacer de las cosas lo que no son. James Bond es espectacularidad increíble y sin muchas motivaciones… cuando veo una peli de James Bond no quiero que la trama se lastre porque al tipo le da por enamorarse, sufrir, hacerse vulnerable ni nada de eso.

¿Quieres hacer otra cosa? Perfecto… tienes un montón sin nombres sin registrar que salen gratis a las productoras… pero claro, que no tienen tanto tirón como James Bond. Ahora bien, se corre el riesgo de que si las películas de XXX (tremendamente malas o’brien) son un refrito barato de las de James Bond, las de James Bond acaben por ser un refrito barato de las de Bourne.

Concretamente Casino Royale ( Y Victor Aguilera ha dado en el clavo) le gustará a aquellas personas que, o bien no les gusten especialmente las pelis de Bond, aquellos que no las hayan visto todas o aquellos a los que les guste el cine de espías sobrio. Y a un último tipo: a aquellos cinefiloanarquistas que gusten de ver a James Bond sublimado al sumum de lo iconoclasta (pero para eso ya está Austin Powers). En cualquier caso, no les gustará a los fans acérrimos de Bond que, como yo, quieren que su personaje conserve ese cariz de entretenimiento canalla sin más.

Y por cierto, a aquellos que les guste el cine de espionaje sobrio (tipo con la muerte en los talones, los tres días del condor, la casa rusia, la primera Mission Impossible, etc.), les conmino a la reflexion: en serio creen que Jason Bourne o Jack Bauer (por lo demás excelentes personajes, pero en otro tipo de franquicias), se pararían a jugar al poker estilo Texas Hold’em para arruinar al malo… ¿es que nadie se da cuenta de lo absurdo de la propuesta? ¿a nadie le resulta marciana? ¿no sería más probable que lo secuestraran, lo torturaran y punto?

Ragnarok
Ragnarok
4 diciembre, 2006 2:00

Dr. M… hay una gran diferencia en lo que cuentas: Batman ha sido a lo largo de su historia el Batman de Batman y Robin (coje cualquier historieta tipo “El cinturon del Joker”) y el Batman de Batman Begins (para qué nombrar lo que todos sabemos), mientras que James Bond siempre ha sido con Q, gadgets, tías buenas, etc…

¿Tan malo es que lo dejen como está? Por otra parte y a todos los que esta película les ha gustado: ¿Les habría importado que esta película no fuese de james Bond (conservando guión y todo lo demás)?

Y una última cosa Dr. M… ¿tu eras fan de Bond antes u opinas por opinar?

Ragnarok
Ragnarok
4 diciembre, 2006 2:02

La falta de ortografía me ha coGido a mi ahora desprevenido, SORRY!

Dr. M
Dr. M
4 diciembre, 2006 2:09

Ragnarok, yo era fan de Sean Connery, y este Bond es mas Conney que cualquier Brosnan

Ragnarok
Ragnarok
4 diciembre, 2006 2:29

¿De qué Connery? ¿Del de Desde Rusia con amor? ¿del de Operación Trueno? ¿o del de Diamantes para la eternidad? Porque son bien distintos… por no hablar de Nunca digas nunca jamás que, bueno, está fuera de la franquicia.

James Bond nunca ha sido nadie… ni siquiera pueden encontrarse aspectos comunes en un Bond interpretado por un mismo actor. Pero sí es un cliché: chicas guapas, coches, inventos de Q, malo siniestro, savoir faire…

Y eso es lo malo de esta película. Las demás lo cambiaban todo para que todo siguiera igual (como en el Gatopardo), pero esta no cambia aparentemente nada para dejar al personaje que no lo reconoce ni la madre que lo parió. Ni Connery, ni Moore, ni Lazemby, ni Dalton ni Brosnan habrían dicho “tengo cara de que me importe eso?” a la pregunta del martini. Esa sola frase demuestra el carácter iconoclasta del personaje y de la película en general. Demuestra que se pasan el cliché por el arco triunfal.

Dr. M
Dr. M
4 diciembre, 2006 2:42

Acabo de tener un deja vu…

Ragnarok
Ragnarok
4 diciembre, 2006 10:36

Yo no hablo de comparación, la mera comparación niega cualquier posibilidad contextual… pero sí hablo de continuidad. Pero la continuidad si exije parcialmente comparación con lo anterior, aunque no sólo eso. Por poner un ejemplo y siguiendo la analogía de Batman, no me gustaría que tal y y como están las cosas ahora, en la próxima película de Batman hubiera un crossover con Superman y se enfrentaran juntos a Brainiac y a un ejército de extraterrestres (que como nacimiento de JLA pueden hacerlo pasar)… De paso podrían profundizar en la relación psicológica filogay de Bruce con Dick y hacerlos enrollarse porque, ¿sabes?, eso nunca estuvo bien desarrollado ¿estaría comparando con lo anterior?

Por cierto… los desfibriladores portátiles existen, los veo a diario y los puedes encontrar en cualquiera de los grandes almacenes, salas de cine etc… Y son como ese… te hablan y todo para que un empleado de Securitas pueda usarlo. Y si yo tengo el google earth no imagino lo que puedan tener los servicios de inteligencia. Servicios de Inteligencia por cierto que perfeccionaban un tanque invisible por la época en que salió Muere otro día (y que físicamente es plausible).

Pero en cualquier caso, aquí no hablamos de Craig (joder Pablo… ¿de qué color era el pelo de Moore?), ni siquiera de la calidad cinematográfica de la película (que bueno… si alguien sabe jugar al Texas Hold’em y siguió las partidas y no se enteraba de quién ganaba cuando oía los efectos de la música felicidades; y vuelvo a decirlo… no he visto un planteamiento más absurdo que arruinar al malo)… hablamos de continuidad; de necesidad.

Por mucho que te empeñes Pablo, este reboot no era para nada necesario en una saga que contaba con una salud económica envidiable (tras 20 películas!!!), que es todo un fenómeno cultural y que tiene millones de adeptos. Era una película, como película Bond, innecesaria y limitadamente insultante. Y te diré más… si el James Bond que todos criticáis ahora no hubiera existido nunca, si James Bond hubiera sido así siempre (como el de esta película), la franquicia ni habría despertado tantas pasiones ni hubiera aguantado tanto. Ni aguantará… ¿alguien imagina 20 pelis de Bourne?

titoexit007
titoexit007
4 diciembre, 2006 11:57

Soy un Bond maniaco, me he leidos las novelas de la epoca de Fleming y tambien las que vinierón despues, me he leido los comics, en la actualidad leo Misión Silverfin James Bond cuando era joven, he jugado al juego de rol…y por supuesto me he visto todas las peliculas (varias veces).

Me gusto “muere otro día” pero tengo que admitir que hasta ahi llego el personaje, no tenia mas cuerda a los que no son fan de la saga odian esa peli, pregunte a cualquiera y lo primero que diran es que la peli es una fantasmada mayuscula.

Habia que redirigir las peliculas sino el personaje iba a desaparecer.

Casino Royale no es una peli de James Bond, explica el origen de james bond, el unico instante donde aparece James Bonda es justo al final de resto solo apreciamos los elementos que ayudan a construir el personaje en un futuro.

Cuando tenia 10 años me pirraba Roger Moore y sus gadgets pero en la actualidad necesito mas cosas, ojala no vuelva Q a mi parecer en los tiempos que corren, sobra.

El James Bond de las novelas nunca aparecio Q y en las mejores peliculas de 007 tenia muy poca relevancia ( Doctor No, Goldfinger, desde Rusia con Amor y por supuesto Casino Royale).

Daniel Craig es un gran Bond se acerca al espiritu de las novelas, justamente en esa novela, “Casino Royale”, se aprecia un Bond con resentimientos, sufre, se enamora es un personaje de carne y hueso y eso me agrada y lo hechaba hace muchos años de menos, es fundamental para una pelicula que nos sintamos identificados con el heroe cuando era un niño eso me importaba un pepino, solo queria villanos destruye mundos, tias buenas, coches increibles y soñabamos con ser un follador como el Bond pero en la vida hay que madurar, evolucionar, crecer y eso es lo que han hecho con Bond en Casino Royale.

Un 10 para Casino Royale me gusto y ya la he visto 2 veces, lamento que mucha gente no este dispuesta a aceptar que las cosas tienen que evolucionar y crecer sino terminan desapareciendo.

Bond is Forever…

Ragnarok
Ragnarok
4 diciembre, 2006 14:58

Hombre decir que Q no tiene relevancia en Desde Rusia con Amor (el maletín) y sobre todo en Goldfinger (el rastreador, y por supuesto, el primer coche bond, ese Aston martin con asiento eyectable) es de poco atento por muchas novelas de Bond que te hayas leído.

crg-neo
crg-neo
4 diciembre, 2006 15:14

>>Cuando hablo de mujer de altura, no me refiero tanto al físico (que lo es, vaya como está Evita, pero como todos estamos saliendo con modelos de Victoria’s Secret pues como que hemos perdido perspectiva ¿no?)

crg-neo
crg-neo
4 diciembre, 2006 15:16

no se me a publicao ni medio post, vaya mierda de foros que teneis

juan-man
juan-man
Lector
4 diciembre, 2006 16:05

“juan-man… nuestro amado espía es un cabrón misógino… acéptalo o búscate héroes entre los lunnies… Y no tiene por qué justificarse coño!”

Pues precisamente ése es el asunto… cuanto menos curioso que la gente, al “buscarse héroes”, vaya a elegir precisamente a un cabrón misógino. Y que se reivindique precisamente esa faceta. Me parece, en el mejor de los casos, moralmente cuestionable.

Aparte de que si lo que más importa de la película son detalles como, cito, “las chicas objeto, el coche…”, pues lo próximo que tienen que estrenar en cine son anuncios de automóviles, y alguno disfrutará como un enano.

Tomás Pardo
Tomás Pardo
4 diciembre, 2006 16:44

Creo que son varios los posts que también critican la falta de un guión creíble y coherente. No sólo es el continente sino también el contenido.

Es decir, deciden hacer una película sin tantos artilugios (totalmente aceptable) para hacerla más creíble y la ‘batalla’ contra el malo se hace en una partida de cartas (que ocupa buena parte de la película).

Lo he dicho antes. Olvidarse que Craig no es el actor más adecuado, que los clásicos secundarios se han esfumado (Bond sólo es famoso por las películas, no por sus novelas), que las chicas objeto no aparecen (otra marca de la serie). Olvidaros de todo y aún así, lo que queda es un mal guión. No un mal guión de 007, sino un mal guión de películas de espías.

Ragnarok
Ragnarok
4 diciembre, 2006 20:10

Coincido totalmente con Tomás… si haces una peli de espías, hazla bien. Si haces una película de 007, pues hazla con los mismos ingredientes de siempre… ¿que a alguien no le gustaba lo de siempre? ¿que quería un cambio? pues mi respuesta es: ¿por qué queréis que se cambie algo que no os gusta pero que le gusta a mucha gente cuando tenéis una oferta enorme de lo que demandáis con personajes que no se llaman James Bond? Tal vez lo moralmente cuestionable es intentar imponer un modo de hacer las películas (incluso si es para que dejen de ser moralmente cuestionables y pasen a ser políticamente correctas)

Y por supuesto, lo que Tomás dice ahora y lo que yo ya dije, vuelvo a decir y nadie me ha contestado todavía: ¿arruinar al malo jugando al póker para forzarlo a hacer un trato no es algo un tanto marciano? ¿y más cuando ese tipo tiene una serie de esbirros terroristas que podrían robar 150 millones en cualquier puta parte? Si eso es un buen guion de espionaje que venga LeCarré y lo vea… (dejando de lado que no todo el mundo sabe jugar al poker)

Y cuando James se pone romántico y de repente empieza a decir cursiladas de novelón romántico pestoso (véase escena del hospital) mejor ni hablar…

Ragnarok
Ragnarok
4 diciembre, 2006 20:17

Y una cosa más, juan-man… tías superficiales que estén buenas a las que tirarse en una sola noche (y que por otra parte tampoco quieran nada más), las hay y a porrillo (igual que tíos, ojito)… a ver si ahora la corrección política nos va a llevar a discurrir que toda mente femenina es un poso de sabiduría que busca relaciones perdurables.

Para mi la hipótesis de que James Bond era un espía de alto copete que viajaba por todo el mundo jugándose el pescuezo y que no tenía tiempo ni ganas de distraerse en una relación seria cada vez que quería echar un polvo es más que satisfactoria. No hacen falta excusas psicológicas tipo “el armazón sentimental del macho que una vez sufrió por amor” (aunque bueno… para eso estaba Teresa di Vicenzo, Tracy para los amigos a.k.a. Diana Rigg… paralos que hayan visto al Bond de Lazemby claro)

Daniel P
Daniel P
4 diciembre, 2006 21:29

Leídos unos cuantos comentarios, me estoy quedando de PIEDRA. Son exactamente las mismas quejas que una y otra vez sueltan a gritos desde sus púlpitos ciertos “popes” acerca de los superhéroes de hoy en día: “¡Vaya Basura, este NO es Bond!” o “¡Bond JAMÁS haría esto!”.
James Bond, como muchos otros, es un personaje de ficción. Y, como tal, está sujeto a versiones e interpretaciones. A lo largo de los años ha tenido unas cuantas, igual que unas cuantas han sido tanbién las personas que lo han interpretado en el cine. ¿O es que alguien va a decir ahora que es idéntico el Bond encarnado por Sean Connery al interpretado por Roger Moore? ¿O al de Timothy Dalton?
Cada actor le ha sacado partido a algún rasgo de 007. Pero lo esencial de él está en todos ellos. A saber: un espía, un agente con licencia para matar (que el doble cero no significa otra cosa); en definitiva, un asesino de los servicios secretos pagado por el gobierno británico. En mi opinión, Daniel Craig borda este aspecto de 007, el de asesino frío. Y lo bueno que tiene Casino Royale es que vemos como Bond se va puliendo, adquiriendo un poco esa sutilidad e ironía que en el futuro (porque recordemos que lo que aquí se narra es el comienzo de James Bond como 00) será la seña de identidad del personaje.
Y ya para acabar… el físico del nuevo Bond. Hombre, es bastante posible que todos tengamos una idea bastante definida al respecto. Pasa igual con otrs iconos como Superman o Tarzán. Pero, ¿realmente el físico de Daniel Craig se ajusta peor a Bond que el Roger Moore, por ejemplo? Que yo sepa, un agente del nivel de 007 tiene que tener ciertas condiciones físicas que se dan mejor en en el sr. Craig que en el sr. Moore… o en el tirillas de Pierce Brosnan. De hecho, si os paráis a pensarlo un momento veréis que no le va tanto al que para muchos ha sido el mejor James Bond de todos, que no es otro que Sean Connery. El sr. Connery de joven era bastante enorme e impresionante y tenía bastante más cara de primate que en su madurez.
Y hasta aquí la reflexión, que me ha quedado bastante más larga de lo quería. Saludos a todos/as.

Ragnarok
Ragnarok
4 diciembre, 2006 22:25

Chaval eso es simplista… si James Bond es sólo un espía con licencia para matar, el personaje de Brosnan en El sastre de Panamá entra en la definición… hasta el jodido David Niven de Casino Royale ’67 entra en la definición.

Es como decir que Batman es un huérfano multimillonario que se viste de rata voladora y que lucha contra el crimen… pues George Clooney también entra en la definición.

Ragnarok
Ragnarok
4 diciembre, 2006 22:26

Hasta Austin Powers entra en la definición XD

Ragnarok
Ragnarok
4 diciembre, 2006 22:29

Y nadie me contesta a lo de la partida de cartas oye… debo ser el único que lo ve ridículo al parecer (impropio por otra parte de esa nueva y coherente imagen)

juan-man
juan-man
Lector
4 diciembre, 2006 22:32

Cito otra vez: “Y una cosa más, juan-man… tías superficiales que estén buenas a las que tirarse en una sola noche (y que por otra parte tampoco quieran nada más), las hay y a porrillo (igual que tíos, ojito)… a ver si ahora la corrección política nos va a llevar a discurrir que toda mente femenina es un poso de sabiduría que busca relaciones perdurables.”

Bueno, es que no hablo de corrección política, hablo de corrección moral. Y la corrección moral anda bastante reñida con publicitar a bombo y platillo a la señorita-objeto superficial de turno. Que las haya es una cosa. Que se muestren como estereotipo y como modelo, pues en fin… por menos se han retirado campañas publicitarias. Y planteo: si se hiciera una serie de 20 películas sobre una bella heroína que en cada filme se beneficiara a un cachas anormal de coeficiente cero… ¿eso no estaría extendiendo unos estereotipos que no son deseables? Porque ahora solo va a faltar que el señor Bond pegue a sus mujeres de usar y tirar y todos le aplaudamos porque “si no te gusta, te buscas héroes entre los Lunnis” o porque mujeres maltratadas “las hay y a porrillo”. Repito: el cine, queramos o no, vende valores. Y muchos de esos valores los heredarán las generaciones venideras, y muchos los hemos heredado nosotros mismos.

juan-man
juan-man
Lector
4 diciembre, 2006 22:43

A lo de la partida de cartas aún no contesto, porque no he visto aún la película. Así que, hasta entonces, me limito a contestar conceptos generales sobre los que sí puedo opinar. Por ejemplo, no me parece para nada simplista lo que ha dicho Daniel P. Al revés, creo que da en el clavo. Porque igual podíamos haber puesto el grito en el cielo cuando Moore o Miller redefinieron a Batman, y hoy día sus interpretaciones del personaje están consideradas mejores que la original. Lo que Moore o Miller hicieron con el hombre murciélago, y por extensión lo que hemos visto hacer a multitud de autores con otros tantos personajes (Morrison con los X-Men, o Claremont en su día, o el propio Miller con Daredevil, y cientos más), es exactamente lo mismo: una reinterpretación de un personaje de ficción con un bagaje muy extenso, que permite ese tipo de acercamientos. Porque Bond es, guste o no, un icono cultural, y eso (de nuevo guste o no) abre la veda. El Drácula de Coppola puede no ser fiel al original de Stoker (historias de amores perdidos, etc), igual que el Nosferatu de Murnau. Y, sin embargo, son probablemente los mejores acercamientos al personaje desde que se escribiera la novela. Es lo que tienen los mitos, que son un campo magnífico para jugar.

crg-neo
crg-neo
4 diciembre, 2006 22:57

Haber si este post si sale.

Ya que quereis ser tan realistas, lo de la mujer objeto me lo parece y mucho. el 99% de los tios lo que busca en una mujer es acostarse con ella y listo(y no os creais que las mujeres buscan mas en un hombre). Ragnarok yo si comente lo de la partdia lo que pasa eke no salio(nadie me hace muxo caso de toas formas XD) pero la verdad esque si,podria poner la escusa de que tenia secuaces y era casi inaccesible SPOILER pero coñe si se metio el negro ese con una espada un 00 entra facil.

Ragnarok
Ragnarok
4 diciembre, 2006 23:16

Esto sí que es el colmo

¿juan-man deja que los que tenenemos más de 18 años hagamos y veamos lo que nos dé la gana no? Sería el colmo que a estas alturas nos censuraran en alarde de la corrección moral… a ver si vamos a sustituir a la Inquisición por la corrección moral… sería el colmo vamos. ¿Pero qué clase de dictadura es esta?

Michael Corleone es un mafioso (y todo el mundo se pone de su parte), ¡pero qué coño! convirtámoslo en miembro de una ONG, porque ¡santo dios! ¿qué valores vendemos?

Y bueno, que a estas alturas me digan que tirarse una tía sin engañarla (o haciéndolo) es similar a pegarle una somanta de palos me parece el remate de los tomates. Claro claro claro… y la investigación con células madre lleva a la clonación humana, la anulación de Dios y es el colmo de la soberbia de la humanidad.

Casino Royale es para menores de 13 años… en USA es para menores de 21… no es que precisamente deba verla mi prima de 6 años… Yo me crié viendo películas de james bond en casa de mi abuelo y ¡tranquilo! de momento no se me ha ocurrido tunear el coche con metralletas.

En fin… miedo me da saber a que partido votas chico… (si votaras a uno a lo mejor te entendería y me quedaría tranquilo, pero si votaras al otro palabra que no voto más)… pero cuánto fariseísmo suelto por el mundo.

Ragnarok
Ragnarok
4 diciembre, 2006 23:18

Y por cierto… lo primero que deberían vender como valores en la escuela es a informarse antes de opinar (en este caso, ver Casino Royale y sus predecesoras)… pero bueno… informarse y empollarse del tema antes de abrir la boca no es un valor a estas alturas.

Ragnarok
Ragnarok
4 diciembre, 2006 23:25

Y perdona que te diga… Miller y Moore no hicieron nada comparable a esto con el “hombre murciélago”… Miller hizo un what if, muy cojonudo por cierto, pero sólo eso… y Moore no hizo más que extender una versión del personaje que, por ejemplo, ya se había visto en El pez sonriente en el ’78… Pero aún así, todavía tenemos hombre murciélago estilo estrafalario para rato: fíjate sólo en Silencio (y te remito a un magnífico chiste de WWfan acerca de Batman y el marketing)

Coño… aquí parece que todo el mundo conoce a moore y a miller… pero qué recultos somos todos.

juan-man
juan-man
Lector
4 diciembre, 2006 23:40

Ante todo gracias por tu respeto y corrección, Ragnarok.

Y ahora te contesto. Para empezar, he dicho que sólo iba a opinar de lo que puedo hacerlo sin haber visto Casino Royale. Como habrás leído, no he entrado en valorar la calidad de la película. De hecho, de ella sólo he valorado la legitimidad de su cambio de rumbo, y me guardo hasta que la haya visto el decir si me parece que han acertado con el cambio o no. Pero que tenían todo el derecho a hacerlo, pues mira, eso puedo decirlo sin haberla visto. En cuanto a informarse antes de opinar, pues me considero bastante ducho en el tema en el que me estoy centrando (que no es la película, sino algunas opiniones vertidas). ¿Por qué? Pues porque entre otras cosas, me dedico a trabajar con una guía anual sobre cine y valores, bastante usada en institutos por profesores de SCR y con una buena aceptación. Así que a la hora de hablar de valores y películas, me considero sobradamente capacitado (perdón a los demás por este rollo pretencioso, pero trataba de justificar la validez de mi opinión).

Sigo: no he equiparado “tirarse a una tía sin engañarla (o haciéndolo)” al maltrato. Sólo he dicho que cuando algo es moralmente dudoso, no me parece bien defenderlo como una característica necesaria del héroe. Una cosa es empatizar con el personaje (Michael Corleone en tu ejemplo, o incluso Hannibal Lecter o Jean-Baptiste Grenouille) y otra reivindicarlo como personaje ejemplar. Porque (casi) nadie vería normal mirarse en el espejo de Corleone o Lecter o Grenouille (o Torrente, ya puestos), porque el rol que representan, aunque protagonista, no es heroico. Y Bond sí. Y ése es el problema. El Padrino no vende valores. Bond sí. Hannibal Lecter no. Batman sí.

Por lo demás, no sé en qué basas tu acusación de “dictadura” por mi parte. No he sugerido un boicot a las películas de Bond, ni te he atacado por verlas (yo también las he visto, aunque no todas, y varias me parecen más que notables). Sólo he dicho que hay que tener cuidado con lo que se vende (no he hablado de lo que se compra, así que no te des por aludido y me pidas que te deje o no hacer lo que te dé la gana). Porque si no, podemos meter en el debate nombres como Leni Riefenstahl o Jaime de Andrade.

Y por cierto, soy de izquierdas, voto al PSOE aunque comulgo más muchas veces con Izquierda Unida. Si quieres más datos me los pides.

juan-man
juan-man
Lector
4 diciembre, 2006 23:43

Y en cuanto a lo “recultos” que somos todos (yo no he entrado a valorar tu cultura), tus puntualizaciones sobre Moore y Miller (que sí, que ya sabemos que sus versiones no nacen de la nada, y que lo de Miller no entra en la sacrosantísima continuidad) no invalidan mi argumento: ambas son reinterpretaciones válidas del personaje, tan válidas como la de Burton, Nolan o incluso Schumacher. Y no voy a volver a soltar mi rollo sobre los iconos y mitos, que ya lo puse arriba.

Ragnarok
Ragnarok
5 diciembre, 2006 0:24

>> Bueno, es que no hablo de corrección política, hablo de corrección moral. Y la corrección moral anda bastante reñida con publicitar a bombo y platillo a la señorita-objeto superficial de turno. Que las haya es una cosa. Que se muestren como estereotipo y como modelo, pues en fin… por menos se han retirado campañas publicitarias.

James Bond es un ser amoral… mata como si estuviera jugando al tenis… si quieres convertirlo en un casco azul para que los niños de instituto hartos de jugar el GTA San Andreas reciban la educación que no le dan sus padres edita las películas en vídeo casero. De paso, en la próxima, manda una carta a los productores para que mantenga una relación estable con una Monypenny interpretada por Rosie O’donnel, pero que tenga buen corazón, que la belleza se lleva en el interior.

Pero vamos en cualquier caso esto es genial… salimos de la censura de la Iglesia para caer en otra censura peor cuyo mecanismo es el mismo: decir lo que puedes o no hacer y estigmatizarte y hacerte sentir mal si no lo haces (o peor, sientes). Lo mejor es que a medida que pasa el tiempo la una y la otra se vuelven indistinguibles… de ahí que no tuviera ni puta idea de tu orientación política. Aquí lo importante es empezar defendiendo la revolución y acabar siendo Robespierre… increíble.

Por cierto… en esta peli James Bond no fuma… pero mata a cantidad de gente sin despeinarse… no confundamos a la gente, joder! Ayn Rand sí que debiera enseñarse en las escuelas, y si no sabes quién lo buscas. Me largo, me he puesto de mala leche… ¡tener cuidado con lo que se vende! ¡y haces guías! joder…

>> Pues porque entre otras cosas, me dedico a trabajar con una guía anual sobre cine y valores, bastante usada en institutos por profesores de SCR y con una buena aceptación. Así que a la hora de hablar de valores y películas, me considero sobradamente capacitado (perdón a los demás por este rollo pretencioso, pero trataba de justificar la validez de mi opinión).

Sí sobradísimo… sólo hace falta ver la excelencia y el prestigio de la educación en estos momentos… lo has triunfado tío.

>> Una cosa es empatizar con el personaje (Michael Corleone en tu ejemplo, o incluso Hannibal Lecter o Jean-Baptiste Grenouille)

Empatizar: Identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro.

Es de la Real Academia… moralmente en ciertas ideologías no está bien vista actualmente pero bueno… no tengo otra cosa con la que definir.

Ni que hubiera que identificarse sólo con la madre teresa de calcuta, o con stalin, como prefieras…

Bah! paso!

Ragnarok
Ragnarok
5 diciembre, 2006 0:29

PD: Esto ya es independiente de si gusta o no la película… va sobre la libertad de expresión y de identifiación… con lo que se puede o no se puede crear y ver.

Si me he vuelto parcialmente troll en los últimos post, excusas a los moderadores del foro y a los responsables de la página, pero leedlo todo y sacad vuestras propias conclusiones.

PD2. Si queréis seguimos discutiendo acerca de la película (y de la partida de poker) en otro momento… ¡viva James Bond, Craig o no, y la libertad de tener de referente a quien nos salga de la real po**a!

juan-man
juan-man
Lector
5 diciembre, 2006 0:50

Bueno, pues ya que te vas, lo dejaré yo también con este comentario.

1- gracias otra vez por el respeto y la calma. Así da gusto.

2- gracias también por la definición de la RAE, que confirma lo que he dicho: una cosa es la identificación con el estado de ánimo (empatía) y otra con los valores que se vende. Con Corleone se empatiza, dije, lo cual es fundamental en el protagonista de una película, pero con Bond se asumen los valores. Porque es una peli “con héroe”.

3- y gracias, por último, por leerme con atención, sobre todo cuando dije que no cuestiono lo que se puede o no se puede decir. Porque la libertad de expresión es básica por parte del emisor, pero creo que cuando ejercemos de receptores debemos tener el suficiente espíritu crítico para valorar lo que nos están vendiendo. No censuré al Bond clásico, sólo me pareció un pobre argumento, y moralmente dudoso, criticar al nuevo porque no hay mujeres objeto.

y 4- y último:

juan-man
juan-man
Lector
5 diciembre, 2006 0:53

4- claro que sí, tienes toda la libertad de elegir tus referentes. Por el “savoir faire” de tus últimos comentarios, ya veo adónde te han llevado.

À bientòt

Ragnarok
Ragnarok
5 diciembre, 2006 2:05

1. Si me permites, cita un solo comentario en el que te haya insultado a ti personalmente. Sólo me he permitido un mordaz comentario de escepticismo ante tu autobombo curricular. Paso de ponerte el mío porque esto no es una oposición.

2. Querido camarada… tus palabras exactas han sido “he dicho que hay que tener cuidado con lo que se vende (no he hablado de lo que se compra, así que no te des por aludido y me pidas que te deje o no hacer lo que te dé la gana).”

Con un poco de lógica (que creo que sabes aplicar bastante bien) te darás cuenta que sólo se puede comprar lo que se vende; lo que se ofrece. Es una cadena ineludible en la que la creación es el paso limitante. Si la corrección moral afecta a la gestación del objeto susceptible de ser consumido, sólo podrá consumirse aquello que ha sido corregido moralmente.

En este caso, si la corrección farisea y ciertamene inquisitorial que propones afecta a un producto (James Bond en este caso), yo sólo podré consumir el producto que tú has permitido que yo consuma.

No creo que seas tan tonto de no darte cuenta de esa implicación, lo que considero aún más peligroso.

3. Consideraste “un avance prescindir por fin de esa figura en las películas de James Bond, al igual que darle una base al “autismo emocional” del Bond que conocemos y que, sin saber la causa de dicho autismo, nuestro amado espía no pasa de ser un cabrón misógino… y estamos en el siglo XXI, señores, y el cine también vende valores.” En este caso consideraste tu espíritu crítico como el que deberían tener los demás en cuanto hablaste de valores [morales].

Considerabas necesario para empatizar con el personaje un pretexto, y considerabas necesario que los valores que “nos venden” así lo preconizaran. Pues bien… déjame empatizar con los valores que a mi me dé la gana.

4. Psicológicamente sólo podemos empatizar con aquello que comprendemos y llegaríamos a justificar, y por otra parte es el estado de ánimo, entre otras cosas, lo que nos mueve tomar las decisiones (créeme, estoy más que capacitado para hablar del tema XD).

Empatizar con Michael Corleone equivale a decir que en su situación procederíamos de forma similar al sentir lo que él siente, porque esa identifiación no es sólo afectiva, sino también mental.

5. Precisamente en la gracia de empatizar con personajes moralmente reprobables, está el dilema y la profundidad de gran cantidad de películas… aquello que nos hace discutir y conversar. Pero en este caso, James Bond es sólo un divertimento… pero un divertimento fantástico, maniqueo y superficial, sin ninguna voluntad educacional ni promoción de valores… de hecho, James Bond es un “héroe canalla” definido en una película por su propia superiora como un “fósil cabrón misógino y sin escrúpulos pero que consigue resultados”… no creo que sea precisamente glorificar al personaje.

En cualquier caso, si ves por ahí a alguien que se tome en serio a James Bond avisa al servicio psiquiátrico de urgencia.

Ragnarok
Ragnarok
5 diciembre, 2006 10:39

Bueno Pablo… eso explicaría porqué a Bond le gusta jugar a las cartas o porqué en muchas películas aparece una secuencia (accesoria) en el que mide el pulso con el malo en un tablero (desde Adolfo Celi a Famke Janssen). Pero no porqué el poker se convierte en nudo (más de una hora) de la pelicula, motor de la trama e instrumento mediante el que derrotar al malo. De hecho si os fijáis toda esa larga parte obedece a típicas películas de juegos deportivos/estudiantes problemáticos redimidos etc. El héroe va seguro de si mismo, pierde y sufre un revés para su autoestima pero, justo cuando lo daba todo por perdido, vuelve con energías renovadas a ganar el partido… digoooo a aprobar el examen… digoooo a ganar a las cartas. Luego hablamos de cliché.

Y repecto a las mujeres florero, en las películas de James Bond siempre han aparecido muchas, pero si os fijáis las principales tenían la misma sesera e independencia que el héroe o más. Incluso en las primeras películas, cuando el estereotipo femenino era el ama de casa o la rubia tonta, James Bond siempre se distinguió por introducir modelos femeninos inusitados. Las otras, las mujeres florero, era aquellas de las que Bond se deshacía rápidamente.

Célebres ejemplos son Honor Blackman haciendo de Pussy Galore en Goldfinger (capitán de un escuadrón de pilotos de gran relevancia en la trama) o Daniela Bianchi haciendo de Tatiana Romanova en Desde Rusia con Amor (una espía rusa con la misma exacta misión que el propio Bond). Por no hablar de Carole Bouquet haciendo de Melina Havelock en Sólo para tus Ojos (en donde hacía de una oceanógrafa), Maryam d’Abo en Alta Tensión (una chelista de gran talento), Denise Richards haciendo de física nuclear, Sophie Marceau haciendo de magnate del petróleo o Izabella Scorupco de ingeniera de telecomunicaciones.

Las mujeres protagonistas en las películas de Bond siempre han sido cerebrales, a la par que bellas y han tenido momentos de tensión sexual con Bond más allá de la cama… pero de ahí que James Bond tenga que enamorarse a estas alturas hay un paso.

Ragnarok
Ragnarok
5 diciembre, 2006 10:47

y que encima le hagan emocionalmente daño es el colmo, por mucho que en las novelas aparezca visitando la tumba de la tía esa anualmente. Leed el James Bond novelesco y veréis que es una marcianada barata.

Ragnarok
Ragnarok
5 diciembre, 2006 10:57

Mi conclusión: se ha sido innecesariamente iconoclasta con un personaje que tenía un universo autorreferencial rico y establecido y que seguía proporcionando diversión, entretenimiento y sobre todo e importantísimo, también dividendos.

Redefinir totalmente el personaje y su universo, suprimir ilustres secundarios y estereotipos, proporcionarle coartadas o explicaciones a un comportamiento que era un cliché cinematográfico, indagar en su psicología y profundizar en el dramatismo para hacer una película de espías similar a cualquier otra es quitarle todo rastro de identidad al personaje; igualarlo, desmembrándolo y recomponiéndolo, hasta hacerlo difícilmente reconocible por lo que lo conocíamos y fácilmente equiparable a todo lo demás.

Y si todo eso se ha hecho como reclamo publicitario me parece una falta de respeto, pero si se ha hecho con coartadas morales me parece una completa barbaridad (el personaje luce más cabrón ahora, antes se veía que era de mentira) al tiempo que un peligroso ejercicio de fariseísmo y plegamiento a los poderes fácticos de la corrección política que (parece que) lo invaden todo.

Y encima, ni siquiera se ha hecho una buena película de espionaje… me pregunto pues ¿qué hemos ganado los amantes de Bond?

Sputnik
Sputnik
Lector
5 diciembre, 2006 18:32

A mí me gusta Bond, me gustan sus pelis y me gusó ésta.
Creo que los elementos icónicos son parte importante de Bond. Me parece que en esta peli prevalecen, al tiempo que son puestos en duda en ciertas escenas que me pareen justificables desde el momento en el que sabes que ese tío aún no es Bond, sino que se está entrenando para Bond.
Puede que este planteamiento para un fan de Bond no sea de lo más atractivo, pero sí lo es para el resto del público que, admitámoslo, es lo que realmente importa.
En cuanto a todo eso de los valores… No me pareció misógina para nada. Cierto, Bond tiene ese puntol pero…
Coincido con Juan-Man en que 007 es un héroe. Los fans podemos discutir esto y decir que si sí o si no…Pero para los no-fans, para el mundo entero, y como icono cultural, Bond es un héroe. Los héroes no hacen cosas malas, hacen cosas buenas: actos heroicos.
Pero también quiero matizar eso. No conozco a ninguna mujer que se sienta ofendida por cómo Bond trata a la mujer o cómo se trata a la mujer en sus pelis. Simplemente es una carácterística de casanova y de Don Juan canalla que le dá el punto cabroncete al personaje para que no sea un adalid de los valores…¿o no nos gusta la personalidad de Bond?

FELIX LEITER
FELIX LEITER
5 diciembre, 2006 19:25

Parece ser que esta pelicula va a marcar la saga mas por la polemica que por su valor cinematografico o de pieza de una saga que dura ya mas de 40 años.

Como adaptacion de libro esta bien ya que refleja perfectamente el caracter del personaje y el tempo de la trama (el libro tambien es excesivamente largo y solo se juega a baccarra)

Como parte de la saga cinematografica no es para nada representativa ya que es un poco antibond, pero si analizamos las peliculas veremos que cada actor ha representado un momento concreto en la historia del personaje y reflejaba a su manera el momento en que se hicieron.

Connery fue violento y …aburrido? sus peliculas son algunas de las mejores de la saga pero no dejan de ser ladrillos, buenos pero ladrillos.

Lazemby le dio un toque de humanidad, a mi eso de que se case al final no me dejo buen sabor de boca.

Moore era muy de gadgets y muy pop? como el batman de schumacher incluido cierto amaneramiento. el tio follaba como el que mas pero tenia algo de pluma.

Dalton era mas rudo y carapalo incluso que Craig pero tenia poco de espia.

Brosnan tenia mas de Moore que de cualquier otro, muchos gadgets, muy espia y muy fantasma. El coche invisible olia mogollon pero era lo que demandaba el publico en su momento.

A Craig le han dado caña antes incluso de que confirmasen que iba a ser el nuevo Bond.Funciona al nivel de Bourne, la accion es muy fisica y espectacular pero no fantastica. Los dos comparten estar basados en sendos libros-ladrillo y la eleccion de novela tal vez no sea la adecuada para presentar este nuevo Bond.
La pelicula no es mala pero si que se resiente en la parte de la partida de cartas y en esos dos o tres epilogos hasta que la accion se traslada a venecia.

En su contra juega que el Bond de la novela no es el de las peliculas que se han hecho hasta ahora. Eso tal vez despiste al publico que entrara al cine esperando relojes laser y tias de bandera cuando los gadgets como tal no hacen acto de presencia y las chicas aparte de permanecer vestidas practicamente toda la pelicula una de ellas (el 50%) tiene una presencia poco mas que anecdotica.

Hablo despues de ver la pelicula y leer el libro que compre precisamente con motivo del estreno de esta pelicula.

Estare equivocado probablemente en la apreciacion de las peliculas y de los actores que han encarnado a nuestro heroe (soy de los que piensan que el Bond definitivo es Brosnan al margen de todos los cacharritos y las fantasmadas que le acompañan ya desde el opening de goldeneye)

El Bond de Craig es el Bond del libro guste o no (casi mas esto ultimo) es menos fantastico y mas creible que todos los anteriores, pero los fans y no fans debemos reconocer que para bien o para mal el Bond cinematografico creo una formula de la que es esclavo y esta formula implica glamour, gadgets, M, Q, paisajes alucinantes, cochazos, pibazas (nunca menos de dos durante toda la pelicula y ligeras de ropa a la mas minima ocasion) y alguna que otra pequeña (nada de cosas invisibles por favor) fantasmada.

P.D.: Realmente agradeci ver a Bond dolorido emocionado y sangrando pero eche de menos un ritmo mas rapido y mas entretenido (espectacular es un rato largo).

Gracias.

juan-man
juan-man
Lector
5 diciembre, 2006 23:48

Sputnik, de acuerdo contigo en todo (en todo sobre lo que puedo opinar, que la peli aún me espera este puente). En realidad, mi objeción nunca ha sido tanto al toque “cabroncete” del Bond antiguo (que es parte de él) como al hecho de que, al compararlo con el nuevo, la gente reivindique a “las mujeres objeto”. Y que se valore la calidad de la película por la categoría física de la chica Bond de turno. Eso es lo que critiqué. Es decir, hablé sobre los comentarios de la gente, y no sobre la película, principalmente porque, como ya dije, aún la tengo pendiente.

Por lo demás… en Batman: Year One Bruce Wayne no tiene aún muchas cosas (Batmóvil, supervillanos pasados de vueltas, un Robin al lado), y precisamente ese es uno de los principales atractivos de la obra, ¿no? No sé, como lo de ver a River Phoenix calzarse látigo y sombrero por primera vez. Esas cosas sólo las podemos ver en una ocasión. Sin embargo, la fórmula estándar de Batmans, Indianas o Bonds podemos repetirla siempre.

enric feliu
enric feliu
8 diciembre, 2006 20:01

Señores,Bond ha renacido.Mr.Ian puede desansar en paz,pues su hijo ha sido plasmado fielmente a la pantalla grande.Una gran película y un gran Bond.

JP
JP
10 diciembre, 2006 4:57

Francamente las peliculas de Bond nunca me calentaron mucho. Me parecian un conjunto tan basto de Cliches que se reiteraban por pelicula que creo que de las ultimas del brosnan me vi dos y eran iguales salvo por las minas y los villanos tremendamente olvidables.

Debo decir que esta realmente es la mejor pelicula de Bond que he visto en mi vida ( debo reconocer que nunca e visto las antiguas). Este bond es un cabron un asesino a sangre fria, arrogante pero que evoluciona, y pese a que su desenlace y climax esta dentro de lo predecible este Daniel Craig lo interpreta muy bien.
Eva Green hace que su papel no sea olvidable, y no solo por su belleza, si no por la fragilidad que llega a transmitir.
Y por ultimo la pelicula demuestra que no necesita de grandes explosiones (que si las tiene) para lograr suspenso y tension.
Ojala la siguiente siga en el mismo corte.

JackHawksmoor
JackHawksmoor
25 diciembre, 2006 14:58

Es la mejor peli de James Bond,porque la mayoria de los que tenemos casi 20 hemos visto las de Brosnan que son lamentables,y le eligieron curiosamente los fans,asi que los que criticaban a Craig,considerando que esta peli es cojonu**,pues seran los que eligieron al bueno de Pierce.

greg
14 febrero, 2007 17:26

Men with ED who want to get more out of their sex lives? They take ProCalisX. 100mg sildenafil

Dan
Dan
27 febrero, 2007 17:01

Vi reciente mente la película y me gustó mucho. Antes no me atraían para nada las películas de Bond por que esran muy fantasiosas y superficiales, entonces vi Casino Royal porque supe que cambiaron al actor y francamente me gustó mucho.
Coincido con otras opiniones con relación al papel de la mujer en las películas de Bond, mostrándolas faciles e interesadas y le digo a la persona que opinó que hay muchas mujeres así, que cuás será su círculo social?; pero en el mío son pocas las mujeres que no se respetan a si mismas, hay mujeres hermosa, inteligentes y con mucha dignidad.
Saludos a todos.