#ZNCine – Crítica de Tres anuncios en las afueras, de Martin McDonagh

Tres anuncios en las afueras es la vuelta de Martin McDonagh a la gran pantalla, con un esplendido guion y un reparto, encabezado por Frances McDormand, de matrícula de honor.

Por
5
1426
 
3ANUNCIOS_Poster

Dirección: Martin McDonagh.
Guión: Martin McDonagh.
Música: Carter Burwell.
Fotografía: Ben Davis.
Reparto: Frances McDormand, Woody Harrelson, Sam Rockwell, Caleb Landry Jones,Lucas Hedges, Peter Dinklage, John Hawkes, Abbie Cornish, Brendan Sexton III, Samara Weaving, Kerry Condon, Nick Searcy, Lawrence Turner, Amanda Warren, Michael Aaron Milligan, William J. Harrison, Sandy Martin, Christopher Berry, Zeljko Ivanek, Alejandro Barrios, Jason Redford, Darrell Britt-Gibson, Selah Atwood.
Duración: 115 minutos.
Productora: Blueprint Pictures. Distribuida por Fox Searchlight.
Nacionalidad: Coproducción Reino Unido-Estados Unidos.

 

“Violada mientras moría. Y todavía no hay ningún arresto. ¿Cómo es posible, jefe Willoughby?”

Quedan escasas semanas para que se celebre la gala de los Oscar y ello implica, inevitablemente, que el grueso de las películas favoritas a hacerse con las estatuillas se estrene en nuestro país tanto en este mes como en el siguiente. Si hace unos pocos días Pedro De Mercader publicaba una excelente reseña sobre Molly’s Game, hoy le toca el turno a Tres anuncios en las afueras, película escrita y dirigida por Martin McDonagh. Antes de sacar el bisturí y empezar a diseccionar la cinta, el redactor que firma estas palabras quiere manifestar que, si los proyectos de este año se acercan al nivel de Tres anuncios en las afueras, nos encontraremos ante un curso muy, pero que muy, fructífero.

El realizador Martin McDonagh, pese a haber llamado la atención con la descacharrante Escondidos en Brujas, por la que estuvo nominado al Oscar en el apartado de mejor guion original, no se puede decir que se prodigue en exceso en el séptimo arte. De hecho, pese a que su debut como director data del año 2008, Tres anuncios en las afueras tan sólo es su tercera película. Entre medias, Siete Psicópatas, que tenía un reparto de auténtico lujo, ha resultado ser su proyecto menos redondo hasta la fecha. Su corta filmografía (recordemos que en los tres casos los guiones también eran suyos) tiene elementos comunes: humor negrísimo, fuertes dosis de violencia, personajes que rozan el patetismo o la inclusión de enanos, por citar algunos de ellos. McDonagh, de 47 años, es un reputado dramaturgo angloirlandés que ha cosechado, desde mediados de los noventa, un gran éxito en el teatro y que dio el salto al celuloide en el año 2005 con el cortometraje Six Shooter por el que ganó el Oscar.

Sin dejar de lado los grandes festivales, Tres anuncios en las afueras ha cosechado, hasta el momento, un buen puñado de premios. Concretamente 4 Globos de Oro (mejor película drama, mejor guion, mejor actriz principal, mejor actor secundario), mejor guion en el Festival de Venecia o el premio del público a la mejor película del Festival de Toronto. La cinta de McDonagh ha entusiasmado tanto a crítica como espectadores y es una de las claras favoritas a no irse de vacío en la ceremonia más prestigiosa de Hollywood. Pero si por algo destaca el filme, más allá de su sobresaliente libreto y dirección, es por la interpretación de Frances McDormand. La actriz nacida en Chicago, es más conocida, tristemente, por ser la mujer de Joel Coen que por su extraordinaria carrera cinematográfica. Si bien es cierto que ha trabajado en multitud de ocasiones con su marido, llegando a ganar el Oscar a la mejor actriz principal por Fargo en 1996, también tiene un buen número de trabajos ajenos a los hermanos Coen (como la magnífica miniserie de HBO, Olive Kitteridge).

McDormand se mete en la piel de Mildred Hayes, a la que dota de una gran fuerza y humanidad, una madre separada que siete meses después del asesinato de su hija decide tomar cartas en el asunto ante la ineptitud del cuerpo de policía del pueblo. Para ello se hace con tres vallas publicitarias inutilizadas de una carretera, por donde sólo pasan los coches que se han perdido, en las cuales reclamará que se haga justicia encontrando al asesino de Angela (Kathryn Newton). Sin embargo, el revuelo como consecuencia de este acto golpea al pueblo y generará una serie de situaciones que, lejos de solucionar el caso, enfrentará a diversos habitantes del mismo. El personaje de Mildred, como todos los protagonistas de la historia, es tan rico como complejo, merced a un tratamiento en las diferentes personalidades que resulta sobresaliente. Lejos de presentarnos a una madre ideal, en el único -y breve- flashback que le vemos con su hija, observamos como la violencia (verbal) y la falta de respeto es la tónica habitual del hogar y es que, en plena discusión, cuando la joven se marcha, su madre le grita que ojalá le violen por el camino. Mildred, abandonada por su esposo maltratador, convivía con sus dos hijos y con su fuerte carácter. Sarcástica, sagaz, dura, tierna y persistente… McDormand nos regala un auténtico trabajazo y gracias a ello, nos reiremos y lloraremos. Porque no nos engañemos, Tres anuncios en las afueras es, más que un drama, una tragedia disfrazada de comedia acidísima. Buena parte del mérito del guion de McDonagh reside en el fenomenal equilibrio entre el drama más profundo y la comedia más desternillante. Una tarea casi imposible que tiene a McDormand como el factor X que resuelve la ecuación.

3ANUNCIOS

Como contrapartida del personaje de Mildred nos encontramos al jefe de policía Willoughby, interpretado por un magnífico Woody Harrelson. Lejos de su trabajo como el detective Hart de True Detective, Harrelson nos presenta a un personaje que, pese a empatizar con la señora Hayes, no ve posibilidades de que el caso se resuelva. Por si esto fuera poco, está muy enfermo. Tiene un cáncer terminal que le hace ser más vulnerable pero, precisamente por ello, tratará de sacar lo mejor de la gente que le rodea escribiendo una serie de cartas que son un canto a la esperanza. Siguiendo con el plantel, la última punta del tridente es un desmejorado Sam Rockwell dando vida al agente Dixon. Con unos kilos de más, bastante odio acumulado y una relación más que tóxica con su madre, el personaje de Dixon, que nos puede llegar a resultar repulsivo a lo largo de buena parte del metraje, será la figura que más crezca en el último tercio de película. Rockwell, al igual que McDormand y Harrelson, está impresionante. Una vez más tenemos que ensalzar el trabajo de McDonagh con el dibujo de personajes. Los demonios de todos ellos (el tono gris les sienta como un guante) tomarán el control en alguna ocasión, haciendo que la ira brote en el pueblo de Ebbing. No es extraño ver palizas, gente volando por una ventana o cocteles molotov estrellándose contra la fachada de la comisaría.

Completan el sensacional reparto de Tres anuncios en las afueras los acertadísimos secundarios Peter Dinklage (el Tyrion de Juego de Tronos) como pretendiente de Mildred, Lucas Hedge (a quien descubrimos en Manchester frente al mar) es Robbie, hijo de Mildred, Jon Hawkes (Everest) como su exmarido, Samara Weaving (The Babysitter), Clarke Peters (The Wire), Abbie Cornish (Sucker Punch) y Caleb Landry Jones (Twin Peaks). Nos encontramos con uno de los mejores trabajos en conjunto de los últimos años. McDonagh quería contar una historia rural al estilo de las películas antiguas americanas, tomando como referentes Paris, Texas o Malas Tierras. Sin embargo, para escribir el personaje de Mildred, tuvo que fijarse en el Ethan Edwards, interpretado por John Wayne, de Centauros del desierto ante la ausencia de precedentes femeninos que tuvieran la fuerza y el carácter del personaje al que da vida McDormand. Así pues, el western es otro de los géneros implícitos en la cinta y la música de Carter Burwell, pese a no ser de lo más destacable, encaja con dicha descripción.

3ANUNCIOS_2

No se guarda McDonagh absolutamente nada. La brutalidad en las escenas de violencia son marca de la casa, pero en ningún caso esta es gratuita. El racismo y la homofobia siguen siendo realidades de la América profunda y el cineasta angloirlandés no tiene ningún reparo a la hora de incluirlos en su obra, relacionándolas con la ignorancia y la simpleza. El buen uso del humor negro que desprende el guion nos recuerda, en definitiva, al patetismo que tantas veces nos han mostrado los Coen en todas sus películas pero todo ello teñido de una violencia más propia del cine de Tarantino. Martin McDonagh nos da a entender que, ante la incapacidad de la policía por encontrar al culpable, el pueblo entero prefiere dejar las cosas como están. El hecho de que Mildred se empecine en encontrar al asesino de su hija, violenta a varios de los habitantes de Ebbing (Missouri), como si estos fuesen conscientes de su propia ignorancia y necesiten desfogarse sacando la rabia acumulada que llevan dentro.

Concluyendo, Tres anuncios en las afueras es una película muy humana, que no da ningún tipo de tregua. Cuando te encuentres riendo a carcajadas recibirás un golpe directo en la boca del estómago para recordarte que, lejos de estar viendo una comedia, lo que nos presentan es la peor de las tragedias (desgraciadamente es un tema de rabiosa actualidad en España). No obstante, el genial equilibrio con los diversos tonos, lo bien escritos que están los personajes y un reparto en estado de gracia consiguen que, desde ya, se convierta en una de las mejores películas del último lustro. Por lo tanto, desde esta humilde redacción, y más teniendo en cuenta este tiempo tan desapacible que estamos sufriendo, no podemos hacer más que recomendaros ir a ver Tres anuncios en las afueras. Estamos convencidos de que la disfrutaréis tanto como lo hemos hecho nosotros.

  Dirección: Martin McDonagh. Guión: Martin McDonagh. Música: Carter Burwell. Fotografía: Ben Davis. Reparto: Frances McDormand, Woody Harrelson, Sam Rockwell, Caleb Landry Jones,Lucas Hedges, Peter Dinklage, John Hawkes, Abbie Cornish, Brendan Sexton III, Samara Weaving, Kerry Condon, Nick Searcy, Lawrence Turner, Amanda Warren, Michael Aaron Milligan, William J. Harrison, Sandy…
Dirección - 8.5
Guión - 9.5
Reparto - 10
Apartado visual - 7.5
Banda sonora - 7

8.5

Tres anuncios en las afueras se confirma como una de las más serias candidatas en la próxima gala de los Oscar. McDonagh escribe un guion que no da puntada sin hilo y cuenta con un trío de interpretes que están, simplemente, perfectos.

Vosotros puntuáis: 9.44 ( 12 votos)

5
Déjanos un comentario

Please Login to comment
3 Comment threads
2 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
4 Comment authors
NittoIgverniSergio Fernández Atienzafrankbanner49 Recent comment authors
Recientes Antiguos
frankbanner49
Lector
frankbanner49

“Antes de sacar el bisturí y empezar a diseccionar la cinta, el redactor que firma estas palabras quiere manifestar que, si los proyectos de este año se acercan al nivel de Tres anuncios en las afueras, nos encontraremos ante un curso muy, pero que muy, fructífero.”

Ojalá. El año pasado fué soporifero.
He visto Dunkerque, I, Tonya, Lady Bird, Disaster Artist, The shape of water, y claro, Tres anuncios.

Ví un trozo de CALL ME BY YOUR NAME pero aunque se aprecia una buena película, reconozco que desconecté y no acabé viendola.

De estas ya vistas me quedo con Disaster Artist y Tres Anuncios.

Y me faltan por ver Molly´s game, Los archivos del pentagono, En la hora más oscura, The greatest showman, loving vincent..y no sé si Mother entrará en la terna…

Estas se suponen que son oscarizables. Desconozco los tapados.
Pero, sí, parece que algo más entretenida va a ser esta futura edición.

Sobre la susodicha, oye, que me ha encantado. Un reparto estupendo, un buen guión que va de menos a más, y con un final que me dejó un poco confuso

Aviso de Spoiler

por lo de su final abierto

y con una actríz que,de momento,dudo que tenga rival a la hora de recoger la estatuilla ( y eso que la Robbie se marca un buen papel, lo mismo que la chica de la peli de Del toro. Lo de saorsie no lo veo para tanto, y supongo que Meryl Streep estará por allí, yo-que-se.).

Pero es que Mc Dormand se marca una interpretación muy buena.

Aviso de Spoiler

la mirada de contención que muestra por ejemplo cuando su ex-marido maltratador le dice con toda su jeta que es el responsable de quemar los carteles, la conversación con el sheriff y su reacción cuando le esputa sangre en la cara, esa forma de tragarse el dolor mientras embiste como un miura a todo el que se cruce en su camino por descubrir quien acaba con la vida de su hija…

Veremos,que aún queda mucho.

Igverni
Lector

Gracias por la crítica!!

Lo cierto es que a pesar de unas estupendas interpretaciones, me ha decepcionado bastante. La película empieza bastante bien, pero a partir del giro, para mi se va a la porra

Aviso de Spoiler

Tras la muerte de Woody Harrelson…
¿Sam Rockwell intenta matar a un tío y no es detenido? No es que le despidan, es que deben detenerle. A partir de ahí, no me creo nada de lo que veo. Por no hablar que un borracho en el umbral de la subnormalidad tenga una epifanía tras leer la carta y se convierta en un ángel.
O que McDormand se convierte en una experta en lucha de guerrilla urbana, lo siento, no me lo creo…

Otra cosa negativa son los horrorosos intentos de humor que no pegan con nada, no funcionan y rompen completamente con el tono dramático de la historia.

Aviso de Spoiler

Empezando por la escena en que el maltratador del marido intenta a agredir de nuevo a McDormand, su hijo le pone un cuchillo en el cuello y ¿llega la novia haciéndose pis? AMOSHOMBRE

Viendo la unanimidad de la crítica con esta película, a partir de ahora, queda prohibido que nadie critique a Marvel porque alterne humor y drama. De hecho, creo que las pelis Marvel lo consiguen mucho mejor que esta obra pseudo-seria o pseudo-inteligente…

Me parece increíble que tanta gente diga que ésta en la mejor película del año, al mismo tiempo que opinen que un peliculón como Blade Runner 2049 es “innecesaria”. Flipo mucho, la verdad. Supongo que el problema soy yo, claro…

Nitto
Lector
Nitto

“La actriz nacida en Chicago, es más conocida, tristemente, por ser la mujer de Joel Coen que por su extraordinaria carrera cinematográfica.” ¿Es en serio o solo para llenar espacio. O parecer interesante?