Batman/ Catwoman: Rastro de pólvora

Batman/ Catwoman: Rastro de pólvora es esa obra que puede pasar desapercibida pero que necesita ser leída. No estamos ante una obra maestra, pero sí que Ann Nocenti nos ofrece un buen trabajo que entretiene a lector.

5
1543
Edición original: Batman/Catwoman: Trail of the gun (DC Comics, 2004)
Edición nacional/España: Batman/ Catwoman: Rastro de pólvora. (ECC Ediciones, 2017)
Guion: Ann Nocenti
Dibujo: Ethan Van Sciver
Entintado: Ethan Van Sciver
Color: Chris Chuckry
Traductor:: Felip Tobar Pastor
Formato: Cartoné. 104 páginas. 13,5€

Pólvora mojada

«¿Cuántas armas como esas seguirán adelante y matarán a alguien»

El presupuesto de esta historia no puede ser más simple. Un prototipo de pistola que dispara balas en busca de calor y que nunca falla, puede caer en las manos de los despiadados traficantes de armas y por ende de las bandas y criminales.

Debo aclarar que la etiqueta de Batman/Catwoman es una estrategia de marketing engañosa. ¿Por qué digo esto? Sencillamente porque, aunque aparece Batman en alguna viñeta, es una historia de Selina.

Otro problema que salta a la vista es el tono evidentemente moralista y didáctico que emana por los cuatro costados de esta obra. Ann Nocenti, guionista de gran profesionalidad, y muy dada a incluir temas de fuerte componente social en sus trabajos, peca en exceso de ese tono que os menciono sobre un tema muy interesante como es el uso de las armas por la sociedad civil. La aclamada guionista se excede un poco al hablar sobre los pros y los contras del «derecho a portar armas». La manera de enfocar un tema tan peliagudo y lleno de aristas se sustenta en conversaciones disparadas a modo de ametralladora, recurriendo a debates que no tienen mucho encaje en el desarrollo de la trama. A pesar de ellos podemos sacar sustancia de la historia.

Tal y como ya he advertido Catwoman es el pilar de la historia, y su doble moralidad es el espejo donde se refleja una sociedad que vive en un entorno donde un chaval de doce años puede portar un arma en un país que obtiene grandes sumas de dinero del sector armamentístico. Esta dicotomía se plasma jugando con el rol de Selina como ladrona y su prestigio en juego ante el reto de conseguir antes que nadie el ejemplar de esta arma. Claro está que, ante este tema, no vale jugar entre la luz y la oscuridad, puesto que no valen los grises cuando tener un arma puede suponer que un niño indefenso muera en nuestras calles. Ann Nocenti deja muy clara su posición desde el principio.

Nocenti es una de esas escritoras que a menudo intenta ser ambiciosa en cada uno de sus trabajos. Sin embargo, en este pequeño thriller la trama no es compleja, sin perjuicio de su temática espinosa. Considerando que tiene casi 100 páginas mantiene un ritmo ágil en todo momento. La interpretación de Catwoman es efectiva para llegar al resultado que busca la guionista. Selina es un personaje cínico, egoísta y mezquino. Sin embargo, bajo su amoralidad, hay un rayo de conciencia que intenta asomarse, creando un trampolín perfecto para lanzar la pregunta del millón de dólares: ¿necesitamos armas en la sociedad civil? Esta personalidad hace que los escasos encuentros con Batman sean un examen de ética y moralidad. En lugar de enfatizar la tensión sexual tradicional, Nocenti juega con su hedonismo contra la sólida moralidad de Batman.

Sin embargo tal y como titulamos la entrada de esta reseña estamos ante pólvora mojada ya que la intención de la obra se difumina al intentar abarcar más de lo que se puede sobre un tema complejo en un país complejo. Con el desarrollo de la historia queda en el tintero el motivo fundamental de por qué se venden armas en EE.UU, y al final queda en manos del ciudadano una decisión que sin ser moralistas puede que también sea una cuestión de importancia nacional, y por qué no, mundial.

Por otro lado, Ethan Van Sciver lleva a cabo un trabajo notable como el que suele acostumbrarnos. Su trazo barroco, completo, y de gran calidad aporta consistencia a la historia. El amplio conocimiento anatómico del dibujante es un punto fuerte en sus composiciones. Sin embargo su dibujo consigue que, a veces, esa gracilidad de un personaje como Catwoman, pierda la flexibilidad, movimiento y agilidad. Ethan Van Sciver dibuja mejor a Batman que a Selina. Esto no es motivo de crítica pero sí que he notado un trazo forzado en según que situaciones. A pesar de ello, el dibujante pasa con nota una obra que queda elegante y muy bien dibujada.

Lo mejor

• El tratamiento de Catwoman/Selina
• El dibujo

Lo peor

• Que está descatalogado el tomo y te encuentras precios de segunda mano de infarto.
• La simpleza excesiva de cómo se aborda un tema tan espinoso como el uso de las armas.

Edición original: Batman/Catwoman: Trail of the gun (DC Comics, 2004) Edición nacional/España: Batman/ Catwoman: Rastro de pólvora. (ECC Ediciones, 2017) Guion: Ann Nocenti Dibujo: Ethan Van Sciver Entintado: Ethan Van Sciver Color: Chris Chuckry Traductor:: Felip Tobar Pastor Formato: Cartoné. 104 páginas. 13,5€ Pólvora mojada "¿Cuántas armas como esas seguirán…

Una buena historia

Guión - 6.5
Dibujo - 7.5
Interés - 6.5

6.8

A veces parece, jugando con el símil, que la historia se engatilla.

Vosotros puntuáis: 8.36 ( 5 votos)
Subscribe
Notifícame
5 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
TheQuestion
TheQuestion
Lector
26 abril, 2024 3:08

El Grupo Editorial Vid, en su número 300 de Batman, publicaron un especial titulado «Muerte de inocentes», en dónde se denunciaba los campos de minas que quedaban tras las guerras. Dennis O’Neil, Joe Staton y Bill Sienkiewicz hicieron un increíble cómic en el que mostraban las atrocidades de la guerra. Por supuesto, ECC no lo ha editado nunca. No está en su ‘línea’.

Jaime Sirvent
Jaime Sirvent
Lector
En respuesta a  TheQuestion
26 abril, 2024 22:28

No es uno de sus bestsellers buclerianos.

Sith
Sith
Lector
26 abril, 2024 15:24

Gracias por la reseña.

Muy buen comic, que descubri por casualidad hace bastante tiempo atrás, y la premisa desde ya que esta muy bien planteada.

Respecto a lo que comenta TheQuestion ese es otro gran comic, que se asemeja salvando las distancias al de la JLA: Superpowers de Arcudi y Eaton (que ahora no recuerdo bien si era un especial o Anual) pero que representaba muy bien lo que era la intervención de una superpotencia en territorio extranjero y realizaba una gran analogía a la inviasión de Irak que tenía lugar en ese momento.

Increible que en esa época en un solo número desarrollaran una obra de gran calidad, cuando hoy en día necesitas mínimo media docena de números.

Me encantaría que todos esos comics en algún momento pudieran ser recopilados y editados aunque sea en un tomo.

sibaix
sibaix
Lector
27 abril, 2024 13:36

Discrepo en cuanto a la nota del dibujo, viendo las puntuaciones de las reseñas que leo por aquí en este caso tendría que ser un 10. Sciver es un auténtico espectáculo y si tengo el comic es por el dibujo porque el guión es flojito.

Drury Walker
Drury Walker
Lector
28 abril, 2024 18:15

Resulta curioso que Nocenti, que tan buen trabajo hizo en Daredevil, y con sus inquietudes sociales y urbanas, nunca haya hecho nada especialmente memorable con Batman y su mundillo (quizás lo más decente es una historia corta para un Black and White).

Diría que el tiempo no pasa en balde pero alguna cosa que hizo más tarde en Marvel estaba más atinada.

En fin, no es algo que «merezca» una tapa dura. Pero en fin…

Y mientras tantas obras en el limbo de los cómics!