Warburg & Beach, de Jorge Carrión y Javier Olivares

Por
0
1050

Edición original: Warburg & Beach (Salamandra Graphic, Marzo 2021)
Guion: Jorge Carrión
Dibujo: Javier Olivares
Color: Javier Olivares
Realización técnica: Sergi Puyol
Formato: Cartoné. 76 páginas. 17,00€

Vidas en paralelo

“¿No es leer siempre imaginar?”

Tras la interesante entrevista en la que Jorge Carrión y Javier Olivares nos hablaban sobre Warburg & Beach que publicamos ayer, hoy vamos a reseñar la obra. Algo nada fácil, puesto que se trata de una obra interesantísima en todos los aspectos que trata, desde las propias biografías de los dos personajes principales pasando por el aspecto formal, el trabajo gráfico y las múltiples reflexiones que nos invita a realizar como lectores. Una obra que trata de poner en valor a dos espacios claves para la difusión cultural como las librerías y las bibliotecas, que al igual que sucede con las vidas y proyectos de los protagonistas son complementarias y paralelas.

En la contraportada del libro podemos ver la pregunta “¿Cómo se lee?”. Una pregunta que tiene un doble sentido cuando se afronta está obra puesto que se trata de uno los principales temas argumentales del cómic, pero también tiene que ver con el formato elegido. Quizás lo primero que habría que decir a quién se acerque a la obra es que abandone cualquier prejuicio que pudiera tener contra un formato muy poco habitual como es el libro-acordeón; y lo segundo es que lea el cómic sobre una superficie larga que permita desplegarlo para poder disfrutar en su plenitud del magnífico trabajo que han creado los autores. Estamos ante una obra que no está encuadernada de manera estándar, ya que tiene un formato en forma de friso en el que por cada una de las dos caras cuenta la historia de uno de los dos personajes principales. Un formato que no es casual, ya que cambia la forma de leer la historia, te permite empezar por la parte que quieras y que les sirve a los autores para experimentar con la narrativa y reflejar los paralelismos entre los dos personajes principales. En el video que ha colgado Jorge Carrión en su cuenta de Twitter podréis ver más claro el formato.

Los protagonistas de la obra son la estadounidense Sylvia Beach (1887-1962) fundadora de la librería Shakespeare and Company en Paris, por la que pasaron escritores como Man Ray, Ezra Pound, Ernest Hemingway, Francis Scott Fitzgerald, Gertrude Stein, Paul Valéry o André Gide, además de la primera editora del Ulises de James Joyce, y Aby Warburg (1866-1929) creador de la biblioteca Warburg que además de tener un orden que no seguía los criterios habituales, estaba abierta a cualquier investigador y ofrecía becas de todo tipo, además fue el ideólogo del Atlas Mnemosyne, conformado por una serie de paneles que recopilaban miles de imágenes con el objetivo de demostrar de manera visual las relaciones entre el arte de todos los lugares y épocas. Pero, aunque ambos ocupan el grueso de la obra, el prólogo está dedicado a Mary Wollstonecraft (1759 – 1797), escritora inglesa y una de las primeras feministas, y a su editor Joseph Johnson y el epilogo a Frances Steloff (1887-1989), fundadora de la librería Gotham Books en Nueva York y al artista francés Marcel Duchamp (1887 – 1968). Todos ellos fueron figuras claves desde espacios como librerías y bibliotecas y ejercieron labores indispensables para la trasmisión de la cultura como la edición, la venta, la crítica o la prescripción. Algo que le interconecta y sirve de unión en la obra.

La historia nos permite ver algunas de las luchas que ha tenido, y sigue teniendo, que afrontar la cultura. En el prólogo de la obra dedicado a Wollstonecraft vemos la lucha de la escritora contra el machismo imperante en su época que ponía en duda su obra y sus ideas por su sexo. Por su parte, tanto Beach como Warburg debieron luchar contra el totalitarismo de los nazis, que por desgracia puso punto final a la forma en que ambos proyectos estaban concebidos originalmente. De la misma manera que en el epilogo, y también en la parte de Beach, asistimos a la lucha contra las diferentes censuras que tratan de imponer un caduco código moral. Unas luchas que, por desgracia, todavía están presentes en una sociedad empecinada en repetir errores y condenar a los diferentes.

Antes habíamos dicho que el formato del cómic no es casual, ya que cumple una función narrativa, y también hay que añadir que Olivares sabe sacar partido de todas las posibilidades que ofrece, en particular en las historias de Warburg y Beach, en las que saca todo el partido al formato acordeón. Tanto el prólogo como el epílogo tienen una estructura de cómic tradicional, pero tanto el estilo como el color son diferentes, algo que sucede en las cuatro partes del libro. En la parte de Beach vemos como el personaje se va desplazando por todas las páginas y gracias a la continuidad que ofrecen los distintos edificios de París la historia no pierde ni ritmo, ni homogeneidad a pesar de los saltos temporales. En la Warburg la estructura está más relacionada con el laberinto que forma su mente y que tiene que ver con su forma de entender y organizar tanto su biblioteca como el Atlas Mnemosyne. Los colores sirven para separar las escenas y nos transportan por la progresiva locura de Warburg. Olivares hace un uso magnifico del collage para mostrarnos la forma en la que entendía las bibliotecas y la relación entre la historia del arte. Un trabajo deslumbrante que junto a La Cólera nos demuestra que Javier Olivares está en su mejor momento como autor, capaz de crear junto a sus guionistas, dos obras muy diferentes e innovadoras.

Salamandra Graphic ha realizado una gran edición sin la que sería imposible disfrutar de este trabajo. Las obras de su, cada vez más extenso, catálogo siempre garantizan una lectura distinta de lo habitual y de una alta calidad, además de una gran edición.

Warburg & Beach es una novela gráfica magnifica en todos los aspectos, sin duda estará entre los mejores cómics de este 2021, no solo gracias a su arriesgada propuesta en lo formal, sino también por acercarnos dos figuras claves para conocer la evolución de la cultura en el s. XX que les sirven a los autores para hablarnos de temas tan interesante como la forma de leer, la censura, el feminismo, el arte o la locura. Además, sirve como homenaje y reivindicación de todas las personas que tratan de dar a conocer el arte y la cultura. Una obra de esas en las que cada relectura se convierte en una experiencia novedosa.

Lo mejor

• Una experiencia de lectura diferente, original y muy estimulante.
• El trabajo de Olivares.
• Una interesante reflexión sobre la cultura y los espacios donde se desarrolla.

Lo peor

• Si no lo lees desplegado no aprecias en su totalidad.

Edición original: Warburg & Beach (Salamandra Graphic, Marzo 2021) Guion: Jorge Carrión Dibujo: Javier Olivares Color: Javier Olivares Realización técnica: Sergi Puyol Formato: Cartoné. 76 páginas. 17,00€ Vidas en paralelo "¿No es leer siempre imaginar?" Tras la interesante entrevista en la que Jorge Carrión y Javier Olivares nos hablaban sobre…
Guión - 8.5
Dibujo - 9.5
Interés - 10

9.3

Arte atemporal

Un fascinante recorrido por la vida de dos de las figuras más importantes de la forma de entender la cultura en el s. XX. Un libro que sorprende por su aspecto formal y nos invita a reflexionar sobre el mundo en el que vivimos.

Vosotros puntuáis: 8.96 ( 2 votos)
Artículo anterior#ZNMesMorrison – Lecturas de inicio.
Artículo siguienteAlien versus Depredador: La Saga Original 1
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments