La Cólera

Mitos y realidad

Por
3
2710

Edición original:Astiberri Ediciones
Guion:Santiago García
Dibujo:Javier Olivares
Color:Javier Olivares
Formato:Cartoné, 240 Páginas
Precio:28€

La vida es más valiosa que la gloria.

Las primeras palabras que podemos leer en La Ilíada son: Canta, oh diosa, la cólera del Pelida Aquiles. Y es a esa cólera a la que hacen referencia Santiago García y Javier Olivares en su nuevo trabajo. Desde que se conocieron las primeras noticias sobre La Cólera estaba claro que se trataba de una de las novedades más esperadas del año. Sus autores habían firmado en 2014 con Las Meninas una de las mejores obras que se han publicado en nuestro país en los últimos años. Prueba de ello es el merecidísimo Premio Nacional del cómic que obtuvieron en 2015. Así había muchas ganas de poder echarle el guante y comprobar si estaría a la altura de todas las expectativas creadas. Y la respuesta es un sí rotundo, La Cólera es un cómic inmenso con unos niveles de calidad que están por encima de la anterior obra de la pareja, sobre todo porque esta obra nos habla sobre emociones y hechos que tienen su reflejo en la actualidad así que su mensaje es más poderoso y está mucho más abierto a interpretaciones.

La Cólera nos trasporta al último año de la guerra de Troya y nos relata los mismos sucesos que se relataron en el ciclo troyano, pero centrados en la figura de Aquiles. García y Olivares nos cuentan todos los elementos principales de la historia, pero prescinden tanto de las manipulaciones y juegos divinos. Como ya hizo Eric Shanover en La Edad de Bronce, en La Cólera no hay rastro de intervención divina en las acciones de los hombres así que la responsabilidad de las barbaridades que comenten es únicamente suya. Sin embargo, eso contrasta con la inevitabilidad del destino de Aquiles, que pese a rebelarse contra él, finalmente es derrotado por su cólera y termina atrapado por su sino. Tampoco vemos en ningún momento el punto de vista de los troyanos, ya que como hemos dicho el relato está centrado en Aquiles, aunque también es muy importante la figura de Ulises sobre todo en el desenlace del cómic. Ulises al ser más reflexivo y racional sirve con contrapunto al Aquiles que es lo contrario.

La guerra de Troya y sus consecuencias es una historia que se ha versionado mil veces, pero en está ocasión no se trata de una más ya que los autores consiguen llenarla de ecos de la actualidad europea. Sobre todo, gracias al giro en todos los sentidos que hay hacia la mitad de la novela gráfica. No hay que olvidar que la victoria de los griegos en Troya marca el inicio de la cultura griega clásica que es la base sobre la que se asienta la Europa que conocemos. A día de hoy Europa sigue luchando en los mismos territorios entre Grecia y Turquía, solo que ahora lo hace para que dejar entrar a los refugiados de unos conflictos de los que fue uno de los principales instigadores. Algo que entronca con uno de los temas principales del ciclo troyano como es el eterno retorno, no solo a un punto geográfico sino a las épocas de barbarie de la civilización. Así que, lo queramos o no, seguimos siendo los hijos de la cólera de Aquiles.

La Cólera es una historia que habla sobre la dualidad de género de Aquiles, algo que vemos desde la portada. Tiene una doble naturaleza como hombre y mujer, algo que no es invención de los autores ya que es algo que ya encontramos en el mito puesto que a Aquiles su madre le obligo a hacerse pasar por mujer en el harén del rey Nicomedes para que no tuviese que ir a la guerra. Allí se hacía pasar por una joven llamada Pirra que es la identidad que adquiere en su ensoñación sobre el futuro. Allí sufre las discriminaciones y violencia que el patriarcado ejerce sobre las mujeres, cuyos orígenes están íntimamente ligados a la aparición de las deidades griegas, algo que le sirve para poder empatizar con la situación de los refugiados. Pero la doble naturaleza de Aquiles también se ve reflejada en que es a la vez un guerrero sin igual y un amante de la vida pacífica, que solo quiere volver a casa. Esta dicotomía les sirve a los autores para convertir lo que en origen es una historia que glorifica la guerra en un alegato antibelicista en el que queda constancia de la sinrazón de la guerra por muy bella y épica que sea la forma de presentarla. Estas dos dualidades sirven para desmontar el mito del héroe clásico algo a lo que también contribuye la relación que mantiene con Patroclo, que transciende la mera parte carnal.

Uno de los momentos más brillantes e hilarantes de la obra es cuando los griegos vuelven de una batalla y van discutiendo quién ha matado a quién. La conclusión a la que llevan es que realmente no es algo relevante ya que la historia no la van a contar ellos, sino los aedos que ya se encargaran de adornarla y convertirlos en héroes, aunque no lo sean. Seguramente por eso en la obra Héctor no tiene casi importancia porque es el único personaje que solo obedece a motivos nobles en toda la historia de Troya. Los motivos acciones del resto son más que cuestionables. Algo que se ve claramente reflejado en un dialogo posterior en el que se dice que en esta era no hay villanos solo héroes y que cada época es peor que la anterior y que los hombres son peores. Algo que nos debe llevar a cuestionarnos como se produce la transmisión de la información y los mecanismos que llevan a considerar un héroe a determinadas persona.

La Cólera no es solo brillante por su historia y las reflexiones que encierra, también lo es por el increíble trabajo que hace Olivares que firma su mejor trabajo hasta la fecha en el mundo del cómic. Algo que se puede comprobar desde la portada con ese diseño similar a los naipes que ya nos cuenta que el protagonismo va a caer en la dualidad de Aquiles y que el libro también las tiene ya que es necesario girarlo para poder leer una parte. De la portada pasamos a una secuencia inicial de una de las batallas a las puertas de Troya impresionante, tanto por la narrativa como por la fuerza que transmite. El trabajo de Olivares en La Cólera no tiene nada que ver con Las Meninas, en esta ocasión es una obra a todo color, con mucha acción y con viñetas mucho más grandes. La forma de retratar a los personajes está basada en la manera que la manera tan estiliza en las que representaban los griegos el cuerpo humano, con un mayor interés por parte de Olivares en reflejar de manera realista la anatomía humana, pero sin que ello sea un lastre para su estilo. En el cómic hay una parte que desarrolla en la actualidad. Para leer está parte es necesario girar el cómic, ya que lectura debe hacerse en sentido oriental. Un experimento narrativo que funciona a la perfección porque la forma de hacer el giro y el orden de lectura están perfectamente integrados en la historia, con la figura de Aquiles que te indica como debes leerlo. Esta historia dentro de la historia es muy distinta en el apartado gráfico ya que el estilo cambia en todos los aspectos, la composición de la página pasa a ser una cuadricula de tres por tres, se en bitono y el estilo que se vuelva más sencillo, más cercano a la economía de líneas de algunas obras de BD. Hay que destacar también el uso del color que se hace durante la obra que casi siempre cumple funciones narrativas, sobre todo el rojo, cuya intensidad sirve para reflejar la creciente cólera de Aquiles. El resultado resulta inmejorable y es imposible imaginarse esta historia en manos de otro dibujante.

Astiberri hace una edición de acuerdo a la grandeza de la obra. Un tomo de gran tamaño, buen papel y una magnifica reproducción que permite disfrutar del arte de Olivares como se merece. Además, el diseño para el libro que hace Alba Diethelm es precioso.

La Cólera
es el tercer trabajo que firman Santiago García y Javier Olivares tras El extraño caso del doctor Jekyll y míster Hyde (SM) y Las Meninas (Astiberri), sin duda se trata de su mejor cómic. Una obra que tomando como base el trabajo de Homero nos propone una reflexión sobre la mayoría de los males que afectan a la sociedad europea actual. Sin duda será uno de los cómics del año.

Cuando estábamos vivos, no sabíamos nada.

Edición original:Astiberri Ediciones Guion:Santiago García Dibujo:Javier Olivares Color:Javier Olivares Formato:Cartoné, 240 Páginas Precio:28€ La vida es más valiosa que la gloria. Las primeras palabras que podemos leer en La Ilíada son: Canta, oh diosa, la cólera del Pelida Aquiles. Y es a esa cólera a la que hacen referencia Santiago…

Obra maestra

Guión - 9.5
Dibujo - 9.5
Interés - 10

9.7

García y Olivares nos traen una imprescindible revisión de la figura de Aquiles el gran héroe de la guerra de Troya llena de reflexiones sobre la actualidad, sobre la construcción de los mitos, el feminismo y la naturaleza humana.

Vosotros puntuáis: 7.6 ( 18 votos)
Artículo anteriorZNPodcast #Quedateencasa – Man in the Window, de Masatoki y Anajiro
Artículo siguienteFueron viñetas y ahora son fotogramas: Arrugas
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...
3 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Nippur
Nippur
Lector
20 marzo, 2020 22:57

Sin duda, una de las obras más esperadas. Desde la portada y sus primeras páginas, el comic enamora y promete lo que es; reflexivo, experimental y hasta metalingüístico. El comic español sigue brillando y superándose a sí mismo.

Lord_Pengallan
Lector
23 marzo, 2020 22:14

No sé quién tiene menos idea sobre Homero si tú o los autores. Que da igual, pero siempre es mejor saber qué decía Homero para disfrutar mejor lo que otros hacen con su obra…

La Ilíada es una obra religiosa y por eso salen los dioses, quitarlos es como quitar al dios de los judíos del Antiguo Testamento o de los evangelios. No obstante a ellos, los personajes homéricos son responsables de sus actos, lo que pasa es que la definición de responsabilidad de Homero es muy diferente de la nuestra. La suya tiene que ver con la pureza y la nuestra con la volición… La Grecia Clásica empieza con la victoria en Platea. Nunca hubo una victoria de griegos sobre troyanos, y además Homero es al menos 2 siglos anterior a la Grecia Clásica. La gran diferencia entre Homero y los griegos clásicos -demócratas- es que para el aedo no hay europeos y asiáticos o civilizados y bárbaros pero para los griegos clásicos sí. Homero es la base más importante de la cultura griega pero es bastante diferente a los griegos que “conocemos”… El mito lo que cuenta es un rito de iniciación bastante popular en el que el joven se viste de mujer en su transcurso pues ni es niño ni es guerrero. Así que la interpretación que hacen los autores es bastante libérrima… El Aquiles homérico combate por su gloria y por riquezas y no es pacifista aunque no ama la guerra porque Homero es antibelicista. La Ilíada, o la Cólera de Aquiles como la conocían los griegos, es un poema precisamente contra eso. Contra la guerra irracional o la cólera. Homero quiere decir a su audiencia que el enemigo es un humano y que siempre ha de ser tratado como tal. Para Homero ser despiadado y cruel es criminal y por eso saca a los dioses, para decir a una audiencia creyente que eso es pecado. Por eso no representa la guerra de forma bella y épica sino gore y salvaje (ningún guerrero que se rinde consigue sobrevivir 5 segundos más allá de su rendición). De hecho esa viñeta que pones del lanzazo en la boca es la escena más popular de La Ilíada. A los antiguos les cautivó tanto que incluso los iberos la convirtieron en una escultura que hoy se puede ver en el museo de arte ibérico de Jaén… Aquiles y Patroclo son los típicos camaradas de guerra. Lo que pasa es que posteriormente los homosexuales griegos los pusieron de homosexuales para blanquear la homosexualidad en un momento en que la homofobia estaba ganando terreno en Grecia… Los motivos nobles a los que aludes son los tuyos, para Homero todos sus personajes son nobles. Su concepto de virtud no es el ntro. Por otro lado en Homero no hay degeneración, eso lo han sacado de Hesíodo y además manipulado. Porque el esquema es hombres de oro, de plata, de bronce, heroicos y de hierro. El esquema no es descendente sino en W. Los hombres heroicos son mejores que los de bronce y los de hierro (ntros.), y después destos volverán los de oro… Por otro lado, si no fuese por la fama, la memoria de Aquiles no habría durado al menos los 3000 años que lleva, así que Homero tiene razón y no los autores pacifistas de salón deste esperpento. A diferencia de Homero seguramente nadie les leerá dentro de 3 mil años porque no es un ñoño que juzga con criterios estrechos y coyunturales la realidad. Como siempre una pena cuando alguien se inspira en un antiguo al que no entiende porque eso lleva a la confusión de lo que contaba y para muestras tu post, ya nadie sabe qué pintan los dioses en el poema, que Homero ni era belicista ni xenófobo, cosa que sí fueron los demócratas atenienses, y que para Homero no existen los villanos, no era maniqueo o un mojigato. Y hablo en general puesto que este cómic no lo he leído.

El estilo estilizado griego al que haces referencia será el de la cerámica porque como todo el mundo puede ver en la pintura y en la escultura (que se pintaba para parecer real) griega antigua hay una intención realista, o sea perspectiva y volumen. Para ver lo alucinante de esto sólo hay que compararla con la escultura egipcia y asiria que es en la que se inspira.

Por favor dime qué es eso del tema del eterno retorno troyano que me has dejado loco. A qué te refieres?

Abraham
Abraham
Lector
11 abril, 2020 13:32

Si tiene la misma calidad que las meninas, no tengo ninguna duda de que caeré rendido
Estupenda reseña