ZNPodcast #Quedateencasa – Man in the Window, de Masatoki y Anajiro

¡Únete al club de lectura del podcast de Zona Negativa! ¡Únete al movimiento #Quedateencasa!

Por , , y
0
205

¡Bienvenido al club de lectura comiquero de Zona Negativa!

Ante la actual situación de alerta sanitaria, en Zona Negativa queremos unirnos al movimiento Quédate en casa. Os proponemos pasar la cuarentena en nuestro club de lectura comiquera. En este programa hablaremos de Man in the Window, de Masatoki y Masatoki y Anajiro y, como ya sabéis, al final del programa podréis saber cuál será la lectura que abordaremos en el próximo podcast.

Cada día, a las 11:00h de la mañana tendrás el nuevo capítulo en Ivoox y en la web a las 17:00 de la tarde. ¡No te lo pierdas!

Colaboradores: Mònica Rex, Edu Sesé, Fer García y Jordi T. Pardo
Edición: Mònica Rex

Suscríbete a nuestro podcast en iVoox, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts y búscanos en tu app de podcast favorita.

Man in the Window, de Masatoki y Anajiro

Man in the window 01Man in the Window, de Masatoki y Anajiro. Planeta Cómic. Rústica con solapas. 2 tomos (serie abierta). 216 páginas. 8,95€

Man in the Window es una obra del tándem formado por MASATOKI y ANAJIRO publicada originalmente por Square Enix en Japón. En España ha sido Planeta Cómic la que nos ha acercado este manga de misterio que lleva por ahora dos volúmenes publicados. Man in the Window nos cuenta la historia de Takagi Shûhei, un estudiante de bachillerato normal y corriente que está preparándose para entrar en la prestigiosa Universidad de Tokyo. Pero esto pasa a un segundo plano cuando acude a una extraña cita en un callejón encontrándose consigo mismo al otro lado del cristal de una ventana. Pronto descubre que este es su “yo” del futuro que le previene de las desgracias que están a punto de ocurrir sino sigue sus indicaciones. Man in the Window viene a cubrir una necesidad para los lectores adictos a la intriga y las historias de universos paralelos, un título que sin ser especialmente original consigue mantenernos atrapados con su trama, sus giros y personajes. Para los aficionados incondicionales de los cliffhangers.

Extracto de la entrada con Lo más destacado de 2019 por Mònica Rex, Fer García y Jordi T. Pardo

Artículo anteriorCity Hunter, de HŌJŌ Tsukasa
Artículo siguienteLa Cólera
Barcelona (Septiembre, 1980). Mordido por una viñeta adquirí un asombroso interés por el mundo del cómic y sus galaxias cercanas. Los Clásicos Ilustrados que adaptaban novelas de misterio y aventuras fueron mi primer pasaje a este universo. Luego llegarían Mortadelo y Filemón, Superlópez, Spider-Man, Dragon Ball y V de Vendetta. Para comienzos del siglo XXI había desarrollado una ecléctica pasión por el medio. En la actualidad, disfruto especialmente del cómic independiente estadounidense y el manga. En está, mi segunda casa, colaboro como reseñista y articulista hablando de cómics, cine y series.
Madrileño desde 1991, en los estudios me fui por los números mientras en casa me quedaba con las letras. Me crié pidiendo al Círculo de Lectores con mi madre y oyendo a mi padre hablar de Marvel, siempre con una peli de Disney en bucle. Fui niño con Mortadelo, adolescente con Spider-Man y adulto con Garth Ennis. Intento descubrir una cosa nueva cada día, y vivo con la ilusión de guionizar un cómic, escribir un libro y tocar un instrumento, aunque al final suela quedarme viendo vídeos de gatos. En mis otros ratos libres participo en un podcast de cine, pero esa es otra historia.
Doppelgänger. Abandoné la Logia Negra y llegué a Málaga, España, en 1984. Mis primeras lecturas fueron los clásicos francobelgas y los cómics de un ratón y unos patos que, años más tarde, gobernarían un vasto imperio. Devoré tiras de prensa. Un día, un niño con cola de mono apareció en mi televisor buscando unas bolas mágicas y el manga me atrapó. Pasé años en blanco y negro, pero los superhéroes llenaron mi vida de mallas y capas de colores. A finales de los 90 sentí vértigo, el arenero me llevó al mundo de los sueños y caí en los oscuros abismos del underground. Viajé en el tiempo, desde el salvaje Oeste al Largo Mañana, a través de la banda de Moebius. Un mago de Northampton me contó grandes historias y su hijo calvo me dio setas alucinógenas. En Italia probé el fumetto y un marinero maltés me llevó hasta la Pampa argentina, donde tuve mi último recreo. He estado en Camelot en los días del Rey Arturo, en el planeta Mongo y en las letras del Oceáno Atlántico. En mis aventuras siempre estuve acompañado por un asombroso grupo de profesionales españoles. Los escritos del maestro Eisner me revelaron las posibilidades del medio y ahora solo veo el mundo en viñetas... Cómic camina conmigo.
(Barcelona, 1990). Nacida con la necesidad de hacer decenas de cosas a la vez; me licencié en filosofía y ahora recorro otra aventura. Entré en el mundo del manga en un buena momento: en pleno boom de principios de siglo. Cuando por televisión emitían Evangelion y el salón del manga no tenía entradas limitadas. Fascinada por la estética gótica, oscura y dantesca, mi autora de cabecera es Kaori Yuki. Pero, reconozco que los mejores mangas que he leído son de Naoki Urasawa y Osamu Tezuka. Mi máxima: las buenas historias son aquellas que dejan huella en el alma del lector.
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments