Edad Heroica: Paladín

Por
11
574

Con la llegada de la Edad Heroica a nuestro país alcanzamos el final de la etapa que, desde Vengadores Desunidos, sumergería a Marvel en un carrusel de conflictos humanos que dejaría difuminada la línea entre el bien y el mal. Heredera de los inicios a la Vértigo del mandato de Joe Quesada y Bill Jemas, ambas etapas suponen la culminación de 10 años marcados por una forma personal de entender el comic cuyos efectos todavía se dejan notar. Coincidiendo este punto de inflexión editorial con en el inicio de una nueva década en la que además se culminan diez años desde la entrada del hasta hace poco editor de los comics de la editorial, aprovecharemos para dar inicio a una nueva no-sección en la que según nos brinde la ocasión, repasar algunos de los grandes momentos, ideas, autores y personajes que nos ha brindado la editorial durante la última década.

En el caso de los últimos, la entrada en el nuevo siglo se ha caracterizado por una reivindicación de personajes comenzada ya en los últimos años de Harras y en la que hemos tenido un poco de todo. Seguramente lo más agradecido haya sido la recuperación de personajes que prácticamente habían caído en el olvido durante los 90 como Jessica Drew o el Caballero Luna, pero tampoco han faltado los personajes de nueva creación como Jessica Jones o el Vigía y otros que se han reinventado de cara al nuevo milenio como Ares o el Fantasma. En esta ocasión, en conjunción con el lanzamiento del tercer número de su nueva colección, nos centraremos en uno de esos secundarios carismáticos que desde su creación a finales de los setenta se ha dejado gotear por multitud de series viviendo actualmente una nueva epoca de esplendor: el Paladín.

Creado por Jim Shooter y Carmine Infantino en páginas de la colección original de Daredevil (número 150, Enero de 1978), sería presentado como un mordaz mercenario a sueldo que, con una moral bastante laxa, chocaría con el Diablo Guardían mientras ambos seguían la pista del Hombre Púrpura. Consiguiendo cierta popularidad, el personaje saltaría a las páginas de Marvel Premiere consagrándose como un soldado de fortuna de gatillo fácil y misterioso pasado. Experto en una vasta cantidad de tácticas de combate armado y cuerpo a cuerpo, no se conserva ningún rastro de su vida anterior al inicio de su carrera como Paladín. Usualmente equipado con un traje acolchado que le protege de la mayoría de armas de pequeño calibre y un pistola diseñada para colapsar el sistema nervioso de sus objetivos, posee unos niveles de reflejos y agilidad ligeramente aumentados que hacen de él un habilidoso efectivo tanto en misiones de campo como en otras más sutiles.

Tras su brevísimo paso por los Defensores de David Kraft durante la iniciativa «Defensores por un Día», el personaje continuaría dejándose caer de forma muy esporádica en colecciones vinculadas con Spider-Man o los Vengadores. Apareciendo en apenas un par de comics durante el primer lustro de los 80, a mediados de la década volvería a disfrutar de un tímido resurgir gracias a su romance con la Avispa tomando parte en el mítico combate contra los Amos del Mal durante el Asalto a la Mansión. El verdadero momento álgido en la carrera del personaje llegaría entre finales de los 80 y mediados de los 90 gracias a su vinculación con Marta Plateada durante la saga «Complot para un Magnicidio» de David Michelinie en Amazing Spider-Man. Otra mujer de armas tomar -Iguana- contrataría sus servicios para seguir la pista de la Sociedad Serpiente, lo que le mantendría al menos un año como secundario en el Capitán América de Marc Gruenwald. Disfrutando de apariciones puntuales en series como Marc Spector: Caballero Luna, Excalibur o Punisher el personaje aparecería regularmente en la serie de Marta Plateada y la Banda Salvaje desapareciendo del mapa tras la cancelación de la serie.

Desde la catastrófica debacle editorial de 1995 hasta 2005 las apariciones del personaje se limitaron a un par de sagas -una en los Héroes de Alquiler de Ostrander y otra en la Generación X de Jay Faeber- y poco más. Es a partir del último lustro cuando el personaje comienza a disfrutar de su segunda era dorada, reapareciendo de forma puntual en series como Vengadores de los Grandes Lagos, Daredevil. New X-Men: Infernales (de nuevo junto a Iguana) o Amazing Fantasy. Era como si varios artistas de la editorial se hubieran acordado de golpe del personaje, lo que permitiría que se estableciera como secundario recurrente a raíz de la Civil War.

Reclutado por Jimmy Palmiotti Tonny Stark como parte de la nueva encarnación de los Héroes de Alquiler liderada por Misty Knight y Colleen Wing, ejercería el rol de miembro ruín y mezquino al que disfrutar odiando. Reclutados para dar caza a objetivos concretos mientras continuaba la Guerra Civil Superhumana, el conflicto llegaría cuando el grupo fuera enviado a dar caza a Steve Rogers, misión que daría pie a un cisma del que no saldría bien parado. Teniendo un breve paso por la última encarnación de los Defensores regresaría al grupo liderado por las Hijas del Dragón para tormento de la Gata Negra y sus compañeras siendo fundamental en la disolución del equipo durante World War Hulk. Consolidado como un personaje más amoral que ambiguo mientras demostraba que su lealtad era únicamente hacia el dinero, tomaría parte en un complot para acabar con la vida de Tony Stark, lo que derivaría en su salida definitiva de la Iniciativa en los albores de la Invasión Secreta.

Sin embargo, lo que a priori podría haber sido el final de sus aventuras no fue sino el principio tras el establecimiendo del Reinado Oscuro, lo cual vendría de perlas para aprovechar esa faceta rastrera que tan bien había cuajado en sus últimas apariciones. Reclutado por Norman Osborn para acabar con la vida de Elektra (Dark Reign: Elektra), su fracaso no evitaría que el por entonces director de SHIELD/HAMMER le abriera un hueco en la nueva encarnación de los Thunderbolts. Confeccionada por Andy Diggle, esta nueva versión de los más buscados estaba compuesta por un carismático elenco de villanos y antihéroes de serie B/Z que ejercían como grupo de operaciones encubiertas al servicio de su nuevo patrón. Una suerte de mezcla siniestra entre el Equipo A y los Doce del Patíbulo en el que Paladín, siempre entre dos aguas, apenas tenía hueco para destacar más allá que como pistolero eficaz entre un equipo repleto de implacables psicópatas y personajes de dudosa cordura. Si los Vengadores Oscuros se convirtieron en el grupo de moda de esta etapa, los Thunderbolts eran algo así como su filial, lo que les permitiría disfrutar de numerosas apariciones estelares en colecciones como Capitán América, Masacre, Guerreros Secretos o Spider-Woman.

Bastante más brillaría con la llegada de Remender y, sobre todo, Jeff Parker a la colección. Este último lo erigiría como única válvula de escape para Eric O’Grady dentro de un equipo plagado de dementes asinos, estableciéndose entre ambos cierta complicidad que conduciría a la redención de Paladín en pleno Asedio. Enfrentados contra los Vengadores de Hank Pym en lucha por la Lanza de Odín, Paladín y el Irremediable Hombre Hormiga se opondrían a sus compañeros de equipo impidiendo que la poderosa arma cayera en manos de Osborn. Desapareciendo en pleno campo de batalla alejándose al estilo Shane mientras portaba consigo la lanza para evitar que cayera en manos equivocadas.

Ahora, tras su regreso en Shadowland (en la miniserie Sangre en las Calles de Anthony Johnston y Wellington Alves) vuelve a tener una tercera oportunidad de provar su valía en los Héroes de Alquiler. De nuevo junto a Misty Knight, Marta Plateada y otros viejos conocidos, en esta nueva etapa podemos ver a un Paladín que a manos de Andy Lanning y Dan Abnnett destaca sobre el resto del grupo mostrando una actitud sagaz que, sin perder ese puntito bastardo de mala leche, hace del personaje uno de los mejores alicientes de la serie.

En definitiva, Paladín es lo que en Francia podríamos denominar enfant terrible o Badass en los países anglosajones. Un Han Solo moderno envuelto en un halo de misterio que parece extraído de una novela pulp y que destaca por la clase con la que hace gala de una actitud impredecible y extrema que congenia lo mejor y lo peor del ser humano. A veces ridículo, otras implacable, en mucho recuerda a un Ojo de Halcón primigenio con el que comparte colores de guerra al igual que ese carisma que los hacen tan propicios para dar vida a cualquier equipo que se precie.

Artículo anterior«Reign of Doomsday»
Artículo siguienteBatman vs. Depredador
Nací en el sur de España, aunque desde pequeño tenía la cabeza perdida entre mundos de fantasía. Descubrí los cómics a través de un baúl en casa de mis tíos, y nunca he salido de aquel cofre del tesoro. Enemigo de la nostalgia pero amante de la Historia, mis fascinación por cualquier medio de narración ha ido puliéndose hasta transformarse por pasión por el cómic en general y el universo Marvel en particular. Redactor de Zona Negativa desde 2010, es imposible mirar atrás sin pensar en este periodo compartido con vosotros como una experiencia irrepetible, de esas que dejan huella.
11 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
franz
franz
Lector
14 febrero, 2011 6:33

No se olviden que su real identidad ha permanecido desconocida por todos estos años

jorgenexo
jorgenexo
14 febrero, 2011 9:23

Casi con toda seguridad, la conjunción más horrible de nombre y traje jamás portados por un personaje Marvel. Y lo curioso es que, en mayor o menor grado, el traje se ha venido respetando hasta la actualidad. A ver si los traductores se tiran un largo y hacen un buen chiste patrio en una de sus apariciones del estilo «¿No querías Paladín? Pues toma dos tazas».

archie
archie
14 febrero, 2011 11:14

Genial entrada

Destacar también que salió mal de una batalla en los thunderbolts, y lleva refuerzos de adamantium

Sobre la nueva serie de héroes de alquiler increíble, tanto como los casos planteados, droga atlante, armas encantadas, tráfico de mujeres de la tierra salvaje…

rorschach
rorschach
14 febrero, 2011 16:15

No hay personajes malos si no cacao poco soluble.

Konshu
Konshu
Lector
14 febrero, 2011 20:06

Daniel, como fan de este pequeño gran personaje, me ha encantado tu artículo. Estamos de enhorabuena a los que nos enacanta Paladín, ya que desde hace años goza de un relativo protagonismo que le ha hecho ganar mucha popularidad.
La única pena es que lo han vuelto demasiado canallesco. Siempre fue un truhán, pero también un tío con mucha clase y ultimamente parecía más un sicario. Espero con ansia Hero for Hire, con Moon Knight y Paladin de por medio y dos de mis guionistas favoritos de este momento, es compra asegurada.
Sólo un inciso a tu excelente artículo: Eso que llamas «Nación de Asesinos» es una traducción un poco rara. En España se llamó «Complot para un Magnicidio», no sé si te habrás basado en una traducción latina.

Elkas
Elkas
14 febrero, 2011 21:40

Llevo años leyendo comics Marvel y apenas me lo había cruzado en un par de ocasiones. Siempre apariciones secundarias y nunca dejando un recuerdo más allá del momento de la lectura del comic en cuestión.
Por eso creo que es un tributo también al trabajo de DnA cuando digo que en apenas 30 ó 40 páginas de Héroes de Alquiler han conseguido que le coja cariño, al puñetero.
Paladín. Ahora ya no se me va a olvidar ese nombre.

Jack of Hearts
Jack of Hearts
15 febrero, 2011 0:47

Buen artículo, me gusta saber de donde salen y la vida que han tenido este tipo de personajes de segunda fila. Heroes for Hire caerá, y más con Abnett y Lanning abordo.

Juny Walker
Juny Walker
15 febrero, 2011 13:57

Según Bendis será primo de Spiderwoman, formó parte del Equipo Atlas, ayudo a fundar Los Defensores, combatió con el Capitán América, conoció a Lobezno en Madripur (miniserie al canto) y se toma copas con Nick Furia

curioso
curioso
Lector
15 febrero, 2011 16:44

a mi me gusta mucho este personaje secundario pero con carisma.
me mola el traje pese a que es lo que más se le critique. que carajo, un tio entrenao y habilidoso con armas, ligeramente fuera de los cánones de un soldado normal, necesita protección, y se cubre pecho, rodilleras, cabeza, como tiene que ser, pa lidiar con gente con superpoderes hay que estar preparado.
taria bien conocer mejor su vida privada, pero tambien es loque hace misterioso al personaje. me gustaba su relación colegas con el hombre hormiga y el regreso a heroes de alquiler desde luego sí que resulta el más interesante por el momento, los demás son invitados de ocasion,, él es el más sagaz que los controla a las ordenes de la jefa.

Konshu
Konshu
Lector
15 febrero, 2011 18:46

La verdad es que es raro que un secundario clásico como Paladín no haya tenido jamás miniserie propia ni un atisbo de explicar nada sobre su pasado.
A ver si se animan y le dan su propia mini, que el hombre se lo merece.