Batman vs. Depredador

Por
18
3976
 

Edición original: 1991, 1992, 1995, 1998 – DC Comics / Dark Horse Comics
Edición España: 2009 – Planeta deAgostini Cómics
Guión: Dave Gibbons, Doug Moench, Chuck Dixon
Dibujo: Andy Kubert, Paul Gulacy, Rodolfo Damaggio
Entintado: Adam Kubert, Terry Austin, Rodolfo Damaggio
Color: Sherilyn Van Valkenburgh, Carla Feeny, Lovern Kindzierski, Pat Garrahy
Portada: Paul Gulacy, Terry Austin
Precio: 30 € (tomo en tapa dura)

 

¿Quién es más fuerte, la Masa o la Cosa? ¿A quién quieres más, a mamá o a papá? En una pelea entre un legionario y un ninja ¿quién ganaría? Éstas y otras preguntas, propias de cualquier barra de bar donde haya más de dos friquis sueltos, han sido motivo de no pocas discusiones y, sobre todo, de aprovechamiento por parte de los espabilados de turno, siempre gravitando en torno a la posibilidad de rascar unos cuantos maravedíes. Primero fueron los encuentros entre personajes de una misma editorial; luego llegó el turno de las aventuras entre héroes de empresas distintas (Marvel y DC tienen una larga lista de tebeos en este apartado). Pero siempre hay algo más, y un día alguien se planteó la posibilidad de que Batman se enfrentara a un personaje surgido de la gran pantalla: Depredador.

Depredador o, más correctamente, los Depredadores, son una raza de desagradables bichejos alienígenas que han hecho de la caza su razón vital. Física y tecnológicamente están perfectamente adaptados para viajar por el cosmos, a la búsqueda de nuevos retos con los que poner a prueba su pericia. Su primera aparición se produjo en Depredador, una película del año 1987 en el que uno de estos simpáticos cazadores se las veía en la selva centroamericana con un Arnold Schwarzenegger (el Chuachi, para los amigos) que avanzaba con paso firme hacia el estrellato del cine de acción y se hallaba en el apogeo de su gloria esteroidea. El carisma del cazador extraterrestre, comparable al de los Aliens de la Teniente Ripley, los catapultó rápidamente al olimpo de la ciencia-ficción, de donde no se han bajado pese a que, al contrario de lo que ha pasado con otros de sus colegas de la fantasía, sólo han contado sus siguientes apariciones en la gran pantalla en la forma de películas que iban de lo mediocre (Depredador II) a lo de consumir-usar-tirar (Aliens contra Depredador I y II). Los Depredadores eran una franquicia rentable, y en eso se basó la compañía estadounidense Dark Horse para hacerse con los derechos para editar tebeos protagonizados por estos bichos. Una vez que ya había viñetas donde aparecían estos muchachuelos, a alguien se le iluminó la bombilla y decidió hacer una pregunta que traería miga: ¿Y si un Depredador viajara a Gotham y se enfrentara a Batman?

Hacer una historia con personajes de naturalezas tan distintas como son Batman y Depredador puede ser muy difícil. Las posibilidades de que acabe siendo un potingue intragable son elevadas, y tanto en DC como en Dark Horse existían dudas que, por fortuna, se vieron disipadas cuando se vio el trabajo desarrollado para el primer encuentro entre ambos personajes. El británico Dave Gibbons (co-creador de Watchmen) se encargó de escribir una historia que los hermanos Andy y Adam Kubert (hijos del legendario Joe Kubert y, por aquellos años, un par de novatos) llevaron a la parte gráfica de forma magistral. Durante tres números, asistimos al desarrollo de una historia que bien podría haber servido para una tercera parte de Depredador (o para una segunda hecha decentemente) en la que Batman ejerce su función de detective en un ámbito netamente urbano y desprovisto del colorido inherente al mundo superheroico. El resultado fue beneficioso para ambas partes, hasta el punto de que el invento se llevó unos cuantos premios del mundillo.

Económicamente, la cosa funcionó tan bien que, desde entonces, Dark Horse y DC han multiplicado cosa mala (entre sí y con otros) los encuentros y desencuentros entre franquicias salidas del tebeo y el cine. Así, en danza han aparecido los Aliens, Superman, Terminator, la Liga de la Justicia, el Juez Dredd… En pocas ocasiones se ha alcanzado el nivel de calidad de Batman contra Depredador, pero lo que está claro es que seguiremos teniendo tebeos de esta naturaleza mientras en ambos lados del arte haya personajes que tengan gancho y aguante económico. Batman y los Depredadores volvieron a cruzar sus caminos en otras dos ocasiones. La primera, realizada por Doug Moench y Paul Gulacy (que ya habían hecho historia en Shang Chi: Master of Kung Fu para Marvel) se presenta como una continuación en toda regla, donde se introducen buenos elementos para hacer que la historia sea lo suficientemente atractiva y original como para que uno se olvide (relativamente, eso sí) de la primera parte. La tercera y, hasta ahora, última de las aventuras comunes es, sin embargo, perfectamente olvidable.

Los tres encuentros se recopilan ahora en un tomo por parte de Planeta DeAgostini, que sólo queda recomendar a la afición a uno y/u otro personajes, aunque sólo sea por el primero y, en menor medida, por el segundo de los trabajos.

18 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Peribáñez
Peribáñez
Lector
14 febrero, 2011 12:07

¿Os habíais olvidado de publicar esta reseña hace dos años? xD

Anónimo
Anónimo
Lector
14 febrero, 2011 16:11

Coincido plenamente con su reseña sr. Capote. Cuando l oleí tenía unas expectativas muy bajas y sin ser nada del otro mundo me acabó gustando bastante.

rorschach
rorschach
14 febrero, 2011 16:28

Pedazo de cartel autoral.
Lo cierto es que este tipo concreto de crossovers darkhorsianos ha dado unos tebeos más que interesantes cuando no decididamente buenos. Hay por ahí algunos Tarzán vs. Predator o vs. Batman vs. Superman con gente como Igor Kordey, Darko Mackan, Simonson… que valen su peso en oro.
Personalmente guardo un inmejorable recuerdo de un Green Lantern/Aliens con un fresquísimo Ron Marz y un deslumbrante Rick Leonardi o esa POM que es el Batman/Hellboy/Starman.
 

Giallo
Giallo
Lector
14 febrero, 2011 16:32

El guión de la primera historia es muy similar al de Depredador 2, cambiad Los Angeles por Gotham y Danny Glover por Batman y no hay mucha diferencia.

mark hammil
mark hammil
14 febrero, 2011 17:11

wolverine vs depredators vs aliens vs terminator vs robocop……….falta eso si si.

Sputnik
Sputnik
Lector
14 febrero, 2011 19:13

Partiendo de la base de que nunca veremos a McClane y a Rambo pelearse en Central Park en una épica película 3D llamada “John Vs John”, no tiene sentido hacer ningún otro cruce absurdo de ese tipo, porque todos palidecerían en comparación.
Siempre que voy a la librería veo el tomo y pienso “joder, tiene buena pinta… pero es Batman contra Depredador: compremos algo decente”. Pero creo que la próxima vez le voy a dar un ojo.

johnny99
johnny99
Lector
14 febrero, 2011 19:19

tarzan/superman fue cojonudo, de dixon y meglia

Cloud Strife
Cloud Strife
Lector
14 febrero, 2011 20:34

El guión de la primera historia es muy similar al de Depredador 2, cambiad Los Angeles por Gotham y Danny Glover por Batman y no hay mucha diferencia.
Si fuera así, este cómic está mucho mejor hecho que la película de Glover.
 
—————————————–
 
En el recopilatorio faltó el “Superman/Batman vs. Aliens/Predator”, que es bastante interesante y por lo demás da a entender que estos encuentros están dentro de la continuidad o por lo menos tienen su propia continuidad.
Gracias por la reseña. 😉

nenoskoda
nenoskoda
Lector
15 febrero, 2011 0:42

A mí me maravilló el dibujo de Kordej en el cruce entre Batman y Tarzán, de lo mejorcito que he visto en mi vida. También me gustó mucho Gulacy en Batman-Depredador.

rorschach
rorschach
15 febrero, 2011 3:17

Sputnik, dales una oportunidad positiva. Yo soy un radical anti-spin-offs fanseantes. Por norma. Pero es curioso como autores mediocres (siendo generosos) sacan lo mejor de sí mismos en el fango.

Diavalos
Diavalos
15 febrero, 2011 4:57

A mi el crossover que más me gustó fué Superman / Aliens, me pareció muy sólida la historia y entretnida de principio a fin. De hecho incluso da la sensación que la historia calza perfecto en la continuidad del Hombre de Acero.

Alex Cruz
Lector
15 febrero, 2011 8:30

Estos crossovers de Batman-Predator y Superman-Alien son de lo mejor, de lujo esta edicion de Planeta de Agostini.

HombreHormiga
HombreHormiga
18 febrero, 2011 21:14

Coincido con Alex en Batman/Predator y Superman/Alien, son excelentes y coincido con LuisJCP Tarzan vs. Departor es una exquisitez del género, imposible no levantarle el pulgar.

HombreHormiga
HombreHormiga
18 febrero, 2011 21:17

JAjaj! Departor!!! suena a repartidor de tortazos o a Taxi-boy. Lease Depredador o Predator.

Armin Tamzarian
Autor
18 febrero, 2011 21:31

Yo tengo ese tomo de Planeta con los tres crossover de Batman vs. Predator. Me agradan los tres (y que el tercero fuera bueno supuso toda una sorpresa) el primero con Gibbons escribiendo y los Kubert dibujando me encanta, pero le tengo especial cariño al segundo con Doug Moench y Paul Gulacy, que poseo también en la edición que editó Zinco en su momento, 1.1000 pelas de la época que por aquel entonces parecían una barbaridad y que ahora pagamos por un cómic con grapa. Qué tiempos.

Armin Tamzarian
Autor
18 febrero, 2011 21:32

1.100 pelas, no eso que he puesto que se sale un poco de madre.