Harbinger Wars

Por
12
1740
 

Edición original: Harbinger Wars.
Guión: Joshua Dysart, Duane Swierczynski.
Dibujo: Clayton Henry, Pere Pérez, Mico Suayan, Clayton Crain.
Color: Brian Reber.
Formato: Grapa, 128 páginas.
Precio: $14,99.

 

“¡Harbinger Wars, el primer evento cruce de Valiant, empieza aquí! Dos docenas de niños superhumanos sin disciplina, sin entrenamiento y no probados acaban de escapar de una instalación científica top secret y están de camino a Las Vegas. Cuando Bloodshot, Toyo Harada y los Renegados Harbinger se unan a la caza, ¿estará preparado el Universo Valiant para su primera gran confrontación superhumana? ¡Lo que suceda en Las Vegas puede destruir el Universo Valiant!

El nacimiento de Valiant coincidió en cierta medida con el de Mundo Independiente, y dada la importancia de esta editorial en el circuito independiente norteamericano, y la cercanía de sus productos con el mundo superheroico – una parte esencial en una web cuyo nombre rememora una dimensión paralela de Los 4 Fantásticos – desde siempre hemos dado un trato preferente a las propuestas de Valiant Entertainment. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, hemos disminuido la cantidad de reseñas – de ritmo estadounidense – de esta editorial de una manera bastante significativa. ¿Por qué? Simplemente porque tras la adquisición de los derechos de Valiant por parte de Panini decidimos distanciar las reseñas y publicarlas a un punto medio entre su publicación norteamericana y española. Así de simple…

O sea que hoy recuperamos Harbinger Wars, el primer cruce oficial del Universo Valiant, y lo hacemos con su edición en tomo. Recordemos lo que decía Mariano Abrach en el Servicio Informativo de Editoriales Independientes #11, bastante antes de su publicación: “Utilizando el éxito del relanzamiento como base, Valiant elevará la apuesta a partir del mes de abril con el siguiente paso de cualquier línea editorial de cómics de superhéroes que intente posicionarse como tal: el evento/crossover. El título será Harbinger Wars, y cruzará a las series Harbinger (obviamente) y Bloodshot, a lo que se sumará una miniserie de cuatro entregas que llevará el mismo nombre que el evento, la cual estará a cargo de a cargo de Joshua Dysart y Duane Swierczynski (escritores de las dos series regulares mencionadas, respectivamente), con dibujos de Clayton Henry. Como siempre, el objetivo de este trabajo editorial está en aumentar las ventas, alcanzar mayor atención y conseguir nuevos lectores, siendo un “punto ideal para comenzar a leer”; ya juzgaremos los lectores en su debido momento. Sobre eso último, ese número ideal para empezar será el #10 de Bloodshot y el #11 de Harbinger, extendiéndose por cuatro números cada una (al igual que la miniserie); es decir, hasta el #13 y el #14, respectivamente. De la trama no hay mucho que decir; los lectores de siempre saben por donde van los tiros, y los nuevos no están ni enterados de qué pasa. Pero puede suponerse del título: se cruzarán personajes poderosos en un combate sin cuartel. Y, para qué negarlo, suena entretenido“.

Efectivamente, Harbinger Wars es una miniserie de cuatro números en la que se unen las tramas de Bloodshot y Harbinger para narrar lo que será una guerra sin cuartel. El principal escritor de ésta es Joshua Dysart, ya que Duane Swierczynski sólo figura en los créditos como argumentista. Y a los lápices tenemos un número cambiante de dibujantes, si bien el grueso del trabajo es para Clayton Henry (presente en todos los números) y Pere Pérez (quien aparece del #2 al #4).

Hoy vamos a ser breves en las apreciaciones para no desvelar acontecimientos… Y en un futuro próximo complementaremos la presente reseña con los episodios de Bloodshot y Harbinger relacionados con Harbinger Wars.

harbinger-wars-previa-1harbinger-wars-previa-2

Fuente: CBR.

Hablemos primero de las partes positivas. Harbinger Wars es una historia de acción y aventuras en la que los acontecimientos se suceden sin pausa. Hay luchas, muertes, desmembramientos y todo lo que se puede pedir a un gran evento superheroico del nuevo milenio. No es una serie que deje indiferente. También tiene decenas de personajes, algunos de ellos muy bien desarrollados y otros que quizás no tanto (algo irremediable dada la cantidad de personajes). Tiene el añadido de poder ver la interrelación entre personajes Valiant, por primera vez si incluimos el matiz de “que tengan serie propia”. Y, lo mejor de todo, a pesar del baile de dibujantes, Harbinger Wars es toda una experiencia visual. Todos los artistas implicados ofrecen lo mejor de sí mismos, y el resultado es muy agradable a la vista. Incluso teniendo en cuenta que varios de los ilustradores tienen estilos altamente diferenciados, al final resulta que el volumen se lee de una manera bastante homogénea. Algo tendrá que ver que el colorista sea siempre el mismo…

Dicho esto, hablemos de lo negativo. Harbinger Wars es un evento entre dos colecciones, pero la serie prosigue en los títulos que cruza, de manera que lo que aquí obtenemos no es la historia completa. Para profundizar en lo que están viviendo los chicos de Bloodshot y Harbinger debemos recurrir a sus respectivos títulos. Eso no hace que la historia sea ininteligible, pero sí da cierto margen a los guionistas para dejar de lado a los protagonistas (que se desarrollan en sus propios títulos) y profundizar, así, en los nuevos jugadores. Llega un momento en el que Bloodshot y compañía casi desaparecen del mapa, con lo que se da la contradicción que el evento de dos franquicias al final no es tal sino la presentación de otras dos franquicias.

Prosiguiendo con lo malo. Hay una frase en Harbinger Wars que representa muy bien lo que leemos: “todo parece bastante caótico“. Tanto Bloodshot como Harbinger son series en las que sus protagonistas son antihéroes, que no se sabe muy bien si están del lado de los ángeles o no. En el cruce, los personajes que se introducen comparten ese matiz, con lo que a la que todos se empiezan a enfrentar contra todos, es imposible discernir el lado de los buenos y los malos. Lo que es peor, cada uno de los bandos tiene un motivo de peso para luchar. Y si bien los nuevos se explican a la perfección en Harbinger Wars, para saber por qué lucha Bloodshot y los Renegados debemos leer los volúmenes anteriores de sus respectivas series. Cierto es que el Universo Valiant es nuevo y no se necesita acceder a mucha información previa, pero aun así, es un error obligar a los lectores a leer nada anterior a un evento, a estas alturas, ya que en vez de un punto de partida o de recibimiento de nuevos lectores, obtenemos un tebeo de lectura obligada para lectores veteranos. Si los chicos de Valiant pretendían ganar adeptos, Harbinger Wars no es el camino. Lo que sucede ahí no es accesible. Es caótico y requiere de mucho esfuerzo por parte del lector neófito para entenderlo. De hecho, independientemente de si están bien o no desarrollados, no deja de ser problemático introducir a casi una decena de nuevos héroes. Para que sus personalidades calen entre los lectores se necesita más tiempo… o diferenciarlos mejor. Recursos como el de utilizar los mismos uniformes para todo un equipo, por ejemplo, va en contra de la accesibilidad.

Dicho esto… ¿recomendaría la lectura de Harbinger Wars? Pues seré original y dejaré un final abierto a la reseña. La respuesta a esta pregunta es una palabra de dos letras… Y solo hay dos opciones posibles, una y la contraria…

harbinger-wars-previa-3harbinger-wars-previa-4

Fuente: CBR.

12 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Reverend Dust
Lector
8 abril, 2014 13:16

No estoy de acuerdo con ese último apartado de la reseña: todo es voluntariamente caótico y las motivaciones de los personajes cruzados NO importan en la miniserie principal.

Harbinger Wars, la miniserie central, estaba llamada a retratar todo el politiqueo y los poderes en la sombra que había entonces en el universo Valiant. En tu propia reseña, Enrique, destacas una página en la que se ve la reunión de “altos poderes” que se produce como eje central de la miniserie. De fondo estarán Bloodshot, los Renegados, los H.A.R.D. Corps y los distintos niños y adolescentes psiot, con Toyo Harada gravitando entre todos ellos; pero lo que importa aquí de sus motivaciones está en esos diálogos de las imágenes destacadas: “The weapon known as Bloodshot has been rogue for what? Nearly two months now?”

¿Qué hay que saber de Bloodshot? Que es un arma de PRS fuera de control, un arma conocida como “el asesino de Psiots” con gusto por las armas y factor regenerativo por medio de nanites en su organismo. Nada más.

¿Qué hay que saber de los Renegados y los demás Psiots? Que luchan contra las mismas fuerzas que Bloodshot… sin saberlo, tomando a Bloodshot como un enemigo a batir más, que al contrario que en los eventos superheroicos habituales, NO va a resultar en potencial aliado porque no van descubrirse los intereses de ningún grupo, salvo el de los poderes en la sombra. Y ahí entran los H.A.R.D. Corps, el brazo ejecutor de los hijoputas tras el telón.

El desconocimiento de lo que ocurre, y que te ha transmitido a ti como lector, es el desconocimiento de los propios personajes, meros peones en un tablero de ajedrez del que no ven siquiera las casillas.

La miniserie Harbinger Wars presenta una visión general de la historia sin involucrarse, como lo hacen los auténticos protagonistas villanescos de este punto de vista. Es en los tie-ins (no vinculantes) donde se abraza una u otra postura, en función de si quieres obtener el punto de vista y las motivaciones de Bloodshot o de los Renegados, pero estos serán en sí mismo otras caras de la misma historia, que ven alterados los resultados finales en base a ese cambio de visión.

Quien jamás ha leído Bloodshot y sólo lea Harbinger, compartirá el punto de vista de Stanchek y los Renegados: Bloodshot no es más que un arma, un asesino más de PRS que busca destruirles, y así quedará la historia.

Quien jamás ha leído Harbinger y sólo lea Bloodshot, compartirá el punto de vista de éste y verá a los Renegados como unos niñatos con poderes que no son más que un obstáculo en su nueva misión (que no desvelaré por ser spoiler, claro).

Es con la lectura conjunta con la que tomas todos los puntos de vista, pero en la lectura separada se juega tanto con las expectativas del lector como con lo que cree estar viendo.

Con esto no quiero decir que Harbinger Wars sea un evento perfecto, pero sí un buen comienzo y un gran primer crossover de la compañía. Del notable no pasa, pero este experimento de puntos de vista les ha funcionado muy bien en los crossover posteriores y yo abrazo la propuesta.

Tomás Martínez
8 abril, 2014 13:38

Yo de las dos series sólo sigo Bloodshot (que por cierto sigue siendo una maravilla tras más de 20 números y que jamás me cansaré de recomendar) y el evento lo entendí perfectamente sin necesidad de seguir Harbinger. Es más, me quedó bastante claro quienes son los miembros de este grupo y más o menos cuales eran sus intenciones y orígenes. Todo ello sumado a que el gran villano, Harada, es omnipresente en todos los cómics de la editorial (¡Qué gran villano!, por cierto).

El evento creo que es caótico, sí, como lo eran los cómics de los 90 en un claro homenaje a estos últimos. Creo, como dice Reve, que es un buen evento hecho con cariño y con especial atención a poder enterarte de todo si sólo sigues una de las dos colecciones, algo que está cuidando Valiant en todos sus Crossovers y eventos. Estoy muy de acuerdo con al reseña en que se trata de toda una experiencia visual, algo que creo acorde, salvo algunas excepciones, con todos los cómics de la editorial.

Parece que la editorial se va superando poco a poco y el Crossover inicial de Unity para mí supera con creces a Harbinger Wars (también es cierto que X-O Manowar es una maravilla) y tengo muy altas las expectativas para Armor Hunters.

¿Que si lo recomiendo? No, lo obligo. El Universo Valiant debería de ser leído por todo amante de los cómics de acción y de superhéroes.

mikimarquez
mikimarquez
Lector
8 abril, 2014 13:43

@Reverend Dust totalmente de acuerdo en tu resumen. Lo peor de aquel evento para Valiant fue q me esperaba otra cosa, y al final mi tiempo y dinero, se marcharon a Image y sus nuevas series.

Reverend Dust
Lector
8 abril, 2014 14:25

se trata de toda una experiencia visual, algo que creo acorde, salvo algunas excepciones, con todos los cómics de la editorial.
Bueno, bueno, tampoco nos flipemos que ni yo, talifán de Valiant, diría que todos los cómics de la editorial son una experiencia visual. Algunos, sobre todo en sus comienzos, han sido una experiencia visual…dolorosa. Sobre todo porque aún no habían contratado a coloristas “de verdad”, algo que han ido mejorando recientemente (mi amada Jordie, aysh), sobre todo en Archer & Armstrong, que era un horror y ahora han fichado a un colorista más que decente como David Baron.

Anyway, que Valiant va para arriba, y el fichaje exclusivo de Kano lo demuestra 😛

Tomás Martínez
8 abril, 2014 15:55

Reve, igual si que me he pasado con esa afirmación ya que no he seguido todas las series (también me he expresado con “salvo algunas excepciones), pero de las que sigo (Bloodshot, X-O Manowar, Unity y Quantum & Woody) si podría asegurar que, por lo menos en el plano personal, el aspecto gráfico está muy cuidado. Aprovecho para destacar la labor de Cary Nord, cuyo trabajo en X-O Manowar ha sido excelente desde el principio 🙂

Reverend Dust
Lector
8 abril, 2014 16:11

Bueno, Tomás, pero algún mojón de fill-in ya nos hemos comido en Bloodshot, ¿eh? Y algún fondo copypasteado y filtrado del Google Street en XO Manowar también. Pero bueno, sí, cosas puntuales y que en general no empañan unos guiones bien trabajados y tradicionales-pero-diferentes.

Tomás Martínez
8 abril, 2014 16:31

Supongo que no pueden tirar de chequera como otros para tener buenos fill-in, que se le va a hacer xD

Tomás Martínez
8 abril, 2014 17:43

Ahora que recuerdo el fill-in de Manuel García en Bloodshot fue bastante pobre.

Reverend Dust
Lector
8 abril, 2014 20:48

Ése y algún otro de Harbinger son los que recuerdo como más flagrantes casos de vagancia y/o falta de talento.

Phantomas
Phantomas
Lector
9 abril, 2014 13:20

No, lo obligo. El Universo Valiant debería de ser leído por todo amante de los cómics de acción y de superhéroes

Y así se crea un hype que luego te lees los primeros tomos de algunas series y psst, no pasan de correctas.