#ZNCine – Crítica de Ready Player One, de Steven Spielberg

Reseña de la última cinta de Steven Spielberg que dos meses después de estrenar Los archivos del Pentágono vuelve a nuestras carteleras.

Por
9
5641
 

Dirección:Steven Spielberg
Guion:Ernest Cline, Zak Penn (Novela: Ernest Cline)
Música:Alan Silvestri
Fotografía:Janusz Kaminski
Reparto:Tye Sheridan, Olivia Cooke, Ben Mendelsohn, Mark Rylance, Simon Pegg, T.J. Miller, Hannah John-Kamen, Win Morisaki, Philip Zhao, Julia Nickson, Kae Alexander, Lena Waithe, Ralph Ineson, David Barrera, Michael Wildman, Lynne Wilmot, Carter Hastings, Daniel Eghan
Duración:140 minutos
Productora:Warner Bros. / Amblin Entertainment / De Line Pictures / Village Roadshow Pictures / Reliance Entertainment
Nacionalidad:Estados Unidos

 

Se mascaba la tragedia y finalmente se confirmó. Hace dos meses publiqué la crítica de Los archivos del Pentágono y en ella comentaba que no tenía demasiada fe en Ready Player One, ya que las imágenes que había visto hasta ese momento contenían demasiado CGI para mi gusto personal. Pese a todo, fui al cine con ganas de reencontrarme, una vez más, con el mejor Steven Spielberg. Lamentablemente, esto no fue así. La nueva cinta del hiperactivo cineasta de 71 años es un apabullante ejercicio audiovisual y ya está. No le busquen nada más a una obra con una seria incapacidad para el desarrollo tanto de los personajes como del mundo real en el que se desenvuelven.

¿Es una película totalmente desechable? Ni mucho menos. Con un presupuesto estimado de 175 millones de dólares, estamos ante un filme que realmente muestra en pantalla lo que ha costado. Por poner un ejemplo, Liga de la Justicia costó 300 millones de dólares, pero no daba la impresión de que tuviese un presupuesto tan elevado cuando uno visionaba la cinta. Por otro lado, tal cantidad de dinero recaía en las talentosas manos de Spielberg, un director muy por encima de todos los realizadores de blockbusters contemporáneos. Así pues, tenemos una obra arrolladora, que agota hasta la extenuación al espectador con un recargamiento visual y sonoro al alcance solo del hombre que dirigió Encuentros en la tercera fase. Queda mucho para que acabe el año, pero sería más que merecido que Ready Player One ganara los Oscar relativos a efectos especiales y a sonido.

Ahora bien, surgen varios y serios problemas. Uno esperaba encontrarse con el Spielberg que va desde A.I. Inteligencia Artificial hasta Munich. En dicha etapa, si dejamos a un lado Atrápame si puedes y La terminal, Spielberg combinó con maestría capacidad para trascender, madurez, entretenimiento y una complejidad que aquí se echa muy en falta. Asimismo, en este período firmó dos obras maestras de la ciencia ficción como son la ya mencionada A.I. Inteligencia Artificial y Minority Report. El planteamiento de entretenimiento puro y duro lo consigue a medias. Si, por un lado, su capacidad para el desarrollo aquí se nos muestra nula; por otro, si la comparamos con obras de su filmografía que buscaban la diversión por encima de todo, sale mal parada su última cinta. Hablamos por ejemplo de Parque Jurásico, una película que no solo era un enorme divertimento, sino que también marcaba la retina del espectador una vez abandonada la sala. Esto es una constante en el cine de Spielberg, sin embargo, Ready Player One se nos presenta como un blockbuster más vulgar ya que es una cinta sumamente olvidable una vez vista.

El problema que tiene a la hora de narrar la historia es que Spielberg nos muestra su cara más infantil, algo que es una constante también en su obra, pero que no casa con el tono o las posibilidades de esta historia. Una distopía rebajada por ese infantilismo que suele jugarle malas pasadas se une a lo poco desarrollado que está el universo real al que pertenecen los personajes. Es decir, OASIS sí que está bien representado, pero se come toda la narración y la mayor parte del metraje. Lo que pasa fuera del mundo virtual y que es donde se podría exprimir mejor esta distopía apenas cumple una labor meramente funcional, testimonial. Y aquí es donde Spielberg se traiciona así mismo. Gran parte de su filmografía se basa en la lucha de un personaje por la libertad. En cambio, aquí tenemos a un protagonista que hasta bien entrada la película pasa por completo de tener una conciencia social, y que solo la adquiere cuando se enamora de la protagonista de la cinta. Esto no sé lo que es, pero sí sé que es impropio en un personaje que protagonice una cinta de Spielberg.

Otro de los problemas del exceso de protagonismo de OASIS es que parece que estamos más cerca de una película de animación, y si me apuran, de un videojuego, que de una película con actores de carne y hueso. Es más, gracias a esto, se pueden explotar hasta la saciedad todas las referencias a la cultura pop que tiene la cinta pero que solo son un mero guiño al espectador. En comparación con otros filmes de animación de Spielberg, Ready Player One es mucho mejor que Mi amigo el gigante (una de las peores obras de toda su carrera), pero inferior a Las aventuras de Tintín: El secreto del unicornio; una cinta que pese a ser de animación en su totalidad se muestra más cercana y capta mejor el espíritu de la aventura y la diversión.

Con respecto a las referencias culturales surge otro problema. El target de esta película podría situarse en un público de 30-40 años, pero la base de todo blockbuster contemporáneo de Hollywood son las generaciones más jóvenes, y que estarían representadas por los protagonistas de la película. Ahora bien, ¿realmente será capaz este público de captar dichas referencias? ¿No se sentirá algo perdido y/o distanciado ante tanto guiño? Y surge otra problemática la inversa también. El público que capta sin problemas esos guiños (el de 30-40 años), ¿se sentirá representado por los protagonistas? Me surgen dudas con este tema y cuando hablamos de una cinta de 175 millones de dólares no debe de haber dudas sobre esto.

En la parte actoral, creía que los tiempos de Shia LaBeouf como hijo de Indiana Jones se habían superado, pero ver a Tye Sheridan, que parece que estudió en la misma escuela de arte dramático que el protagonista de Transformers, me ha traído de vuelta recuerdos, malos recuerdos. Encima, el contrapunto se lo da Olivia Cooke. Sinceramente, una pareja muy olvidable. Del reparto se salvan Mark Rylance (el nuevo actor fetiche de Spielberg), un intérprete con mayúsculas y Simon Pegg, breve pero genial como casi siempre.

Una de las bajas más sensibles que tenía a priori Ready Player One era la de John Williams. El más fiel colaborador de Spielberg cede su sitio a Alan Silvestri que dota a la obra de un tono referencial al recordarnos en más de una ocasión a su trabajo en Regreso al futuro. Entre el regusto a la cinta de Robert Zemeckis y que la parte sonora está muy copada por canciones de los 80, la ausencia de Williams no se torna como algo dramático.

En definitiva, tenemos a una cinta que ocupa un lugar muy parecido al que fue a parar Los archivos del Pentágono dentro de la filmografía de este director. Si en la cinta protagonizada por Tom Hanks y Meryl Streep hablábamos de una obra de carácter serio que suponía una medianía en la carrera de Spielberg; nos pasa lo mismo con Ready Player One si la colocamos junto a las películas de ciencia ficción y/o entretenimiento que este genial cineasta ha hecho a lo largo de más de 40 años de profesión.

  Dirección:Steven Spielberg Guion:Ernest Cline, Zak Penn (Novela: Ernest Cline) Música:Alan Silvestri Fotografía:Janusz Kaminski Reparto:Tye Sheridan, Olivia Cooke, Ben Mendelsohn, Mark Rylance, Simon Pegg, T.J. Miller, Hannah John-Kamen, Win Morisaki, Philip Zhao, Julia Nickson, Kae Alexander, Lena Waithe, Ralph Ineson, David Barrera, Michael Wildman, Lynne Wilmot, Carter Hastings, Daniel Eghan…
Dirección - 5.5
Guion - 5
Reparto - 4
Apartado visual - 9
Banda sonora - 7

6.1

Spielberg no consigue la puntuación necesaria para llevarse el deseado Huevo de Pascua. Pese a todo, nos ofrece un blockbuster por encima de la media general, pero por debajo de su nivel personal.

Vosotros puntuáis: 7.32 ( 46 votos)

9
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
8 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
9 Comment authors
pedretemacGiovanni CasellaSuperman95d.ruahn Recent comment authors
Recientes Antiguos
MCastroE
Lector
MCastroE

Estoy muy de acuerdo con esta reseña, las secuencias de acción en Oasis son excelentes respecto a lo que aparece en cines últimamente. Lo que me saco de la película fue el hecho de que al protagonista (SPOILER) se le muere su familia y vecinos pero minutos después se entra a Oasis casi como si nada hubiera pasado (culpa del actor) y nunca mas se vuelven a mencionar (culpa del guion). Es extraño, pero esta película parece querer acabar con esta fascinación por los 80’s pero lo hace con una trama que parece de esa época. Pero si dejamos de lado sus defectos creo que es disfrutable. Saludos ZN.

Franz
Lector
Franz

Medio ‘hater” la crítica. Yo la sentí auténtica en la multitud de guiños a las buenas cosas de los 80s y 90s, un espectáculo sincero, que mejora el libro y totalmente disfrutable y recomendable.

Cristian Miguel Sepulveda
Autor

Una excelente película de aventuras Spielbergriana con sabor ochentero y noventero. Yo la disfrute bastante, casi extasiado por la constante acción. No es la película con el mejor guión del mundo, ni con excelsas interpretaciones, pero no lo necesita, ni lo pretende en ningún momento. Spielberg solo quiere hacer una película de aventuras clásica que haga disfrutar al espectador, sin más, no pretende trascender ni reinventar el género, y lo consigue sobradamente porque la película más allá de que te guste o no es por lo menos entretenida, algo que no es fácil conseguir con dos horas y veinte de metraje.

El apartado visual es apabullante y da una lección de cómo utilizar el CGI a algunas desarrolladoras de videojuegos y sobre todo a las productoras de anime que se han lanzado ahora al 3D, utilizando además un presupuesto no muy excesivo para lo que consigue y muestra en pantalla. También el apartado sonoro, con el soundtrack de canciones ochentero y la banda sonora pomoposa y pegadiza de Alan Silvestri te deja con ese sabor clásico en la boca, que se completa con el resto de referencias, con los arquetipos del género que son los personajes, e incluso con la propia estructura de la historia y de la película. Todo en este filme tiene un regusto clásico muy palpable y muy disfrutable porque el espectador no lo siente forzado.

Otro aspecto a destacar, e hilando con este tema, son las referencias, que funcionan de manera muy natural y coherente con lo que nos está contando, y da otra lección más sobre cómo utilizar este recurso, que es muy llamativo, y del últimamente se abusa mucho y se utiliza sin sentido alguno, como en Stranger Things, que parece que ha sido espolvoreado con tropecientas referencias aleatoriamente colocadas simplemente para decir que molan mucho. Puede que no sea la oda a los videojuegos que es la novela original (que no he leído) u otras películas como Rompe Ralph, sino más un popurrí de la cultura mainstream, pero bueno, se entiende que por temas de licencias y presupuesto, que bastante bien ajustado y aprovechando está ya, no se han podido meter más referencias y homenajes. No obstante, con lo que se muestra del medio, que tampoco es poco, y sobre todo lo bien utilizado que está, a mí me basta.

Y sí, es cierto que le falta algo, no sé muy bien el qué, para ser memorable y pasar a la historia como una de las grandes películas de aventuras de la historia, pero es un tipo de película con un corte y una estructura de las que ya no se hacen, y es de celebrar que se recupere otra forma de hacer este tipo de filmes que se hacía antes y que ahora parece que se ha perdido. También es cierto que si conecta contigo te deja con ganas de volver a verla una y otra vez, lo cual ya es mucho decir con los blockbuster últimamente. Además, tiene pinta de ser ese tipo de película que gana con cada revisionado, por lo que no se le puede pedir tampoco mucho más para el tipo de película que es y las pretensiones que tiene.

daizemonkaze
Lector
daizemonkaze

Vi la película en el cine después de mucho tiempo esperándola. Nunca he salido más decepcionado de una sala. Para alguien que no ha leído el libro, puede llegar a ser entretenida, aunque con muchos fallos argumentales, poco desarrollo de personajes y una colección de tópicos increíbles. Una película que pasa sin pena ni gloria y que no destaca en ningún punto importante como el guión, la dirección, una trama consistente, cosas que personalmente busco en una película.

Lo malo es que si has leído el libro, es aún peor. Los 5 primeros minutos de película revientan todo lo bueno del libro, olvídate de ver a Parzival como realmente es. La tensión de no saber en quien confiar, no saber quién va a ganar el concurso, ver al protagonista contra la espada y la pared, temer por la vida de los jugadores y no solo de sus avatares… Todo fuera, sustituido por una trama lineal y muy poco inteligente. Nada de reventar te los sesos para saber cuál es la siguiente prueba o cómo va a poder el protagonista conseguirla, aquí las pruebas son absurdas y tremendamente fáciles, a parte de ser la mitad que en el libro. Una decepción horrible, solo los 3 primeros capítulos tienen más referencias, acción y tensión que toda esta película en sus dos horas y pico.

En definitiva, como película no me parece nada del otro mundo, a algunos podrá entretenerlos o gustarles pero no destaca en nada de manera sobresaliente. Cómo adaptación es lo peor que he visto nunca y un insulto a todos los lectores del libro, que se nos ha vendido la película con carteles y trailers con los que llegamos a pensar que podría llegar a tener algo que ver y en vez de eso nos hemos encontrado con que los únicos puntos en común son los que puedes leer en las tapas del libro y todo lo demás cambia. Muy muy triste y decepcionado

d.ruahn
Lector
d.ruahn

No se que edad tendrá el autor de la crítica. Pero si has nacido entre el 75 y el 85, está película te va a encantar. Los menos reseñable de esta pelicula son los efectos especiales, el argumento, es el de siempre, y nos encanta joder. Amor, amistad y valores humanos. Además se agradece que la cinta no haya metido las moderneces y estupideces a las que estamos acostumbrados.

Hay que saber muy poco de cine para decir que está película es mala, eso, o ser muy joven. Spielberg, mi enhorabuena, ha hecho un no-truño después de tanto tiempo.

Superman95
Lector
Superman95

NO le daría tan duro al filme. Visualmente me encanto y seamos honestos: es una carta de amor a los 80, donde Spielberg era uno de los referentes. La cinta deja campo a muchas ideas como el exceso del uso de los telefonos y otras tecnologías que cada vez comienzan a enajenarnos y nos impide maravillarnos del mundo real, o del papel de algunos que quieren tomar control de las redes sociales. Y en lo personal, a mi si me gusto el BAG.

mac
Lector

No he visto la peli, pero 6,1 y “Blockbuster por encima de la media” en un mundo donde los blockbusters son pésimas películas Marvel, DC o Star Wars a las que les dan 9,1 de promedio (no en ZN, pero sí en otros sitios, y no a las de DC) me da muy mala espina y a la vez me confunde sobremanera…

A mí me bastaría con que no haya humor ridículo, pero es Spielberg…

pedrete
Lector
pedrete

Un guión flojo. Visualmente es buena. No parece de Spielberg, que acostumbrados nos tiene al menos a filmar cintas redondas….esta no lo es. Me ha dejado la sensación de haber visto Rompe Ralph pero con personajes reales de vez en cuando. Divertida pero decepcionante. En ningún momento me he emocionado, ni enfadado, ni reido…. estado plano en todo momento…. y eso…no es lo que me esperaba. El bueno es cero carisma, al malo no le odias, el amigo no es simpático…los homenajes a la cultura de los 80 no son brillantes…..
decepción….aunque, no es una tomadura de pelo como todo lo último de MARVEL (a excepción de Guardianes de la Galaxia que sigue siendo lo único solvente de la franquicia) Ahora… a esperar a HAN SOLO.