Va D BD 23

Por
6
593

Bel Age 2: Territorio, Merwan Chabane; Diábolo Ediciones; 72 págs., color, 15’95 €.

El simple hecho de que, al terminar la lectura de Bel Age 1, sintiéramos verdadera curiosidad como lectores por saber cómo les iría la aventura de compartir piso a las tres protagonistas de esta serie, manifiesta la habilidad de Merwan para concebir personajes interesantes, presentarlos con sintética precisión y moverlos con la delicadeza suficiente como para que su devenir narrativo fluya de forma tan orgánica como incierta. Sus chicas son tan de verás que enseguida se diría que las (re)conocemos; identificando y asimilando su manera de comportarse y las cuatro pinceladas mostradas de su pasado con distintos perfiles que nos hemos hecho de otras tantas personas con las que nos hemos cruzado a lo largo de nuestra vida. Pero esa costumbre tan humana -también como en la vida real- pronto se demuestra errada, al darnos cuenta de que todo individuo es singular y, a pesar de sus muchos parecidos con sus contemporáneos, único.

En realidad, se diría que eso mismo debe de sucederles a nuestras tres chicas (Violette, Leila y Hélène) puesto que, cuando empieza este segundo álbum, las hallamos dando los primeros pasos hacia una relación de amistad, después de que al final del primer álbum arrancara para ellas la peripecia de compartir piso. Entre las tres jóvenes comienzan a aflorar espontáneas muestras de afecto y, desde ese tibio reconocimiento inicial y arquetípico, se atreven a compartir algo más que un espacio común. Pero no es tan fácil. No es tan fácil, más que reconocerse, en verdad conocerse. Y no es tan fácil darse ni entregarse. Y pronto, las tres, lo descubrirán. Cuando el pasado de cada una de ellas y las losas que arrastran se entrecruzen y colisionen. En ese momento ellas, heridas, se replegarán. Y los lectores nos percataremos desconcertados de lo mucho que de ellas ignorábamos. Y entenderemos que, posiblemente, aunque ocupen un mismo lugar y quepan dentro de una misma viñeta, cada una mantiene preservado su encuadre y están muy lejos de poder convivir de forma plena.

Evidentemente, siendo capaz de comunicar todo esto, sobra decir que en este libro Merwan hace gala de una reseñable capacidad narrativa, mostrándose por lo general mucho más comedido y disciplinado que su colega Bastien Vivès a la hora de perfilar el ámbito visual de sus relatos, pero consiguiendo parecidos resultados en lo que a transmitir matices emocionales se refiere. Incluso, ante el lector más ortodoxo, Merwan puede resultar un plato mucho más digerible que Vivès dado que, salvo en algunas pocas escenas del último tercio del tebeo, no suele tomar los atajos gráficos tan característicos de su compañero.

Así que, después de todo lo dicho, Bel Age continúa hacia su tercera entrega… y los que leemos la serie deseamos que así sea.

[Reseña de Bel Age 1: Desorden + Reseña de Por el Imperio 1: El honor + Reseña de Por el Imperio 2: Las mujeres + Reseña de Por el Imperio 3: La fortuna ].

Angela della Morte, Salvador Sanz; EDT; 112 págs., BN, 11’95 €.

Hacía meses -muchos- que un tebeo no me fascinaba, subyugaba y cautivaba tanto como este Angela Della Morte.

Lo cierto es que a su autor, el argentino Salvador Sanz, lo conocía (como lector) de cuando Ivrea publicó entre nosotros en el año 2006 su trabajo Legión, un desasosegante apocalípsis realmente inspirado tanto gráfica como conceptualmente, pero que por aquel entonces me pareció se cerraba de forma un tanto abrupta, tal vez porque sus “protagonistas” apenas si eran tales. Quizás por eso, el reconocimiento de este Sanz como aquel Sanz no se ha producido de forma automática (sino que he necesitado la mediación de la entrevista del final del libro para ello). Y también quizás por eso, la sorpresa ante los planteamientos del autor ha resultado tan soberana, ahora que éste se muestra ya capaz de proyectarlos sobre un relato de relatos de altos vuelos magníficamente ejecutado a todos los niveles.

Como dibujante, Sanz es un creador tenaz y personal: arquitecto de línea precisa, artesano atento al detalle, agitador de exigentes encuadres, artista singular en su recreación de atmosferas y prestidigitador capaz de conjurar lo inaprensible. En su propuesta, se agitan sumergidos ilustradores tan fuertes como Richard Corben, Jim Steranko, Paul Gulacy, Bryan Talbot o Peter Snjebjerg, asomando de vez en cuando por entre los retales de un grafismo inmenso, dotado probablemente para retratar cualquier cosa, pero especialmente idóneo para el terror fantástico.

Mas, si magnífico es como pintor de negro y gris, Salvador Sanz no lo es menos como tejedor de narraciones vivas, inquietantes y originales. A poco que uno se asoma a las primeras páginas de Angela Della Morte, se encuentra de repente sumergido en un cercano futuro donde dos corporaciones luchan en las sombras por hacerse con el control del mundo, mediante la manipulación de las almas humanas, del pecado y de la muerte. Lo curioso es que… no hablamos en sentido figurado. En el universo de Angela, la muerte tiene entidad propia, pero no es una, sino que son muchas las muertes que vagan a nuestro alrededor invisibles esperando alimentarse de cualquier alma cuyo cuerpo haya fallecido recientemente. Y también el pecado anida cosificado en nuestro interior… pudiendo ser extirpado, almacenado y utilizado… ¿para que sea posible un mañana mejor? No se hagan ilusiones: estamos ante un cómic de terror… terror del bueno (hacía tiempo -mucho- que no sentía tal inquietud al leer una historieta como la que he pasado al vivenciar la escena en que nuestra protagonista debe luchar por su carne contra un ladrón de cuerpos ante la avida y hambrienta mirada de “una” muerte). Y es que, en Angela Della Morte, Salvador Sanz no consigue únicamente idear una realidad rica en ideas sugerentes como ya hiciera en Legión. Logra además constelar todas esas ideas en una espiral narrativa apasionantemente fresca y coherente que, al tiempo que nos turba y perturba, también nos maravilla.

Celebremos pues que EDT haya traido este cómic hasta nuestro país, que la serie siga en marcha en Argentina y que tengamos catalogada todavía en España la obra previa de este mismo creador, Migrador nocturno, editado en su día por La Cúpula (¡voy a por él!)

PD: Y aunque no suele ser la tónica de esta sección, esta vez no me resistiré a la tentanción de colgar algunas imágenes del álbum para que os convenzáis de que… ¡¡no debéis dejar escapar este cómic!!



Presentando el universo de Angela
(haced click sobre las imágenes para ampliarlas)



Atrapada en el espacio
(haced click sobre las imágenes para ampliarlas)



Ciencia ficción y terror metafísico
(haced click sobre las imágenes para ampliarlas)

[Blog del autor].

OTROS ENLACES DE INTERÉS

6
Déjanos un comentario

Please Login to comment
6 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
6 Comment authors
Toni BoixMr. XMariano AbrachBlade Runnersibaix Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Jose Angel Ares García
Lector

 Salvador Sanz es magnífico, altamente recomendable

sibaix
Lector
sibaix

Angela della Morte lo compre nada mas ojear sus paginas, y ya lo he leído dos veces, un comic fantástico y que merecía una reseña , espero que venda bien y continúen publicando su continuación, la trama es apasionante y creo que puede dar mucho juego, este cómic recuerda a las historias de Creepy tanto por el dibujo como por la trama.


Blade Runner
Lector
Blade Runner

Pintaza los dos títulos, pero sobre todo el de Angela… es una pasada, al menos lo que se muestra a nivel gráfico. 
Voy a tener que pillármelos… ¿no dan subvenciones en alguna parte para los frikis que se encuentran en estas situaciones ^__^U?

Mariano Abrach
Autor

 Siendo un admirador del trabajo de Sanz como soy, me alegro de leer una reseña tuya Toni en este tono. Es un autor realmente recomendable.

Y sobre la continuación de Ángela, concluyó la publicación seriada en la Revista Fierro hace algunos meses ya, por lo cual ya puede esperarse una edición en libro (por acá y por allá) para algún momento no muy lejano.

Saludos!

Mr. X
Lector
Mr. X

Trayéndome
el debate que se mantuvo en el hilo de Cenizas… Estos dos cómics si me parecen
gráficamente muy atractivos, si me “entran por los ojos”, lo suficiente al
menos para buscarlos en FNAC y echarles un vistazo y, quizás, traerme uno a
casa. Y con esa reseña del de Ángela, más aún.

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:10.0pt;
font-family:”Times New Roman”;
mso-ansi-language:#0400;
mso-fareast-language:#0400;
mso-bidi-language:#0400;}