Rick y Morty. Volumen Uno

El cómic de Oni Press basado en la hilarante cabecera animada de Justin Roiland y Dan Harmon que triunfa en la mayoría de realidades paralelas conocidas

Por
2
7203
 
destacada_rick_morty

Edición original: Rick and Morty Nº 1-5 USA (Oni Press, 2015).
Edición nacional/ España: Norma Editorial (2016).
Guión: Zac Gorman.
Dibujo: CJ Cannon y Marc Ellerby.
Entintado: CJ Cannon y Cat Farris.
Color: Ryan Hill.
Formato: Tomo rústica de 128 páginas.
Precio: 16,50€.

 

“¡Cristo! ¡Relájate! ¡Solo es un poco de humor negro, Morty!”

En apariencia, Rick y Morty, la descacharrante y políticamente incorrecta serie de animación creada por Justin Roiland y Dan Harmon, no deja de ser otra de esas producciones gamberras surgidas a la sombra de leyendas televisivas como South Park, Padre de Familia o Futurama. Es un tipo de broma pesada cuyo objetivo es ensayar el tiro al plato con los patrones de la sitcom clásica, utilizando para ello un humor grueso, trasgresor y cínico hasta (casi) las últimas consecuencias. En sus historias, llenas de situaciones absurdas y personajes de dudosa humanidad, suele pervivir una clara voluntad de deconstrucción del modelo de familia tradicional norteamericana, una hipócrita crítica a la autocomplacencia de la sociedad moderna, y brutales ironías a costa de las contradicciones del sistema capitalista y la globalización. Todo ello aderezado con la parodia y escarnio (muchas veces consentido y/o pactado) de personalidades de la farándula nacional, de los deportes, el cine o la política. En Rick y Morty se mantienen algunos de estos elementos en una serie extrema y grosera que violenta con saña los míticos y entrañables papeles de Michael J. Fox y Christopher Lloyd en la popular saga cinematográfica de Regreso al Futuro.

El origen de Rick y Morty no deja de ser elocuente respecto a esto; parte del cortometraje animado por Justin Roiland para el festival de cine Channel 101 llamado Doc and Mharti, una referencia nada velada al Dr. Emmett L. Brown y su compañero de aventuras temporales Marty McFly de las mencionadas películas dirigidas por Robert Zemeckis. Es cuando la compañía Adult Swim encarga al creador de Community Dan Harmon desarrollar un nuevo espacio para televisión que este llega a la conclusión de adaptar Doc and Mharti a una serie animada con la ciencia ficción y el humor negro como principal vehículo de sus historias. Los alucinantes viajes a través del tiempo y el espacio de Rick Sanchez, genio científico innato y alcohólico por devoción, y su hipocondríaco y paranoico nieto Morty, nos han dejado por ahora dos temporadas plagadas de mundos paralelos, disputas familiares, planetas habitados por especies xenoformas inteligentes, vueltas de tuerca inesperadas, más disputas familiares, inventos imposibles, guiños dolorosos a la cultura popular y acidez de estomago.

El éxito de la cabecera, de la que muchos aficionados esperan con ansias su tercera temporada, ha animado a la editorial Oni Press a trasladar las aventuras de Rick y Morty a las viñetas; la pareja formada por el animador, guionista y dibujante Zac Gorman y su compañero CJ Cannon es la principal responsable de la adaptación. Las excentricidades y “libertinaje” de la cabecera se mueven a un medio por el que Zac Gorman apenas ha comenzado a dar sus primeros pasos. En su blog personal Magical Game Time podemos ver muestras de un trabajo que le ha servido para colarse en proyectos como el relanzamiento de Los Vengadores de los Grandes Lagos para la Casa de las Ideas y un par de números Gotham Academy para DC Comics. El suyo es un dibujo con dotada personalidad, orgánico y visceral, depurado, atractivo y lleno de detalle, pero distinto al estilo al que los aficionados tienen asociado el show de Rick y Morty. Por ello, CJ Cannon se hace cargo del dibujo, tomando como referencia el desempeño realizado por Jason Boesch, Erica Hayes, Andy Riggin o Steven Chunn en el departamento artístico de la serie animada original.

El apartado gráfico de la cabecera remite frontalmente a la criatura engendrada por Adult Swin; una propuesta concebida con mucho cariño, amor y vaselina para los seguidores más incondicionales de Rick y Morty. No es solo una maniobra de marketing para en realidad vendernos la misma mierda en diferente formato, la última dimensión de bolsillo del mercado, o algún “robot pasa mantequilla” de última generación. La publicación de Oni Press nos hace sentir como en casa, el proceso de aclimatación es nulo porque la estética del cómic nos permite conectar inmediatamente con esa parte de nuestro cerebro que se activa con las imágenes de Rick y Morty y nos avisa de su contenido paródicamente escatológico, violento y sexual (con todas las orgías que una mente enferma puede imaginar entre estos elementos). No se trata solo del trazo de CJ Cannon, también del color empleado por Ryan Hill y la narración de Zac Gorman con viñetas tamaño XXL; una tendencia panorámica que busca recrear la sensación catódica de estar viendo un capítulo de nuestra droga preferida en la pantalla del televisor, ordenador, móvil o donde sea que veáis hoy en día vuestra basura.

Este primer tomo recopilatorio de Rick y Morty ha sido publicado en nuestro país por Norma Editorial; una sospechosa habitual abonada a este tipo de productos como demuestra su catálogo reciente en el que encontramos las versiones secuenciales de Hora de Aventuras, Historias Corrientes o Steven Universe. En el primer plato Zac Gorman y CJ Cannon nos cuentan como Rick y Morty se convierten en un par de peces gordos gracias a la Bolsa intergaláctica, y lo mal que acaba todo ello; también asistiremos a la enésima invasión doméstica destinada a acabar con toda nuestra puta sociedad, visitaremos la granja benéfica de Rick para alienígenas refugiados (de las estúpidas guerras de sus planetas de origen) y pasaremos algo de miedo en el campamento de verano de Morty. El recopilatorio se completa con algunas historias extra dibujadas por Marc Ellerby en las que cobran protagonismo otros miembros de la familia Smith-Sánchez: Summer, la hermana mayor de Morty, y los padres de estos, el fracasado de Jerry y su madre y cirujana equina Beth.

Las historias principales de Zac Gorman destilan imaginación y mala baba aunque manejan patrones y conductas de personajes ya sondeados en la serie de animación. Hay una repetición de esquemas y situaciones en contextos familiares y al mismo tiempo distintos; nuestro humilde narrador se la juega pero con precaución, manteniendo una red de seguridad bajo sus guiones para evitar que la esencia de la producción de Adult Swin se vaya de vareta. Dicho de otra manera, no serán los mejores capítulos de la cabecera, pero mimetiza muy bien las virtudes del original, como si se tratase de una versión rescatada del “sueñiverso” o la suplantación de una “clonobestia de clase 2”. El resto de elementos de la creación de Justin Roiland y Dan Harmon están realmente a flor de piel en estos números: su humor cáustico, sus neuróticos y desmitificados personajes, y sus impredecibles aventuras, hijas bastardas de epopeyas como La guía del autoestopista galáctico o Doctor Who. La metadona que te puede ayudar a sobrellevar tu adicción a Rick Morty, material con sello de aprobación para pasar el rato, echar una risas y, si la pasión acompaña, lo que se tercie.

  Edición original: Rick and Morty Nº 1-5 USA (Oni Press, 2015). Edición nacional/ España: Norma Editorial (2016). Guión: Zac Gorman. Dibujo: CJ Cannon y Marc Ellerby. Entintado: CJ Cannon y Cat Farris. Color: Ryan Hill. Formato: Tomo rústica de 128 páginas. Precio: 16,50€.   "¡Cristo! ¡Relájate! ¡Solo es un…
Guión - 7
Dibujo - 6
Interés - 7.5

6.8

La adaptación de Ricky Morty al mundo de la viñeta lo realizan Zac Gorman y CJ Cannon sin mayores problemas ni traumas. El resultado es un entretenido y digno complemento para los seguidores de la serie original que podrá calmar sus picores hasta que los holgazanes y zampabollos de Adult Swin tengan el detalle de fusilarles la cabeza con la nueva temporada de Ricky Morty . Para flipar en pequeñas dosis.

Vosotros puntuáis: 8.98 ( 18 votos)
2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Anónimo
Anónimo
22 febrero, 2017 17:45

La serie de televisión es una gozada. Yo he disfrutado y todavía disfruto de las “gigantes”: South Park, Family Guy, Simpsons… pero Rick y Morty es un soplo de aire fresco respecto a todas ellas que se agradece muchísimo.

Save
Save
Lector
22 febrero, 2017 23:05

Rick&Morty debería ser de obligado visionado. No es solo el humor negro y la mala hostia, es es que es sense of wonder a cada capítulo, a un nivel que yo únicamente lo he visto en Adventure Time.