Legión de Superhéroes #03

¿Quién será el nuevo líder de la legión?

Por
0
863

Edición original: Legion of Super-Heroes núms. 7-9 USA (2020).
Edición nacional/ España: ECC Ediciones.
Guion: Brian Michael Bendis.
Dibujo: Alex Maleev, André Lima Arújo, Arthur Adams, Bilquis Evely, Cully Hamner, Dan Jurgens, Dan Hipp, Darick Robertson, David Mack, David Marquez, Duncan Rouleau, Dustin Nguyen, Emanuela Lupacchino, Evan Shaner, Fábio Moon, Gary Frank, Gene Luen Yang, Ivan Reis, James Harren, Jeff Lemire, Jim Cheung, Joe Quinones, Joe Prado, Joëlle Jones, John Timms, John Romita Jr., Kevin Nowlan, Klaus Janson, Liam Sharp, Michael Allred, Michael Fiffe, Michael Avon Oeming, Mike Grell, Mitch Gerads, Nick Derington, Nicola Scott, Riley Rossmo, Ryan Sook, Sanford Greene, Tula Lotay, Wade Von Grawbadger, Yanick Paquette.
Color: Jordie Bellaire, David Mack.
Traductor: Francisco San Rafael Simó.
Formato: Rústica, 80 págs. A color.
Precio: 8,50 euros.

Todo seguidor o seguidora de la Legión tiene muy claro que hay aspectos básicos que la caracterizan. Desde que hiciera acto de presencia en Adventure Comics #247 (1958) hasta nuestros días, hay puntos que siempre han estado presentes, en mayor o menor medida, en sus muchas encarnaciones. La selección de nuevos miembros y la elección de líder son dos de los más representativos.

Escribir una serie con la Legión como protagonista es todo un reto. Conjugar la enorme cantidad de personajes, el tono cifi y el superheroico, logrando que todos sus miembros tengo su propia voz y sean capaces de expresarse y evolucionar, es algo que no está al alcance de todos los guionistas. Filtrar adecuadamente las enormes posibilidades que brinda disponer de todo un universo con el que jugar puede acabar siendo más un disparo en el pie que un regalo narrativo.

Con la llegada de la tercera entrega de la más reciente encarnación de la Legión, Bendis continúa jugando con el grupo de manera que rescata eso dos aspectos de la Legión, los hace suyos y los usa de manera un tanto burda, para continuar presentando a los miembros de esta nueva Legión. Y es que no nos debemos dejarnos engañar, Bendis lleva ya nueve números USA, narrando una historia que en realidad no es sino una excusa para ir mostrando a los distintos legionarios a medida que va deshilando una trama que en realidad apenas tiene importancia.

Los que vengan de un largo recorrido legionario seguro que son capaces de recordar los tiempos en los que Zinco trasladaba el ejercicio de elección de líder de los USA a su edición patria, informando del proceso, pues eran los lectores los que en realidad votaban para que se cambiara de líder en el grupo. Era un elegante ejercicio por parte de DC que hacía a los lectores participes de la propia historia y que desde aquí envidiábamos sanamente. Era algo elegante. Sin embargo, en manos de Bendis se torna tosco, genuinamente anticlimático, por las formas, pues apenas se permite espacio para que se pueda generar cierta afinidad entre los posibles candidatos.

Bendis es un guionista que se toma las cosas con calma, pues no es de esos que cree en la trama como la quinta esencia de las historias. Las historias son un conjunto de situaciones que sufren o disfrutan los personajes, a fin de contar una historia mayor. Y en este caso sufre de las prisas más inverosímiles para rescatar tan significativa característica del grupo, y mal emplearla para disgusto de muchos. Se trata de parte del ADN de la formación y hubiera necesitado de mayor desarrollo.

La segunda característica de la Legión es la del reclutamiento. Las entrevistas personalizadas por los miembros fundadores, en primera instancia, que analizan a los aspirantes a fin de determinar si sus habilidades pueden ser o no relevantes para la formación. El requisito, no repetir poderes. Cada vez que llegaba el momento de reclutar nuevos miembros la excitación recorría a los aficionados. Se trataba de un momento importante, pues no solo llegaban caras nuevas, sino que además era el momento de conocerlos un poco mejor y hacer apuestas sobre quienes pasarían a ser nuevos miembros de pleno derecho de la Legión.

Bendis se centra en los inicios, en las entrevistas del trio fundador a los nuevos miembros, para poder presentar a muchos de los legionarios que todavía no habían tenido su momento en la historia. Y el uso que hace de esta herramienta es mucho más acertado, más calibrado, gracias a su capacidad para concretar en una sola página la esencia de muchos de los legionarios entrevistados.

Para narrar estos peculiares números, en los que la Legión se ve sometida a un juicio por los incidentes generados con el padre de Ultraboy, Bendis se rodea de una legión artistas que son los encargados de dar forma, página a página a esta historia en dos partes en la que los testimonios se suceden con perfecta sincronía a los objetivos de la historia. Una historia que no busca sino asentar a la Legión en su propio mundo, reforzado su posición, su objetivo y su misión dentro del universo.

Puede que llegados a este punto los lectores ya se hayan percatado que estamos frente a una serie que se toma su tiempo para unas cosas, mientras que para otras las prisas son excesivamente altas. Son dos pegas que no acaban por deslucir el conjunto, pero que tampoco terminan por vestirlo de gala y por tanto la sensación final puede generar cierta desafección por el conjunto del trabajo de Bendis. Un trabajo que sin embargo no es desdeñable, pues conjuga bien los dos elementos, modernizándolos, pero de manera algo tosca para el lector con recorrido con el grupo, penalizando en este caso las sensaciones que transmite. El guionista no pretende emular el pasado, sino rescatar algunos de esos valores y trasladarlos a su versión del grupo. Buscar tal cosa no hará sino considerar su trabajo como burdo y sin sustancia. A esta Legión hay que acercarse con la idea clara de que estamos ante un grupo que viene de muy atrás, pero cuya encarnación busca tener su propia voz.

En el aspecto gráfico, este tomo es todo un despliegue visual. Una orgia de estilos. Un vamos a por todas en el que hay tanto talento que apenas se puede poner un pero. Como se puede ver en la ficha, son muchos autores y autoras los que aquí se dan cita y dejan su huella en esta peculiar forma de realizar un juicio. Un disfrute que por curioso que pueda resultar no saca de la lectura en ningún momento. Mención extra al color que, en las manos de la elegante Jordie Bellaire, se despliega en un caleidoscopio que estalla en las retinas de manera espectacular.

Un tercer tomo algo irregular en sus intenciones, pero que logra concretarse bien en el objetivo, por paradójico que pueda parecer. Una serie en la que hay que olvidarse de la trama y disfrutar del viaje, e ir de la mano de Bendis en este paseo dentro de la Legión y dejarse llevar en una nueva y refrescante encarnación de un grupo fundamental para el Universo DC.

Edición original: Legion of Super-Heroes núms. 7-9 USA (2020). Edición nacional/ España: ECC Ediciones. Guion: Brian Michael Bendis. Dibujo: Alex Maleev, André Lima Arújo, Arthur Adams, Bilquis Evely, Cully Hamner, Dan Jurgens, Dan Hipp, Darick Robertson, David Mack, David Marquez, Duncan Rouleau, Dustin Nguyen, Emanuela Lupacchino, Evan Shaner, Fábio Moon,…
Guion - 6
Dibujo - 8
Interés - 7

7

Una tercera entrega con sabor de antaño, actualizando dos de los conceptos más arraigados del grupo, que funcionan con desigual fortuna.

Vosotros puntuáis: 6.5 ( 6 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments