Django. Mano de fuego, de Salva Rubio y Ricard Efa

Renacimiento entre llamaradas de música.

Por
0
561
Portada Django Mano de fuego Salva Rubio Ricard Efa

Edición original:Django Main de feu FRA, Dupuis
Edición nacional/ España:Norma Editorial
Guion:Salva Rubio
Dibujo:Ricard Efa
Formato:Cartoné, 88 páginas
Precio:22€

Y su nombre, que recibió al nacer, cobró todo el sentido. Porque “Django” significa “el que hace despertar”.

Django Mano de fuego (Norma) es la segunda colaboración para el mercado francobelga de los españoles Salva Rubio y Ricard Efa tras Monet. Nómada de la luz. Como en ella nos acercan la figura de una artista que marco a todos los que le siguieron, aunque en esta ocasión no se trata de un pintor sino del músico Django Reinhardt (Liberchies, Bélgica, 1910–1953), una leyenda de la guitarra y creador del jazz manouche. Django era un genio con un don casi sobrenatural para la música, ya que nunca tuvo una formación académica, de hecho, no sabía leer una partitura. Sin embargo, era capaz de interpretar cualquier pieza musical tan solo con escucharla. Aunque no estamos ante una biografía al uso, ya que la obra se centra en su infancia y en el accidente que sufrió a los diecinueve años que le costó perder la movilidad de dos dedos de la mano derecha, vitales para tocar la guitarra. Una historia de superación y renacimiento en las circunstancias más difíciles que fue la ganadora del premio Atomium/Cognito del Salón de Bruselas a la mejor obra histórica de 2020.

Django Mano de fuego Salva Rubio Ricard Efa

Django. Mano de fuego, como ya hemos dicho, no es una biografía que nos relate en profundidad la vida del guitarrista ya que se centra únicamente en sus primeros años de vida, los menos conocidos y documentados. Como en todos los trabajos guionizados por Salva Rubio, salvo Max. Los años 20, la obra cuenta con gran trabajo de documentación, lo que no es óbice para que llene los huecos de la biografía de Django con escenas de ficción, pero resultan coherentes y realistas con los hechos documentados. La obra combina a la perfección las partes musicales con las personales, reflejando los sucesos que convirtieron a Django en una leyenda. Centrarse solo en sus primeros años es un acierto total, ya que de haber intentado relatar todo su vida, la extensión del álbum hubiera provocado que quedara todo demasiado condensado.

Gracias al trabajo de los autores podemos ver sus circunstancias familiares y como era la vida en la Zone, el campamento gitano a las afueras de Paris donde Django pasó sus primeros años antes de triunfar en la música. Allí descubrimos como comienza su obsesión por la música, en particular, por los instrumentos de cuerda, mientras va creciendo entre travesuras junto a Nin-Nin, su hermano pequeño, y hace pellas de las clases en las que le intentan enseñar a escribir. Gracias a su enorme talento con el banjo consigue que le contraten diversas orquestas, que cada vez son más grandes y le ofrecen un salario mejor. Un salario que le debía gestionar Négros, su madre, ya que su afición al juego le llevaba a dilapidarlo. En esos años vive sus primeros amores, con el egoismo propio de los genios. Sin embargo, su carrera parece quedar truncada tras el incendio de la caravana en la que dormía. Pero, su tesón y talento lo lleva a renacer de sus cenizas y conseguir convertirse en una leyenda de la guitarra pese a las secuelas del incendio. Escapando de una vida que parecía abocada a la miseria y a la delincuencia.

Ricard Efa hace un gran trabajo, mucho más “académico” que el que le pudimos ver en Monet, donde trataba de replicar en sus viñetas sus cuadros, lo que lo dotaba de un estilo más original que en este caso. Aún así, como siempre, sus páginas son bellísimas y están repletas de detalles que nos introducen en la vida en el campamento gitano y en el Paris de la década de los años veinte. Sus personajes son muy expresivos y dinámicos, además de tener un gran parecido con las personas reales. Como en todos sus trabajos, la narrativa es muy clara y limpia, como podemos comprobar en la maravillosa escena en la Django aprende a tocar de nuevo la guitarra con los dedos de mano ya paralizados. Aunque lo que más llama la atención es el maravilloso color que tiene la obra, que la llena de vida y refuerza el mensaje optimista de la obra.

Django Mano de fuego Salva Rubio Ricard Efa

Salva Rubio es un historiador y guionista nacido en Madrid en el año 1978. Su trabajo en el cómic siempre se ha desarrollado para el mercado francófono, con dibujantes españoles, desde que en 2017 debuto con Monet, Nómada de la luz (Norma) dibujada por Ricardo Efa y con El fotógrafo de Mauthausen (Norma) con dibujos de Pedro J. Colombo. Un año después aparece Max. Los años 20 (Planeta Cómic) el spin-off de la novela El tango de la guardia vieja de Arturo Pérez-Reverte dibujado por Rubén del Rincón y la fabulosa Miles en París (Norma) con dibujos de un Sagar en estado de gracia en la que nos contaba una historia de otras de las grandes figuras del jazz. En el mercado nacional ha colaborado en cómic colectivos como BCN Noire (Norma) y Primavera Graphic Sound (Norma). En la actualidad está trabajando en varios proyectos para el país vecino con dibujantes de la talla de Ricard Efa, Sagar, Danide o Rubén del Rincón que esperemos ver pronto en nuestro país.

Ricard Efa es un historietista nacido en Sabadell en el año 1976. Tras unos inicios en los fanzines en los noventa y algunos trabajos en el campo de la animación, muy pronto da el salto al mercado franco-belga, donde lleva desde 2001 publicando diversas series. Su debut se produce con la serie Les Icariades, con Toni Termens, a la que le siguen Rodriguez y L`Áme du vin, ambas como autor en solitario. En la serie Kia Ora dibuja guiones de Virginie Ollagnier y Olivier Jouvray. A ésta le sigue Yerzhan con guiones de Régis Hautière y varios números de la colección Alter Ego donde comienza su colaboración con Denis Lapière. Vuelve a colaborar con Olivier Jouvray en El soldado, su primera obra publicada en nuestro país de la mano de Norma, que también nos trajo la obra que le valió una nominación a los premios Eisner en la categoría de mejor pintor/artista multimedia: Monet. Nómada de luz con guion de Salva Rubio. En 2018 la editorial barcelonesa nos trajo Sola, una historia sobre la Guerra Civil de nuevo junto al guionista Lapière.

Django Mano de fuego Salva Rubio Ricard Efa

Norma hace una muy buena edición con buena reproducción y gran tamaño. Como extras acompañan al álbum un artículo de quince páginas de Rubio en el que explica la investigación que realizó para escribir el guion acompañado de bocetos de Efa y fotos de Django y su familia, además de la bibliografía que ha consultado para su realización.

Django. Mano de fuego es una historia de superación, música y emociones que nos cuenta los momentos transcendentales de la infancia del musico que sirven de punto de ruptura en su vida y destino. Un trabajo notable de Salva Rubio y Ricard Efa que confirman lo que habían apuntado con Monet.

Podéis ver el cómic-tráiler que ha preparado la editorial pulsando el play.

Edición original:Django Main de feu FRA, Dupuis Edición nacional/ España:Norma Editorial Guion:Salva Rubio Dibujo:Ricard Efa Formato:Cartoné, 88 páginas Precio:22€ Y su nombre, que recibió al nacer, cobró todo el sentido. Porque “Django” significa “el que hace despertar”. Django Mano de fuego (Norma) es la segunda colaboración para el mercado francobelga…
Guión - 7.5
Dibujo - 8.5
Interés - 8

8

Superación

Una historia que nos narra los momentos que forjaron la leyenda de Django Reinhardt, dibujada con gran belleza por Ricard Efa.

Vosotros puntuáis: Be the first one !
Artículo anteriorZNPodcast #101 – Una aventura de Spirou por…
Artículo siguienteTKO, la editorial y sus series
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments