Sola

La pérdida de la inocencia.

Por
1
667
 

Edición original:Seule FRA, Futuropolis
Edición nacional/ España:Norma Editorial
Guión:Denis Lapière
Dibujo:Ricard Efa
Color:Ricard Efa
Formato:Cartoné, 72 Páginas
Precio:19,95€

 

Como si una niña de esa edad fuera a saber lo que es la guerra.

Sola es el nuevo trabajo de Ricard Efa tras la exitosa Monet. Nómada de luz. En esta ocasión cuenta con un guion de Denis Lapière basado en los recuerdos de Lola Calvo, la abuela de Marta Badía, autora del prólogo, que vivió en Isona de primera mano cómo fue la vida en la retaguardia durante la Guerra Civil. Edita Norma Editorial tanto en castellano como en catalán.
 
Denis Lapière es un guionista belga nacido en 1958. Es un autor de una larga carrera en Francia pero que aquí hemos visto con cuentagotas, aunque todo lo que nos ha llegado es de alta calidad. Entre sus obras destacan las que sitúa en los distintos conflictos que ha experimentado el mundo en el siglo XX, denunciando por igual las tropelías cometidas tanto por la izquierda como por la derecha. Algo que hemos podido ver tanto en sus colaboraciones con Rubén Pellejero: Un poco de humo azul y (Astiberri), El vals del gulag (Astiberri); como en su colaboración con Eduard Torrents en El Convoy (Norma).
 
Ricard Efa es un historietista nacido en Sabadell en el año 1976. Tras unos inicios en los fanzines en los noventa y algunos trabajos en el campo de la animación, muy pronto da el salto al mercado franco-belga, donde lleva desde 2001 publicando diversas series. Su debut se produce con la serie Les Icariades, con Toni Termens a la que le siguen Rodriguez y L`Áme du vin, ambas como autor en solitario. En la serie Kia Ora dibuja guiones de Virginie Ollagnier y Olivier Jouvray. A ésta le sigue Yerzhan con guiones de Régis Hautière y varios números de la colección Alter Ego donde comienza su colaboración con Denis Lapière. Vuelve a colaborar con Olivier Jouvray en El soldado que es su primera obra publicada en nuestro país de la mano de Norma, que también nos trajo la obra que le valió una nominación a los premios Eisner en la categoría de mejor pintor/artista multimedia: Monet. Nómada de luz con guion de Salva Rubio. Sola es su último trabajo publicado.

Sola nos cuenta la historia real de Lola, una niña de siete años que vive con sus padrinos en Isona, un pueblo de Lleida. Vive con ellos desde los inicios de la Guerra Civil, para huir de la miseria y peligros de las ciudades durante la guerra. Intenta no olvidar las caras de su hermana y sus padres, uno en el frente y las otras en la ciudad, pero el tiempo corre inexorable y cada vez le resulta más difícil. Esta vida ideal y bucólica se verá truncada por la llegada al pueblo de los soldados nacionales que lo arrasarán y le obligarán a refugiarse en un pueblo vecino. Allí por diversos factores acabará sola cuando la guerra termine y asistirá al comienzo de la represión franquista…

Sola es una historia que trata sobre las pérdidas a las que inevitablemente contribuyen las guerras, que no solo roban vidas sino que también son las responsables de robar la infancia a muchos niños, destrozar pueblos o enfrentar familias. Un viaje iniciático donde el peaje a pagar es la inocencia de la infancia que nunca se vuelve a recuperar. Para ello no es necesario recrearse en la violencia o en el horror de la guerra, recurso fácil en el que no caen los autores, sino simplemente se limitan a mostrarnos unas pinceladas, lo justo para conseguir trasmitir su mensaje. Todo ello lo consiguen desde la mirada limpia y sin contaminar de Lola, consiguiendo que sea imposible no empatizar con ella.

Vemos cómo era la vida en la retaguardia, una zona alejada de la épica y el romanticismo de la batalla pero que sufría por igual las consecuencias de la guerra. La vida precaria pero feliz se ve asaltada por la guerra que arrasa con todo y nos nuestra la deshumanización que sufrimos los seres humanos en momentos de conflicto donde dejamos atrás todo sentimiento, presas del odio y la sinrazón, algo que podemos ver en los soldados nacionales o en la madre de Lola. Pero no solo vemos eso, ya que además nos muestran el lado más humano de las personas encarnado en Ventura, el padrino de Lola, en los Calxic que los acogen o en el Comisario que le da de comer y le enseña a leer.

A pesar de vivir circunstancias terribles, en la obra se respira por momentos una sensación de paz y felicidad producto de los fantásticos paisajes que dibuja Efa y de la deliciosa inocencia de Lola y de la humanidad de sus padrinos y vecinos. Una inocencia y una alegría de vivir que nunca pueden arrebatarle. Algo que siempre está presente en el trabajo de Lapière que nunca permite que la oscuridad lo engulla todo y nos deja un halito de esperanza.
Lola es un personaje que nos recuerda mucho a las protagonistas de las películas de Miyazaki, que a pesar de sufrir penurias y problemas siempre consiguen salir adelante conservando su capacidad de seguir siendo niñas.

Estamos ante una obra emotiva, que nos debería hacer reflexionar sobre el trato que como sociedad estamos dando a los inmigrantes que, como Lola, huyen de un conflicto que ni entienden, ni provocaron. A pesar de ser una obra que se desarrolla en la Guerra Civil, las situaciones que se viven son extrapolables a cualquier conflicto y la acogida que se dio a los exiliados republicanos fue mucho más generosa de la que hemos dado a las personas que venían a buscar una vida en paz a nuestro país en los últimos años.

El trabajo de Efa destaca por su uso del color, sobre todo en los paisajes que nos remiten a los pintores impresionistas, por algo fue el encargado de dibujar la biografía de Monet. Gracias a su dominio de la luz vemos pasar las distintas estaciones con sus cambios en los paisajes. Pero no solo se queda en eso sino que también hace un uso narrativo del color potenciando los sentimientos y consiguiendo que nos sumerjamos de lleno en la historia. Su entintado recuerda mucho al que relizó Pellejero en sus colaboraciones con Lapière y sus personajes, en especial Lola, parecen sacados de una película de Miyazaki, la mezcla de todos estos elementos hacen de su trabajo algo único y muy destacado. Su habilidad para reflejar las emociones que está experimentando Lola la potencian, logrando que empaticemos con ella, sufriendo y gozando cuando ella lo hace. Un trabajo notable que lo consolida como un autor al que no perder de vista.

Norma Editorial hace una buena edición con una reproducción y papel que nos permite disfrutar del color de Efa. Un nuevo álbum en su catalogo que nos demuestra que la bd no es solo aventuras, sino que ofrece mucho más.

Sola es una historia de pérdidas, no solo de inocencia, sino también de guerras, sueños e ideales. Lo consigue poniendo el foco en la retaguardia donde casi nadie nos ha mostrado lo que sucedió. Con un final que sirve para llenarnos de esperanza, sobre todo en estos días cada vez más sombríos. Ojalá lleguen nuevos aires tan luminosos con las páginas de Efa que se vuelve a postular para distintos premios.

  Edición original:Seule FRA, Futuropolis Edición nacional/ España:Norma Editorial Guión:Denis Lapière Dibujo:Ricard Efa Color:Ricard Efa Formato:Cartoné, 72 Páginas Precio:19,95€   Como si una niña de esa edad fuera a saber lo que es la guerra. Sola es el nuevo trabajo de Ricard Efa tras la exitosa Monet. Nómada de luz.…
Guión - 7.5
Dibujo - 8.5
Interés - 7.5

7.8

Inocencia

Lapière y Efa firman una historia emotiva sobre las terribles consecuencias de las guerras, sobre todo para los niños. Efa firma unas páginas que mezclan a la perfección la ternura con la cruda realidad.

Vosotros puntuáis: 8.64 ( 5 votos)
Artículo anteriorAquaman: Guía de lectura.
Artículo siguienteEn Navidad, regala cómics Independientes USA
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...

1
Déjanos un comentario

Please Login to comment
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
Abraham Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Abraham
Lector
Abraham

Me cuesta hacerme a este estilo de dibujo, pero quizás haya que darle una oportunidad porque la historia parece que lo merece