Civil War II #4

Un número más pausado de Civil War II nos permite descubrir algo más sobre el enigmático Ulysses y el conflicto superheroico de Marvel

Por
2
2386
 

Edición original: Civil War II #4 USA
Guión: Brian Michael Bendis
Dibujo: David Marquez
Tinta: David Marquez
Color: Justin Ponsor
Formato: Comic-book, 48 páginas.
Precio: 2,50€

El despertar de Jennifer Walters da pie al cuarto número de Civil War II, con uno de los contenidos más atractivos que ofrece, por el momento, este evento a cargo de Brian Michael Bendis y David Marquez, y no por el despliegue de fuerzas superheroicas repartiendo tollinas que podríamos esperarnos en un evento de estas características, y más teniendo en cuenta que en la Guerra Civil Superheroica original ya había muerto Goliath a estas alturas. No, en esta ocasión se desarrolla el verdadero conflicto en el interior de las páginas en una misteriosa reunión, con miembros de los Illuminati alrededor de una mesa como es costumbre en ellos. Llevábamos desde los tiempos de Jonathan Hickman sin verles a todos juntos, debatiendo sobre el destino de la comunidad que ellos representan, y Bendis regresa a esta organización para explicar el verdadero conflicto en Civil War II.

Porque seamos sinceros, Ulysses no es el primer clarividente que aparece en los cómics Marvel, incluso tuvimos a Géminis en el arco argumental Escorpio Ascendente de Asombroso Spiderman. ¿Por qué este revuelo? Parece que todo gira en torno al apoyo incondicional de una desesperada Capitán Marvel por crear un mundo más pacífico, influida levemente por la proactividad de su equipo, los Ultimates. Aunque no tenemos una explicación de por qué Carol Danvers se convierte en una defensora a ultranza de esta posible violación de los derechos básicos de los ciudadanos, como podrá verse en algunas viñetas del interior y que se detallarán en la colección del equipo definitivo marvelita, algo que los lectores agradecerán para entender aún mejor el evento.

Brian Michael Bendis aprovecha aquello de lo que se le acusa en muchas ocasiones para ofrecernos más detalles del evento: una larga conversación sirve para ponernos en la situación adecuada y así comprender mejor las posiciones de todos, aunque se agradecerían más páginas o mejores explicaciones en algunas partes. David Marquez sabe aportar esa sobriedad a las reuniones y conversaciones, aprovecha cada viñeta para ofrecer la atmósfera necesaria para atraer al lector y evitar que se distraiga, y vuelve a ser el verdadero punto fuerte de la serie central de Civil War II.

Por supuesto, tollinas superheroicas tiene que haber en algún momento, y el final de este cuarto número nos prepara para eso mismo, para ver cómo se reparten unas cuantas tortas entre los amigotes. Sin embargo, un aire de desenfado aún pulula en el ambiente del ecuador del evento, como si esta Guerra Civil Superheroica en realidad no sea tanto una guerra, más bien una pequeña pelea entre colegas que bien podría haberse solucionado con unas cañas y un par de raciones de patatas bravas (o una de pimientos del Padrón, por aquello de darle algo de emoción al asunto). Ulysses ha pasado a un segundo plano, sus poderes comienzan a desentrañarse y las posiciones de los bandos se definen algo mejor, pero Civil War II aún mantiene muchas preguntas abiertas para los lectores, y eso juega claramente en su contra.

  Edición original: Civil War II #4 USA Guión: Brian Michael Bendis Dibujo: David Marquez Tinta: David Marquez Color: Justin Ponsor Formato: Comic-book, 48 páginas. Precio: 2,50€ El despertar de Jennifer Walters da pie al cuarto número de Civil War II, con uno de los contenidos más atractivos que ofrece,…
Guion - 6.5
Dibujo - 7
Interés - 7

6.8

Vosotros puntuáis: 3.48 ( 11 votos)
2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
1 diciembre, 2016 18:04

El planteamiento de la historia está bien (aunque sea básicamente Minority Report en el Universo Marvel) y no me parece mal el tratamiento de personajes, pero la historia tiene varios problemas. Primero, el que ya se menciona en la reseña, que a su vez yo ya me he preguntado por aquí un par de veces, de que no queda claro qué tiene de especial Ulysses que no tenga ninguno de los chorrocientos precognitivos que ya existen en el UM, y sobre todo la dichosa narración descomprimida (que no es solo problema de estas páginas sino del cómic actual).

Lo despacio que avanza la historia hace difícil construir un buen crossover en solo 8 números (¿son 7, 8 o 9 al final?). Con el mismo número de páginas que llevamos de Civil War II, Starlin en el Guantelete del Infinito y Busiek en el JLA/Vengadores te habían metido el triple de cosas.

También, como ya pasara en la primera guerra civil, las posiciones están algo radicalizadas. Estamos de acuerdo que no es de recibo meter en chirona a un tío porque hipotéticamente vaya a poner una bomba aunque no haya pruebas de ello, pero creo yo que si tiene una visión de Fin Fang Foom arrasando Nueva York, prepararse para ello no viola ningún derecho civil. Sería fácil ponerse de acuerdo con una solución intermedia.

Aun así, dado qué, como digo, a pesar de todo, la evolución de la trama es interesante y el dibujo de Márquez es la leche, yo le pondría algo más de nota de la que le habéis puesto vosotros.

A ver qué tal ahora que empiezan las tollinas. Coreografiar una pelea con tanto personaje es difícil y la cosa suele quedar resuelta en guantazos sin ton ni son que no explotan ni tienen en cuenta los poderes de los personajes. Estamos expectantes.

Dynamo
Dynamo
Lector
1 diciembre, 2016 19:13

A estas alturas había muerto Goliath? Y aquí ya han muerto un par.