Buscando a Lobezno

Finalizada la publicación por Panini Comics de La Búsqueda de Lobezno analizamos sus series.

Por
1
3576

Y llegó el día en que Lobezno murió, no era algo extraño, los héroes de Marvel mueren y resucitan cada vez con menor problema, es un tema que muchos lectores ya hemos asumido como parte de la narrativa, hay a quien le parece bien y a quien no, pero así es. Dejando de lado este debate, La muerte de Lobezno es sin duda un hito en la historia de Marvel, muchos se preguntaron cómo podría morir el famoso mutante de garras de adamantium, incluso algunos especulaban con cortarle la cabeza y alejarla rápido del cuerpo, no fue así para nada, de hecho es plausible pensar que no estaba muerto, pero lo más curioso de todo este tema no está en el interior de esa historia sino en nuestro mundo, el hecho de que Charles Soule fuera el encargado de escribirla, un hombre bastante alejado del mundo mutante de aquel momento, es más, La Muerte de Lobezno es lo primero que escribe para los mutantes de Marvel.

Charles Soule es un abogado, músico y escritor que empezó en editoriales independientes en 2009 pero en su camino se cruzó ya DC cuatro años después. Poco se mantuvo en esta gran editorial para empezar en Marvel, donde dio un poco de todo, sus Inhumanos empezaron por todo lo alto pero no terminaron muy bien, las respuestas a sus Ashtonishing X-Men fueron en general positivas, al igual que su trabajo en Hulka, no pasa lo mismo con la etapa de Daredevil para la que hubo muchos palos y en la que un arco argumental bueno era seguido por uno regular, con suerte, después de esto se le dio poder para realizar la Muerte de X, donde acababa con otro ilustre mutante, Cíclope, y la posterior guerra entre mutantes e inhumanos en IvX. La Muerte de Lobezno se podría situar entre sus peores obras por diversos motivos, la falta tanto de épica como de fondo por ejemplo, pero lo que no se puede negar es que Soule trabajó mucho sobre ella y lo sigue haciendo ya que la historia está concebida como una trilogía con un buen puñado de series añadidas.

Pongámonos en situación, en 2014 Soule con Steve McNiven nos mostraban a un Logan que había perdido sus poderes de regeneración hasta situarse al borde de la muerte, número a número los autores lo iban enfrentando a algunos de sus enemigos más importantes hasta que Lobezno muere enterrado vivo en adamantium tras matar al que fuera uno de los motores importantes del proyecto Arma-X. Pero esto no se quedaba solo en una serie limitada de cinco números, como si de un evento se tratase, tenía sus tie-ins, postmortem, en la serie de Lobezno y los X-Men por Jason Latour con varios dibujantes, un especial del Capitán América y Masacre, más dos miniseries, El legado de Logan, donde varios autores nos presentaban historias cortas de personajes muy relacionados con Lobezno, y Programa Arma-X, la única de todas ellas escrita por el propio Soule, ambas conforman lo que podemos llamar la previa de la serie Lobeznos.

Lobeznos vino a sustituir la cabecera de Lobezno, en España vimos la serie publicada en su misma colección pero en Estados Unidos fue publicada como una limitada de veinte números escrita por Charles Soule y Ray Fawkes, con un ingente número de dibujantes, donde se narra la historia de los protagonistas de las anteriores series teniendo que trabajar unidos por su propio bien tras ser secuestrados y envenenados. La colección en cuestión no es nada del otro mundo y en cierta medida viene a ser una carrera a ver quién sustituye a Lobezno en su puesto, una forma encubierta de encontrar al que recogerá el manto de Logan. Hasta este punto podemos afirmar con rotundidad que lo mejor de la muerte de Lobezno fue que nos dio un interesante viejo Logan traído al presente por las Secret Wars y caído en manos de Jeff Lemire y Andrea Sorrentino pero especialmente que la protagonista de la serie Wolverine pasa a ser una imparable Laura Kinney por Tom Taylor y diversos dibujantes. Lobezna es una serie, ya finalizada en Estados Unidos y apunto de hacerlo en España, no solo recomendable sino de lo mejor que ha dado Marvel estos años.

Tras este Lobeznos Soule se aparta del tema hasta ahora, empieza la Búsqueda de Lobezno y tendrá una estructura diferente, un número, Alfa aquí, Hunt for Wolverine One-Shot en EEUU, para empezar y otro, Omega, o Dead Ends en su país de origen, para acabar mientras que en medio se sitúan cuatro series limitadas con diferentes protagonistas buscando el cuerpo muerto de Lobezno.

BÚSQUEDA DE LOBEZNO: ALFA

La primera vez que vemos a Lobezno desde las anteriores partes escritas por Soule ocurre estando vivo en el Marvel Lagacy Alfa de Jason Aaron, donde reaparece con la gema del espacio en sus manos. Después se le puede ver paseando por las diferentes series de Marvel en la etapa del Legacy sin mucho sentido, y ya metidos en la Cuenta atrás a Infinito interactúa con Loki y con la Viuda Negra. Sabemos que Logan está vivo, ahora Soule entra en juego, solo nos queda que lo anterior cuadre.

Para empezar Charles Soule nos da el especial Alfa, un cómic con dos partes, la primera dibujada por David Marquez y la segunda por Paulo Siqueira, en ambas se ve un enorme trabajo pero destaca la primera. ¿Qué fue del cuerpo de Lobezno?, este especial viene a responder a esa pregunta y a alguna otra. Soule es inteligente al fijar a unos Cosechadores que no están en su mejor momento como villanos que se intentan hacer con el cuerpo encerrado en adamatium en una cabaña en Canadá, allí se pelean con algunos de los principales X-Men, de los más cercanos a Logan del grupo, surgido a raíz del famoso Giant Size número 1, es decir, es igual de inteligente al escoger a los héroes. La intención de este número es la de ser emotivo y lo consigue mucho mejor que la primera fase de la muerte de Lobezno. Los flashbacks contando lo sucedido inmediatamente después de su fallecimiento y la discusión sobre qué hacer con el cuerpo están muy bien introducidos y son en realidad lo más interesante de la primera parte de este cómic. Los autores van haciendo referencias a la anterior serie, como que esta empezaba con Logan pidiendo ayuda a Reed Richards y el primer viaje al pasado muestra a Mister Fantástico disculpándose con los X-Men por no haber encontrado una cura, hasta llegar a la resolución del misterio, el cuerpo de Lobezno ya no está dentro de su cárcel de adamantium, así Soule cubre las teorías de los lectores mostrando que Kitty Pride saca a Logan para poder enterrarlo en un lugar que nadie sepa, sin embargo su cuerpo ya no está en esta tumba secreta, Lobezno está vivo y aparentemente controlado por alguien.

Una vez desvelado el misterio que nos dejó la anterior serie los autores han plantado uno nuevo y todo ello está mucho mejor enlazado que en la mencionada parte. Pero Marvel no va a dejar que esto solo toque al mundo mutante, así que la segunda parte del especial trata sobre Kitty Pride pidiendo ayuda y formando grupos para lo que será el grueso de este mini-evento, de ahí salen tres de las series de cuatro números, la cuarta viene por parte de los villanos del canadiense.

Está claro que estamos ante una previa, una especie de muestra para que el lector pique con las series que están por venir, sin embargo sabe tirar muy bien del sentimentalismo, mucho mejor que La muerte de Lobezno y deja ver que hay un trabajo detrás importante, hay planes a largo plazo y esto es algo que se visualiza más ahora que antes, antes solo parecía que Marvel quería llamar la atención sobre un personaje muy exitoso cuya serie había caído en barrena a nivel cualitativo de forma importante, ahora parece que hay algo interesante detrás. Toca ver si las series cumplen con lo que promete este número, de momento solo parece que estamos ante algo mejor pero aun no lo demuestra.

ARMA PERDIDA

De las cuatro miniseries surgidas del One-Shot de la Búsqueda de Lobezno, la titulada Arma Perdida es la única escrita por Charles Soule, lo cual ya le otorga una cierta importancia. Dado que la intención de Soule mostrada el anterior número era la de sacar este asunto de los X-Men para llevarlo a otros héroes, la elección de Daredevil como personaje principal es un claro anuncio de que quiere llevar esto a su terreno, como guionista de Daredevil, con sus más y sus menos, sabe manejar al personaje y de hecho aquí lo hace mejor que en algunos de los arcos argumentales de su propia serie.

Como se veía en el especial, Kitty Pride pide a Daredevil ayuda para buscar a Lobezno, o su cuerpo, a esta serie se le trata de dar un toque noir, aunque lo más adecuado seria hablar de una trama de detectives con acción. Detectives en plural puesto que el demonio de la Cocina del Infierno pedirá ayuda a tres personajes, el primero el jefe de seguridad de los Inhumanos, un personaje creado por el propio Soule en una serie con la que tuvo un vínculo muy fuerte, Frank McGee, el cual era un policía que cambió de trabajo al recibir sus poderes y uno de los personajes más interesantes de la serie de los Inhumanos. La segunda es una de las detectives privadas más importantes del universo Marvel, Mercedes Misty Knight, ex-policia, ex-héroe de alquiler, miembro de Investigaciones Nightwing e Hija del dragón con brazo biónico. Por último está Cifra, nadie mejor que un experto en comunicaciones y lenguajes para investigar algo que puede tener alcance mundial. Con este plantel se inicia la búsqueda real de Lobezno investigando una serie de extrañas muertes.

Tanto a la serie como al minievento en sí le sientan muy bien el tono de investigación de esta parte, es distinto a lo que vimos y veremos con respecto a la muerte de Lobezno, además el resultado final la pone entre lo mejor de todo este asunto. El dibujo oscuro de Matteo Buffagni unido a los acertados colores de Jim Charalampidis son perfectos para esta historia, narrada con la calma necesaria para afrontar el tema y los puntitos justos de acción. Los dos primeros números se centran en unir a los personajes e investigar, el tercero nos da el fallo inicial y lógico de su investigación, y la cuarta un hallazgo importante, por ello esta serie es relevante para la historia general.

Los autores consiguen crear una buena unión entre los personajes, cosa difícil ya que vienen de sitios muy diferentes, y lo hacen en gran medida gracias a esa tranquilidad y ese desarrollo lento con el que empiezan, profundizando en cada uno de ellos y dándoles un interés particular a pesar de que no tenga una importancia para la búsqueda del famoso mutante, la fuerza de Misty es tremenda y tratar a Cifra como un adicto le da un regusto especial. También logran jugar bien al despiste gracias a la utilización del villano a la mitad de la historia, Albert, un robot creado por Donald Pierce en la época de Larry Hama en la serie de Lobezno, este era una copia de Logan que los Cosechadores planeaban usar contra él, pero les salió mal y acabó por aliarse, ¿cómo acabó así?, esta serie no responde a esa pregunta pero los autores lo utilizan como pista falsa, y quién sabe si algo más.

Quien tuvo retuvo y este equipo es el elegido para encontrar las pruebas de que Lobezno está vivo, estaba claro que esto ocurriría en una de las escritas por Soule, ahora parece que Logan a estado los últimos meses matando en nombre de alguien, no se sabe quién o qué. Daredevil se lo cuenta todo a Kitty y con ello se pasa a la siguiente serie, también importante para la búsqueda.

PROYECTO ADAMANTIUM

La historia vuelve a salir de los círculos mutantes de nuevo a petición de Kitty Pride que recurre ni más ni menos que a Tony Stark, pero lo que no hace es sacarlo del círculo intimo de Lobezno, Iron Man llama a parte de los que fueran los Nuevos Vengadores de Brian Michael Bendis para iniciar la búsqueda en base a una pista que él tiene, estos son Spiderman, Jessica Jones y Luke Cage. Y junto a la anterior es la más relevante y la más interesante de todas.

De este Proyecto Adamantium se encarga R. B. Silva al dibujo, autor brasileño que se ha prodigado por las dos series principales de X-Men de este momento (Oro y Azul) y que se a consolidado como un buen narrador, muy correcto en sus formas y bastante expresivo, mientras que el guión es de uno de los autores más interesantes de la actualidad Marvel, Tom Taylor. La premisa que usan está muy bien unida al personaje de Tony Stark ya que es el primer lugar donde él buscaría, es decir, el mercado negro tecnológico, y que el resto de personajes se unan viene dado por un flashback en el que Lobezno casi muere y se sincera con ellos, especialmente se preocupa por qué sería de su cuerpo al morir y que nadie experimente con él, por ello le hace prometer a Stark que no solo él no hará ninguna locura con el cuerpo de Logan al morir sino que no permitirá que nadie lo haga. La petición de búsqueda por parte de Kitty Pride enlaza todo esto y lanza a los personajes habiéndose trabajado todo el argumento.

Esta miniserie tiene algunas similitudes con la anterior, comienza tranquilamente y la acción se sucede en los momentos oportunos, aunque aquí el grupo ya tiene su pasado la labor de unirlo sigue presente dado a sus problemas pasados y, por último, el guionista no duda en meter a su personaje más actual en la historia, Laura Kinney, Lobezna, también está buscando a su padre y se encuentra con ellos, pero Taylor no solo trabaja bien con ella sino que se mueve como pez en el agua con todo el equipo, de hecho hay algo muy llamativo y es que cuando se habla del pasado el autor parece poseído por el espíritu de Bendis a la hora de realizar los diálogos, para bien o para mal, eso ya depende de cada uno, pero es un bonito detalle.

Si la anterior historia era estilo detectivesco ahora toca una más hi-tech y el villano a batir parece ser Mister Siniestro aunque por suerte Taylor no es un guionista recto y da un par de vueltas interesantes al argumento, desde engaños al villano o al tratar con temas como la paternidad metiendo a Danielle Cage como víctima de las maldades del villano o, especialmente, al dar un giro importante en la vida de Laura Kinney. Curioso sobretodo esto último ya que después de escribir durante 35 números la serie de Lobezna escoge esta miniserie para desvelar que X-23 no es exactamente un clon de Lobezno sino que también tiene parte de la doctora que ayudó a crearla y que, a escondidas, la crió y quiso como a una hija, Sarah Kinney sí era su madre. Tampoco hay que negar que ver a todos ellos vestidos con armaduras de Iron Man tiene su punto.

A pesar de que puede parecer una aventura ligera, regresa la reflexión sobre la importancia de un control a los avances científicos que tanto rodea a Tony Stark. Parece que el portador de la armadura de Iron Man a aprendido en las últimas décadas que no se debe avanzar a toda costa, esta vez se ve ante el dilema de eliminar una cantidad inmensa de muestras genéticas, de “todo el mundo” se dice, aun a sabiendas de los avances que ello pueden traer. Siempre está bien que este tipo de historias ofrezcan un “algo más” que la simple acción y la dupla Taylor/Silva lo logran aderezándolo con un poquito de humor en los puntos justos, una capacidad que no muchos autores tienen. En cuanto a lo que es puramente la Búsqueda de Lobezno se descubren varias cosas, el logo de una corporación, la misma que Daredevil descubriera en la anterior serie solo que él solo sabía el nombre: SÓTER.

MISTERIO EN MADRIPUR

La tercera serie vinculada al evento nos lleva a otra parte importante de la vida de Lobezno, la ciudad de Madripur, por desgracia se acabó lo que se daba. Las dos anteriores series habían estado muy acertadas en temática, tono y personajes pero de esta no se puede decir lo mismo. Misterio en Madripur supone el primer acercamiento a los mutantes del que viene siendo uno de los niños bonitos de la Marvel actual, Jim Zub, encargado de Thunderbolts, Vengadores y Campeones, ahí es nada, sin embargo aquí no solo marca una distancia cualitativa importante con las anteriores series sino que la aventura se vuelve del todo prescindible, y justo esta no debería serlo.

La parte gráfica no ayuda, si bien Thony Silas tiene alguna viñeta decente estilo dibujo animado moderno su capacidad narrativa es muy pequeña, las caras parecen siempre las mismas, apenas hay expresividad, la acción resulta tan confusa que no vale un golpe de vista para ver quién hace qué y esto es un error muy grande especialmente por el tema principal que toca, el del regreso del cuerpo antiguo de Betsy Braddock. Para todo aquel conocedor del mundo de los mutantes esta ha sido una de las grandes historias, cuando la telépata conocida por ser la hermana del Capitán Britania se queda encerrada para siempre en el cuerpo de una asesina oriental, fue una historia fuerte que atrapó a los lectores, todo lo contrario a lo que aquí sucede, que dejen hacer algo tan importante aquí solo se puede explicar de dos formas, o bien querían alguna manera de llamar la atención sobre esta miniserie o bien la franquicia está más perdida de lo que muchos pensábamos.

Lo que más llama la antención es que los autores sean incapaces de transmitir en una serie con algunos de los personajes más potentes de la historia del cómic como son Tormenta, Kitty Pride o Pícara, de hecho esta debería haber sido la serie más importante y más sentimental de todas porque las tres anteriores junto a Júbilo, que también aparece, son personas muy ligadas a la historia de Lobezno, pero aparecen con una personalidad negada. A esto hay que añadir la elección de Dominó, apelando a que tuvieron sexo ocasional en una historia llamada Sexo y Violencia, y a Mariposa Mental, un poco a calzador ambas ya que su relación con Logan era diferente a la de las anteriores, mucho más fuerte hubiese sido la inclusión de Armadura o Rondador Nocturno.

Con respecto a la historia en este caso deciden ir a por Magneto, ahora afincado en Madripur, por si fue él quien robó el cadáver de Lobezno, cosa que los lectores ya sabemos que no, y da lugar a la una pelea entre este grupo de mujeres X y otro grupo de mujeres escogido por Víbora sin mucho sentido, en la que lo único que liga esta historia a la Búsqueda de Lobezno es el descubrimiento de que desde Madripur se están haciendo un gran número de lanzamientos espaciales. Con respecto al amo del magnetismo, no solo no sabía nada sino que estaba preso del equipo de Vívora. Todo un despropósito.

LAS GARRAS DEL ASESINO

Por último Marvel nos ofrece una serie en la que buscan a Logan tres de los villanos más importantes de Lobezno, bueno, dos de ellos y Daken, el hijo de Lobezno, que se mueve por los diferentes bandos según el día, o más bien el guionista de turno. La premisa es quizás la más loca de todas, los tres quieren a Logan muerto y buscan su cuerpo al saber que ha desaparecido para asegurarse que sigue en ese estado, en caso de haber resucitado tendrán que matarlo. Pero no queda ahí la cosa, el escenario escogido para ello es un pueblo pequeño plagado de… ¡zombis!.

Para Las Garras del Asesino la casa de las ideas llama a Mariko Tamaki, autora canadiense venida del cómic independiente que se ocupó de Hulka en su última etapa y que tendrá la difícil tarea de devolver a Lobezna a su estado como X-23. En este caso el guión es bastante sencillo, no tiene grandes diálogos ni cuadros narrativos extensos sino que es muy visual y, en este caso, se puede decir que hemos tenido mucha suerte ya que la tarea recae sobre Butch Guice, un autor veterano que ha ido adquiriendo un tono algo oscuro que le viene muy bien a la colección, capaz de que una mirada nos narre lo necesario y aportando la suciedad que estos personajes demandan.

Esto así contado hace tiempo nos podría parecer algo inverosímil pero la no muy afortunada serie de Lobeznos sirvió para poner en contacto a los tres personajes que ahora tienen la capacidad para relacionarse sin rebanarse los sesos. Desde el punto de vista de aventura ligera Las Garras del Asesino está bastante bien, se lee muy rápido y contiene fundamentalmente acción, bajo la idea de que Dama Mortal ha captado a alguien con mucho adamantium en un pueblo perdido de Estados Unidos avisa a Daken y a Dientes de Sable para hacer una incursión en este, descubriendo una extraña trama en la que una misteriosa corporación ha transformado al pueblo en Zombis capaces de atacarles y hacer que su factor curativo no regenere las heridas, otorgando a la trama un cierto peligro para los personajes. La narración se realiza en dos tiempos para que el lector vaya viendo como los villanos se meten donde no debían y así dar algo de intriga a la misma.

Lo que esta serie tiene que ver con el evento es básicamente que están buscando a Lobezno y poco más, ya que el portador de ese adamantium era el padre de Dama Mortal, añadiendo la aparición de un hijo de Dientes de Sable nos hace ver que hay un cierto interés en estos personajes pero lo más importante es que nos deja un final en el que se supone que Daken muere pero que en realidad vemos como la corporación mencionada se lo lleva. Ciertamente no hacían falta cuatro números para contar todo esto, con un One-Shot especial hubiese bastado, pero de nuevo se toma la tranquilidad narrativa de las dos primeras, lo cual no está del todo mal, aunque no profundiza tanto en los personajes como estas ni ofrece una idea de más. Por lo menos supera a la anterior.

BÚSQUEDA DE LOBEZNO: OMEGA

El número especial más conocido como Dead Ends en su país de origen nos devuelve a Charles Soule acompañado de un muy interesante Ramón Rosanas, para básicamente ponerlo todo en su lugar. Por ello la primera mitad del cómic es una simple recopilación de ideas que, como mucho, puede hacer algo de gracia a quien haya leído todas las miniseries, o solo las dos primeras que son las realmente importantes. Iron Man y Daredevil acuden a Kitty Pride con los resultados de las investigaciones que esta les pidió, así que la mayoría de este cómic es un diálogo que viene a resumir todo lo anterior en una reunión en las aulas de la mansión, incluido de camino un encuentro no muy casual con Mariposa Mental y su nuevo/viejo cuerpo para hacer como que es importante leerse esos números.

La segunda mitad del cómic es la que realmente nos interesa, se trata de dar coherencia a lo ocurrido en Madripur como parte de un ataque a la escuela, el cual nuestros héroes logran evitar, para acabar presentando a la villana en este caso, Perséfone, alguien misterioso que quiere mantener a Lobezno bajo su control y que impide que la Patrulla-X y sus aliados sigan buscándolo bajo una interesante idea, desde Sóter tienen una capacidad de la que los buenos carecen, la de encontrar mutantes antes de que se manifiesten sus poderes, y amenazan con matarlos uno a uno si siguen buscando a Logan. Como imagen final se ve a Lobezno atado con unas garras que parecen estar al rojo vivo. Podríamos decir que, salvando las distancias, si esto fuese Star Wars estaríamos leyendo El Imperio Contraataca, mucho mejor que la primera parte aun con una de las miniseries muy fallida en todos los sentidos y otra sin destacar demasiado.

Charles Soule ha sabido plantar bien la semilla en esta segunda parte, tiene ideas muy interesantes sobretodo en sus cómics y en los de Tom Taylor, pero son ideas que se quedan a medio desarrollar, como debe ser en toda parte intermedia, ahora llega el regreso de Lobezno y toca demostrar si todo esto sirvió para algo, por lo menos hay que pensar que estos años disfrutamos de un buen-a-ratos Viejo Logan y una estupenda Lobezna. Menos es nada.

1
Déjanos un comentario

Please Login to comment
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
Oreades Recent comment authors
Recientes Antiguos
Oreades
Lector
Oreades

Lobezna ha sido más y mejor Lobezno que el propio Lobezno en mucho tiempo.