Aquellos Maravillosos Nuevos Guerreros

Por
32
1324

En la década de los noventa Marvel intentaba insuflar nueva vida a sus colecciones durante unos años tremendamente complicados para la industria en general. Directamente de las páginas de Thor y con un bautismo de fuego impecable en el que se enfrentaron, ni más ni menos, que al imparable Juggernaut, llegaron a nosotros Los Nuevos Guerreros (New Warriors). Un título en el que pocos tenían fe.


El estreno de los New Warriors

Confieso que quedé atrapado por su portada, aunque en aquellos días, el artista no me llamara especialmente la atención. El encargado de los lápices no era otro que Marc Bagley, acompañado en el apartado de los guiones por un fantástico Fabian Nicieza. Mis compañeros coleccionistas de aquellos años me increparon diciendo que aquella serie no duraría demasiado. Pero yo conservé la fe y me dejé llevar por mi intuición. Había que darles una oportunidad a aquellos nuevos héroes. A fin de cuentas, la nostalgia que despertaba en mí una edición digna de Los Nuevos Titanes –fenecidos tras la caída de la editorial Zinco en nuestro país– tendría su esperanza en esta versión juvenil marvelita.


Portada del nº 1 de los NW y la promesa de los héroes

La premisa era convertir a este singular equipo en los “Héroes de los Noventa”, tal cual rezaba la cubierta. Afortunadamente, fueron mucho más allá.

De este modo, un misterioso justiciero de reciente creación –por tanto, del que no sabíamos nada– llamado Night Thrasher (desacertadamente traducido en España como Trillador Nocturno y posteriormente como Destructor Nocturno) se ponía al frente de la formación adolescente que completaban: Firestar –o Estrella de Fuego, tanto monta, monta tanto–, Namorita, Marvel Boy, Nova y Speedball.



Los miembros fundadores

Las similitudes entre Night Thrasher –Thrash para los colegas– y Batman eran más que descaradas. Ciertamente, daba la impresión de que Nicieza era consciente de su parecido y de los comentarios que habría al respecto, por lo que ni siquiera se molestó en disimularlos. Podríamos decir que Thrash era la versión Marvel del Señor de la Noche, si éste hubiera sido afroamericano y adolescente cuando inició su carrera. Un joven lleno de ira y frustraciones que usaba la violencia para castigar a los criminales –tal cual habría deseado castigar a aquellos que fueron responsables de la muerte de sus padres–. Ya os decía que las similitudes eran abundantes. De igual manera, Thrash no poseía poderes especiales. Dependía de su pericia, su entrenamiento en artes marciales y varias disciplinas de combate más, y su equipo/armamento. Ejem… me ahorro los comentarios, ¿verdad? Para rematar la faena, era dueño de la empresa familiar: la Fundación Taylor, y, por ende, una fortuna bastante extensa.


Night Thrasher por Marc Bagley

Firestar (Estrella de Fuego) había permanecido un buen tiempo en el limbo de los personajes secundarios olvidados. A pesar de su popularidad, adquirida en buena medida gracias al hecho de compartir serie televisiva con Spider-Man y el Hombre de Hielo y al excelente tratamiento que de ella hiciera un Chris Claremont en buena forma en las páginas de la Patrulla-X y, especialmente, en los Nuevos Mutantes, Angelica Jones hacía mucho tiempo que esperaba una oportunidad. Mutante de nacimiento, contaba con la capacidad de generar microondas –sí, de esas mismas que nos calientan el café por las mañanas, pero bastante más poderosillas–, lo que se manifestaba en un aura ígnea –aún por explicar–, la capacidad de vuelo y el poder de lanzar rayos térmicos. Bastante similar, en principio, a una versión femenina de la Antorcha Humana, aunque las diferencias entre ambos personajes se reflejarían más y mejor durante los años siguientes. Y es que Angel tenía personalidad propia suficiente como para destacar pos sí misma, lejos de la influencia de mutantes e imaginautas.


Dos versiones del traje de Firestar

Namorita era la otra fémina del equipo. Prima del príncipe Namor, de Atlantis y, por tanto, miembro de la realeza del imperio acuático. Tenía habilidades similares a las de su madre, Namora, cuyas capacidades eran calcaditas a las del propio Namor. Total, dos más dos, cuatro. Una versión adolescente del Submariner. También ella tuvo la oportunidad, gracias a la pluma de Nicieza, de convertirse de mero calco en una heroína con carácter propio y muy bien definido. Una especie de amazona atlante, capaz y diligente. La vimos crecer, quizá más que a ninguno de sus compañeros de equipo, a lo largo de la serie.


Namorita, toda una princesa atlante

Marvel Boy, un casi olvidado muchacho que había aparecido en Los Vengadores y posteriormente en Los Guardianes de la Galaxia, llamado Vance Astrovick. Otro mutante, en este caso, con capacidades telekinéticas nada desdeñables y algún que otro conflicto personal.


Versión con capa y sin ella del traje de Marvel Boy

Nova recuperaba sus poderes en el primer número de la serie de la mano –poco delicada, todo hay que decirlo– de Night Thrasher. Y es que, Richard Ryder era otro de esos personajes que habían tenido su momento de gloria para resultar después irremisiblemente condenado al ostracismo. Nadie parecía saber muy bien qué hacer con él, así que le habían llegado incluso a privar de sus poderes xandarianos y lo habían relegado a una vida cotidiana que ningún héroe que haya viajado entre las estrellas podría soportar mucho tiempo. Regresaba con la partícula Kid delante del Nova, imagino que con afán de diferenciarle de su pasado como guardián del cuerpo de policías de Xandar y dotarle así de autosuficiencia, o bien para no confurdirle con la que ostentaba el nombre de Nova por aquél entonces (Frenkie Raye), heraldo de Galactus. Incluso sirvió para hacer chistes a costa de ello –especialmente reseñable su encuentro con la Cosa, de los 4 Fantásticos–.


Kid Nova y Nova, a secas

Speedball era otro de aquellos jóvenes que también habían sido injustamente olvidados. Emulando los pasos de Spider-Man, dos autores clásicos, el dibujante Steve Ditko –primer artista de Spider-Man, curiosamente– y el escritor Tom DeFalco –casualmente editor de la serie–, habían creado a Robbie Baldwin, un muchacho que tras ser expuesto en un accidente de laboratorio a unas partículas procedentes de otra dimensión –origen de superhéroes más común de lo que parece por aquél entonces– conseguía extraordinarios poderes.


Primera aparición de Speedball

Gracias a la energía cinética –que supone una de las bases del movimiento–, Robbie era capaz de rebotar sin resultar herido, ya que se encontraba protegido por un campo de aquellas misteriosas partículas que le habían envuelto en el laboratorio. Era, por defecto, el sucesor natural de Peter Parker –y una solución para que los jóvenes se identificaran con otro héroe adolescente mientras Peter podía madurar y casarse. Bastante más decente que el mefistazo de turno, tan de actualidad, desgraciadamente–.


Traje original y primera versión tuneada de Speedball

Por último, habría que mencionar dos personajes más que, aunque no formaran parte del equipo oficial, iban a estar tan presentes en la colección que llegarían incluso a protagonizar algunas de sus tramas y números más significativos. Estos eran los mentores y amigos de Dwayne Taylor, verdadero nombre de Night Thrasher: Chord, un antiguo soldado que servía de entrenador y piloto a Thrash, y Tai, su ama de llaves, una antipática anciana vietnamita capaz de tumbar al más pintado con una mano atada a la espalda.

Poco tiempo después de comenzar su andadura, contarían con su primera recluta oficial: Silueta. Una joven con extraños poderes relacionados con la Dimensión de la Fuerza Oscura y una parálisis de sus extremidades inferiores que la obligaba a caminar empleando muletas.


Genial diseño de Marc Bagley y horrorosa versión posterior

Muchas aventuras y desventuras padecieron estos muchachos, pero supieron reafirmar su posición como iconos para un buen sector del público, lo que les permitió contar con la nada despreciable cifra de 75 episodios completos entre 1990 y 1996. Seis años de la década. Más de la mitad de la misma. Todo un récord.

Además, reportaron a dos de sus personajes cabeceras propias. Así, Nova y Night Thrasher volaron por libre durante un tiempo, mientras compartían también andanzas con sus colegas.



Portada del nº1 de Night Thrasher

Pero la bajada de calidad en las narraciones, la decadencia en el dibujo y, finalmente, la sucesión de equipos creativos hicieron perder el rumbo a la serie llevándola por último a la cancelación.

Tiempo después llegaría el segundo volumen de los New Warriors, demostrando que no estaban dispuestos a regresar al olvido. Habían llegado para quedarse.

Desgraciadamente, este volumen no tuvo la duración del anterior –ni por asomo– y fue cancelado en su número 10, contando con once en total –si tenemos en cuenta que hubo una portada con un 0 en la misma–. En España ni llegamos a enterarnos, porque quedó inédito. Afortunadamente, los navegantes sois expertos en encontrar material en la red, ya sea en inglés, o excelentemente traducidos por algún alma caritativa.



Renaciendo de las cenizas. Desgraciadamente, fue breve.

En este caso, la formación estaba integrada por Namorita –recuperada de su aspecto azul de Kymera que vimos en los últimos números del volumen uno–, Nova y Speedball, que cerraba la formación en lo que a miembros fundadores del grupo se refería. Junto a ellos, Turbo –recluta del equipo original–, a la que pronto se unirían Bolt, un joven mutante que había salido por primera vez en algunos especiales de X-Men, y que poseía capacidades eléctricas –además estaba infectado con el tristemente legendario Virus del Legado, lo que aseguraba un cierto componente dramático sumado a la ecuación– y, por último, Aegis, superhéroe de nueva hornada. Un chico de barrio afroamericano que encontraba la placa de Medusa, la gorgona, relacionada con los mitos de la Grecia clásica. Parecía hacer invulnerable a su portador concediéndole una especie de campo de fuerza místico.


Bolt y Aegis, respectivamente

Quizá se produjeron demasiados cambios en la membresía. Puede que las aventuras no estuvieran a la altura de los héroes. Sea como fuere, lo cierto es que el número diez marcó el final de los Guerreros por un buen período de tiempo.

Pero el tiempo pasó y con él, llegó el momento de revivir a los Nuevos Guerreros. Al menos, eso parece que pensaron el dibujante Jeremy Rock y un escritor del que no he conseguido averiguar el nombre –y eso que he apretado las clavijas a mis contactos en SHIELD–, que a finales de 2001 y comienzos de 2002 presentaron una propuesta a Marvel para resucitar al equipo y relanzarlo. Con una temática más alejada de la adolescencia y situándose en el momento en que los jóvenes se asomaban a la madurez, los protagonistas tendrían que mirar al futuro y decidir cómo querían afrontarlo. Qué querrían ser el día de mañana. A medio camino entre una serie de aventuras y una soap opera con tintes de comedia romántica. Desgraciadamente, la propuesta no tuvo buena acogida. Aquí os dejo algunas muestras del trabajo de un joven Rock muy inspirado que más tarde se consagraría con otras obras del calibre de Threshold, Zombie Tales o la afamada Narcopolis, junto al escritor Jamie Delano. Decidme que no sentís en el fondo de vuestros frikis corazones que no siguiera adelante…









En junio de 2005 arrancó la recuperación de los New Warriors de la mano de Zeb Wells y Skottie Young convirtiendo al equipo de superhéroes en propiedad de unos estudios de televisión y protagonistas del mayor Reallity Show de todos los tiempos. En esta miniserie de seis números se nos ofreció un producto puramente de entretenimiento que poco o nada tenía que ver con el espíritu de los Nuevos Guerreros originales. A un dibujo en esencia cartoon, se unió un guión ridículo que pretendía la carcajada fácil.


Los Nuevos Nuevos Guerreros

Y es que, la desatinada elección de los personajes quizá tuvo mucho que ver en el fracaso del asunto. Nadie imagina a Batman como el personaje de una comedia. Del mismo modo, Night Thrasher se convirtió en una mala elección desde el principio. Al igual que Namorita, que regresaba a un estado azul y ahora repleta de unos tatuajes atlantes que recordaban poderosamente a los vistos en la película de Disney que versaba, precisamente, sobre la Atlántida.


Namorita regresa al azul… ayomá

Tampoco Nova era la clase de personaje ideal para entrar en situación ridícula tras situación ridícula. Menos aún cuando había regresado en mayor o menor medida a sus orígenes galácticos. Sí encajaba en este cómic alguien como Speedball, que siempre había destacado por su parte bromista y –aparentemente– despreocupada. Junto a nuevos personajes como Microbio, un mutante cortito de entendederas –por ser amable– cuyo extraordinario poder consistía en hablar con los microbios y Debrii, una telekinética de baja capacidad que solía usar la basura para realizar sus ataques, vivieron unas pocas aventuras hasta que llegó el momento culminante que haría regresar el nombre de los Nuevos Guerreros a los labios de los protagonistas de la práctica totalidad de colecciones del Universo Marvel.


Versión cartoon de N.T. y dibujo algo más serio de Speedball

Desgraciadamente, no sería por su heroísmo, sino por todo lo contrario. En su último programa, el equipo de jóvenes iconos tendría la mala fortuna de toparse con una casa repleta de villanos de tercera, a saber: Speedfreek, el Hombre de Cobalto y Coldheart. El desastre fue total cuando descubrieron que, entre los villanos se contaba también Nitro –responsable indirecto, por ejemplo, de la muerte del Capitán Marvel original–, ligeramente dopado por si fuera poco –algo que sabríamos después–. Acorralado, el villano no dudó en usar su poder explosivo –aumentado, como decía antes, por ciertas sustancias–. Además de matar a buena parte de los guerreros, también destruyó un colegio de primaria cercano. Así es como se grabó a fuego el nombre de Stamford en los corazones de los habitantes de la Tierra Marvel. Un nombre que llegaría a resultarnos muy común en los meses venideros.


Los restos de Stamford ocultan una guerra… civil

Y es que, el hecho de tener a un buen puñado de jóvenes héroes con poderes y poco o ningún entrenamiento pasó a primera plana de la opinión pública. La Administración de EEUU, decidida a ponerle control a la intervención de estos bienintencionados enmascarados, lanzó un Acta de Registro Superhumano. Total, ya habían aprobado la mutante. Sólo era cuestión de tiempo que quisieran controlar al resto. En una jugada magistral, muy realista y bien planteada, los guionistas nos pillaron con la guardia baja al convertir la muerte de los Nuevos Guerreros en el pistoletazo de salida de la Guerra Civil (Civil War) de los héroes de Marvel. Claramente divididos en dos bandos, uno pro-registro representado por Iron Man y otro anti-registro a cuya cabeza se hallaba el Capitán América, firme defensor de las libertades civiles. La cosa se puso caliente. Pero eso… eso es otra historia.

Comparado con el destino que corrieron algunos de los guerreros supervivientes, como Speedball, la muerte que alcanzó a Night Thrasher, Namorita y Microbio habría resultado una bendición. Privado temporalmente de sus poderes, Robert tuvo que afrontar un juicio por lo acontecido en Stamford. La multitud enfurecida pedía a gritos un cabeza de turco, y Speedball estaba en el momento preciso, en el lugar indicado, para convertirse en el objeto de sus iras. Esto, sumado a la culpabilidad que aqueja todo superviviente único de un grupo, y a la profunda depresión por la muerte de las víctimas civiles –en su mayoría niños–, provocó un cambio en él que terminó por conducirle hasta el borde del precipicio. Si bien resistió el impulso de saltar, podemos asegurar que algo dentro de Baldwyn se había roto para siempre –todo lo para siempre que puede ser algo en un cómic, claro está–. De ese modo, abandonó su identidad de Speedball para asumir una más oscura. Sería desde aquel mismo instante Penitencia. Y sin la más mínima intención de rehacer su equipo o refugiarse en los brazos de los amigos vivos que todavía le restaban, fue a dar con sus huesos al reformado grupo de criminales en busca de redención conocido como los Thunderbolts. Bajo las órdenes, ni más ni menos, que de Norman Osborn –sí, otro muerto de ida y vuelta, ya sabéis…–


Baldwyn con la armadura masoquista de Penitencia

Puede que el camino del recién nacido Penitencia le alejara de la senda emprendida años atrás por los Nuevos Guerreros. Incluso muchos habrían esperado que, tras la muerte de algunos de sus miembros más emblemáticos y el posicionamiento de otros dentro de la Ley de Registro, los New Warriors hubieran muerto definitivamente y para siempre. Pero no… aún quedaban cosas que contar.


Marvel Boy, ya como Justicia, y Firestar con sus trajes de vengadores


Nova de regreso al espacio y Rabia en el Campamento Hammond

Y es que, el espíritu de los Nuevos Guerreros siempre había encerrado la necesidad de independencia y la rebeldía propias de la edad de sus protagonistas. Los personajes podían ir y venir, pero eso sería algo que nunca moriría. Por lo tanto, para sorpresa de la mayoría de lectores habituales, en un Universo Marvel convulso tras los acontecimientos de Civil War, comenzaron a aparecer unos graffitis de lo más sospechoso. Una uve doble roja. Los Warriors habían renacido de sus cenizas para plantar cara a la injusticia, aunque esta se produjera en el seno mismo de su gobierno. No iban a doblegarse jamás. Y a la cabeza del misterioso equipo repleto de personajes que, en un primer momento, nos resultaban del todo desconocidos, estaba nada más y nada menos que un resucitado Night Thrasher. De hecho, buena parte del primer arco argumental giraba entorno a la identidad del personaje. ¿Había logrado eludir la muerte Dwayne Taylor en el último segundo o se trataba de alguien bien diferente? La armadura era un obstáculo para averiguarlo. Cualquiera podría haberse ocultado bajo ella –está bien, quizá Mirada en Perspectiva no, pero ya cogéis el concepto…–


Cambio de armadura para Thrash y Wondra pillada in fraganti

Siguiendo de cerca a Thrash, la líder de campo, Wondra, nos mostraba abiertamente su identidad al poco. Tras la máscara de la nueva heroína se encontraba una vieja conocida para los seguidores mutantes: Jubilation Lee.


Los Nuevos Nuevos Nuevos Guerreros

Blackwing era en realidad Barnell “Barry” Bohusk, el antiguo Pico, que había cambiado su aspecto de pollo salido prematuramente del cascarón por un traje de vuelo con alas metálicas.


El lastimoso Pico vistiendo el traje de X-Men

Decibel era otro antiguo chico de Generación-X, en este caso Jonothon “Jono” Starsmore, que también había perdido sus poderes mutantes durante la Diezma, pero sigue conservando su aspecto apocalíptico.

Saber quién era Tempest en realidad resultó toda una revelación, pues no se trata de otra, sino de Angel Salvadore, la madre de los hijos de Pico, que también ha perdido su aspecto insectóide –medio metro de caderas y cuarto y mitad de chacina de sus cuartos traseros, pero eso es tema para otro artículo…– y ha ganado un traje chachi piruli que lanza fuego y congela a partes iguales. –Nota para los fans deceeros: lo gracioso es que sus poderes se parecen a los de Celsius de la Doom Patrol y el nombre es similar al de un compañero de grupo de la misma generación, es decir, Tempest. ¿Homenaje? ¿Plagio inconsciente? Lo cierto es que DC no ha chistado, al menos que yo sepa–.


Ángel antes de perder sus poderes mutantes

Ripcord la antes conocida como Stacy X –o lo que es lo mismo, la versión de una pilingui muy decente de los mutantes–. Entre otros ex-mutantes, esta pobre chica, también se había quedado sin poderes cuando la Bruja Escarlata alteró la realidad con aquello de: No más mutantes. Ahora, gracias a la tecnología y a la financiación del equipo por parte del misterioso Night Thrasher –cuya identidad es desconocida incluso por sus compañeros–, pueden volver al campo de juego intentando demostrar que los héroes, con entrenamiento o sin él, pueden marcar la diferencia. Llegan incluso a salvar el trasero de los nuevos chavales de Camp Hammond, los ojitos derechos de Tony Stark, entrenados –ironías de la vida– por algunos antiguos miembros de los Guerreros.


Algunos miembro de los N.G. con sus trajes cibernéticos

Si bien, la nueva versión de los New Warriors resulta bastante satisfactoria y se agradece que hayan devuelto a la actualidad algunos buenos personajes que parecían condenados a desaparecer, también es verdad que falta algo de relación con los antiguos guerreros. Se echa en falta la presencia de algunos de sus miembros, como por ejemplo Silueta –y no me refiero a una mera aparición, que esa sí la ha tenido la chica–, sino a pertenecer por pleno derecho al equipo. También ayudaría al hecho de que no todos sus miembros tuviera poderes basados en artilugios mecánicos que, como premisa estaba muy bien, pero ya empieza a cansar.

En el apartado artístico cabría destacar que los guiones de Kevin Grevioux –guionista de la película UnderWorld– son bastante frescos y se dejan leer satisfactoriamente. Los dibujos de Paco Medina están sobradamente a la altura de las circunstancias y resultan el complemento perfecto para las historias que nos plantea el escritor.

Por cierto, el nuevo Night Thrasher es…

Aviso de Spoiler

tendrás que comprar los tomos de Panini. No pretenderás que te lo cuente todo, ¿verdad? (Risa maliciosa)

En fin, que guerrero una vez, guerrero siempre. Máxime cuando se trata de tocarle las narices a Stark y al bando ganador de la Civil War –siempre estuve del lado del Capi, para qué negarlo–. Y es que, aunque uno peine canas, aún no le ha abandonado del todo el espíritu inconformista que representaban los Nuevos Guerreros. Así que cojo mi bote de spray y me dispongo a pintar por toda la ciudad eso de NW. ¿Alguien se apunta?


No, si yo la estaba intentando limpiar… ¿no ha colado?

Informó Iván desde la calle Yancy para Zona Negativa.

Enlace a la página del dibujante de algunos de los diseños.

Blog de Jeremy Rock.

32
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
32 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
24 Comment authors
El hermano vudúIván Martínez HulinFranzGaetaIván Martínez Hulin Recent comment authors
Recientes Antiguos
Raúl López
Admin

Excelente artículo Ivan, me ha gustado muchisimo de veras, y me has hecho recordar a uno de mis grupos de superheroes más queridos 🙂 de hecho comencé a coleccionar comics de forma regular con el New Warriors #2, Motorista Fantasma #1 y Spider-Man #234 (creo el de Robbie Robertson en la carcel), recuerdo qu eme gustó tanto el New Warriors que justo después de leerlo me recorrí toda las librerias y quioscos de barbera y sabadell, y entonces habia unas cuantas, en busca del primer número algo que me resulto imposible… suerte que en una subida a Continuará meses más tarde di con el 🙂

No se si me puede la nostalgia pero los New Warriors al menos los primeros cuarenta números son una autentica joya, primero con Bagley y despues con Robertson… uff que maravilla de numeros 🙂 alguien se anima a recoger firmas para su edicion en Marvel Gold? 😉 

Northstar
Lector
Northstar

Yo me leí el primer tomo de Panini y no me terminó de convencer, y eso que soy muy fan de los Nuevos Guerreros y tengo completa  toda su primera andadura (por cierto, me suena leer en el plan editorial de Panini que el segundo volumen de la serie, el de los 11 numeros, iba a ser recuperado este año).
¿Me recomendais hacerme con el resto de tomos de éste volumen?.

Por cierto, aparte de Pico, Jubilo, Stacy-X y Angel, quienes son los otros miembros de estos ‘nuevos’ nuevos guerreros?

I´m with a Skrull!
Lector

Por que tengo una sensacion de deja vu al leer esto? o es el articulo que se colgó y a la media hora se quitó y por eso tengo la sensacion de haber leido muchas de las cosas que estan aqui puestas como lo del spoiler?

IvánN Díaz
Lector

Northstar, los otros miembros son

Aviso de Spoiler

algunos de los antiguos estudiantes de Xavier en la temporada de Grant Morrison, uno al que llamaban Redneck y otros dos que eran hermanos afroamericano (chico/chica) del que sólo recuerdo el nombre de ella, Tatuaje. Además, está por ahí Sofía Mantega, también conocida como Danza del Viento, la antigua líder de los Nuevos Mutantes 2.0

.

Genial artículo. La serie actual no es excesivamente brillante (hace media hora me terminé de leer el 2º tomo), pero para los lectores mutantes más completistas (como yo…) puede tener su gracia. En mi caso, además, fui un lector de la serie original y ver algunos guiños se agradece.

Goku_Junior
Lector

Hace poco pude disfrutar de los que aquí fueron los 3 primeros volumenes de NW. ¡Pero que buenos eran! Almenos al principio. Ese rollo de jovenes con poderes inconformistas intentando ayudar al mundo, con sus problemas personales, sus amorios, la evolución que poco a poco tenian… si es que me recuerda a smallville (quitandole lo de ser CANSINA). Sobre todo le tome mucho cariño a Marvel boy/Justicia, un gran personaje y una gran persona.

El problema fue la epoca en la que nacieron… Creo que fue a partir del nº 50 (y antes tambien se iva notando) donde se empezó a notar el tufillo de los años 90. Los guiones cada vez más malos y el dibujo cada vez más exagerado, intentando hacer a los personajes “más guays”, pero a mi me empezo a dar un ascazo… Y las series de Night thaser y Nova no me gustaron nada, nada, nada. Pero nada (agg! mis ojos).

Pero bueno, no todas las series han llegado a tener tanto carisma como lo tubieron los NW. Es bastante triste como los han usado como cabeza de turco para dar inicio a la Civil War y la ley de registro.

Mistic
Lector
Mistic

Un artículo muy bueno, pero hay una frase que me chirría…

“Nadie imagina a Batman como el personaje de una comedia”

Larga vida a la JLI y al Bwa-ha-ha-ha

Almenglo
Lector
Almenglo

Lo que no entiendo es porque en Marvel no se dejan de dar vueltas con el grupo y recupera la version clasica de una vez,que es la unica que de verdad merecio la pena.

Ali Boulala
Lector
Ali Boulala

La primera aparición de los NW me la pillé en su día en aquellos retapados que tan de moda estaban en los 90 (los hacían con los cómics que no vendían).Aparecieron junto a Thor,es verdad,pero lo incluyeron en la colección de los Vengadores (Forum),saga de Actos de Venganza.

Alberto Benavente
Lector

Al, es que aquellos números eran de la serie de Thor. Es mas, es la primera aparición del grupo original como dice Iván en el artículo.

Northstar
Lector
Northstar

Sí pero a ver. Estaban:
Night Trasher — No se quien es ahora
Sofia Mantega
Pico
Angel
Stacy-X
Jubilo.

¿Y el resto? Son personajes mutantes de la etapa Morrison que EXISTIERON en esa etapa (en cuyo caso, mas descripciones,please) o son personajes de nuevo cuño para la serie?

Cristian
Lector

¡Que recuerdos! Era de las pocas series que casi llegué a conseguir entera gracias a una tienda en BCN que vendía los 3 comics que quisieras a 200 pelas. Fan absoluto de Speedball era servidor y me jode mucho verlo como Penitencia.

ZordoN
Lector
ZordoN

Gran articulo.
Aclarados me quedan algunos conceptos.

Por cierto Mistic estoy contigo:
“Larga vida a la JLI y al Bwa-ha-ha-ha”

kliku
Lector
kliku

“Regresaba con la partícula Kid delante del Nova, imagino que con afán de diferenciarle de su pasado como guardián del cuerpo de policías de Xandar y dotarle así de autosuficiencia”

Si no recuerdo mal, se tuvo que llamar “kid” Nova porque en esos momentos “Nova” a secas era Frankie Raye, la heraldo de Galactus.

El nombre se recuperó cuando Frankie palmó en la guerra de los Heraldos (en la colección de Estela Plateada) a tiempo justo para sacar la segunda colección de Nova…

¿Qué pasa? Uno es Marvel zombie de toda la vida, no me mireis así.

Darío
Lector
Darío

JODER, grandiosos esos diseños en blanco y negro. Podrían perfectamente servir como Ultimate New Warriors.
Dios, ya lamento que no sean porque quedan perfectisimamente como Ultimate New Warriors.

Dhaldon
Lector
Dhaldon

Los Nuevos Guerreros son mi grupo favotito de siempre, fue con ellos con los que empece a coleccionar comics (antes los gorroneaba  a mis primos y a un amigo :)) y sus 25 primeros numeros estan a la altura de las mejores etapas de CUALQUIER colección. A partir de ahi, Nicieza empezo a guionizar 7 o 8 colecciones mensuales (X-men, NW, cable, X- force, mas las miniseries de turno) y la calidad bajó.

Ademas Nicieza se contagio de ese “espiritu de los 90” y empezaron las tragedias en el grupo (Condena de Vance Astrovik por matar a su padre, traición de Tai, asesinato de familiares) y la proliferacion de series y miniseries de miembros del grupo (Night Trasher, nova, Justicia) a cual mas mala.

Llego un momento en que estaba claro que Nicieza se la pelaba y que tenia la cabeza en otras cosas, porque la calidad era pesima, fue cuando los convirtieron en una especie de “Vengadores junior” (con sus chapitas identificativas con intercomunicador incluido) y empezo el baile de dibujantes ( a cual peor) mientras que en el grupo metian a “Scarlet spider” para despues matarlo en dos numeros…en fin, Marvel de los 90 en estado puro.

La lastima es que cuando se fue Bagley llego Evan Sholnick, con mucha ilusion y buenas ideas, y la coleccion fue volviendo a ser lo que fue, mas aun con los dibujos de Patrick Zircher. Y cuando se volvian a disfrutar de buenas historias y las ventas iban subiendo poco a poco, cierran la colección (aun recuerdo que me pase una tarde entera buscando el numero 76 en el Previews y no lo encontraba :))
Creo recordar que lei que a Bob Harras (¿alguien se acuerda del tipo?) no le gustaba la serie y en cuanto pudo la canceló.

De las series que siguieron ni me moleste en mirarlas, sobre todo la etapa del reality show y ya con lo que paso en Stamford como que me subia por las paredes de indignación 🙂 (para mi es una injusticia del mismo nivel que lo que Straczynski le hizo a Gwen stacy)

La ultima serie, la que sale de Civil War, me la estoy leyendo, pero es muyyyy mala, y de New Warriors solo tiene el nombre, ademas creo que el mes pasado la han cancelado, con eso se dice todo.

Pero en el ultimo numero de La iniciatica (americano) ha surgido un grupo autoproclamado los New Warriors con Justicia y Rabia en la formación  que SI SON LOS NEW WARRIORS, espero quie no se quede en una cosa de un solo numero, porque despues de tantos años, cuando lei ese numero senti que fin los  Warriors habian vuelto 🙂

kike
Lector

Buen artículo… si exceptuamos que todo el rato llamas “Trash” (que significa basura) o “Trasher” a Night THrasher.

John Space
Lector
John Space

Yo tenía un par de números de Night Thrasher. No eran gran cosa: el traje me parecía feo, y los guiones de Nicieza, aburridos, mucho hablar y poca pelea.

yota
Lector

Uno de los mejores artículos que he leído en mucho tiempo, que recuerdos más gratos me traen los New Warriors, a ver si con suerte algún día vuelven donde se merecen estar.

seba_1701
Lector
seba_1701

Gran articulo Ivan, no conocia nada de NW antes de CW , me enganche a la serie por Jublo y Camara ya que Generation X fue la primer serie regular que pude seguir. Espero mejore la serie , los numeros de SI fueron a mi parecer bastantes malos. Sigan asi , entrar en la zona es lo primero que hago al conectarme, gracias por los articulos

Gaeta
Lector
Gaeta

Una cosilla: Firestar no aparecía para nada en Los Nuevo Mutantes (y en X-Men solo en un par de números). A Firestar se le dio bombo en su propia miniserie (que en España se publicó como complemento de la colección de La Patrulla-X).

Me ha gustado el artículo, pero había algunos gazapillos que creo que no se deberían escapar.  

Erik Lensherr
Lector
Erik Lensherr

Recuerdo con mucho cariño la serie original de los Warriors,con lo guiones increíbles de Nicieza y el dibujo, tosco y primerizo, aunque prometedor, de un Bagley que entonces se dió a conocer en Marvel……el grupo original era increíble, pocos cómics me han trasnmitido esa sensación de aventura y humor juvenil y la verdad es una serie que atesoro con mucho cariño en mi tebeoteca…..junto a otras obras geniales como Factor-X, la Patrulla-X, los Vengadores o Alpha Flight….

Kori
Lector
Kori

me ha encantado el artículo . uno de los primeros comics que me compré cuando empecé con esto de los comics fue uno de los New Warriors…hace 16 añitos si no recuerdo mal….con un Speedball enfrentándose a un doble oscuro suyo durante la guerra del infinito….y con una reunión en lo alto de la Torre Baxter de muchísimos superhéroes….puf….qué recuerdos 🙂   
un saludo!

Gaeta
Lector
Gaeta

Hola, en ningún momento he querido hablar de los gazapillos con acritud (sino hubiese usado la palabra errores, fallos, o lo que fuese), sino como una especie de guiño amistoso (más que nada para que se mejore en lo que se pueda). Si se me ha malinterpretado, pido mil perdones.

Sigo insistiendo en lo de que Firestar nunca apareció en los Nuevos Mutantes (bueno, aparte de en el crossover de los annuals Kings of Pain, pero supongo que eso no cuenta, ya que los Nuevos Mutantes ya eran X-Force y Firestar ya pertenecía a los New Warriors).
Lo he comprobado en la página de Marvel Chronology, y tampoco indica ningún número de New Mutants en el que apareciera Angelica. ¿No te estarás confundiendo con la miniserie de Firestar, en la que aparecían los Nuevos Mutantes de personajes invitados y Angelica flirteaba (como bien dices) con Sam Guthrie?

Gaeta
Lector
Gaeta

Por mera curiosidad, ¿eh? No por un afán de ver quién tiene razón.

Sí, por favor, míralo… Es que me he leído varias veces los NM y no me suena para nada. Y al haberlo comprobado por Internet en otras páginas me he quedado intrigado.

Franz
Lector
Franz

El guionista es un desastre, responsable directo de la cancelación de la serie, CERO desarrollo de personajes, podrias poner a otros cualquiera en su lugar y la historia no cambiaría, Chamber por más arreglado que esté jamas se pondría un polo ceñido, va en contra de su carácter, encima se cargan a Stacy-X, Grevioux simplemente destruyó lo que pudo haber sido un excelente título.

Gaeta
Lector
Gaeta

El guionista es un desastre, responsable directo de la cancelación de la serie,

Totalmente de acuerdo contigio, Franz. La serie nueva de los guerreros es un despropósito tras otro… y una señal más de lo mal que va Marvel (no pueden desarrollar ninguna serie porque están todas inmersas en el “eterno crossover”). El grupo nuevo de Guerreros (el liderado por Justicia ahora), tampoco me parece muy interesante. Habrá que ver qué tal la recuperación en Nova.

Iván, ¿pudiste comprobar lo de Firestar en Los Nuevos Mutantes? He estado revisando mi colección y no puedo localizarlos. Gracias!

El Hermano Vudu
Lector
El Hermano Vudu

A mi me encantaron los primeros 25 muneros (con bagley) y hasta el 40 era pasable, pero fue degenerando cada vez a peor. Nicieza hizo un buen trabajo pero en cuanto se fue Bagley la serie se resintio mucho y cuando luego llego el baile de personajes con otras formaciones no cuajo. Eran como los nuevos titanes pero en marvel (aunque ahora esos serian los jovenes vengadores). Me recordo a Thunderbolts, cuando se fue Bagley la serie cayo un monton.
Una pena lo de Stamford. 
Me gusta el cambio a Penitencia y la evolucion de un personaje.
Un saludo