Historias de la guerra: Una original visión del género bélico

Por
25
1187
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 

Edición original: jun. 2004/feb. 2006; Vertigo (DC Comics).
Edición España: nov. 2009; Planeta DeAgostini.
Guión: Garth Ennis.
Dibujo: VV.AA.
Entintado: VV.AA.
Portadas: VV.AA.
Color: VV.AA.
Rotulista: Clem Robins.
Precio: 35€ (Libro cartoné, 480 págs.)

 

Tras la conclusión de la serie Predicador en el año 2000, el guionista irlandés Garth Ennis (Holywood, Irlanda del Norte, 1970) sorprendió a propios y extraños en Vertigo con la publicación – a partir de 2001 – de una serie de historias bélicas bajo la etiqueta War Stories. Estos relatos, de carácter solemne y contenido históricamente ortodoxo, se extendieron en el tiempo hasta 2003; para ser posteriormente recopilados en dos volúmenes con fecha de 2004 y 2006. Amante confeso del género bélico desde su más tierna infancia, Ennis derrama en estos 8 cómics sendos años de lecturas, cavilaciones y admiración hacia unos combatientes cuyas acciones cambiaron irrevocablemente y a escala mundial el curso de la historia. En España fue posible conocer parte de este material en la época en que Norma Editorial poseía los derechos de Vertigo. Ahora Planeta DeAgostini nos presenta un volumen íntegro que permitirá al lector disfrutar de esta ineludible pieza de género con todo lujo de detalles. Por cierto, una de estas historias tiene lugar en nuestra Guerra Civil Española.

Repaso capítulo a capítulo

Hagamos a continuación un examen de cada una de estas historias, que abarcan sucesos comprendidos entre 1938 y 1945:

El Tiger de Johan (Johann’s Tiger), Ilustrada por Chris Weston: En la primera de las historias encontramos como protagonistas a una partida de soldados alemanes que compone la tripulación de un descomunal tanque Tiger, en la inminentemente derrotada Alemania de 1945. Liderados por el oficial Johan Kleist, el lector asiste a las calamidades por las que esta unidad ha de pasar en su intento de huir del temible ejército ruso. El objetivo de todos es simple, intentar llegar a toda costa a las líneas Americanas y rendirse. En este relato se nos presenta como uno más del grupo a Max, un carro de combate modelo Tiger I que formó parte de la vanguardia Panzer. En activo desde la batalla de Kursk (1943), vehículo y tripulación habían estado reculando ante el imparable avance ruso hasta la mismísima Alemania. Conozcamos ahora un poco mejor a este vehículo. El tanque Tiger I, protagonista de este capítulo, fue en la 2ª Guerra Mundial todo un peso pesado dentro de su categoría. En activo desde 1942 hasta la rendición alemana, estos modelos participaron en campañas de Rusia como las de Leningrado (1941 – 1944) o la mentada ofensiva de Kursk. Igualmente fue utilizado en el desierto, como parte del arsenal de los míticos Afrika Korps del Mariscal de Campo Erwin Rommel, en 1942. Se trata de un monstruo de 56 toneladas, que si bien no era el más rápido de los tanques, podía neutralizar con facilidad al modelo Sherman americano, e incluso al Josef Stalin ruso. Este potente vehículo había sido bautizado por Ferdinand Porsche, que participó en su desarrollo. Porsche fue también el diseñador del célebre Volkswagen Escarabajo y más tarde resultó ser el fundador de la marca automovilística Porsche.


El descomunal Tiger I

Los Tramposos del Día D (D Day Dodgers), Ilustrada por John Higgins: San Carretto (Italia), septiembre de 1944. El Teniente Segundo Ross es destinado a la Compañía Baker, concretamente a los Fusileros de Antrim (cuerpo inventado por Ennis), formado principalmente por tropas provenientes del Ulster (Irlanda del Norte). El joven pronto se pone a las órdenes del Capitán Lovatt, un veterano oficial desencantado de todo. Resulta que este oficial inglés se incorpora poco antes de que la parlamentaria Nancy Astor (Lady Astor) pronunciara un discurso donde tachaba al 8º Ejército destacado en Italia de unos holgazanes que disfrutan de la vida mientras que otros valerosos soldados batallaban firmemente en Francia. El guión de esta historia nos habla de lo mucho de propaganda que hubo en la 2ª G. M., y de lo decisiva que ésta resultó ser a la hora de enviar refuerzos a un frente en detrimento de otros, como el italiano en este caso. Una vez más, somos sabedores de la injusticia que tuvieron que padecer muchos soldados de otras líneas, los cuales fueron desprovistos de recursos tras el éxito del famoso Día D. Sin embargo, no existe registro de que Lady Astor pronunciara tal discurso. Y como ella negó que el mismo se produjera, cabe la posibilidad de que tales acusaciones no fuesen pronunciadas, o de que vinieran de parte de otra persona. Aunque eso no cambia el gran rechazo que produjo entre los miembros del 8º Ejército, o que supusiera el colofón a una tremenda injusticia.

Águilas Gritonas (Screaming Eagles), Ilustrada por Dave Gibbons: Estamos casi al final de la 2ª Guerra Mundial, cerca de Austria. El pelotón del Sargento Estadounidense Brewer, miembro de la Compañía E (Easy) –apodados Las Águilas Chillonas–, recibe el encargo de inspeccionar una casa de campo cerca de la población de Grafau. Esta resulta ser el emplazamiento de un amplio depósito de obras de arte y objetos valiosos, fruto del expolio del régimen nazi. Para el que tenga curiosidad, la mejor fuente de información a la hora de conocer a esta compañía paracaidista tal vez sea la obra Hermanos de Sangre (Band of Brothers) del historiador Stephen Ambrose. Dicho trabajo sería adaptado para la televisión en forma de miniserie por la cadena americana HBO en 2001, bajo el mismo título. En ambas versiones se conocen a sus más destacados miembros, así como sus considerables hazañas. Pero la trayectoria de la Compañía E no concluyó en la segunda contienda mundial. De hecho su existencia se prolongó, aunque con sustanciales reorganizaciones, hasta el final de la guerra de Vietnam (1975). En la única historia protagonizada por fuerzas americanas, la trama hace hincapié en otro polémico aspecto de esta guerra como es el vergonzoso saqueo de obras de arte y distintas pertenencias de valor. Tales actos, además engordar colecciones germanas tanto públicas como privadas de forma indecente y gratuita, sigue en algunos casos aún hoy en día siendo materia de litigios.

Nightingale, Ilustrada por David Lloyd: En las gélidas aguas de Noruega, el destructor de la Royal Navy H.M.S. Nightingale forma parte de la escuadra que escolta un convoy de buques de suministros con destino a los puertos de Rusia. Siempre con la acosadora sombra del ataque de submarinos o bombarderos, los destructores intentan cumplir su cometido en unas aguas ya de por sí altamente adversas. Es a causa de la noticia de la presencia del temido Acorazado alemán Tirpitz, que el Alto Mando de la flota decide dispersar el convoy y enviar a sus buques de guerra a dar caza al adversario. Por desgracia tal orden no puede tener peores consecuencias. Situémonos por un momento. En 1942, Stalin reclamaba ayuda a los aliados para poder mantener el embate alemán. A las fuerzas occidentales les interesaba especialmente que esta situación continuase, ya que la resistencia del Ejército Rojo estaba causando que se destinasen más tropas a Rusia; frenando así a acometida del Mariscal Rommel en Egipto. De manera que los convoyes con ayuda no dejaban de zarpar. Tampoco durante el crudo en invierno. Y por esas mismas razones, las fuerzas alemanas pretendían por todos los medios frenar su llegada. Esta historia está inspirada los acontecimientos reales que acaecieron al convoy PQ-17, en verano de 1942, donde el miedo al acorazado Tirpitz -que en aquella ocasión nunca llegó a zarpar – hizo que el convoy se dispersara, quedando a merced de las fuerzas alemanas. El mensaje que la narración transmite, posiblemente sea reflejar la desesperación y ansiedad que llegaban a sufrir las tripulaciones embarcadas en aquellos navíos.


El temido acorazado alemán Tirpitz

J de Jenny (J for Jenny), Ilustrada por David Lloyd: El J de Jenny es un ficticio bombardero Avro Lancaster de la R.A.F.; uno de los muchos aeroplanos que despegaban cada noche con el objetivo de originar el mayor perjuicio posible a las infraestructuras industriales y militares alemanas. En este bombardero en particular conviven el Teniente de vuelo Ronald Page (piloto) junto al Sargento Thomas Stark (copiloto). Stark procesa sentimientos de culpa hacia las víctimas que causan unos proyectiles arrojados prácticamente a ciegas, así como Page parece estar satisfecho con las muertes enemigas. El resto de la tripulación, simplemente hacen su trabajo. El tema de los bombardeos es tal vez uno de los más polémicos de toda la guerra. Desde 1942 hasta la rendición de 1945, el castigo aéreo aliado a Alemania fue incesante. Aunque tampoco se puede olvidar que la aviación alemana (la Luftwaffe) había hecho lo propio poco tiempo atrás. Si bien los objetivos eran inicialmente militares, con mucha frecuencia la precariedad de las medidas de precisión existentes causaba gran número de víctimas civiles alemanas. Al final, este intento de frenar la maquinaria del Tercer Reich se cobró más de 500.000 fallecidos. Entre los episodios más dramáticos y cuestionados, está el tristemente célebre bombardeo de la ciudad alemana de Dresde. En este número se reflexiona sobre tan polémico comportamiento, y de la ética de devastar conscientemente núcleos urbanos para conseguir un objetivo militar. Por desgracia, el desenlace que tuvo la contienda en las ciudades de Hiroshima y Nagasaki nos demuestra que el acto del bombardeo no se consideraba en su momento impopular o vergonzoso. Aunque transcurrido el tiempo a muchos sí nos lo parezca.

Los Incursores (The Reivers), Ilustrada por Cam Kennedy: Desierto del África Occidental, año 1941. El Teniente Bill Nixon está al mando de una unidad de las S.A.S., las tropas de élite del ejército de su Majestad. Como adjunto está el también Teniente Johnny Barclay. Este militar se muestra cada vez más preocupado por la malsana devoción que toda la unidad procesa hacia su carismático líder; hasta el punto en que posiblemente darían su vida por él sin ni siquiera planteárselo. Por su parte, Nixon hace valer esa condición para llevar a cabo una arriesgada misión en el desierto egipcio contra los Afrika Korps. Para el jefe del comando sus hombres se han convertido en Incursores, la reencarnación de una temible banda de saqueadores que deambuló por la frontera inglesa y escocesa en el S. XIII. Bill Nixon los cree inmortales e intocables, aunque desgraciadamente sólo son humanos. Ni que decir tiene que estas fuerzas especiales han perdurado. Las S.A.S. (Special Air Service [Servicio Aéreo Especial]) se gestan en 1941 durante la campaña del desierto. Se trataba de pequeños grupos de élite muy bien adiestrados, que llevaban a cabo tareas de sabotaje tras las líneas enemigas. Los aeródromos fueron los principales objetivos para estos eficientes comandos, que viajaban en rápidos Jeeps modificados y a menudo soportaban varios días en las más inhóspitas condiciones de subsistencia. Sabedor de la fascinación del gran público por este tipo de unidades militares, Garth Ennis ya utilizó en 1998 a miembros de las S.A.S. dentro de su colección Hitman. Fue durante la saga Who Dares Wins (#23–28); aunque en este caso la trama tenía lugar en la actualidad.


Who Dares Wins, el lema de las S.A.S.

Cóndores (Condors), Ilustrada por Carlos Ezquerra: Y llegamos a la historia que seguramente al lector español le interesará en mayor medida, al estar ambientada en la trágica Guerra Civil Española de 1936. Estamos en 1938. Durante la Batalla del Ebro un grupo de soldados de lo más heterodoxo queda atrapado en la misma trinchera. Se trata del aviador alemán Joachim Reinert, que lucha por el bando nacional. De su mismo lado también tenemos a Thomas Kilpatrick, irlandés que forma parte de una facción fascista irlandesa que opera dentro de la Décimoquinta Legión Extranjera. Del bando opuesto encontramos a Billy Gardner, un inglés socialista pro-obrero y miembro de las Brigadas Internacionales. Y en medio de todos ellos encontramos a Juan Miguel Martínez, el único español, y perteneciente también al bando republicano. Todos ellos cuentan sus tristes vivencias y los motivos que les han hecho ir a parar a esa guerra. Al llegar su turno, el español les cuenta como presenció el horrendo bombardeo de Gernica (1937).

A estas alturas a nadie le será desconocido el conflicto intestino que fraccionó España entre el 17 de julio de 1936 y el 1 de abril de 1939. Aprovechando el descontento popular hacia la gestión del gobierno de la Segunda República, un grupo de militares golpistas emplazados en el borde más externo del país se sublevaron blandiendo consignas fascistas, ultracatólicas y conservadoras. En este bando rebelde y antidemocrático, autodenominado nacionalista, se encontraban muchos militares de carrera que por ser mediocres en su promoción, por ineptitud o por un ambicioso arribismo, habían acabado en Ceuta o Melilla. Donde se ascendía rápido y fácil. Gracias a diversas circunstancias, entre ellas el apoyo de otras naciones fascistas como Alemania o Italia; y a la neutralidad de democracias como la del Reino Unido o la de Francia, el bando nacionalista ganó la guerra y condujo a la arruinada nación a una dictadura militar que duró hasta 1975. La Guerra Civil Española se cobró más de 350.000 víctimas sumando las dos facciones.


La Muerte de un Miliciano, de Robert Capa.
Un verdadero icono de la Guerra Civil Española

El relato toma su título de la Legión Cóndor. Este sería el nombre que recibieron las tropas nazis enviadas a nuestro país a luchar junto al General Franco. El contingente estaba formado principalmente por efectivos aéreos, aunque también contó, en menor medida, con carros de combate y artillería. Por otra parte, las Brigadas Internacionales las formaron alrededor de 40.000 hombres, más otros 20.000 que realizaron tareas de apoyo y médicas. A Franco le asistió también la católica Irlanda con la Brigada del General Eoin O’Duffy, y los Os Viriatos de Portugal. Así que en la contienda, además de españoles, participaron en los diferentes bandos soldados marroquíes, portugueses, franceses, ingleses, irlandeses, alemanes y norte americanos. En cuanto a Cóndores, posee un marcado discurso izquierdista, en la que el idealismo (no siempre político) de los representantes republicanos se confronta a la apolítica postura de los soldados pro-nacionalistas. Aunque el verdadero trasfondo de la historia es la conmovedora descripción de la terrible situación por la que atravesaba toda Europa en aquellos años.

Arcángel (Archangel), Ilustrada por Gary Erskine: El protagonista del último capítulo es Jamie Mackenzie, un piloto de cazas Spitfire con mala estrella, que es destinado a apoyo marítimo. Para ello es adiestrado en el lanzamiento con catapulta de cazas Hawker Hurricane. Estos cazas eran transportados en los mercantes y lanzados cuando el convoy de suministros era amenazado. Es aquí donde nuestro piloto ha de llevar a cabo su misión de proteger a los suyos de la aviación nazi y conseguir aterrizar sano y salvo en Arcángel (Rusia), donde se encontraba el aeropuerto de Keg Ostrov. Estamos ante una de las más curiosas ideas de toda la Guerra. En dos años tuvieron lugar 175 viajes de buques equipados con catapultas para aviones Hurricane. Se lanzaron (literalmente, como si de un tirachinas para aviones se tratase) durante este tiempo ocho aviones, de los cuales seis vencieron a la aviación alemana que acosaba el convoy, casi siempre en inferioridad numérica. Por sorprendente que parezca, en todas estas operaciones tan sólo se perdió a un piloto aliado. Se trata tal vez del texto más idílico del tomo, con grandes hazañas y héroes, junto a un final clásico. Garth Ennis termina de esta manera haciendo las paces con su querido género bélico y demostrando que también puede seguir el patrón establecido cuando se lo propone.

La creación de las historias

Pese a la amplitud de temas que puede abarcar el género bélico, es sorprendente la fijación que existe hacia las historias de la 2ª Guerra Mundial. En este caso Ennis tiene bien claro la trascendencia de este suceso: “En el caso de la 2ª Guerra Mundial, se trata del evento más crucial en la historia del Siglo XX. Definió el resto del período y sus consecuencias se extienden hasta la actualidad. El drama que aconteció es de lo más escalofriante que nos podemos llegar a imaginar”. Así que este es un buen motivo de porqué tanto Ennis como otros escogen este conflicto para sus narraciones castrenses. Pero, ¿qué hizo que el guionista eligiera estas historias y no otras? “Debo reconocer que una de las cosas que encuentro admirables de los medios americanos es que han hecho un trabajo mejor que los europeos a la hora de mantener la memoria de la 2ª G.M. Supongo que, de alguna manera, estas historias son un esfuerzo por equilibrar algo la situación. Casi no hay soldados americanos en las tramas, de las ocho que he realizado, sólo una está protagonizada por los mismos. No es porque no me interesen, sino porque pienso que hay muchas historias no contadas protagonizadas por otros combatientes”. Siguiendo con el trasfondo de cada aventura, que nadie se moleste en descubrir si los personajes existieron realmente, porque los argumentos son absoluta ficción. “Todas las historias son por completo ficción, pero están basadas en hechos constatados. […] Los detalles técnicos son tan precisos como ha sido posible, pero las idiosincrasias de las personas que aparecen son ficticias. […] Ninguno de los argumentos está basado en narraciones que alguien me haya contado directamente”.

Respecto a la tarea de documentación, al autor irlandés no le pareció un tema demasiado problemático: “Utilicé gran cantidad [de bibliografía], pero he estado leyendo sobre esta materia toda mi vida. Muchas ideas están inspiradas en los cómics que leí de niño, las cuales despertaron mi interés y causaron la búsqueda de estos temas de lectura en mi tiempo libre. Conocía muchas de las cosas de antes, así que sólo fue cuestión de releer los detalles para estar seguro de que todo estaba correcto antes de empezar a escribir”. Aunque el trabajo de los dibujantes también ayudó en gran medida. Chris [Weston] y Gary [Erskine] se volvieron locos buscando información, la cual en muchas ocasiones me gustó aprovechar”. Continuamos descubriendo más cosas de los dibujantes: “Cuando empecé con las primeras cuatro historias, fue difícil decidir el autor que iba a escribir cada una de ellas. John Higgins fue el primero, porque tenía la idea de Los Tramposos del Día D desde hacía un par de años y ya se lo había comentado cuando trabajamos juntos en Pride and Joy para Vertigo. […] Cóndores surgió hablando con el editor Dan Raspler un par de años antes. Al comentarle que iba a realizar estas historias, Dan sugirió que estaría bien crear una entrega para Carlos Ezquerra sobre la Guerra Civil Española, lo cual hizo poner a trabajar mi mente. Carlos ha estado dibujando cómics durante 20 o 30 años, y pese a ser de España nunca ha dibujado una historia sobre su país de origen. Es un placer poder haberle dado la oportunidad de dibujar material sobre la Guerra Civil”.

La versión española viene presentada en una lujosa edición cartoné que contiene, además de las historias junto a sus portadas originales, un impagable epílogo donde Garth Ennis desglosa uno a uno los secretos de cada entrega. Además, el volumen termina con una detallada bibliografía facilitada por el mismo autor y un – como de costumbre – serio e interesante artículo de nuestro compañero José Torralba. Cabe decir que la edición está muy cuidada, facilitando aún más su disfrute. Afortunadamente, en esta ocasión la edición de Planeta se encuentra perfectamente al nivel de la envergadura de la obra.

Un excepcional elenco de dibujantes al servicio de Garth Ennis

Uno de los elementos más admirables de este proyecto es el selecto grupo de dibujantes por los que Garth Ennis se hace acompañar a la hora de dar la réplica gráfica a sus guiones. Ilustres figuras del cómic como Dave Gibbons (Watchmen) o David Lloyd (V de Vendetta) acompañan a consolidados autores como Carlos Ezquerra (Juez Dredd) o Chris Weston (Los Invisibles). Todos los autores nos ofrecen su mejor nivel. El apartado de adaptación de uniformes, vehículos y armas es considerablemente bueno. En el ámbito de narrativa, como acostumbra a suceder en los trabajos de Ennis, el dibujo avanza con fluidez y expresividad.

Como solemnes momentos a nivel de ilustración se podría destacar las espectaculares batallas de tanques y cazas plasmadas por Chris Weston y Gary Erskine respectivamente; el realismo con el que muestra David Lloyd la actividad dentro de un bombardero; o la interpretación del cuadro Gernica de Picasso que realiza Carlos Ezquerrra. Estos son tan sólo algunos ejemplos de los notables momentos que el tomo contiene a nivel gráfico. Como contrapunto se podría señalar la aportación algo simplista que Cam Kennedy realiza en Los Incursores. Aunque los momentos de acción contienen mucha fuerza, un dibujo un tanto vacío de elementos contrasta con el resto de trabajos esmeradamente detallistas de sus compañeros.


Propuestas gráficas diferenciadas

Opinión Personal

Con satisfacción he de reconocer que lo he pasado francamente bien leyendo (y releyendo) Historias de la Guerra. Los relatos aportan datos y situaciones poco conocidas, dentro de un tema tan manido como apasionante que es la 2ª Guerra Mundial. Y de postre encontramos unas excelentes notas del autor, de las cuales reconozco no he podido resistir la tentación de utilizarlas para elaborar este artículo. Sin embargo, la obra resulta ser a grandes rasgos una ficción bélica donde se ha sustituido el tradicional rol del ejército americano por las tropas británicas. Salvo en tres relatos, las narraciones cuentan básicamente historias de ingleses, irlandeses o escoceses. Se pierde de esta manera la posibilidad de hacer una obra que aporte una visión global del conflicto desde múltiples puntos de vista. Otro capital contraste es el hecho de presentar una trama en muchos casos innovadora pero orquestada con personajes bastante tópicos y planos. Ennis, famoso por crear carismáticos hombres y mujeres, se basa para esta obra en estereotipos del género que no sorprenden ni están en algunos casos a la altura del argumento. Además, los diálogos resultan igualmente secos y funcionales, carentes de la brillante entidad que consiguen en otras obras del guionista. De manera que se puede considerar que en Historias de la Guerra encontramos la faceta más seria y académica de Garth Ennis, sacrificando para ello mucha de la frescura y sorpresa que habitualmente aportan sus personajes. Aunque no por esto último este tomo deje de ser una obra más que digna dentro de la carrera del autor irlandés.

La continuación de Historias de la Guerra

Tras la atención despertada por estas historias bélicas, hace ya un tiempo conocimos la relativa continuación de esta idea por parte de Garth Ennis. En esta ocasión el proyecto lleva por título Garth Ennis: Battlefields, y su publicación tiene lugar en la editorial Dynamite Entertainment. La idea consiste básicamente en publicar una suerte de miniseries del mismo modo centradas en la 2ª Guerra Mundial, con un espíritu bastante similar a las ficciones publicadas en Vertigo. La producción hasta la fecha está siendo fecunda. Hemos asistido a historias dedicadas a los combates aéreos (Happy Valley, Night Witches); a confrontaciones entre carros de combate (Tankies) o a la campaña asiática (Dear Billy). De manera que todo aquel que haya disfrutado con este denso volumen y esté deseoso de continuar leyendo la faceta más bélica de Garth Ennis, puede intentar hacerse con estas nuevas obras.


Battlefields, La semicontinuación del proyecto.

Enlaces recomendados

Artículo en la Wikipedia (en inglés).
Entrevista a Garth Ennis en Newsarama (en inglés).
Artículo de José Torralba incluido en el tomo.
Completo Repaso a la trayectoria de Ennis en su ficha de la Ed. Dynamite (in english, of course).

Última actualización de este artículo: 23 de enero de 2010

Leave a Reply

25 Comentarios en "Historias de la guerra: Una original visión del género bélico"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Cannonball

Estooo… ¿por qué no se ha traducido Nigthingale como Ruiseñor? por poner alguna pega, digo :p

Raul Martin

Hola Cannonball, que madrugador. En respuesta a tu consulta, no te puedo dar una explicación. En la edición de Planeta no se ha traducido Nigthingale, aunque si se ha hecho lo propio con el nombre de otros vehículos como el bombardero “J for Jenny”, por ejemplo. Es por ello que he dejado el título tal cual. Entiendo que ha sido una decisión del traductor.
No tengo el volumen ahora mismo a mano, pero juraría que en ese relato se ha optado por mantener el nombre de todos los navíos en su inglés original.

Zicmu

Siento no haberme leído el artículo más q por encima, pero me gusta leer los cómics lo más virgen posible. No obstante, al ojear el artículo he buscado si estaba en este tomo una historia de guerra q leí de Garth Ennis hace tiempo y q m dejó un buen regusto. Metía de por medio bastante el tema de Dios, los ángeles, y había una espada celestial de por medio y no mucho más recuerdo, la verdad XDDD.

Está incluida? Si no es así… esas otras historias de guerra se sabe si serán recopiladas más o menos pronto?

jsa

Zicmu, si no me equivoco esa historia de la que hablas es “La Brigada de la Luz” que publicó Norma en un tomo unitario pero el guionista no es Ennis, es P. Tomasi (el mismo de Black Adam, Nightwing y Green Lantern Corps).  

Almenglo

Los dibujantes de sus nuevos trabajos en Dynamite¿Estan bien?

Raul Martin

Zicmu, tal vez jsa tenga razón y no se trate de una historia de Ennis. La verdad es que el cómic que comentas no me suena de nada. Por supuesto que no he leído la extensa obra del guionista al completo, pero creo tener bastante controlado al autor. Necesitaría más datos para indagar con propiedad y así poder responder a tu cuestión.

De todas maneras, este volumen contiene todo el material bélico publicado en Vertigo (salvo Las Aventuras de la Brigada de Fusileros, que al ser una parodia no tendría sentido incluirlo en esta recopilación), así que no habrá más obras de este tipo. Al menos hasta que se publiquen los Battlefields de Dynamite.

granputulu

Saludos

Estaba interesado en comprarme el tomo, pero ya tengo los de Norma (en algún lugar del armario, pero como para buscarlos ahora)

¿Alguien podria decirme cuantos de los 8 números publicó Norma en su momento?

Gracias por anticipado

Zicmu

Cierto, cierto, jsa tiene razón, Raúl. En cuanto ha dicho el título me ha sonado muchísimo y una búsqueda rápida en google lo ha confirmado. Se me han cruzado completamente los cables al leer “Ennis” y “guerra” XD.

Muchas gracias a los dos;).
Saludos!

Howl

No sabia nada de esto, tiene buena pinta

John Space

A veces, Ennis aburre un poco cuando empieza a hablar de la camaradería y amistad masculinas entre soldados estadounidenses en guerra, pero es bueno ver que aún hay buenos cómics bélicos, y que Ennis, cuando quiere, puede escribir historias serias.

granputulu

Muchas gracias, Raúl

la verdad es que me tienta, pero con tanto novedad estos meses…

veremos

samanosuke

¿Sabríais decirme con seguridad si al hacerme con el segundo TPB americano lo tendría todo junto con lo de Norma? Es que viendo las descripciones y los autores del tomo por internet no me queda nada claro…

Raul Martin

Hola Samanosuke, como he comentado más arriba. La edición de Norma comprendió el Vol. 1 USA + Condors del 2º Vol. De manera que  lo único que tendrías repetido es este último.

Parábola Durden

No tenía pensado comprarlo pero me has medio convencido con tu artículo. Creo que lo compraré un mes que me encuentre holgado y haya pocas novedades (sí, puede ser el próximo siglo).

Felicidades y gracias por el artículo. No me cansaré de repetir que lo q más agradezco y más me apetece leer de esta página q tanto visito son las reseñas. Sé q debe ser lo más trabajoso y tedioso de elaborar, pero es lo mjor. Más reseñas y menos seguimiento al milisegundo de sagas americanas!! 😉

JackHawksmoor

A mi personalmente me gusta Ennis, y tengo la primera edicion de WAR STORY… y no me gusto nada. Muy malos todos los capitulos menos curiosamente el de la Guerra Civil. Es para los yanquies este comic. Me jode mucho cuando Ennis ensalza los valores americanos en plan patriota y cosas asi, siendo irlandes encima y siendo los valores de los USA algo que brilla por su ausencia desde siempre.

Raul Martin

JackHawksmoor, yo te recomendaría que revisaras la obra (o que leyeras la opinión personal del artículo), porque la obra no puede ser muy pro-yanki. Principalmente porque sólo una de las ocho historias está protagonizada por tropas americanas (y la imagen que proyecta tales soldados es contradictoria). Precisamente, queda resaltado que el autor procede del Reino Unido al estar la mayoría de las historias protagonizadas por ingleses, escoceses e irlandeses.

Para mi gusto, Cóndores también es uno de los mejores capítulos. Principalmente por el buen desarrollo de los personajes, los diálogos fluidos y la profunda radiografía que se realiza de la situación que padecía Europa en ese momento.

nachof

No conocía estas historias y, en general, me han gustado bastante. La edición de Planeta, a priori, parece cara, pero luego se da uno cuenta que este cómic tiene 460 páginas, que es en tapa dura, con explicaciones sobre cada episodio, bibliografía, reseña sobre el autor, y entonces se da uno cuenta que, de cara, nada de nada. Las ediciones de Norma de cada episodio costaban 4 o 5€ cada una si no recuerdo mal, en formato prestigio. Solo hecho a faltar reseñas sobre los dibujantes y alguna portada original que falta. Por lo demás, edición perfecta.

Saludos.

JackHawksmoor

Ok,Raul,me lo leere otra vez porque hace ya…a lo mejor llevas razon y todo.Ya te contare.De todas formas la reseña me ha gustado,lo que pasa que me acuerdo que me decepcione mucho cuando lo lei y me gaste un pastizal en la serie(jejeje),pero tendre que volver a leerlo.

Spirit

Saludos a todos;

Yo quería criticar bastante el continente, sin entrar en el contenido que considero lo mejor del Ennis “serio”, que también lo puede ser cuando la ocasión lo requiere. Son historias cortas bastante antibelicistas donde vemos la crudeza de la guerra y la nobleza de quienes no han tenido otra opción que particpar en ella.

Pero bueno, a lo que iba; el continente. Me parece una vergüenza el aprovechamiento que hace Planeta. De las 8 historias, como ya se ha dicho, 5 han sido publicadas por Norma. Pero no es que hayan sido publicadas; es que han sido saldadas y en casi cualquier sitio las puedes encontrar por 2 euros a día de hoy.

Meter las 8 hostorias en un único tomo al alegre precio de 35 euros, me parece un abuso. A quien le hayan gustado las anteriores historias y quiera leer las tres inédtias ha de pasar por caja cargando con que tiene un 60% de material repetido.

Por supuesto, nadie obliga a nadie a comprarlo, y el tomo queda muy bonito con todas las historias juntas y tal. Pero creo que en estos tiempos de crisis las editoriales deberían hacer un esfuerzo para que las librerías estén llenas de productos asequibles. Y si eso implica publicar el tomo 1 tal y como se hizo en USA, con las primeras 4 historias, y el que las tenga pueda prescindir, perfecto, ya vendrá el tomo 2 con las inéditas (a excepción de una, pero eso ya es más asumible).

No sé….a mí esta política de exprimir al lector me da que hace que cada vez más gente se aleje de las librerías. Es como el two in one de Grant Morrintson; mata a tu novio y el misterio religioso a la vez, para quien le interese sólo una haya de hacer un desembolso mayor, o meter tropecientos comics en un tochal….

En fin, dar mi toque de atención al respecto. Un saludo

Grijaldo

Ciertamente eso de tener que comprar dos veces un comic debido a distintas ediciones por aquello de tener la coleccion completa es una putada,pero a favor de esta WarHistories hay que decir que teniendo en cuenta los precios de Norma,este tomo casi sale barato.
Yo me lo pillaré esta semana y el domingo iré al rastro a desacerme de los que ya tengo de Norma,así de facil,y lo mismo para Astro city.

GEORGOS

“Ciertamente eso de tener que comprar dos veces un comic debido a distintas ediciones por aquello de tener la coleccion completa es una putada,pero a favor de esta WarHistories hay que decir que teniendo en cuenta los precios de Norma,este tomo casi sale barato.
Yo me lo pillaré esta semana y el domingo iré al rastro a desacerme de los que ya tengo de Norma,así de facil,y lo mismo para Astro city.”

Estoy completamente de acuerdo con el compañero Spirit ya que las cinco historias de Norma las tienes saldadas en muchos sitios a 2 € por lo que el desembolso por las tres historias inéditas me parece desorbitado.

Por cierto, que tengas suerte y consigas un buen pellizco en el rastro por un material que te darán cuatro “perras” utilizando posiblemente la cantinela que es material que se ha publicado recientemente. Así de “fácil” está el mercado hoy en día…

Grijaldo

No si yo tambien estoy de acuerdo con Spirit,punto por punto además,pero que quieres que te diga,si Norma hubiese sacado en su dia todos los comics,el precio final hubiese sido si no superior,si muy cercano al de este tomo y sin ser un tomo(La verdad es que no me acuerdo a cuanto iban pero siendo Norma está claro que baratos no eran),por eso recalco lo del precio de esta edición,que para el que no tubiese los de Norma,está bastante bien.

En cuanto a mí,pues que se le va a hacer,repito,es una putada,pero suy un forofo de las historias de Ennis por un lado y de las belicas por otro,así que no me queda otra.

Y bueno,si me dan 10 pavos voy que ardo,pero ya sabemos que dura es la vida del puto fan en este pais,es lo que hay.

Dr. Fleming

¿Alguien sabe si vamos a ver el pelo por aquí pronto a la saga Battlefields de Ennis? Supongo que los cómics de Dynamite aquí en España se publican a través de distintas editoriales, así que no sé si sería Planeta la que se encargaría de ello…

Juan Luis Daza

Tengo el tomo de Planeta de War Stories comprado desde hace tiempo. A ver cuando me lo leo del tirón.
Y lo que debería de hacer Ennis en género bélico y auspiciado por Marvel es resucitar la grandiosa The Nam y meterla en el sello MAX, de ahí saldría algo cojonudo seguro.

wpDiscuz