#ZNCine – Crítica de Animatrix. Cogito, ergo anime

Revisitamos Animatrix, una serie de cortometrajes de animación que ampliaron la mitología de la franquicia y sirvieron como puente para el desenlace de la trilogía

Por
0
1070

Dirección: Andrew R. Jones, Shin’ichirō Watanabe, Mahiro Maeda, Yoshiaki Kawajiri, Takeshi Koike, Kōji Morimoto, Peter Chung.
Guión: Lilly Wachowski, Lana Wachowski, Shin’ichirō Watanabe, Kōji Morimoto, Yoshiaki Kawajiri, Peter Chung.
Música: Don Davis, Rupert Parkes.
Fotografía: Animación.
Duración: 102 minutos.
Productora: Madhouse, DNA, Silver Pictures, Square USA, Studio 4°C, Warner Bros. Animation.
Nacionalidad: Estados Unidos.

Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación destripa Animatrix por completo. Esta es tu última oportunidad, después ya no podrás echarte atrás. Si tomas la pastilla roja te quedarás en el país de las maravillas y yo te enseñaré hasta donde llega la madriguera de conejos. Recuerda, lo único que te ofrezco es la verdad, nada más.

El pasado mes de abril reseñábamos en esta misma sección Love, Death + Robots, una antología animada creada por Tim Miller (Deadpool) para Netflix que contaba con 18 cortometrajes y exploraba diferentes géneros como la ciencia-ficción, la comedia o la fantasía. A pesar de ser un formato poco convencional el resultado fue más que satisfactorio con una crítica especializada que ensalzó el producto y un boca a boca que ha conseguido asegurar una segunda temporada. Pues bien, a no pocos espectadores su visionado les retrotrajo a Animatrix, un collage moderno del año 2003 con influencias occidentales y, principalmente, orientales que ampliaba la mitología de Matrix mediante la animación. A lo largo de nueve historietas, tanto las tramas como la estética rindieron tributo al cómic, al anime japonés y al ciberpunk.

Animatrix salió directamente en formato doméstico (VHS y DVD, con los años llegaría también en BR) y sólo El último vuelo de Osiris pudo verse en pantalla grande. Concretamente, se proyectó antes de la cinta El Cazador de sueños, dirigida por Lawrence Kasdan. Las hermanas Wachowski escribieron cuatro historias y produjeron el total de episodios. Se descartó la imagen real y en las diferentes piezas se pueden disfrutar de diversas técnicas de animación tales como la digital o el anime tradicional japonés.

Elementos como las granjas humanas, la reprogramación, los fallos en Matrix, la realidad paralela o la génesis del conflicto hombre/máquina son las bases sobre las que se cimentan el conjunto de los cortometrajes. Para que el proyecto se hiciera realidad, las Wachowski, con la ayuda de un Michael Arias afincado en Japón, juntaron a grandes directores de animación en el país del sol naciente tales como Sinichiro Watanabe, Peter Chung o Koji Morimoto, este último supervisor de la animación de Akira. Para que la continuidad fuera total, Don Davis volvió a encargarse de la banda sonora. Sin más preámbulos, repasamos lo que dieron de sí los nueve cortometrajes.

EPISODIOS

1. EL ÚLTIMO VUELO DE OSIRIS (THE FINAL FLIGHT OF THE OSIRIS)

Comienza la historia con un entrenamiento en un programa de simulación cuyo escenario es similar al dojo en el que Morfeo instruía a Neo. En este caso, los protagonistas son Tadeus y Jue, que utilizan katanas para irse desnudando poco a poco en una de las escenas más sensuales de toda la franquicia. Sin embargo, cuando la danza está a punto a su clímax, el entreno es interrumpido por los centinelas. Comienza una persecución cargada de acción que culmina cuando salen a la superficie, un enorme cementerio infestado de los amenazantes “calamares”. No sólo eso, sino que los tripulantes de la nave Osiris (prima hermana de la Nebuchadnezzar) descubren que unas máquinas perforadoras están tratando de llegar a Zion. Jue entrará en Matrix para dejar un mensaje antes de sacrificarse. En el juego Enter The Matrix, serán Niobe y Ghost quienes recojan el aviso. En este corto se optó por la animación digital con personajes que parecen casi humanos y para ello se contrató al equipo de la película Final Fantasy, de Hironobu Sakaguchi por el realismo de sus personajes. Andy Jones fue el director de este capítulo que encaja perfectamente en la continuidad de Matrix.

2. EL SEGUNDO RENACIMIENTO. PARTE 1. (The Second Renaissance: Part 1)

Tras una introducción un tanto lisérgica, que simboliza una puerta que lleva a los archivos visuales, se cuenta la historia de la humanidad antes de la rebelión de las máquinas. Con aroma a Terminator, el hombre vuelve a ser arquitecto de su propia destrucción. Las máquinas trabajaban incansables para los humanos que las trataban vilmente. Como consecuencia de esto, germinó la semilla del descontento. B1-66ER fue el primer robot en sublevarse y acabó matando a un humano. Tras el juicio, los líderes de los hombres quisieron exterminar a todos los androides. Con las revueltas, se nos muestras diversas escenas grotescas, cargadas de violencia y crueldad contra las máquinas. Desterrados por los hombres, las máquinas crearon su propio país en el Golfo Pérsico llamado Cero-Uno ante la impasible mirada de los hombres que prefirieron que el mundo se dividiera antes que cooperar. Esta historia expande la mitología de Matrix a la perfección y como precuela funciona a las mil maravillas. Se crearon personajes basados en ilustraciones tradicionales del budismo japonés y el diseño de la introducción, mencionado anteriormente, fue gestado como una visión del Mandala (diagrama simbólico que en el budismo representa la evolución del universo respecto a un punto central). Su director, Mahiro Maeda, se inspiró en Babilonia y la Antigua Roma para crear una sociedad humana en auge, pero a la vez decadente. Para seguir la línea del cómic de Matrix, el diseño de los androides trabajadores fue el mismo. Con la creación del citado país Cero-Uno, podemos ver a las máquinas fabricando máquinas.

3. El SEGUNDO RENACIMIENTO. PARTE 2. (The Second Renaissance: Part 2)

Aunque los embajadores robots propusieron en la ONU una convivencia pacífica, esto no fue aceptado por la humanidad. Se contraatacó con un bombardeó nuclear a Cero-Uno pero la radiación no afectaba a las máquinas. La guerra no se hizo esperar y los hombres decidieron destruir el cielo para privar a las máquinas del sol, su mayor fuente de energía. Una vez hecho esto, los seres humanos planeaban desmantelar todos los robots mientras estos estuvieran fuera de servicio (Operación Tormenta Oscura). Sin embargo, el resultado fue otro. Si en la primera mitad, los humanos eran los que trataban a los robots como objetos, en esta segunda parte es al revés. Las máquinas se vengan después de haber sido explotadas durante tanto tiempo creando una plaga con un virus desconocido, diseñado para matar humanos uno a uno. Finalmente, como necesitan la energía de estos, dejan de aniquilarlos para mantenerlos con vida y así poder extraer las corrientes eléctricas que fluyen por sus sistemas nerviosos. La horrenda visión de los campos repletos de vainas humanas que ya pudimos ver en Matrix, aquí si cabe es aún más grotesca. Las máquinas dejan de tener forma humanoide para adaptar una apariencia única. Maeda (director de Blue Submarine nº 6) temió que la escena final con la destrucción de la ONU y Manhattan fuera cortada por el 11S, aunque el storyboard se hizo anteriormente. Nos encontramos ante la primera historia que las hermanas Wachowski firmaron para este proyecto. Las infernales escenas bélicas toman como referencias Vietnam o la Plaza de Tiananmen. El objetivo de Maeda era que la gente reflexionase sobre el tipo de violencia que nos autoinfligimos como especie.

4. HISTORIA DEL CHICO (Kid’s Story)

Una vez más, el tema de la realidad sale a la palestra. El joven protagonista de esta pieza tiene sueños que le hacen dudar de qué es real y que no lo es. Como pasara con la captación de Neo en Matrix, el chico recibe respuestas en su ordenador personal. Una vez llega al instituto, recibe varias llamadas para advertirle de que está en el punto de mira. Los agentes hacen acto de presencia y gracias a su gran habilidad con el skate, va dejándoles atrás. Sin embargo, al encontrarse rodeado en la azotea, se lanza al vacío como profetizaba su sueño. Se celebra su entierro en Matrix pero, sin embargo, despierta en el mundo real siendo el primer caso de auto-substanciación. A pesar de que las hermanas Wachowski no querían que ningún autor dirigiera más de una historia, a Shinichiro Watanabe se le dio la opción de que se encargara de otra pieza (además de Historia de detective) bien con un guion propio, o bien eligiendo uno de las hermanas. Finalmente se decidió por este guion que lleva la firma de las autoras de Matrix. Watanabe, aburrido de la apariencia de la calidad visual y de la animación tradicional, no quería usar el estilo típico del anime, por lo que se optó por un estilo más crudo. Esto supuso un proceso largo y laborioso, pero se consiguió gracias a que había presupuesto y tiempo extra. El realismo del comienzo pasa a difuminarse según avanza la trama para terminar con una realidad elástica. En la parte de las acrobacias con el skate se quería enseñar cierto realismo pero que, a su vez, sus limitaciones se expandieran. Keanu Reeves pone su voz a Neo, a modo de cameo, al final del capítulo.

5. PROGRAMA (PROGRAM)

Cortometraje bellísimo a nivel visual gracias a la animación en dos dimensiones en su potencial máximo y el uso del color. Ambientada en el mundo samurai. Como ya pasara en el comienzo de El último vuelo de Osiris, arrancamos en el programa de simulación y se nos vuelve a plantear el dilema de elegir un mundo virtual sin sufrimiento o un mundo real lleno de calamidades. Como ya hiciera Cifra en Matrix, Duo parece haberse vendido a las máquinas seleccionando la primera opción e intenta corromper a Cis. Esta, con todo el dolor de su corazón, le atravesará con la katana. Sin embargo, al desconectarse, comprobará que todo ha sido una prueba. El encargado de llevar a buen puerto esta delicia fue Yoshiki Kawajiri, director de Ninja Scroll o Vampire Hunter: Bloodlust.

6. RECORD MUNDIAL (WORLD RECORD)

Sólo la gente más excepcional puede ver Matrix. Esa es la premisa de la que parte este episodio. Para tener la revelación, los “enterados” deben poseer mucha intuición, sensibilidad y naturaleza inquieta. Rara vez se consigue dicho conocimiento por otros medios. El protagonista de esta historia, recordman mundial de 100 metros lisos, intuye que algo no va bien. Al final de una carrera, está a punto de liberarse de Matrix pero los agentes toman los cuerpos de sus rivales para impedírselo. Acaba en el hospital y recibe el alta en un estado semicatatónico ante la atenta mirada de los agentes que están convencidos de que no despertará. Sin embargo, se levanta de la silla de ruedas al salir, dejando que el espectador interprete el final a su gusto. Takeshi Koike (responsable de la serie animada de Iron Man y director de esta entrega) se inspiró en la Sagrada Familia de Gaudí para diseñar el estadio donde tienen lugar las carreras. A modo de curiosidad, Brad Pitt sirvió como referencia para un personaje secundario muy parlanchín llamado Tom. La deformidad muscular de los atletas supuso un reto mayúsculo pero lo superaron con nota gracias a una animación que, una vez más, coqueteaba con el realismo pero, a la vez, se alejaba de él. En el guion original, el enfoque no estaba en la carrera, sino en el despertar del personaje principal, pero las Wachowski pensaron que esa idea se asemejaba demasiado a la que pudimos ver en la primera entrega de la trilogía. “¿Y si le hacemos fracasar?” plantearon las hermanas.

7. MÁS ALLÁ (BEYOND)

Mientras una joven habla por teléfono, su gata se pierde a la hora de comer. Cuando su dueña sale a buscarla, un grupo de niños asegura que ha acabado en una casa encantada. Este lugar abandonado es un fallo de Matrix y, como consecuencia de esto, tienen lugar diversas anomalías en dicho escenario. Un perro a medio hacer, lluvia con cielo despejado, la gravedad que va por su cuenta… cuando las máquinas se dan cuenta de la situación mandan a un agente para que lidere la operación de reestructurar el área sellando la zona. Koji Morimoto, director con fama de gustarle demasiado el alcohol, es el máximo responsable de esta pieza que tardó más de dos año en completar. El guion fue del mismo Morimoto. Las Wachowski le dieron el visto bueno siempre y cuando la protagonista fuera un personaje feliz, que no se plantease la realidad.

8. UNA HISTORIA DE DETECTIVE (A DETECTIVE STORY)

Nos encontramos ante una trama 100 % noir. El Detective Ash, cansado de trabajar persiguiendo infidelidades, consigue un caso para acabar con todos los casos, ¿su objetivo? Encontrar a Trinity. Al desconocer quién es el cliente que le quiere contratar, decide no aceptar el encargo, pero un pago suculento hará que cambie de opinión. Su voz en off nos guía en esta historia en la que descubrirá que no es el primero que intenta atrapar a este objetivo pero sus tres predecesores acabaron suicidándose, volviéndose loco o, simplemente, desapareciendo. Tras seguir una serie de pistas que le empujan a seguirla al otro lado del espejo, Ash termina encontrándola en un tren. Trinity consigue sacarle un localizador del ojo como ya hizo a través del ombligo de Neo en Matrix. Sin embargo, es demasiado tarde y los agentes les pisan los talones, tanto es así, que uno de ellos trata de tomar a Ash. A Trinity no le queda otra que dispararle para, posteriormente, acabar fugándose del tren. Dirigido por Sinichiro Watanabe (Cowboy Bebop) este corto recuerda a los capítulos antiguos de The Twilight Zone. Carrie Anne-Moss prestó su voz al personaje animado, mientras que se tomó Chinatown, de Roman Polanski, como modelo para la banda sonora.

9. MATRICULADO (MATRICULATED)

En esta pieza se nos presentan unas nuevas maquinas llamadas corredores. El mundo real es el escenario elegido para la trama más compleja de Animatrix que exigirá al espectador mucha atención en su visionado. Tras enfrentarse y derrotar a dos máquinas, los humanos deciden interconectarse con una de ellas para tratar de que empatice y de esta forma pueda autoreprogramarse (al contrario de lo que sucedía en la trilogía). Peter Chung (Aeon Flux) es el encargado de escribir y dirigir este corto que no quería que se interpretara como una historia de un robot. Chung entró tarde en el proyecto puesto que sustituyó a un compañero que salió del mismo pero pudo hacer lo que quiso aunque no tuvo demasiado tiempo. Matriculado destaca por su carácter abstracto. El mundo imaginado resulta psicodélico a nivel visual y seremos partícipes de un viaje cuasi onírico.


Animatrix no sólo completa, sino que agranda el macrouniverso creado por las hermanas Wachowski. Con el tiempo se ha convertido en un clásico de culto atemporal cuya calidad está fuera de toda duda y que encaja a la perfección con la trilogía cinematográfica a pesar de tener episodios mejores y peores. Aunque durante su lanzamiento se habló de una posible continuación denominada Animatrix Reloaded o, incluso, un largometraje con las mismas características, estos nunca tuvieron lugar. Una lástima. A continuación os animamos a que participéis en una encuesta para que podáis elegir vuestro cortometraje favorito.

¡Es la hora de la encuesta!

No existen preguntas sin respuesta, sólo preguntas mal formuladas... ¿Cuáles son vuestras piezas preferida de Animatrix?

View Results

Cargando ... Cargando ...
Dirección: Andrew R. Jones, Shin'ichirō Watanabe, Mahiro Maeda, Yoshiaki Kawajiri, Takeshi Koike, Kōji Morimoto, Peter Chung. Guión: Lilly Wachowski, Lana Wachowski, Shin'ichirō Watanabe, Kōji Morimoto, Yoshiaki Kawajiri, Peter Chung. Música: Don Davis, Rupert Parkes. Fotografía: Animación. Duración: 102 minutos. Productora: Madhouse, DNA, Silver Pictures, Square USA, Studio 4°C, Warner Bros.…
Dirección - 7.5
Guión - 7
Apartado visual - 8
Banda sonora - 6.9

7.4

A pesar de que es difícil valorar Animatrix en su conjunto puesto que cada pieza cuenta con un equipo y temática diferente, esta expansión del cosmos creado por las hermanas Wachowski es de obligado visionado para todo fan que se precie de la franquicia. Si bien es cierto que este producto cuenta ya con casi 20 años, sigue luciendo de forma fenomenal sin dar síntomas de claro envejecimiento.

Vosotros puntuáis: 9.58 ( 8 votos)

Déjanos un comentario

Please Login to comment