Vertigo en el mercado del cómic adulto 2011

Por
30
635

Hace ya un año que publicamos nuestro análisis de la línea Vertigo en el mercado del cómic adulto y las cosas han cambiado mucho desde entonces. ¿Cómo habrá afectado al sello adulto de DC Comics la cancelación de títulos? ¿Está Image consiguiendo sustituirlo? ¿Qué tal quedará DC Comics tras el cierre de WildStorm? Intentaremos responder a estas y otras preguntas a lo largo del presente artículo; artículo para el que se ha seguido escrupulosamente la misma metodología del año pasado: tomar como base los comic-books consignados como MR (mature readers) en los listados de estimación de venta de ICv2.com para las tiendas especializadas durante el período enero-abril de 2011. ¿Qué carencias tiene pues el documento? Referirse sólo al mercado directo, manejar datos de distribución y no de venta real a lectores, analizar únicamente la grapa (analizar los TPBs es enormemente complicado), y asumir el sello Mature readers como lecturas adultas sin importar el motivo de tal calificación (puede otorgarse meramente por la inclusión de sexo, violencia o lenguaje malsonante). ¿Todo claro?

Pues empecemos con unos pocos datos generales: actualmente en Estados Unidos se publica un volumen de títulos de estas características que ronda las 60 cabeceras (similar al 2010), de las cuales coexisten una media de 36 al mes (frente a las 45-50 del año pasado). Además, salvo contadas excepciones, hay que decir aquí que para encontrar el primer título para lectores adultos en el ranking de 300 cómics más vendidos hay que bajar habitualmente poco más allá del puesto 40 (Los Muertos Vivientes, generalmente), encontrándose el grueso de títulos por debajo del escalón de los 20.000 ejemplares –puesto del 70 al 90 del ranking– vendidos al mes (el año pasado el escalón era el de los 25.000). Si atendemos al número de títulos ofrecidos por las editoriales tendremos en primera posición a Image Comics (25%), arrebatándole el cetro a una Vertigo que se contenta con el 20% de las cabeceras y dejando en tercer lugar a Marvel Comics con un 17% de las mismas. El resto se lo reparten por orden Avatar Press (10%), la DC Comics no Vertigo (7%), Dynamite Entertainment (3%) y otras editoriales (18%).


Ahora bien, antes de extraer conclusiones conviene matizarlas con una figura que introducimos este año como novedad y que hace referencia al porcentaje que sobre el volumen de títulos que coexisten al mes en las tiendas especializadas le corresponde a las distintas casas. En este sentido Vertigo sigue siendo la dominante con un 35% de los títulos, seguida de Image Comics (22%), Marvel Comics (16%), Avatar Press (6%), Dynamite Entertainment (6%), la DC Comics no Vertigo (3%) y otras editoriales (12%). ¿Cómo interpretamos esto? Sencillo: Vertigo reduce el catálogo que le ofrece a sus lectores pero sigue manteniendo gran regularidad en lo que concierne a su periodicidad y se sigue basando en colecciones de largo recorrido, mientras que Image gana terreno a base de exhibir músculo en series y mucha miniserie pero es menos regular a la hora de ponerlas en el mercado. El caso de Marvel, por su parte, es ejemplar: cumple la periodicidad de las mensuales y bimestrales con rigor, aunque a veces los títulos de Mark Millar le jueguen malas pasadas. Las demás… poco más que testimoniales.


Pero vayamos a lo que todos estáis esperando: los porcentajes sobre el volumen de ventas en el período considerado. ¿Quién gana? Aparentemente hay un empate entre Vertigo e Image en el 29% de ejemplares vendidos, pero quedarse únicamente en eso sería poco riguroso. Para contextualizar el dato de forma justa hay que decir que el año pasado Vertigo obtenía el 35% en la distribución de ventas, mientras que Image sólo conseguía el 17%. Más aún: Vertigo vendía en el mismo período de 2010 entre 185.000 y 195.000 ejemplares al mes, mientras que este año se contenta con estar entre los 110.00 y los 145.000. ¿Qué ha ocurrido aquí? Pues lo que todos deducíamos y ahora confirmamos: cancelaciones, ausencia de reemplazos, agotamiento de algunas cabeceras y un nivel cada vez más bajo en el interés de las propuestas. Respecto a la tercera en discordia, Marvel sigue en su línea: con un 23% de los títulos vendidos en el período demuestra que tal vez no sea la que más publica, pero sí la que mejor vende lo que edita. El cuadro se completa con el enorme batacazo de una DC sin WildStorm (del 8% de 2010 pasa al 1% en 2011), un descenso considerable de Avatar Press (del 9% al 4%) y un ligero aumento tanto de Dynamite –llamativo Garth Ennis mediante– como del resto de editoriales (del 5 al 7% en ambos casos).


Toca ahora repetir jugada y evaluar editorial por editorial para desentrañar sus títulos más potentes y establecer así de forma más precisa en qué se basan sus números. Os invito pues a un paseo por los catálogos de comic-books adultos que las distintas casas ofrecen al lector USA, empezando por la línea Vertigo de DC Comics…

VERTIGO

Hablando claro, el pasado año fue uno de los peores para la línea Vertigo desde que se fundó allá por 1993. Tres editores en la calle, cancelaciones a porrillo (1, 2, 3, 4), el paso de algunos personajes clásicos al UDC, una SDCC’10 decepcionante, el cierre de la línea de novelas gráficas… y a todo ello se le une un descenso en ventas y cuota de mercado. Un panorama desolador que no hace sino dar más bombo a las opiniones de que, o mucho cambia la cosa en la próxima SDCC’11, o DC Comics va pegarle el cerrojazo al sello. En términos de éxito editorial, y siguiendo los tramos que establecimos el año pasado, a día de hoy Vertigo sólo tiene dos productos exitosos (>15.000 ejemplares mensuales): Fábulas (18.811) y American Vampire (16.168 ejemplares en abril), a los que se suma con cierto trabajo la segunda miniserie de Cenienta (13.668). Asimismo, buena parte de sus colecciones recientes están ahora mismo en el tramo de ventas medias (7.000-15.000 ejemplares al mes): The Unwritten (11.028), iZombie (10.727), la incombustible Hellblazer (9.417), Sweet Tooth (8.361) y House of Mystery (7.096). Y, finalmente, en el tramo de ventas deficientes (<7000 ejemplares mensuales) nos encontramos con Northlanders (6.983), Scalped (6.272) y DMZ (6.581), más experimentos como Vertigo Resurrected (2.783).


¿Cancelaciones a la vista? No estoy seguro. DMZ y Scalped obviamente no porque terminarán el año que viene, pero el panorama para House of Mystery y Northlanders sería francamente preocupante si no fuera porque reducir aún más el catálogo sería casi suicida. En cualquier caso, cuando debuten la dos series pendientes que tiene Azzarello en la línea (Spaceman más otra aún secreta con Daniel Zezelj) todo podría ocurrir. ¿Otros detalles a tener en cuenta? Pues, por destacar algo, la insatisfactoria vuelta a los orígenes que ha experimentado la línea (vuelven a predominar la magia y la fantasía, aunque con mucha menos imaginación a los guiones) y el definitivo palo a un Brian Wood que no ha conseguido consolidarse como el guionista estrella que prometía ser. Lo dicho: o mucho cambia la cosa este año o veo a Vertigo siguiendo los pasos de la extinta WildStorm. Una pena…

IMAGE COMICS

Todo lo que hemos dicho al respecto de Vertigo funciona a la inversa para la impresionante trayectoria de Image. Actualmente es la editorial que más títulos pone en el mercado, la segunda en volumen mensual de títulos y es capaz de hablarle de tú a tú a Vertigo en lo que se refiere a ventas. Los motivos son variados: una política de contratos creator owned y de libertad creativa que atrae a los nuevos talentos (hasta el Scott Snyder de American Vampire ha recalado ya junto a Scott Tuft en Image para publicar Severed), una apuesta por las series limitadas –miniseries y maxiseries– para diversificar la oferta sin dar tiempo a perder lectores con un amplio recorrido editorial, y la omnipresencia de sus productos estrella. Por una parte, Los Muertos Vivientes consigue estabilizarse con más de ochenta entregas por encima de los 30.000 ejemplares por número al tiempo que ha conocido una reimpresión semanal de sus primeros números bajo la cabecera The Walking Dead Weekly. Por el otro, los premios y la crítica han aupado las entregas de Chew por encima de los 12.000 ejemplares. Y, finalmente, productos como Invencible o la notablemente exitosa Morning Glories –que no entran dentro de los MR sin que eso signifique que no puedan ser disfrutadas por adultos– proporcionan una sólida base económica para arriesgar en nuevos proyectos.


Por lo demás, este año Image ha dado todo un golpe sobre la mesa: Choker (un hardboiled de lo más raro), Sweets (sobre un asesino que opera en la Nueva Orleans pre-Katrina), el final de Turf (gángsters, vampiros y aliens en los años 20), Daomu (terror sobrenatural y mitología china a lo The Darkness), Nonplayer (fantasía basada en los juegos de rol multijugador tipo WoW), Blue Estate (un thriller de mafiosos y asesinos por contrato), Green Wake (terror en pequeñas ciudades rurales), Orc Stain (espada y brujería al otro lado del tablero), Bomb Queen vol. 6 (sobre una supervillana que tiene el control completo de una ciudad), Carbon Grey (I Guerra Mundial, regusto steampunk, chicazos guerreros), Hack/Slash (sobre una muchacha que caza asesinos slashers acompañada de un ayudante misterioso de nombre Vlad), Butcher Baker: The Righteous Maker (desconcertante historia sobre un superhéroe retirado al que visitan Dick Cheney y Jay Leno para que vuele una prisión de supercriminales)… un panorama abrumador al que sólo se le pueden poner dos pegas: la primera, que estas series suelen oscilar entre los 3.000 y 7.000 ejemplares mensuales –aunque las tiradas de Image son más pequeñas que las de Vertigo–, y la segunda que, con honrosas excepciones, se suelen quedar en la superficie de lo que cuentan.

MARVEL COMICS

La clave del éxito para Marvel Comics sigue siendo exactamente la misma que la del año pasado: versiones distintas de personajes emblemáticos (PunisherMAX, DeadpoolMAX), adaptaciones de otros medios (la videojueguil HALO, la literaria Anita Blake), el bueno de Bendis (tanto en Powers como en la novedosa Scarlet) y vía libre a Brubaker en Criminal e Incognito. Propuestas a las que, por cierto, este año se ha sumado directamente desde Image el refrescante Casanova de Fraction, Bá y Moon. No vende muy bien (5.808 ejemplares en abril) pero es la única lectura inédita a la que le tengo verdaderas ganas. A ver si Panini se anima un día de estos.


¿Ya está? Pues no; para nada. Y es que, como también dijimos en 2010, aquí el que salva los números –y de qué manera– es el rompecarteras de Mark Millar, que todo lo que toca lo convierte en oro puro: más allá de Superior, nada más y nada menos que 62.235 ejemplares vendió en marzo el segundo número del volumen II de Kick Ass. Todo un #11 en el Top 300 de Diamond que debe de tener a Marvel más contenta que Gollum con un anillo de inscripciones rúnicas. Y atención que vienen curvas: un proyecto secreto, épico “como Star Wars” y dibujado por nada más y nada menos que Frank Quitely; una “deconstrucción” del género de espionaje con Dave Gibbons a los lápices; y… Supercrooks, dibujada por Leinil Yu y que contará, atención, la historia de un grupo de supervillanos que, hartos de ver sus planes frustrados por los superhéroes estadounidenses, deciden dar un golpe en Madrid. Adaptación de esta última dirigida por Vigalondo, por cierto. Sí, se van a poner las botas.

OTRAS EDITORIALES

El panorama en el resto de editoriales ha sido arrasado, metafóricamente, por un tsunami. Por una parte, DC Comics –sin contar Vertigo y con WildStorm caída en combate– sobrevive con adaptaciones de videojuegos como God of War, Gears of War, Assassin’s Creed o Deus Ex, todas en la franja que va de los 2.000 a los 5.000 ejemplares vendidos por número USA. Por la otra, Avatar Press se ha estrellado en su afán de sustituir a la línea Vertigo y, Neonomicon de Alan Moore aparte, apenas cumple sus propias expectativas: intenta sacarle petróleo a una franquicia que se mueve alrededor de los 10.000 ejemplares sin Garth Ennis (Crossed 3D, Crossed: Family Values, Crossed: Psycopath… toda en manos de un irregular David Lapham), intenta abordar el género histórico con poca fortuna (muy decepcionante el Caligula de David Lapham) y se apunta al carro de la moda zombie con miniseries de Night of the Living Dead. Así las cosas, lo único que me llama la atención es la miniserie de cuatro números Captain Swing, del siempre reconfortante Warren Ellis (8.849 ejemplares vendidos en marzo).


Y con esto y un bizcocho, sólo nos queda una Dynamite Entertainment que se resume en un nombre: Garth Ennis, bien en The Boys, bien en la nueva Jennifer Blood (que funcionan medianamente bien). ¿Qué hay del resto? Pues, adaptaciones de fenómenos mediáticos (True Blood, Suicide Girls, Metalocalypse) y viejas glorias (Hellraiser, The Strange Case of Mr. Hyde) aparte, muy poco. Hay por supuesto productos refrescantes –AIDP, Atomic Robo, Lock & Key, RASL, The Sixth Gun, el Terryverso– pero poca renovación. Archaia Comics está dando alguna que otra sorpresa como Feeding Ground, Top Cow va al terror psicológico fácil con cosas como Echoes y Radical Publishing lo intenta sin mucho éxito –no sube de los 2.000 ejemplares– con cosas cabeceras como Earp: Saints of Sinners (Sam Raimi le ha puesto ya el ojo) o Ryder on the Storm (terror sobrenatural).

CONCLUSIONES

Cuando hace bien poco le preguntábamos a Garth Ennis por su distanciamiento de la línea Vertigo de DC Comics nos respondió en términos de libertad creativa (en torno al 60-70%) y condiciones económicas (mejores en otras casas), sí, pero también soltó la siguiente perla: “En estos momentos –y no sé si esto es cierto– los cómics americanos están viviendo un tiempo de crisis. Es algo que pasa en ciclos de tres años en tres años. Y creo que esta vez la víctima va a ser el tipo de colecciones adultas que publica la línea Vertigo. Creo que el hecho de que no vendan bien va a generar recortes en la línea y que Vertigo va a sufrir severas limitaciones. Si sobrevivirá o no, es algo que no sé. Y creo que a cambio veremos a un montón de dibujantes y guionistas hacer desviarse del camino a los superhéroes para hacerlos un poco más violentos y un poco más sexuales. Eso es lo que va a pasar esta vez”.

Si tras observar estas líneas el lector se toma la molestia de tachar mentalmente de este texto los cómics que buscan explorar la oscuridad superheroica a base de violencia, sexo y tacos (Watchmen y TDKR mal entendidos) y el terror sobrenatural o zombi con pretensiones (también lo hay del que cumple sobradamente con su propuesta, como es el caso de Los Muertos Vivientes) caerá en la cuenta de que puede salvar poco, muy poco, de la quema. Y aun lo que pueda salvar estará condicionado por unos nombres –Brubaker, Ennis, Ellis, Morrison, Moore– que no son precisamente los de unos recién llegados (nuevamente excepciones aparte, que haberlas haylas).


Reconozcámoslo pues: el comic-book adulto en el mercado directo está en franca decadencia. Actualmente sólo hay dos editoriales que siguen apostando seriamente por el modelo de serialización en grapa: Image, que viene pisando relativamente fuerte, y una Vertigo que está a punto de renovarse o morir. En ambas, no obstante, se aprecia cierta crisis de ideas y una falta de creatividad en los nuevos autores que ha conseguido que, salvo excepciones notables, la generación de la Invasión Británica no sólo no se haya jubilado sino que siga siendo el valor más seguro para el comprador. Y para rematar los males, se une el hecho de que el recopilatorio en TPB “por defecto” está generando algunas malas pasadas: funciona bien, tiene largo recorrido y posee mayor distribución, sí, pero está condicionando a) una estructura de arcos argumentales dilatada, con mucha relevancia argumental de los números –es fácil perderse si nos saltamos uno– pero poca entidad de esos mismos números por sí mismos, b) la desaparición del stock de atrasados en las tiendas especializadas, y c) una estructura que favorece al producto consagrado o a las series regulares destacadas pero que penaliza especialmente al producto discreto.

¿Soluciones? Serialización digitalizada, rescate de géneros, nuevos autores con ganas de contar cosas desde la ficción y vuelta a la concepción clásica del TPB (concederlo sólo en determinados casos y no a renglón seguido del cierre de arco en todas las regulares del momento). Una utopía, desde luego, que se podrá o no compartir. Las editoriales, sin embargo, van a probar una nueva jugada a juzgar por lo que hace Image, lo que ya se está implementando en American Vampire y lo que se va a probar con Spaceman: tomar como base la maxiserie más o menos cerrada –incluso para las regulares– y facilitar así tanto la producción de TPBs casi autoconclusivos como el freno de la caída de lectores a medida que se suceden los números individuales (casi todas las colecciones debutan con nuevos números y se empiezan a hundir pasadas las diez o quince primeras entregas). ¿Qué creo que va a ocurrir? Que con estas medidas el lector esperará, aún más si cabe, al recopilatorio. Veremos cómo acaba todo esto.

30 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
sherifmet
sherifmet
Lector
28 mayo, 2011 20:15

creo que esta encuesta le cerro la boca a muchos que decian que marvel editaba comics muy infantiles y nada para el publico adulto…..

Tachuela
Tachuela
Lector
28 mayo, 2011 20:39

Lo que Torralba dice es que Marvel publica también cómics para el público adulto. No se refiere al público al que van dirigidos las series de Spiderman, X-men, etc.

sherifmet
sherifmet
Lector
28 mayo, 2011 20:45

lo se , pero decian que todos los comics que publicaban eran infantiles…
y hablo de todos , punisher max , criminal , kick ass y demas….

KURT
KURT
28 mayo, 2011 21:12

BIEN POR IMAGE!!!

static
static
28 mayo, 2011 21:29

Ahí está la clave: Image apuesta por lanzar miniseries de seis números “creator-owned” con bajas tiradas que se agotan rápidamente; (así pueden poner en su publicidad “AGOTADA LA 1ª EDICIÓN. ¡YA A LA VENTA LA SEGUNDA!”; que vale, algunas pueden ser un pelotazo, pero ¿¡todas!?), y gracias al tirón de The Walking Dead pueden permitirse arriesgar más. Vertigo no tiene ese lujo; (Fábulas vende, pero ni de lejos las barbaridad de ejemplares en TPB, hardcover y recopilatorios varios que generan los zombies de Kirkman). Como cancelen Northlanders, y el año que viene no tengan preparado un reemplazo para DMZ y Scalped, DiDio les cierra el kiosco; (otra cosa que habrá que agradecerle al Señor de las Tinieblas)…

carapocha
carapocha
28 mayo, 2011 21:49

Mis felicitaciones por el artículo, una pasada Torralba.
Realmente interesante, creí que The Unwritten vendía mejor pero bueno, habra que ver si de verdad anuncian nuevas series o esta claro que a Vertigo la terminan por hundir, DC hace mucho que dejo de apostar por algo que no sean los superheroes puros.
Marvel no termina de apostar por el cómic adulto y mira que lo que saca le funciona de maravilla, yo pensaba que ahora que contaban con el apoyo económico de Dsiney probarian un oquito más, a ver si Alonso cambia un poco las tornas aunque no lo parece, este a mamado tanto de Quesada que me parece que los cambios seran pocos y ninguno.
Avatar se ha dedicado a sacr cómic polemico por sacar, por mucho que sean de guionistas conocidos ninguno parece haberse esforzado demasiado y todo se ha quedado en una premisa interesante. El único cómic que ha ido a algo mas (Crossed) lo han convertido en franquicia cuando pienso que por la naturaleza de la obra no podía serlo.
Dynamite cuenta con el comodin Ennis, que siempre funciona y hace comics como mínimo divertidos (y ultimamente parece que The Boys puede aspirar a algo bueno).
Y por último la gran triunfadora es Image, que no solo vive de las rentas de Kirkman sino que poco a poco pone productos interesantes, esta compañia es una pasada la evolución que ha tenido.
Ha ver si el año pasado cae otro artículo como este y podemos comparar una vez más, me voy corriendo que la 2ª parte de la final debe estar al caer, saludos!!

quitus
quitus
Lector
28 mayo, 2011 21:50

¿soy el único que ha entrado en el post con las manos en el paquete?

PEDRO ANGOSTO
28 mayo, 2011 22:08

Me voy a reir mucho comparando las ventas de Hellblazer (10000) con el Brightest Day Aftermath…
Iros despidiendo de la serie de Hellblazer por que pronto va a quedar obsoleta frente a las apariciones del personaje en DC.
Cada “bollocks” le cuesta a DC 30.000 tebeos menos.
No sale rentable, en definitiva, mantener el tono “ADULTO” (como si el que escribiese Alan MOore en Dc hubiese sido infantil, vaya…
 
 
 

lord deu
lord deu
29 mayo, 2011 4:31

creo que esta encuesta le cerro la boca a muchos que decian que marvel editaba comics muy infantiles y nada para el publico adulto….
Una cosa es que se lea MR, en la portada y otra distinta que sea adulto.
 

Phantomas
Phantomas
Lector
29 mayo, 2011 11:24

Pues más allá de una cierta crisis general del sector (que se nota si lo comparamos con el año pasado), Vertigo se está llevando un buen repaso…
 
Pero es que, además, miro el catalogo y ufff… ¡Qué pereza! A ver si Spaceman anima algo el tema. Y cosas como Northlanders, que además no tiene una historia global que contar, es carne de cancelación fijo.
 
Image parece tener series con premisas interesantes, habrá que ver cuales son las que de verdad valan la pena para cuando las publiquen aqui.
 
De Marvel, además del Incognito de Brubaker y del Casanova de Ba, Moon y Fraction, me interesa la de Millar con Quitely (y a priori más por este último). Pero está claro que, gustos personales aparte, Millar da muy buen resultado en ventas.
 
Del resto poco que comentar.
 
Personalmente estoy de acuerdo con Ennis en que lo que está ocurriendo ahora mismo es, fundamentalmente, que hay una crisis de ideas inmensa en lo que se refiere al comic-book para adultos, tendiendose a una simplificación en los argumentos al mismo tiempo que un incremento de la violencia explicita. Para mi, encontrar esos autores que renueven el mercado (como ha podido hacer Brubaker) es la principal solución. Sin eso, por mucho que cambien las fórmulas editoriales, hay poco que hacer

Juanjo Palacios
29 mayo, 2011 15:32

Grandísimo artículo José, te has currado un análisis muy completo.
Enhorabuena!

Raúl Martin
Lector
29 mayo, 2011 15:41

Este artículo demuestra lo que ya intuía cualquiera que siga el mature reader USA. La política que está realizando Image y Vertigo actualmente son una verdadera antítesis. Image es caótica y ecléctica, sin una identidad definida ni ningún tipo de rumbo editorial. Pero está apostando tanto por el talento puro y duro, a por todas con el autor, que propuestas como Los Muertos Vivientes, Chew o Morning Glories consiguen consolidarse. Mientrastanto, Vertigo busca regularidad, una pauta definitoria y una imagen corporativa consistente. Pero el ingenio se está quedando por el camino. Y, reconozcámoslo, hay un par de autores actualemente (Wood y Willingham) que están teniendo más influencia editorial de la que deberían.
 
La forma de arreglar esto es sencilla, que los editores se pongan las pilas y nos traigan nuevos Y The Last Man, Fables y Preachers. Cosas que puedan competir con Los Muertos Vivientes, Kick-Ass, Lock & Key, etc. De lo contrario, como han dicho más arriba, van a cerrar el chiringuito fijo.
 
Respecto a Marvel y su Mature Reader, es lo mismo que con sus superhéroes. Consigue buenas ventas y resultados, pero casi sin premios ni respaldo de la crítica.

static
static
29 mayo, 2011 17:49

El problema es que Vertigo no quiere abrir el puño y permitir que los autores conserven los derechos de sus creaciones, así es como Image ha podido atraer nuevos talentos; (fijaos en Matt Fraction, cuando Image canceló Casanova por las bajas ventas Fraction cogió la serie y se la llevó a Icon, el sello Marvel para adultos, donde sigue publicándose). Así es como Image ha logrado codearse con las grandes en las listas de ventas; si fueras editor, ¿qué preferirías? ¿Embolsarte un 10 % de las ventas de The Walking Dead, o un 70-80 % de las de DMZ? Incluso aceptando que por cada pelotazo como TWD Image se haya comido una docena de colecciones que han acabado cancelando, creo que a la larga compensa apostar por dar más dinero a los autores: cuanto más venda tu cómic, más ganas. Así de fácil. Y eso al final repercute en la calidad del producto. Basta con fijarse en lo que da de sí Kirkman en sus series con Image y lo que hacía en Marvel, cuando parecía que escribía con el piloto automático puesto.
 
Vertigo ha cometido el error de imitar a DC cuando debería estar fijándose en Dynamite, Image o Avatar; y eso va a pasarle factura, ya lo veréis…

Tiegel
Tiegel
29 mayo, 2011 23:07

Mi madre, no me puedo creer lo poco que vende Scalped… ¡Si es mi serie favorita hoy en día!

Clavos
Clavos
Lector
29 mayo, 2011 23:33

Bueno, es probable que tanto Northlanders (comienza un arco de nueve números) como House of Mystery ‘terminen’ en torno al número 50. Esto unido al fin pactado de Jack de Fábulas en ese mismo número, rebaja un poco el tope del ‘fin natural’ de Vertigo de 60 números a 10 menos. Aún así, creo que es un buen número para una serie del sello en los tiempos que corren. Eso sí, se están quedando sin series; si quieren apostar de nuevo por ellas en lugar de la novela gráfica, deberían estar anunciando nuevas a punta pala, que Scalped y DMZ terminan de aquí a nada también…
Del resto de editoriales, no sé, muchos nombres pero me da a mí que poca sustancia: mucho superhéroe malote pasado de vueltas, zombies y vampiros (dos géneros que también están en Vertigo ahora mismo, por otra parte). ¿Merece algo realmente la pena, más allá de Los Muertos Vivientes? ¿RASL? ¿Chew? ¿Locke & Key? ¿Morning Glories? ¿Casanova?

sherifmet
sherifmet
Lector
29 mayo, 2011 23:34

ehh , diisculpen mi ignorancia , pero ocmo vertigo imitaria a dc si vertigo es una liena de la dc misma?

nenoskoda
nenoskoda
Lector
30 mayo, 2011 0:30

Así es como Image ha logrado codearse con las grandes en las listas de ventas
 
Según los pedidos del Previews, Marvel vende un 42% del total, DC un 32% e Imagen suele andar rondando el 5%, un poquito más que Dark Horse, IDW y Boom!
A excepción de TWD, las series Image andan entre 5.000 y 8.000 ejemplares mensuales.

Phantomas
Phantomas
Lector
30 mayo, 2011 0:51

Según los pedidos del Previews
 
Hombre, nenoskoda, yo creo que static se está refiriendo al tema del que habla el articulo, los comics adultos en el mercado USA, donde Vertigo e Image tienen un 29% de las ventas y Marvel un 23% (ver artículo)

nenoskoda
nenoskoda
Lector
30 mayo, 2011 1:45

Pues tienes razón, perdona Static.

Raúl Martin
Lector
30 mayo, 2011 8:06

Clavos, ando un poco desconectado de las independientes en los últimos meses, pero así a bote pronto yo recomendaría Carbon Grey (Steampunk) y Nonplayer (realidad virtual), curiosamente ambas de Image. Se trata de productos principalmente sustentados en el dibujo, ¡pero qué dibujo! Ambas son dignas de Vertigo, aunque tal vez sea pronto para afirmarlo al llevar pocos números. Pero aún y así son productos innovadores con una calidad que despuntan (al menos gráficamente, repito).
Y mientras Image se la juega con dos productos +/- originales e interesantes, Vertigo se dedica a publicar temas tan sobados como cómics apocalípticos, de vampiros o zombis.

reecom
reecom
30 mayo, 2011 11:24

Como siempre grandisimo articulo Jose.
 
Tocara espera unas semanas para conocer en San Diego el devenir de Vertigo, esperemos tener al menos un par de buenas noticias.
 
Una duda que tengo, aqui en España los titulos de Image se negocian de forma individual, no?

Raúl Martin
Lector
30 mayo, 2011 18:34

Gracias por incluír links de mis artículos José. Como he dicho, Carbon Grey y Nonplayer me han venido antes a la mente casi sin pensar. Bien sé que se trata de cómics medianos, y no están entre los más urgentes a la hora de publicarse por aquí. Aunque también opino que funcionarían muy bien en nuestro país. De lo inédito actualmente, para mí lo más inconcebible es, como tu apuntas, The Sword y Casanova. Yo añadiría además LOCAL de Brian Wood y sobre todo el Battlefields de Garth Ennis.
Sin embargo, he de reconocer que de Carbon Grey me ha gustado mucho su nº2, la historia no es tan tópica y el arte sigue quitando el aliento. De Nonplayer sólo he leído el primer capítulo, y sinceramente la velleza gráfica es abrumadora. Otras cosas que también están bien son The Stuff of the Legend (tipo Fábulas, pero mejor dibujado) y The 6th Gun (una mezcla entre Wild Wild West y Hellboy).

carapocha
carapocha
30 mayo, 2011 19:08

mmm Sword pinta muy bien pero planeta ya intentó publicar Girls de los mismos autores sin éxito ninguno, aun recuerdo que el primer tomo lo regalaron con un cómic de los muertos vivientes y si ni así se promociono imagino que poca salida le verian.
Lo que no comprendo de ninguna forma es como no publican Battlefields teniendo a Ennis al frente, y seguro que algun día caera Casanova, estaran esperando el recoloreado de Marvel y a que Fractión venda algo más, yo apuesto a que la cosa cambia con Fear Itself.

Gimli
Gimli
30 mayo, 2011 21:20

¡Felicidades por el articulo! Creo que una manera de que sean conocidas aquí las series que comentas, es que hableis de obras de editoriales mas pequeñas mas habitualmente. Quiza así las editoriales españolas se animen a publicarlas.

Phantomas
Phantomas
Lector
30 mayo, 2011 22:34

The Stuff of the Legend (tipo Fábulas, pero mejor dibujado)
 
Alucinado me dejas Raúl….