Vertigo Bazar: Fábulas y más fábulas

Por
20
687
 

Edición original: jun. 2008; Vertigo (DC Comics).
Edición España: dic. 2008; Planeta DeAgostini.
Guión: Bill Willingham.
Dibujo: Mark Buckingham, Aaron Alexovich.
Entintado: Steve Leialoha, Andrew Pepoy, Aaron Alexovich, Mark Buckingham.
Portadas: James Jean.
Color: Lee Loughridge.
Rotulista: Todd Klein.
Precio: 14,95 € (Rústica, 240 págs.)

 

Post de referencia. Fábulas: La otra vida de los cuentos.

Hacía mucho tiempo que la línea Vertigo, e incluso Fábulas en particular, pedía un tomo como éste: un arco argumental amplio de nueve números –con un pequeño interludio gráficamente a cargo de Aaron Alexovich– que desarrolla una historia compleja sin especiales, rellenos o artistas invitados por doquier. Sólo una buena trama, los personajes de siempre y el equipo creativo habitual (Willingham, Buckingham y entintadores conocidos) dando lo mejor que tienen y dejando literalmente en evidencia a cualquier otra colección que osara publicarse en el mismo mes. Todo eso es lo que encontraréis en esta El Buen Príncipe que, partiendo de la figura del Príncipe Ambrose –vulgo, Papamoscas–, funciona como reflejo pacifista de las sangrientas aventuras que emprendiera El Chico de Azul en Tierras Natales. La edición de Planeta DeAgostini, por cierto, sobresaliente: buena traducción (excepto algunas cosas sorprendentes como que se traduzca “we are five” como “somos cinco” en un cumpleaños), buenísima reproducción, lista de títulos precedentes, los ya clásicos recordatorios, todas las portadas originales… sólo hay que lamentar que el personaje de el Príncipe Encantador se traduzca como Príncipe Azul pero, por un lado, debiera haber sido la traducción desde un primer momento y, por otro, como hablamos de una fábula que ha conocido muchos nombres, podemos imaginarnos simplemente que los usa indistintamente. Sé que parece justificar (más bien ignorar) un fallo conceptualizándolo, pero bueno… Eso sí, hay que celebrar la iniciativa de romper los títulos gemelos y escoger el nombre más lírico –El Buen Príncipe y no El Príncipe Bueno– para el cómic.

¿Cuál es el núcleo de la trama en este volumen? Pues bien, como ya supimos en Hijos del Imperio, Geppetto y sus generales han jurado destruir Villa Fábula y anexionarse el mundo mundano. Se prepara una guerra sorpresa que aspira a ser muy rápida. Pero lo que ignora el Imperio es que Villa Fábula conoce también, gracias a la eficiente Frau Totenkinder, todos esos planes, y que esperan dar el primer golpe. Lo que nadie había previsto es que un actor hasta ahora secundario cobrase un papel inicial y decisivo en el conflicto: Papamoscas, con sus trágicos recuerdos recuperados, planea vengarse de lo que las huestes invasoras le hicieron a su familia… pero como quiera que los ajustes de cuentas sólo traen desgracias, su opción será la de recuperar su Reino de forma pacífica y aplastante. Así, auxiliado por el mismísimo Lanzarote –Lance– y provisto tanto de Excalibur como de una fantástica armadura, el antaño Príncipe Ambrose levantará un ejército de espíritus caídos (entre los que se encuentran viejos conocidos) y comenzará una gesta tan ardua como impresionante.


Portada completa

Un momento ¿Papamoscas? ¿El conserje? Pues sí. Como acabáis de leer, el arco argumental más largo de Fábulas en lo que llevamos hasta ahora está protagonizado por un personaje que hasta el momento ha sido un simple secundario. Mark Buckingham al habla: “Lo interesante de Papamoscas es que nunca nos propusimos que fuera un personaje central de la serie… de hecho, Bill [Willingham] lo inventó para que fuese un personaje en segundo plano sobre el que articular algún que otro chiste; es más, cuando escribió la historia de ‘La Marcha de los Soldados de Madera’ tenía en mente matar a varios personajes y Papamoscas era uno de los que iba a morir en la gran batalla. Así que primero le pedí a Bill que no le hiciese sangrar demasiado, y después le dije directamente que si Papamoscas moría, él también [risas]. Por fortuna Bill lo salvó. Y desde entonces, creo que basándose en mi reacción y en la de otros muchos lectores para los que el personaje era su preferido, empezó a pensar en serio en su historia y en sobre cómo podría desarrollarla. Así es como durante la gestación de ‘Hijos del Imperio’ Bill encontró un maravillo concepto –en base a la historia dibujada por James Jean en ‘1001 Noches de Nevada’– para hacer de él uno de los personajes más importantes de la colección”. Esto explica, entre otras cosas, la dedicatoria de Willingham que puede leerse en el tomo español (página de créditos, abajo a la derecha).

En cualquier caso, en referencia a la frase final de Buckingham (que por cierto, se casó y vive en Gijón) cabría preguntarse ¿lo han conseguido? La inexorable respuesta es: y tanto que . Partiendo de unos personajes muy queridos y con el magnífico escenario que suponen las Tierras Natales (Willingham ha conseguido que tengamos por ellas tanta nostalgia como sus legítimos habitantes ¡curioso!) el arco argumental se construye como una épica historia de espada y brujería en la que no faltan actos heroicos y majestuosas batallas. Todo con unos elementos referenciales tan claramente identificables como la reciente historia del Estado de Israel (el guionista ya expresó hace tiempo sus simpatías por el mismo), la travesía del desierto que el mismo pueblo emprendió de la mano de Moisés en el Éxodo o, por supuesto, el célebre pasaje de El Señor de los Anillos en el que Aragorn convoca a los espectros de El Sagrario para que combatan por él a cambio de saldar sus deudas con Isildur. Una auténtica delicia


Reuniendo a las huestes

En lo que al aspecto gráfico se refiere, siempre en evolución, Buckingham afirma que éste es el tomo en el que por fin ha desarrollado, a base de entintado, la mezcla perfecta de realismo, cartoon y dinamismo que requiere el dramatismo de la serie, algo patente especialmente cuando aparece el taller de soldados de madera de Geppetto. Por lo demás, podemos ver cómo en este número el dibujante asienta definitivamente los bordes ilustrados que introdujo tímidamente en otros arcos argumentales, y que han sobrevivido hasta convertirse en una de las características primordiales de su trabajo. La pequeña contribución de Alexovich, por su parte, se queda en una mera curiosidad naïf e infantil centrada en los cachorros de Blanca y Lobo que resulta refrescante para la estética unitaria del resto del material, y que redunda en esa intención de ofrecer diversas interpretaciones gráficas de los personajes de cara a conservar su condición etérea.


El taller de Geppetto

En definitiva, una gozada que ningún seguidor de la serie debería perderse y que convencería a cualquiera de que hay que leer esta colección sí o sí. Sin duda alguna, el mejor tomo Vertigo del año y, posiblemente uno de los mejores arcos que ha visto este 2008. Para los que queráis leer a Willingham hablando brevemente sobre él, aquí os dejo una entrevista. Además, os aconsejo echarle un ojo a la web oficial de James Jean, porque las portadas de este volumen son alucinantes hasta para él. Y, como siempre, no puedo sino recomendar encarecidamente que os paséis por la web Diarios de Villa Fábula y en particular por su excepcional y completísima galería de originales.



 

Edición original: jun. 2008; Vertigo (DC Comics).
Edición España: dic. 2008; Planeta DeAgostini.
Guión: Bill Willingham, Matthew Sturges.
Dibujo: Tony Akins, Russell Braun, Andrew Robinson.
Entintado: Steve Leialoha, Bill Reinhold, Andrew Robinson.
Portadas: Brian Bolland.
Color: Daniel Vozzo, Lee Loughridge.
Rotulista: Todd Klein.
Precio: 9,95 € (Rústica, 128 págs.)

 

Post de referencia. Fábulas presenta: Jack

Hablar de este El Príncipe Malo acarrea grandes complicaciones. Primero la descripción, que es lo más fácil: el presente volumen está compuesto en su mayoría por un único arco argumental si exceptuamos la última entrega, dedicada a narrarnos la vida de Jack cuando fue Jack O’Lantern en lo que viene a ser un preludio de sus próximas aventuras que, además, bebe bastante del arco Malos hábitos de Hellblazer. Como suele ser habitual, la historia principal queda a cargo de Tony Akins (auxiliado por Russell Braun ocasionalmente), del entintador Steve Leialoha (al que Bill Reinhold le presta la misma ayuda) y del colorista Daniel Vozzo, correspondiendo a Andrew Robinson y Lee Loughridge la entrega especial. Destacar además que Brian Bolland se convierte en portadista regular en sustitución de un James Jean que, para qué nos vamos a engañar, se echa mucho de menos. La edición de Planeta, absolutamente correcta.

¿De qué va El Príncipe Malo? Lo que tenemos en los cuatro números que componen el arco principal es una historia gemela a El Buen Príncipe en la que vemos a Jack arreglándoselas con la espada Excalibur, que ha sido clavada literalmente en su pecho al haberse convertido el protagonista en un centro neurálgico de todos los cuentos (y el elemento principal de la leyenda artúrica es la espada, cierto, pero también la piedra). No obstante, hay que aclarar que lo que tiene el lector por delante no es un crossover; es decir, no hace falta para nada leer un tomo de cara a entender el otro y viceversa (sólo hay una viñeta en la que las series se hacen referencia mutuamente y es más un guiño cómico que otra cosa). Por otra parte, también conviene destacar que si tenemos en cuenta uno de los pasajes de El Buen Príncipe –ése en el que Bestia le dice a Bella que parte en una misión que concierne a Jack– todo el recorrido que lleva la colección Fábulas presenta: Jack desde el número uno se desarrolla paralelamente a la segunda mitad de la epopeya de Papamoscas en las Tierras Natales, algo llamativo si tenemos en cuenta que eso obliga a Excalibur a estar en dos sitios a la vez: clavada en Jack (en lo que vendría a ser la versión real del arma), y en manos de Papamoscas (su versión legendaria, la que está en los cuentos).

¿Está bien? Bastante bien si se sabe que ésta es una colección que no aspira a ser Fábulas, sino a narrarnos en clave cómica y desenfadada las desventuras de un pícaro mientras se rescatan personajes de leyendas y cuentos populares norteamericanos como Paul Bunyan y su surrealista buey azul o el indio Raven (cuervo). También están las siempre agradecidas notas culturales, y especialmente notables son las que hacen referencia a las distintas encarnaciones del Diablo (y que van desde el Lucifer clásico hasta Una noche en el Monte Pelado de Mussorgsky, pasando por el siempre esquivo Nick Slick). Ya sabéis: entretenemiento bien contado y con un dibujo agradable para pasar un buen rato (que ya es mucho).


Las dos peripecias de Jack

Pero, entonces ¿por qué he empezado diciendo que hablar del volumen es complicado? Porque al mismo tiempo que se desarrolla la línea argumental principal, hay otra que compete a la Residencia Ramas Doradas que es importantísima tanto para Fábulas presenta: Jack como para Fábulas. Tan es así que si Willingham y Sturges están haciendo compartir a Jack el mismo universo ficcional en el que habita Villa Fábula –algo que damos por sentado–, las revelaciones que tienen lugar en estos cinco números pueden constituir lo más importante que ha pasado en el Fabulaverso desde que conocimos la identidad del Adversario. Y ahora, si queréis seguir leyendo, tendréis que darle a un botón por vuestra cuenta y riesgo…

Aviso de Spoiler

Es posible que no os acordéis del todo bien de Kevin Thorn… os refrescaré la memoria: era ese periodista neoyoquino que ha venido apareciendo de forma recurrente desde La marcha de los soldados de madera y que parecía ser totalmente inmune a la magia de las Fábulas. Pues bien, en todo este tiempo Thorn se ha obsesionado bastante con el tema y ha estado documentándose, investigando y reuniendo una importante colección de las obras originales en las que aparecían los protagonistas de los cuentos. Todo normal si no fuera por que todos esos originales están escritos de su puño y letra. La situación, ya confusa de por sí, se enreda más cuando Ramas Doradas secuestra al pobre Thorn y nos enteramos de que él no es una Fábula ni un humano, sino uno de esos Grandes Poderes conocidos como Los Literales (síííí, exactamente el título del crossover que veremos el año que viene). ¿Hay otros Literales? Pues sí, hay muchos, y entre ellos se encuentran el hijo del propio Thorn (el mismísimo señor Revise, encargado de borrarle la memoria periódicamente a sus ancestros) y su padre (Falacia Patética). Efectivamente, Falacia Patética es el abuelo de Revise. Esto sí que es un pedazo de ¡PQC!/WTF!


Reencuentro

¿Qué tienen de especial Los Literales? Pues que aparte de ser inmortales, como su nombre indica tienen la capacidad de alterar la realidad “conforme a la letra del texto, o al sentido exacto y propio, y no lato ni figurado, de las palabras que emplean” en sus libros. Y no sólo eso, sino que parecen ser los creadores –y dioses omnipotentes– dentro de lo que ellos llaman el Cuentuniverso (o “Storyverse” en el original); es decir, el imaginario popular del que dependen todas las fábulas, cuentos y leyendas, así como el universo ficcional que las contiene. Hablando lisa y llanamente: los cuentos parecen existir porque ellos los escribieron, y tienen poder absoluto para cambiarlos y reescribirlos con efectos globales e inmediatos. Como deduciréis, las posibilidades narrativas de todo esto así como el potencial metaliterario (que comienza a explotarse en todas sus dimensiones en El Príncipe Malo) son enormes. Me atrevo a decir que esto va a cambiarlo todo con efectos inmediatos y, por otro lado, aventuro que si Willingham consigue tomar las riendas de semejante vuelta de tuerca, nos va a quedar una de las obras que más y mejor integran al lector en toda la Historia de la Literatura.

Y con eso queda todo dicho… El Príncipe Malo es un cómic que entretiene y permite pasar el rato pero cuyos detalles y tramas paralelas se antojan esenciales para cualquier seguidor de Fábulas ¡Ahm! No dejéis de pasaros por la galería de Tony Akins en El País de los Cuentos. También resultan muy interesantes los bocetos y comentarios de Tony Akins respecto a su trabajo en cada uno de los números (#12, #13, #14 y #15). Y, por último, aquí tenéis la galería de portadas de Brian Bolland para la serie tras la marcha de James Jean.

20
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
20 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
8 Comment authors
MaoevildreamelequipajeArgggh..!!Jorgenexo Recent comment authors
Recientes Antiguos
Phantomas
Lector
Phantomas

Leido el tomo de Fábulas, la verdad es que es una gozada…

El de Jack, todavia está pendiente

Cannonball
Lector

Comprados ambos esta misma mañana, aun no he tenido tiempo ni de echarlos un ojo…

Por cierto, ¿alguno de los habituales va a estar en el Expocomic?

Cannonball
Lector

Oh ¿Sebastian O? XD

jorgenexo
Lector
jorgenexo

Me aprece fantástico, pero… ¿alguien tiene alguna noticia fundamentada relativa a la salida del último tomo de Y, el último hombre? Motivos del retraso, fecha prevista de salida… No sé, me da que, junto con Fábulas, independientemente del tan subjetivo tema “calidad”, ha tenido que ser uno de los títulos más comerciales de Vértigo, ¿no? Y que conste que mi curiosidad no viene dada sólo porque los dos títulos citados sean de los pocos cómics que compro que acostumbra a leer mi compañera…

Cannonball
Lector

Um, entonces he hecho bien al dejarlo en la estanteria hasta quemi economia vuelva a estar boyante, que los salones siempre acaban con mi bolsillo XD

jorgenexo
Lector
jorgenexo

Vaya, hasta febrero… Tengo ganas de ver cómo acaba la historia de Y e &, si bien parece que los comentarios al respecto reflejan un mal típico de los tiempos que vivimos: interesantes planteamientos, sugerentes desarrollos y decepcionantes desenlaces. ¿Y quién deja de comprarse el último tomo tras tener todos los anteriores? Al menos no son tomos con historias repetidas tras el cambio editorial, como ocurrió con Fables…

Phantomas
Lector
Phantomas

Pues yo en principio no voy al expocomic por motivos personales…

Y Sebastian O está en la pila, justo al lado de Jack 🙂

Cannonball
Lector

snif, snif, otra vez sera XD

Cannonball
Lector

¿No te han llamado la atencion los trabajos de Ennis y Ellis para Avatar que ha publicado Glenat?

Yo como soy prudente los he dejado pasar para ver que comenta la gente de ellos….

Argggh..!!
Lector
Argggh..!!

Así q ya esta a la venta el nuevo tomito de Fabulas y el de Jack… Pero a mí tienda de comic (seguuuuro) y me apuesto los calcetines aun no ha llegado… al menos hasta (espero) la próxima semana.

elequipaje
Lector
elequipaje

Alguien sabe de un link en el que salgan las portadas de Fables a una resolución decente, es que portada que veo de James Jean portada que digo: Q fondo de pantalla más alucinante!! Y en su propia página no hay mucho que descargar. Gracias por adelantado!

evildream
Lector
evildream

pedazo de tomo el de “el buen principe”, puede que sea la mejor serie del momento
en cuanto al ultimo tomo de y, el ultimo hombre, me han enseñado esta mañana el listado en una tienda de madrid y ponia que sale el 28/02/2009. una putada la verdad

Mao
Lector
Mao

Por fín leidos. Es un tomo el de Fábulas, bastante bueno, que engancha, y sobre todo que cambia el status quo de la serie. Cosa bastante importante, pero a lo que ya nos tiene acostumbrados, ya que al final de casi cada tomo algo cambia de forma indefinida, ya sea una muerte, una revelación, etc. Personalmente, me chirria un poco como Papamoscas pasa de ser una persona totalmente insegura a ser un lider que no se planetea ninguna duda a lo largo de su historia. Se puede achacar a la pérdida/recuperación de memoria, desde luego no es el mismo personaje. El tomo me recuerda algo al arco donde Azul realiza la cruzada, pero con claras diferencias. Veremos la respuesta del emperador, que la habrá seguro (sigo los tomos en español).

El tom de Jack, más o menos en su línea, con gracias más o menos acertadas. Y que en mi opinión, no es una serie totalmente prescindible, como algunos lectores apuntan, por lo pronto en este tomo presentan la temática de los Literals, que aunque seguro que se retoman en la serie principal, dan una visión nueva totalmente a este universo. Por otro lado, la serie no pretende ser, en nada, semejante a la serie principal, y eso se nota, por ejemplo en el tono desenfadado de la misma. Lo que no ocurre con Fábulas que denota una seriedad total.

Por cierto, tengo dos preguntas acerca de James Jean. En el tomo aparecen varias viñetas en las que Buckingham se inspira de forma clara en las portadas de Jean (supongo que no es al contrario, ya que no las viñetas no pegan mucho con su estilo, incluso en una se lee “after JJ”) ¿se sabe como es el proceso creativo, o sea, le pasa un boceto a algo? y lo segundo ¿se sabe ya quién sustituye a James Jean en la serie principal?

Mao
Lector
Mao

pero que era un puntazo.

A ver, hay muy buenos portadistas, si me dices eso, estoy deseando saber quién será. Ya han perdido una oportunidad de seguir con un nivel sobresaliente en Jack para pasar a aceptable.