Valiant 18. Noticias y reseñas: Bloodshot

Volvemos con nuestra sección de Valiant para hablar de la última serie de Bloodshot y con noticias frescas con The Harbinger y algunos clásicos.

Por
0
807

Buenas tardes un mes más en esta nuestra sección sobre Valiant. Si la última vez decíamos que la editorial iba arrancando poco a poco parece que ahora ya damos un pasito más, con un anuncio importante y algunas ediciones sorpresa de material viejo. Seguimos con pocas novedades al mes pero ponemos los ojos en el futuro. Empecemos.

NOTICIAS

Mientras esperamos la llegada de las colecciones anunciadas, The Final Witness, Savage y Shadowman, nos van llegando noticias de nuevas apuestas por sus héroes de siempre, ahora es el turno de Peter Stanchek en The Harbinger, una nueva colección que se quiere enfocar hacia el personaje en solitario para verano de 2021. Tras haber activado a muchos nuevos psiots, en las Harbinger Wars II, Peter era considerado una especie de terrorista, un villano, pero siguiendo la máxima de la editorial para este año, “Year of the hero”, ahora recorrerá el camino de la redención. La gran pregunta es ¿continuarán la trama del Alfa y los HARDCorps abierta en Harbinger Renegade u obviarán todo aquello?.

Los artistas encargados de esta nueva colección son Jackson Lanzin y Collin Kelly al guion (Green Arrow, Gotham City Garage, Star Trek…) con dibujo de Robbi Rodriguez (Spider-Gwen, Batgirl…). Todos ellos aseguran que la temática social, tan presente en los cómics de Harbinger, va a seguir siendo protagonista. Os dejamos algunas páginas de adelanto.

Otra novedad que han anunciado supone un viaje en el tiempo: Valiant Classic Collection. Desde Valiant se han decidido a reeditar material de la antigua editorial, obras de principio de los noventa, en formato digital que estará disponible en varias plataformas (Amazon Kindle, Google Play, DriveThru Comics y Comixology). La primera es Archer & Armstrong, que ya se encuentra a la venta, y la siguiente llega el 9 de diciembre para recopilar los primeros números de X-O Manowar.

BLOODSHOT 1 al 6

Por aquí hemos hablado largo y tendido de este personaje, el único de Valiant con película propia, de las pocas que hemos visto este año, con Vin Diesel de protagonista y, por tanto, una apuesta fuerte de la editorial estadounidense, algo que ya era desde el principio al ser uno de los primeros héroes en ser relanzados con la resurrección de la empresa. Su primera serie fue dirigida por Duane Swierzynski, una buena presentación que, si bien no estaba a la altura de otras series de esa primera tanda, como X-O Manowar, Harbinger o Archer & Armstrong, resultaba una serie de acción muy entretenida y con algún momento de genialidad. También es cierto que esa colección cumplió la función de conectar el universo Valiant, ya que se cruzaba con las antes mencionadas Harbinger o Archer & Armstrong y servía de presentación a grupos relevantes como Generation Zero o los HARD Corps. Pero la grandeza le vino después, cuando Jeff Lemire y un plantel enorme de estupendos dibujantes realizaban las siguientes series, que llevaban como título Reborn, U.S.A. y Salvation, todo un golpe en la mesa del autor canadiense que demostraba que una serie de acción puede estar en lo más alto si se hace bien. La tercera etapa fue la más corta, se dio al final de la carrera de Valiant como editorial independiente y duraba solo ocho números, no muy afortunados, todo sea dicho. En ella ya se veía que la editorial quería que el personaje siguiera en el candelero pero aun esperaban la autor indicado para hacerlo, así que mientras tanto Kevin Grevioux iba a sus orígenes explorando el Proyecto Espíritu Renacido con un resultado irregular.

En 2019 se presentaba la nueva serie de Bloodshot, con algún que otro retraso por culpa de la situación actual, la cual había sido anunciada en España para este año, pero el abandono de la extinta Medusa hizo que todo ello solo esté accesible en edición original. La cuestión es que este número 1 fue uno de los cómics, fuera de Marvel y DC, más vendidos del 2019 y de la editorial, ¿quién logró algo así?, dos autores conocidos (y un buen marketing, todo sea dicho).

Empezamos con el guionista, Tim Seeley se dio a conocer con su primera obra propia, Hack/Slash, cuyo título la define muy bien, que pasó por diferentes editoriales, prodigándose un buen tiempo en Image Comics, pero fue con otra con la que llamó la atención, Revival, publicada por completo en esa misma editorial y que le dio un renombre suficiente como para saltar a trabajar con Marvel y DC, en esta última cosechando éxitos con Dick Grayson y la Bat-familia. Seeley tiene un poco de todo, obras más recomendables que otras, estando Revival en lo alto de la lista (con la buena noticia de que se retomará su publicación en España).

Por otro lado Brett Booth se encarga de los dibujos. ¿Qué decir de Brett Booth?, es un autor que o te gusta o lo odias. El artista comenzó amparado por Jim Lee en su Wildstorm, cuando esta aún era parte de Image Comics, pero al vender el estudio a DC Booth siguió como valor fijo, aunque es verdad que algún trabajo hizo para otras editoriales, parece que la relación entre Booth y Lee siempre ha sido buena, quizás el estilo de este, tan parecido al del ahora alto cargo de DC, tenga algo que ver. Brett Booth es un dibujante de los noventa, anatomías exageradas y muchas poses, un imitador de Jim Lee, para que nos entendamos, pero con páginas dedicadas a narrar que realmente están muy bien. Esto es una opinión personal, ¿quizás guiada por la nostalgia?, no lo sé, pero a mi el trabajo de Booth no me disgusta, no lo hacía en los noventa y no lo hace ahora. Tampoco lo considero un dibujante asombroso, es de los pocos que se ha mantenido en sus trece, no hay una gran evolución, solo que hoy en día cuida más su narrativa, lo que se agradece. Para un cómic de acción, que es lo que se plantea aquí, me parece un dibujante correcto, pero entiendo que esta es una opinión muy personal, por eso insto a quien lea estas líneas a que busquen y tomen su propia decisión más que nunca.

Por todo ello olvidémonos de encontrar una historia como la de Jeff Lemire, de la que hoy hablo aquí es considerablemente inferior y se mueve a un tono mucho más similar a la de sus inicios, pero dejando a Bloodshot volar solo, sin tanto cruce ni evento. Empecemos con un preludio publicado en el Free Comic-Book Day del año pasado que ya nos orienta por dónde van a ir los tiros, dibujado por Tomas Giorello con la inmensísima calidad a la que nos tiene acostumbrados (que si bien puedo tratar de defender a Booth en general, porque me gusta, la comparación con Giorello es odiosa, hablamos de diferentes niveles, que quede claro). En dicho número Bloodshot simplemente barre el suelo con unas villanos que había secuestrado a una chica, disparos y porrazos varios sin apenas diálogos.

El principio sigue una de las reglas de Valiant, cada nueva serie se debe poder leer de manera independiente, aunque se tenga en cuenta el pasado. Estamos en el Year of the hero, con lo que el Bloodshot que se nos presenta va por el mundo haciendo de superhéroe, más o menos, lo que viene siendo salvar gente de organizaciones criminales varias. El pasado existe y se justifica, el protagonista ya no está con su familia bajo el pretexto de que, como es un objetivo de muchos enemigos diferentes, tiene miedo a que las maten. De esta forma los autores tienen manga ancha para un reinicio, para partir casi casi de cero y, con ello, optan por volver a la parte de organización secreta militarista, ahora con el P.E.R. deshecho alguien tiene que ocupar su lugar.

Lo que aquí se nos plantea es que lo harán dos, por un lado Black Bar (con algún diseño que parece sacado de Backlash), formados por un nuevo general que se alzan como protectores de la humanidad, aunque sean antagonistas en el primer tomo. Hay ideas curiosas, ellos defienden que Bloodshot es como un dios maligno que puede acabar con la humanidad y por eso hay que matarlo antes, no como otros que lo querían usar como arma. Al igual que el P.E.R., tienen lazos con diversos gobiernos. Es como volver atrás para tomar otras perspectivas, incluso uno de sus miembros, Eidolon, es una psiot, el problema es que tira mucho de tópicos, la acción copa la mayoría de las páginas y la trama es tan predecible que no nos resulta sorprendente nada.

Parece que las organizaciones es el tema central de esta serie, y llega otra también dispuesta a sustituir al P.E.R., The Burned, solo que estos quieren a Bloodhsot en sus filas, para hacer “el bien” (concepto extremadamente relativo aquí), cosa que este aceptará… ¿le engañarán otra vez más?, eso queda para más adelante, porque lo que parece un buen juego entre el bien y el mal se acaba perdiendo en misiones algo insulsas.

Con ello llegamos al número seis de la colección, donde Brett Booth se va para dar paso a otros dibujantes (de momento en plural, aunque Pedro Andreo será el que más intervenga) pero promete volver para el número diez y se supone que hasta el final. El que sí continúa es Tim Seeley, de momento solo han salido dos números pero se anunció que en el diez empieza el último arco argumental, lo que parece indicar que esta etapa se quedará en unos doce números. Eso sí, estos seis ya han sido recopilados en dos tomos.

Quien sea fan de Bloodshot o de los cómics de acción que se haga con ellos, quien no… mejor que se fije en otras colecciones de Valiant. Es bastante mejor que Bloodshot Espíritu Renacido, pero no llega a la altura de la etapa de Duane Swierzynski. La comparación con la etapa de Lemire mejor ni la hacemos.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments