Valiant 16. Noticias y reseñas: Roku y Doctora Mirage

En la sección sobre Valiant de este mes hablamos de Ninjak, Roku y la Doctora Mirage. Series finalizadas y cosas por venir.

Por
0
994

Volvemos con Valiant un mes más, ya un poco acomodados en la cadencia mensual de esta sección, pero todavía recordando aquellas malas noticias de que no veremos más material de esta editorial en castellano. Por suerte son cosas fáciles de conseguir en inglés y a ello nos agarramos.

En lo que llevamos de mes no hay ni estrenos ni cierres, así que, al igual que hice el mes pasado, vamos a centrarnos en dos miniseries que salieron en Estados Unidos en 2019, de esas que no fueron publicadas en España por poco. Concretamente dos minis dedicadas a personajes femeninos, una que se estrena y otra para la que será su tercera serie en Valiant. Pero antes…

NOTICIAS

Retrasos, retrasos y más retrasos. Valiant está tardando en arrancar, del Savage de Max Bemis y Nathan Stockman no se sabe nada, programado inicialmente para junio, pasado a agosto, ahora mismo no está ni en las solicitations de octubre. No es el único, también se esperaba para ahora el nuevo Shadowman de Cullen Bunn y John-Davis Hunt, que se había movido para septiembre y del que no hay rastro. Más asombroso está siendo el retraso del segundo número de la actual andadura de X-O Manowar, el cual está hecho pero no saldrá a la venta hasta noviembre.

Sin embargo la sorpresa saltaba hace tres semanas cuando anunciaban una nueva colección de Ninjak, que saldrá a la venta el próximo 2021. El escritor de la misma será Jeff Parker, conocido por los Thunderbolts entre otras cosas, mientras que el dibujante no necesita ningún tipo de presentación, Javier Pulido se encargará de narrarnos las nuevas aventuras de Colin King, cosas de la vida, entrando así en la cada-vez-más-larga lista de autores españoles que no verán su trabajo publicado por aquí. Precisamente el mes pasado reseñaba KI-6 Killers, de Fernando Dagnino, y este nos las veremos con Roku, a cargo de Ramón F. Bach.

Sin más, vamos a por las reseñas.

ROKU 1 al 4 (serie completa)

Atrevida, sin duda, la apuesta de la nueva dirección editorial por este personaje muy secundario, como hicieran con La Reina Olvidada o Punk Mambo, la primera, sobre una villana de Unity, con un resultado muy irregular y la segunda, sacada de las series de Shadowman, más que recomendable. En este caso toca una mujer que viene de la colección de Ninjak de Matt Kindt, donde ejercía de villana con un pasado compartido con el protagonista, Colin King.

Precisamente Roku fue creada por Kindt y Clay Mann para el primer número de su serie de Ninjak, con la información justa sobre ella, trabajaba para el enemigo pero tenía un pasado que íbamos descubriendo poco a poco. Había sido amante de Colin y entrenada por él para el MI-6 pero fallecía en un ataque de los enemigos de Ninjak a su casa, su figura salía a lo largo de toda la serie pues fue resucitada por los villanos (otorgándole poderes telepáticos y telequinéticos, así como mejorando su físico) para usarla contra Colin, ya que como efecto le borran la memoria (sí, como La Mano en Marvel), pero al final era la única de ellos que conseguía salir con vida de la ira de Ninjak. Ahora se dedica a hacer de asesina y ladrona al estilo freelance y eso es lo que cuenta esta serie, solo que su pasado llega de la forma menos esperada.

La parte gráfica corre a cargo de un autor muy conocido por estos lares, Ramón F. Bach. El dibujante tiene una buena narrativa, se ve que lleva años en esto y maneja muy bien la acción, en un sentido bastante clásico. Tiene páginas muy interesantes, he de decir que es un autor que siempre me ha gustado ya desde que lo leí por primera vez con Manticore, se ve que ahora tiene mucha más experiencia que entonces, nada que ver, pero hay algo característico en sus formas, aún cuando hace un trabajo que se enmarca dentro del género superheroico. Eso sí, no tiene problemas para dar el toque de brutalidad necesario en una serie de un personaje como Roku. Este apartado está bien cubierto.

Cullen Bunn se está convirtiendo en uno de los nombres de la actual Valiant y, de momento, no lo está haciendo nada mal. El escritor de Harrow County tiene experiencia en esto de los superhéroes gracias a su trabajo en múltiples series de Marvel, con sus aciertos y sus fallos, en Valiant ya hemos visto por aquí la antes mencionada Punk Mambo, que resultaba uno de los pelotazos de la editorial. En Roku su trabajo es más simple, es una historia de acción pura y dura, donde deja muy de lado los diálogos para incidir en los cuadros que muestran el pensamiento de la protagonista. Se ve que la intención es ampliar la franquicia de Ninjak, si unimos esto al KI-6 Killers sabemos más de su entorno que nunca, y me parece buena idea en tanto que todo lo que se muestra es interesante, aunque se hecha de menos marcar un poco más el fondo a esta serie porque, aunque divertida, queda algo sosa en ese sentido.

Para que nos hagamos una idea, esto recuerda mucho a la transición de Elektra desde Daredevil hasta la serie propia escrita por Peter Milligan y Larry Hama, con dibujos de Mike Deadato, en los noventa. Ese tono de “soy mala porque me hicieron así cuando me borraron la memoria… pero igual no lo soy tanto” está muy presente, pero eso no hace que la serie sea repetitiva, es una aventura de cuatro números con mucha acción y alguna que otra revelación importante, ya al principio se dice que su nombre real es Angelina Alcott, lo que ya nos imaginamos que significa. Con una rival que hace las veces de secundaria creada para la ocasión, una niña a la que capturar y un villano llamado Minister of Blades tenemos los ingredientes para muchos disparos y mechones de pelo atravesando gente.

Conclusión: no es tan buena como Punk Mambo, aquella serie tenía algo especial que la hacia brillar, pero es infinitamente mejor que La Reina Olvidada. Cuatro números de pura acción y entretenimiento que satisfarán a los seguidores de Ninjak con una historia sencilla y directa.

DOCTORA MIRAGE 1 al 5 (serie completa)

Pese a que el intento de Valiant por sacar adelante a su personaje mágico más representativo, con una serie larga lanzada casi al inicio de la resurrección de la editorial y seguida de una miniserie, lo cierto es que Shadowman tardó años en conseguir una serie que le hiciera justicia, concretamente la última, que pudimos ver en castellano el año pasado. Sin embargo fue otra quien se llevó el gato al agua gracias a dos miniseries lanzadas con la iniciativa Valiant Next en 2014, se trata de la Doctora Mirage, que fuera escrita por Jen Van Meter y con un estupendo dibujo de Roberto de la Torre. Con tal resultado el personaje no tardó en pasar por otras colecciones, ayudando a Colin King en Ninja-K o co-protagonizando una miniserie junto a Faith, convirtiéndose así en el principal referente de la magia para el universo Valiant. Estaba claro que una tercera miniserie acabaría por llegar.

Esta serie supone el primer trabajo de Magdalene Visaggio para la editorial, una autora que lleva apenas cinco años en el mundillo pero ya ha realizado trabajos interesantes como las miniseries de Kim & Kim para Black Mask o su éxito, con adaptación televisiva incluida, Vagrant Queen en Vault. También es guionista de la adaptación al mundo del cómic de la serie de Rick y Morty y, como no podía ser de otra manera, ha empezado a hacer sus pinitos en las dos grandes escribiendo números especiales de diversos personajes. Como apunte, ya ha sido dos veces nominada a los Eisner, lo que está muy bien viendo su corta carrera. El dibujo es de Nick Robles, otro con poco recorrido pero que ya ha demostrado su buen hacer en diversas ocasiones. Fue co-creador de Eutanautas, junto a Tiny Howard, y realizó Alien Bounty Hunters para Vault Comics, pero donde más tiempo a pasado es en las diversas series de BOOM! Studios, aunque ahora está con la nueva The Dreaming: Waking Hours, para DC. Y que no nos extrañe verlo más por ahí, su dibujo se mueve entre una distribución de viñetas típica en el genero y páginas de diseño más trabajado, cosa que alterna según la Doctora Mirage se mueve en el mundo real o en el mágico, lo cual ayuda a la buena narrativa que tiene ya de por sí y da como resultado algunas páginas maravillosas. Sus formas, los movimientos y, sobretodo, las caras tienen un lenguaje que transmite mucho, alejándose de las simples poses. Ya solo por esto se ve que estamos ante un cómic especial, con un marcado carácter que lo aleja de otras producciones de superhéroes, como le ocurría al personaje con sus dos primeras miniseries. Además el color recae en Jordie Bellaire, la premiada colorista y autora de Redlands que siempre hace un trabajo estupendo.

La historia comienza unos meses después de las últimas apariciones de la Doctora Mirage, Shan ya no tiene sus poderes, no puede ver a los muertos, lo que significa varias cosas, que no puede ver a su marido, que no tiene acceso a la magia (porque se supone que el mago en realidad era Hwen) y que ya no tiene su programa de televisión, esto último es importante para la narración pues ella, en su mente, lo cuenta todo como si estuviera en un programa. Tras varios intentos fallidos de recuperar sus poderes, aparece en su casa Grace Lugo, una chica joven con una enfermedad mental que le dice que Hwen se ha comunicado con ella, dando pruebas sólidas de ello, pero también añade que el motivo por el que no puede ver a los muertos es porque ella está muerta y el lugar donde están es el infierno.

La premisa para esta serie consigue ser muy emocionante, tiene un estilo a las anteriores series de la Doctora Mirage y el tipo de narración de los autores lo enfoca todo desde una perspectiva muy personal, siguiendo con el tema central de su amor por su marido. Es decir, son continuistas pero a la vez nos dan una aventura que engancha mucho, sirve tanto para quien apenas conozca al personaje como para quien haya seguido sus series previas, enlaza muy bien, por temática, con ellas, a la par que resulta fresca. La diferencia fundamental reside en los flashbacks que nos muestran la cómo perdió sus poderes, aquí hay un toque muy aventurero, con Shan y Hwen buscando objetos del antiguo Egipto mientras se enfrentan a una secta que adora a Isis, pero también hay un poco más de acción, sobretodo hacia la mitad de la serie.

El final es magnífico, hay un cambio, una evolución que el personaje pedía, quizás alguna cosa me hubiera gustado más de otra manera (no entro en detalles por no caer en spoilers grandes) pero acaba por ser una buena historia por sí misma y relevante para el futuro de Shan.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments