V de Vigilantes: Conociendo a Víctor Ibáñez

Por
3
943

17 de abril. Domingo. Barcelona. Suena el teléfono. Es Víctor Ibáñez, hemos quedado para charlar. Quedamos en una de las cafeterías del interior del Salón del cómic. Le veo llegar con su mochila (en la que descubriré más tarde que lleva sus enseres para dibujar y algunas muestras). Por fin nos ponemos cara. Mientras hablamos, largo y tendido, le pido que me haga un dibujo. “¿Qué es lo que quieres?”, me dice. “Una tortuga ninja”, le contesto. Y sin dudar se pone a esbozar a Donatello; mientras, seguimos charlando.

Víctor Ibáñez es un joven dibujante español que recientemente está de actualidad porque acaba de publicarse en España (con algo de retraso, ya que estaba previsto para abril) Exterminador (Rat Catcher en el original), concretamente el pasado día 6 de mayo. Se trata de Una de las últimas obras de la línea Vertigo Crime, que en España publica Panini en su colección Panini Noir, escrita por el británico Andy Diggle.


Víctor ha dibujado anteriormente a Robin y a Spoiler, al Sargento Rock y a la JSA, entre otros muchos personajes, da el salto del cómic de superhéroes al cómic noir consiguiendo crear una gran atmósfera de tensión durante todas las páginas. Su meticulosidad y su gusto (casi obsesivo) por los detalles se observa sobre todo en las expresiones faciales y en la posición de las manos de sus personajes. Su cuidada planificación de las viñetas, jugando con los espacios y variando en la anchura, dota a cada página de un estilo cinematográfico muy acorde con la prosa de Diggle.

El dibujo del mutante adolescente ninja va tomando forma. Me cuenta que estudio en la Joso y que durante un tiempo, después de terminar allí, pensó en prepararse unas oposiciones para Moso de Escuadra si no le salía trabajo de dibujante. Afortunadamente le salió y podemos disfrutar de sus estupendas obras. No tiene representante, él solo se busca los trabajos, y considera que su mayor traba es que tarda varios días en dejar terminada una página: “Hago los lápices y también entinto. El color suele hacérmelo un compañero y vecino. Como tardo varios días prefiero elegir proyectos que no tengan una periodicidad muy ajustada”.

“Vivo cerca de Barcelona y voy en bici. Me gustan el karate, los perros y algunas personas más que otras. Bruce Willis debería ser el presidente honorífico de la Academina de cine Español”, expone divertido en su blog, “Pipo Calavera recibe visitas”. Ahí muestra bocetos, ideas, pruebas de color y algunos originales. Es una auténtica delicia.


Le conocí gracias a su web. Quise entrevistarle con motivo de su colaboración con Diggle y aceptó mi propuesta al instante. Una versión sintetizada de la siguiente entrevista aparece en la última página de la edición española de Exterminador, aquí está la versión extendida.

ZN entrevista a… Víctor Ibáñez

Diego Matos (ZN): ¿Cuándo te das cuenta de que quieres dedicarte al mundo del cómic?

Víctor Ibáñez: Al acabar el instituto. Fue entonces cuando, viendo que mis notas no eran suficientes para hacer alguna carrera de interés, opté por algo relacionado con el diseño. Pero era muy caro. Así que para pagar por pagar elegí ingresar en la Escola Joso, que me resultaba una opción mucho más divertida e interesante.

ZN: ¿Cuál es el primer cómic que recuerdas haber leído?

VI: Un Hulk contra Wendigo, aquel donde aparecía Lobezno por primera vez. Es uno de los recuerdos más claros que tengo de “primer cómic”.

ZN: Y, ¿Qué es lo primero que dibujas?, ¿Cómo comienzas a dedicarte profesionalmente a las viñetas?

VI: Empecé junto a Santi Navarro en el Kiss Comix. Historias “marranitas” pero con sentimiento. Antes había podido hacer algún trabajillo de publicidad gracias a la bolsa de trabajo de la Joso.

ZN: ¿Consideras tu formación en la Escola Joso como una parte clave de tu desarrollo profesional como dibujante?

VI: Lo que conseguí allí, con mi formación, fueron unas bases muy sólidas y la idea de que realmente se podía vivir del dibujo en alguna de sus muchas variedades profesionales. Guardo grandes recuerdos de aquella época, tanto de los compañeros como de los profesores.

ZN: ¿Qué dibujantes podrían ser considerados como referentes en tu obra?

VI: Hablar de obra me parece que me viene grande; pero sí que hay algunos que me han influido de alguna manera en mis trabajos: Marc Silvestri (de los noventa), Adam Hughes, Benoït Springer, Claire Wendling, Roger Ibáñez, Pedro J. Colombo, por citar unos pocos, aunque realmente serían cientos más.


ZN: Y tus escritores, tus guionistas preferidos, ¿quiénes son?

VI: También tengo varios: Ed Brubaker, Greg Rucka, Mark Millar, Andy Diggle… hacen algunas cosas interesantes; aunque también tendría que citar a otros como Peter Milligan, Warren Ellis, Raule y a Mike Carey, por ejemplo.

ZN: ¿En qué estilo pictórico o gráfico podríamos encuadrar tu obra?

VI: Creo que al que más me acerco es al “Naturalismo” (un estilo que se basa en reproducir la realidad con una objetividad documental en todos los aspectos, tanto en los sublimes como en los vulgares).

ZN: Dentro de tus obras se encuentran el especial Robin/Spoiler, el especial de Adventure Comics presentando a “El Guardián”; también has dibujado al Sargento Rock y a la JSA, ¿cómo das el salto al cómic norteamericano?

VI: Gracias a Raule. Si no hubiera sido por él no habría preparado un dossier para el Salón del Cómic de Barcelona. Además, él mismo concertó la entrevista con los editores de Vertigo y DC. En el especial del Guardián realmente tan sólo hice una portada variante. El cómic lo hizo Pere Pérez.

ZN: ¿Es difícil mantener el contacto con una editorial americana?

VI: Hasta ahora no ha sido difícil, pero sé que en algunos casos lo puede llegar a ser. Una cosa que me ha sorprendido gratamente es la cercanía y la humanidad dentro de DC. Mi opinión es subjetiva claro. Pero hasta ahora me he sentido muy a gusto con el trato recibido; especialmente con el del editor de Rat Catcher, Pornsak Pichetshote.

ZN: Y en el tema lingüístico, ¿la diferencia de idioma puede ser una traba o las comunicaciones que se hacen son relativamente sencillas?

VI: No hay apenas problemas. Me defiendo con el inglés a pesar de que, muchas veces, al releer correos enviados, me quiero morir por las patadas que le doy a la lengua inglesa. De todas formas, ellos hacen la vista gorda, aunque recuerdo que con Rat Catcher tuve que mirar mucho en Internet por el slang y expresiones así que Andy utilizaba. Se aprende mucho con estas cosas.


ZN: ¿En qué momento surge el paso de dibujar superhéroes a encargarte de una historia de género negro como este Rat Catcher?

VI: Realmente fue al revés; empecé con Vertigo, entremedias hice Robin y las portadas; y después, mucho después, la colaboración en la JSA Special, de 80 páginas, y siguientes. Ahora estaba trabajando en una historia de The Spirit, aunque no sé si al final será publicada.


ZN: ¿Cómo entraste en contacto con Karen Berger, editora de Vertigo Crime, y con el guionista Andy Diggle, para formar parte de este proyecto?

VI: Nunca he podido comunicarme con ella; para mí hubiera sido un honor. Se puso en contacto conmigo Pornsak Pichetshote y, a través de éste, Andy Diggle. Pornsak me hizo dibujar unas páginas de The Losers (Los Perdedores) ya publicadas sin haberlas visto para ver como encajaría yo con el texto de Andy. Le gustó y me asignaron Rat Catcher.

ZN: Trabajar con un guionista como Diggle, autor de Los Perdedores, junto a Jock, habrá sido toda una experiencia, ¿qué destacarías de esta relación profesional?, ¿cómo ha sido trabajar con él?

VI: He podido conocerlo en persona y es un tipo muy divertido y elocuente; y aunque él lo pueda negar, también es bastante londinense. Yo estaba acostumbrado a trabajar muy de cerca con los guionistas (Santi Arcas, Raule, por ejemplo) y me pareció un poco frío el método de trabajo y la relación guionista/ dibujante del comic americano. El feedback y las discusiones las tenía con el editor y, esporádicamente por e-mail, con Andy Diggle. A pesar de que Rat Catcher era su proyecto más personal en ese momento, él empezaba a despuntar y tenía otros mil proyectos en marcha. Así que prefería no molestarle mucho.


ZN: Los guiones que Diggle te mandaba de qué tipo eran, eran guiones técnicos o literarios; tenían muchos detalles o por el contrario eran escuetos y te permitía trabajar con libertad tanto en las viñetas como en la puesta en página.

VI: Eran guiones muy descriptivos con bastante énfasis en las emociones de los personajes, además del ambiente de los escenarios y los parajes. Andy, como guionista, me daba libertad, pero en su justa medida.

ZN: En este tipo de historias de género negro, los personajes principales son de importancia capital, ¿cómo te enfrentaste al diseño de los protagonistas?

VI: Este diseño es una fase muy divertida en el proceso de creación. En esta historia hay dos personajes importantes. Yo tenía en mente dos actores, no actuales precisamente; pero no atiné con la visión del editor ni del guionista. Entonces Andy me dijo unos cuantos nombres, junto a descripciones de personajes, fotos y referencias variadas, además de algunas palabras clave de la personalidad de cada uno. Es importante que tengan un look similar a ciertos actores, no que sean esos actores. A veces casi me dejé llevar por la tentación de hacer a tal y cual como en las fotos o en pantalla.


ZN: Rat Catcher está plagado acción frenética y repleto de giros argumentales, ¿en qué momento de la gestación del proyecto tú sabes a ciencia cierta la identidad del personaje del Rat Catcher?

VI: Pues desde el principio conocía su identidad. Debía saberlo para jugar con la actuación del personaje en cada momento.

ZN: Realizar un proyecto de estas características, de 192 páginas, lleva su tiempo, ¿cuánto has tardado en finalizarlo?

VI: Muchísimo. Paradas, repeticiones, descansos, trabajos intermedios, más repeticiones, más paradas, revisiones. Todo ello se ha traducido en dos años y medio, casi, de preparación, elaboración y finalización. Además, soy un dibujante que me tomo mi tiempo, no soy de los rápidos.


ZN: ¿Cómo eran tus rutinas diarias realizando las páginas que luego compondrían el todo de esta historia?

VI: El guión se iba construyendo a medida que avanzaba. El esqueleto estaba pensado pero Andy escribe de una manera muy orgánica así que no estaba todo atado desde el principio. Así que yo iba dibujando packs de entre quince, veinte y treinta páginas. El proceso de creación del dibujo en sí era como el de cualquier dibujante, pero añadiéndole una pizca o dos más de caos.

ZN: ¿Cuáles son las fases que sigues a la hora de la puesta en página, a la hora de crear la distribución final de las viñetas dentro de una página?

VI: El modelo clásico. Con story board o breakdown construyes una visión general de la distribución y la narrativa que vas a utilizar; aunque cuando lo pasas a la página final siempre se acaba cambiando algo.

ZN: En el estilo gráfico se pueden apreciar viñetas tremendamente cinematográficas, con juegos de tamaño, un poco más allá de lo “clásico”, ¿esto es iniciativa tuya o Andy Diggle te pidió en algún caso que realizaras una viñeta de una manera o de otra?

VI: Supongo que fue cosa mía, pero de manera totalmente espontánea. Simplemente no veía el comic como tal, sino como película. Hasta el punto de que incluso construí la hipotética banda sonora.


ZN: El tono de los blancos y negros, algo en común en todas las novelas gráficas de la línea Vertigo Crime, se encuentra en este caso muy matizado en tus viñetas, siendo los grises los líderes de todo el espectro de color, ¿ha sido algo buscado, para intentar potenciar los mismos tonos grises que contienen las personalidades de base de los personajes principales?

VI: En absoluto, de hecho si lo llego a saber hubiera simplificado los grises mucho más. El caso es que en ese momento no sabía más. Una vez acabado el libro decidí simplificar la gama de grises porque quedaba muy recargado. De hecho aún pienso que este gris evidencia muchas carencias mías como dibujante.

ZN: Dicen que la inspiración llega cuando se está trabajando en algo, ¿cuándo te llega a ti?

VI: Por supuesto, la inspiración tiene que pillarte trabajando. Pero no estoy muy seguro de que ninguna inspiración llegase a mí.

ZN: El cómic y el cine están cada vez más relacionados, la globalización cultural, la moda de las adaptaciones constantes… Todo esto, según tu criterio, ¿es algo positivo o negativo para el mundo del cómic?

VI: Positivo, siempre positivo, pero como todo, en su justa medida. Supongo que cada medio debe también reservarse una parcela para explorar dentro de su propia naturaleza.

ZN: Para enfrentarte a una historia de género negro has de leer y ver tanto novelas como películas de este género, ¿cuáles han sido las películas y las novelas de este estilo que más te han influenciado?

VI: Considero Memento como género negro, Giro al infierno… No sé, habría varias más. Para ser totalmente sincero he visto más películas para documentarme gráficamente que intelectual. De libros no puedo decir mucho. Apenas leo novelas. Soy un ignorante en ese aspecto (risas).

Con sencillez y cercanía, este joven dibujante barcelonés relata su proceso de trabajo y detalla cómo fue trabajar en Rat Catcher con Diggle. Gracias a este tándem los “Rat Catchers” volverán a estar de moda, aunque hayan cambiado sus perros, sus excentricidades y sus flautas, por cuchillos, pistolas y otras armas. Puede que Víctor Ibáñez no lea demasiado, pero desde luego sus dibujos servirán para que, más de uno, sí se anime a leer esta obra. Sus personajes rebosan fuerza, su estilo característico hace que te enamores, al instante, de cualquiera de sus páginas. Habrá que seguir su trabajo con detenimiento, seguro que nos regala muchos buenos cómics en el futuro.


17 de abril. Domingo. Barcelona. “Se me ha salido un pie de la hoja”, exclama. No me importa, su versión de Donatello ahora forma parte de mi colección. Termina la tortuga y saca de su mochila una carpeta con algunos de sus dibujos. Son de The Spirit, en su mayoría. Ordena las páginas y me las pasa. No hay diálogos, pero no los necesito. Su narrativa es tan buena que la historia se entiende a la perfección. Entonces me doy cuenta: es imperativo seguirle la pista. Su blog ya forma parte de mis “favoritos”, y ¿del vuestro?


Nos leemos.

3 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Prometeo Moderno
Prometeo Moderno
Lector
11 mayo, 2011 10:15

Buen artículo e interesante entrevista a un artista que no lo conocía, pero sus páginas y bocetos son de lo más atractivos.
 
Hay que seguirle la pista, como bien dices Diego!
 
Saludos!

Victor
14 mayo, 2011 12:52

Gracias , hombre.
 
Parece que esta entra en ZN no ha tenido una gran resonancia, aunque ahí estámos!
Viva!
Haremos lo que buenamente sea necesario para seguir ahí, en el escaparáte. A ver si cae en mis manos un guión interesante con la inclusión totalmente justificada y necesaria de chicas en bikini ( y su equivalente sexya para el público femenino, faltaría menos 😀 )