The Boys llega a su fin

Por
13
1564

Un hito de este año 2012 para la industria del comic de Estados Unidos está marcado en el mes de noviembre. En esas fechas llegará a su fin The Boys con su #72, una serie que traspasó todos los límites del género superheroico en lo que a contenido se refiere, y colocó en situaciones de todo tipo a personajes (más o menos) parecidos a los históricos y coloridos protagonistas de los cómics de Marvel y DC. Tanto fue así que, cabe recordar, fue expulsada del sello editorial de Wildstorm perteneciente a la mencionada DC Comics, cuando sus autoridades vislumbraron el camino que estaban dispuestos a recorrer Garth Ennis y Darick Robertson con su historia.


Sin embargo, un comic que sólo se sustente por contextualizar a los superhéroes de siempre (representando todos los lugares comunes del género) en una ambientación despreciablemente realista, no llegaría a contabilizar noventa números (sumando la serie regular y las miniseries). Efectivamente, entretejida detrás de esa pantalla polémica y llamativa hay una trama de conspiraciones, poderes y corrupción muy interesante de leer, por la cual nos dejamos atrapar.

Así llegamos hasta este 2012 desde aquel 2006, en un final de viaje que implicará una despedida, momento desde el cual extrañaremos a estos personajes tanto como afirman sus autores que los extrañan ya. Será una despedida que dejará en sus lectores el vacío que suele dejar toda historia que concluye. Pero también será una celebración, con un número especial que contará 24 páginas de historia, otras 5 de pinups y una galería completa con todas las portadas de la serie.

Completando ese sabor agridulce, queda además el consuelo de que será la excusa y la oportunidad de volver al principio y releer, y eso será exactamente lo que haremos. Noviembre es el mes. Lo marcamos en el calendario. Allí estaremos.

Fuente: Comics Alliance.

13 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
inicus
inicus
Lector
24 agosto, 2012 23:43

¡Magnífica portada! ¡Jua, jua, jua!

Sputnik
Sputnik
Lector
24 agosto, 2012 23:44

 Solamente me pillé el “volumen uno” publicado aquí en España. Más adelante un montón de gente aseguró que según avanza la serie la cosa se pone realmente interesante, pero para esas alturas ya me daba una pereza que ni te cuento hacerme con la serie.

Si alguien se digna algún día a sacarla en tomos, o en plan integral, o lo que sea, picaré. Si no, estoy en la de siempre: será por cómics cojonudos que no tengo aún en mi poder.

Custer
Custer
Lector
25 agosto, 2012 0:09

Soy lector de Ennis, es más, el fue el escritor que me introdujo nuevamente en los comics. Sin embargo, The Boys me parece un serie bastante regular. Los primeros volúmenes me resultaron entretenidos, ni más ni menos, pero conforme fui avanzando perdí el interés en los personajes y la historia, la cual no para de dar vueltas y vueltas, pudiendo haber terminado muchos números atrás. El último volumen que llegó a mi país (el 9) no me resulto bueno en absoluto. En mi humilde opinión creo que lo mejor que escribió Ennis es su etapa en Hellblazer, Preacher, Punisher. Hitman y miniseries de Avatar, Crossed por ejemplo, que me parece incluso mejor que otras series de zombies como TWD.

Mi opinión nomás. Y aunque la serie no me haya entusiasmado mucho, lo más seguro es que lea el final para ver como termina todo.

Saludos desde Argentina!

Reverend Dust
Lector
25 agosto, 2012 1:33

Un integral al nivel del de PREDICADOR quedaría perfecto en mi estantería a su lado.

4d2i4n
4d2i4n
Lector
25 agosto, 2012 5:51

 Ennis nos ha mostrado su versión superheroíca, estampada aquí de nuevo con su sello personal, y llevándola de forma incauta al ámbito terrenal de sus perversiones más ocultas. Asistimos a un relato enclavado bajo una realidad sociopolítica inverosímil impregnada de banalidades y exageraciones cotidianas.

 De nuevo, plasmando orgías gratuitas y gore pormenorizado (muy rebajado por momentos pese a buscar el reclamo del lector), todo este “maridaje” queda hilado en una connotación ambigua que ralla lo mundano y excede lo inverosímil.

 Una obra cuyo epicentro se enmarca en su comienzo y continua su trayectoria con picos, sacudidas y bandazos a lo largo de sus tramas hasta el punto de perder la tensión que la sustenta. Una transgresión acordonada en la que el autor no consigue aturdir con su fluidez habitual. Una (media) Naranja Mecánica. 

 La caracterización de sus personajes (antagónicos inclusive) lo más destacable de la obra pese a quebrar en la solidez argumental de la serie. Una bastarda simetría de la realidad coyuntural que bien podríamos sustraer tanto de películas porno caseras como de los reality shows menos amedrentados. Un perverso juego sadomasoquista de rifirrafes con el bien y el mal donde el cuero de ambas posiciones siempre gana la batalla.

 He aquí, tras el disparo de un catéter que en nuestras mentes ufanas siempre saldrá lleno de mierda, dar las gracias a Ennis por alejarnos de los dos rombos de vez en cuando y de la fachada social que pretendemos encubrir.

 P.D: El Francés y la Hembra, un tándem goloso deliciosamente combinado.

 P.D.2: Yo tambien espero u deseo ansioso una versión Integral o Absolute de “The Boys”.

 

@Mister_Air
@Mister_Air
Lector
25 agosto, 2012 9:07

Que pena, aunque con The Boys siempre he tenido sentimientos encontrados porque es una serie que me resulta enfermiza y aberrante pero a la vez me gusta y no puedo dejar de leerla.

emilio
emilio
Lector
25 agosto, 2012 10:04

 Y a mi que Ennis siempre me ha parecido el tipico compañero que todos teniamos en parvulitos que decia caca y pis para que todos dijeramos: Hala lo que ha dicho!!!!. En fin que siempre me ha parecido un enfant terrible en el sentido mas literal del termino: detras toda su polemica no hay contenido, solo es una travesura para llamar la atencion.

Daniel Gavilán
25 agosto, 2012 11:29

 The Boys fue una serie que odié casi desde el momento en el que la conocí y a la que no veía mayor sentido que servir como vehículo para que Ennis se mofase a costa de los superhéroes mostrando su desprecio hacia el género a base de toneladas de sal gorda y escatología al por mayor. Craso error.

Por alguna razón -la curiosidad por ver que nuevas burradas se le pasaban por la cabeza, a quien vamos a engañar- seguí leyendo la serie mientras está oscilaba entre sus más y sus menos siendo la trama de la relación entre Wee Hughie y su chica la que me hizo ver que había algo más debajo de todo el gore, chistes guarros y burradas que le dieron a la serie su firma personal.

Y aunque hubo puntos en los que la serie parecía comenzar a repetirse, la imagen global del conjunto comenzo a cobrar un nuevo peso a partir de la miniserie del Carnicero. Desde entonces, The Boys no ha dejado de crecer y a falta de tres números para el final, si todo sigue el cauce que aparenta casi se podría afirmar que Ennis va a poder presumir de haber firmado la ¿primera? gran andadura de esta década (a espera de ver lo que hace Aaron en Scalped). O lo que viene a ser lo mismo, una incendiaria bomba atómica no solo contra los superhéroes, sino contra cosas mucho más serias que llevan oscilando en torno al género desde los tiempos de Alan Moore y con los que Ennis juega retornciéndolos hasta tal punto que no queda resquicio alguno al que aferrarse en busca de salvación o de esperanza. ¿Quis custodiet ipsos custodes?? Una coletilla sumamente arraigada entre los aficionados del cómic de superhéroes y que nunca más volverá a tener las mismas connotaciones tras la obra de Ennis…

Alfeizar
Alfeizar
Lector
25 agosto, 2012 15:01

 Daniel Gavilán
ha comentado el 25 agosto, 2012 a las 11:29h

“si todo sirgue el cauce que aparenta”

Vamos, la `portada del último número es muy clara. Todo va en esa linea. (Salvo sorpresa de última hora, que no parece según el caracter de Ennis

Supongo que se fumará un cigarrillo tras el orgasmo que le dará ver concluida esta serie.

Se ha mofado de todos: De la JLA , de los X-men, de los sidekick, hasta de los supers de la II Guerra Mundial, se ha reido de las editoriales de comic que están detrás de los superhéroes y, por supuesto, ha satirizado los valores de la sociedad americana: familia, religion, lealtad…

Con todo, me ha enganchado. Especialmente me enganchó la inocente relación amorosa a lo romeo y julieta de dos de sus protagonistas.

Aviso de Spoiler

Creo que esto va decididamente a ser algo así como el final de los inmortales: “Sólo puede quedar uno”. Lo mismo ni eso

the drummer
the drummer
Lector
25 agosto, 2012 20:02

a mi the boys me parece cojonuda; a primera vista, otra ida de olla de ennis aunque, como bien dice daniel, debajo de esa primera capa, más gruesa, la serie es mucho más (aunque también digo que tengo los dos últimos tomos sin leer, no sé si, como alguien dice por ahí, la serie a bajado de nivel -espero que no-; ahora que se cierra me la leeré desde el principio y del tirón -lo mismo haré con scalped-).
para mi lo mejor que ha escrito ennis desde su punisher.
ahora a esperar a que llegue aquí su fury max y, con suerte, también battlefields (a ver si norma se anima con esta última, ahora que acaban con the boys; ennis+genero bélico, mal se tiene que dar para que salga torcida)

Spirit
Spirit
Lector
25 agosto, 2012 20:18

Pues yo, leídos todos los tomos publicados aquí por Norma, he de decir que a mí la serie me está pareciendo que va de más a menos con algún repunte puntual. Tras unos primeros números muy entretenidos y bien definidos, se enrolla y se enrolla hacia su mitad y no avanza en demasía ni muestra la frescura de antaño. A eso hay que sumar que en el apartado gráfico el dibujante (creo haber leído que por problemas de salud) regular sólo aparece puntualmente y el baile de sustitutos se nota. Efectivamente, va remontando en algún apunte aquí y allá, pero se nota en demasía que Ennis la está alargando (no en vano es el best seller de una pequeña editorial como dinamite) y creo que está bien que la acabe en su número 72. Sólo espero que el final esté a la altura de las expectativas.

Eso sí; no me extraña que dc no quisiera publicarla. Después de leer algunos de sus mejores números, no se ven a los supers de la misma manera…

Liponidas
Liponidas
Lector
25 agosto, 2012 21:38

Aunque esta portada es buenísima y parece un buen resumen, a mí me pasó igual que a Sputnik: me pillé el 1º tomo en la biblioteca y al ver que lo primordial era el gore, lo dejé. Es que no es lo mío…igual vuelvo a leerlo de biblio, pero comprarlo ni de coña.

Disfruté como un enano con Predicador y Hellblazer y ahora quisiera leer Hitman, alguien lo leyó y puede hacerme alguna recomendación?

ZombieSquirtle
ZombieSquirtle
Lector
26 agosto, 2012 1:07

 Sólo tengo el primer tomo y haría con él lo mismo que indica esa portada de arriba