Noche oscura: Una historia verídica de Batman

Reseña de la emotiva historia autobiográfica de Paul Dini, con un genial Eduardo Risso en el apartado artístico.

Por
4
4539

 
noche_oscura

Edición original: Dark Night: A true Batman story USA
Edición nacional/ España: ECC Ediciones
Guión: Paul Dini
Dibujo: Eduardo Risso
Entintado: Eduardo Risso
Color: Eduardo Risso
Formato: Cartoné, 128 páginas
Precio: 14,95 €

 

Este mes nos ha llegado a las librerías gracias a ECC Ediciones Noche oscura: Una historia verídica de Batman, una obra publicada en junio de este mismo año por DC Comics en su sello Vertigo, y que ha contado con muy buenas críticas en la prensa americana. Y la pregunta es: ¿Es para tanto? Desde luego que sí.

Antes de empezar esta reseña, es necesario aclarar que, a pesar del título, ésta no es una historia de Batman. Esta es una historia autobiográfica de una tortuosa y complicada etapa de la vida del genial guionista Paul Dini, al que todos conoceréis por su trabajo en las diferentes series animadas de Batman de los noventa, por escribir los videojuegos de Batman Arkham Asylum y Arkham City, por ser el creador junto a Bruce Timm de Harley Quinn, y por cómics como Amor Loco, por el que ganó un premio Eisner, entre otras muchas obras. Un tipo polifácetico, vamos. Así que, quien vaya buscando una historia sobre el hombre murciélago guiado por su atractiva portada y el título, que se lo quite de la cabeza, y tenga presente que estamos ante una obra muy diferente en todos los sentidos.

Poco se puede decir del argumento de esta obra, si es que tiene un argumento como tal. Podemos decir que es una metahistoria, con un Paul Dini en el presente narrándonos al comienzo de forma muy breve su infancia, y dando un gran salto después de bastantes años hasta su etapa en Warner Bros Animation en los noventa, cuando ya era un reputado guionista que había trabajado en Tiny Toons y en la archiconocida Batman: la serie animada, ganando varios Emmy, y teniendo actualmente cinco en su haber. Fue entonces cuando Paul Dini recibió una tremenda paliza en la calle por dos energúmenos que literalmente le partieron la cara en dos, teniendo que pasar por el quirófano con una compleja cirugía facial reconstructiva. Esto fue un hecho muy traumático para Dini que veinte años después se ha atrevido a contar, animado y apoyado por Kevin Smith y otros colegas de profesión, a través de una obra que no es nada más ni nada menos que un viaje a la psique más profunda de un genio que lo tenía todo en la vida: prestigio, reconocimiento, dinero y el trabajo que siempre soñó, y aún con todo no conseguía ser feliz. Dini nos narra su historia con la ayuda de los personajes más populares del batverso, como Hiedra Venenosa, el Joker, Dos Caras, el Espantapájaros, su criatura Harley Quinn, y por supuesto Batman, los cuales Dini incluye en situaciones reales como una proyección imaginaria de su conciencia, de una autorreflexión a modo de metaficción, en la que el guionista analiza las complicadas situaciones personales por las que pasaba en esa etapa de su vida. Así, por ejemplo, Batman hace de conciencia intentando reconducir la vida y la autoestima de Paul, y el Joker todo lo contrario, intentando provocar el caos, como si del ángel y el demonio típico de las series de animación se tratase. Y lo mejor de todo es que los personajes están perfectamente escritos y mantienen la coherencia con lo que son en realidad, es decir, no pierden ni un ápice de su personalidad, a pesar de estar a merced de tan complejo juego narrativo.

Todos los fantasmas y demonios de Dini están reflejados en esta triste y por momentos divertida historia, en la que es imprescindible conectar desde el principio, porque si no puede resultar de muy poco interés para el lector. Si tienes esa suerte, la disfrutarás enormemente, pero, al ser ésta una historia tremendamente personal, no podrá conectar con todo el mundo, inevitablemente. La narración además, es muy agradable, fácil y sencilla (salvo quizás el epílogo final, que es un poco más complejo), por lo que aburrirse durante sus más de 120 páginas es, aún con una falta de conexión emocional, ciertamente complicado.

El apartado artístico corre al completo a cargo del artista argentino Eduardo Risso, conocido por su trabajo en 100 balas, obra maestra del sello Vertigo, junto al gran Brian Azzarello. El maestro Risso una vez más no decepciona en esta obra, haciendo un trabajo brillante en todos los ámbitos, empezando por la portada. Uno de los aspectos más destacables es el diseño de los personajes, y cómo cuando se trata de personas reales como Dini o sus compañeros de trabajo, tiene un diseño más realista y cuando se trata de personajes de DC Comics que acompañan al bueno de Paul en su complicada vida y en su tremenda imaginación, son diseños por supuesto más caricaturescos o animados. Éstos contrastes se unen a otros aspectos como el extraordinario color, que juega un papel importante en la narrativa, diferenciando cuando se trata de viñetas de la infancia de Paul, del presente narrativo, o del corpus central de la historia, es decir, cuando sufre el ataque. En definitiva, un trabajo impecable por parte de Risso.

Aquí os dejo, para terminar, con una galería que contiene algunas páginas e imágenes de esta irrepetible obra que no me cansaré nunca de recomendar. Espero que las disfrutéis tanto como yo lo he hecho leyendo esta historia tan hermosamente ilustrada.

  Edición original: Dark Night: A true Batman story USA Edición nacional/ España: ECC Ediciones Guión: Paul Dini Dibujo: Eduardo Risso Entintado: Eduardo Risso Color: Eduardo Risso Formato: Cartoné, 128 páginas Precio: 14,95 €   Este mes nos ha llegado a las librerías gracias a ECC Ediciones Noche oscura: Una…
Guión - 8.7
Dibujo - 9
Interés - 7.5

8.4

Emotiva

Un fragmento de la biografía de un artista brillante, de un genio que lo tenía todo y no era feliz. Una historia de superación, de caída y renacimiento. Triste, divertida, emotiva y hermosa, tanto narrativa como estéticamente, gracias a otro gran genio como es Eduardo Risso. Muy recomendable.

Vosotros puntuáis: 6.76 ( 12 votos)

4
Déjanos un comentario

Please Login to comment
4 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
4 Comment authors
Jose Angel Aresbatlandertierra616frankbanner49 Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
frankbanner49
Lector
frankbanner49

Esta bien.
la verdad es que me sorprendí con la historia porque no conocía de que iba el asunto.sinceramente creí que se trataría de una historia más con batman y el joker. compré el tomito este atraído por los autores,básicamente .
y lo que me encontré,finalmente,tampoco me disgustó.
lo que me si me ha sorprendido leyéndolo son los sentimientos autodestructivos de dini que deja entrever en el curso del relato. más allá del evidente trauma que puede provocar la tremenda paliza que recibe de los pandilleros, uno percibe en el escritor que más allá del suceso en sí,hay mucho de hombre torturado incapaz de gestionar ciertas áreas de su vida.
sé que no tiene nada que ver, pero no me imaginaba así a un guionista que lleva casi toda su vida profesional dedicada a la animación.
yo que sé…
con todo,creo que le sobra más de la mitad de relato.que se podia haber contado en bastante menos.
y,sí, es cierto,risso muestra un dibujo de lineas más suaves,pero no pierde un ápice de calidad.en su linea habitual.

pelayo
Lector
pelayo

Esta historia bien podría hacer un “paquete-doble” con aquella de “Es un pájaro…” de Steven T. Seagle y Teddy Kristiansen, que se centraba en Superman y en cómo un personaje de ficción puede interactuar con sus creadores a nivel emocional.

batlander
Lector
batlander

A mi no me ha gustado ni el dibujo de Risso. Quiere hecer una cosa novedosa y original y le queda una cosa rara, coñazo y aburrida.

Jose Angel Ares
Lector

Me esperaba un Risso más innovador y le he visto como siempre (que muy bien, pero para el tipo de historia que a priori trataba, esperaba más). Y del guión, acabé interesándome mucho más por la infancia y el trabajo de Dini en Warner, que por el hecho por el que crea el tebeo, que nunca me perturba ni me transmite todo lo malsano que podría.
Leer se lee muy bien, pero se me queda en tierra de nadie.