Mundo Independiente: Project Superpowers: Blackcross #1, de Warren Ellis

Por
3
691
 
TNBlackcross01CovALee

Edición original: Project Superpowers: Blackcross #1 (Dynamite entertainment).
Guión: Warren Ellis.
Dibujo: Colton Worley.
Color: Morgan Hickman.
Formato: Grapa, 32 páginas.
Precio: 3,99 $.

 

Project Superpowers fue una iniciativa de hace unos años auspiciada por Dynamite entertainment con la que el aclamado artista Alex Ross dirigía a un grupo de guionistas y dibujantes recuperando a un buen número de superhéroes casi olvidados de las décadas de los 40 y 50. Todos ellos cesaron su publicación desde aquel entonces, sus editoriales desparecieron, y dada la legislación estadounidense, entraron en lo que se llama el dominio público. Esto significa que cualquiera puede publicar una obra usando a estos personajes sin tener que abonar unas tasas a nadie ni enfrentarse a un pleito como el que nos encontraríamos si lo hiciésemos por ejemplo con propiedades de DC o Marvel como Superman o Hulk.

Ross, con su historia de un grupo de superhéroes que despertaba en el mundo actual tras un letargo de décadas sin haber envejecido (un poco como el Capitán América o Los Doce de JM Straczynski, pero no exactamente igual), no era el primero ni el único en usar esta posibilidad que la ley norteamericana otorga. Muchos de esos personajes ya habían aparecido en diversas versiones, por ejemplo en el universo de la serie Femforce de EC comics, o en una miniserie de Eclipse en las que Dan Brereton actualizaba durante los años ochenta al más popular de estos héroes, Black Terror. Pero tal vez la mayor visibilidad que obtuvo buena parte de ellos fue cuando Alan Moore los incluyó en un arco argumental de su Tom Strong y posteriormente estas versiones protagonizasen dos notables miniseries de Terra Obscura con argumento de Moore a cargo de Peter Hogan y Yanick Paquette. Después de la experiencia de Ross, que obtuvo cierta notoriedad (probablemente mas por las espectaculares portadas del artista de Marvels y Kingdom Come que por otra cosa) y que incluso llegó a ser publicada en España, muchos de estos personajes han sido utilizados por Erik Larsen en Savage Dragon, por varios artistas en un especial de Image comics, o incluso en un juego de rol de mesa al estilo de Dungeons and Dragons en el que se les enfrentaba con las creaciones de HP Lovecraft.

Ahora Dynamite retoma a aquellos superheroes con los que el equipo dirigido por Ross sacó unas cuantas miniseries y le ha dado el encargo a nada menos que Warren Ellis para que haga lo que le plazca con ellos. Hay que recalcar que la editorial está usando simultáneamente a Black Terror en otro título, Masks, pero las continuidades de éste y de Blackcross parecen ser totalmente distintas. Aquí podemos ver las portadas alternativas que se han realizado para el presente primer número.

Blackcross1Blackcross2Blackcross4Blackcross5Blackcross6

Ellis ha tirado por un enfoque que reúne similitudes con otros relanzamientos recientes: uno, el que la editorial Archie ha empezado a realizar con sus viejos superhéroes dentro de la línea Dark Circle inaugurado por la serie Black Hood. Blackcross también actualiza con una perspectiva muy oscura a viejos personajes pijameros de los años cuarenta, y el apartado gráfico evoca un aire similar. El otro es el que el propio Ellis ha realizado junto a Tula Lotay para Image con Supreme: The Blue Rose, recuperando el entorno del sosias de Superman que Rob Liefeld crease y que llevase a sus máximas cotas creativas Alan Moore, un nombre que vuelve a aparecer en los precedentes de esta obra.

De Supreme: The Blue Rose, Ellis vuelve a utilizar aquí la idea de un mundo presentado de forma muy realista siendo invadido sutilmente por los empujes de otro mas superheroico. También se usa un ritmo lento, con una lectura accesible para el que no conozca a los personajes, aunque quién sí esté familiarizado con ellos tendrá pistas que le llevarán a establecer ántes qué está pasando. Pero allí donde la obra con Lotay se aproximaba más a la ciencia ficción costumbrista al tiempo que psicodélica (por decir algo), aquí la atmosfera que se respira es rotundamente terrorífica. Los siguientes párrafos contienen gran parte de lo contado en éste episodio, analizándolo, por lo que hemos decidió ocultarlos bajo el botón de spoiler para quien no quiera que se le revienten sorpresas antes de leer el ejemplar. Quizá se quiera volver después de tal lectura para complementarla con algunos datos curiosos.

Aviso de Spoiler

Project Superpowers: Blackcross se abre con una impresionante escena de hombre autoinmolandose mientras se introduce de forma tranquila y pausada en el ficticio lago Nedor (el nombre de la editorial original de muchos de estos superhéroes), en el estado de Washington, próximo a la pequeña población que lleva el nombre de la serie. Esa misma noche, no muy lejos en el bosque, el agente del FBI Bart Hill (otro guiño: ésa era la identidad secreta del Daredevil original de la golden age, que nada tiene que ver con el Matt Murdock de Marvel, y que fue preventivamente rebautizado por Ross como Death Defying Devil para evitarse problemas; que Hill aquí sea afroamericano probablemente sea una referencia a que el personaje original fue criado por aborígenes) y su equipo investigan el hallazgo de un cadáver. Un asesino en serie está dejando cuerpos con una esquemática y macabra bandera estadounidense grabada a cuchillo en ellos a su paso.

En el vecino pueblecito en el que se desarrollará el resto de la historia, la falsa médium Marietta Chesler empieza a tener visiones en las que es visitada por una versión enmascarada de sí misma y por otras misteriosas figuras que piden su ayuda para que “les deje entrar” y que dicen que fueron enterrados en Blackcross. Marietta Chesler era, por cierto, el nombre del alter ego de Lady Satan, una superheroina de los cómics de los años cuarenta que luchaba contra seres sobrenaturales y nazis en la Francia ocupada.

Por otro lado Bob Stewart es el farmacéutico de Blackcross, un hombre que vive bajo una identidad falsa acogido al programa de protección de testigos. Con el nuevo nombre de Robert Benton vive una existencia que le desagrada mientras empieza a recibir extraños mensajes en su móvil de un misterioso remitente llamado bl@ckt3rr0r en los que puede leer “nuestra hora está llegando”. Robert Benton era el nombre de un farmacéutico en los cómics de la extinta editorial Nedor que desarrollaba un tónico que le hacía superfuerte, adoptando la identidad del relativamente popular entre los superhéroes de entonces Black Terror.


Con todos esos elementos, la narración de Ellis va dando pasos poco a poco, de forma serena y lúgubre, sacrificando los excesos verbales que le suelen caracterizar en aras de la sobriedad de la historia. Y la verdad es que el resultado es bueno, intranquilizador e intrigante, aunque sabe a muy poco. El oscuro dibujo de Colton Worley acompaña perfectamente a la atmósfera creada por Ellis, subrayado por el apropiadísimo color de Morgan Hickman. De ese modo se da lugar a resultados gráficos que pueden evocar al cómic europeo, o al estilo de Alex Maleev en el Daredevil que dibujase para Brian Michael Bendis, incluso al de Michael Gaydos en su reciente trabajo en la mencionada Black Hood.

Project Superpowers: Blackcross ha empezado de forma lenta, escalofriante, inexorable. Y tiene pinta ser uno de esos trabajos de Warren Ellis que como su Moon Knight, no por alimenticios dejan de ser de una calidad e interés muy notables.

  Edición original: Project Superpowers: Blackcross #1 (Dynamite entertainment). Guión: Warren Ellis. Dibujo: Colton Worley. Color: Morgan Hickman. Formato: Grapa, 32 páginas. Precio: 3,99 $.   Project Superpowers fue una iniciativa de hace unos años auspiciada por Dynamite entertainment con la que el aclamado artista Alex Ross dirigía a un…
Guión
Dibujo
Interés

Vosotros puntuáis: 8.8 ( 1 votos)
3 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Mariano Abrach
Autor
7 marzo, 2015 16:52

Tenía mi desconfianza respecto a este cómic, no sé por qué, puros prejuicios, pero me das curiosidad y voy a darle una oportunidad.

Muy buena reseña! 😉

Athos
Athos
Lector
7 marzo, 2015 21:09

Esto de Superpowers con esos nombres implicados si promete

Agente Sadness
Agente Sadness
Lector
9 marzo, 2015 11:40

Cuidadín, shhh… No alcéis mucho la voz, que sé de buena tinta que Sergio aún está durmiendo…