Marvel Integral. Capitán América: El Soldado de Invierno

Por
25
3152
 

Guión: Ed Brubaker
Dibujo: Steve Epting, Michael Lark y Mike Perkins
Edición España: Panini Cómics (2014)
Contiene: Captain America Vol. 5 Nº 1-14 USA (Marvel Comics, 2005)
Formato: Tomo cartoné de 352 páginas
Precio: 30,00€
Valoración:

 

“[…] el Proyecto Soldado de Invierno
ha sido licenciado

En la historia reciente del Capitán América el nombre de Ed Brubaker resulta especialmente significativo al haber sido el responsable de conseguir que Steve Rogers volviese a blandir su escudo con la fuerza y el ímpetu de los viejos tiempos. El popular y aclamado guionista estadounidense rescataría al Centinela de la Libertad de la paranoia en la que había caído el mundo post 11-S para legarnos una de las mejores etapas del personaje, fusionando de manera indisoluble cómic de superhéroes y las formas de su amado género negro visto en su trabajo en otras cabeceras mainstream como Gotham Central, Daredevil o Vengadores Secretos. El cambio de orientación sería notable pero, al mismo tiempo, el Capitán América seguía siendo fiel a su espíritu mediante unas tramas e historias más ligadas que nunca a sus remotos y sorprendentes orígenes. Por lo tanto, no resulta descabellado sentenciar que el Capitán América había vuelto a despertar por segunda vez en 2005, su cabecera volvía a llamar la atención y contaba con el apoyo de los lectores y la crítica que reconocería la labor del autor con un premio Harvey y tres premios Eisner. La larga estancia de Ed Brubaker en la serie le daría al personaje un gran período de estabilidad e incluso cuando el agotamiento fue comenzando a ser patente después de la muerte y resurrección de Steve Rogers “a lo Matadero Cinco de Kurt Vonnegut sus historias mantuvieron cierta solidez y calidad. La sorpresa ya no formaba parte de la ecuación, había pasado mucho tiempo desde Otro Tiempo, la primera gran saga de Ed Brubaker en la colección con la que abriría fuego por todo lo alto al lado de Steve Epting, su dibujante y sidekick personal.

En todo momento Ed Brubaker mantendría su habitual pulso narrativo, manejando con precisión quirúrgica personajes y tramas y beneficiándose de un cierto aislamiento de la cabecera, sano y revulsivo, respecto al resto del Universo Marvel. El verdadero golpe sobre la mesa del guionista no tardaría en llegar; contundente, épico y dramático el arco argumental titulado El Soldado de Invierno habría de sentenciar el destino del resto de su etapa. Esta historia pretendía dejar huella, no pasar como una más, aunque para ello tuviese que saltarse algunas reglas no escritas de la Casa de las Ideas resucitando a un personaje como Bucky Barnes, el antiguo y joven compañero de aventuras junto al que había combatido Steve Rogers mano a mano en la Segunda Guerra Mundial. Este personaje indispensable en la tragedia personal del Capitán América apareció por primera vez en 1940 en el histórico Captain America Comics #1 firmado por Joe Simon y Jack Kirby para Timely Comics, compartiendo desde ese momento casi todas las aventuras bélicas de Steve Rogers, formando parte de los Jóvenes Aliados y languideciendo en la subsiguiente post-guerra en su deambular por publicaciones como Young Men y Men’s Adventures. En la época de Marvel Comics, como todos sabemos, Stan Lee y Jack Kirby traerían de vuelta al Capitán América pero dejarían en el olvido a su compañero de armas y amigo Bucky, como un peso muerto innecesario y anacrónicamente prescindible.

Captain_America_ed_brubaker_steve_epting_marvel_1Captain_America_ed_brubaker_steve_epting_marvel_2Captain_America_ed_brubaker_steve_epting_marvel_3
Portadas de Steve Epting para la cabecera de Capitán América

Pero la necesidad de poner un verdadero punto y aparte en el pasado de Steve Rogers ha sido siempre una futilidad impropia de su naturaleza, cuestión bien comprendida y asimilada por el ya veterano Ed Brubaker, aunque seguramente no tanto por la naciente Marvel Comics que pronto recurriría a la retrocontinuidad para descubrirnos la gloria y la caída en desgracia de esta increíble pareja. De esta manera supimos que nuestros héroes se habían perdido a finales de la Segunda Guerra Mundial, todo mientras hacían su propia interpretación de la mítica escena portagonizada por el mayor T.J. “King” Kong en ¿Teléfono rojo?, volamos hacia Moscú (1964) de Stanley Kubrick al intentar cabalgar un avión bomba del Barón Zemo que provocaría al estallar que Steve Rogers quedase sepultado durante décadas bajo el hielo en las frías aguas árticas y Bucky, como veríamos en un flashback en 1968 en las páginas de The Avengers #56, encontrase finalmente una heroica, cruel y estúpida muerte capaz de atormentar para el resto de su vida al bueno de Steve Rogers. Por supuesto, esto daría un inesperado giro con la argucia de Ed Brubaker, preparando con astucia el terreno para traer de vuelta al ya no tan joven pupilo y evitando no sólo el ser lapidado por los aficionados sino logrando hacer pasar la maniobra por una muestra de su gran ingenio y talento. El guionista estadounidense salvaba de esta manera, con la ayuda de Steve Epting, la primera bola de este partido.

El asumir riesgos en su etapa era algo necesario para Ed Brubaker porque para él guionizar el Capitán América era una cuestión casi personal, primero por ser un declarado aficionado personaje, el primer cómic que compró en su vida fue el Captain America #156 de Steve Englehart y Sal Buscema, y segundo, por los conocidos datos de su biografía, el trabajo de su padre para la Inteligencia Naval marcaría su misma llegada al mundo, en 1966 en la National Naval Medical Center de Bethesda, y parte de su posterior infancia y adolescencia en la remota y aislada base naval de Guantánamo. De esta manera, sus obras siempre caracterizadas por unas elaboradas tramas de espionaje y conspiraciones son algo innato para Ed Brubaker, su conocimiento y vivencias le han servido para construir de forma casi orgánica sus generosas y habituales historias revestidas con su característico sabor a thriller y género negro. En estos primeros números, de su larga estancia en la cabecera del Capitán América, el guionista de Sleeper, Criminal e Incógnito comenzaría la edificación de un conglomerado de aventuras definidas por su carácter coral, repleta de personajes tan caducos como elegantes, desde villanos como Cráneo Rojo y General Lukin, al papel jugado por Nick Furia y S.H.I.E.L.D. o amigos íntimos como El Halcón o Sharon Carter, resultando un curioso caleidoscopio o rompecabezas de matices y visiones sobre su protagonista y el sentido de su misión.

Captain_America_ed_brubaker_steve_epting_marvel_4Captain_America_ed_brubaker_steve_epting_marvel_5Captain_America_ed_brubaker_steve_epting_marvel_6
Más portadas de Steve Epting para el Capitán América de Ed brubaker

En definitiva, lo que lograría Ed Brubaker sería enfrentar cara al cara al Capitán América con el espíritu del nuevo siglo XXI, poniendo a prueba su vigencia como icono y dándole una nueva dimensión a su pasado, en una época moralmente conflictiva y con paralelismos históricos cada vez más perturbadores. En el revoltijo de acontecimientos de esta etapa la figura del Soldado de Invierno sería clave en el transcurrir de la serie y su personaje protagonista, un elemento con una potente carga desestabilizadora necesaria para poner a Steve Rogers contra las cuerdas. Sorprendentemente, su resurrección logró calar muy pronto entre los aficionados como demuestra indirectamente su salto directo a la gran pantalla en la inminente Capitán América: El Soldado de Invierno de Anthony Russo y Joe Russo. No obstante, la última producción de Marvel Studios seguramente prescindirá de esa opresiva atmósfera de estos cómics casi fundacionales, con esa interesante apología de la intriga y el espionaje, incluso en su faceta más pulp, manteniendo sus clichés de género negro, sus lavados de cerebro y villanos horteras, con un apartado gráfico oscuro y depresivo con el nombre propio de Steve Epting. El trazo irregular y añejo del dibujante estadounidense aportó desde un primer momento la estabilidad y profesionalidad requeridas por esta decisiva etapa en la historia del Capitán América, adaptándose fácilmente al tono y ritmo imprimido por los cuidados guiones de Ed Brubaker.

Tampoco hay que olvidar el trabajo de Michael Lark, ayudante de excepción encargado de retratar algunos flashbacks relacionados con el pasado del Capitán América y Bucky Barnes pero también haciendo las veces de sustituto oficial de Steve Epting en algún número aislado de esta primera fase del mundo del Capitán América según Ed Brubaker. Por otro lado tenemos al británico Mike Perkins, ayudando habitualmente en los acabados gráficos de la publicación y a John Paul Leon y Lee Weeks, el primero distanciándose del tono recurrente de sus compañeros para narrarnos en Captain America #7 La solitaria muerte de Jack Monroe y el segundo salvando los muebles en Captain America #10 en un cruce de la serie con el crossover de Dinastía de M que nos descubre una historia alternativa e imposible de la vida de Steve Rogers. En cualquier caso, un equipo de lujo, implicado y comprometido con la visión de Ed Brubaker sobre el Capitán América en estos primeros compases, muy lejos del agotamiento de la fórmula que comenzaría a hacerse patente en un futuro con una cierta reiteración de situaciones y personajes y un decompressive storytelling cada vez más acusado. El viaje valdría la pena, la calidad seguiría muy presente, pero, sin lugar a dudas, la frescura de sus planteamientos inciales serían la mejor contribución de Ed Brubaker a la historia del supersoldado creado hace casi setenta y cinco años por Joe Simon y Jack Kirby.

Enlaces de Interés

 Reseña de Sleeper de Ed Brubaker y Sean Phillips por David Fernández
 Reseña de Criminal: Lawless de Ed Brubaker y Sean Phillips por David Fernández
 Reseña de Criminal: Mala noche de Ed Brubaker y Sean Phillips por David Fernández
 Reseña de Criminal: Los Pecadores de Ed Brubaker y Sean Phillips por David Fernández
 Reseña de Fatale de Ed Brubaker y Sean Phillips por Marcos Martín
 Reseña de Fatale de Ed Brubaker y Sean Phillips por Jordi T. Pardo

 Artículo de Sleeper de Ed Brubaker y Sean Phillips por José Torralba
 Artículo de Incógnito de Ed Brubaker y Sean Phillips por José Torralba
 Artículo de Fatale de Ed Brubaker y Sean Phillips por Enrique Ríos

25 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Arturo Porras
Autor
27 marzo, 2014 10:49

Excelente punto de entrada para empezar a leer al Capitán América. 100% recomendable. Brubaker se marca una de las mejores etapas de superhéroes de la historia reciente. Pulp y Noir son dos conceptos asociados al autor. Y aquí hace uso de ambos sin ningún complejo. Gran guionista este Bru

JH
JH
Lector
27 marzo, 2014 11:47

Madre mía, cómo disfruté la etapa de Bru en esta serie. Vaya obra maestra se marcó. No sé cómo pudo hacer algo tan malo en los X-Men.

Docz
Docz
Lector
27 marzo, 2014 12:01

Me gustaron mucho los primeros, me leí 40 y pico números, pero luego los guiones perdieron fuelle (me paso lo mismo con su Daredevil), ¿Merece la pena leer entera su etapa en el Capi?

Lemmytico
Lemmytico
Lector
27 marzo, 2014 12:21

Para mi es una etapa con altibajos gordísimos. Después de la saga esta del Soldado de Invierno a mi entender da un bajón grande. Luego remonta bastante con la época de Bucky como Capi, y después del regreso de Steve Rogers hasta el final se queda en correcta y ya.

frankbanner71
frankbanner71
Lector
27 marzo, 2014 12:29

algo sobrevalorada.

nadie daba dos duros por rescatar una-a priori-mala idea como rescatar a bucky de entre los muertos,pero brubaker llevo adelante sus planes con mucha habilidad y astucia.

pero,mas alla de crear a un personaje con mucho potencial(y de matar a un icono ,que ya estaba planeado desde las alturas)tampoco me ha parecido una etapa especialmente memorable.

se me ocurren,al menos,tres o cuatro,mas ligeras,si,pero mucho mas emocionantes.

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
27 marzo, 2014 12:45

Pues a mí me encantó la etapa de Bru. Sí que los últimos números eran mucho más flojos. Y que, a lo largo de dicha etapa, hubo altos y bajos. Pero era una de las series que esperaba con más ganas cada mes.

Antoine
Antoine
Lector
27 marzo, 2014 13:40

Yo diría que es excelente durante el tiempo que Epting está en el dibujo. Y pega un bajonazo considerable desde la miniserie en la que resucita Rogers.

Aún así, una serie estupenda.

Arturo Porras
Autor
27 marzo, 2014 14:11

La etapa de Bru duró 8 años. Es normal que se se produzcan altibajos. Sigo pensando que es un excelente punto de entrada para gente que no haya leído cómics del capi. Poniéndome en plan pedagogo, si tuviera que recomendar una larga etapa en estos últimos 20 años (más cercanos a personas que no conocen el mundillo) de algún personaje Marvel este Capitán o el Ultimate Spiderman serían mis apuestas. Lo mismo hay alguna más, pero son las dos primeras que me vienen a la mente

Lemmytico
Lemmytico
Lector
27 marzo, 2014 15:49

¿Qué entendemos por etapa larga?

Yo he recomendado un par de veces la etapa de Bru a gente que quería leer cosas del Capi y nunca lo había hecho. Las dos veces me dijeron que les había parecido aburrido.

Louontherocks
Louontherocks
Lector
27 marzo, 2014 21:55

A mi los primeros trentaitantos números si me gustaron bastante, luego si es verdad que la cosa fue decayendo. La parte de la muerte también estuvo bien, la pena fue que la resurrección fue demasiado traída por los pelos.

Ocioso
Ocioso
Lector
28 marzo, 2014 0:09

Lemmytico ha comentado: Yo he recomendado un par de veces la etapa de Bru a gente que quería leer cosas del Capi y nunca lo había hecho. Las dos veces me dijeron que les había parecido aburrido.

Es que…así entre nosotros y ahora que nadie nos lee…es un puto coñazo. He visto crecer matojos de hierba con mas ímpetu.
A mí me gustó porque soy muy fan del Capi y viví casi en tiempo real todos sus lloros por la pérdida de Bucky según se iba publicando la serie por primera vez en España. Si la resurrección del chaval pudo convencerme a mí, puede convencer a cualquiera.
Pero no he leído nunca un tebeo tan descomprimido. Ni Bendis, ni Hickman, ni ningún otro que se nos ocurra, es lo mas leeeeento que se ha hecho en superheroes.

Khonshu
Khonshu
Lector
28 marzo, 2014 0:27

A mí nunca me gustó la resurrección de Barnes. aún hoy pienso que es mala idea. Pan pa hoy y hambre pa mañana. Ahí está el Soldado de Invierno, de aquí para allá sin encajar del todo bien en el UM desde que dejó de ser el Capi.

Pero ya está hecho. Y ya está en cine, así que será así por siempre jamás.

Ocioso
Ocioso
Lector
28 marzo, 2014 0:43

Pues a mí me convenció, y ya digo que para mí Bucky era lo que el Tio Ben para los aficionados a Spider-man, un intocable, un irresucitable.
No era siquiera un concepto original: en los 80 fué El Comediante, en los 90 el fumador de Expediente X, y seguro que hay mil ejemplos mas. La idea de que un solo tio es el responsable de algunos de los sucesos mas importantes de los últimos 50 años.

Pero la idea funcionó. Lo único que eché en falta fué un momento emotivo entre los dos. O sea, no era necesario que empezaran a chuparse cosas como cuando compartían tienda de campaña, pero una splash con un abrazo, incluso una lagrimita, tampoco habría estado de mas. Pero no hubo suerte, Bucky ha regresado en una etapa en la que el Capi es un militarzote duro como el pedernal. ¡Ay si hubiera vuelto en los años 70 cuando era un cachito de pan!

Arturo Porras
Autor
28 marzo, 2014 13:06

Lemmytico ha comentado

¿Qué entendemos por etapa larga?
Pues una etapa (no mini-serie, novela gráfica o evento) que como mínimo el mismo guionista haya estado un considerable cantidad de números. Los suficientes para desarrollar un historia larga. Y Bru mantiene un nivelazo muy alto gran cantidad de esos números. Para mi gusto, vaya

Yo he recomendado un par de veces la etapa de Bru a gente que quería leer cosas del Capi y nunca lo había hecho. Las dos veces me dijeron que les había parecido aburrido.

Ese mismo trago lo he pasado yo. No con el Capi, que me reafirmo en recomendar esta etapa, sino con Lobezno. Le deje a un allegado, que le gustaron las pelis( sic!),Honor y un volumen de Millar. Adivina cual le pareció un rollo. Y hace poco se ocurrió recomendar el Hawkeye a alguien ( que se definía como lectora y conocedora de arte) y casi me lo tira a la cabeza. En fin, somos un mundo aparte

Lemmytico
Lemmytico
Lector
28 marzo, 2014 14:40

“Ese mismo trago lo he pasado yo. No con el Capi, que me reafirmo en recomendar esta etapa, sino con Lobezno. Le deje a un allegado, que le gustaron las pelis( sic!),Honor y un volumen de Millar. Adivina cual le pareció un rollo. Y hace poco se ocurrió recomendar el Hawkeye a alguien ( que se definía como lectora y conocedora de arte) y casi me lo tira a la cabeza. En fin, somos un mundo aparte”

A eso iba yo. Creo que hay cómics que nos gustan sólo a los lectores de cómics. Yo creo que este rollo del “decompressive” o como se diga sólo se entiende así.

Luego cosas como Ojo de Halcón no me extraña, porque son muy meta-referenciales y demás palabras técnicas para decir que o te gustan los cómics o no vas a verle el chiste.

Lo de las etapas largas no iba por la de Bru, que claramente lo es. Era por el número de cómics que hacen falta para decir que tenemos una “etapa larga”. Dependiendo de cuántos se me ocurren algunas antes que el Capi de Bru, por eso lo decía.

frankbanner71
frankbanner71
Lector
28 marzo, 2014 15:17

yo le preste a un colega un buen monton de comics de predicador…y,meses despues,aun estoy esperando que me los devuelvan.

¿he dejado claro el mensaje?.

Ocioso
Ocioso
Lector
28 marzo, 2014 15:23

Los tebeos no se prestan y punto, que luego te los devuelven llenos de dedos y con las hojas pegadas.

frankbanner71
frankbanner71
Lector
28 marzo, 2014 15:27

uff…espero que no tire por ahi la cosa,ocioso,que la tulip de dillon no da para paj…

Ocioso
Ocioso
Lector
28 marzo, 2014 15:35

¿Que Tulip no…? ¿Pero tu la has visto en las portadas con camisetas marcando tetas colganderas?

frankbanner71
frankbanner71
Lector
28 marzo, 2014 15:52

si,en la serie enseña pechamen,pero yo voy mas por el tema del dillon que te hace unos rostros casi intercambiables por lo asexuados que le salen.

le pasa un poco como a chaykin,que te dibuja siempre el mismo rostro,casi intercambiable,si no fuera por que se molesta en cambiar el corte de pelo.

aunque,eso si,las tias que dibuja chaykin son michisimo mas morbosas,donde vas a parar,xd.

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
28 marzo, 2014 15:58

“¿he dejado claro el mensaje?”

Por lo que parece, esa persona no lo debe tener muy claro, ¿no?

Ocioso
Ocioso
Lector
28 marzo, 2014 16:03

frankbanner71 ha comentado: las tias que dibuja chaykin son michisimo mas morbosas

No se que te diga. La abuela del predicador tiene un polvazo.

Louontherocks
Louontherocks
Lector
28 marzo, 2014 22:14

Los tebeos ni se prestan ni se venden Frank. Todavía recuerdo cuando vendí los del pueblo para comprarme una bici… (como no los leía. ..) bueno pues pasado el tiempo todavía me arrepiento, menos mal que algunos los he podido ir recuperando pero por ejemplo los de las Tortugas Ninja que se basaban en la serie de dibujos no los he vuelto a ver…

Franz
Franz
Lector
30 marzo, 2014 7:49

Una de las pocas resurrecciones de personajes que salió como dios manda.