Kull: El diablo en el espejo

Por
10
744
 

Edición original: Bizarre Adventures #24 (Marvel, 1981).
Edición nacional/ España: Aventuras Bizarras nº 12 (Forum, 1984).
Guión: Doug Moench.
Dibujo: John Bolton.
Color: B/N.
Formato: Revista 72 págs.
Precio: 140 pts.

 

El bárbaro más popular del mundo del cómic le robó su nombre al creador de Sherlock Holmes. Robert E. Howard (1906-1936), seguidor de H.P. Lovecraft y Edgar Rice Burroughs, dio vida a Conan y a la Edad Hiborea con el relato El fénix en la espada, publicado en 1932 en la revista Weird Tales. El cimerio ha cosechado un éxito apabullante, con libros, cómics, películas y cualquier derivado comercial que la inventiva humana haya perpetrado. Su impronta es tan demoledora que ha sepultado a otros hijos de su padre. En 1929, con El reino oscuro, debutó el hosco Kull de Altantis, monarca de Valusia, quien pese a su puesta de largo 3 años antes, nunca ha contado, ni de lejos, con la legión de admiradores del duro norteño que se encomienda a Crom.

Este desprecio es tanto más inexplicable si constatamos la nutrida lista de talentos que ha tratado al conquistador de la cicatriz en la cara. Corría 1981 y los herederos de Howard confiaban en Marvel para la realización y comercialización de adaptaciones al cómic de estos personajes. Probando el formato revista, la Casa de las Ideas decidió dar una oportunidad de brillar a Kull con El diablo en el espejo, escrita por Doug Moench e ilustrada por John Bolton para el Bizarre Adventures #24, magazine donde los mejores nombres de la editorial coqueteaban con propuestas más audaces en respuesta al auge de las publicaciones de Warren (y del que ya les hablamos aquí).

Muertos vivientes, hembra seductoras y conjuros diabólicos… son algunas de las pruebas que deberá enfrentar el héroe para vencer a Sekhmet el hechicero. Toda la magia del mítico mundo creado por Robert E. Howard… en una aventura de Kull, Rey de Valusia.” [Resumen del interior de portada]

Las 66 páginas de El diablo en el espejo son, más o menos, el equivalente para Kull al Clavos rojos de Thomas y Smith. Más allá de alguna semejanza epitelial, achacable a la comodidad de Howard con ciertas situaciones de la espada y brujería, ambas representan un culmen gráfico (casi) inexpugnable.

Bolton se luce en los combates con las criaturas redividas
Bolton se luce en los combates con las criaturas redividas

Es lástima que Bolton se prodigue tan poco, sobre todo en su época de máximo esplendor, a la que pertenecen estas páginas. El británico marida el clasicismo de Foster con la fuerza tétrica de Wrightson, como observamos al hablar de otro de sus trabajos para Marvel: el muy recomendable El dragón negro, escrito por Chris Claremont. En ambos casos el apartado artístico se impone a cualquier consideración argumental hasta el punto de que podría decirse que se disfruta menos de su lectura que de su contemplación extasiada. Moench (también Claremont, en su momento) es un buen escritor, particularmente sólido en sintonía con dibujantes como Paul Gulacy (Slash Maraud, Conan: La calavera de Set, Batman: Presa). Aunque aquí no firme su mejor trabajo, un poco falto de ritmo, quizá por el elevado número de páginas, tampoco decepciona, barajando intrigas mágicas, seducciones mortales y lealtades irreductibles.

Para lucirse mejor, Bolton divide las páginas en pocas viñetas, normalmente cinco o seis, que distribuye a su gusto. Kull tiene el aspecto rocoso necesario, taciturno y con cicatriz. El pérfido Sekhmet, una suerte de Toth Amon, goza también de un aspecto imponente. Su hija, la bella Jeesala, tiene la sensualidad de las mujeres de John Buscema. Tal vez el aspecto más impresionante de su arte sean las batallas donde los cadáveres se arremolinan alrededor de un rey iracundo que se abre camino espada en ristre a lomos de su caballo o la versión bestial que el espejo devuelve del rey Kull, remedo del Dorian Grey de Oscar Wilde.

El diablo en el espejo fue publicado en el nº 12 de la revista Aventuras Bizarras que editó Forum (división de cómics de la editorial Planeta) allá por 1984. La verdad es que esta cabecera contó con autores de relumbrón que bien merecerían ser recuperados para nuestro mercado.

  Edición original: Bizarre Adventures #24 (Marvel, 1981). Edición nacional/ España: Aventuras Bizarras nº 12 (Forum, 1984). Guión: Doug Moench. Dibujo: John Bolton. Color: B/N. Formato: Revista 72 págs. Precio: 140 pts.   El bárbaro más popular del mundo del cómic le robó su nombre al creador de Sherlock Holmes.…

Review Overview

Guión - 6
Dibujo - 9
Interés - 7

7.3

Valoración Global

Vosotros puntuáis: 7.76 ( 2 votos)

10
Déjanos un comentario

Please Login to comment
10 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
9 Comment authors
Goto DengoLemmyticoTheBaldRockerDiamondJavier Agrafojo Recent comment authors
Recientes Antiguos
Retranqueiro
Lector
Retranqueiro

Vaya. No conocía este relato.
De Bolton en Kull leí uno en el que se enfrentaba a un hombre lobo y me pareció el mejor de la serie.
Y este tiene una pinta estupenda.

Parménides
Lector
Parménides

Si no me equivoco, además de en Aventuras Bizarras, este relato también estaba incluido en la colección antológica de Kull el Conquistador que, por cierto, tenía un nivelazo artístico impresionante.

En la pluma gente como Thomas, Moench, Englehart, Conway o Bruce Jones… y en el pincel ahí sí que te agarras que vienen curvas, con gente como el mencionado Bolton, Wally Wood, Ernie Chan, John Buscema, Barry Smith (en unas portadas quitaaliento) e incluso los clasiquísimos Severin.

La edición de Forum era estupenda, con maravillosas portadas de Enrique Corominas, un chulísimo especial final con las portadas, con una buena relación calidad-precio y con mucho amor por parte del multiarticulista Manuel Barrero, que generaba efervescencia y cariño.

Hasta se llegó a publicar hasta una novela gráfica (“El valle de las sombras”, para mi gusto demasiado mediocre como para ese formato).

… Y aún así, la popularidad del personaje parece que nunca terminó de despegar.

Particularmente disfruté bastante del universo bárbaro en las 90 (gracias a esta colección, a la reedición de Conan el bárbaro, a los tomos “negros” de grandes autores y a otras colecciones de FH) pero todo lo que no llevara Conan en la portada se veía abocado a una repercusión muy leve. A pesar de los buenísimos autores de Kull, y sus evidentes diferencias con Conan, no acabarían de encontrar el tono que lo hiciera tan reconocible y popular como el cimmerio.

La sombra de Conan es muy alargada.

Por cierto que hace un par de días vi Conan el Destructor y… es mucho más mala de lo que la recordaba! Ante estos antecedentes, ni me atrevo ni a acercarme a la versión peliculera de Kull!

Khonshu
Lector
Khonshu

Ese Aventuras Bizarras lo tengo!!

No estaría mal un articulillo que repasase esta colección antológica. Había muchas cosas interesantes y rarunas allí metidas.

Cybercontroller
Lector
Cybercontroller

A mi me gusta bastante Kull, tengo la colección que menciona parmenides casi entera, me falta solo un numero y este especial no lo conocia. a ver si lo encuentro para leerlo, porque comprarlo no creo que sea ya posible, seguro que está descatalogadisimo y dificil de encontrar

Jose Maria Vicente
Autor

De Moench solo he leído su Godzilla y me gustó lo suyo. Este cómic pinta bien, peeeeero hasta que no lo reediten…

Khonshu
Lector
Khonshu

“Khonshu, pues es una idea la mar de maja. Tal vez no una relación pormenorizada número a número (algo que sólo podría hacer con la edición española, además), pero sí un rescate del material curiosón allí olvidado de autores de 1ª fila como Chaykin, Claremont, Goodwin, Byrne, Gulacy, Golden, Miller, etc. Me lo apunto. ;)”

Pues no te olvides de mencionar a PARADOX!

Un James Bond intergaláctico bastante ambiguo sexualmente cuya identidad secreta era la de un bailarín de ballet y que tenía el rostro de un joven Al Pacino (o Mick jagger, a saber).

Ese personaje sí que hacía honor al “Bizarras” del título de la colección.

http://pictures2.todocoleccion.net/tc/2014/07/14/20/44244558.jpg

TheBaldRocker
Lector
TheBaldRocker

Excelentes reseñas como siempre, Mr.Agrafojo.
Este nº de las Aventuras Bizarras dedicadas al Rey Kull lo leí en su momento y algunos nºs más también,
creo recordar, hace ya demasiados años. Y si que es cierto que era una excelente historia que a un servidor
no le importaría lo más mínimo ver reeditada en un tochete ¿por ejemplo? dedicado al monarca atlante
con una buena selección de sus historias. Yo no conservo, ahora mismo, ningún comic de Kull.
Hablo de hace muchos años, claro, y debo decir que no he vuelto a leer nada más del Rey Kull,
pero recuerdo que a mí si me gustaban las aventuras del monarca y el personaje en si.
Una pena que no tuviera más calado entre los lectores españoles.
Y apunte un voto más para ese seguimiento de esta cole mediante un buen artículo, o articulos 😉
Por cierto, que ese Paradox que menciona Khonshu, es que no me suena de nada, la verdad,
pero el pañuelito en el cuello y la flor blanca en el ojal, me han encantado y me han ganado, oyes.
Quiero reedición YA!!!
Y lo último. Que sepa usted, Mr.Agrafojo, que entre mis tesoros de aquellos años conservo,
en muy buen estado, el tomo de Zinco recopilando “El Dragón Negro” de Claremont y Bolton.
Una pequeña joya de la cual ya leí hace tiempo su reseña.

Rockeros Saludos.

Lemmytico
Lector
Lemmytico

Me gusta Kull, pero por alguna razón nunca me ha llenado como Conan. No sé explicar por qué, quizá por haberlo descubierto después, quizá porque la mayor parte de sus aventuras son como rey que es un escenario menos interesante en mi opinión, puede que sus historias sean menos buenas. No lo sé.

Goto Dengo
Lector
Goto Dengo

Solo con ver el dibujo en blanco y negro que inicia el artículo he recordado qué comic era. Hace muuuucho que no lo releo pero lo recuerdo de mirarlo desde pequeño y siempre me fascinó su dibujo, que no recordaba que era de Bolton. Impresionante, y es un ejemplo ideal de cuando un comic debe ser en ByN.