Girl: A vueltas con la identidad

Por
13
852
 

Edición original: jul. 1996/sep. 1996; Vertigo (DC Comics).
Edición España: jul. 1997; Norma Editorial.
Guión: Peter Milligan.
Dibujo: Duncan Fegredo.
Entintado: Duncan Fegredo.
Portadas: Duncan Fegredo.
Color: Nathan Eyring.
Rotulista: Ellie De Ville.
Precio: Descatalogado (Rústica, 72 págs.)

 

A mediados de 1996 Peter Milligan cerraba una importante etapa de su vida. Acababa de terminar su larga andadura de siete años en Shade, el hombre cambiante, también había finiquitado su maxiserie Egypt –ambas para Vertigo– y justamente antes de emigrar casi en exclusiva durante un tiempo a Marvel publicó una pequeña miniserie de tres números en la línea, a modo de un largo “hasta luego” que duraría hasta finales de 1998 (fecha en la que comenzaría The Minx y, acto seguido, Blanco Humano). Esa miniserie se llamó Girl y fue publicada en un subsello llamado Vertigo Verité que “pretendía evocar el realismo del Cinéma vérité francés” despojando a las obras de la línea de los tradicionales elementos fantásticos que la habían marcado hasta el momento. Acompañando al irlandés se encontraba a los lápices Duncan Fegredo, un viejo conocido del guionista desde los tiempos de Enigma y Shade (aquí podéis apreciar su currículum).

Y como era de esperar, en Girl Milligan volvió sobre sus pasos para introducir –otra vez– el que probablemente sea su motivo conceptual más emblemático y recurrente: la identidad. El cómic en cuestión nos cuenta, en base a una estructuración de capítulos cortos y narración en primera persona, la historia de Simone, una chica asocial que vive en el deprimido barrio de Bollockstown inmersa en un mar de depresión económica. Sus amigos malviven, sufre acoso escolar y su familia es el paradigma de la disfuncionalidad. No estamos, empero, ante un drama: Simone afronta la realidad con cinismo, ironía malsana y una firme determinación de evadirse a través de la imaginación. Sea como fuere, un día conoce a una chica que está siendo violada en un vertedero, la salva, y acaba dándose cuenta de que el parecido físico entre ambas es extraordinario excepto por el color del pelo (‘Simmy’ es morena y la rescatada Polly es rubia). A partir de aquí, tendremos una sucesión de extravagantes acontecimientos que dirigen a nuestra protagonista, de forma imparable, cuesta abajo y sin freno.

En este punto es interesante comentar que lo más curioso de todo este asunto es que la fecha de publicación en Estados Unidos del tebeo coincide con la irrupción de dos obras con las que guarda no solo similitudes, sino también un gran parecido en lo que concierne a subtextos conceptuales: El club de la lucha de Palahniuk y la Trainspotting de Boyle (pese a que la novela de Welsh se publicase en 1993). De hecho podríamos imitar fácilmente los típicos sumativos temáticos y decir que Girl se obtiene sumando la protagonista de Juno al contexto social de Trainspotting, los desvaríos de Tyler Durden en El club de la lucha y el juego de identidades de la Vertigo de Hitchcock. La mezcla resultante es una ácida comedia tan sofocante como divertida, crítica y sugestiva.

A los lápices un efectivísimo Duncan Fegredo que con su trazo sucio, su línea irregular y su expresivo uso del entintado clava lo que pedía Milligan para ilustrar su guión. Acompañado, hay que reconocerlo, por una estupenda paleta de Nathan Eyring que se muestra simple pero efectiva en su uso de colores sucios. El cuadro se completa con una composición con espacio interviñeta conservado –negro– y viñetas casi cuadradas, panorámicas o rectangulares verticales a razón de 5-6 por página (con puntuales y llamativos efectos formales).


¿Doppelgänger?

Como conclusión podríamos decir que tenemos una obra menor en la producción de Milligan pero no por ello poco valiosa ya que, quitando sus obras maestras, es de lo mejorcito del guionista. Únicamente su final, demasiado amable, le resta fuerza en favor de añadirle optimismo. Termino con un apunte dirigido a los buscadores de rarezas: Norma publicó el tomo integral de la miniserie y, como tal, éste contiene los tres números americanos de los que consta. Sin embargo, en la mayor parte de fichas de la obra que he visto se afirma que el volumen contiene 48 páginas. Es, por supuesto, una equivocación; compradla sin temor porque viene al completo.

¡Ahm! Si la lectura de este artículo os ha hecho interesaros por el autor, no dejéis pasar la ocasión de echarle un vistazo a otra reseñas que hemos hecho en Zona Negativa acerca de sus obras: Skreemer, Shade, el hombre cambiante, The Extremist, Enigma y Blanco Humano.

Última actualización de este artículo: 23 de enero de 2010

13 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Clavos
Clavos
Lector
27 julio, 2009 14:07

Un cómic interesante, lo suficientemente bien escrito (y dibujado) como para que su provocación y sordidez no parezcan gratuitas, como desgraciadamente pasa a veces con los cómic de la línea, que confuden ‘adulto’ con sexo, gore y drogas a tutiplén.
El proceso de pérdida y encuentro que sufre la prota no es nada original, aunque el puntito de mala hostia que le imprimen Milligan y Fegredo sí que le da algo de frescura. Lo que sí, como ya ha apuntado José, el final me parece demasiado facilón y hasta contrapuesto al tono del resto de la obra. Uno más duro, o al menos cínico, le hubiera venido mejor.
En definitiva, si lo encontráis por ahí en en saldo, y no están también Blanco Humano y Enigma, haceros con este cómic :P.

mariano
mariano
Lector
27 julio, 2009 14:43

Me enamoró cuando la leí. Y en cierto modo para mi si que es una pequeñas obra maestra: consigue un equilibrio magnífico entre su complejidad y su falta de pretensiones. A Carnívoros le aplicaría más esa conclusión.
Por cierto, ¿se comentarán Minx (me gustó el tomo que publicó Norma, a ver si Planeta se anima a completarla) y Egipt (que la llegó a anunciar Planeta pero con la Planeta implosion del otoño pasado no se ha vuelto a saber nada)?
¿Y todavía hay gente que piensa que Milligan no daría para un top ten? Ay hombres de poca fe…

bgd1977
bgd1977
Lector
27 julio, 2009 15:00

Buenas

Aqui otro enamorado de esta serie, con ella me interese por Fregredo y  Milligan, desde entonces les he estado siguiendo. Tambien he de decir que me recuerda mucho a Kill Your Boyfriend de Grant Morrison ¿Para cuando una reseña de este?

Un saludo

Mao
Mao
27 julio, 2009 17:56

Este comic me lo compré saldado en Jerez por 2 euros. Y me consta que también está a ese precio en Sevilla, Granada y Murcia, además de en Madrid, y supongo que también en Barcelona. Ese mismo día, me llevé The Eaters de Milligan por 2€, Creo en Franklyn por 3€ y Heavy Liquid de Paul Pope por 4, además de  la edición de Lobo: El Último Czarniano de Norma por otros 4. Fue una visita aprovechada.

Mao
Mao
27 julio, 2009 17:56

Ah, y Mata a tu Novio también por 2 eurillos. Lo dicho, una visita bien aprovechada.

Phantomas
Phantomas
Lector
27 julio, 2009 19:27

En definitiva, si lo encontráis por ahí en en saldo, y no están también Blanco Humano y Enigma, haceros con este cómic 😛

Uy, uy, a mi Blanco Humano me parece una maravilla, pero no trago Enigma…

El hermano vudú
El hermano vudú
Lector
28 julio, 2009 16:18

The Minx esta a medio publicar por norma?
Pense que sacaron un solo numero y perdieron los derechos de vertigo, siendo cosa de planeta publicarlo.
Podeis aclarar eso y decir cuantos numeros ha sacado Norma de Minx.?
Un abrazo

El hermano vudú
El hermano vudú
Lector
28 julio, 2009 16:50

Vale gracias Jose Torralba.
Lei los tres primeros numeros y tenian su gracia. Ojala lo publiquen

Octavio B. (señor punch)
28 julio, 2009 21:17

Girl: TEBEAZO!!!!