Guía de lectura: Kazuo Koike y Goseki Kojima

Nos adentramos en el Japón feudal de Kazuo Koike y Goseki Kojima para hacer un repaso de todas sus obras editadas en nuestro país

Por
9
3334

Una de las efemérides más destacadas que nos ha dejado nuestro mercado manga a lo largo de estos últimos años es la recuperación de dos autores clave dentro del género histórico, más concretamente del Japón feudal, como lo son Kazuo Koike (1936) y Goseki Kojima (1928-2000). El dúo de oro, la doble K… esta pareja de mangakas se ha ganado unos cuantos apelativos de lo más cariñoso entre los aficionados.

Destacados y conocidos en todo el mundo por ser los creadores del ya mítico Lobo solitario y su cachorro, este dúo de japoneses colaboró entre 1970 y 1988 en hasta más de diez títulos con diferentes protagonistas y temáticas, pero girando todos ellos en torno a esa etapa histórica de samuráis, feudos y batallas que tan atractiva resulta a los ojos de muchos occidentales.

Kazuo Koike cumplirá el próximo mayo 82 años y Goseki Kojima falleció en el año 2000 a la edad de 71, por lo que ya no volveremos a disfrutar de ninguna nueva colaboración entre estos dos autores (en realidad, tal cosa dejó de suceder a finales de los ochenta, momento en el que ambos autores tomaron caminos diferentes), pero gracias a editoriales como Planeta Cómic, con dos de sus series, o ECC Ediciones, con nueve, en España tenemos la oportunidad de acercarnos a un buen número de series tan relevantes como interesantes.

Todas las obras creadas por Koike y Kojima comparten varios rasgos comunes. Por un lado, todas sus historias están basadas en el Japón feudal de los siglos XVI – XIX (a excepción de Son Goku, que más adelante comentaremos); por otro lado, todas ellas cuentan con elementos marcadamente adultos (no en vano hablamos de una época descarnada y violenta, cuyo máximo rango social, los samuráis, eran guerreros que vivían por y para la espada). De igual manera, el sexo también está bastante presente en sus obras, con escenas que van desde lo sugerente hasta lo explícito.

Lo que posiblemente sea el punto más interesante de estos cómics es que todas las historias creadas por este dúo de oro están rigurosamente documentadas. Desde cualquier descripción, ya sea narrativa o gráfica, hasta el más mínimo detalle del contexto en el que se mueven los personajes de sus obras, los títulos ideados por Koike y Kojima son una experiencia tremendamente lectiva.

La presente guía abordará con descripciones y detalles cada una de las obras de este dúo que ha conocido nuestro mercado desde que Planeta DeAgostini publicara por primera vez en España El lobo solitario y su cachorro, en 2003.

(Los manga con reseña más extensa contarán con un enlace en su título).

Biografías
Goseki Kojima (izquierda) y Kazuo Koike (derecha)

Goseki Kojima nació en Yokkaichi (prefectura de Mie, Japón) un 3 de noviembre de 1928, el mismo día que Osaku Tezuka. Es conocido a lo largo y ancho del mundo por ser el artista de las historias ideadas por Kazuo Koike, situadas en el Japón feudal o inspiradas por leyendas mitológicas orientales.

Después de graduarse en el instituto, comenzó a pintar pósteres para salas de cine y teatro. Se mudó en 1950 al Tokio de la posguerra, donde trabajó como dibujante de kamishibai o teatro de papel. También trabajó para el mercado editorial de alquiler. En 1967 publicó Dojinki, su primer manga para una revista profesional y tres años después comenzó a colaborar con Kazuo Koike para crear una extensa producción repleta de obras variadas e interesantes. Falleció el 5 de enero del año 2000 a la edad de 71 años.

Kazuo Koike nació el 8 de mayo de 1936 en Daisen (prefectura de Akita, Japón) y es mundialmente reconocido, a parte de por su labor en El lobo solitario y su cachorro, por ser el guionista de series como Golgo 13 y Crying Freeman.

Comenzó su carrera de manera profesional a principios de los sesenta, colaborando con Takao Saito en obras como Golgo 13 o Muyounosuke. En 1970 realizó junto a Goseki Kojima El lobo solitario y su cachorro, que fue un éxito tanto en Japón como en Estados Unidos, gracias al interés de autores como Frank Miller. En 1972 Koike escribió el manga Asa, el ejecutor, siguiendo la estela del éxito marcada por el manga protagonizado por Itto Ogami. Ese mismo año elaboró el guion principal de Lady Snowblood en colaboración con el artista Kazuo Kamimura, siendo publicado en la versión japonesa de Playboy (Weekly Playboy) por la editorial Shūeisha. En 1977 fundó la escuela privada de manga Gekigason Juku para formar a futuros autores. Entre sus alumnos más conocidos se encuentran Rumiko Takahashi, Tetsuo Hara o Yoshitaka Amano. En 1986 publicó Crying Freeman junto a Ryoichi Ikegami Por su prolífico trabajo, es considerado como uno de los guionistas más brillantes del país del sol naciente.


Bibliografía

El lobo solitario y su cachorro (1970)

Título original: Kozure Ookami.
Edición original: Futabasha, 1970-1976.
Edición nacional: Planeta DeAgostini, 2003. Reedición: Planeta Cómic, 2016.
Género: Seinen histórico.
Temáticas: Aventura, drama, artes marciales, venganza.

La obra más conocida de Koike y Kojima a lo largo y ancho del mundo no fue otra que su primera colaboración formal: El lobo solitario y su cachorro, una historia de venganza en la que un samurái deshonrado, Itto Ogami, recorre el Japón de 1620 junto a su hijo de tres años, Daigoro, alquilando sus servicios como asesino al tiempo que busca a los integrantes del clan Yagyu, quienes mataron a su mujer y acabaron con su posición de albacea al servicio del Shogun.

Una historia que a lo largo de veinte tomos (más de 8000 páginas) demostró ser un prodigio de la narración gráfica y visual sin precedentes, donde las viñetas de quietud y reflexión llegan a ser tan expresivas como las que reflejan el caos y la crudeza de los duelos a espada. No en vano, este manga influyó a pesos pesados del cómic americano como Frank Miller o Stan Sakai en los ochenta, quienes ayudaron a abrir las puertas del mercado occidental a las bondades de su historia.

Por otro lado, el legado y la idiosincrasia de esta obra ha sido tan significativo que cuenta con varias adaptaciones a la pequeña y gran pantalla, con títulos como Kozure Ōkami: Kowokashi udekashi tsukamatsuru (K. Misumi, 1972) o Shogun Assassin (R. Houston, 1980). También a cineastas como Quentin Tarantino, videojuegos como Puyo Pop Forever, Fatal Fury o Final Fantasy X y series animadas como Samurai Jack o Samurai Champloo. El cómic también cuenta con una adaptación de título homónimo al arcade, Kozure Ookami (1987), un beat ‘em up en el que el jugador guía a Itto Ogami a través de una horda de asesinos mientras lleva a Daigoro a su espalda.

El manga cuenta con una secuela de once tomos, El nuevo lobo solitario y su cachorro, guionizada por Koike y dibujada por Hideki Mori, autor de Bokko (1992). En España está siendo publicada por Planeta Cómic desde el pasado 2016.

La obra de Koike y Kojima también ha inspirado el cómic postapocalíptico Lone Wolf 2100, de Mike Kennedy, publicado por Dark Horse (editorial que editó el manga para Estados Unidos).

Asa, el ejecutor (1972)

Título original: Kubikiri Asa.
Edición original: Kodansha, 1972-1976.
Edición nacional: Planeta DeAgostini, 2005.
Género: Seinen histórico.
Temáticas: Aventura, drama, artes marciales, ejecuciones.

El ejecutor Asaemon, o Asa, que aparece en El lobo solitario y su cachorro como probador de espadas y albacea al servicio del Shogun (mismo cargo que ostentaba Itto Ogami antes de lanzarse al camino de la venganza), tiene aquí su propia cabecera en la que los lectores podrán conocer su vida antes del encuentro con el protagonista de la serie más famosa de Koike y Kojima.

Acción y drama épico unidos por unos autores en estado de gracia, al tiempo que forjaban la leyenda de su serie más laureada, que imprimen en Asa, el ejecutor toda la fuerza de la psicología y el honor samurái. Asa no es un simple ejecutor; en el Japón de la época este rol se otorgaba a los nobles de alta formación y dedicación, a quienes se acudía en busca de consejo y sabiduría. Testigo de las historias de los condenados a muerte, Asa es el retrato fidedigno de una época marcada por lo trágico y lo simbólico.

El carterista (1972)

Título original: Douchuushi.
Edición original: Futabasha, 1972-1974.
Edición nacional: ECC Ediciones, 2017.
Género: Seinen histórico.
Temáticas: Acción, drama, robos, venganza.

En El carterista, Koike y Kojima presentaron a un protagonista muy alejado del samurái honrado que protagoniza la mayoría de sus obras. An es un buscavidas, un carterista que solo conoce el honor de los ladrones y que no parará hasta llevar a cabo una venganza que nace de un pasado trágico.

Acción, giros argumentales trepidantes, bandas de ladrones y argucias de lo más ingeniosas, El Carterista es un reflejo crudo y violento de los bajos fondos del Tokio de la época (antiguamente llamado Edo).

Son Goku, el héroe de la ruta de la seda (1975)

Título original: Songokuu.
Edición original: Futabasha, 1975.
Edición nacional: ECC Ediciones, 2016.
Género: Seinen fantástico.
Temáticas: Folklore y leyenda china, fantasía, acción y aventuras.

El manga más exótico y alejado del Japón feudal que ha producido este dúo de autores es una adaptación manga de la obra china Viaje al oeste, publicada de manera anónima en 1590. La historia narra las aventuras del mono Son Goku (personaje que serviría de inspiración a Akira Toriyama, autor de Dragon Ball) en su viaje a la India para recuperar unos valiosos sutras budistas. Junto a él viajan un duende del agua, un cerdo antropomórfico, y un monje depravado.

Aventuras narradas a través de viñetas cargadas de acción, con monstruos y demonios de toda índole que intentarán entorpecer el viaje de nuestros protagonistas. La apuesta visual de Kojima es espectacular y busca sorprender al autor a través de las escenas de lucha, con un dibujo algo más desgarbado y ‘sucio’ que en otras obras. Por su parte, la historia es un popurrí de situaciones guiadas por un humor, a veces inteligente y otro absurdo, que se apoya totalmente en la temática sexual. En este sentido, las situaciones que genera el monje, un personaje enfermo, lascivo y terriblemente odioso, llevarán a que muchos lectores se escandalicen con algunas escenas bastante truculentas. Por suerte, la balanza se equilibra gracias a la rectitud moral de Son Goku, de gran honra y lealtad. No en vano, esta obra es una metáfora que, apoyándose en un texto de inspiración legendaria y divina, busca criticar los mitos religiosos y presentar, a través de ellos, lo bueno y lo malo que hay en el mundo sin ningún tipo de tabú o censura.

Kasajiro el clava-tatamis (1976)

Título original: Tatamidori Kasajiro.
Edición original: Akita Shoten, 1976.
Edición nacional: ECC Ediciones, 2016.
Género: Seinen histórico.
Temáticas: Policíaco, acción, crímenes, costumbrismo.

Kasajirô, el clava-tatamis es una obra que se aleja de la épica de otras historias ideas por el dúo de oro, pero no por ello deja de ser interesante. Aquí nos encontramos con un policía del Japón feudal preocupado en hacer su trabajo todo lo mejor que puede, con la virtud de que los autores rebajan el tono y nos ofrecen la historia de un empleado de la época.

Las escenas de acción se alternan con las de investigación, con las deducciones muy acertadas tanto del protagonista como de su compañera, Shinko. El manga también centrará alguno de sus capítulos en la vida doméstica e íntima que el protagonista comparte con su mujer, regalándonos momentos costumbristas dulces y desenfadados.

Kasajiro apareció en las páginas de Asa, el ejecutor, y esta serie de dos tomos se podría considerar un spin-off del manga protagonizado por el albacea del Shogun, aunque funciona de manera totalmente autónoma y no cuenta con la misma carga dramática. En este sentido, es una buena opción para iniciarse en la producción de los autores: una obra corta, entretenida y equilibrada en cuanto a momentos de acción y desenfado.

Llegó la primavera (1976)

Título original: Haru ga kita.
Edición original: Futabasha, 1976.
Edición nacional: ECC Ediciones, 2017.
Género: Seinen histórico.
Temáticas: Humor, costumbrismo, aprendizaje.

Habiendo dejado atrás la flor de la vida, en las páginas del manga nos encontraremos con Jirobê Sakura y Tarôbê Koi. El primero es un shinobi de cincuenta y siete años de edad que pierde su ocupación tras el fallecimiento de su ama, a la que ha servido durante treinta y ocho años. El segundo, de sesenta y un años de edad, es un dôshin (policía del estado) que después de muchos años de servicio en Edo (antigua Tokio) ha decidido retirarse. Dos hombres que han dedicado toda su vida a un leal propósito que ahora, en el ocaso de sus vidas y desprovistos de cualquier obligación, deberán aprender a vivir libres.

Los autores nos relatan con elegancia y humor la convivencia y el aprendizaje vital de estos dos niños viejos a través de una serie de capítulos, a modo de historias cortas, en los que el dúo protagonista hará frente a circunstancias tan cómicas y tristes como la pérdida de habilidades, el elevado precio de la supervivencia o la eyaculación precoz. Circunstancias todas ellas que giran en torno a los estragos de la vejez, pero que no privarán a nuestros protagonistas de la ilusión de vivir.

Hanzo, el camino del asesino (1978)

Título original: Hanzou No Mon.
Edición original: Kodansha, 1978.
Edición nacional: ECC Ediciones, 2014.
Género: Seinen histórico.
Temáticas: Intriga, guerra, drama, aventura, ninjas.

Hanzô: el camino del asesino, trata la vida de Hattori Hanzō, el ninja cuya vida estuvo ligada a Ieyasu Tokugawa, uno de los gobernantes más notables que ha tenido Japón. Ahondando en esta relación, el manga presenta de forma magistral tanto los combates y las intrigas bélicas como la humanidad de unos personajes que van creciendo y compartiendo experiencias vitales a lo largo de los años. Así, el lector será testigo de la faceta más íntima y humana de dos personajes históricos, cuyas acciones cambiaron el rumbo del Japón de la época.

Si El lobo solitario y su cachorro es la obra más conocida en occidente debido a su influencia en los años ochenta, para algunas personas es Hanzo, el camino del asesino la auténtica obra maestra de este dúo. Pocas historias pueden jactarse de ser igual de épicas o especiales tanto en escenas bélicas como en momentos íntimos y humanos. De lectura obligatoria para los aficionados al género.

Kei, crónica de una juventud (1978)

Título original: Kei no Seishun.
Edición original: Futabasha, 1978.
Edición nacional: ECC Ediciones, 2015.
Género: Seinen histórico.
Temáticas: Aventura, drama, prostitución, búsqueda.

La historia de Kei, crónica de una juventud, es una historia de búsqueda. El viaje de Kei, un joven ronin (samurái sin amo) marcado con ‘la cicatriz del cobarde’, que busca a su prometida, en paradero desconocido después de caer en una red de prostitución.

El protagonista de esta obra no busca venganza, pues conserva la esperanza de que su amada aún sigue viva. Por ello siente la necesidad de apiadarse de los personajes que se cruzan en su camino y le piden ayuda, en su mayoría mujeres. Estamos ante una historia que, pese a situarse en un periodo histórico tremendamente machista y patriarcal, se solidariza con las mujeres de una época difícil, amarga e injusta, dándoles voz y reflejando las duras circunstancias que tuvieron que vivir por su género.

En el aspecto visual, estamos ante uno de los títulos más bellos de Kojima. El viaje de Kei se produce entre la bella geografía rural japonesa y las posadas de un diferentes ciudades y entornos. Posiblemente, una de las obras más poéticas e interesantes del dúo.

El hombre sediento (1980)

Título original: Kawaite Sourou.
Edición original: Futabasha, 1980.
Edición nacional: ECC Ediciones, 2014.
Género: Seinen histórico.
Temáticas: Intriga, sexo, acción.

El protagonista de El hombre sediento es Mondo Kainage, un samurái que llega al palacio del Shogun en calidad de catador de venenos. Todo lo que come el máximo dirigente militar de Japón ha de pasar primero por sus manos. Para ello, Mondo cuenta con un paladar especial, entrenado para descubrir el veneno. También es un excelente luchador, de aguda inteligencia y belleza sin igual. Valiéndose de todas sus habilidades, deberá hacer frente a las intrigas que caen sobre el palacio del Shogun…

Con esta serie, Koike y Kojima perfilaron uno de los personajes más carismáticos de cuantos han ideado a lo largo de sus historias. Estamos ante un fuera de serie, un tipo de grandes cualidades que no duda en usar tanto su habilidad con la espada como su atractivo para salvar cualquier escollo o lograr sus objetivos. Precisamente por ello, y aunque la serie pretende ser seria, las circunstancias que derivan del ego del protagonista, sumadas a unas cuantas escenas salidas de tono, hacen de esta obra una de las más llamativas y entretenidas de cuantas firman sus autores.

La leyenda de Kujuaku (1986)


Título original: Kujakuou Denki.
Edición original: Koubunsha, 1986.
Edición nacional: ECC Ediciones, 2017.
Género: Seinen histórico.
Temáticas: Aventuras, acción, drama, fantasía.

La leyenda de Kujaku nos traslada a las luchas de poder durante el shogunato Edo, en 1680, y las envuelve en drama, magia y misticismo. Al igual que hicieran los autores con Son Goku, esta obra supone una ruptura con el resto de su producción en cuanto a la incorporación de elementos fantásticos, aunque aquí sí se mantiene el espíritu histórico y costumbrista japonés. Con todo ello, tenemos una historia llena de magia, hasta el punto de conseguir un espectáculo de fantasía que, a su vez, también está al servicio de lo didáctico. Ideal para los aficionados a las historias de espada y brujería a la japonesa, y también para aquellos que busquen una vuelta de tuerca a los relatos de samuráis y las intrigas del Japón feudal, con una narración y una trama muy cercana a la leyenda y la epopeya mística.

Shingen Takeda, el tigre de Kai (1987)

Título original: Kai no tora Takeda Shingen.
Edición original: Kadokawa Shoten, 1987.
Edición nacional: ECC Ediciones, 2017.
Género: Seinen histórico.
Temáticas: Intriga, guerra, drama, aventura.

Si con Hanzo los autores abordaron la figura de Ieyasu Tokugawa, en El tigre de Kai perfilan la figura de otro de los grandes señores feudales del Japón del período Sengoku o de los estados en guerra. A través de su infancia, juventud y madurez, Koike desgrana la figura de Shingen Takeda, señor de Shinano y Kai, genio militar y aguerrido jinete de la todopoderosa caballería Takeda.

El guión sigue el esquema de obras históricas anteriores, por lo que el lector tendrá que estar atento para no perderse entre la nube de nombres y títulos que aquí aparecen. Pero eso es algo que siempre se hace llevadero gracias al dibujo de Kojima, que aquí utiliza un lenguaje eminentemente cinematográfico, con transiciones y viñetas cargadas de dinamismo.


Contexto editorial e histórico de las obras

A continuación se muestra una línea cronológica que señala la aparición de las obras en el mercado japonés y las enmarca en el contexto histórico real de la época que buscan retratar:

Por último, y como siempre, en Zona Negativa queremos saber tu opinión. Para ello ponemos a tu disposición la siguiente encuesta. Vota y haznos saber tu respuesta en los comentarios. También aprovechamos para preguntarte qué otra obra de cualquiera de estos dos autores te gustaría volver a ver publicada en España.

¿Cuál es tu obra favorita de Koike y Kojima?

View Results

Cargando ... Cargando ...
9 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
LECTOR FURIOSO
LECTOR FURIOSO
Lector
24 abril, 2018 14:28

Espléndido artículo. Mi enhorabuena.

Desgraciadamente, ECC Comics no va a publicar más obras del duo de oro este año. Confiemos que a lo largo de 2019 termine de editar las obras completas de Koike-Kojima, ya que según la información de que dispongo, que espero que sea correcta, solo quedarían 2, y además de solo dos volúmenes cada una: “Bohachi, el clan de los 7 olvidos” ( de esta hay una peli bastante salvaje titulada “Clan of the forgotten eight”) y “Duelo”. Os acompaño el enlace de donde he sacado la información:

http://www.cdjapan.co.jp/ebooks/title/?page=3&q=Kazuo+Koike

Respecto a sus mejore obras, he votado por “Kei. Crónica de una juventud”, pero casi casi al mismo nivel estaría “Asa el ejecutor” (y su spin off, “Kasajiro el clavatatamis”), que es considerada por muchos su Obra Maestra. Y es que, ambas obras, desbordan humanidad.

Lógicamente, “El lobo solitario y su cachorro” vendría a continuación. Personalmente considero que el final de esta serie es, junto con la épica conclusión de “Batman. El señor de la noche” (sí, soy de la época de Zinco), el más emocionante y contundente final de la Historia del Cómic. Otro final hermosísimo y que pilla por sorpresa al más pintado es el de “Shingen Takeda”. Le otorga una rotundidad a la obra colosal,

¿Y qué decir del resto de los trabajos? Todos maravillosos. Acaso el único que podría considerar un poco menor sería “El carterista”, en el que hay un error de bulto, puesto que, al principio se dice que sus padres murieron ahorcados, y después en el flashback vemos que fueron crucificados. ¡Ojalá hubieran subsanado el error al hacer la traducción!.

Y el premio al más cachondo iría para “El hombre sediento”. A ver, ¿A quien se le puede ocurrir que una buena estrategia para acabar con el protagonista sea convertir a una de sus esposas en una ninfómana que parece poseída por Satán, y a la otra provocarle una regla hemorrágica que ni las cataratas del Niágara? Genio y Figura.

Saludos!

AlbierZot
AlbierZot
Lector
24 abril, 2018 16:51

Por mi parte la pregunta sería Cuál es tu obra favorita después de El Lobo Solitario y su cachorro, que me parece de otro planeta.
Dentro de lo terrenal, Asa es una obra arrebatadora, una obra maestra del costumbrismo y el alma humana. Kei y Shingen Takeda son dos lecturas apasionantes pero lo cierto es que todos sus trabajos son apreciables en mayor o menor medida y dejan huella. Aún me quedan por leer, pero de las últimas publicacionea destacaría la Leyenda de Kujaku por su versatilidad y originalidad en la forma de plasmar lo sobrenatural y fantástico, sin perder lo que define el conjunto de su obra. Bienvenidas sean todas las que falten.

Tachenko
Tachenko
Lector
24 abril, 2018 17:35

El lobo solitario y Asa son 2 obras imprescindibles para cualquiera que se considere aficionado al cómic. Ahora mismo ando con “Llegó la primavera” que me está pareciendo absolutamente deliciosa. Una obra menor, sí, pero no todo tiene que ser épico y súper trascendental en esta vida.

La obra con la que siempre he tenido dudas es Hanzo. Leí el primer tomo en la biblioteca y, aunque me gustó mucho la vertiente humanista y la relación de amistad entre Tokugawa y Hanzo, la parte histórica se me hizo excesivamente pesada, demasiados nombres y datos. Es por eso que dudo si disfrutaré de la obra si sigo leyéndola…

Tachenko
Tachenko
Lector
En respuesta a  Alejandro García
25 abril, 2018 0:03

Gracias a tí por la redacción del artículo, que es excelente. Ni muy conciso ni excesivamente largo para resultar tedioso a la lectura.

Tomo nota de tu recomendación y le daré una oportunidad a Hanzo, será la próxima obra de esta pareja creativa con la que me agencie en cuanto termine con la historia de Jirobe y Tarobe 😉

Rafael
Rafael
Lector
24 abril, 2018 23:53

Gracias por la guía de lectura es de gran ayuda para iniciarse en estos dos autores.

Save
Save
Lector
27 abril, 2018 12:49

Excelente y necesario. En lo personal, me quedo con Asa antes que con el Lobo.

Un par de cosas:

– el cargo de Asaemon y el de Ogami no era el mismo y de la lectura del texto se deprende eso.

– el Lobo Solitario ha influenciado incluso a discos de música, aunque en este caso indirectamente. Liquid Swords del rapero GZA (disco muy importante dentro de la escena rap) está salpicado de referencias y samples de sonido de las adaptaciones cinematográficas.