Ganador concurso Vengadores: Asalto a la mansión

Por
17
343

Ya conocemos el nombre del ganador del concurso Vengadores que organizamos hace unos días cortesía de Panini comics. Como recordareis, os ofrecíamos un monumental lote formado por: Omnibus Vengadores: ¡Unidos en combate!, Extra Superheroes: Vengadores, Coleccionable Marvel Héroes 07: Vengadores Zona Roja, Coleccionable Marvel Héroes 24: Vengadores Asalto a la mansión, Coleccionable Marvel Héroes 29: Vengadores La búsqueda de Hulka, Coleccionable Marvel Héroes 33: Vengadores Confianza mundial y Coleccionable Marvel Héroes 40: Vengadores Año uno que se llevaría el mejor artículo/relato o reseña de una aventura de tan magnífico grupo. Hay que decir que no has costado horrores escoger el ganador, eran muchas las reseñas y muchas de ellas perfectamente se podían haber erigido como ganadoras, pero como solo podía serlo una hemos optado por una reseña escrita por Javier Lacomba sobre la obra: Vengadores – Asalto a la mansión la cual podeis leer a continuación.

Omnibus Vengadores: ¡Unidos en combate!

Queremos por último aprovechar para daros las gracias tanto a los que habéis participado como a Panini Comics por ofrecernos este magnífico lote para organizar el concurso. Sin más os dejamos con el texto ganador.

Los Vengadores: Asalto a la mansión


 

Edición original:.Avengers 270-277 USA
Edición nacional/ España: Los Vengadores: Asalto a la mansión
Guión: Roger Stern
Dibujo: John Buscema
Entintado: Tom Palmer
Color: Christie Scheele
Formato: tapa dura, 192 págs.
Precio:9,99€

 

Normalmente el intento por causarnos terror funciona cuando apela a nuestros más profundos y enterrados miedos. Cuando las barreras que ponemos a nuestro alrededor se resquebrajan, cuando las anclas que creemos fijas y seguras empiezan a moverse y amenazan con soltarse para dejarnos indefensos y a la deriva. Entonces sentimos pavor. Una de esas anclas, una de esas barreras que creemos que están a nuestro alrededor protegiéndonos es la teórica seguridad del hogar. Por eso algo repta por nuestra nuca cuando los medios de comunicación hablan de asalto a un chalet apartado practicado con extrema violencia hacia sus ocupantes.

El cine es buen conocedor de nuestros miedos, los estudios de mercado nos olfatean y ven en ellos una oportunidad. Ese miedo a ser violentados en nuestro propio hogar ha sido explotado en numerosas ocasiones convirtiendo el ‘Home Invasion’ en un subgénero propio: ‘Funny Games’ de Michael Haneke, ‘La habitación del pánico’ de David Fincher, ‘Los extraños’, ‘Secuestrados’ de Miguel Ángel Vivas… los ejemplos son numerosos, y no siempre tan estimables como los citados.

Es normal que eso nos ocurra, al fin y al cabo somos humanos…

¿Pero y si fuéramos dioses? ¿Y si fuéramos supersoldados? ¿Qué ocurriría? ¿Estaríamos a salvo? ¿Sería menos traumático?

Roger Stern y John Buscema nos demostraron que no en 1986 con su saga ‘Asalto a la mansión’ en la colección de ‘Los Vengadores’.

Parece innecesario recordar la superlativa labor de estos autores en esos años 80 en los que la Marvel alternaba propuestas de calidad con otras de menor calado. Si se puede medir la labor de unos maestros de la viñeta como estos por algún baremo que sea justo, sin duda es el de la resistencia al paso del tiempo. Si leemos hoy en día cualquiera de las sagas contenidas en esta etapa comprobaremos que aún parecen frescas y nuevas. Son aparentemente más sencillas y menos embrolladas que las aventuras actuales, en ellas no hay muertes en masa como los que ahora están tan incomprensiblemente de moda en el cómic USA (Ser un ciudadano de a pie en los Estados Unidos del Universo Marvel es hoy en día tan arriesgado como ser habitante de Ciudad Juarez) pero a su manera su lectura deja una huella mucho más profunda. Porque los personajes nos importan más y la violencia aparece sólo cuando tiene que hacerlo, lo que la hace más terrible.

Y especialmente este ‘Asalto a la Mansión’, sin duda la saga más recordada de esta etapa, y una de los arcos argumentales más celebrados de la historia de ‘Los Vengadores’. Y por muchos motivos, ya que las consecuencias de las decisiones de Roger Stern como guionista en aquel momento se dejan sentir hasta nuestros días.
Pero todo comienza realmente en el número 272 USA, con un Barón Zemo que reúne a los Amos del Mal para asestar un golpe maestro a Los Vengadores en su mismo seno.

Al igual que un asaltante planeando un robo recopila información de su futura víctima: sus costumbres, puntos débiles, de que medios de protección dispone… de igual manera el villano Destructor vestido de paisano sonsaca a un Hércules al que el exceso de alcohol y bravuconería relajan excesivamente la lengua.

Como consecuencia, un sorprendido Jarvis es el único ocupante de la mansión cuando el siniestro grupo hace su aparición. El mayordomo de los Vengadores, el eslabón más débil y con mayor necesidad de protección será el primero en caer, pero no el único.

Sorprende en estos momentos previos al cenit de la saga como Stern maneja con habilidad las relaciones entre los villanos. Muestra a ´Los Amos del Mal´como unos Vengadores en negativo, con una estructura relacional malsana y envenenada. Ninguno de los villanos confía en el otro, y sólo los deseos más egoístas potencian su unión, lo que crea conflictos en el seno del grupo de Zemo.

Aparecerán de la mano de Stern perfectamente descritos los arquetipos que encontramos en las historias de celuloide que tratan situaciones de ‘Invasión del hogar’: No cuesta establecer paralelismos vistos en pantalla con el líder cerebral que es el Barón Zemo ni a la manipuladora rival en lucha por ese liderazgo que representa Piedra Lunar. Tampoco al asaltante con pocas luces representado aquí por Apagón.

No falta nadie en esta fiesta de las comparaciones: El integrante de los asaltantes de brutal comportamiento y controlado a duras penas por el líder es sin duda Mr. Hyde. Y podemos reconocer en la nueva Chaqueta Amarilla a ese contrapunto que aparece siempre en estas historias, ese “malo pero menos” que en algún momento, horrorizado ante la situación, incluso ayuda a su manera a los aterrados habitantes de la casa. (Ver cuando la villana salva al Caballero Negro de una paliza mortal a manos de Mr. Hyde)

Una paliza de la que no se librará el fiel Jarvis.

Eso ocurrirá en el cenit de la saga, un número 275 USA endiabladamente escrito por Roger Stern, llamado ominosamente ‘Incluso un Dios puede morir’.

El título no es baladí. En un intento por reconquistar la mansión, Hércules, todo un semidios del Olimpo, queda en estado de coma y a las puertas de la muerte.

La situación no puede ser más desesperada. Si Matt Fraction se desgañita por mostrar al lector lo mal que se pueden poner las cosas para los héroes en su ‘Fear Itself’, Roger Stern se limita a lograrlo, simplemente describiendo de forma coherente lo inconcebible: La indefensión de unos héroes a merced de sus enemigos. Nos creemos, nos convencemos, de que los villanos pueden ganar. Stern hace algo más que plantear una situación: Hace que el lector la viva.

No es ese Capitán América amordazado uno de esos héroes tantas veces vistos: atados y aparentemente sin salida, sólo para resultan que ya se había deshecho de las ligaduras mientras el villano declamaba sus ambiciones y planes malignos.

No, en esta historia, vivimos una de esas contadas ocasiones en las que no sabemos lo que va a pasar: Zemo no es ahora el villano típico, sino que, lejos de contar sus planes, aprovecha la indefensión física de Steve Rogers para vejarlo, para humillarlo sicológicamente. La tensión es perfectamente palpable a través de las viñetas, igual que lo era la del cabeza de familia en películas como ‘Funny Games’. La gran diferencia es que aquí al que se intenta humillar es al Capitán América. Una cierta diferencia.

Sin un solo puñetazo de Zemo, la presión psicológica que transmite al lector lo que los personajes viven en la sala de reuniones del supergrupo es apabullante.

Tras romper los símbolos emocionales de Steve Rogers (Su antiguo escudo y especialmente su foto con Bucky) sin derrumbar al de las Barras y Estrellas, el astuto y sádico Barón Zemo se da cuenta de que no le hace falta rozarle para hacerle sentir dolor. Porque conoce su debilidad: el dolor ajeno, y especialmente el dolor de los que ama.

Sentimos cada golpe que cae hacia el pobre Jarvis, y compartimos la impotencia del Caballero Negro o del Capi ante los gritos del mayordomo mezclados con las risas de Hyde. Creo que pocas veces se ha empatizado tanto con unos personajes de cómic, especialmente por personajes que, según tenemos establecido tras años de seguir sus aventuras, son capaces de plantar cara a un imperio estelar.

Después, y al igual que ocurre tantas veces con personajes de carne y hueso en una pantalla, cuando los Vengadores den su merecido a los malos, cuando contraataquen y las tornas cambien, aparecerá nuestra vieja alma de Justicieros que saltan de gozo en la butaca cuando es el malo el que recibe los puñetazos. Esa parte de nosotros, que suele irrumpir cuando nuestros ojos están ante una pantalla, lo hace esta vez sosteniendo un cómic de Los Vengadores.

El trazo clásico y realista de John Buscema, que, aunque es conocida su poco amor por los superhéroes hizo en esta etapa de los Vengadores una magnífica labor, ayuda a ese objetivo, no hay duda. Pero los límites que se atreve a romper Roger Stern en estos números (que recordemos son del año 1986 y 1987, muy anterior a los filmes antes aludidos) son lo que hacen histórica esta saga, al nivel del mejor Claremont o de los números sobre la muerte de Gwen Stacy o la drogadicción de Harry Osborn en cuanto a huella en el alma del lector.

Las consecuencias: Estoy seguro que esta saga marcó a muchos lectores, entre ellos aquellos que luego serían guionistas de cómics y, quizás, también cinematográficos. Así, un tal Kurt Busiek concibió, años después, una colección llamada Thunderbolts, título que bebía en cuanto a descripción de personajes de mucho de lo planteado en ‘Asalto a la mansión’.

Y también, ¿Por qué no decirlo?, nos seducía en esa colección con otro de nuestros miedos más primarios: ¿Y si el que se supone que nos tiene que proteger es en realidad la mayor amenaza?

Si nos paramos a pensar un poco, todas las grandes sagas tienen como semilla algún temor profundo que compartimos todos. Si las analizáramos una a una nos daríamos cuenta, y sin que haga falta que nos lo anuncie el propio título.

Porque las grandes historias, y no solo las de terror, en el fondo se alimentan de miedo.

17 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
fiti23
fiti23
Lector
20 abril, 2012 10:30

Vaya! pedazo de reseña amigo,la verdad esque sin haber leido las otras que se han presentado,esta me parece magnifica,tanto que sin haberme interesado lo más mínimo este grupito de amigos llamado,LOS VENGADORES,estoy por buscarme este tomo de marvel heroes.¿me lo recomendais para empezarlos a conocer? o hay algun otro tomo que ofrezca ese algo especial como en la saga de la fenix oscura que te atrape y den ganas de buscar material clásico de la patrulla X.

Un saludo y enhorabuena al GANADOR.

Raúl López
Admin
20 abril, 2012 10:39

Para mi esta es la mejor historia de los Vengadores y resume a la perfección lo que es el grupo así q por los 10€ q vale es la opción perfecta para comenzar a leer.

En cuanto a la reseña, cuando la leí días atrás esa noche asegure ventanas y persianas antes de irme al catre, tiene muchísima fuerza y consigue transmitir la angustia del momento, un diez para mi.

fiti23
fiti23
Lector
20 abril, 2012 10:46

Gracias Raul,pues en cuanto tenga un rato me paso alguna tienda de comic y lo busco.Esque cuando me pongo a buscar clasicos me cuesta,de marvel heroes he comprado poquisimos solo por no acumular sin estar seguro de que fueran buenos,haber si en otros hilos me recomiendan los imprescindibles de esta coleccion tan baratita.
Un saludo

Raúl Silvestre
20 abril, 2012 11:22

Magnífica reseña de un tebeo estupendo! Felicidades!

Mr. X
Mr. X
Lector
20 abril, 2012 11:24

Una reseña cojonuda. Enhorabuena

Marcos Martín
20 abril, 2012 11:28

Acabo de leer la crítica de la película de los Vengadores por Julián Clemente y luego me he puesto con esta reseña del Asalto a la Mansión y estoy que no quepo en mi de tanto chute de sensaciones. Genial artículo, merece sin duda su premio.

marcus
marcus
Lector
20 abril, 2012 13:40

Muchas felicidades al ganador. Me parece una reseña excelente, transmite la emotividad de la aventura que, estoy de acuerdo, posiblemente sea la mejor historia de Los Vengadores. Enhorabuena y a disfrutar de los tochales de aventuras vengativas que te van a venir!

Antoine
Antoine
20 abril, 2012 14:39

Enhorabuena al ganador. Gran trabajo.

Lo intenté con mi articulillo, pero era consciente de que habría participantes con trabajos muy superiores.

El hermano Vudú
El hermano Vudú
Lector
20 abril, 2012 16:36

gran saga y gran articulo

Erik Lensherr
Erik Lensherr
20 abril, 2012 16:40

Felicidades al ganador…excelente artículo….

khonshu
khonshu
Lector
20 abril, 2012 18:54

Felicidades al ganador. Gran reseña

Fer1980
20 abril, 2012 20:21

Muy buena reseña y muy buena historia. Recuerdo que en su momento esta saga y la que vino despues (con Zeus y el Olimpo de por medio) fue de los primeros cómics que lei de Los Vengadores. Sin duda es un tebeo que queda marcado en el recuerdo del lector y que como bien se dice en la reseña planta las semillas de los gloriosos 12 primeros números de los Thunderbolts, solo por eso esta historia ya merece el mejor de los calificiativos.

Fer
Fer
Lector
20 abril, 2012 20:36

Muy buena reseña, de verdad. No he leído esta saga, pero ahora me apetece leerla.

Por cierto, ¿percibo cierto retintin crítico hacia Miedo Encarnado en los últimos dos párrafos? (lo pregunto porque no sé si esa era la intención)

Jack
Jack
Lector
21 abril, 2012 11:40

No he leído las demás reseñas, pero sin duda esta es muy buena, felicidades al autor, se merece el premio.

El Asombroso Espaiderman
El Asombroso Espaiderman
Lector
21 abril, 2012 16:18

 La mejor saga de los Vengadores. Por hoy y por siempre.

Dultyx
Dultyx
22 abril, 2012 15:16

Estaba pensando qué comprarme para este Sant Jordi, el libro ya lo tenía claro, me faltaba el cómic. Gracias a esta reseña ya sé cual cogerme

Por cierto, más allá del cómic en sí, la reseña muy buena

Javier Lacomba
Javier Lacomba
Lector
25 abril, 2012 22:20

Soy Javier Lacomba, autor de la reseña. De verdad, muchas gracias por la acogida que habéis dispensado y por vuestros amables comentarios. También agradecer a Panini y a Zona Negativa el suculento premio y la oportunidad de haber podido rendir homenaje a estos heroes en este momento tan importante de su historia. Lo dicho, muchas gracias… ¡Y nos vemos en el cine!