Fatale, #6-10

Por
16
517
 

Edición original: Fatale #6 – #10.
Guión: Ed Brubaker.
Dibujo: Sean Phillips.
Color: Dave Stewart.
Formato: Grapa, 32 páginas.
Precio: $3,50.

 

En Los Angeles de los setenta, Josephine no puede esconderse de las fuerzas de Hollywood, los cultos satánicos y enfermizos films de 16 mm que coleccionan ricos pervertidos. Y cuando un actor en apuros y su amiga herida se cruzan en su camino, se desatará el infierno, dejando olas que resonarán hasta nuestros días, donde Nicolas Lash cae más profundamente en el hechizo de Josephine“.

En su día comenté que Fatale es la antonomasia del misterio y ahora me reafirmo en ello, no únicamente con su contenido sino por lo que está sucediendo con ella. Esta cabecera es una de las más vendidas de Image Comics, pero últimamente pasa desapercibida por la crítica, y no precisamente porque haya descendido en calidad o ventas. Su salud es tan buena que los autores aumentan la longevidad de la serie hasta cotas insospechadas (inicialmente iba a ser una miniserie de doce números y han añadido tantos que ahora es mejor pensar que es una serie regular que algún día llegará a su fin). En los Premios Eisner, Fatale era una de las favoritas, con cinco nominaciones: mejor serie regular, mejor serie nueva, mejor escritor, mejor dibujante o equipo de dibujante y entintador, y mejor portadista. Además, Fatale compartía la nominación de mejor colorista por Dave Stewart. Finalmente, Fatale no ganó ninguno de los Eisners a los que optaba en propiedad, pero su colorista se llevó un galardón por su trabajo en Batwoman (DC); Fatale (Image); BPRD, Conan the Barbarian, Hellboy in Hell, Lobster Johnson, The Massive (Dark Horse). En definitiva, Fatale pasó de ser una de las favoritas con más nominaciones en su haber a ser una de las grandes perdedoras. ¿Cuál es el motivo? He aquí el misterio… Mi teoría es que aunque Fatale sea una serie relativamente nueva (actualmente solo cuenta con año y medio de vida), no deja de ser una continuación de las obras noir de Ed Brubaker y Sean Phillips, y eso le resta los factores novedad y sorpresa, por lo que ni es necesario hablar tanto de ella (quién más y quién menos ya se ha leído algún trabajo anterior de estos autores y puede tener una idea de lo que se va a encontrar aquí), ni puede competir con facilidad en unos galardones en los que se suele premiar la originalidad y la transgresión.

Dicho esto, hablemos del anterior volumen de Fatale o, al menos, recordemos que los chicos de Mundo Independiente reseñamos los núms. 1 a 5 de la edición norteamericana aquí, y Jordi T. Pardo hizo lo mismo, pero con la edición de Panini, aquí. Yo en su día dije cosas como “esta cabecera está inicialmente pensada en tres arcos argumentales que suceden en tres épocas bien diferenciadas (la actual, la de los años cincuenta y la de los años setenta) pero que abarcan incluso más tiempo porque la aventura se inicia en los años treinta. Lo que sucede en cada arco y cada periodo temporal se relaciona con lo que ocurre en los demás y, de hecho, da pie a que los acontecimientos avancen. Sin embargo, cada uno de los arcos narra una historia completa, de manera que todos los que os compréis una parte de la historia disfrutareis de una experiencia plena independientemente de por qué acto empecéis a leer“. Este hecho se mantiene, aunque se han añadido historias por el camino… Por su parte, Jordi T. Pardo dijo cosas como: “La primera impresión que provoca la lectura del Fatale de Ed Brubaker y Sean Phillips es la de reencontrarse con unos viejos conocidos, la cadencia de la narración nos embriaga con la habitual prosa, medida y cuidada de su guionista, acompañada perfectamente por un dibujo capaz de crear sólidas atmósferas y embrujarnos sutilmente con sus terrenales y trágicos personajes“.

Y con estas dos citas ya prácticamente nos hemos puesto al día sobre lo que nos ofrece Fatale tanto en composición de la historia como en la calidad y cadencia del contenido… Veamos ahora cuáles son las novedades de este segundo arco argumental…

Fatale-7-pagina-1-Sean-PhillipsFatale-7-pagina-2-Sean-PhillipsFatale-7-pagina-3-Sean-Phillips
Tres primeras páginas de Fatale #7.
Podéis hacer click para agrandar.

El segundo arco de Fatale

Con una obra tan continuista como Fatale, la tentación de copiar y pegar la anterior reseña es tan grande que ahora mismo me encuentro con una situación ante todo complicada. No tiene sentido repetir lo que dije sobre los anteriores episodios de Fatale, así que os recomiendo que le echéis un vistazo a la anterior reseña porque todo lo que afirmé en su día es aplicable ahora. Las diferencias son pocas y muy sutiles, y es justamente de ello de lo que os voy a hablar en este artículo, porque a pesar de que no existan demasiadas novedades, la que hay permiten que el salto cualitativo entre el número 5 y el 6 sea muy alto… Y eso que hablamos de una serie que ya de por sí goza de una elevada calidad. ¿A qué se debe esa mejora? Principalmente al emplazamiento físico y temporal. Como ya es sabido por todos, Fatale es una conjunción entre terror y misterio protagonizada por una enigmática mujer cuya sola presencia hechiza a los hombres y les obliga a hacer todo cuanto desee. La historia se prolonga durante décadas y cada uno de los arcos de Fatale está ubicado en una era diferente, con las peculiaridades de ésta. Y eso supone que cada salto temporal modifica el ambiente, ya sea para mejor o para peor. En este caso, Josephine está viviendo en los Estados Unidos de los años setenta, en una época de mayor permisividad sexual y en la que aparentemente no existen tantos secretos como antaño. Y el “aparentemente” viene a cuento porque ella se mueve en Hollywood, un mundo lleno de vicio y corrupción en el que los ricos y famosos están dispuestos a hacer de todo. El halo de misterio que envolvía el anterior arco de Fatale ahora se ve más acentuado, porque nos muestra un mundo que creemos cercano pero que es completamente desconocido. Y eso hace que el misterio alcance nuevas cotas. Además, en Hollywood, el glamour (ingrediente básico en un personaje como Josephine) se mezcla con la sangre y el asesinato.

Todas las sensaciones que se dan cita en el segundo arco de Fatale (familiaridad, desconocimiento, sorpresa, glamour, etc.) rompen con el esquema tradicional de mujer fatal. Seguramente, si alguien nombra el término nos vendrá a la mente la típica mujer de largas piernas y vestido abierto que contrata a un detective que acabará descubriendo que la mala es ella… Josephine no es así. Josephine es un misterio. No sabemos si es buena o mala, si es la verduga o la víctima. Eso no importa. Josephine vive en un mundo de grises en el que nada es lo que parece. Lo realmente importante es que en este arco muestra empatía con desconocidos y ayuda a la gente que pica a su puerta, a pesar de que éstos escondan un misterio aún más grande que ella misma. Eso da pie a todo lo que sucederá en estos episodios de Fatale y seguirá incrementando la incertidumbre sobre Josephine. La mujer fatal ya no lo es tanto, en estos episodios pasa a ser alguien con quien podemos sentir simpatía.

Otra sutil diferencia que mejora este volumen respecto al anterior es la contrapartida masculina de Josephine. En este arco, el protagonista es un actor prácticamente malogrado que se ve envuelto en un turbio asunto cuando rescata a una amiga de una grabación que ha resultado con la muerte de un actor y con la amiga llena de heridas de gravedad. A eso se suman otros tejemanejes que se unen a la historia de Josephine y como resultado final podemos apreciar un giro de los roles. El hombre de los setenta sería la mujer fatal, y Josephine haría la función de detective. La verdad es que el actor posiblemente sea el personaje más interesante de todos los que hemos visto hasta ahora y da mucho juego, tanto por su pasado oscuro como por sus medias verdades, así como por su carácter de antihéroe. Como Josephine, o al revés de ella, él parece un bueno pero quizás sea malo o, simplemente, es un buen hombre que ha tomado decisiones equivocadas.

Por lo que respecta al apartado gráfico, Sean Phillips simplemente está sublime. Hollywood le sienta muy bien. Aquí sí que me cito a mí mismo: “Cuando alguien ve los dibujos de Phillips en este tipo de historia es difícil que relacione el género noir con cualquier otro dibujante. Este artista consigue que todo encaje: otorga las expresiones exactas a los rostros; potencia la aureola de misterio del tebeo; genera miedo cuando debe asustar y preocupación cuando sucede algo malo; retrata a la perfección las diferentes épocas que conforman la serie; dibuja con el número exacto de líneas, de manera que su trazo es sencillo y elegante; sabe combinar las sombras y las luces; permite que el texto se ubique según el ritmo de lectura deseado, etc“.

Fatale-7-pagina-4-Sean-PhillipsFatale-7-pagina-5-Sean-PhillipsFatale-7-pagina-6-Sean-Phillips
Páginas 4 a 6 de Fatale #7.
Podéis hacer click para agrandar.

Conclusión

¿Es posible mejorar lo inmejorable? Pues eso parece. El segundo arco de Fatale es mejor que el anterior. Evidentemente, esto es una apreciación puramente subjetiva que puede no ser compartida por algunos de vosotros porque lo malo de Fatale, como ya he indicado anteriormente, es que nos ofrece más de algo que ya hemos visto con anterioridad y puede que alguien ya esté harto de este tipo de historias y quiera algo diferente. Mientras críticas y ventas aguante, no creo que se dé el caso, así que mejor que disfrutemos de lo que los autores nos ofrecen ahora, y ya les pediremos novedades en el futuro…

Enlaces de Interés
16 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Mr. X
Mr. X
Lector
28 agosto, 2013 13:23

Pues totalmente de acuerdo. Más de lo mismo, pero lo “mismo” es excelente. A mi también me ha gustado más que el anterior.

Mathieu
Mathieu
Lector
28 agosto, 2013 13:27

Recuerdo cuanto me engancho el “Sleeper” de Brubaker. No puedo decir lo mismo de su “Criminal” o “Capitan America”. Aún asi tengo este “Fatale” en mi wishlist y caerá pronto.

Louontherocks
Louontherocks
Lector
28 agosto, 2013 13:35

Yo estoy en la duda porque el primer arco me gustó pero el formato panini me parece taaan caro… y feo, todo sea dicho.

Adri
Adri
Lector
28 agosto, 2013 13:43

El primer arco me gustó pero si decís que este es mas de lo mismo, aunque sea excelente, creo que pasaré de pillarlo, priorizaré otras cosas. De momento con el primero ya voy bien.

Phantomas
Phantomas
Lector
28 agosto, 2013 13:54

Recomiendo a todos, lo que siguen (seguiremos) con Fatale y los que desean probar cosas nuevas que caten lo recomendado en el post inmediatamente anterior sobre el Grandville de Bryan Talbot.

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
28 agosto, 2013 15:04

¿Más de lo mismo pero mejor? Pues por mí, perfecto. ¿Cuándo sale esto por aquí?

Pandora Nachios
Pandora Nachios
Lector
28 agosto, 2013 15:45

Genial, a ver si sale por estos lares pronto. Si sigue con el nivel de calidad tanto gráfico como de guión es de las pocas fija que voy a tener.

Una gran noticia.

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
28 agosto, 2013 15:46

Yo voy ya por el 3er tomo y la verdad es que me alegro de haberle dado una oportunidad a la serie, me está molando bastante. Y coincido en que este segundo tomo mejora al primero.

Jerónimo Thompson
Lector
28 agosto, 2013 16:07

Pues yo me planté en este segundo tomo precisamente por lo que comentáis: es más de lo mismo, y a mí por lo menos, ya me cansa. Nada concreto que pueda criticar negativamente, pero es que tenía la sensación constante de que estos cómics de Brubaker/Philips ya los había leído antes (y varias veces).

Quizá retome la serie algún día, pero por el momento, el tercer TPB lo he dejado pasar..

the drummer
the drummer
Lector
28 agosto, 2013 17:53

compra fija; me estoy reservando a que salga aquí, así que he optado por leer el artículo en diagonal; sólo esperar a que lo editen cuanto antes. tebeazo.

Javier Agrafojo
28 agosto, 2013 18:32

Ya el 2º y yo sin leer el 1º… 🙁

bowler02
bowler02
Lector
28 agosto, 2013 19:45

SPOILER

Los números sueltos (11 al 14) son flojos. Pero el tercer arco, lástima que el siguiente número sale hasta el 4 de septiembre, está excelente. Un muy buen reflejo del Seattle del grunge y de antes de la generalización de los Starbuck.

the drummer
the drummer
Lector
28 agosto, 2013 19:57

sep, lo de criminal es una pena porque a mi me estaba pareciendo cojonuda (incluso mejor que lo que llevo leídpo de fatale), espero que lo retomen en algún momento; incógnito, en cambio, me pareció bastante más floja.

Dillinger
Dillinger
Lector
29 agosto, 2013 10:47

Bueh. Si pudiese viajar atrás en el tiempo lo primero que haría es ofrecerme a ser el representante de Cristiano Ronaldo siendo niño. Lo segundo, dejar en la balda el primer tomo de Fatale que compré.

Es más de lo mismo.

A precio ajustado puede que continuase con la serie pero si tengo que pagar por tapas duras prefiero hacerlo en el chiringito de la playa.

Mathieu
Mathieu
Lector
29 agosto, 2013 12:04

Ahí es donde la ed. Uk hace cambiar la perspectiva ya que por unos 10 eurillos te haces con él (tapa blanda). La manía de la tapa dura. Que si que queda muy bonito pero hay que ajustarse y lo que importa es el contenido.