Fantastic Four (2018) #1, de Dan Slott y Sara Pichelli

Tres años después, regresan los Cuatro Fantásticos de la mano de Dan Slott y Sara Pichelli. Reseñamos el primer número.

Por
15
3731
FavoriteLoadingAñadir a favoritos

En el año 1961, John F. Kennedy se convirtió en presidente de los Estados Unidos; no hubo luna llena en febrero; la Unión Soviética lanzó su primera sonda a Venus; Hassan II se convirtió en rey de Marruecos; se publicó la primera página de 13, Rue del Percebe; Luxemburgo ganó Eurovisión; y Estados Unidos realizó pruebas con varias bombas atómicas en el Emplazamiento de pruebas de Nevada.

En el año 1961, el día 8 de agosto, se publicaba Fantastic Four #1, de Jack Kirby y Stan Lee. Con él, daba comienzo el Universo Marvel moderno, poniendo la primera piedra de uno de los universos de ficción más ricos, extensos y populares que ha conocido este planeta. Los superhéroes son mitología moderna, y Fantastic Four #1 fue el Libro del Génesis del panteón Marvel.

Desde entonces y hasta el año 1996, el primer volumen de los Cuatro Fantásticos contó las aventuras de la Primera Familia marvelita, siendo un pilar fundamental de la historia de los tebeos. Con la generación Image, llegó un segundo volumen de doce números entre los años 1996 y 1997 bajo el sello Heroes Reborn, seguido de un relanzamiento en 1998 con motivo de Heroes Return. Desde ahí, el tercer volumen continuó (incluyendo el paréntesis de Fundación Futuro) hasta el año 2012, cuando se relanzó con Marvel Now. De 2012 a 2014 tuvimos el cuarto volumen; de 2014 a 2015, el quinto volumen. Llegaron entonces las Secret Wars.

Entre los años 2015 y 2018, no se publicó ningún número de Fantastic Four.

Hasta ahora.

Reseña de Fantastic Four (2018) #1, de Dan Slott y Sara Pichelli

Fantastic Four (2018) #1

Edición original: Marvel Comics.
Guión: Dan Slott.
Dibujo: Sara Pichelli, Simone Bianchi, Skottie Young.
Entintado: Sara Pichelli, Elisabetta D’Amico.
Color: Marte Gracia, Simone Bianchi, Marco Russo, Jeremy Treece.
Formato: Grapa doble.
Precio: $5.99.

Los Cuatro Fantásticos llevaban tres años desaparecidos. Mientras que Johnny Storm y Ben Grimm todavía formaban parte del universo Marvel – paseándose por las series de los Inhumanos, Vengadores o Guardianes de la Galaxia -, Sue Storm, Reed Richards y sus hijos se dedicaban a crear y explorar el Multiverso, dados por muertos por el resto del mundo. Su ausencia se hacía notar en sus más allegados, pero el mundo avanzaba.

Para muchos, este grupo y esta serie son esenciales. Tres años sin ellos, tres años sin una colección propia y sin recibir el foco de atención son muchos. Las series Marvel van y vuelven, los héroes mueren y renacen, se convierten en villanos y regresan por todo lo alto. Al final del día, los Cuatro Fantásticos no estaban sino pasando por este mismo ciclo, bajo la idea de que “la ausencia hace crecer el cariño”. La estrategia de la editorial se puede considerar más o menos válida. Hay quien preferirá centrar la atención en los acuerdos cinematográficos, aunque esto significaría olvidar los meses de antelación con los que la Casa de las Ideas prepara sus tramas en sus retiros creativos.

Pero, ciñéndonos a la reseña, el 8 de agosto de 2018, 57 años después de publicarse el primer número de la serie, salió a la venta un nuevo Fantastic Four #1. A cargo del guión está Dan Slott, recién salido de una década como patriarca arácnido y dispuesto a continuar su buen hacer cósmico tras la nunca-suficientemente-valorada Silver Surfer. En el dibujo, Sara Pichelli, una artista que, parafraseando a C.B. Cebulski, destaca por sus expresiones faciales y emociones página a página. Además, para la ocasión se ven acompañados de Simone Bianchi y Skottie Young en dos historias finales de complemento.

Fantastic Four #1Me gustaría empezar por el dibujo. Sara Pichelli no está tan en forma como hace unos años. Sin llegar al nivel de detalle de sus primeros años en Ultimate Spider-Man, tampoco ofrece aquí un resultado de trazo suelto como el de Spider-Man a secas. Busca alcanzar un punto intermedio, ni tan detallado ni tan suelto. Seguramente, acelera el proceso de completar cada página, algo que beneficiará a la larga a la continuidad visual de la serie. Por contra, el arte de la italiana ya no asombra, y por momentos no da la talla. Hay puntos clave en este número que se merecían más. Tampoco hay que confundirse: la emoción la clava, y este número es especialmente emotivo.

Lo es porque el guion es muy adecuado. Dan Slott da en los puntos clave, manejando las expectativas de los lectores y sabiendo perfectamente el momento y el contexto en el que se publica este Fantastic Four #1. Bebe de Marvel Two-In-One y de Infamous Iron Man y sus tramas continuadas en Invincible Iron Man, pero al mismo tiempo da todo un poco de lado. Si hablamos de números accesibles a nuevos lectores, este lo es a todos los niveles, y será difícil que se confunda nadie aunque no sepa casi nada de estos personajes.

Personajes por los que el amor del guionista es palpable. Hay aquí más una declaración de intenciones que no un gran primer número, algo que se nota en ese peculiar interludio que permite contar una aventura ligera situada en el pasado con el grupo al completo. Sirve más a la temática del tebeo que a otra cosa, y aunque se entiende su objetivo, no es fácil determinar si funciona o no.

¿Es este un buen tebeo? Creo que existen dos formas de leerlo: con la cabeza y con el corazón. En mi caso, no soy tan fan de los Cuatro Fantásticos como otras personas. Me interesa más su posición mítica como piedra angular del universo Marvel que no sus aventuras de por sí. Leo con la cabeza y, bajo ese prisma, sí, es un buen tebeo. Tiene buen guion y tiene buen dibujo, es accesible y emociona. Pero ahí se queda. En otros casos, los mayores fans del grupo llevarán tres años esperando a esta ocasión. Entonces lo van a disfrutar con el corazón y, para ellos, será un gran tebeo.

Fantastic Four #1La emoción y la vuelta al hogar son dos de los puntos clave de Fantastic Four #1. Pivotamos de nuevo al arte, pero miramos en esta ocasión hacia el color de Marte Gracia, que se merece un estruendoso aplauso. Mejora el conjunto de forma notable, y creo que sus elecciones benefician a la narrativa general, ya sea de forma consciente o inconsciente para el lector. Intentaré no entrar en spoilers, pero baste decir que, de forma muy cuidada, nos lleva del naranja y azul claro del día hacia los azules más oscuros de la noche. Representa, poco a poco, la pérdida de la esperanza que sienten dos de los protagonistas, para acabar dando la vuelta al concepto con unos azules y violetas cálidos, representativos del hogar y de la aventura en el espacio más profundo, uno de los muchos sitios a los que pertenecen los Cuatro Fantásticos.

Esto es válido para la historia principal, la que se come el grueso del número. El último tercio corre a cargo de Simone Bianchi, que rompe con las treinta páginas previas gracias a su interesantísimo estilo. Las texturas, el color, el trazo… Todo es justo lo que se necesita para esta segunda historia. Marca el tono desde el primer momento y se adecúa a ese extraño puzzle que se recompone aquí. Sin entrar en spoilers, la elección del también artista italiana se demuestra acertada; y él a cambio ofrece un gran nivel. Para acabar, Skottie Young se encarga de una suerte de página post-créditos que no merece mucho más que una mención.

Lo miremos como lo miremos, hay cosas que están claras con Fantastic Four #1. Es un buen tebeo, en manos de un guionista que ama a los personajes y una dibujante muy capaz, incluso si está lejos de su mejor nivel. Todo el equipo creativo ha sabido plasmar la emoción necesaria para la ocasión, y el trabajo de coloristas y dibujantes de apoyo ha sido crucial para encajar todas las piezas a nivel temático. Cada punto clave está muy estudiado y hay momentos que ya son historia del grupo para siempre. Los Cuatro Fantásticos están de vuelta. Los Cuatro Fantásticos están en casa.

Reseñas de Marvel Fresh Start

  • Avengers #1, de Jason Aaron y Ed McGuinness
  • Venom #1, de Donny Cates y Ryan Stegman
  • Immortal Hulk #1, de Al Ewing y Joe Bennett
  • Deadpool #1, de Skottie Young y Nic Klein
  • Sentry #1, de Jeff Lemire y Kim Jacinto
  • Death of the Inhumans #1, de Donny Cates y Ariel Olivetti
  • Amazing Spider-Man #1, de Nick Spencer y Ryan Ottley
  • Tony Stark: Iron Man #1 y 2, de Dan Slott y Valerio Schiti
  • En el año 1961, John F. Kennedy se convirtió en presidente de los Estados Unidos; no hubo luna llena en febrero; la Unión Soviética lanzó su primera sonda a Venus; Hassan II se convirtió en rey de Marruecos; se publicó la primera página de 13, Rue del Percebe; Luxemburgo ganó…
    Guión - 8
    Dibujo (Sara Pichelli) - 6
    Dibujo (Simone Bianchi) - 7.5
    Interés - 9

    7.6

    Nota final

    El regreso de los Cuatro Fantásticos es un buen número leído con la cabeza y un gran número leído con el corazón. La experiencia variará mucho para cada persona, pero es un buen tebeo.

    Vosotros puntuáis: 5.08 ( 18 votos)

    15
    Déjanos un comentario

    Please Login to comment

    Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

    Si quieres, puedes usar un avatar.

    Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
    9 Comment threads
    6 Thread replies
    0 Followers
     
    Most reacted comment
    Hottest comment thread
    10 Comment authors
    Rakusilver draperzorelNacho TesoIgverni Recent comment authors
      Subscribe  
    Recientes Antiguos
    Notifícame
    elBlueNules
    Lector
    elBlueNules

    Uf ponerle un 6 al dibujo de Sara Pichelli es de, mínimo, ser bastante cruel, por no decir falto de gusto.

    Eze
    Lector
    Eze

    Lo acabo de terminar de leer, y la verdad esperaba más. Mas de Slott y mas de Pichelli. No me convenció, claro que es el primer numero y veremos para donde va la cosa, pero por ser éste el primer número del cuarteto en tres años tenía una expectativa que no se vió cumplida, en mi humilde opinión. No se si le habrán dado en el clavo con el equipo creativo como parecía en un principio. Una lastima.

    supermanumolina
    Lector
    supermanumolina

    Me ha parecido un número mu bonico. Ya se sabía, si estás siguiendo el Marvel 2en1, que no iba a estar toda la familia junta en el primer número. Se ve que Slott tiene ideas a muy largo plazo. Yo le tengo esperanza. Buena reseña.

    Duma
    Lector
    Duma

    Repito mi comentario de otro hilo

    Es un gran cómic.

    La página donde eligen quién debe cantar (además de un anticipo evidente de que usarán esa piedra en un futuro para volver a casa o llegar hasta el resto) es puro 4F familiar, la habría firmado Byrne en su mejor momento en la colección. Igual el reencuentro de Jen y Wyat.

    Parte de la premisa en general de que no has leído M2in1. Una lástima que esa colección haya quedado en anecdótica dentro del retorno de los 4F cuando prometieron otra cosa. Sin embargo hay que estar al tanto de lo último del Iron Man de Bendis para entender las páginas finales, dejando claro qué colección era importante y cuál no.

    Dicho esto, la situación de John y Ben es planteada con gran acierto (y muchas menos páginas que la citada M2in1) y la aparición de personajes como Medusa, Cristal, la mencionada Hulka… es un homenaje nostálgico que me encanta.

    Me parece un #1 ejemplar, especialmente cuando no se trata de presentar nuevos personajes ni de enganchar a lectores nuevos, sino de recuperar una colección que ha sido el alma de la editorial en muchos aspectos, vendiera o no vendiera.

    Y el dibujo mucho mejor de lo que me esperaba, la verdad. Que sé que es buena, pero le va como anillo al dedo el tono y los personajes

    geek lantern
    Lector
    geek lantern

    Sintió forzado el sentimentalismo en la historia principal. Sentido forzado el retorno de status quo en el epílogo.

    Igverni
    Lector

    Muchas ganas de leer este tebeo. ¿Se sabe cuando se publicará en España?

    zorel
    Lector
    zorel

    Lo siento, pero pensar que esta larga ausencia de los Cuatro Fantásticos sin tener su propio cómic no estuvo relacionada con el problema de sus derechos cinematográficos entre Marvel, Disney y Fox, y que su regreso coincida justo cuando Disney compró Fox, y sus derechos cinematográficos están camino a Marvel Studios, se me hace un poco ingenuo y cándido de vuestra parte (y conste que no me quejo en lo absoluto de que los 4F por fin estén en manos de Marvel Studios. Ellos son los que más necesitan un lavado de cara y que por fin se haga justicia con ellos en el cine, y es triste que hasta ahora Los Increíbles hayan sido las dos mejores películas de los Cuatro Fantásticos que hemos tenido).

    silver draper
    Lector

    Hola,

    Terminé la serie cuando acabó en el número 100 creo, pero no he leído nada más de los Marvel 2 in 1. Me interesa volver a seguir los 4F en esta nueva etapa. ¿Debo leer algo de esas publicaciones, o me puedo reenganchar sin grandes problemas? No tengo mucha fe en la actualidad comiquera Marvel, salvo Daredevil que es lo que sigo. Si no va a merecer la pena, mejor empiezo cuando se publique en España. ¿Que opinais?

    Raku
    Lector
    Raku

    Puedes leer directamente este Fantastic Four #1 sin problemas. Sólo necesitas saber que Reed, Sue y los niños llevan un tiempo desaparecidos. Pero incluso eso te lo dice el propio cómic al empezar.

    Raku
    Lector
    Raku

    Dije en otro post lo siguiente respecto a este número:

    El regreso se cocina a fuego lento, pero el resultado es muy apetitoso.

    Y lo mantengo.
    Puede que no fuese el regreso cargado de época y acción que algunos esperaban, pero emotividad y amor por los personajes y su historia no le falta. Habrá que ver cómo evoluciona, pero de momento, tanto en guión como en dibujo, cuenta con mi visto bueno.