El diario gatuno de Junji Ito: Yon y Mû

Por
0
2182
 

Edición original: Itou Junji no Neko Nikki: Yon & Mû JAP
Edición nacional/ España: El diario gatuno de Junji Ito: Yon y Mû
Guión, dibujo, entintado y color: Junji Ito
Formato: Libro rústica, tapa blanda, con sobrecubierta, 120 págs. blanco y negro y color (sentido de lectura oriental)
Precio: 8€

 

Durante estos últimos años, el mercado del manga ha visto florecer un pequeño nicho de mercado ocupado por historias protagonizadas por gatos. Parece que cuando una cosa se pone “de moda”, el resto de editoriales copian o se suman a esa moda. Aunque ninguno ha obtenido un éxito mayúsculo, sí ha sido suficiente para que durante un tiempo, las novedades de manga hayan reservado un espacio para “manga con gatos”. Hablar de gatos en el mundo del manga es hablar de Doraemon, un icono como puede serlo Garfield (mucho más cabroncete) o Milú si prefieres los perros inteligentes. Incluso hasta el cine se ha rendido a la monosidad de estos animales con títulos como “…Y que le gusten los perros”, “La verdad sobre perros y gatos” o “Como perros y gatos”. Volviendo al manga más actual, quizá el que empezó toda esta “moda gatuna” fue Chi, el pequeño maullador de El Dulce Hogar de Chi (que ha pasado por tres editoriales distintas, Glenat, EDT y ahora recuperada por Planeta Cómic). La misma Planeta se ha lanzado a publicar otra obra de la misma autora, La abuela y su gato gordo, la publicación del cuál va a bastante buen ritmo. Otra novedad aparecida de forma simultánea es Plum, la opción que nos proporciona Norma Editorial para disfrutar con historias de bichos con largos bigotes. Menos comercial al ser una editorial con poco fondo de catálogo manga y un precio bastante elevado es Soy un Gato. Mientras que el resto de títulos enumerados hasta ahora se podrían considerar costumbristas, tiernos y hasta infantiles, el título de Quaterni es una mirada a la sociedad nipona desde los ojos de un gato, con sátira, humor y sarcasmo. Si todos estos géneros no fuesen suficientes, Toriyama sacó el gato superhéroe, Nekomajin.

Esta furiosa chica gato nos da la bienvenida a este texto….

Ahora nos llega un ejemplar de otro género, el de terror mezclado con el humor, con el nuevo título de uno de los maestros del terror en papel, Junji Ito. Es un tomo único publicado en sentido oriental con un buen trabajo de Tomodomo desde la edición original de Kodansha. Explica cómo el matrimonio del mangaka se muda a una nueva casa. Aprovechando el cambio, su mujer se trae con ella al gato que tenía en casa de sus padres, Yon. A esto se le sumará otro gato, Muu, para hacer compañía al primero. Convivir con dos gatos no le hará mucha gracia al mangaka J. Teniendo más afición por los perros, deberá acostumbrarse a la compañía de estos seres que tan bien pueden ser adorables como respirar cierto aire terrorífico. Esto no pasa con otros animales domésticos, como los perros. O te gustan o no te gustan,o les tienes miedo por su ferocidad, pero no hay halo negativo en ellos. Poco a poco se irá haciendo la idea de cómo son sus compañeros felinos y adaptarse a ellos.

Cualquiera que tenga gatos en casa sabrá que son los reyes del territorio. Ellos son los amos de las zonas que más les gustan y también escogen a su “amo” o más bien, son ellos los que se sienten en posesión de los humanos. En esta época de redes sociales, es innegable el carisma que tienen estos seres con innumerables fotos subidas a sitios como Facebook o Twitter. Los textos que acompañan estas fotos delatan el poder que tienen sobre los humanos, cuando estos escriben cosas como “Humana, dame de comer” o “Humano, hazme mimitos”. Otro aspecto a considerar es la fama que acarrean estos animales desde hace siglos. Es curioso leer que la imagen que hemos tenido de estos felinos ha cambiado desde la idealización y entronización en la época del antiguo Egipto hasta la persecución y quema durante la edad media por considerarse impuros, portadores del Diablo y sus pecados. El Ying y el Yang. Esta dualidad ha sobrevivido hasta nuestros días, cuando no quemamos nuestros felinos pero a veces nos preguntamos qué piensan realmente y como nos consideran. El mangaka recupera un poco el horror que debieron tener las gentes de la edad media a estos seres, con todo este halo de superstición y maldad.

Las dos caras de los gatos se vive dentro de la casa del mangaka. La cara “simpática” de Muu contra la enigmática y a veces terrorífica de Yon. Es como si toda la historia de los gatos con los humanos estuviese resumida dentro de esas cuatro paredes: cuando los humanos los aceptaron y cuando renegaron de su lado diabólico. J. tiene mucha más empatía con Muu, pero hará esfuerzos por no dejarse dominar por el extraño Yon.


Así pues, el manga se sustenta en el binomio amor-odio que tiene el autor hacia los gatos. Su adaptación a ellos teniendo en cuenta la relación con su inquietante pareja (¿como se habrá visto reflejada esta chica con esos eternos leotardos de payaso loco?), que puede peligrar si no acepta de buena gana los mininos. La historia transita por varias situaciones habituales de quien recibe un gato en casa: adaptación al nuevo espacio, juego con el animal, actitudes habituales en el animal como asustarse o dormir todo el dia, miedo a que se escape,… También el cambio de hábitos de los amos o verse a sí mismo buscando soluciones para no molestar a los gatos o hacerles daño involuntariamente. El manga transmite la envidia y pavor que siente el autor hacia Yon: envidia porque su novia está más por el gato que por él, haciéndole mimitos y ocupando su espacio en la cama…A veces da más miedo su propia novia que el gato, con expresiones histriónicas, malévolas, con rasgos extremados al máximo y usualmente sin pupilas y con pómulos muy pronunciados…

Ito sigue con su estilo creepy de ojos oscuros sin pupilas, reflejando almas vacías, lúgubres expresiones saliendo de la boca de los protas,un entintado nervioso creando volúmenes con sus luces y sombras, expresiones desencajadas de terror,… Pero todo esto está compensado o contrastado con apuntes humorísticos que confrontados uno con el otro crea ese gag típico japonés de cambio brusco de escena como podemos ver en Tezuka o algunas pelis. Pero sinceramente aquí no está muy conseguido excepto en un par de ocasiones cuando la teórica hegemonía masculina dentro de la casa queda diezmada por la voluntad femenina (vamos, que se hace lo que ella quiere y punto). El cambio entre historias o capítulos tampoco está muy conseguido, no habiendo ninguna señal visual que indique que una acaba y otra empieza, creando a veces la molesta sensación de leer el inicio de otro capítulo como si el anterior no hubiese finalizado. Por lo demás es un estilo acostumbrado a ilustrar historias de miedo usado ahora para algo distinto. Funciona pero no maravilla.

La edición de Tomodomo es muy correcta. Las pocas páginas comparadas con un tankoubon shonen se compensan con un tamaño A5, con algunas páginas a color,y un precio ajustado a un tomo que puede tener difícil vida en las estanterías de las tiendas. La reproducción es perfecta, clara y nítida, hasta en las zonas más oscuras de la casa. La rotulación peca, en mi opinión, de usar demasiado las mayúsculas en los bocadillos. Los textos de apoyo y otros textos se leen de forma más natural. La edición incluye notas a pie de página para términos no muy conocidos y traducción en pequeño de las onomatopeyas, para modificar el mínimo el dibujo. Entre capítulo y capítulo podemos leer preguntas de los lectores japoneses al autor, y su respuesta. Como siempre, algunas son más interesantes que otras, pero es un punto a favor incluirlas. También encontramos un epílogo que no posee mucha relación con el manga. La traducción de Ana María Caro se lee muy natural, sin frases forzadas ni estructuras heredadas del original. La guinda del pastel es un precioso punto de libro con Yon y Muu abrazados. En general, una muy buena edición y fantástica tarjeta de presentación para Kodansha junto con Shonen Note.

Este Diario Gatuno es una comedia de terror light sobre el miedo e incertidumbre de recibir alguien nuevo en casa, en tu terreno, de superar desavenencias y mejorar la convivencia. También de dominar las fobias y crecer personalmente a partir de ahí. Entra dentro de la categoría/demografía de seinen. Los gatos dan mal rollo a medias, no es realmente un cuento de terror donde el gato diablo abre la caja de los truenos dentro de la familia, sino más bien la descripción de una familia con dos nuevos miembros, con un ligero toque macabro. Depende de qué viñetas se escoja parece que sea mucho más terrorífico de lo que es. Se queda a medio camino entre el humor y el terror y personalmente ni me ha hecho mucha gracia ni tampoco mucho miedo (excepto algunos momentos). Quizá sea porque es el primer cómic nuevo que leo en bastante tiempo, o he perdido habilidades, pero la lectura no me ha proporcionado grandes momentos. Te pasas el cómic buscando ese momento memorable, de miedo o de risa, y no viene. O quizá yo no estoy en el momento adecuado.

Pero esto tampoco significa que sea un mal manga. Es un producto original (¿quién me hubiese dicho a mi que vería editado en España un manga que empieza con fotos de gatitos?) dentro de una editorial joven que se lanza a publicar cosas distintas a lo habitual, y lo hace en un momento en que otras pequeñas aventuras editoriales hacen lo mismo y enriquecen el mercado. Así pues, este título se lee con agrado sin demasiadas complicaciones pero quizá es más importante en cuanto a diversificar el mercado abriendo caminos poco explorados.
(Podéis leer otra reseña de este manga de parte de Jesús Játiva aquí)


  Edición original: Itou Junji no Neko Nikki: Yon & Mû JAP Edición nacional/ España: El diario gatuno de Junji Ito: Yon y Mû Guión, dibujo, entintado y color: Junji Ito Formato: Libro rústica, tapa blanda, con sobrecubierta, 120 págs. blanco y negro y color (sentido de lectura oriental) Precio:…

Humano, deja de escribir y dame de comer!

Guión - 6
Dibujo - 7.5
Interés - 6.5

6.7

Nyaa!!!

Correcta y original mezcla de humor, amor y terror hacia los gatos y como superar las fobias.

Vosotros puntuáis: 8.1 ( 2 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments