Clase Letal 3: Nido de Víboras

Tiroteos y desamores, explosiones y drogas, cuchilladas y herpes. Rick Remender y Wes Craig siguen dando el máximo en el tercer volumen de Clase Letal, de Norma Editorial.

Por
2
720

Edición original: Deadly Class #’s 12-16 USA, Image Comics.
Edición nacional/ España: Norma Editorial.
Guion: Rick Remender.
Dibujo: Wes Craig.
Color: Lee Loughridge, Justin Boyd.
Rotulación: Rus Wooton.
Formato: Rústica.
Precio: 16,50 €.

Acaba con cualquier necesidad. Acaba con cualquier debilidad. Acaba con estos hijos de la gran puta.

A todos nos ha pasado. Ese primer desengaño amoroso, la primera traición de un amigo. El dolor de la traición, del desengaño, es intenso y agudo como pocos. Un dolor que nos lleva a todos a volvernos rabiosos y a preguntarnos lo mismo: ¿merece la pena involucrarse? Abrirle tu corazón a los demás es abrir una grieta en tu armadura, abrir tus muros y permitir que te hagan daño. ¿Cómo voy a ser fuerte, cómo voy a ser un superviviente si dejo que mi fuerza dependa de otras personas? ¿No estoy mejor solo? La respuesta, por supuesto, siempre termina siendo no. Porque uno siempre lucha mejor cuando lucha por alguien, porque uno siempre termina necesitando que le cubran la espalda. Especialmente en un instituto lleno de asesinos.

Continuamos con nuestra cobertura de Clase Letal, esa serie que explora todo ese gran drama que es la adolescencia añadiéndole un poquito de psicópatas rednecks por aquí y otro poquito de torturadores del cártel mexicano por allá. Una obra fascinante que alcanza su volumen número tres dentro de nuestras reseñas, un volumen que concentra en seis números todas las virtudes de la historia que nos vienen contando Remender y Craig y que se convierte en una tremenda montaña rusa que no para de mejorar. Bajo el título de Nido de Víboras, este tercer tomo comienza partiendo del cliffhanger que nos dejó mordiéndonos las uñas al final del tomo anterior, con la puesta en escena de la amable familia de Chico en medio de la refriega de nuestros adolescentes favoritos con la banda de paletos de Fuckface. Un tomo que se divide principalmente en tres partes: acción, introspección e ignición.

En primer lugar, arrancamos con el espectacular desenlace del enfrentamiento con El alma del diablo, la banda original de Chico, al que se le prende la mecha en el volumen anterior y que, si me permitís decirlo, es acojonante. Una secuencia de acción de dos grapas que no te deja respirar, con unos villanos que dan auténtico miedo y un Wes Craig que nos regala unas escenas dignas de enmarcar, con especial atención al duelo en el puente. Un clímax en llamas que nos vuelve a recordar una vez más que este dibujante es uno de los mejores narradores que hay en la escena mundial, y que además sirve como consagración del personaje de María, que termina de explotar y se erige de manera apabullante como la protagonista total de la historia.

Pero como os decía, este tomo aúna todo lo que destaca de esta serie, porque de semejante despliegue de fuegos artificiales y luchas épicas damos un salto a ese aspecto primordial de esta serie y que le otorga toda su personalidad, que es la inmersión en la adolescencia y en cómo lidiamos con sus traumas y sus excesos; en este caso, con los desengaños. Rick Remender nos vuelve a desmontar al completo la psique de Marcus, sumido en una espiral de droga y aislamiento que nace como respuesta y tratamiento para lidiar con el mal de amores, distanciándose de los suyos y convirtiéndose en un auténtico capullo en busca de traiciones y fantasmas que le ayuden a soportar su sufrimiento a costa de perder a aquellos que aún le quedan. Es realmente interesante cómo Remender no se corta en desmitificar a su protagonista y en mostrárnoslo como un imbécil, porque es una manera de transmitirnos que la idiotez de la adolescencia es algo de lo que ninguno salimos indemnes. Todos nos vemos como el héroe y el sufridor en nuestras historias, porque al fin y al cabo nosotros somos los narradores de nuestras vidas, pero la realidad es que muchas veces nos encontraríamos con que interpretamos un papel desagradable si pudiéramos vernos desde los ojos de los demás. Y es que Marcus no deja de ser el recipiente elegido por el guionista para representar todas esas facetas que todos pudimos representar en la juventud, ya sea con actos de nobleza, de rabia mezquina o de tierna ingenuidad, como en esa escena tan tonta y tan fina de la consulta del médico. Un perfecto contraste entre la madurez y la tontuna aún latente de la edad.

Y por último, la ignición. Kings Dominion se planteaba al inicio de esta obra como el eje principal y excusa para narrarnos toda esta historia, pero según pasaban los números podíamos llegar a sentir que su presencia empezaba a pasar en cierto modo desapercibida, como un simple instituto en el que poder juntar a los personajes de la historia mientras les suceden otras cosas. Pero en un último número brillante, con una escena final cuya tensión se puede cortar con un cuchillo, de golpe y porrazo Remender nos devuelve la pelota a trallón, sacando a flote de nuevo su escuela para asesinos y todas las peligrosas implicaciones que puede tener un sitio así en una historia planteada desde un punto de vista tan realista y crudo como este. Dicho en pocas palabras: agarraos los machos porque vienen turbulencias.

Esto es Clase Letal, señores. Un carrusel de emociones que no solo no decae, sino que de momento continúa mejorando, sumergiéndonos más y más en una historia apasionante que no tiene problemas en bajar el pie del acelerador porque tiene mucho sobre lo que meditar sobre nuestra juventud cuando no está dejándonos sin aliento con una acción imparable. A ver quién es el valiente que puede terminar este tomo sin lanzarse como una fiera a devorar el siguiente.

Edición original: Deadly Class #'s 12-16 USA, Image Comics. Edición nacional/ España: Norma Editorial. Guion: Rick Remender. Dibujo: Wes Craig. Color: Lee Loughridge, Justin Boyd. Rotulación: Rus Wooton. Formato: Rústica. Precio: 16,50 €. Acaba con cualquier necesidad. Acaba con cualquier debilidad. Acaba con estos hijos de la gran puta. A…
Guion - 9.2
Dibujo - 9
Interés - 9

9.1

Clase Letal es tremenda, y este tomo no hace sino convencernos más de ello.

Vosotros puntuáis: 9.8 ( 1 votos)

2
Déjanos un comentario

Please Login to comment
2 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
JuliusBCK1Pau Recent comment authors
Recientes Antiguos
Pau
Lector
Pau

Muy buena reseña y gran comic, un gusto de serie recomendable 100%

JuliusBCK1
Lector
JuliusBCK1

Genial serie. Para mi los 5 primeros tomos son increibles, pero se produce un ligero bajón en el 6 y 7. Esperemos que Remender prepare una traca final de infarto para que esta serie sea recordada en el futuro como uno de los imprescindibles del comic del siglo XXI.