Autores invitados HCCM’17 – Fabian Nicieza

Continuamos la cobertura de Héroes Comic Con Madrid analizando a sus autores internacionales invitados.

Por
0
402

Los días 10, 11 y 12 de noviembre en el Pabellón 5 de IFEMA (Feria de Madrid) se celebrará la primera edición de Héroes Comic Con Madrid, con cientos de actividades e invitados nacionales e internacionales en torno al mundo del cómic, la televisión, el cine o el cosplay, en toda una oferta amplia del mundo del entretenimiento para toda la familia. La lista de invitados internacionales del cómic es la mejor que ha habido en un Salón del cómic en Europa hasta la fecha. En (HCCM’17) se darán cita los siguientes autores internacionales: Frank Miller (invitado por ECC Ediciones y autor del cartel de esta edición), Bruce Timm, Fabian Nicieza, Paul Levitz, Paul Gulacy, Paul Renaud, Chelsea Cain, Kate Niemczyk, Phil Jimenez, Mark Brooks, Mark Chiarello, Brian Azzarello, Bill Sienkiewicz, Arthur Adams, Joyce Chin, Olivier Coipel, Kevin Maguire, Greg Rucka, Declan Shalvey y Jordie Bellaire (estos tres últimos invitados por Norma Editorial), así como los actores Ingvil Deila y Stefan Kapicic. Desde Zona Negativa queremos dedicarle una cobertura especial a HCCM’17 y para ello a modo de cuenta atrás os traeremos cada día hasta el comienzo del festival un análisis de la vida y obra de los autores internacionales invitados. Hoy es el día de… Fabian Nicieza.

Fabian Nicieza

Pocos autores tan prolíficos como Fabian Nicieza ha habido en el mainstream americano. No solo porque acumula cuatro décadas de experiencia escribiendo cómics, sino porque en ese intervalo ha escrito a todos los superhéroes clásicos más famosos y creó y popularizó a Masacre. Hasta encontró tiempo para editar decenas de cómics.

Nacido en Buenos Aires, Argentina, Nicieza se trasladó con su familia a los Estados Unidos de América siendo un niño. Allí descubrió a los superhéroes de DC Comics. Gracias a las series de televisión y a los cómics de Batman y Superman, él y su hermano aprendieron a hablar y a escribir inglés rápidamente. Pronto, ambos extendieron su interés a Marvel y a tiras cómicas.

Nicieza tenía claro que quería escribir cómics, pero era consciente de los riesgos de emprender esa carrera. Por lo tanto, antes de probar suerte estudió relaciones públicas y publicidad. Vista la falta de interés de Marvel y DC en contratar a más personal, aceptó un puesto en una editorial de libros y revistas. Aquella decisión resultó ser posiblemente la más afortunada de su carrera, ya que uno de sus compañeros de trabajo tenía una hermana que trabajaba en el departamento de ventas en Marvel. Un día, ese compañero le dijo que su hermana necesitaba a un asistente. Nicieza no dudó en presentarse en las oficinas de Marvel, y consiguió el puesto.

Ser asistente en el departamento de ventas no sería un trabajo muy emocionante, pero le permitió aprender cómo funcionaba Marvel y ver cómo se hacían sus cómics. Sintiéndose preparado para emprender una carrera como escritor, le propuso a Marvel una historia protagonizada por Spiderman. Para su sorpresa, se la aceptaron… pero nunca la publicaron.

Su verdadera oportunidad llegaría en 1987, aproximadamente dos años desde que empezó a trabajar en Marvel. El editor Bub Budiansky necesitaba desesperadamente a un escritor. Estaba editando los cómics de la línea New Universe, los cuales vendían muy pocas unidades y contaban con un presupuesto irrisorio. Ninguno de los escritores habituales de Marvel quería trabajar en esa serie. Por ese motivo, Budiansky se acercó al departamento de ventas en busca de algún joven con talento.

Psi-Force Vol 1 9 Fabian Nicieza

El editor se cruzó con Nicieza en un pasillo e inmediatamente le preguntó si tenía interés en escribir un fill-in para la serie Psi-Force. Nicieza se puso manos a la obra y le propuso varias historias, de las cuales dos fueron aceptadas. En Julio de 1987 salió a la venta su primer cómic: Psi-Force #9, dibujado por Bob Hall. La otra historia se publicó en el siguiente número, que contó con dibujos de Rod Whigham.

Nicieza se había ganado la confianza de Budiansky, quien le pidió otra historia para el número 13 de Psi-Force. Y de repente, recibió una noticia inesperada: por orden del mismísimo Jim Shooter, editor-in-chief de Marvel, había sido ascendido a guionista regular de Psi-Force. Su etapa empezó en el número 16 y concluyó en el 32 debido a las bajas ventas que asolaban a toda la línea New Universe.

Psi-Force_Vol_1_32

Psi-Force dista de ser su mejor trabajo: es muy evidente que estaba dando sus primeros pasos como guionista. Sin embargo, fue un gran entrenamiento para él. Para intentar mantener a los lectores, Marvel le dejó hacer cosas que difícilmente hubieran permitido en sus series del universo Marvel. Como curiosidad, el dibujante con el que trabajó en esa serie era un primerizo Ron Lim.

Tras la cancelación de Psi-Force Nicieza tuvo problemas en encontrar más trabajo, quizás por estar asociado a la línea de cómics New Universe. Aquella línea era un proyecto personal de Shooter, quien en los meses antes de su marcha mantuvo una relación bastante tensa con mucha gente en la editorial. Nicieza tuvo que conformarse con historias de complemento y fill-ins que nunca han visto la luz del día.

Entonces, un día cualquiera, recibió una llamada del editor Danny Fingeroth. Tom DeFalco y Ron Frenz habían creado a un supergrupo llamado Los Nuevos Guerreros en las páginas de Thor. En Marvel pensaban que ese grupo tenía potencial y buscaban a un guionista que tuviera interés en él.

Nicieza escribió casi todos los números del primer volumen de The New Warrios, que comprendió la nada desdeñable cifra de 50 números. Él y los dibujantes Mark Bagley y Darick Robertson crearon una serie de culto que los fans recuerdan con mucho cariño. A día de hoy, sigue mostrándose orgulloso de su trabajo en esa serie, citándola como posiblemente el punto álgido de su carrera.

Gracias a los Nuevos Guerreros recibió más encargos en la forma de historias para Alpha Flight (#87-101) y The Avengers (#317-325), además de una miniserie protagonizada por el personaje Nómada. Ese proyecto tuvo tanto éxito, que Marvel le encargo hacer una serie regular con el mismo protagonista que alcanzó los 25 números, cifra impensable hoy día. También tuvo la oportunidad de escribir al Capitán América en una miniserie dibujada por Kevin Maguire, dibujante con quien trabó amistad y volvería a trabajar en el futuro.

Aparte de los superhéroes tradicionales, tuvo tiempo para escribir los cuatro primeros números de NLF Superpro, serie protagonizada por una mascota corporativa de la liga de futbol americano. Y por si fuera poco, llegó a trabajar como editor durante un breve período en series como Wonder Man y Hellstorm, por no hablar de Star Comics, un sello editoral de cómics licenciados dentro de Marvel.

Sin embargo, el trabajo más importante y destacado que Marvel le dio a raíz de los Nuevos Guerreros fue sin duda escribir los últimos números de The New Mutants. En The New Mutants #98, Nicieza y Rob Liefeld crearon a Masacre, el conocido mercenario, y a Domino, otro personaje de culto en la franquicia de la Patrulla-X. Era el principio de una nueva era. The New Mutants acabó en el número 100 y dio paso a X-Force, a cargo de los dos autores. En los doce primeros números de esa serie ambos pusieron patas arriba a Marvel, creando un éxito de ventas e influenciando toda la producción marvelita de los 90. A partir del decimotercero Liefeld abandonó la serie, dejándola en manos de Nicieza.


Debut de Masacre

El éxito de The New Mutants y X-Force convenció a los editores para darle las riendas de X-Men. Se convirtió así, junto a Scott Lobdell, en el guionista más importante de Marvel. Durante su etapa (#12-45) los lectores asistieron a eventos como la boda de Jean Grey y Cíclope, por no hablar de numerosos crossovers entre series mutantes. “La Canción del Verdugo“, “Fatal Attractions“, “Phalanx Covenant“… La lista no tiene fin. Y entre tanto crossover, pudo hacer una miniserie de Masacre y otra de Cable. Ambas fueron muy importantes, ya que en ellas perfilaba a los dos personajes, bastante superficiales por aquel entonces. A Masacre le dio esa personalidad socarrona que todos aman.

X-Men_Vol_2_30

La era Nicieza/Lobdell fue, es y será una etapa controvertida. Algunos lectores la adoran y la consideran parte de la edad dorada de la Patrulla-X; otros la odian por sus excesos y sus interminables crossovers. Nicieza simpatiza con los detractores. No se arrepiente de haber trabajado con la Patrulla-X dada la seguridad financiera que ofrecían las series y porque le permitió trabajar con autores con los que incluso hoy permanece en contacto. Pero desde luego no considera a la mayoría de sus historias como buenos trabajos. No es ningún secreto que los dueños de Marvel le presionaban a él, a sus compañeros y a los editores para hacer más crossovers con los que vender incluso más copias que en el último crossover. Su paso por la parcela mutante de Marvel siempre la recordará como el periodo más aburrido de toda su carrera.

En 1995 fue abruptamente despedido de todas las series mutantes que escribía. No le costó dejar X-Men, pero X-Force fue una marcha dolorosa. No solo había escrito todos y cada uno de los números publicados desde su lanzamiento, sino que se sentía entusiasmado por el futuro de esta. Él y el dibujante Greg Capullo tenían grandes planes que nunca se materializaron.

Tras el despido, se encargó de crear a Genis-Vell en la miniserie Captain Marvel. El personaje gozaría de una serie regular de culto a cargo de Peter David. Junto a Mark Waid co-escribió la miniserie Justice League: Midsummer Nightmare. Pero su futuro ya no se encontraba ni en Marvel ni en DC, sino en Acclaim Entertainment, una editora de videojuegos.

Acclaim había comprado la editorial de cómics Valiant en 1994 con el objetivo de desarrollar juegos basados en los personajes de esta. Sin embargo, Valiant no estaba atravesando un buen momento y ni el apoyo financiero de su nueva propietaria pudo frenar unaa marcha en masa de lectores. En un movimiento desesperado, la editorial apostó por un reboot del universo Valiant y le ofreció a Nicieza el puesto de editor-in-chief.

Una vez instalado en Valiant/Acclaim, se puso manos a la obra. Contrató a autores como el citado Waid, Kurt Busiek, Kevin Maguire y Cristopher Priest para reimaginar a personajes como X-O Manowar o crear a nuevos como Quantum & Woody. Desgraciadamente, la iniciativa llegó demasiado tarde. Solo cuando los primeros números del reboot se estrenaron con ventas por debajo de las quince mil unidades, Nicieza se dio cuenta de hasta qué punto la antigua Valiant era impopular entre la afición, la prensa y los libreros. Peor aún, muchos fans de la Valiant clásica se sintieron traicionados. Y para rizar el rizo, el estreno de la nueva Valiant coincidió con la crisis de 1996, en la que miles de tiendas de cómics cerraron. El nuevo universo Valiant había nacido malherido.

Sus labores en Valiant/Acclaim no se limitaron solo a editar, no obstante. Escribió la interesante Troublemakers, una serie a reivindicar. También el reboot de Turok, uno de los personajes más populares de Valiant. Sus cómics de Turok atesoraban tal calidad que los productores de Acclaim crearon una serie de videojuegos basada directamente en ellos, sin cambio alguno. Publicados para ordenadores con sistema operativo Windows y para la consola Nintendo 64, los juegos de Turok se convirtieron rápidamente en el mayor éxito en la historia de Acclaim. A día de hoy Nicieza sigue considerando a sus cómics de Turok como uno de sus mejores trabajos.

Sin embargo, el éxito de los juegos de Turok creó un serio problema. Acclaim ya no necesitaba a Valiant para producir videojuegos; había obtenido dinero suficiente para financiar nuevas ideas y se había ganado una buena reputación en la industria del videojuego. Además, para cuando se publicó Turok, prácticamente todos los autores de renombre se habían marchado. Su contrato solo les obligaba a unos pocos números o tenían problemas personales que le impedían continuar.

Nicieza se vio obligado a generar beneficios de alguna forma si quería salvar a Valiant del cierre. Con la excepción de Turok, todas las series en curso vendían muy pocas unidades. Desesperado, intentó vender las licencias de Valiant a productoras de cine y se atrevió a publicar adaptaciones de clásicos literarios y cómics de licencias tales como Los Vigilantes de la Playa. Redobló sus esfuerzos en alcanzar a nuevos lectores fuera de las tiendas de cómics, una constante desde que llegó a la editorial. Pero una vez más, ya era demasiado tarde. Valiant no disponía del presupuesto necesario para acometer con éxito sus planes ni había interés en los cómics.

Finalmente, Acclaim anunció el cese de todas las series regulares de Valiant. La editorial solo publicaría miniseries y especiales. Solo una cuarta parte del staff editorial sobrevivió a una reducción de plantilla y encima se vio obligada a trasladarse a las oficinas de Acclaim en otra ciudad para ahorrar dinero. Además, operaría con un presupuesto irrisorio. Nicieza se encontró entre los afortunados, pero se sentía demasiado cansado como para trabajar con tan pocos medios y encima cambiar de ubicación. Así pues, presentó su dimisión. Abandonó su puesto cuatro meses después del traslado, tiempo en el que ayudó a sus compañeros a acomodarse a la nueva situación.

Sin lugar a dudas, los últimos meses de Nicieza en Valiant/Acclaim fueron bastante tristes. Un decepcionante final para una historia que comenzó con mucho optimismo. Pero no se arrepiente de haber trabajado ahí. Se siente orgulloso de los cómics producidos bajo su supervisión, un sentimiento que comparten todas las personas con las que trabajó. En general, sus años como editor-in-chief (de 1996 a 1999) fueron un periodo creativamente estimulante en su carrera.

Sus siguientes pasos le llevaron de vuelta a Marvel. Co-escribió junto a Alan Davis varios números de Uncanny X-Men, se encargó de la miniserie X-Men Forever con Kevin Maguire, y realizó una serie regular del personaje Gambito. Cuando Kurt Busiek dejó Thunderbolts, él fue elegido como su sucesor. Su etapa (#34-75) recibió sonoros aplausos de los lectores, pero las ventas y la estrategia editorial de Joe Quesada y Bill Jemas conspiraron contra ella. Un día recibió la noticia de que su etapa terminaría repentinamente para así poder relanzar la serie con un nuevo equipo creativo y una nueva premisa. A cambio, le dejarían escribir la miniserie Avengers/Thunderbolts para cerrar tramas sueltas.

Al mismo tiempo Marvel solicitó sus servicios para miniseries de Ojo de Halcón y X-Force y el relanzamiento de dos personajes cuyas ventas estaban descendiendo sin control. Para salvar a Masacre y a Cable del limbo al que van a parar los personajes sin serie, la editorial decidió juntarlos en una única serie mensual. Y para garantizar el éxito de esa iniciativa, ¿quién mejor que un escritor que conoce profundamente a ambos personajes? Cable & Deadpool llegó hasta los cincuenta números en el mercado y cimentó a sus dos protagonistas como uno de los duos más populares de Marvel.

Un poco después de estrenarse Cable & Deadpool, la suerte le sonrió a Nicieza. El relanzamiento de los Thunderbolts había sido un desastre, la nueva premisa era un cambio radical que se merecía un título distinto. En respuesta a las bajas ventas y la presión de los fans, Marvel apostó por una vuelta a la vieja fórmula. Nicieza se hizo cargo de New Thunderbolts, continuación directa de su anterior etapa. La serie aguantaría unos cuantos años y es recordada con cariño por muchos fans gracias a la excelente caracterización del Barón Zemo.

Paralelamente escribió la serie de terror The Blackburne Covenant, dibujada por Stefano Raffaele y publicada por Dark Horse, y encadenó diversos proyectos menores para DC Comics que culminaron en una invitación de Kurt Busiek para co-escribir varios números de Action Comics y en una historia para la serie Batman Confidential dibujada por Kevin Maguire. Esos trabajos llamaron la atención del editor Mike Marts, quien le pidió participar en el evento de Batman “La Resurrección de Ra’s Al Ghul”. Un poco después, DC le propuso escribir las historias de complemento de la serie semanal Trinity y le ofreció un contrato en exclusiva.

Como guionista exclusivo de DC, se encargó, además de Trinity, de sustituir a Chuck Dixon en Robin después de que este abandonase la serie de forma polémica acusando a DC de malas prácticas laborales. También se hizo cargo de Nightwing. Ambas series fueron canceladas poco después con motivo del evento “Battle for the Cowl”. Nicieza pasó a hacer varios especiales y una miniserie sobre el evento. De ahí surgió una serie regular protagonizada por Azrael, los trece primeros números escritos por él. Un poco después aceptó escribir Red Robin a partir del número 13 hasta su eventual cancelación en el número 26.

Con la llegada del nuevo Universo DC, Nicieza redució su carga de trabajo. Escribió Legion Lost, varios números de Batwing y alguna historia suelta para luego desaparecer de la industria brevemente. Recientemente hizo varios especiales Convergence y dos miniseries para Marvel, una reimaginando la Era de Apocalípsis y la otra narando una nueva aventura de Cable y Masacre.

Las esporádicas apariciones de Nicieza en las estanterías de las tiendas no debe preocupar a nadie, afortunadamente. El motivo es que desde hace cierto tiempo se ha movido a otros campos como el cine y los videojuegos que le quitan mucho tiempo. Sin embargo, su amor por los cómics permanece intacto. Sigue trabajando para Marvel y DC, aportando su veteranía a la creación de cómics promocionales que, entre otras cosas, promueven un estilo de vida saludable o conciencian a los lectores sobre los efectos del bullying en las escuelas.

Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]