JLA: Pesadilla de verano, de Mark Waid y Fabian Nicieza

Por
19
1658
 
JLA: Pesadilla de verano

Edición original: Justice League: A Midsummer’s Nightmare USA, DC Comics, septiembre a noviembre de 1996.
Edición nacional/ España: ECC Ediciones, Marzo de 2015.
Guión: Mark Waid, Fabian Nicieza.
Dibujo: Darick Robertson, Jeff Johnson.
Formato: Rústica, 128 págs. A color.
Precio: 12,50€.

 

Una nueva generación de héroes ha aparecido en el Universo DC. Sus integrantes ya se cuentan por millones, pero hay algo que no cuadra. Nadie, absolutamente nadie, se acuerda de sus predecesores, ni siquiera ellos mismos. ¿Quién está detrás de la amnesia de Superman, Batman y compañía? Y, lo más importante, ¿quién detendrá lo que puede ser una amenaza de proporciones épicas?

De la importancia de este cómic en la historia editorial de DC Comics es difícil decir algo que no haya mencionado ya Grant Morrison en el acertado prólogo de este tomo. Quizá yo no tuve un punto de vista tan optimista, o tan radical, respecto a la forma de escribir cómics de entonces, pero lo que sí es cierto es que los cómics de superhéroes en general y los de la Liga de la Justicia en particular habían perdido su rumbo.

Su relanzamiento tras Legends, que en realidad fue la primera “Liga nueva” tras Crisis, fue refrescante, inmejorable. Aprovechando la ocasión brindada por la unión de Tierras en Crisis en Tierras infinitas se dejó a un lado a los “Siete Grandes” y el grupo fue formado por héroes que, originalmente, pertenecían a distintas Tierras. Esto ayudó a dar una visión sólida e integrada del nuevo Universo DC. Esta fue la famosa serie escrita por Keith Giffen y J.M. DeMatteis, con dibujos en un principio del expresivo Kevin Maguire. Él éxito de su fórmula, de género superheroico con mucho humor, propició que sus autores se quedasen durante cinco años y que apareciesen después un buen puñado de spin-offs para tratar de paliar su ausencia. Pero por desgracia no siguieron ni el tono ni calidad de la serie precedente, y explotaron el peor lado de los años 90 en títulos como Justice League Task Force o Extreme Justice.

En 1996 toda la línea de Justice League fue cancelada, pero lejos de dejar el concepto en barbecho unos cuantos guionistas se hicieron cargo de la nada sencilla misión de revitalizarlo, estando tan quemado como estaba. Por fin un cómic reuniría a los “Siete” en un solo grupo, por primera vez desde los tiempos pre-Crisis, y era el momento perfecto para hacerlo bien o definitivamente olvidarnos del tema. Pero el principal responsable de este regreso fue Mark Waid, que venía de escribir Kingdom Come, todo un alegato a la situación de los cómics en esos años, a todo lo que se había perdido, y a todo lo que él creía que debía ser. Así que darle vía libre para reunir de nuevo a los mayores héroes de DC no podían ser sino buenas noticias. De todos modos no se puede decir que arriesgase mucho a la hora de hacerlo, se alió con Fabian Nicieza y juntos escribieron esta JLA: Pesadilla de verano que reuniría a este grupo de héroes de nuevo por primera vez.

Por supuesto a esta miniserie siguió la aclamada etapa del grupo titulada simplemente JLA, que escribió Grant Morrison, que Planeta DeAgostini publicó en un voluminoso tomo y que ECC Ediciones se dispone ahora a publicar en cuatro partes en su línea de Grandes autores. De este modo JLA: Pesadilla de verano no es una “precuela”, palabro que se refiere a historias que, creadas posteriormente de otras, se sitúan cronológicamente antes que las primeras. Se trata de un prólogo con todas las de la ley, aunque desconozco si argumentalmente fue algo que coordinaron Waid y Morrison o simplemente el escocés retomó los cabos sueltos de JLA: Pesadilla de verano.

Y es curioso, porque la resolución “a medias” de esta historia recuerda mucho a la de The Multiversity, y de nuevo desconozco si es algo buscado o solamente casualidad por el hecho de que ambos cómics buscan ser el principio de algo mayor. Porque de eso trata JLA: Pesadilla de verano: de mostrar quiénes son estos héroes y demostrar, tanto a sí mismos como a nosotros los lectores, que es necesario que estén unidos. Waid y Nicieza encuentran una excusa perfecta para esto en su nada sutil argumento: por un lado toda la humanidad conseguirá superpoderes (sí, Waid también formó parte del equipo creativo de 52), y por otro los superhéroes protagonistas olvidarán quiénes eran, sumergidos en nuevas vidas que, mejores o no, les alejan de la que solían tener y, por extensión, de sus antiguas identidades superheroicas.

Como cualquier lector medianamente experimentado imaginará, los héroes deberán recordar quiénes son y qué les motiva para enfrentarse a la misteriosa amenaza que se cierne sobre la humanidad. Precisamente este hecho pondrá a cada uno de los personajes bajo el foco central y hará que les conozcamos bien individualmente antes de conocerles como grupo, lo cual es idóneo de cara a este planeado relanzamiento. Pero este es un cómic de superhéroes, no de arte y ensayo, y aunque tiene su componente psicológico es eminentemente de acción. El título original, “Midsummer’s Nightmare”, hace referencia a la obra de Shakespeare “Midsummer’s Night Dream”, “El sueño de una noche de verano”, y aunque argumentalmente no tiene nada que ver es un guiño a uno de los principales villanos de la historia, el Doctor Destiny, con poder sobre los sueños y la realidad. Pero pronto nos daremos cuenta de que hay algo más tras la extraña situación que atraviesa el planeta, y que la presencia de Destiny puede ser solamente la punta del iceberg.

No podemos hablar de uno de los mejores trabajos de Waid, pero sí contiene muchas de sus virtudes: gran caracterización, excelente tempo, un adecuado desarrollo del argumento sin descuidar los rasgos más íntimos de los personajes. Se aprecia la urgencia con que la miniserie fue realizada para que la nueva serie mensual JLA debutase a su término, incluso la presencia de más de un dibujante en una historia tan breve parece señalar en esa dirección, pero el resultado dadas las circunstancias es notable. Lo mejor, sin duda, el mencionado cambio de mentalidad con el que Waid quiere romper el estilo que impoeraba por entonces, ese deseo de recuperar la grandeza de los cómics de superhéroes y salir de esa oscura monotonía en la que estaban sumergidos. JLA: Pesadilla de verano nos recuerda por qué los miembros de la JLA son más que gente con poderes, por qué importan y, por encima de todo, nos recuerda qué es lo que nos gusta de estos cómics: la maravilla, la luminosidad, la esperanza que dan. La portada del tomo recopilatorio y de los cómics que lo componen, por cierto, son de Kevin Maguire, alguien que sabe muy bien transmitir esas ideas.

La proliferación de títulos relacionados con la Liga de la Justicia en un principio disimuló la realidad de que la calidad escaseaba, cegados como estábamos con la cantidad, pero a la larga fue evidente que necesitábamos un borrón y cuenta nueva, replantearnos qué era lo que queríamos de esta cabecera. Morrison escribiría esa versión entre clásica y novedosa que sería su JLA, y esta JLA: Pesadilla de verano sería su punto de partida.

Enlaces de interés

 Introducción de Grant Morrison

  Edición original: Justice League: A Midsummer's Nightmare USA, DC Comics, septiembre a noviembre de 1996. Edición nacional/ España: ECC Ediciones, Marzo de 2015. Guión: Mark Waid, Fabian Nicieza. Dibujo: Darick Robertson, Jeff Johnson. Formato: Rústica, 128 págs. A color. Precio: 12,50€.   Una nueva generación de héroes ha aparecido…
Guión - 7
Dibujo - 6.5
Interés - 8.5

7.3

Una declaración de principios, una carta de amor a la Liga de la Justicia y un rayo de esperanza en los oscuros años noventa. Watchmen estuvo muy bien, pero queremos superhéroes en estado puro.

Vosotros puntuáis: 8.54 ( 3 votos)
19 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Juan Iglesia Gutiérrez
Autor
5 mayo, 2015 12:59

Buena reseña! Un cómic entretenido cuyo mayor valor, desde mi punto de vista, es que sirvió de “heraldo” de la etapa de Morrison.

Sin duda, la etapa Morrison-Waid de la JLA es el canon por excelencia del grupo.

Jack Knight
Jack Knight
Lector
5 mayo, 2015 14:17

Totalmente de acuerdo con la reseña. No es un cómic brillante, pero fue muy necesario en su momento para sentar las bases de la etapa canónica por excelencia de la JLA (la de Morrison y su continuación de la mano del propio Mark Waid).

Imprescindible para cualquiera que tenga las etapas de Morrison-Waid en la estantería.

manolin
manolin
Lector
5 mayo, 2015 15:32

Fabian Nicieza tuvo un papel muy importante , pero frecuentemente infravalorado, en la superación del “Dark and Gritty” de mediados de los ochenta y la recuperación del “Sense of Wonders” a finales de los 90 con el Heroes Returns en Marvel, esta vuelta a la Liga más clásica en DC, etc…… Y es que antes de esta miniserie, antes de los Vengadores , los Thunderbolts y la Marvel,s de Busiek, antes del “Kingdoon Come” e incluso del Flash de Waid………estuvieron los New Warriors de Nicieza y Bagley, una serie superheroica “pura”, clásica, fresca, ingenua casi, en el ambiente general de la Marvel de los 90 y a pesar de ciertas concesiones a las modas estéticas de dicha década (Nova con melena y barba de tres dias, el Skate-Board de Night Trasher,…) , lo que pasa es que el hombre en aquel momento fue más conocido por tocarle arreglar los desaguisados de Liefeld y cia en X-Force y demás series mutantes, cerrando cabos sueltos que venían desde las épocas de Claremot y los Simonsons (y haciéndolo bastante bien en mi opinión)
Podemos discutir sobre la mayor o menor calidad de las series mencionadas, pero el tono “clasicista” ya estaba en los Warriors, y no es casualidad que: I Busiek integrara a dos de los Warriors en los Vengadores II Que cuando Busiek abandonó Thunderbolts dejara a Nicieza sustituyéndole, en una serie en la que ya estaba currando Bagley desde el principio.
Sobre la miniserie reseñada yo la leí con grata sorpresa en un tomito de Vid, en una época en que nos llegaban cosas de DC con cuentagotas y muy de tarde en tarde, y a pesar de que “mi” Liga es la de DeMattis , Giffen y cia, me encantó esta reunión de los “7 magníficos” en una historia tan entretenida, bien hilvanada y con tanto cariño a los personajes . Incluso si no hubiera sido el prolegómeno de la Liga de Morrison es, de por sí, un producto de calidad y de lectura más que recomendable. Gran comic y gran reseña, aunque yo le daría algún punto más al guión.

Martin
Martin
Lector
5 mayo, 2015 16:13

Enorme historia. Excelente retorno a la “grandeza” y gran prólogo a lo único bueno que hizo Morrison en su vida, su JLA.

mespinpe
mespinpe
Lector
5 mayo, 2015 16:17

Martín alabando una obra de Morrison. Creo que el apocalipsis está cerca 😉

dhaldon
dhaldon
Lector
5 mayo, 2015 16:56

+10 para Manolin, los Warriors son usa de las mejores series de supes de los 90, si no la mejor, y sus 25 primeros números están a la altura de cualquier serie de grupo de la historia (si, esa también, y aquella) y al pobre Nicieza nunca se le ha reconocido su valía que como bien dice Manolin es mucha y más con lo que le tocó lidiar.

manolin
manolin
Lector
En respuesta a  dhaldon
5 mayo, 2015 17:22

¡¡A mis brazos Señor Dhaldon!!!! Por suerte Nicieza tiene cada vez más reconocimiento por parte de más gente…….

dhaldon
dhaldon
Lector
En respuesta a  manolin
5 mayo, 2015 22:51

Jajaja yo estoy releyendo sus x force y Cable y la verdad son más potables (no me lapideis por favor)

Jack Knight
Jack Knight
Lector
5 mayo, 2015 17:59

Pues aquí uno que desea que Panini publique los New Warriors de Nicieza. No los he leído pero todo el mundo que sí los pone por las nubes. Además me pica la curiosidad porque Nicieza, en todo lo que he leído de él, me parece un guionista entre lo mediocre y lo entretenido, pero no más.

Raúl López
Admin
En respuesta a  Jack Knight
5 mayo, 2015 18:39

Los New Warriors de Nicieza son una autentica gozada de principio a fin, primero con Bagley y luego con Darick Robertson los elevó a un nivel sencillamente alucinante. Ojala Panini se animase, diria que no son más treinta o 40 números con lo que en dos o tres tomitos de CES o de Marvel Héroes quedaría lista.

dhaldon
dhaldon
Lector
En respuesta a  Raúl López
5 mayo, 2015 22:48

Hombre, ya puestos a pedir que hagan un par de tomacos Omnigold en vez del cutre formato reducido 🙂

De todas formas para mi la serie llega a su punto culmen en el 25, a partir de ahí ls serie se contagia Del espíritu grim&dirty de la época y en mi opinión pierde mucho

fer13
fer13
Lector
En respuesta a  dhaldon
7 mayo, 2015 13:54

Aun pegó algún ramalazo más. Recuerdo con mucho cariño la saga en la que van a por sus familiares, y lo de la abuela de Rabia me dio muchísima pena. Además el dibujante era un Darrick Robertson muy entonado.

alienigena100
alienigena100
Lector
5 mayo, 2015 23:39

Compre la edición de la mejicana Vid. En aquel momento ya han habían pasado años del cierre de Zinco y de Vid apenas nos llegaban tebeos sueltos y caros. A eso le añadías el estilo noventero de Marvel en esos momentos. Y de pronto te encuentras con un comic lleno de grandezas y esperanzas con los grandes de DC reunidos después de años…Increíble.

flashpoint
flashpoint
Lector
5 mayo, 2015 23:42

Pueden creer que tengo este cómics hace más de 15 años. La edición de vid y nunca lo he leído.
Debe de ser porque al lado del trabajo de Morrison no me llamo en su minuto y luego olvide su existencia.
Y eso que los autores para mi fueron crack. Pero nunca tuve tiempo para leerlo realmente no me importaba como se juntaron los héroes porque para mi siempre han pertenecido a la liga.

Otro punto nicietza siempre fue un buen guionista el problema estaba que escribió las series X con Harras y Rob.

Stan Lee 2099
Stan Lee 2099
Lector
6 mayo, 2015 0:51

Mucho hablar de Nicieza, y nadie ha mencionado Nómada!

x-ternon
Lector
6 mayo, 2015 7:23

Siempre que se habla de JLA se suele dejar de lado la etapa de Waid, que a mi me parece muy chula, y tal vez se le podría acusar de seguir la estela de Morrison si no fuera por este tebeo

fer13
fer13
Lector
En respuesta a  x-ternon
7 mayo, 2015 13:55

Un caso Miller – Nocenti. Pero como dices aquí hay precedente.

mac
mac
Lector
15 mayo, 2015 22:21

Estoy más que de acuerdo con la reseña… pero no entiendo los puntajes a pie de página. ¿Guión de 7 puntos? Suena a que a todo lo noventero hay que bajarle un punto porque sí… y todo el comic actual no superaría el 6, en mi opinión.

Pero, como ya dije, buena reseña en el texto 😉