Los tie-ins de Convergence: Reseñas y valoración


Lo cierto es que la historia central de Convergence no nos gustó demasiado. Sin embargo, la variedad de tie-ins ha hecho que algunos autores tuvieran la oportunidad de demostrar su valía y en todo el conjunto de historias diferentes que se encuentran bajo el yugo del evento, encontramos auténticas maravillas que se erigen como buenas historias autoconclusivas. Es cierto que todas siguen el mismo patrón, pero no todos los autores lo han aprovechado de igual forma. También es cierto que el evento nos permite descubrir nuevos guionistas y dibujantes que o bien teníamos olvidados o bien no habían tenido todavía una oportunidad. Aquí está el verdadero resultado de Convergence y su razón de ser, más allá de la floja historia central.

Etapa Pre-Flashpoint

DIG054777_1-2Convergence: Batgirl
Alisa Kwitney, Mark Pennington y Rick Leonardi.

Como muchas de las series de Convergence, Batgirl adolece de muchas cosas. En primer lugar de una trama insulsa que, en lugar de ahondar en el pasado de Batgirl, lo único que hace es poner en la palestra a dos de ellas (una recién llegada Stephanie Brown y a Cassandra Cain) en una situación que intenta hacer una llamada de complicidad al lector nostálgico, con el cambio de roles en el propio manto de Batgirl y con la relación amorosa con Tim Drake.

El dibujo de Mark Pennington desfasado y sin nada que destacar (al que mejora notablemente Rick Leonardi en el segundo número), acompaña de forma ineficaz una historia ya ineficaz de per se que no va a sorprender a nadie y que solo servirá para aquellos que tieen mucho mono de ver más Batgirl que la Barbara Gordon que se haya bajo el manto en estos momentos. Que el número segundo sea una batalla contra Grodd en el desierto donde no pasa nada reseñable tampoco ayuda a valorar bien un número que ha nacido para vivir en la intrascendencia más absoluta.

Valoración:

1_mediumConvergence: Batman y Robin
Ron Marz y Denys Cowan.

Una de las mejores series antes de la llegada de los Nuevos 52, fue el Batman and Robin de Grant Morrison. Dick Grayson se había visto obligado a tomar el manto ante la “muerte” de Bruce Wayne, y si por si fuera poca responsabilidad, también tenía que hacer de “adulto responsable” para Damian Wayne, el nuevo Robin e hijo de Bruce con Talia Al Ghul. Uno de los mejores dúos dinámicos, que incluso continuó con la vuelta de Bruce como Batman. Desafortunadamente, aquí no tenemos ni a Grant Morrison en los guiones, ni siquiera Peter Tomasi, quien logró que funcionara la dinámica entre padre e hijo. Tampoco tenemos los artistas de primer nivel que acompañaban a estos guionistas. No, aquí tenemos a Ron Marz y Denys Cowan, quienes intentan mostrarnos como sería la relación entre padre e hijo, si no hubiera los Nuevos 52 por delante.

¿Y que ofrecernos de nuevo? Nada en absoluto. Porque realmente, la historia no va sobre este dúo dinámico. Va sobre Red Hood. Una opción de redención para Jason Todd, quien había quedado como otro villano más junto a Scarlet. Es un enfrentamiento entre los Robin “rebeldes”, y como Bruce tiene que hacer frente a una de las pocas cosas en las que no ha estado jamás preparado: ser padre. Finalmente su amor/respeto por Bruce/Batman, hacen que ambos “hijos” dejen sus diferencias aparte, derroten a los Extremistas y todos sean una familia feliz, dejando el pasado atrás. El cameo al final de Superman es de agradecer, aunque no salva este número de la mediocridad.

Valoración:

convergence-harley-quinnConvergence: Harley Quinn
Steve Pugh y Phil Winslade.

La enamorada del Joker vivió sus mejores días de la mano de Bruce Timm y Paul Dini. Pero con el tiempo, pasó a ser otro personaje femenino más del bat-universo. Antes de despedir el anterior universo, tuvo que juntarse con Catwoman y Poison Ivy para gozar de serie propia. Así que pese a como acabaron en el último número de las Sirenas de Gotham, es normal que terminen por reunirlas nuevamente con la excusa de Convergence. Aunque la protagonista absoluta del trío es Harley Quinn, quien de la mano de Jimmy Palmiotti y Amanda Conner está viviendo una segunda época de oro. ¿Es capaz de aprovecharse de ello Steve Pugh, y combinar con éxito ambas Harley Quinn?

Pues lo consigue con gran éxito. Claro que ponerla a pelear con el Captain Carrot de la Zoo-Crew, es algo que ayuda mucho a que todas las piezas encajen de forma correcta. Tener enemigos posiblemente más hilarantes que ella, hace que pueda sacar todos los trucos bajo el sombrero, incluido los no-previstos. Quizás lo único que no se explica, es como la pérdida de sus poderes – si, Harley llegó a tener poderes, principalmente físicos -, la vuelven menos loca de lo habitual, y tener una vida como la que le intentan dar ahora en los Nuevos 52. Pero buscarle coherencia en un cómic de Harley Quinn y Captain Carrot, es estar leyendo mal el cómic. El trabajo de Phil Winslade en los lápices cumple con las expectativas, y aunque este es su mejor trabajo en los tie-in, ha faltado un plus para elevar la obra.

Valoración:

convergence-justice-leagueConvergence: Justice League
Frank Tieri y Vicente Cifuentes.

La Justice League de James Robinson no fue lo esperado por muchos aficionados. Tanto esta etapa como la suya en Superman, adolecieron de no sólo constantes interferencias editoriales, sino además sin rumbo aparente. Lo que si tenía, al menos, era esa sensación de legado. Ninguno de los Big 7, salvo Batman, pero no era Bruce Wayne, sino Dick Grayson, quien había sido un New Teen Titan igual que Donna Troy, y otros miembros que fueron sacados del grupo. Y la historia de Frank Tieri sigue con la línea, de no tener ninguno de los grandes nombres en plantilla. En esta ocasión, porque la mitad están en otros tie-ins, y otros porque directamente no aparecen en toda Convergence.

¿Funciona una alineación formada por Supergirl, Jesse Quick, Jade, Mera, Vixen y Zatanna? Funciona lo suficientemente bien que en DC Comics deberían de tomar nota. Ha habido muchas series femeninas durante los Nuevos 52, pero todas salvo una eran series individuales. Y mejor no hablemos de Birds of Prey. Pero frente al Emperador Aquaman de Flashpoint, esta alineación de féminas demuestra que pueden salvar el día, como cualquier grupo formado íntegramente por hombres. Toda una reivindicación, de que con el plantel que tiene el universo DC, ellas se pueden unir de forma coherente para salvar el día. Y no son las únicas en reivindicarse. Vicente Cifuentes se encarga de que todo vaya bien fluido, demostrando que puede hacer mucho más que entintar otros dibujantes, sumado a los colores de Monica Kubina, le dan un plus a esta breve historia sobre superhéroinas.

Valoración:

convergence-nightwing-oracleConvergence: Nightwing / Oracle
Gail Simone, Dan Parsons y Jan Duursema-Mandrake.

Barbara freaking Gordon. Black damn Canary. Sólo 2 personas podrían estar escribiendo este tie-in. Uno sería Frank Miller, y podría ser una ida de olla tan grande, que podría valer la pena hasta pagar para leerlo. Pero no siendo el caso, sólo puede ser otra persona: Gail Simone. Después de hacerse cargo de Barbara Gordon durante los 3 primeros años de los Nuevos 52, tiene la ocasión de volver a escribir en el rol más popular del personaje, el de Oráculo. Y a falta de los Birds of Prey, la otra pieza clave en la vida de Babs, es Dick Grayson. De vuelta al manto de Nightwing, la pareja ahora-si-ahora-no vuelven a estar juntos. Dick siempre ha tenido debilidad para las pelirrojas – quien no -, y vemos que Kori lleva bien que su ex haya vuelto con su ex.

Los que siempre han sido pareja, han sido los thanagarianos de Flashpoint. Tras acabar con el universo Justice Rider, porque Gail ha de mostrar cuan malos y despreciables son los enemigos de este tie-in. Pero si no fueran suficientemente poderosos, además se permiten el lujo de ofrecer perder a propósito. ¿El sentido? Que el universo Flashpoint es una eme, y prefieren mandar sobre el universo pre-Flashpoint. Obviamente una pelirroja como Gail, esto… como Babs, no permitirá vivir bajo un régimen fascista. Y tirando de esa inteligencia que olvidó darle en los Nuevos 52, y su mejor amiga Dinah Lance, pues tenemos victoria y final feliz. Pero todo, incluido el dibujo de Jan Duursema, sabe demasiado a nUDC. Pese al final, recomendamos otro tie-in para ver verdaderamente feliz a Dick/Nightwing.

Valoración:

convergence-speed-forceConvergence: Speed Force
Tony Bedard y Sean Parsons.

Cuándo Mark Waid introdujo en la serie de Flash el concepto de la Fuerza de la Velocidad, poco podía imaginar que acabaría siendo aprovechado de manera constante por los autores que, tras su marcha, se hicieron cargo del personaje. Tanto es así que, con el tiempo, ha llegado a convertirse en casi un personaje más de la serie del velocista escarlata, siendo fuente de nuevas historias e incluso resurrecciones.

En estos dos números recuperamos al largamente perdido en el limbo Wally West. Solo por esto ya merece la pena leer esta historia, ya que sigue siendo inadmisible que fuera borrado de la continuidad con la llegada del Nuevo Universo DC. Wally vuelve a vestir el traje rojo y regresa acompañado de sus dos hijos para enfrentarse a un ejército de Amazonas de Flashpoint.

Una historia que flaquea por su extrema superficialidad, escrita por Tony Bedard y dibujada por Tom Grummett (artista de estilo clásico al que el entintado de Sean Parsons no le sienta nada bien). Bedard intenta mostrarnos a un Wally maduro, preocupado por su familia y por todos cuantos están atrapados bajo la cúpula, sin lograr que podamos sentir al Wally que se perdió en la Fuerza de la Velocidad antes de Flashpoint. Toda una lástima ya que el personaje merecía mucho más.

Valoración:

Convergence SupermanConvergence: Superman
Dan Jurgens y Lee Week.

Que no os engañe el traje y la nostalgia. Uno de los personajes más beneficiados con la llegada de los Nuevos 52, fue precisamente Superman. Ciertamente no logró quitarle el lastre que ya tenía, en forma de una confusa línea seguida por los editores, que no parecen estar cómodo – por definirlo de alguna forma – con el personaje, desde que empezaron los litigios por los derechos del personaje. Pero muchos aficionados valoran más lo perdido que lo ganado, así que tener de vuelta a la versión más “clásica” del personaje, junto a una Lois Lane embarazadísima, provoca sonrisas por doquier. Y para asegurar cierta calidad en la historia, tenemos uno de los especialistas del personaje post-Crisis, un Dan Jurgens que nunca pasa inadvertido, para bien o para mal.

Aquí tenemos una versión buena, la cual le ayuda los dibujos de Lee Weeks. Y aunque sería muy interesante frente a la versión del nUDC, en esta historia Superman tiene que hacer frente a los héroes de Flashpoint. Esto incluye a un Thomas Wayne como Batman, el cual es consciente que había otra realidad, donde su hijo vivía. Y también incluye un Sujeto-1, en busca de la mujer perdida, en este caso Lois. Afortunadamente para ella, es lo opuesto al Emperador, así que básicamente el número se trata de hijos y padres. El hijo que Thomas perdió, el hijo que Clark y Lois tienen. Se agradece darles un final feliz a la pareja, al menos a lo que respecta este tie-in.

Valoración:

Convergence-The-Atom-1-CoverConvergence: The Atom
Tom Peyer, Andy Owens y Steve Yeowell.

Ray Palmer merecía más con la llegada del Nuevo Universo DC. Su inclusión en SHADE y su protagonismo en Future´s End saben a poco cuando estamos hablando de un personaje del calibre de Atom. Por tanto uno podría esperar más de este tie-in dedicado al personaje con el fin de hacerle algo de justicia. Pero esperar más de estos comics es un error ya que estamos ante una historia insulsa, que pretende ser más de lo que puede ser por sí misma, en la que Ray Palmer es reflejado como un enfermo mental forzado por las circunstancias a enfrentarse a Barracuda (una elección más que cuestionable).

Y es que todo falla por la poca dignidad que muestra el personaje debido al pobre trabajo que desarrolla Tom Peyer. Lejos de servir al propósito de enriquecer la historia, la inestabilidad mental de Palmer se muestra como un hándicap molesto que, aunque tenga su explicación, no termina por ser lo suficientemente convincente como para dignificarlo. A esto hay que sumar la pobre labor que desarrolla Yeowell con unos lápices rígidos e inexpresivos, incapaces de aporta algo de fluidez e interés a la historia que intenta contarnos Peyer.

Un esfuerzo más que notable por intentar rizar el rizo con un personaje al que los autores no han sabido encontrarle el punto adecuado y que termina por ser una sombra de lo que en su día fue Ray Palmer.

Valoración:

convergence-question-coverConvergence: The Question
Greg Rucka y Cully Hammer.

Al igual que ocurre con los números dedicados a Blue Beetle, aquí también tenemos a un trío protagonista formado por Batwoman, La Cazadora y Question (Renne Montoya). Greg Rucka se reúne de nuevo con Cully Hammer para traernos la historia de Question bajo la cúpula a través del diálogo, voces en off y acción. Llega a la raíz de manera rápida y dispone de estas tres herramientas en las primeras tres páginas, como queriendo hacerse hueco para contarnos lo de verdad le importa, que es que el lector se tome en serio la vida y la muerte bajo el domo. Y para darle forma física a lo anterior hace uso de un personaje que es un símil perfecto, Dos Caras, villano de esta función, que sirve como contrapunto a Question que no tiene rostro. Una metáfora de una sociedad que lleva un año atrapada, sin esperanza, sin identidad en muchos casos y que no dejan de ser las dos caras de una misma moneda.

Y es precisamente Cully Hammer el que se luce especialmente al no disponer de personajes cuyos rostros sean muy expresivos. Por tanto hace uso de un potente lenguaje corporal que transmite lo que el rostro no puede.

Aunque su estilo tiende a la caricatura, sus escenas de acción se muestran como imágenes fijas encadenadas, con alguna tendencia al exceso en los combates cuerpo a cuerpo, pero aportan un valor determinante a la hora de poder valorar la historia en toda su extensión.

Valoración:

Convergence_Titans_Vol_1_2Convergence: Titans
Fabian Nicieza, José Marzán, Jr. y Ron Wagner.

Hubo muchos personajes maltratados antes de la llegada de los Nuevos 52. La lista sería muy amplia, pero si nos centramos en los últimos años, probablemente Roy Harper se llevaría la palma. Le mataron la hija en el demencial Cry For Justice, además de quedarse sin brazo, y volverse nuevamente adicto a las drogas. Hasta acabó formando parte de los Titanes de Deathstroke. Y entonces llegó Convergence, en un intento de poder redimirle de todo ese dolor y sufrimiento. No recupera el brazo, pero sí que recupera a su hija Liam. ¿Cómo? Pues de la mano de Dreamslayer, uno de los Extremistas a los cuales los Titanes tienen que hacer frente.

¿Tiene algún sentido real? No, es sólo una excusa para aprovechar y arreglar uno de los peores desastres que se hicieron a finales de la década pasada. Y sólo por esto, miramos a otro lado a gusto, en este nuevo trabajo de Fabian Nicieza, con el dibujo de Ron Wagner y las tintas de José Marzán, Jr. Con Arsenal, Starfire, Donna, Cyborg y Beast Boy, se siente como un número de los Titanes, a falta de Nightwing. El resto de Titanes cumplen, aunque la pobre Starfire siempre está allí para recibir todos los golpes. Que seguramente a nivel de poder, es quien mejor los aguanta, pero no deja de ser curioso. El enfrentamiento con los Extremistas queda en empate, para asegurar que Roy y Liam quedan ambos a salvo y felices. El resto de los Titanes, a seguir peleando en la mini-serie central.

Valoración:

Etapa Zero Hour

4557981-convergence+aquaman+01Convergence: Aquaman
Tony Bedard y Cliff Richards.

En los noventa la radicalización de los héroes afectaba a todos, en mayor o menor medida, siendo un ejemplo de ello el cambio que, a manos de Peter David, sufrió Aquaman. Su imagen de niño bueno rubio fue sustituida por un aspecto más rudo que incluía barba, pelo largo y un arpón por mano, llegando más tarde a estrenar un nuevo uniforme mucho más radical que el original verde y naranja. Lo bueno de este cambio fue que sirvió a un propósito y no fue un simple cambio motivado por la moda, sino que le dio al personaje un determinante empujón hacia delante.

Para Convergence se recupera a ese Aquaman de actitud dura y contundente para enfrentarlo a un personaje nacido de la mente de Jim Lee, hijo de esos mismos años noventa, conocido como Deathblow. Subfusil contra arpón.

En este tie-in se araña superficialmente el inmenso potencial del personaje, sin que ello convierta a la historia en algo insulso. Está por encima de la media tanto en guion como en dibujo, siendo en todo momento Tony Bedard capaz de mostrar la enorme tristeza que embarga a un monarca que ha sido apartado de su pueblo, su mujer y de sus océanos durante todo un año. Y es precisamente, ese toque trágico alrededor de Aquaman lo que hace que la lectura termine por ser más que satisfactoria.

Aunque, eso sí, el resultado final sepa a poco.

Valoración:

4505521-convergence+bat+shadow+01Convergence: Batman: Shadow of the Bat
Larry Hama, Jason Paz y Philip Tan.

La cosa en Shadow of the Bat comienza bien, con un magnífico Phillip Tan dibujando una clásica historia mafiosa en Metropolis, donde Batman y Azrael deben unir fuerzas (infiltración incluida) para derrotar a Tobias Whale. Hay secuestros, violencia, acción bien realizada y además pone de relieve esa relación difícil entre Bruce Wayne y Jean Paul Valley que tanto echábamos de menos.

Sin embargo la cosa se tuerce mucho en el segundo número. No sólo porque termina la historia de Tobias Whale y éste cae derrotado, sino porque la historia nos lleva sin ton ni son a un barco abandonado donde viven refugiados que se han quedado sin casa tras la llegada de la cúpula y donde veremos un combate entre Azrael y Batman y sus némesis que luchan, como en todo y cada uno de los tie-ins de Convergence, por la superviviencia de su ciudad. Parece como si Harry Lama hubiera tenido pensado desde hace tiempo el primer número para un one shot y hubiera tenido que cubrir la papeleta con un segundo número que ni es divertido ni aportada absolutamente nada a los personajes y termina convirtiéndose en un despropósito que no lleva a ninguna parte más que a tortas gratuitas y situaciones inverosímiles como el final. Que lo dibuje Rick Leonardi mola aunque se desgaste de cara al final, donde se nota un trazo más inestable. Una pena ese segundo número, desde luego.

Valoración:

4496906-ctwconv_cv1_dsConvergence: Catwoman
Justin Gray y Ron Randall.

Había ganas de leer esta historia. Si uno retrocede atrás en el tiempo, uno de los personajes más interesantes que se pueden ver es la antigua Catwoman, ida a menos por una actualización que –en mi humilde opinión– no le ha sentado bien al personaje últimamente. Aquí tenemos a la clásica Catwoman haciendo el bien dada la situación (una cúpula gigante que lleva un año aislando la ciudad del resto del mundo) y cuidando de que los mafioso no se salgan con la suya. Pone aquí Justin Gray todo su esfuerzo para que el personaje esté bien caracterizado, con esa amalgama de grises que tanto ha llevado el personaje por bandera, y la verdad es que consigue que en poco tiempo nos hayamos vuelto a enamorar del personaje.

Y aquí, además, la aparición del campeón de la ciudad rival tras el discurso de Telos es bastante relevante para la trama y no se limita a un combate a ver quien es mejor. Aquí es el Batman de Kingdome Come y, a pesar de no estar del todoc aracterizado, si que llega a tener una interesante relación que Selina que termina siendo divertida y apasionante a la par que trágica. Una relación que sin duda viene marcada por el conocimiento que se tienen el uno del otro en sus respectivos universos y que además logra cerrar la historia bien, cerrando la trama Convergence (la papeleta del guionista) y la de la historia en sí misma. Ron Randall acompaña con trazo firme y buen ahcer esta historia que por derecho propio se convierte en una de las más interesantes de todo Convergence

Valoración:

2644217Convergence: Green Arrow
Christy Marx, Claude St. Aubin y Rags Morales.

Trabajar con Oliver Queen siempre es un arma de doble filo. Se trata de un personaje de profunda caracterización e infinitas dobleces que hacen de sus historias algo difícil de escribir. Chirsty Marx (una veterana escritora que llega desde el mundo de la televisión con trabajos para series como Las Tortugas Ninja, GI Joe o Conan el Aventurero) acomete la tarea de traernos a un Oliver Queen que rehúye de su propia condición de padre de su hijo Connor. Enfrentarlo directamente a ese gran reto que implica la paternidad y teniendo que lidiar con la desesperación en la que la ciudad empieza a sumirse, hacen que la intención de su hijo por entablar una relación con su padre sea demasiado para Queen.

Bajo este prisma poco importa ya la parte de la batalla por salvar su ciudad. Lo que de verdad mueve la historia es lo que hay detrás, ese padre que no quiere serlo y cuya realidad se empeña en que lo sea. El contrapunto de Queen consagrado a su misión por proteger a las personas que le rodean y su incapacidad para comprometerse con sus propios hijos (sí, en plural) crea una bipolaridad tan interesante que este tie-in engancha de principio a fin. Y todo ello bien respaldado por el excelente trabajo realizado por Rag Morales que no muestra signos de desidia y si de estar disfrutando con la historia. Su estilo clásico rejuvenece en manos del entintador, pero sobre todo del colorista Nei Ruffino, que aporta un volumen que enriquece mucho los lápices de un Morales al que no veíamos en forma desde hace mucho tiempo.

Valoración:

futures end batman and robin 1Convergence: Green Lantern / Parallax
Tony Bedard, Bill Reinhold y Ron Wagner.

La década de los noventa fue extrema para algunos personajes DC. Tras la muerte de Superman le llegaría el turno a Hal Jordan que pasó de ser un héroe, el mejor de los Green Lantern, a convertirse en un villano de proporciones épicas. No es que no se hubiera hecho antes, Halcón ya había sido transformado en Monarca, pero sí que era la primera vez que uno de los pesos pesados de DC acababa en el otro bando. Empezaba así la que iba a ser una de las reestructuraciones más agresivas de la franquicia Green Lantern, con permiso de la que años después llevaría a cabo Geoff Johns.

EL binomio Jordan/Parallax no solo se limitó a cambiar de bando, sino que fue parte importante del evento conocido como Hora Zero. Por tanto rescatar a Parallax para Convergence era algo más que necesario.

De nuevo Tony Bedard le toma el pulso al personaje con un acercamiento centrado en el enorme sufrimiento que acarrea Jordan por los crímenes que ha cometido. Su autocastigo en una celda durante todo el año que ha pasado bajo la cúpula, sin poderes, ha quebrado al hombre que un día surcaba el espacio impartiendo justicia. Mientras al otro lado de la reja está Kyle Rayner, el único Green Lantern que queda, haciendo gala de su impresionante capacidad para el perdón. Bedard construye una historia sólida, interesante y dura alrededor de la triste y poderosa figura en la que se ha convertido Jordan.

Valoración:

JLI
Convergence: Justice League International
Ron Marz y Mike Manley.

No podía ser de otra forma. Si había que recuperar alguna de las formaciones de la Liga, una de ellas debía ser la que aglutinó al mayor elenco de secundarios de DC y se consagró como una de las mejores y más recordadas de cuantas se han visto. Ron Marz ataca directamente la historia con una Liga agotada, sobrepasada por tener que velar por la seguridad de la ciudad, bajo el liderazgo de Blue Beetle. Y es Beetle sobre el que Marz construye su relato mientras se enfrentan con los héroes de Kingdom Come, cuando nos muestra al Ted Kord más humano y cercano que se ha podido ver en mucho tiempo, capaz de reír en medio de una batalla aparentemente perdida. Marz nos muestra al final que, por encima de todo y de todos, en la vida de Ted Kord lo que importa es la amistad.

Marz narra una historia sencilla, sin complicaciones argumentales, pero de extrema eficacia. No busca otra cosa que llegar al aficionado que en su día disfrutó con esta Liga y para ello construye el entorno perfecto al enfrentarla a un enemigo muy superior. Y es que esta historia es una historia de detalles que van creando un camino, que por conocido, uno no quiere dejar de recorrer. Un ti-in que golpea directamente en el corazón y que lo hace especialmente relevante para cualquier lector que estuviera en los años ochenta disfrutando de una Liga absolutamente histórica.

Valoración:

Green_Lantern_Futures_EndConvergence: Suicide Squad
Frank Tieri y Tom Mandrake.

Cuanto la había echado de menos. ¿Al Escuadrón Suicida? No, a Amanda “The Wall” Waller. Bueno, contando el nivel actual que tenemos del Escuadrón Suicida en los Nuevos 52, también se echaba de menos una historia con sustancia. El tener a los villanos durante varias páginas comiendo, hablando de sus temas, siendo ellos mismos sin los trajes, son detalles que se echan mucho de menos en la actualidad. Otros autores habrían cogido tal cantidad de villanos y superhéroes del universo Kingdom Come, y se hubieran lanzado a peleas y más peleas. Pero Frank Tieri sabe que esto es un tributo a la gran obra de John Ostrander, y se toma su tiempo en presentar a los personajes, en poner las piezas sobre el tablero.

Además, casi te cuenta el final, con un misterio, para ir desarrollando la trama, y que cada uno se vaya imaginando como acaba así la situación. Obviamente, hay pelea, aunque sobretodo, lo que uno aquí encuentra son traiciones, de uno y otro bando. Finalmente, la naturaleza de cada uno de los integrantes de este Escuadrón Suicida se muestra ante el lector, y dada la futilidad de la historia, hacen honor a la parte “Suicida” del nombre de la mejor forma posible. Y si el guionista está a la altura de este encargo, no queda atrás los dibujos y tintas de Tom Mandrake, colaborador con Ostrander en The Spectre y un fiel representante de la época a cual se hace tributo. Leer este tie-in hace que aún duela más el actual estado del Escuadrón Suicida, a ver si la película provoca un remedio a la fuerza.

Valoración:

Green_Lantern_Corps_Futures_EndConvergence: Superboy
Fabian Nicieza, Karl Moline y José Marzán, Jr..

Superboy siempre fue Superman de joven, en sus aventuras en Smallville y con la Legión de Superhéroes. Eso es algo que la Crisis of Infinite Earths no cambió… lo cambió La Muerte de Superman. Con Kal-El “muerto”, aparecieron varios sustitutos. Y uno de ellos era una versión joven, descarada, un intento de “modernizar” – hablando en términos de los noventa – la actitud Grease. Y este “clon” tuvo su propia serie más de 8 años, hasta llegar al Superboy #100. Luego, vino Geoff Johns y cambió el personaje por su versión clon de Superman-Luthor, y nunca más se supo del guaperas con gafas de sol y chupa de cuero.

Fabian Nicieza recupera el concepto original de este nuevo Superboy, con Dubbilex y compañía. ¿Los enemigos? Dick Grayson como Red Robin y Wally West como The Flash, aunque realmente el enemigo es un envejecido Superman del universo Kingdom Come. Veteranía frente a inexperiencia, en la que uno no puede evitar ver ciertas similitudes en la pelea, con la que hubo en Man of Steel entre Superman y el General Zod. Una lástima que la coherencia que vemos en el final de este tie-in, no se ve luego reflejada en la mini-serie principal. Más pena aún es sólo tener a Babs Tarr en las portadas, puesto que muchos seguro se animarían a una nueva serie regular con esta versión del personaje, al contrario del simple cumplidor Karl Moline que ilustra estos dos números.

Valoración:

Green_Lantern_New_Guardians_Futures_End-1_Cover-1Convergence: Supergirl: Matrix
Keith Giffen y Timothy Green II.

Cuando desde la editorial se decide que habrá 10 tie-ins de cada época, pueden pasar 2 cosas. Una es que te dejes muchos superhéroes/grupos por cubrir, sin contar ya las épocas que dejas atrás. Pero también puede haber ocasiones, en que te quedes sin saber que meter. Afortunadamente para DC Comics, tienen un guionista como la copa de un pino, que siempre sale en su ayuda. ¿Su nombre? Keith Giffen. Sólo él puede coger a la Supergirl Matrix, Lady Quark, Ambush Bug, y cascarse un cómic que funcione a las mil maravillas. ¿El secreto? No tomarse en serio esto de Convergence, y disfrutar escribiendo sin más.

No nos malinterpretéis. Las reglas de todos los tie-in también se aplican aquí, y esta Supergirl que no era Supergirl realmente, tiene que hacer frente a Lady Quark y Lord Volt. Aunque casi si no hubiera hecho nada, ya se habrían peleado ellos lo suficiente para ganar. Pero si la relación entre los residentes de Earth-Six ya era complicada, entre la chica Matrix y el pelirrojo melenudo Lex Luthor la cosa tampoco va especialmente mejor. Afortunadamente, Ambush Bug llega para meter suficiente absurdidad a todo, para que desechen todos los problemas, y las féminas se centren en lo que de verdad importa: pelearse sin motivo. En otros tie-in, se podría discutir la elección de Timothy Green II como dibujante. Aquí, un acierto más. Incluso, dado lo hilarante que es todo, es posible que termine gustando tanto o más, a todos aquellos lectores que hayan quedado decepcionados de Convergence.

Valoración:

grapConvergence: Superman: The Man of Steel
Louise Simonson, June Brigman y Roy Richardson.

Los tie-in de Convergence, en muchos casos, sirven para que otros guionistas y dibujantes se hagan cargo de conceptos/personajes con los que no trabajaron en su día. Pero en algunos casos, sirve para tirar verdaderamente de nostalgia, y recuperar brevemente a autores que tuvieron una gran repercusión en un título. Y cuando hablamos de Superman: Man of Steel, hablamos de la guionista Louise Simonson. Y si hablamos de su etapa en Superman, hablamos de John “Steel” Irons. Por ello, Steel y sus sobrinos son los protagonistas de esta aventura. Pero sobretodo, son los sobrinos, Jem y Nate. Porque este tie-in trata sobre adolescentes, y en el otro lado de la contienda, tenemos nada más y nada menos que los adolescentes noventeros por excelencia, los Gen 13.

Pero con tanto superhéroe junto, hay que poner alguien malo para equilibrar la balanza. Y dada de la época que estamos hablando, el Parásito es otro fiel reflejo de la época donde se supone que continúan las aventuras, de esta Metropolis atrapada en el tiempo antes de Hora Cero. Aunque con tanto adolescente junto, la pelea es inevitable hasta que John pone algo de sentido común en todo esto. El final se corta sin ver si hay consecuencias por las acciones de Steel, aunque quizás mejor, así queda mucho mejor, especialmente para los aficionados de estos personajes. Y para recrear la atmosfera de aquella época, la escritora se trae una vieja amiga, June Brigman, quien no cae en los habituales excesos de aquella época.

Valoración:

Etapa Crisis en Tierras Infinitas

Red_Lanterns_Futures_EndConvergence: Adventures of Superman
Marv Wolfman, Andy Owens y Roberto Viacava.

Poder revisitar a la Supergirl más clásica es siempre un placer. Con su primo en versión clásica también. Es un punto a favor sin duda de un cómic que juega con el clasicismo impregnado de su premisa y la suelta para adaptarse, quizás demasiado, a Convergence. Lo cierto es que Marv Wolfman se mueve como pez en el agua en la historia, demostrando que su talento se ha quedado ligeramente estancado en otra época, pues es incapaz de coger el tono a los personajes actuales (cosa que entiendo perfectamente). Pero aquí tenemos la clásica relación prima-primo que siempre ha destacado en el mundo de los kryptonianos funcionando a pleno pulmón y hay que decir que funciona, sobretodo gracias al toque de Roberto Viacava en los lápices.

La segunda parte adolece de Convergence, pues la batalla contra los simios no es excusa para dejar caer el cómic casi hacia el abismo. Da igual sus guiños al Planeta de los Simios o a los clásicos cómics de Supergirl (auténtica protagonista del cómic), la batalla y el desenlace terminan siendo arquetipos y no dan lugar a la sorpresa. Sin embargo, de tantos cómics de Superman como hay en este evento, este no está ni mucho menos en tan mal lugar.

Valoración:

CONV_BM_OUT_1_54b416e09e90a5_48359218
Convergence: Batman and The Outsiders
Marc Andreyko y Carlos D’Anda.

Romper con lo establecido es necesario cuando se quiere dar un golpe de timón a una serie o a un personaje. Y así debieron interpretarlo Mike W. Barr y Jim Aparo cuando sacaron a Batman de la Liga de la Justica para rodearlo de otros héroes con mucho menos pedigrí, para enfrentarse a las amenazas de manera mucho más proactiva. Un cambio que bien podría suponer un suicidio para un personaje de tanto peso editorial como Batman, que terminó por resultar todo un acierto. Personajes como Katana, Halo, Looker, Rayo Negro, Geo-Force y el magnífico Metamorfo demostraron estar a la altura de las circunstancias al hacernos olvidar a la Liga a la que Batman había renunciado.

Es bajo este prisma, el momento en el que Batman ejerce de tutor de estos nuevos héroes, encerrados bajo la cúpula durante un año, en el que su liderazgo resulta determinante en el enfrentamiento contra OMAC. Marc Andreyko demuestra capacidad para, en tan solo dos números, profundizar en los personajes y dotarles de toda una vida bajo la cúpula, en un relato que demuestra por que estamos ante unos Outsiders y como su heroísmo está por delante de sus propias vidas. Hay que hacer mención especial al trabajo que desarrolla Carlos D´Anda, que con su grafismo de línea recta y algo exagerado ilustra a la perfección la emotividad que Andreyko precisa para la historia.

Valoración:

JLU_A_580_53757b3d51ada0.90338528Convergence: Green Lantern Corps
Dave Gallaher, Ande Parks y Steve Ellis.

Dave Gallaher, confinado autor en el terreno indie, ofrece una historia en claro homenaje a Guy Gardner. Aquí los dos principales lanterns, John Stewart y Hal Jordan, tienen que conformarse con ver actuar al bueno de Guy y vencer a la amenaza que pone en jaque su ciudad aun sin anillo. Es una especie de “venganza” a la historia que siempre ha tenido a Guy como un secundario al servicio de los otros dos y que realmente funciona como guiño a todos aquellos lectores veteranos que han seguido la franquicia de los linternas verdes desde entonces –si es que queda alguno–.

Green Lantern Corps es por tanto una historia al servicio de un personaje y como tal el resto importa poco. El villano, de pacotilla, está al servicio de la acción y del humor de Guy, al igual que los personajes secundarios que el ayudan en su aventura y la aparición de Hal Jordan y John Stewart está también al servicio de levantar la polvareda de la nostalgia y firmar una historia que, si bien no va a entrar en la historia de los cómics, si tiene fuerza por sí misma y sirve como lección para los editores que han ninguneado (y siguen haciéndolo, aunque en menor medida) a un personaje que por derecho propio y por el cariño recibido de los autores (entre los que habrá que incluir a Gallaher a partir de ahora) se ha ganado estar entre los principales de la editorial.

Valoración:

Wonder_Woman_Futures_EndConvergence: Hawkman
Jeff Parker, Tim Truman y Enrique Alcatena.

Uno de los personajes que más caos ha arrastrado en todas las continuidades, es Hawkman – y Hawkgirl/Hawkwoman. Aun así, eso no ha quitado que haya disfrutado de grandes épocas el personaje, y Convergence intenta recuperar lo que estableció la mini Hawkworld de Tim Truman y Enrique Alcatena, si bien esta obra fue publicada post-CoIE, en el año 1989. Tal es así, que nuevamente volvemos a reunir este equipo de lujo, con Truman en los dibujos y Alcatena en las tintas. Y encargándose de los guiones, en esta ocasión tenemos a Jeff Parker, quien ha demostrado sentirse cómodo con conceptos clásicos, ya sea en su etapa de Aquaman o en el Batman ’66.

El primer número sirve para establecer los personajes, en el punto que se quedaron antes de los cambios producidos por la primera Crisis, con Hawkman y Hawkwoman protegiendo a la Tierra de los shadow warriors. Pero acaba resultando que, desde que cayó la cúpula, la Shadow War entre los thanagarianos había terminado, realmente todos buscaban una forma de escapar de allí. Y Telos, muy oportuno, les concede su deseo, dándoles a los protagonistas más enemigos antropomorfos con los que pelear. Hombres rata del aire – murciélagos – y de la tierra, procedentes de la Earth A-D de Kamandi, unidos frente a las fuerzas unidas de Thanagar. Una gran historia, que perfectamente uno puede poner entre medias de las historias de los 80, sin preocuparse de qué carajo es Convergence.

Valoración:

Superman_Wonder_Woman_Futures_EndConvergence: Justice League of America
Fabian Nicieza y ChrisCross.

Si alguien pregunta cuál es la peor encarnación de la Liga de la Justicia, llevando las siglas JLA y no otros experimentos, muchos números irían para la formación pre/post-Crisis. Detroit, antes de tener que soportar la vergüenza de la bancarrota, tuvo que lidiar con Vibe, Gypsy y compañía. Aunque no hay personaje malo, sino personaje mal llevado. Y tampoco es que fueran un atajo de perdedores, esa era una coña consciente y deliberada en las descacharrantes aventuras de la JLI. Aquí seguían teniendo a Aquaman y el Martian Manhunter, así como Zatanna. Pocos villanos podrían hacerles frente a este trío en solitario, menos aún si cuentan con refuerzos.

Esto es lo que debía pensar el escritor Fabian Nicieza, quien decide sacar fuera de juego a los tres miembros más poderosos del equipo. Así, los Secret Six del universo Tangent obligan a retirarse a los miembros restantes, para desesperación de Sue Dibny y las mofas de la prensa. Pero como no podía ser de otra forma, el grupo logra demostrar que no hay que infravalorarlos, y Elongated Man y el resto son vistos como superhéroes. Pero si a nivel de guión Sue sale bien parada, ciertos rostros que le dibuja Chriscross te hacen replantear que está ocurriendo en realidad. La historia no da para más, ciertamente con 2 números hay poco que explorar, pero otros autores han sabido darles más desarrollo a todos. Quizás es cierto que no había personajes en concreto a reivindicar, pero los Secret Six daban mucho más juego.

Valoración:

Convergence_The_New_Teen_Titans_001_2015_di
Convergence: New Teen Titans
Marv Wolfman, Nicola Scott y Marc Deering.

Uno no puede sino estar emocionado por leer estos números en los que Mark Wolfman regresa a escribir, aunque sea brevemente, a los Titanes. Y es que estamos ante una historia con el ADN de Wolfman. Lo primero es enseñarnos las piezas del ajedrez, ver a Donna añorando a Terry, a Grayson y Kori patrullando, mientras Garfield se preocupa por la salud del cada vez más deteriorado Victor… nos sitúa a la perfección de la situación. Y como estamos hablando de Wolfman este se marca un tanto haciendo algo diferente al mostrarnos otra cúpula y a otro grupo, La Patrulla Condenada, en su cautiverio bajo la cúpula de su ciudad. Un grupo más trágico y sobre el que Wolfman trabajará para que podamos ver la situación desde el prisma de la Patrulla, lo que hace que se desarrolle un gran sentimiento de comprensión hacia ellos a la hora de que ambos grupos se enfrenten por la supervivencia de su ciudad.

Wolfman mueve la historia a través de los personajes, como ya hiciera en su larga etapa en los Titanes, siendo el enfrentamiento una mera puesta en escena que le permite seguir moviéndose de un personaje a otro con soltura y buen hacer a la hora de desarrollar la relación que hay entre todos ellos.

Lástima que el final de la trama no esté a la altura de lo planteado en el primer número y todo quede algo diluido. Tampoco es que los finales de otras historias concreten mucho más, pero sí que al menos permiten ver una conclusión de lo ocurrido por el enfrentamiento entre los campeones de las ciudades. De todas formas, aquí hay que quedarse con el camino recorrido y no con el final, porque lo que de verdad importa es poder volver ver a los Titanes clásicos escritos por Wolfman.

Valoración:

superboy-and-the-legion-1
Convergence: Superboy and The Legion of Super-heroes
Stuart Moore, Mark Farmer y Gus Storms.

La mayoría de personajes que hemos podido ver en Convergence están atrapados en una ciudad bajo una cúpula indestructible. Una situación especialmente dura cuando dicha cúpula hace que sus poderes, en el caso de tenerlos, hayan desaparecido. Si a esto le añadimos, además del confinamiento, un desplazamiento temporal de 1000 años, lo que tenemos es a Superboy atrapado con algunos de sus mejores amigos de la Legión sin saber si podrá regresar a su tiempo.

Escribir a la Legión es difícil. Una de las razones es porque es un grupo demasiado grande. Es por ello que Stuart Moore se centra en ocho de sus miembros y aun así la historia que nos quiere contar no es capaz de darles espacio para que puedan respirar. El grupo no se siente como la Legión, muy desequilibrado con dos mujeres y seis hombres, lo que no permite apreciar al equipo que irremediablemente son.

Otro lastre al trabajo de Moore es que no ha hecho los deberes en cuanto a continuidad del momento Pre Crisis de la Legión. Un ejemplo de ello es como ignora las relaciones de Ultra Boy o Colosal, que tras un año apartados de sus parejas no se dignan ni una sola vez a nombrarlas.

Y la puntilla es que no tengamos un mismo dibujante para las dos entregas y se tenga que lidiar con estilos diferentes que acaban por sacar al lector definitivamente de la historia. Gus Storm es diametralmente opuesto a Peter Gross y ni la labor del excelente entintador Mark Farmer puede arreglar el desfase artístico que sufre una, ya de por sí, decepcionante historia.

Valoración:

Convergence_Swamp_ThingConvergence: Swamp Thing
Len Wein y Kelley Jones.

Algo tiene La Cosa del Pantano que siempre consigue salvarse de estos especiales y acaba brillando con luz propia. Las razones están claras: sus autores. Y en este caso más claro aún: el guionista es Len Wein, su creador. Y como tal trata a su criatura con un cariño impresionante, llevando su trágica historia a la trama de Convergence sin resentirse, con una naturalidad que asusta. el aroma de esta historia es clásico, añejo y nos transporta rápidamente a la época en la que el personaje fue concebido. Su trato con Abigail, su trágica historia (que es repasada en el número), su sufrimiento bajo la cúpula. Fácilmente podría estar esta historia incluida en un tomo recopilatorio de la etapa de Len al frente de Swamp Thing.

Y si el trabajo del guionista es excelente, la aparición de un clásico como Kelley Jones no va a ser menos. Suya es la aparición para dar vida a una de sus creaciones, el vampírico Batman al que dio vida junto a Doug Moench y que aquí no sólo tiene una aparición sino que se convierte en auténtico protagonista de la historia junto a La Cosa del Pantano en el que hacen una team-up divertido y para la historia que, al igual que ocurre con lo que comentaba en el primer párrafo, podría ser parte de un recopilatorio de Batman & Dracula. Su trazo no ha perdido un ápice de su calidad, manteniendo ese aspecto “terrorífico” y clásico que tan buenos adjetivos le han dado a lo largo de su vida y que resalta aquí los puntos más oscuros y los más divertidos de la historia. Si hay algo en Convergence que ha de leerse de forma obligatoria, es este tebeo.

Valoración:

con%20flash
Convergence: The Flash
Dan Abnett y Federico Dallocchio.

Barry Allen ya no es el hombre más rápido sobre la Tierra. Su año bajo el domo lo han privado de sus poderes e intenta rehacer una vida apartado de Iris que sigue en el futuro. Ver a Barry sin esperanza, o a punto de perderla, es como que Hal Jordan pierda su voluntad para controlar el anillo y es sobre lo que Dan Abnett construye la historia de Flash para este evento.

Barry mató al Profesor Zoom y fue acusado de homicidio. Juzgado y condenado por las manipulaciones del jurado a manos de Kadabra, viajó al futuro para derrotar a su enemigo. Acabó refugiándose en el siglo XXX con Iris donde esperaba poder llevar una vida feliz y placentera. Pero para un héroe del calibre de Barry esa vida dista mucho de poder hacerse realidad y es en uno de esos viajes al pasado, para ver a sus seres queridos, cuando se ve atrapado bajo la cúpula de Telos.

Su frustración ante lo sucedido, la falta de poderes y como interioriza el problema, compartiendo sus temores con Bruce Wayne hacen de esta historia algo diferente y refrescante en medio del patrón que siguen la mayoría de los tie-in de Convergence. Abnett demuestra como con muy poco se puede contar una gran historia si se conoce adecuadamente el personaje con el que debes trabajar.

Valoración:

WWC1_1
Convergence: Wonder Woman
Larry Hama y Joshua Middleton.

Cuando uno lee estos dos números no puede dejar de hacerse la misma pregunta una y otra vez: ¿Vampiros y Wonder Woman juntos? La verdad es que choca que Larry Hama haya optado por llevar a la Diana Pre Crisis por este camino y para ello se marque unos de los especiales de Convergence más interesantes. Rompiendo con la dinámica marcada en estos tie-in, Hama no se recrea en exceso en la cúpula que rodea la ciudad y se dedica a mostrarnos, en tan solo cuatro páginas, todo cuanto necesitamos saber para meternos en la historia y conocer a Diana, Steve Trevor, Etta Candy y un punk, llamado Julio, cuya presencia acabará por ser relevante en la historia.

Otro punto que Hama sabe desarrollar muy acertadamente es el del culto, o mejor secta, muy adecuado para la época que quiere mostrarnos del personaje de Wonder Woman y que añade profundidad a toda la trama. Vampiros y religión fanática casan a la perfección, por muy clásico y manido que sea, Hama sabe llevar el ritmo de la historia y mantener el interés de la misma sin demasiada dificultad, dejando espacio para que dichos vampiros, en especial el Joker, resulte espeluznante y aterrador.

Tal vez la pega que tienen estos números es que el dibujante del primer número, Middleton, no continúa en el segundo, siendo sustituido por Aaron Lopresti de estilo muy diferente, que rompe la uniformidad del conjunto. Middleton consigue impregnar a los vampiros de un aura más tenebrosa, mientras que Lopresti logra mostrarnos una Wonder Woman mucho más majestuosa.

Valoración:

futures end batman 1Convergence: Action Comics
Justin Gray y Claude St. Aubin.

Con una trama centrada en al vida de nuestros protagonistas bajo la cúpula, Convergence: Action Comics se convierte en un cómic interesante que se va deshaciendo conforme llega la batalla final entre la Wonder Woman de Superman: Hijo Rojo y Power Girl, la gran protagonista de la historia. Estamos ante dos números prescindibles, una historia menor que poco aportará a los lectores veteranos fans del Superman clásico y de la Power Girl más antigua (un personaje que no ha sido excesivamente renovado en Los Nuevos 52) y que como mucho dará alguna alegría a aquellos seguidores de hijo Rojo que quieran volver a ver a un Lex Luthor que acapara cierto protagonismo en la misma, pues sus predicciones acerca de quien se oculta tras la cúpula no podrían ser más acertadas. No esperábamos menos.

A nivel gráfico Claude St. Aubin hace un trabajo decente y muy dinámico aunque sind estacar en ningún aspecto. Correcto es, sin duda, la palabra. Lo que sí es de agradecer, viendo lo visto en otros tie-ins, es que el dibujante se mantenga y de un toque personal a una historia que tiene un olor a clásico pero que se ve atada ante la premisa de Convergence: el año bajo la cúpula, el discurso de Telos y el maldito terremoto. Aún así, aprobado.

Valoración:

blue-beetle-1
Convergence: Blue Beetle
Scott Lobdell y Yishan Li.

No debería aparecer el nombre de Blue Beetle en la cabecera de estos comics, porque realmente a quien nos vamos a encontrar en su interior son a tres de los principales personajes de Charlton, Capitán Atom, Question (Vic Sage) y Blue Beetle, compartiendo protagonismo y haciendo equipo contra la Legión de Superhéroes. Visto así todo parece idílico ya que con semejante trío protagonista deberíamos poder decir que estamos ante un gran tie-in, pero no es así por el trabajo que Scott Lobdell desarrolla con los personajes.

Lobdell peca de puro desconocimiento. Toma la parte más representativa de los personajes y trabaja con ella a lo largo de la historia, pero sin ser capaz de ir más allá. No es que no consiga hacer que la trama sea medianamente atractiva, sino que no logra mostrar adecuadamente a los personajes de Tierra 4. Quedarse con un solo aspecto de sus personalidades hace que resulten algo planos y radicales en su personalización y por ello el conjunto pierde fuerza.

Es relevante señalar que estos números, los pertenecientes a Booster Gold y los de la JLI forman entre si un mini evento que merece la pena leer por como sus tramas se relacionan, en mayor o menor medida, para el deleite de viejos aficionados.

Valoración:

con-bg-1
Convergence: Booster Gold
Dan Jurgens, Raúl Fernández y Alvaro Martinez.

Si se ha leído Future´s End y más concretamente el número dedicado a Booster Gold, no se puede dejar de leer los dos números correspondientes a Booster Gold. Y si además se ha leído su colección pre Flashpoint la experiencia será doblemente satisfactoria. Dan Jurgens, el fiable guionista y dibujante al que desde DC se recurre cuando se ha de hablar de viajes en el tiempo, se marca dos números de verdadero lujo. Las piezas del rompecabezas empiezan a encajar y para ello enlaza los acontecimientos del evento central, con lo que se nos narra en este tie-in.

Un Booster cautivo que para evitar la muerte de su hermana ha facilitado la ubicación del punto de convergencia a

Aviso de Spoiler

Deimos

. Pero lo importante de esto es que no se trata del Booster Gold que estaba capturado por

Aviso de Spoiler

Deimos

, sino de otro Booster de otra línea temporal que desconoce que es el padre de

Aviso de Spoiler

Rip Hunter

. Con la ayuda del mejor y más comprometido viajero temporal de la historia, todo se vuelve doblemente interesante cuando Jurgens no puede dejar pasar la oportunidad de reunir a los dos más grandes amigos del Universo DC de nuevo.

Uno de los mejores, por no decir el mejor tie-in, de cuantos se han publicado. Toda una recompensa para los aficionados al personaje que ven como la evolución de Michael Jon Carter parece no tener fin.

Valoración:

swamp_thingConvergence: Crime Syndicate
Brian Buccellato y Phil Winslade.

Este es un cómic diferente. Si, son los mismos personajes del Sindicato del Crimen de la JLA: Earth 2 de Grant Morrison, o los que han aparecido en Forever Evil. Y sin embargo, aquí parecen más una encarnación de los Rogues – cosa que quizás no es de extrañar, contando que lo escribe Brian Buccellato -, los cuales aparecen como héroes en su Tierra-3, que los súper-criminales que nos tienen acostumbrados. Incluso una Superwoman sin poderes, se da cuenta que ellos eran los que estaban equivocados, que cogieron el camino fácil. Pero sus compañeros no van a dejar que la ejecuten, son un grupo y así permanecerán.

Por otro lado, en el universo DC One Million, la pérdida de poderes ha provocado la caza de los superhéroes, por parte de las fuerzas Luthorianas. Entonces, por mandado de Telos, ambos grupos se ven obligados a luchar por una Tierra que les rechaza. Aunque la mayoría están contentos de volver no sólo a tener sus superpoderes, sino también de poder pelear. ¿Todos? No, Owlman está destrozado por la muerte de Lois Lane, y no quiere luchar para salvar a los culpables de su muerte. Pero Superwoman resucitó cuando regresaron sus poderes, y decide luchar, hacer el bien por una vez en su vida. ¿Hay redención para este grupo? Quizás, siempre que no leas la mini-serie central. Los dibujos de Phil Winslade son acordes para la época clásica del Sindicato del Crimen, aunque más discutible para los de One Million.

Valoración:

convergence detective comicsConvergence: Detective Comics
Len Wein, Bill Sienkiewicz y Denys Cowan.

Tener a Denis Cowan y a Bill Sienkiewicz bajo los lápices invitados en estos dos números siempre va a sumar, desde luego. Su estilo tan personal y característico, especialmente del segundo, le da un toque lúgubre y oscuro a este cómic que en la primera parte refuerza la historia, especialmente la del sombrío Superman de Hijo Rojo que se queda sin poderes y necesita engañar al pueblo diciendo que él mismo ha establecido la cúpula. En la segunda sin embargo la cosa se va un poco de madre, con una Helena Wayne completamente insoportable que desde el primer momento considera a Superman un enemigo y no cesará en su intento de matarlo, pase lo que pase, pese a que su compañero Dick Grayson considere que hay que darle una oportunidad.

La aparición de Batman por ahí no resta pero tampoco suma y el cómic va cayendo poco a poco en la más absoluta indiferencia, quedando el segundo número por debajo de una brillante introducción a pesar de que finalmente veamos ese juego con la continuidad en cuanto a que Dick Grayson termina asumiendo definitivamente el manto de Batman. Este número y el de >Swamp Thing demuestran que Len Wein se ha tomado más en serio que nadie esta tarea de Convergence.

Valoración:

futures end batman and robin 1Convergence: Infinity Inc.
Jerry Ordway y Ben Caldwell.

Infinity Inc. puede considerarse como uno de esos grupos de superhéroes a los que los afinados y veteranos lectores acuden con nostalgia de vez en cuanto. Un ejemplo del magnífico legado que DC tenía antes de tirarlo todo por la borda tras el reinicio. Ellos, junto a la JSA, son la herencia de la Edad de Oro y, a sabiendas de esto, Jerry Ordway propone un claro ejercicio de nostalgia al traer a estos personajes de vuelta y profundizar en sus relaciones, en los hechos anteriores a la caída de la cúpula y en cómo afrontan ese aura de sucesión de la JSA por la que el grupo nació y cobró sentido durante toda su existencia. Personajes fantásticos que aquí gozan de un par de números interesantes, con acción, buenos diálogos y situaciones interesantes que nos transportan directamente a la época en que fueron concebidos a manos de quien mejor los conoce: su creador.

Los dibujos clasicistas de Ben Cadwell aportan también cierta coherencia con la historia y bebe directamente de esos años 80 en el que el grupo tuvo su máximo apogeo. Sin embargo, no llega a dibujar enteros los dos números y en el segundo sus bocetos tienen que ser completados por June Brigman a quien incluso se ve cómodo cuando Cadwell ya ni siquiera aporta sus bocetos. Que el segundo número transcurra en su gran mayoría en una batalla fácil y no demasiado original no resta méritos a un número que consigue lo que busca Convergence en general: que el lector que un día se maravilló con estos personajes pueda transportarse, durante 40 páginas al menos, a una etapa gloriosa de un grupo de superhéroes cuanto menos curioso.

Valoración:

convergence jsaConvergence: Justice Society of America
Dan Abnett, Trevor Scott y Tom Derenick.

Dan Abnett juega en este cómic a ser Geoff Johns, y no es de extrañar. El segundo ha conseguido con su JSA (y junto al implacable James Robinson) traer de vuelta la Edad de Oro de los cómics al presente y establecer un guiño constante al pasado que aquí vemos reflejado. Abnet aboga aquí por un primer número nostálgico en el que los miembros de la JSA sin poderes son hombres mayores con problemas de hombres mayores que se ven impotentes para arreglar la situación y que viven esperando el día en el que puedan volver a ser la JSA y volver a salvar, aunque sea una vez más, a la población. A través de la figura de Jay Garrick y las conversaciones con los distintos miembros se nos planteara también esa sucesión de la JSA a manos de Infinity Inc. que tanto se ha movido en las viñetas y que, junto con la ilustraciones de Trevor Scott sacará, a buen seguro, una lagrimilla en muchos aficionados.

La segunda parte, con la ya típica invasión de la ciudad y un combate alargado en exceso carece de esa ola nostálgica y se dedica a mostrar a nuestros 4 héroes en acción. No deja de lado el tono y el dibujo sigue aludiendo a la clásica JSA de Johns pero no es lo mismo. Posiblemente la intención de Abnett fuera la de volver a esa Edad de Oro y homenajear a unos héroes que desgraciadamente han desaparecido del lineup de DC Comics, pero curiosamente Convergence ha supuesto un límite para ello.

Valoración:

convergence plastic man and the freedom fightersConvergence: Plastic Man and The Freedom Fighters
Simon Oliver y John McCrea.

El ejercicio que tenía por delante Simon Oliver no era un ejercicio sencillo ni mucho menos. Escribir a este conjunto de superhéroes hoy en día es difícil. Primero porque no mucha gente los conoce y, segundo, porque su última serie data de hace casi 7 años. Además, es complicado comprar reediciones de estos cómics. Sin embargo, lo cierto es que estos personajes son la mar de interesantes, con aventuras que transcurren en distintos universos y distintas líneas temporales y que juegan constantemente con la historia. Y el guionista cumple con creces. El cómic no sólo ahonda y explica maravillosamente los orígenes del grupo y sus componentes, sino que a través de la elástica figura de Plastic Man nos narra una historia interesantísima en el que la cúpula de Telos es un elemento más que bien podría haber sido una amenaza extraterrestre random en servicio de la historia.

Todo ello hace que fluya con naturalidad el relato a pesar de su aparente complejidad y que la narración del propio Plastic Man entre fácil en la cabeza del lector. El acompañamiento a los lápices de John McCrea suma, como siempre, logrando que con su trazo antiguo y ligeramente sucio empape de dinamismo a un relato que se mueve entre la acción y la comedia con la narrativa clásica por bandera. Una pequeña joya y una divertidísima aventura.

Valoración:

futures end batman and robin 1Convergence: Shazam!
Jeff Parker y Evan Shaner.

Tener como dibujante a Evan Shaner en cualquier colección es un lujo. Este dibujante se ha convertido, por méritos propios, en una de las rising stars más destacadas de los últimos años y una pieza cotizada dentro de cualquier cómic de corte clásico que se precie. Su dibujo en Flash Gordon nos dejó a muchos sorprendidos y llama poderosamente la atención que las grandes editoriales no lo tengan dibujante constantemente series regulares o series límitadas en el caso de que sea un dibujante lento. Aquí, literalmente, se sale. Junto con su pareja de baile Jeff Parker a los guiones (quien no ha dejado de crecer tras aterrizar en DC) y al maravilloso colorista Jordie Bellaire firman un cómic precioso en todos los sentidos, donde el universo de Shazam! se observa a la perfección, retratando genial a su eterno enemigo y los secundarios y aprovechando maravillosamente Convergence para campar a sus anchas en la historia del personaje.

Y si Billy Batson y los suyos están reflejados a la mayoría, no lo están menos los personajes de Batman: Luz de gas, que añaden el elemento sorpresivo en el segundo número y elevan el tono oscuro de la historia un punto por encima de lo que veíamos en la primera parte, suponiendo el contrapunto perfecto a una historia clásica y divertida. Alguien debería atar a este dibujante en Marvel o DC porque cada cómic que firma es una obra de arte al servicio del cómic y ahí estan sus bocetos al final del tebeo para confirmarlo. Una pequeña joya.

Valoración:

convergence-world-finest-comicsConvergence: World’s Finest Comics
Paul Levitz, Shannon Wheeler, Joe Rubinstein y Jim Fern.

World’s finest es una historia rara pero efectiva que apela a la colección de la que le proviene el nombre. Podríamos decir algo así como que es una historia de la misma colección. Seguramente Paul Levit haya trabajado con esas vistas, intentando captar el sentido de aquella época y es por ello que juega con la narración en primera persona constante, con numerosos guiños a la época y con situaciones que no hemos visto en ningún otro tie-in del evento, como que Telos coja a los personajes con la mano y los vaya moviendo de un lugar a otro porque le apetece.

El dibujo es irregular, moviéndose entre lo bueno y el mero acompañamiento y establece un punto álgido cuando se mezclan las viñetas del dibujante protagonista y el dibujo de la propia historia. Acompaña bien a un cómic que es divertido pero al que le falta un poco de sustancia. Peca de estar limitado por el propio evento que lo acoge, pero se denotan buenas intenciones por parte de sus autores, conocedores del fondo de armario de la editorial y sus entresijos. No veremos aquí la mejor historia de los Siete Soldados de la Victoria clásicos, pero si una que podría entremezclarse entre todas ellas. Y eso ya es un triunfo.

Valoración:

Tiempo de Opinión

Tras el trabajo colaborativo de la redacción de Zona Negativa ha llegado la hora de que aportéis vuestro granito de arena. Disponéis de la sección de comentarios para valorar aquellos especiales que hayan sido destacables según vosotros, para bien o para mal, y para hacernos llegar vuestras sensaciones en lo que respecta al evento en su conjunto. Para los más tímidos, ponemos a vuestra disposición la siguiente encuesta donde podéis dictaminar sentencia:

¿Cual es tu opinión de los tie-ins de Convergence?

  • Suficiente - El nivel es irregular, pero algunos hacen justicia al legado de DC (39%, 128 Votes)
  • Notable - En general el nivel es muy bueno y hay auténticas maravillas (23%, 76 Votes)
  • Lamentable - Al igual que la serie central, los tie-ins son un cúmulo de despropósitos (12%, 41 Votes)
  • Sobresaliente - Un ejercicio de nostalgia fantástico con muy buenos autores (10%, 34 Votes)
  • Suspenso - Los tie-ins no hacen ninguna justicia a DC y muy pocas se salvan de la quema (9%, 31 Votes)
  • Excelente - Convergence ha logrado la casi perfección a través de sus tie-ins (6%, 21 Votes)

Total Voters: 331

Cargando ... Cargando ...

11
Déjanos un comentario

Please Login to comment
7 Comment threads
4 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
8 Comment authors
ADN89Laurel KentKALTomás MartínezTriple A Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Miki
Lector
Miki

“Dan Jurgens, el fiable guionista y dibujante al que desde DC se recurre cuando se ha de hablar de viajes en el tiempo”.
Madre mía.

Igverni
Lector

Gracias a todos por valorarnos toooooodas estas series, se agradece un montón.

Sobresaliente para Jeff Parker, por lo que veo, y matrícula de honor para Swamp Thing, interesante saberlo… A lo mejor pico algo cuando se publique en España (en función del formato, claro).

A pesar de ello, esta Convergencia ha tenido el dudoso honor de invitarme a NO comprar ningún tebeo de DC estos 2 meses, la primera vez en toda mi “veterana” vida de lector de comics…

Lo malo es que aunque hayan XX series correctas, lo que se veía a la legua es que es muy difícil crear una historia interesante con presentación de los personajes, su mundo y el conflicto al que se enfrentan, clffhanger y resolución en solo 40 y pocas páginas.

Además, el hecho de saberse previamente que es una historia de “relleno” para los 2 meses de mudanza y que luego todo volvería a la “normalidad”, aún hizo que las ganas de leer desaparecieran más rápidamente, lo cual reconozco que es injusto, dados los equipos creativos y personajes de algunas series.

Pero ahora más que nunca hay exceso de buenas lecturas de muchas editoriales, por lo que si una Editorial frena un poco, pierde el tren…

Aegon
Lector
Aegon

Esquema casi idéntico de funcionaminto en cada tie-in para buscar peleas entre los personajes, inconsistencias en las propias series y la línea principal

Aviso de Spoiler

Se ve como el Aquaman de Flashpoint es abandonado a la muerte por Mera y sus amigas pra volver a verle vivito y coleando luego cuando está el bando de Deimos

Pésima representación de muchos personajes, desde el Todd que vuelve con Batman porque sí al Atom penoso que parece haber sido escrito bajo el influjo de setas o de maria…

Soy más de Marvel, lo reconozco, pero que las series de Secret Wars están mejor hechas en general que las de Convergence no me lo podrá negar ni un fan acérrimo de DC. Eso sí, cuando se ponen, se ponen: el Superman pre-Flshpoint es bastante bueno, Shazam es una preciosidad y Harley Quinn mola. Pero se veía esto: un evento que afectaría más a Tierra-2 y al Multiverso que a las líneas normales.

Igverni
Lector

Aegon, aunque tienes razón en tu comentario y en el fondo pienso igual, también creo que estas comparaciones que hacemos todos son muy injustas para los creadores de estas series de DC.

Aunque es inevitable, realmente no se deberían comparar miniseries de 2 números, en los que casi al empezar ya tenían que ir terminando, con las series de S.W. en las que tienen como poco 4-5 números para contar la historia que se les haya ocurrido, en reinos hechos casi a la carta. Es injusto con los autores de DC, pero a los Editores habría que encerrarles, porque es el propio concepto de evento el que chirría.

Aún es pronto y habrá que ver como resuelven las S.W. para valorarla en su justa medida, pero p.ej. ¿qué seguidor de Garth Ennis no querrá leer su historia de pilotos y dinosaurios? Con la única limitación de ser un comic Marvel para todos los públicos. ¿O volver a leer al Maestro de Peter David? No una historia de un pringado al que pillan a ver qué sale, sino de SU creador retomando al personaje… Y suma y sigue…

Realmente Convergencia ha sido un trámite que DC tenía que pasar, así se ha trasmitido y así ha salido, y para Marvel, Secret Wars es SU EVENTO de 2015, la historia más importante del año, y también se está viendo que ellos sí han puesto toda la carne en el asador.

Aegon
Lector
Aegon

A la editorial la carga el diablo, pero para el estrecho marco en el que la serie principal deja a los tie-ins, se pueden hacer obras muy buenas como Shazam o Superman.

Yo he tenido que tragar con Atom (los dos números), Batman y Robin (los dos también) y Batgirl (el primero, no tuve cuerpo para el segundo). También leí Shazam, Booster Gold o Plastic Man. Entre unas y otras no hay color.

Lamentablemente, veo que hay mayor tendencia a lo malo-mediocre por parte de los guionistasque a la buena caracterización. A algunos parece que les ha costado, no ya hacer un cómic bueno, sino legible. Y la serie principal tampoco ayuda mucho al estar llenita de incoherencias.

Habré sido demasiado injusto en la comparación Secret Wars-Convergence, pero en el primer evento me da la sensación deque los propios guionistas están a gusto haciendo lo que hacen, y encima lo hacen bien. La peor serie que he visto ha sido la de Inferno (no puedo decir que el primer tomo de Future Imperfect haya sido malo cuando el guión es de 7,5-8), que es l excepción.

La mayor parte de la culpa es de los editores, sí, pero eso no se la quita a guionistas que hacen de tie-ins qu podrían ser buenosuna mierda pinchada en un palo.

Triple A
Lector
Triple A

Cada vez me apasiona mas cada trabajo de jeff parker a los guiones
Ojala le den una serie regular de Shazam…

KAL
Lector
KAL

A ver como lo pubican en españa!!!!

ADN89
Lector
ADN89

Miedo me da, ECC hace bastantes cosas buenas a la hora de editar, pero a veces sufre unos cuantos descalabros, aunque he de romper una lanza a su favor aludiendo al pésimo control editorial que tiene la propia Dc a veces a la hora de editar ciertos tie-ins, y el lío que montan con los cruces de colecciones + tie ins+ eventos .

Laurel Kent
Lector
Laurel Kent

¿Denys Cowan no es un dibujante de primer nivel…?

ADN89
Lector
ADN89

Aún no leí los tie-ins, esperaré a que lo publiquen en España. Por lo que he leído es lo que salva un poco el despropósito de Convergence, el cual tampoco he leído por lo que no opinaré si es un buen o mal envento, lo más probable es que al menos me entretenga, que es lo mínimo que se le debe pedir a un cómic, más allá de eso ya no sé si será un evento bueno argumentalmente o sí cumplirá con las espectativas de los lectores en general.