Arrow, tras los pasos de Smallville (crítica)

Por
14
970

El Universo DC trató de diversificar el longevo éxito de Smallville en televisión con Birds of Prey (una temporada), Aquaman (se filmó un piloto no aceptado) y Wonder Woman (idem). Había que recurrir a lo que ya había funcionado, y no olvidarse tampoco de uno de los grandes referentes sobre justicieros de cómic para el gran público, marca de la casa: Batman, cuya aparición en la pequeña pantalla se había proscrito varias veces por criterios comerciales. Quizás por eso, cortada por un patrón de públicos objetivo muy similar a la que elevó a los cielos al superchico Tom Welling, Arrow tiende a venderse como un cruzado enmascarado que en lugar de batarangs emplea flechas.

Cabe destacar que el personaje no es el mismo que apareció en las últimas temporadas de Smallville, y ha dejado por el camino su frivolidad y alguno de sus aparejos (el arco es más tradicional que maravilla tecnológica, por ejemplo). El resultado no ha sido malo, porque se ha convertido en el show más visto de la cadena en tres años, y lo cierto es que invita a ver al menos la primera media docena de episodios para ver por donde van los tiros. El primer episodio de una serie cuyo estreno ha estado rodeado de gran expectación no defrauda: es exactamente lo que se esperaba de ella, e incluso algo mejor. Lo que no quiere decir que sea un producto que reinvente la narrativa de televisión, entregue una novedosa reinterpretación de Oliver Queen o avance una trama que enganche irremisiblemente al espectador.

El carismático, mujeriego, bromista y letal Flecha Verde, el padre de los arqueros del comic y sus carcajs plenos de flechas trampa, pasa aquí por el tamiz rejuvenecedor que tan bien le sirvió a Superman, y comienza como un joven frío, endurecido y preso de los secretos familiares que le obligan a hacer justicia. Tras cinco años en una isla desierta, Queen retorna para partir la pana, transformado de pobre niño rico a arquero esmeralda con guarida secreta y tecnología imposible.


Esta primera entrega se envuelve en un halo de misterio, quizás demasiado grande: son muchos los fuegos artificiales que lanza al aire, insinuantes de que la isla guarda más secretos que la de Lost, y visando de que los giros del guión vendrán en packs de seis. Habrá que ver qué sucede con la familia de Queen, con su ex novia, con sus años de exilio, con su amigo Merlyn (¿algo que ver con el villano de la ballesta?) y como encaja todo en una trama conjunta. El único momento “disparen al guionista” tiene lugar cuando conocemos a Speedy –“ayudante” juvenil de Flecha Verde y famoso drogadicto del comic-, un apodo que aquí corresponde a la hermana quinceañera de Ollie, en pleno coqueteo con los estupefacientes. Ugh.

La marca de la casa es muy parecida a la de Smallville, particularmente en tres aspectos: un triángulo amoroso, unos cuantos personajes de calculada ambigüedad y un origen del que apenas hemos visto retazos. Sí, también tenemos una mansión antigua y lujosa, un calvo inquietante (o dos), el mismo tipo de fiesta en club nocturno y escena con pectorales poderosos. Una mezcla de romanticismo, acción, intriga y misterio enfocada al público de cadenas como Divinity -con un airecillo a series como Gossip Girl-, más una pizca de investigación para el televidente acostumbrado a los policiacos y unos cuantos guiños para el fanboy permisivo.


Arrow, por tanto, obvia al arquetípico Ollie Queen y su perilla rubia: un tipo entrado en años que oculta su puntería tras una sonrisa, un poco verde (je), que vive en concubinato, tiene un alma entre natural y beatnik, y probablemente vota a Ralph Nader. En España, quizás lo más parecido hubiera sido un Sánchez-Dragó en sus cuarenta y pocos (y que, por una improbable carambola, fuera declarado admirador de Anguita. Not gonna happen). Pero eso lo sabíamos todos: no íbamos a ver una adaptación del liberal que se hizo alcalde, o del Long Bow Hunters de Grell –homenajeado a través de la mención al “juez Grell”. Aun así, elementos de comic no van a faltar: la serie se basa parcialmente en el Green Arrow: Year One de Andy Diggle y promete traer en los próximos episodios a Canario Negro, la Cazadora, Deadshot y Deathstroke (cuya máscara ya puede verse en el primer capítulo). Si cumple la mitad de lo que promete, y lo cumple bien, me doy por satisfecho.

14 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
BLUNTMAN
BLUNTMAN
Lector
13 octubre, 2012 16:42

 “Arrow tiende a venderse como un cruzado enmascarado que en lugar de batarangs emplea flechas.”

Hombre, es que G.A. siempre a sido un mixto entre Robin Hood y Batman, por eso me parece acertada que se mantenga este parecido.

Es muy difícil que hubieran hecho un GA basado en la etapa de M.Grell (quizás para una hipotética segunda temporada), quien se supone que participa en el primer episodio,  pero con que mientras la serie cumpla unos mínimos de aventura/intriga, me doy por satisfecho.

Un saludo.

Karuba
Karuba
Lector
13 octubre, 2012 16:43

Me pareció regulera, pero se puede ver. Me enchotaron los guiños a otros personajes: la máscara de Deathstroke que se menciona y la sorpresa final.

Reverend Dust
Lector
13 octubre, 2012 16:47

Curiosa reseña del capítulo 😛 Anyway, para los que no sabemos nada (pero nada, nada) de Green Arrow resulta una interesante propuesta de acción/misterio con vigilante carismático. Y a mí al menos me ha gustado, aunque más a modo de placer culpable que de maravilla televisiva, como bien dices.

Aunque lo que está claro es que el factor triunfal de la serie es el “Podía haber sido mucho peor”, convirtiéndose en un “No está mal”. Seguiré echándole un ojo semana tras semana a este falso Sánchez Dragó (me has matado ahí xD) secretamente izquierdoso.

José Torralba
13 octubre, 2012 17:43

Bueno, en realidad Sánchez Dragó en su juventud militó en el PCE. Y Jiménez Losantos fue maoísta. BTW, buena crítica, Juan.

4d2i4n
4d2i4n
Lector
13 octubre, 2012 19:47

  Ayer me descargué el primer capitulo y bien, vale va, tiene su punto pero si acaba siendo tan intrascendente e insufrible como Smallville (cosa que no dudo al ser teoricamente una serie menor)…lo tengo muy claro ¡hasta luego lucas! Las flechas por el c***.

 Será por series USA… Mad Men, Soprano, Battlestar Galactica, Big Bang Theory, How I meet your mother, Modern Family, Game of Thrones, Dr Who, House, Dexter, The Wire,…lo di todo con Heroes y Smallville la verdad y luego al final…snif!snif! (basura)

Juanete Chupete
Juanete Chupete
Lector
13 octubre, 2012 20:02

Tíos, respetadme a Sánchez Dragó que es autor de uno de los libros más eruditos y fascinantes de la historiografia española: Gargoris y Habidis. Guía de la España mágica. Lo que hay que haber leido, estudiado  y haber aprendido para escribir semejante pieza de erudición debería ser digno de emulación. Y además, es el tío que introdujo los porros en España, juas.

Corramos un estúpido velo sonre este off topic.

Vale, pues esta serie, que me parece a mi que no me la pongan en prime time nocturno algún nocha en que ninguna de las otras cadenas, incluidas las francesas que pillo por aquí, halla nada, pues que voy a pasar, porque si ya me la comparais con Smallville yo no compro este producto ni en rebajas. Además, Flecha Verde es, para mi, el peor de todos los grandes personajes de DC, tios. Un sosote de primera. Para hacer esto, mejor deberían haber seguido con Pájaras de Presa, que por lo menos las pájaras estaban macizotas, especialmente la Cazadora…

Además, ultimamente yo sólo veo programas intelectuales como Embargos a lo bestia, de profesión duros o el guerrero más letal, de Explora, el canal para la gente curiosa…

Reverend Dust
Lector
13 octubre, 2012 20:11

Y además, es el tío que introdujo los porros en España
http://www.youtube.com/watch?v=4kPs0BsXFko

Hombre de Trapo
Lector
13 octubre, 2012 20:49

 No estoy totalmente de acuerdo en la apreciación de que Arrow vaya a seguir los pasos de Smallville. Sí es cierto que la dirección artística y el diseño de escenarios y vestuario pueden recordar ligeramente a esta serie, así como la sobreabundancia de primeros planos de las caras de los actores en las escenas de diálogo (solventadas por otro lado con el clásico plano-contraplano, sin calentarse demasiado la cabeza). Pero el tono establecido para este Arrow parece en principio mucho más oscuro y adulto que el de Smallville (¡gracias a Dios!). Para empezar, sólo en este episodio piloto ha habido mucha más violencia que en todas las temporadas anteriores juntas de la serie del kriptoniano. Su target de audiencia es mucho más amplio, más ambicioso. En ese sentido me parece que esta serie tiende más al exitoso realismo oscuro establecido recientemente por Nowlan en sus films sobre Batman.

Lo que sí es cierto es que este primer episodio se ha ganado el respeto de la gente. Es verdad que no ha reinventado nada ni tiene visos de ser la mejor serie de la historia, pero es un producto digno que se ha situado por encima de las expectativas de la mayoría. No es el bluff que muchos esperaban. El haber obtenido el mejor debut de audiencia desde el año 2010 para una serie de ficción en EE.UU. así lo indica, aunque todos sabemos que resultará difícil retener a todos esos espectadores durante los siguientes capítulos. Por lo pronto vamos a ver qué tal se desenvuelve la serie durante las próximas entregas, y si es capaz de mantener o elevar el nivel de intriga junto con el necesario desarrollo dramático de los personajes.

¡Y no me digáis que no molan los comentarios de los personajes sobre Lost y la saga Crepúsculo!

rayety
rayety
Lector
14 octubre, 2012 2:58

 No la he visto, pero sinceramente, no soy muy aficionado de las series ni de los comics de DC, pero el G.A que aparece en Smallville, en cuanto al traje y aspecto que tiene en sus primeros pasos por la serie me encanta, lo veo mas actual que el traje de ahora, nose podían haber utlizado a este mismo actor y traje, por lo menos a mi me daría ganas de verlo, así sinceramente, me rompe un poco el universo de series DC…que la verdad con smallville me lo pasé muy bien.

BLUNTMAN
BLUNTMAN
Lector
15 octubre, 2012 0:13

 LA serie esta bien, tiene su acción y su intriga….pero habria que advertir a los fans de GA que se parece más al Castigador que Batman y que cualquier parecido con el cómic es más que mínimo.

Un saludo.

train hard. fight hard. party hard.
train hard. fight hard. party hard.
Lector
15 octubre, 2012 0:43

 pues no se, no me fio de las series live action de dc, a mi smallville me parece una telenovela del superman para jovenzuelas pre-pubecentes… de esas que compran revistas de crepusculo

toda fan que conozco de smallville es mujer (duh!)

ademas cuando les ponen trajes como los del comic se ven ridiculos, pero creo que es porque estan mal hechos, no se si por el presupuesto o k pero no le hechan ganas, he visto fotos de deathstroke y no me dejan buen sabor de boca, si existiera deathstroke, y estuviera muerto, se revolcaria en su tumba

por cierto se que no tiene que ver pero un crossover de deathstroke vs punisher escrito por ennis y azarello seria acojonante

Cassidy
Cassidy
Lector
15 octubre, 2012 12:56

Es que Smallville era una telenovela con superpoderes de por medio, aunque las últimas temporadas si tenían algunos capítulos bastante potables.

 

Esta parece distinta, con más acción y un tratamiento un poco más adulto. Aunque como esta de moda, es un GA serio y duro. Se pasan la personalidad por el forro igual que hicieron con Ojo de Halcón en la peli de los Vengadores. Cosa lamentable porque es lo que más caracteriza a ambos personajes.

 

Aún asi tiene buena pinta, ya veremos como avanza.

josecles
josecles
Lector
15 octubre, 2012 14:15

Me gusto mucho, con enigmas por resolve r, accion de calidad y medios. A mi me ha enganchado, mucho mas que otras que ponen las critica por las nubes y van a pedales. Promete mucho en mi opinion.