Argenta #4, por Eduardo Paniagua y Juanjo Palacios

Por
8
138

Año nuevo y nueva entrega de Argenta, de Juanjo Palacios y Eduardo Paniagua. Antes de nada, comentar que con el tema “fiestas” se ha retrasado un poquito, pero ha merecido la pena.

Sin más dilación, la cuarta entrega de Argenta .

8 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
prometheo
prometheo
6 enero, 2007 20:58

Pues debo decirles que me han gustado mucho las paginas, los dialogos estan buenos y en lo grafico me gustaria decir un par de cosa, no más, y es que resulta muy interesante el trabajo de Paniagua, no conzco su trabajo anterior, por lo que no puedo decir si ha evolucionado o no, si lo anterior es mejor o peor, pero me parece- a mi humilde punto de vista- que el tratamiento que da a las paginas es muy interesante, quizas me gustaria menos utilizacion de fotografías en lo fondos, y un poco mas de trabajo cuando los personajes se ven en plano general, dado que en los primeros planos o en los planos medios les pone mas detalle,conservar el nivel de detalle en esos planos me resultaria mas coherente en lo que se refiere a la estetica, pero creo que a medida de que salgan mas paginas se va ha encontrar mas seguro y comodo por lo que afirmo que las paginas que vendran el futuro seran de una calidad muy buena…me animaria a decir que un poco mas de negro levantaria un poco mas el arte, asi quedarian los planos mas diferenciados ( primer plano, secundario, fondo).
Por el guion no puedo decir mucho,…creo que intenta dar un cierto aire fresco- y al mismo tiempo respetando lo tradicional- a un genero como es el policial mezclado con lo paranormal, y si hay algo que me gusto, fue a la elfa que pilotea el helicoptero…jiejie…”rave party elfica”—genial!
Bueno, disculpen si me extendí demasiado, la obra esta muy buena a mi parecer y sigan subiendo material!!! Sigan con el buen trabajo!!!

Juanjo Palacios
7 enero, 2007 12:09

Muchas gracias por tus comentarios prometheo, y por haberte explayado al exponer tu opinión, se agradece el esfuerzo.

Eduardo Paniagua
7 enero, 2007 13:27

Me sumo a los agradecimientos. Decir que, al menos para mí, me es harto difícil plasmar el mismo nivel de detalle de los protagonistas de un plano medio a un plano general, donde tienen un tanaño diminuto. Necesitaría, no sé… un microscopio 😀

En cuanto a lo del negro, sí, pero con cuentagotas. Un exceso de negro echaría a perder la página. Si dibujase la historia en B/N sería distinto.

prometheo
prometheo
7 enero, 2007 16:47

Nada deben agradecer, ya que hacen un trabajo por demas meritorio, y Eduardo, estoy de acuerdo con lo que dices, con respecto a lo de los planos generales, que te parecería hacerlos por separado, no al mismo nivel de detalle, pero aproximandote un poco mas a lo que haces en el resto de los planos, y luego los sumas a la viñeta en el ordenador?…es solo una idea…y coincido con lo del negro, estoy seguro de que iras encontrando el justo balance a medida que siga la historia.-

Saludos a los dos y felicitaciones nuevamente!

Eduardo Paniagua
7 enero, 2007 18:12

Pues… hombre, sí, es una idea. Aunque la pega sería que al reducirlas demasiado las figuras se quedarían pixeladas y al final no se apreciaría tanto nivel de detalle ¿No? Vamos, supongo.

Ya haré una prueba a ver qué tal sale. ¡Gracias!

Zicmu
7 enero, 2007 19:38

Dale curro, Paniagua!! que estoy esperando a que lo terminéis para leérmelo todo de un tirón!!

Juan Luis
Juan Luis
8 enero, 2007 8:09

Por cierto el tipo no se os parece a cierto CSI latino que trabaja en Miami, muy conseguido como homenaje.
Espero poder seguir leyendo la historia

Animo

Eduardo Paniagua
8 enero, 2007 12:30

Hey, pues ahora que lo dices, sí que se parece a Eric Delko, de la serie CSI Miami ¡Qué casualidad!

¡Es broma! Sí. Es Adam Rodriguez. Juanjo me sugirió que me basara en dicho actor para representar a Lazán.

Ahora mismo no sabría decir cuando acabará la historia, ya que en cada página del guión de Juanjo ocurren muchas cosas. Habrá más entregas de las que se indicaron en un principio…

Y en cuanto al personaje de Lazán… decir que… habrá sorpresas.