Angel & Faith, #1-5.

Por
1
681
 

Edición original: Angel & Faith #1-5.
Guión: Joss Whedon, Christos N. Gage.
Dibujo: Rebekah Isaacs, Phil Noto.
Color: Dan Jackson.
Formato: Grapa, 32 páginas.
Precio: $2,99.

 

Hoy aprovechamos que Norma Editorial por fin ha publicado el primer volumen de Angel & Faith – cuyo subtítulo es Vivir a pesar de esto – para hablaros de esta serie, que la teníamos un poco abandonada por habernos centrado más en su colección hermana, la de Buffy. Este relativo abandono (que en realidad se debe a que los de Mundo independiente abarcamos un abanico muy amplio de títulos y no podemos hablar de todos las que queremos a cada momento) no significa que Angel & Faith sea peor que Buffy Cazavampiros, al contrario. La última serie regular del detective vampiro llega a superar con creces al título que lo vio nacer – televisivamente hablando – de la misma manera que la serie de televisión mejoró en muchas ocasiones el esquema que nos ofrecían la aventuras de la elegida.

Antes de continuar debo puntualizar un par de cosas cosas. Primero, Angel & Faith es una cabecera muy homogénea. Tras casi una veintena de números publicados, sus historietas mantienen el mismo estilo y el mismo nivel de calidad que el primer día. Por lo tanto, lo que diga en esta reseña sirve para el resto de la serie. Segundo, aquí volvemos al tema spoilers. Voy a ser lo más críptico posible para no chafar lo sucedido en la Temporada 8 de Buffy, pero deberé hablar de ello, porque Angel & Faith tiene una relación directa con el final de aquel título. Por lo tanto, si no queréis saber absolutamente nada de la Temporada 8, dejad de leer. Igual sois capaces de adivinar qué sucede con las pistas que aquí encontraréis. Pero si ese es el caso, tampoco os leáis los resúmenes que Norma facilita de los primeros tomos de Buffy Cazavampiros y de Angel & Faith porque… Sí, allí se desvela todo lo que me quiero callar.

Introducción

Como ya he tratado esta serie televisiva con anterioridad, recupero – para los que no sepan nada de ella – este texto que incluí en Mundo independiente: De la pequeña pantalla al cómic (o guía de adaptaciones televisivas):

La serie televisiva de Angel es lo que se llamaría un spin-off de Buffy Cazavampiros, es decir, una serie originada a partir de la de Buffy. Supongo que casi todos conoceréis la historia pero os la explico (sin chafar las cosas importantes) para los que no. Desde la primera temporada de Buffy, la elegida estaba enamorada de un apuesto vampiro moreno que la ayudaba en tanto en tanto. Su relación llegó hasta tal punto que Buffy y Angel mantuvieron relaciones sexuales y… por aquellas cosas de la vida, Angel se transformó en un vampiro malvado y empezó a matar a los amigos de Buffy. No es que Buffy hubiese sido mala en la cama, lo que pasa es que Angel estaba maldito. Gracias a la maldición tenía un alma (motivo por el cual podía amar a Buffy), pero estaba destinado a perderla el día que encontrase la felicidad. Y justamente eso coincidió con… ya sabéis… Pues bien, la situación se “solucionó” pero Angel y Buffy decidieron que no podían estar juntos, así que Angel se mudó a la otra punta del país e inició una carrera como detective privado. Y ahí empieza su serie de televisión. A pesar de ser un spin-off, Angel duró cinco temporadas, siendo la última emitida posteriormente a la cancelación de Buffy (o sea que Angel sobrevivió, al menos por una temporada, a la serie que la originó). La verdad es que la serie tuvo un éxito considerable y consiguió convertirse en un título aún más de culto que Buffy gracias, sobre todo, al carisma de los personajes secundarios…

A diferencia de Buffy Cazavampiros, Angel puso en pie de guerra a todos sus seguidores con un final excesivamente abierto. Todos esperábamos que hiciesen una película, como con otra serie de Whedon titulada Firefly (que disfrutó de un film titulado Serenity), pero “nos tuvimos que conformar” con leer la continuación de la historia en las adaptaciones de IDW. Dark Horse retoma la historia en un momento en el que ya se ha solucionado el último lío de la serie de televisión de Angel, de manera que tenemos algo que podríamos llamar un retorno a los inicios. No os voy a explicar exactamente qué sucede en estos episodios porque para ello debería desvelar importantes acontecimientos de Buffy Cazavampiros Temporada 8, pero baste decir que la última cabecera de Angel es muy similar a su versión televisiva…”

La historia

Por fin llegamos al quid de la cuestión. ¿Qué sucedió al final de la temporada 8 de Buffy Cazavampiros para que Angel se embarque en una nueva odisea? Dos cosas: se modificó el status quo de la magia y un personaje muy importante del Buffyverso murió por culpa de Angel. (¿Veis? Os he desvelado las cosas a medias… No es lo mismo decir eso que concretar que

Aviso de Spoiler

la magia ha desaparecido completamente – sólo la conservan aquellos objetos que la tuviesen previamente, los portales a otras dimensiones han desaparecido, etc. – Además, Angel mató a Giles

). Pues bien, Angel – que es un personaje que parece disfrutar atormentándose con sus errores del pasado – quiere remendar la muerte de ese personaje tan importante devolviéndole la vida porque se da la casualidad de que en esta ocasión sí hay una serie de factores que permiten la resurrección. (Si habéis visto la serie de televisión de la cazavampiros sabréis que se estableció tras la segunda muerte de Buffy que algunas personas pueden resucitar si se da un conjunto de factores, siendo uno de los más importantes que la muerte no haya sido por causas “naturales”). Y para ello necesita unos cuantos objetos que contienen trozos del alma de ese personaje tan importante, sobre todo porque debido al nuevo status quo de la magia no es tan fácil llevar a cabo del cometido de Angel. Se tienen que buscar la vida… De ahí que este nuevo título se centre en historietas en las que Angel – acompañado por Faith – intenta conseguir cada uno de los trozos de alma. Sí, no es muy original. Si los pedazos fuesen trozos de una esfera, posiblemente Angel tendría cola de animal.

Algunas de las portadas de Angel & Faith.
(haced click sobre las imágenes para ampliarlas)

Por lo que respecta al tono del cómic, debo confesar que es muy cercano al de la serie de televisión, aunque en sus primeras temporadas. Es algo raro. Como Angel & Faith se centra en estos dos héroes, el resto del elenco de la versión televisiva prácticamente no aparece (Connor sí, pero más adelante y sólo en una saga). Por lo tanto, no estamos ante un título tan coral como fue el de la pequeña pantalla, sino ante algo mucho más centrado en un par de personajes, como se dio en la primera temporada de Angel. ¿Es eso malo? Absolutamente no. Angel y Faith son dos de los personajes más interesantes del Buffyverso y aquí se exploran sus inquietudes y su manera de ser de una manera magistral y que para nada contradice a lo anteriormente establecido. Nos encontramos ante unos acontecimientos que no tienen nada que envidiar a los mejores episodios de Angel, sean de la temporada que sean. Es más, lo sucedido en Buffy Cazavampiros: Temporada 8 sirve para que Angel vuelva a ser vulnerable, de manera que el vampiro recupera ese halo de melancolía que nos enamoró en sus primeras apariciones y que perdió tras vencer a un enemigo tras otro en su propia serie de televisión. Angel sigue siendo fuerte, pero tiene el corazón roto. Y, por fin, no es por culpa de su famoso polvo con Buffy.

Por lo que respecta a Faith, se podría decir lo mismo. Faith es un personaje que se convirtió en vulnerable en la serie de televisión y emprendió el camino de la redención (por si no lo sabéis, Faith es la cazavampiros rebelde. En una temporada de Buffy se alió con los malos y mató a una persona. De ahí pasó por diferentes fases – a cada cuál más cruel – hasta que finalmente se arrepintió de sus actos y se entregó a la policía. Posteriormente ayudaría a Angel y Buffy en más de una ocasión). En sus nuevas aventuras, Faith continúa redimiéndose y se une a Angel porque éste la ayudó en el pasado. Lo malo para Faith es que en estos momentos ella es más fuerte que Angel y en más de una ocasión debe tomar la voz cantante, porque no se puede fiar del vampiro. En definitiva, ella debe superar sus problemas mentales de una vez y por todas, pero no lo tiene fácil. Cuando parece que está en su mejor momento aparece su padre para ponerlo todo patas arriba… pero no os hablaré de ello porque eso corresponde al segundo tomo de Angel & Faith.

He dicho que los secundarios de la serie de televisión prácticamente no aparecen, pero eso no significa que el mundo de Angel y Faith se centre únicamente en ellos dos. Esta cabecera introduce un elenco envidiable de personajes – enemigos, amigos, enemigos que son amigos, amigos que son enemigos y gente que no sabes exactamente qué son – que enriquecen la serie y sirven para que Angel y Faith sean aún más grandes. Cada vez que los protagonistas están preocupados por algo aparece alguien para echarles en cara precisamente eso o para ayudarles a superar eso. Por lo tanto, la función de los secundarios es enriquecer a los protagonistas y sí, lo consiguen.

Ya para acabar este apartado… El número cinco corresponde a una historia unitaria en la que se recupera un personaje muy querido del Buffyverso: Harmony. Es un episodio completamente necesario porque la vampiresa jugó un papel muy importante en todas las series de televisión e incluso en la Temporada 8, llegando a modificar ella misma el status quo de los vampiros en la serie que acabo de nombrar. Siempre es agradable ver qué ha sido de su vida…

El arte

Es muy difícil evaluar el arte en las cabeceras provenientes las de series de televisión porque se deben valorar dos hechos contradictorios: la capacidad del dibujante para plasmar con fidelidad lo que vimos en la pantalla y la facilidad de este mismo ilustrador para mostrarnos su estilo propio. Si valoramos la fidelidad, deberíamos aplaudir a alguien que copie tal cual los fotogramas del serial televisivo. Si preferimos la personalidad del autor, igual nos encontramos ante un cómic donde ni siquiera reconocemos a los personajes. Supongo que la clave está en el punto medio, y eso es justamente lo que nos ofrecen Rebekah Isaacs (en los núms. 1 a 4) y Phil Noto (en el núm. 5), en Angel & Faith.

Rebekah Ann Isaacs inició su carrera profesional en 2005 entintando tebeos de Forgotten Realms, después dibujó algunos números de Hack/Slash, Drafted y poco más para pasar a dibujar un núm. de Ms. Marvel para la Casa de las Ideas y una miniserie de DV8 para el sello Wildstorm de DC Comics. No es una creadora que se haya prodigado mucho y podríamos decir que su trabajo más importante hasta la fecha es Angel & Faith. Por lo que respecta a su estilo de dibujo, cumple a la perfección con las funciones que mencioné anteriormente. Es elegante, quizás con demasiadas líneas en algunas ocasiones, con mucha facilidad para retratar monstruos y tentáculos, etc. Los personajes son reconocibles y las expresiones son las adecuadas… pero lo mejor de todo es que en los primeros números se ven algunos defectos en el dibujo que se van puliendo poco a poco y ahora que la chica está a punto de cumplir los dos años al frente de esta cabecera, empezamos a verla en su máximo esplendor. Siempre es agradable ver cómo alguien mejora y pule su estilo de dibujo a medida que lo leemos. Es un ejercicio de franqueza que hace que nos sintamos más cercanos al dibujante en cuestión. Así que si por lo que sea veis los primeros episodios y no os acaban de llamar la atención, seguid atentos. Lo mejor está por llegar.

Phil Noto sólo dibuja un número, pero su presencia es altamente agradecida. Este dibujante se ha prodigado en todo tipo de series para DC, Marvel y el resto de editoriales, y su estilo de dibujo es muy reconocible. Desgraciadamente, el hecho de retratar personas reales juega en su contra porque no puede dar rienda suelta a todo su arte. Tal como he dicho anteriormente, tiene que buscar la cercanía con la serie de televisión… Tampoco nos engañemos. El resultado es muy bueno pero no es el mismo Noto que vemos en Creator Owned Heroes o en Jonah Hex.

Conclusión

Algunos dirán que Angel & Faith supera con creces a Buffy Cazavampiros, otros opinarán lo contrario. La verdad es mejor huir de las comparaciones y valorar Angel & Faith por sí misma, y el cómic en sí vale la pena. Es uno de esos títulos francos y sin pretensiones, que te ofrecen – y proporcionan – momentos de diversión sin más. También explota una parte sensible, pero eso es algo que entenderá cualquier persona que haya visto la serie de televisión. Es muy difícil no tocar esa vena sensiblera en una serie que empatiza tanto con sus seguidores. En definitiva, una compra ante todo entretenida.

1
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
Sputnik Recent comment authors
Recientes Antiguos
Sputnik
Lector
Sputnik

Anotado queda. Tengo poca pasta y compras comiqueras de mayor prioridad, pero últimamente ando tan enganchado a Buffy (he redescubierto la serie después de considerarla un truñete en mi adolescencia, qué pacha) que creo que voy a romper mi regla de oro de “pasar de productos derivados de franquicia como de la mierda a menos que todos los indicadores internacionales sugieran lo contrario”.

Así que… eso. Anotado queda.