Aliens: Salvación

Por
5
2405
 
aliens-salvation_Mignola_cover

Edición original: Aliens: Salvation (Dark Horse, 1993).
Edición nacional/ España: Aliens: Salvación (Norma, 1994).
Guión: Dave Gibbons.
Dibujo: Mike Mignola.
Entintado: Kevin Nowlan.
Color: Matt Hollingsworth.
Formato: Tomo rústica 52 págs.
Precio: 600 ptas.

 

A estas alturas, la historieta ha probado ser un medio maduro, capaz técnicamente de abordar cualquier asunto o propósito, pero durante muchos años -y aun ahora, ¡para qué nos vamos a engañar!- se tuvo como el hermano pobre de la literatura o el cine, con los cuales guarda ciertos parentescos, lo que deslucía sus virtudes intrínsecas, puestas al servicio de otras causas. Cuando el merchandising consistía en chicles, cromos y tebeos, el cómic se subía alegremente al carro de los éxitos ajenos y, agachando la cabeza, trataba de evocar, por mor de arañar unos duros para los propietarios de las licencias o en aras de barnizarse del prestigio de las novelas clásicas, el brillo de personajes y situaciones consagrados en otros medios. Incluso en estas difíciles condiciones algunos escritores y dibujantes mantuvieron la dignidad y firmaron obras de enjundia (por ejemplo: Atmósfera Cero, del gran Jim Steranko). Lo habitual, sin embargo, es una barahúnda de productos facturados para fans insaciables de revivir las mismas emociones, como demuestran los universos expandidos de Star Wars, El planeta de los simios, Star Trek, Depredador o Alien. Pues aun así el talento de los autores salva el inmenso escollo y descubre aproximaciones originales y de valor que, si bien no puede argüirse que estén a la altura de sus modelos (al menos, de los mejores entre ellos), rebasan ampliamente su naturaleza vicaria y servil. Tal es el caso de Aliens: Salvación, escrita por Dave Gibbons e ilustrada por Mike Mignola (lápiz) y Kevin Nowlan (tinta).

La Compañía ha contratado a un puñado de hombres de los bajos mundos. Su misión será la de llevar al carguero Nova Maru y su carga secreta hasta un planeta inhóspito, en un rincón olvidado de la galaxia. Pero a su llegada, un grave accidente sorprende a la tripulación. Solo dos hombres consiguen aterrizar en una cápsula de salvamento antes de que la nave salga de su órbita y se estrelle contra la superficie.” [Extracto de la contraportada]

En sus 48 páginas Aliens: Salvación ofrece todo lo que el aficionado a la feroz criatura espacial diseñada por H.R. Giger puede desear, especialmente dentro de los parámetros establecidos en las dos primeras entregas de la saga, las dirigidas por Ridley Scott en 1979 y por James Cameron en 1986; la novedad estriba en incluir el elemento religioso, desarrollado en la inquietante letanía del protagonista, un cocinero llamado Selkirk cuya existencia gira alrededor del rezo y la búsqueda obsesiva de la divinidad. Nada que ver con la Ellen Ripley encarnada por Sigourney Weaver, como tampoco con otros héroes al uso, ni siquiera el Robert De Niro de La Misión (Roland Joffé, 1986), con quien comparte el recurso a la violencia y la crueldad. Las situaciones son conocidas, casi rutinarias, pero el nuevo prisma las vuelve frescas y excitantes sin perder, al mismo tiempo, su sabor a homenaje continuo.

Dave Gibbons hace un buen trabajo en los guiones. Igual es cosa mía pero los dibujantes que trabajan con Alan Moore acaban convertidos en guionistas capaces: Rick Veitch, Alan Davis, David Lloyd, Alec Campbell, Bill Sienkiewicz, etc. Ahí lo dejo por si alguien quiere profundizar. Dave Gibbons, quien siempre verá su nombre asociado al magistral Watchmen, goza de una trayectoria meritoria como ilustrador (Give me Liberty, Green Lantern), como escritor (Superman/ Batman: Los mejores del mundo, Superman: Kal) e incluso como autor completo (The Originals), y aquí demuestra entender a la perfección los mecanismos del encargo, el equilibrio entre los peajes de la franquicia y un enfoque más atrevido. Pero es Mike Mignola, el creador de Hellboy, quien -como se dice vulgarmente- “se sale”, secundado excepcionalmente por Kevin Nowlan en el deslumbrante apartado gráfico. Como en la maravillosa adaptación del Drácula de Francis Coppola que hizo sobre guiones de Roy Thomas o en el Ironwolf que seguía las historias del gran Howard Chaykin, Mignola es ya dueño y señor de su trazo personal, ese que integra su amor por Jack Kirby con el claroscuro del género gótico. Su versión de la criatura marida las formas de Giger con el horror cósmico de Lovecraft, a costa -eso sí- de rebajar la viscosidad repulsiva del original.

aliens-salvation_Gibbons-Mignola

Mignola apuesta por una narración sencilla, de entre cuatro y seis viñetas por página, que reserva el panel de media página, o poco más, para las muestras de violencia o las revelaciones más impactantes. Esta constancia refuerza el tono de salmodia del texto, el aliento trágico de confesión de Selkirk, que comprendemos justificado a medida que avanza el drama. Consecuente con el suave erotismo de la entrega inaugural, el artista aporta una velada desnudez al personaje de la primera oficial Dean, infrecuente en el entorno mainstream. Mignola, cual es su costumbre, confía en la mancha de tinta para sugerir el entorno, con óptimos resultados sobre todo en el interior de la nave Nova Maru, sosias de la célebre Nostromo.

Probablemente sea la mejor historia realizada hasta la fecha sobre el fenómeno ALIENS“, se lee en la entusiasta contraportada del cuaderno. El tebeo fue publicado en 1993 pero la afirmación sigue siendo cierta más de 20 años después. Y eso que por la franquicia han pasado nombres reputados como los de Chris Claremont (en la decepcionante Aliens vs. Predator: Especies letales), Peter Milligan, Eduardo Risso, David Lloyd o John Byrne. En 1994 llegó a España de la mano de Norma Editorial en el nº 16 de su colección Made in the USA, compartiendo sello con el Sin City de Frank Miller. Años más tarde, la misma editorial lo reeditó como parte de la colección El día después, acompañado de la historia de Milligan y Paul Johnson, Sacrificio.

  Edición original: Aliens: Salvation (Dark Horse, 1993). Edición nacional/ España: Aliens: Salvación (Norma, 1994). Guión: Dave Gibbons. Dibujo: Mike Mignola. Entintado: Kevin Nowlan. Color: Matt Hollingsworth. Formato: Tomo rústica 52 págs. Precio: 600 ptas.   A estas alturas, la historieta ha probado ser un medio maduro, capaz técnicamente de…
Guion - 7
Dibujo - 9
Interés - 8

8

Vosotros puntuáis: 8 ( 2 votos)

5
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
4 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
4 Comment authors
SpiderHenryJonesLord_Pengallanfrankbanner49 Recent comment authors
Recientes Antiguos
frankbanner49
Lector
frankbanner49

menuda pintaza la de este comic,javier¡.
este mignola me recuerda mucho,por cierto,al de una historia de unas ¿diez? páginas que firmó, junto a ray bradbury, en una antologia dedicada al escritor(y que recomiendo absolutamente) .la ciudad,se llamaba.

a ver si pillo esto por algún lado. 😉

HenryJones
Lector
HenryJones

Muy cierto, La Ciudad otra pedazo de historia de Mignola.Aparecia en el Cimoc 156

Lord_Pengallan
Lector

Buenísima. Se reedita ahora con Sacrificio.

HenryJones
Lector
HenryJones

De lo mejor de Mignolan sin ninguna duda, y para mi en su mejor esplendor de dibujo junto con Semilla de Destruccion y Dracula.

Spider
Lector
Spider

Lo compré en inglés la misma mañana en que hicísteis esta reseña. Parece que lo hubiérais hecho a posta 😀
Acabo de terminar de leerlo ahora mismo Me ha encantado. Un guión muy bueno y un Mignola soberbio.
Creo que daría para una buena película…