Superman: Kal

Por
25
1764
 

Edición original: Elseworlds Superman: Kal (DC, 1995).
Edición nacional/ España: Superman: Kal (Ediciones Zinco, 1995).
Guión: Dave Gibbons.
Dibujo y Entintado: José Luis García López.
Color: Digital Chameleon.
Formato: Prestigio 64 págs.
Precio: 575 pts.

 

Soy un pesado, lo sé. Mis sufridos lectores ya saben que mencionar a José Luis García López y ponerme a soltar ditirambos es todo uno. Pero es que se lo merece, pardiez. Vale que aún circulan por ahí las reediciones de Cinder & Ashe (con Gerry Conway), de Twilight (con Howard Chaykin) o de Deadman (con Andrew Helfer) pero… ¿qué me dicen de sus números para Adventures of Superman? ¿Del especial Superman vs. Wonder Woman? ¿De sus contribuciones para Batman? ¿De Atari Force? Y eso que aún no me he puesto tiquismiquis reclamando Roland el corsario con guiones del excelso Oesterheld… Queda mucho trabajo por hacer para poner a este maestro en el lugar que debiera ocupar en el corazoncito de la afición.

Dave Gibbons, en cambio, es mucho más conocido. Evidentemente, gracias a su colaboración con Alan Moore en Watchmen o en Superman y, en menor medida, con Frank Miller en las aventuras de Martha Washington parece que el británico tiene un lugar fijo en las librerías. Con todo, su Dan Dare o su Green Lantern hace como 20 años que no se ven por aquí. Y es una pena. Su faceta como guionista es menos apreciada, pese a joyitas como Superman & Batman: Los mejores del mundo (con Steve Rude) o The Originals. Pero, en conjunto, sale mejor parado.

Y tenemos a Superman. El Primero De Todos. Es mi superhéroe favorito. Alguno ya lo debió de sospechar con la panzada que nos pegamos Enrique Ríos, Jordi T. Pardo y un servidor repasando la historia del kryptoniano con motivo de su 75º aniversario. Así que si cogemos estos tres ingredientes y los revolvemos en un matraz Otros Mundos sólo podía salir algo que, tarde o temprano, acabaría por aparecer en mis dominios.

En Otros Mundos se saca a los héroes de sus escenarios habituales y se les coloca en extraños tiempos y lugares. Algunos de ellos han existido o podrían existir, y otros no pueden o no deberían existir. Como resultado obtenemos historias que hacen que personajes que son tan familiares como el ayer se presenten tan nuevos como el mañana. [extracto de la contraportada]

Lo primero que cabe señalar es que Superman: Kal es un cuento. Pese a nacer en el apogeo del sello Vertigo, anticipándose a la temática de la maravillosa Los dones de la noche (que va mucho más lejos, obviamente), pese a ciertos detalles impensables pocos años antes, que denotan la influencia del desembarco británico,

Aviso de Spoiler

P. Ej.: Invocar el derecho de pernada y matar a Lois a golpes en la noche de bodas.

Gibbons confía en la simplicidad de las leyendas para contar su historia, ubicada en un medievo impreciso y mágico, luego descubriremos que por exigencias del guión. Imitando la narración oral, imbricándose en la tradición Artúrica,

Aviso de Spoiler

Gibbons juega bien sus cartas, creando resonancias entre Lois y la Dama del Lago, convirtiendo a Excalibur en una espada forjada con los metales de la nave de Kal-El, enmascarando a Olsen como hijo del herrero Oll (Ollson, el hijo de Oll, tratamiento común en la Edad Media) y luego maestro del futuro Merlín, etc.

el guionista despliega una historia de buenos y malos, sin ambigüedades, rebasando las cortapisas de las series sin final previsto. Gibbons acierta con la caracterización de los personajes, sustituyendo a Perry White y al Daily Planet por Oll y su herrería, convirtiendo a Lois Lane en una Gran Dama y a Lex Luthor en un pérfido usurpador que se ha adueñado de un pueblo y le ha cambiado el nombre de acuerdo a su megalomanía (como el Henry Potter de ¡Qué bello es vivir!) En 64 páginas da tiempo a desarrollar una historia completa, desde la destrucción de Krypton y la llegada del huérfano a La Tierra (no a Kansas; a Britania, probablemente) hasta el lógico desenlace atendiendo a los propósitos míticos del relato.

Entre las divergencias con la continuidad oficial, aparte de las obvias derivadas del emplazamiento legendario, una de las más llamativas es la ausencia de identidad secreta. El último hijo de Krypton se llamará Kal, irá descubriendo sus habilidades sobrehumanas desde la infancia (como en la Edad de Oro) y jamás se enfundará en nada parecido al pijama rojo y azul. Por cierto que el padre adoptivo se comporta aquí de forma parecida al polémico Kevin Costner de El Hombre de Acero (Z. Snyder, 2013). El motivo para esconder sus poderes es el temor a la hoguera bajo acusación de brujería.

Kal salva a Jimmy de un toro desbocado en una granja como Coloso salva a su hermana de un tractor sin control en la estepa soviética (Giant Size X-Men#1); esta demostración acaba con ambos empezando una nueva vida. Kal porta la espada y abandera una revolución como paladín, en una escena que recuerda gráficamente (no argumentalmente) a la del Capitán América reconvertido en cruzado bajo el hechizo de Morgana Le Fay en Los Vengadores de Busiek y Perez, que verían la luz pocos años después. No se trata -creo yo- de homenajes conscientes (aunque nunca se sabe: Gibbons aprendió de Moore), sino de lugares comunes del heroísmo viñetil: dejan claro, por si fuera necesario, a qué tradición pertenece el relato, por mucho que coquetee con el discurso asociado a la aventura tradicional.

Arte original de las páginas 32 y 33, cortesía de comicartfans


Nuevamente, el arte de García López brilla con luz propia. Esta vez se encarga del dibujo y las tintas, como en Twlight, revelando un estilo más duro, más rotundo; en definitiva: más argentino, donde el español tuvo su formación al lado, entre otros, del maestro Alberto Breccia. Ha desaparecido de su trazo la delicadeza que presidía Atari Force, Cinder & Ashe o sus episodios de la Legión de Superhéroes o Los Nuevos Titanes. Sus briosas composiciones se contagian de los usos del momento: las figuras desbordan las viñetas; las viñetas, los márgenes; aparecen alargados paneles horizontales. Pero el maestro sigue en plena forma, eludiendo los atajos corrientes de los dibujantes del medio. No veremos en sus secuencias de conversación el típico personaje en plano frontal charlando con otro en perfecto perfil, habitual en dibujantes menos dotados. En sus escenas de masas los personajes tienen su propio movimiento, su propia expresión. Cuida los fondos, incluyendo una iluminación naturalista, atenta a los focos de luz. Sus composiciones son variadísimas, llenas de detalles y de profundidad, siempre con una intuición para la legibilidad sin efectismos. El tebeo puede leerse sin problemas, siguiendo sus sencillas y trágicas peripecias, y luego podemos echar la vista atrás y volver a pasar las páginas, dejándonos seducir por sus continuos alardes visuales.

El color de Digital Chameleon, muy de los 90, no es el más adecuado para los dibujos de corte clásico, algo que todos hemos podido comprobar con los coloreados indiscriminados añadiendo “brillitos” a los tebeos de antaño. En este caso son las escenas de campo las más perjudicadas, con unos tonos macilentos que no les hacen justicia. Sé que pido un imposible, pero un recoloreado con más gusto dispararía el aspecto gráfico hasta la estratosfera. Sólo hay que ver la materia prima en blanco y negro para cerciorarse.

Este entretenidísimo Elseworlds sólo ha sido publicado en España en formato prestigio por Ediciones Zinco en 1995, cuando la empresa daba sus últimos estertores y el control de calidad se había descuidado: no todas las páginas lucen con la nitidez que debieran, lo que contrasta con el empaque general del producto. Confiemos en su oportuna recuperación y, por pedir, incluso en formato álbum, que las ilustraciones de José Luis García López lo agradecerán, sin duda.

25 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Tha ki_kua
Tha ki_kua
Lector
8 octubre, 2013 10:45

¿Para cuándo una edición del Superman de Garcia Lopez? Desde que conozco su obra gracias a esta web, tengo ganas de que ECC se anime y publique sus historias.

jorgenexo
jorgenexo
8 octubre, 2013 11:26

Con la línea Essentials lo tienen a huevo.

FotoStorm
Lector
8 octubre, 2013 11:43

Pues ojala lo reediten porque estos son los comics de superman que me atraen. Hijo Rojo, Identidad secreta… mismo mito pero con un giro diferente.

Mr. X
Mr. X
Lector
8 octubre, 2013 11:49

Mejor aún que la essentials, hay por ahí una “biblioteca de grandes autores de Superman” que pueden seguir una vez acabada la etapa de Byrne. Y para esta obra concreta, tiene ECC una de elsewolds en la que van publicando cosillas interesantes. Mismamente, el Batman lovercraftiano de Mignola que está muy chulo.
El Superman medieval lo leí –lo confieso- en formato digital y suscribo toda la reseña incluyendo signos de puntuación.

ross andru
ross andru
Lector
8 octubre, 2013 14:21

Lo tengo original, lo compré en 2006 de un saldo de unos grandes almacenes. Me sorprendió gratamente y subrayo lo expuesto en el artículo. Estoy de acuerdo con Tha ki_kua en que debería publicarse material de Superman de José Luis García López, del que soy muy fan.

Elokoyo
Elokoyo
Lector
8 octubre, 2013 15:13

Yo tengo este prestigio desde los tiempos que lo publicó Ediciones Zinco 😉

La verdad es que es una pequeña joya y ha envejecido bastante bien en general. También coincído que el color no le hace justicia a los dibujos y es una victima de su tiempo en ese sentido, pero por lo demás uno de los mejores Elseworlds de Superman que se han visto por estos lares.

Sino recuerdo mal salió casi al miso tiempo que otro Elseworlds de Superman que se llamaba “Balas ardientes” en cuya portada aparecía Batman volando, ya que esa historia trataba de qué hubiera pasado si el cohete de Superman hubiera caído en gotham City en vez de en Smallville. Es un cómic que estaba también bastante bien -aunque para mi gusto personal- creo que no se aprovecharon bien todas las ideas potenciales que planteaban y que no se desarrollaron lo suficiente. A pesar de todo, lo conservo aún como el primer día y sigue manteniendo bien el paso del tiempo.

No creo que ECC reedite estos cómics por aquí en la vida…

Mr. X
Mr. X
Lector
8 octubre, 2013 15:20

http://www.eccediciones.com/comics/superman-especiales-192.aspx

Pues no veo por qué, pues elseworlds del kriptoniano llevan unos cuantos.

Mr. X
Mr. X
Lector
8 octubre, 2013 15:27

Por cierto, acabo de revisar la impagable y contradictoria sección de Consultas de ECC y afirman que:

-Que en Essential no van a entrar etapas clásicas, sino cosas más modernuquis pre-nu52.
Pero que
-En 2014 intentarán hacer más hincapié en los clásicos deceítas.

Como los políticos: siempre demorando la solución para el futuro.

molon labe
molon labe
Lector
8 octubre, 2013 17:19

Pues a ver si se animan y nos sacan cositas chulas que las hay, el Batman de Gene Colan por ejemplo..

Tronak el Karbaro
Tronak el Karbaro
Lector
8 octubre, 2013 17:34

Como suponía, los Essential van a ser la competencia directa a los (muy interesantes) CES de Panini, pero sin reducción de tamaño. Si los comics son tan buenos como los de los CES, pueden contar conmigo (mientras me quede dinero y no me echen de casa, claro).
Una línea similar de clásicos molaría aún más.

Tronak el Karbaro
Tronak el Karbaro
Lector
8 octubre, 2013 17:37

Por cierto, el Batman lovecraftiano de Mignola es la requeteleche. Todos los Elseworlds que he leído hasta ahora me han gustado mucho, pero es que Mignola es una debilidad personal mía.

Louontherocks
Louontherocks
Lector
8 octubre, 2013 18:23

Yo pediría Las muchas muertes de Batman. En su día compré el tercer número en una tienda de segunda mano y nunca he encontrado los otros dos.

Rasputin33
Rasputin33
Lector
8 octubre, 2013 18:26

Por si alguien tenía interés en saber cómo iba ECC a reeditar 100 balas, ya lo han contado en su sección de consultas:

La reedición de “100 Balas” estará integrada por 10 tomos recopilatorios de 10 números cada uno, con encuadernación en rústica, periodicidad bimestral y un precio de 19,95 € para cada entrega.

FotoStorm
Lector
8 octubre, 2013 18:33

La reedición de “100 Balas” estará integrada por 10 tomos recopilatorios de 10 números cada uno, con encuadernación en rústica, periodicidad bimestral y un precio de 19,95 € para cada entrega

200 pavos, como me alegro de haber llegado justo a tiempo de pillarme los cuatro tomos de planeta.

samanosuke
samanosuke
8 octubre, 2013 19:56

Ea, pues otra que se saltan por el forro arcos argumentales y demás, con dos huevos. Y de nuevo con rústica que sale más cara que el cartoné, anda que no.

Rasputin33
Rasputin33
Lector
8 octubre, 2013 20:45

Siempre dicen que el mercado no está para demasiados tomos en cartoné pero ahí está Panini publicando en cartoné. Y está claro que si algo merece cartoné son las reediciones de series. Si las reeditas es porque tienen un mínimo de calidad.

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
8 octubre, 2013 21:31

Mierda, mierda y requetemierda. No tengo este cómic. De hecho, ni sabía de su existencia. ¡Y ahora lo necesito! Qué grande es José Luis García López.

Y me uno a la petición (qué coño petición, a la exigencia) de que publiquen aquí su Superman. Y ya de paso, que reediten esto también, qué caramba.

Spirit
Spirit
Lector
9 octubre, 2013 8:30

Mierda y malaje! Tuve este cómic en mis manos por tres euros en el mercado de sant Antonio hace un par de meses…y no me decidí, ignoro por qué, ya que JOSE LUIS GARCIA LOPEZ es uno de mis favoritos y le tenía curiosidad a este cómic. No siempre se puede estar acertado…

En todo caso, yo siento nostalgia de una época en la que este tipo de proyectos cuidados, autocontenidos y con autores de garantía eran práctica más o menos habitual…

Y yo con los de ECC hace tiempo que he dejado de insistir; que si el BATMAN DE MICHEL GOLDEN, QUE SI EL BATMAN DE GENE COLAN, QUE SI LAS HISTORIAS DE NEAL ADAMS SUELTAS DE OTROS PERSONAJES DC, QUE SI EL MR MIRACLE DE MARSHALL ROGERS, QUE SI EL SUPERMAN DE JOSE LUIS GARCIA LOPEZ, QUE SI LAS HISTORIAS DE TERROR DE MIKE KALUTA, QUE SI…nada, como hablarle a una pared.

Toni Boix
9 octubre, 2013 13:05

Yo también soy muy fan de José Luis García López y como mínimo hay otro elseworlds suyo dedicado a Superman: Superman Inc. También hay un Realworlds de Superman. Ambos con guiones de Steve Vance y entintados de Mark Farmer y Josef Rubinstein respectivamente.

Respecto a sus trabajos para Argentina, aunque verlo al servicio de un guión de Oesterheld tiene que ser la leche, por lo que he comprobado en extractos aparecidos en un Modern Masters que le dedicaron al dibujante, su dibujo todavía es mejor en una miniserie titulada El reloj de la eternidad que publicó Columba.

Rasputin33
Rasputin33
Lector
9 octubre, 2013 19:55

Pues una pequeña alegría. Los de ECC han dicho en su sección de consultas lo siguiente:

El Superman de García López tiene muchas posibilidades de cara a 2014.

samanosuke
samanosuke
9 octubre, 2013 20:23

Lo que es una alegría es que parece que van a recuperar el Breach de Marcos Martín! Que aquí no fueron capaces de editarlo en su momento por su poca viabilidad, así que por una vez UN APLAUSO BIEN FUERTE POR ECC. Diría que le han echado huevos, pero imagino que más que valentía ha sido visión comercial visto el renombre que tiene en la actualidad Marcos.

De cualquier forma, yo que me alegro!

jaque
jaque
Lector
9 octubre, 2013 22:08

Samanosuke, lo vi en el Próximamente pero no conocía este comic, por tu alegría supongo que estará bien pero de qué trata?

MrCervero
Lector
16 febrero, 2015 19:12

Amo estas historias y parece que cada vez que leo una reseña en Zona Negativa sobre estas ediciones debo comprarlas obligatoriamente. Reseña, comentarios, todo apunta a necesidad imperiosa de obtenerlo cuanto antes xD A ver de que forma lo busco por ahí o si me decido por el americano (si lo hay) o finalmente el digital. A bucear por la web toca !

Un saludo.